Noticias:

EZLN

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Guilhotina.info

Crónica de la llegada de los zapatistas a Viena y sus primeros días en Europa

Foto de Amehd Coca

 

La delegación aérea La Extemporánea llegó a Europa unos días después del regreso a México del Escuadrón 421. Antes de dividirse en grupos para recorrer todos los territorios de Europa que fueron invitados a visitar, participaron en encuentros con varios movimientos, organizaciones e internacionalistas en la capital austriaca, así como en diversas protestas. Su llegada estuvo marcada por el secuestro de dos compas zapatistas de la Junta de Buen Gobierno en Patria Nueva, Chiapas, un territorio al borde de la guerra civil, donde las comunidades zapatistas de raíces mayas se enfrentan a un número creciente de agresiones por parte de grupos paramilitares y narcotraficantes.

En plena Europa Central, el 14 de septiembre de 2021, un centenar de mujeres, hombres y niños zapatistas aterrizaron en Viena, Austria, la sexta ciudad más poblada de la Unión Europea, cerca de las fronteras con Hungría, República Checa y Eslovaquia. Organizados, con pasaportes, vacunas, protocolos sanitarios, cuarentena, documentación completa y boletos en mano, los compas zapatistas lograron romper el racismo transatlántico que intentó todo para impedir este viaje. El racismo de un México que considera a sus pueblos originarios “extemporáneos” (en el sentido de “inoportuno, inconveniente”, de “uno que no pertenece a estos tiempos”) y el racismo de la Fortaleza Europa que, escudándose en las normas sanitarias, no considera que cientos de reuniones con cientos de organizaciones, pueblos y movimientos en todo el continente sean un caso de fuerza mayor para conceder la entrada de esta delegación de 177 zapatistas.

En el aeropuerto de Viena, decenas de colectivos vieneses y de toda Europa -o Slumil K’ajxemk’op (“Tierra Insumisa” en lengua maya), como la rebautizó al continente el Escuadrón 421 a su llegada a Vigo el 22 de junio-, esperaban ansiosos al primer grupo de La Extemporánea. La delegación aérea cruzó las puertas de llegadas alrededor del mediodía, entre aplausos y cánticos de “¡Zapata vive, la lucha sigue!”, “EZLN”, “Los pueblos unidos jamás serán vencidos” y canciones revolucionarias en varios idiomas.

 

Fotos de Isabel Mateos

En las afueras del aeropuerto de Viena, la delegación zapatista fue recibida con mucha emoción y cálidas palabras por mujeres y migrantes austriacos que les dieron la bienvenida “a su casa” en alemán y español. Sin quitarse las mochilas, el Subcomandante Insurgente Moisés tomó el micrófono para dirigirse a sus anfitriones en Europa y hablar de la defensa de la naturaleza y la Madre Tierra. “La naturaleza perecerá. Esto es lo que hemos venido a deciros. ¿No lo creéis? Lo veréis”, advirtió. “Su nombre ya lo conocemos: es el capitalismo. Es el capitalismo el que está destruyendo la vida y la naturaleza”. Con camisa azul, gorra, visera de protección sanitaria y el rostro cubierto sólo por una máscara, prescindiendo por primera vez del pañuelo rojo y el pasamontañas, el Subcomandante Insurgente Moisés fue aplaudido durante su discurso de 13 minutos.

“Nosotros, los zapatistas, estamos aquí gracias a nuestros compas que cayeron en el levantamiento de 1994 cuando salimos a luchar contra el mal gobierno (…) Estamos aquí gracias a los compas que cayeron resistiendo y rebelándose. Nuestra rebeldía, nuestra resistencia, es que queremos gobernarnos como pueblos. (…) No queremos matar, no queremos morir. El problema es que no nos dan la oportunidad de hacerlo como nosotros, como hombres y mujeres, creemos que debe ser. Y es lo que llevamos haciendo desde hace 28 años: no disparamos, no matamos y no queremos morir. Queremos la Vida”, afirma el portavoz del EZLN.

Fotos de Amehd Coca e Isabel Mateos

Bajo un sol sorprendentemente fuerte para esta época del año en esta geografía, las mujeres mayas se protegieron del intenso calor con carpetas llenas de documentos, prueba de su lucha por entrar en Europa. Tras el discurso, se refugiaron a la sombra de un edificio y descansaron mientras los grupos se organizaban para llevar a las compas a sus alojamientos en distintos barrios de Viena, hasta donde se desplazaron en transporte público.

La Fuerza Aérea Zapatista aterrizó en una tierra insumisa cuya historia de dolor y resistencia va más allá de los valses y los palacios rococó a las orillas del río Danubio, el más grande de Europa después del Volga. Ricardo Loewe, del Comité de Solidaridad México-Salzburgo, explicó a los medios de comunicación independientes que “junto con Polonia y Hungría, Austria es un país del antiguo imperio de los Habsburgo que hoy lleva la bandera del racismo de Europa; es más que triste, es indignante, enfurece, porque aquí hay dramáticas reminiscencias del fascismo que todavía se sienten. Y, sin embargo, estamos recibiendo a la delegación zapatista; no es casualidad que vengan a Viena, donde hay muchos grupos que tienen gran simpatía por el zapatismo.”

Aparte de la Cripta Imperial, donde los turistas pueden visitar la tumba de Maximiliano, archiduque de Viena y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico de 1493 a 1519, el Museo Etnográfico exhibe su eurocentrismo y su narrativa colonial “con el Penacho de Moctezuma que parece un pollo muerto, tumbado, porque se está deshaciendo”. Las palabras de Loewe nos recuerdan también el pasado de la “Viena roja”, anterior a la dictadura fascista de Dolfus, así como el marxismo austriaco cristalizado, por ejemplo, en la plaza Friedrich Engels y el complejo multifamiliar Karl-Marx-Hof. Una compa austriaca, de 80 años, recuerda también los movimientos feminista y queer, el movimiento okupa y la cultura de la lucha anarcocomunista, “pequeña pero bien estructurada, no partidista”.

Algunas personas esperaban en el aeropuerto la recepción del segundo grupo, que se esperaba para la tarde del 14 de septiembre. Aunque este grupo no consiguió embarcar en Madrid en el vuelo de conexión a Viena, el acto cultural se celebró como estaba previsto. Además de la música, la poesía, la percusión y los cánticos colectivos, también hubo intervenciones en varios idiomas que expresaron no sólo la revuelta por el hecho de que el segundo grupo no haya podido embarcar en Madrid, sino también la alegría por la esperada llegada. Un compa migrante exclamó con vehemencia: “Si los zapatistas están atrapados en Madrid, en el corazón del colonialismo, entonces debemos ir por ellos, ¡aunque tengamos que ir caminando!”

No fue necesario porque, un día después, también alrededor del mediodía, más de 70 zapatistas aterrizaron y formaron alegremente una fila que salió del aeropuerto de la capital austriaca en otra mañana soleada. A pocos metros de la puerta de las llegadas internacionales, un grupo de anfitriones migrantes tomó la palabra:

Querido Compas, los migrantes de lengua española y portuguesa en la geografía de Viena te saludan y te dan la bienvenida. Somos un colectivo que se ha reunido para conocer y acompañar a ustedes, la delegación zapatista. Queremos que la voz de los migrantes se escuche en los diferentes frentes de la organización de la Jornada por la Vida en Austria. Nos preguntamos: “¿Cómo nos hubiera gustado ser recibidos al llegar del otro lado del océano?”. Y la respuesta fue que alguien nos hubiera dicho las siguientes palabras: ‘nosotros, los precarios, nosotros, los racializados, nosotros que luchamos por una voz migrante, nosotros que hablamos alemán con acento en la geografía llamada Viena, ¡os saludamos y os damos la bienvenida! Nuestra casa es vuestra casa”.

Por CompasZapatistas, colectivo de migrantes en Viena

El equipo de streaming se instaló durante dos días consecutivos frente a las puertas de las llegadas internacionales bajo la mirada incrédula de los viajeros y de los policías del aeropuerto. Con varias cámaras, el equipo pudo documentar las emociones de grandes decenas de activistas y simpatizantes del movimiento zapatista al ver las columnas rebeldes, mientras ambos grupos se fotografiaban y filmaban con sus teléfonos. Antes de acompañar a los grupos en los transportes públicos hasta sus alojamientos, los medios independientes realizaron pequeñas entrevistas a los presentes y documentaron los actos de recepción y las actividades culturales y artísticas que marcaron la historia de una invasión muy diferente. Documentaron el reparto por parte del Subcomandante Insurgente Moisés de los billetes de tren a los recién llegados que, a pesar de los largos viajes, se mostraban sonrientes y alegres por pisar por primera vez, tras una larga espera, el “verde pasto” europeo.

En ambos actos, estuvieron presentes colectivos y organizaciones internacionalistas, feministas, antifascistas y anticapitalistas de Austria: Zapalotta, Compas Zapatistas Viena, Asamblea Latinoamericana-Viena, Comité de Solidaridad México-Salzburgo, Ni Una Menos Austria, EKH, Frauenzentrum, KomIntern-y de toda Slumil K’ajxemk’op-Colectivo Acción Solidaria, Mujeres y Disidencias de la Sexta en la Otra Europa y Abya Yala-RRR, RAZB (Bélgica), Café Libertad Kollektiv de Hamburgo, y asambleas zapatistas de Berlín, Frankfurt y Wendland (Alemania), LAPAZ (Italia), Yretiemble, ¡Compas Arriba! , Medios de Comunicación Independientes con la Gira, y personas de diferentes organizaciones implicadas en la organización de esta Jornada por la Vida desde Portugal hasta Finlandia, desde el Estado español hasta Eslovenia y Grecia.

Mujeres zapatistas participan en protesta contra los feminicidios en Austria

Foto de Guilhotina.info

A poco más de 48 horas de haber llegado a la capital austriaca, un gran contingente de mujeres mayas zapatistas se unió a una protesta a última hora del jueves 16 de septiembre para exigir justicia por Shukri y Fadumo, dos mujeres de origen somalí asesinadas dos días antes en Viena, y que este doble feminicidio no quede impune. Esta protesta fue convocada por Ni Una Menos-Austria, que agradeció “a los compas zapatistas su apoyo en nuestra concentración y marcha en este triste día”.

Frente a la monumental iglesia de Karlsplatz, las compas escucharon, aplaudieron y filmaron diferentes intervenciones de mujeres somalíes y de otros países de Europa y África que se expresaron en sus diferentes idiomas, especialmente en somalí, árabe, español y alemán austriaco. Cientos de jóvenes feministas e internacionalistas portaban banderas y carteles contra el patriarcado y el racismo. Gritaron consignas y corearon una versión en alemán de “Canción sin miedo” de Vivir Quintana, antes de encender en silencio las luces de sus teléfonos al caer la noche.

Tras escuchar historias de sufrimiento en varios idiomas, los miembros de La Extemporánea continuaron el recorrido de la marcha de mujeres austriacas y migrantes por las grandes calles rodeadas de imponentes edificios.

Foto de Guilhotina.info

El tañido de la campana de la iglesia de Karlsplatz no pudo ahogar las voces fuertes ni los silencios de las mujeres que expresaban su dolor y que los teléfonos de los compas zapatistas y la cámara de video del compa de Tercios Compas intentaron captar. Asignado con el deber de documentación audiovisual de la delegación del EZLN, fue el único hombre zapatista presente en la concentración y la marcha nocturna. Las vibraciones antipatriarcales, antirracistas e internacionalistas de la primera marcha europea de la Sección Miliciana de Ixchel-Ramona pudieron percibirse en el streaming realizado por los medios de comunicación independientes desde Karlsplatz en Viena, con comentarios en español de los anfitriones de Zapalotta y del Comité de Solidaridad México-Salzburgo, explicando el contexto y el significado de las protestas contra los 21 feminicidios ocurridos en Austria en 2021.

Sin duda, mucha emoción marcará el recuerdo de las compas milicianas, vestidas con camisetas rosas, vaqueros y botas de cuero, dispuestas a caminar y a escuchar, intercambiar y aprender de las luchas de cientos de colectivos insumisos europeos que las invitaron y exigen incansablemente “¡Ni una menos!”, “¡Alerta Feminista!” y “¡Detengan los feminicidios!”

Llegada de La Extemporánea marcada por el secuestro de dos zapatistas en Chiapas

El 17 de septiembre, medio centenar de zapatistas, mujeres y hombres, reforzaron el contingente internacional reunido frente a la embajada de México, en el lujoso centro histórico de la antigua capital del Imperio de los Habsburgo. Esta protesta encendió una campaña internacional para denunciar el paramilitarismo y exigir el regreso con vida de José Antonio Sánchez Juárez y Sebastián Núñez Pérez, compas de la Junta de Buen Gobierno “Nuevo Amanecer en Resistencia y Rebeldía por la Vida y la Humanidad” del Caracol 10 “Floreciendo la Semilla Rebelde”, en Chiapas

Fueron secuestrados el 11 de septiembre en la comunidad 7 de Febrero, municipio de Ocosingo, Chiapas. Esta comunidad es la sede de ORCAO, organización paramilitar que desde hace varios meses viene perpetrando una serie de acciones criminales contra las Bases de Apoyo del EZLN en la comunidad autónoma de Moisés-Gandhi.

Fotos de Guilhotina.info and Pozol.org

Frente al edificio monumental de la diplomacia mexicana, decenas de activistas de toda Europa denunciaron con el megáfono, pancartas y carteles, la implicación del gobierno en la violencia antizapatista. Las intervenciones en español, alemán, griego, francés, portugués y gallego, así como la reciente declaración de las organizaciones que acogen al EZLN y al CNI, denunciaron la complicidad tanto del gobierno federal de López Obrador como de Rutilio Escandón, gobernador de Chiapas, en los ataques paramilitares realizados no sólo contra los campesinos mayas zapatistas, sino también contra los defensores de los derechos humanos.

Al final de la manifestación, el Subcomandante Moisés, vestido de negro y cerrando la columna zapatista, se dirigió al edificio diplomático y, a modo de despedida, levantó dos veces el dedo medio, momento que captamos en video y que publicamos aquí con su consentimiento.

 

Los zapatistas visitan el campamento contra un megaproyecto en Viena

En la mañana del sábado 18 de septiembre, una delegación zapatista tuvo por primera vez un encuentro público con un movimiento de resistencia que, desde abajo y a la izquierda, se enfrenta al mal gobierno en esta Tierra Insumisa. El escenario es un campamento en Lobau, en las afueras de Viena, con una impresionante infraestructura -cocina, cafetería, puntos de información y una treintena de tiendas de campaña-, montado para proteger un raro ecosistema en lo que es uno de los grandes centros de la Hidra capitalista que, en su afán de crecimiento desenfrenado e infinito, se traga montañas, pastizales, ríos y humedales para sustituirlos por metrópolis, desiertos de concreto, agroindustrias, minas y un sinfín de megaproyectos que siembran la muerte donde antes había vida.

Alrededor de 60 zapatistas, hombres y mujeres, se reunieron con jóvenes ambientalistas que, con amplio apoyo de la población local, resisten desde agosto contra los planes del gobierno austriaco de construir una autopista que atraviese la mayor reserva natural de la ciudad, zona protegida desde 1978 y parte del Parque Nacional Danubio-Auen desde 1996.

En un primer momento de intercambio, los participantes en la acampada contaron a los zapatistas la historia del lugar, el proyecto y por qué defienden el que es el único paisaje de este tipo que permanece ecológicamente intacto no sólo en la ciudad, sino en toda Europa Central. Esta zona alberga 800 especies de plantas, así como 100 especies de aves nidificantes, más de 50 especies de mamíferos, reptiles y anfibios y 67 especies de peces.

Entre intervenciones y preguntas de ambas partes, se discutieron las estrategias de resistencia para defender el territorio: se habló de pacifismo, desobediencia civil, ocupación y violencia. Los activistas locales explicaron que todo el movimiento en Lobau es pacífico y que ésta es una condición fundamental para mantener el amplio apoyo de la comunidad. Aunque la mayoría de los acampados son jóvenes, los vecinos han colaborado y ayudado, permitiendo, por ejemplo, que los jóvenes acampados se duchen en sus casas.

Incluso se ha llegado a un acuerdo con la policía para que, si la protesta se mantiene sin violencia, avisen a los ocupantes con un día de antelación en caso de orden de desalojo.

Si esto resulta extraño para alguien que viene de una geografía del sur de Europa y, a diario, ve imágenes de policías reprimiendo y agrediendo violentamente a una población indefensa, no podemos imaginar lo extraño que suena para alguien de México, donde la violencia es una certeza cotidiana, y la policía una fuerza más de represión y violencia gratuita.

“¿Y si no se van?”, preguntan los zapatistas.

Explican que, si se enfrentan a una orden de desalojo y no se van por su cuenta, serían detenidos durante 24 horas y luego liberados, sin ninguna acusación. Lo que significa que “no pasa nada y volvemos a acampar”.

“Es como si yo te dijera ‘te voy a dar una paliza’, y tú me dijeras ‘no, no lo hagas’, y entonces no lo hago”, comenta SubMoy, sorprendido, preguntando entonces si este tipo de acciones tienen algún resultado. Lo cierto es que, desde el inicio de las ocupaciones en Lobau, las obras de construcción de la autopista y sus accesos están paradas.

Video de Lukas David Beck

Después de una buena hora en la que ambos movimientos compartieron sobre sí mismos e intercambiaron ideas e impresiones sobre la resistencia, los zapatistas recibieron un recorrido por el sitio de acampada. Luego partieron hacia un segundo sitio ocupado, a 15 minutos a pie, el patio de construcción con todas las máquinas. Allí, los zapatistas y los demás presentes se dividieron en dos grupos y conocieron los dos campamentos instalados allí, más pequeños que el principal.

Fue en uno de esos campamentos donde todos se reagruparon frente a una torre, construida por los manifestantes, para grabar un video en apoyo a la resistencia de Lobau.

Hasta que, de repente, empezó a llover a cántaros y las decenas de personas tuvieron que refugiarse bajo una larga lona, lo que no impidió que la mayoría se empapara.

En ese momento, la mayoría de los compas zapatistas decidieron regresar a sus alojamientos. Un grupo de mujeres zapatistas alojadas en el Frauenzentrum (Centro de Mujeres) decidieron quedarse en Lobau mientras esperaban la comida a la que habían sido invitadas.

En esa hora de espera, hubo otro momento de discusión e intercambio, esta vez más informal, en el que los compas compartieron la historia del movimiento zapatista desde 1986, la preparación para el levantamiento de 1994 y el papel de sus promotores de salud y educación, poniendo especial énfasis en la participación de las mujeres en todo el proceso. También abordaron el tema del consumo de alcohol en las comunidades, los problemas que surgieron de él tanto en el ámbito militar como en el familiar, y cómo, como comunidades y pueblos, decidieron enfrentarlo.

Un compa menciona que “Los zapatistas vienen a dar esperanza y a inspirarnos con todo lo que ya pudieron construir en Chiapas. Son una verdadera biblioteca ambulante”. Para concluir, los zapatistas subrayan que por el momento son un movimiento pacífico y que se resisten a tomar las armas a pesar de las provocaciones.

La zona de Lobau, en el Parque Nacional Danubio-Auen, es lo que queda de un enorme ecosistema húmedo que se extendía por las márgenes del Danubio, destruido en el proceso de movimiento de tierras para la expansión e industrialización de la capital austriaca a finales del siglo XIX.

Fue en este lugar tan especial donde se produjo el primero de los encuentros entre zapatistas y movimientos y resistencias en la Europa Insumisa, objetivo principal de este primer capítulo del Viaje por la Vida. Fue también en este Parque Nacional donde, en 1984, tuvo lugar uno de los principales procesos de resistencia de la historia reciente de Austria. El plan de construcción de una central hidroeléctrica en el límite oriental del parque desencadenó una oleada de protestas que culminó, en diciembre de ese año, con la ocupación del lugar que las máquinas estaban dispuestas a destruir. El 8 de diciembre, 8.000 personas se manifestaron en el lugar y algunos cientos iniciaron una ocupación permanente del espacio, obligando a detener la construcción.

El 19 de diciembre, un contingente de 800 policías expulsó violentamente a los 3000 manifestantes que permanecían en el lugar. Los enfrentamientos se saldaron con dos docenas de heridos y una ola de indignación en Viena, donde 40 mil personas se manifestaron esa misma noche. Temiendo una revuelta, el gobierno anunció la suspensión del proyecto un par de días después y, a principios de enero, el Tribunal Supremo anunció la prohibición de cualquier construcción en la zona. La ocupación terminó y, meses después, el proyecto se abandonó definitivamente.

Esta lucha se recuerda como uno de los momentos más importantes del proceso democrático en Austria, y fue la primera vez que la desobediencia civil fue ampliamente aceptada como estrategia para hacer valer la voluntad del pueblo frente a las intenciones del mal gobierno. Desde ese año, casi todos los megaproyectos en Austria se han enfrentado a algún grado de resistencia popular. En 1996, la construcción de una central hidroeléctrica en Lambach se retrasó debido a una ocupación y, en 2003, un proyecto similar para la zona de Lobau también se detuvo tras una ocupación simbólica del lugar.

El CNI y el FPDTA llegan a Austria y se unen al EZLN para la manifestación de la Huelga Climática en Viena

Los grupos de Escucha y Habla que conforman La Extemporánea comenzaron, el 22 de septiembre, a viajar a las geografías que constituyen la primera zona de este Viaje por la Vida -Alemania, Escandinavia, Europa del Este y los Balcanes-. A última hora de la tarde de ese mismo día, aterrizó en Viena la delegación de 16 personas del Congreso Nacional Indígena (CNI-CIG) y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDTA) que acompañan al EZLN en este Viaje.

Dos días después, la delegación del CNI y el FPDTA participaron, junto con decenas de zapatistas presentes en la ciudad, en la manifestación de la Huelga Climática. Veinte mil personas salieron a las calles de la capital austriaca exigiendo un cambio urgente para enfrentar la crisis climática.

 

Foto de Guilhotina.info

La manifestación partió hacia la 1 de la tarde de Praterstern y cruzó las grandes avenidas de Viena en una caminata de 4 km llena de consignas en inglés y alemán que exigían justicia climática, una acción urgente para combatir el calentamiento global, un cambio de sistema y en apoyo de la resistencia en Lobau, en las afueras de la ciudad, contra la construcción de una autopista en su reserva natural más importante. Terminó en el Parlamento austriaco, donde los últimos manifestantes llegaron dos horas y media después del inicio de la marcha.

Tras los discursos de la organización y la actuación de una banda local, los compas subieron al escenario y compartieron el mensaje de los indígenas en México con miles de personas, frente a ese mismo majestuoso balcón desde el que Hitler habló en 1938, siendo aplaudido por cientos de miles de personas y consumando la anexión de este territorio por la Alemania nazi.

 

Esta vez el mensaje fue muy diferente. Primero habló Libertad, una compa zapatista que contó la historia de una mujer.

No importa el color de su piel, porque tiene todos los colores. No importa su lengua, porque escucha todas las lenguas. No importa su raza ni su cultura, porque en ella habitan todas las formas de vida. No importa su estatura, porque es grande y, sin embargo, cabe en una sola mano. Cada día y cada hora, esa mujer es violada, golpeada, herida, violada, engañada, despreciada. Un macho ejerce su poder sobre ella, cada día y cada hora. Ella viene a nosotros, nos muestra sus heridas, sus dolores, su pena, y nosotros sólo le damos palabras de consuelo, de lástima, o la ignoramos. Tal vez, como una limosna, le damos algo para aliviar sus heridas, pero el macho continúa con su violencia.

Nosotros y tú sabemos cómo terminará esto. Será asesinada y, con su muerte, todo morirá. Podemos seguir dándole palabras de esperanza y remedios para sus dolencias. O podemos decirle la verdad: la única medicina que puede tratarla y curarla por completo es enfrentar y destruir al que la viola. Y también podemos, en consecuencia, unirnos a ella y luchar a su lado.

Nosotros, los pueblos zapatistas, llamamos a esta mujer “Madre Tierra”. Para los machistas que la oprimen y humillan, usen el nombre, la cara y la forma que quieran. Nosotros, los pueblos zapatistas, llamamos a este macho asesino con un nombre: capitalismo.

Y llegamos a esta geografía para preguntarle: ¿vamos a seguir pensando que con pomadas y tranquilizantes podemos resolver los golpes de hoy, aunque sabemos que mañana la herida será más grande y profunda? ¿O lucharemos a su lado?

Nosotros, las comunidades zapatistas, decidimos luchar junto a ella, en su nombre y por ella.

Libertad termina su discurso entre aplausos y cánticos de: “Ah, Anti, Anticapitalistas”. A continuación, Isabel, una mujer otomí residente en la Ciudad de México que forma parte del CNI, toma la palabra y se dirige a la multitud, primero en otomí y luego en español:

Hoy estamos viendo que los que vivimos en la ciudad no tenemos derecho a ella, y los que vivimos en nuestros pueblos estamos desposeídos. Hay muchas empresas que nos han estado engañando sobre el progreso. Tenemos la termoeléctrica, el tren maya, los parques eólicos, los padres de Ayotzinapa, y los agroquímicos que aquí en los países desarrollados ya no se venden y se llevan a nuestros pueblos para matarnos a todos.

Hoy estamos aquí los pueblos del otro lado del mundo para caminar juntos. Por eso nosotros, el Concejo Indígena de Gobierno, estamos caminando al lado de nuestras hermanas y hermanos zapatistas. Esta es una Jornada por la Vida porque, si la Madre Tierra perece, si la matamos todos juntos, pereceremos con ella, moriremos con ella. Por eso le decimos al capitalismo y al patriarcado que lo único que queremos es nuestra autonomía, nuestros pueblos, nuestras aguas libres de contaminación, nuestros ríos. No queremos más capitalismo, no queremos más empresas. Y también decimos que no olvidamos y no nos rendimos y hasta la victoria… ¡Zapata vive!

Y el público responde: “¡La lucha sigue!”

Fotos de Guilhotina.info

A diferencia del discurso de Hitler, estos dos discursos no serán cubiertos por los medios de comunicación, no aparecerán en los libros de historia, pero cumplen la función de, a través de la escucha y la palabra, sembrar esa resistencia y rebeldía, que es el objetivo principal de esta Jornada por la Vida.

Estas dos mujeres indígenas, con sus palabras, conmovieron a miles de personas, la mayoría de ellas jóvenes y niños. Muchos son conscientes de los problemas del mundo, críticos con el sistema capitalista y ansiosos por ver un cambio que sabemos urgente y necesario pero que, en estas tierras europeas, aún no sabemos cómo construir. En el corazón de la bestia, estas dos mujeres indígenas sembraron en la nueva generación la esperanza y la certeza de que la única forma de evitar el colapso colectivo al que se dirige la humanidad -y el planeta- es organizarse y construir esa solidaridad entre los pueblos que no mira fronteras ni distancias, y caminar juntos hacia ese “mundo donde caben muchos mundos”.

Un poco después de estos discursos, mientras comenzaba otro acto musical, los compas zapatistas, el CNI y el FPDTA, junto con otras personas y colectivos solidarios, caminaron hacia la Embajada de México. Como parte de una acción convocada por el EZLN en su último pronunciamiento, “Chiapas al borde de la guerra civil”, que se realizó ese día en más de cincuenta ciudades del mundo, la manifestación exigió el cese inmediato de los ataques a las comunidades zapatistas de Chiapas, que han sido objeto de reiteradas agresiones y provocaciones por parte de grupos paramilitares con el apoyo, cuando no la colaboración directa, de los gobiernos federal y de Chiapas.

 

Durante estos días, a puerta cerrada, las zapatistas, el CNI y el FPDTA celebraron otros múltiples encuentros de Escucha y Habla con mujeres palestinas, con mujeres de habla hispana y portuguesa, y con otras comunidades y luchas en Viena, para discutir los asuntos que traen estos pueblos indígenas a Europa en esta Travesia por la Vida.

Partes de este artículo se basaron en notas escritas colectivamente por los medios independientes presentes en Viena, publicadas originalmente en español y portugués en Radio Zapatista, Pozol.org y Guilhotina.info.

Traducido al inglés por Ana Sophie y Ana Cristino

Traducciòn al español por RZ

radio
Coordinación para el Encuentro Zapatista en Eslovenia (Balkan Way)

Encuentro Zapatista en Eslovenia

PILAR BALCÀNICO: Reunión junto al río Kolpa

Kolpa

El sàbado fue el dia indicado para la primera excursiòn zapatista fuera de la cuenca de Liubliana. En el marco del Pilar Balcànico, decidimos visitar Bela Krajina, para conocer las luchas locales y el règimen fronterizo de Schengen.

Tras una calurosa bienvenida por parte de la comunidad local en un lugar situado a lo largo del río fronterizo Kolpa, se realizó una amplia presentación de la situación de los activistas e investigadores fronterizos: desde la antigua composición de la población y la historia de la migración en la región, hasta el colapso de Yugoslavia, el cierre y la militarización de la frontera, y la actual xenofobia producida por el mantenimiento de la política europea de fronteras. Explicamos el sistema de retroceso masivo de los migrantes, que ellos mismos describieron sus propias experiencias al venir a Europa, todo lo cual proporcionó un buen punto de partida para comparar la situación en México, que también actúa como zona de amortiguación entre el centro imperial y el sur global. Por la tarde, la delegación zapatista se dirigió al público con una presentación de cinco puntos de su lucha.

Todavía quedaba luz suficiente para subir al punto histórico de la Base 20, donde debatimos sobre la lucha guerrillera, la administración del territorio liberado y el legado de la resistencia en nuestra región. La delegación regresó al valle en total oscuridad, pero sumamente inspirada.

25/09/2021, Ljubljana, Eslovenia

Coordinación para el Encuentro Zapatista en Eslovenia (Camino de los Balcanes)

Kolpa

Kolpa

_______________________________________________

Grunt

 

PILAR MEDIO AMBIENTE Y ZONA RURAL: Encuentro con iniciativas medioambientales y reflexiones sobre el campo antiautoritario

Desde los primeros pasos de planificación, los que co-creamos el pilar rural-medioambiental insistimos en llevar a los compañeros y compañeras de Chiapas fuera de Liubliana, lo que hicimos, a pesar de las limitaciones de tiempo. Como sabemos que el capital ataca más a menudo a los que están en los márgenes, lo mismo ocurre, por supuesto, en el contexto de las luchas medioambientales, donde es claramente visible que los proyectos destructivos se sitúan en los entornos locales más vulnerables. Por eso es necesario aliarse allí con quienes luchan contra la degradación de la naturaleza, de la salud y la privación de la posibilidad de formas de convivencia.

El domingo por la mañana, partimos con nuestros compañeros y camaradas hacia Zasavje, donde nos reunimos con representantes de las iniciativas medioambientales Eko krog y Eko Anhovo y Soča Valley en una granja a una altitud envidiable. Comenzamos presentando varios ejemplos de ataques al medio ambiente y a la naturaleza, que se han hecho especialmente densos en el último año y medio, en el que las autoridades han aprovechado la crisis coronal para introducir una serie de cambios legislativos que abren la puerta a diversos proyectos destructivos. Tras la presentación del contexto medioambiental de Zasavje y el Valle de Soča y otras historias escritas por las luchas contra la destrucción del medio ambiente y la naturaleza, es decir, una sucesión de victorias, derrotas, pero sobre todo perseverancia y compañerismo, siguió un debate. En él descubrimos una y otra vez que reconocemos al capitalismo en proyectos destructivos en todo el mundo -tanto aquí como en otros continentes-, sea cual sea la imagen que adopte, ya sea la de las grandes multinacionales o la de las pequeñas empresas energéticas corruptas, la de los medios de comunicación o la de las autoridades locales y nacionales. Hemos afirmado que sólo hay un planeta y que, en la era del capitalismo globalizado, es necesario globalizar las luchas para preservar la naturaleza y el medio ambiente y, por tanto, la posibilidad de la vida.

Después de una bienvenida muy hospitalaria por parte de los lugareños y de las iniciativas de los compañeros en Zasavje, partimos hacia Slovenske Gorice, donde planteamos a la delegación zapatista algunas cuestiones que aún no se habían resuelto en la discusión de la mañana. Tocamos los dilemas de las energías verdes y el capitalismo verde, cuestionamos la “búsqueda de alternativas” y miramos en cambio nuestras propias necesidades, y luego, en el punto de la agroecología, que ya prefiguraba los temas del día siguiente, seguimos compartiendo nuestras experiencias en los cinco puntos que la delegación zapatista nos había preparado. Los compañeros nos hablaron de la forma de organización autónoma, de las estructuras y los principios de acción, de la posibilidad de autogestión en su contexto. Terminamos la jornada con poesía, cantos y cuentos, en el marco del programa cultural conjunto autoorganizado Muestra lo que puedes hacer, en muchas expresiones e idiomas.

A la mañana siguiente, a salvo de la lluvia, intercambiamos puntos de vista sobre los diversos procesos por los que el capitalismo está transformando el campo en distintas partes del mundo para acumular beneficios, imposibilitando así el trabajo de la tierra, condición básica para la autosuficiencia de una comunidad y el desarrollo de sus potencialidades. En primer lugar, hicimos un rápido repaso histórico desde el feudalismo hasta el socialismo y recordamos las jerarquías sociales que existían en la producción alimentaria rural. A continuación, a través de algunos ejemplos, esbozamos las tendencias contemporáneas que influyen en el desarrollo rural y cocrean su aspecto específico, así como los numerosos problemas a los que se enfrentan las poblaciones rurales tras la desintegración de Yugoslavia. Mencionamos los procesos de éxodo rural; la falta de incentivos para el desarrollo de pequeñas explotaciones de subsistencia y la burocratización de las políticas agrarias a favor de la agricultura intensiva; la transformación de las zonas rurales en suburbios con estilos de vida individualizados e infraestructuras de acompañamiento; la turistificación del campo o el emplazamiento de proyectos nocivos en el medio rural con la excusa de la creación de puestos de trabajo; la construcción de grandes proyectos de infraestructuras que destruyen la naturaleza para que la geografía local se sitúe en los flujos logísticos globales del capital; y el dilema de la jardinería urbana cuando coopta las prácticas locales tradicionales en aras de la rentabilidad.

Para finalizar, intercambiamos con la delegación zapatista algunas propuestas con las que estamos desarrollando la idea de un campo antiautoritario. Pensamos en cómo pensar en la autosuficiencia alimentaria urbana, en cómo conectarnos a pesar de la dispersión geográfica y la incrustación en los contextos locales de nuestras propias granjas y comunidades, y en cómo trabajar de forma autoorganizada más allá de los marcos de la agricultura cuantificados por las instituciones estatales. La alimentación y el medio ambiente son el punto de partida básico sin el cual ninguna comunidad política puede sobrevivir, independientemente del continente en el que resida. Por ello, el acceso a los alimentos y un medio ambiente sano son condiciones inseparables en nuestra lucha común por un futuro mejor.

26-27/09/2021, Zasavje, Slovenske Gorice.

Coordinación para el Encuentro Zapatista en Eslovenia (Balkan Way)

Grunt

Grunt

Grunt

radio
MedyaNews

Alemania | Zapatistas se reúnen con mujeres kurdas

Mujeres kurdas y mujeres del movimiento zapatista se declaran hermanas del alma en su lucha por la libertad

radio
Mujeres de Medios Libres

Stop à la guerre au Chiapas !

(En español aquí.)

« ARRÊTEZ DE JOUER AVEC LA VIE, LA LIBERTÉ ET LES BIENS DES CHIAPANÈQUES. »
Extrait du communiqué du CCRI-CG de l’EZLN, le 19 septembre 2021.


Autoféfenses du peuple El Machete. Photo: José Santiz

22 septembre. Vienne. La situation de violence au Chiapas se poursuit et l’EZLN lance l’alerte aujourd’hui sur un état « au bord de la guerre civile ». Pour comprendre ce qu’il se passe, il faut observer sous différents angles l’origine et la systématisation des violences. Ce texte, non exhaustif, tente de donner une vision d’ensemble aux processus en cours dans l’État du Sud-est mexicain, en mettant en évidence quelques thèmes et conflits.

Vendredi 17 septembre 2021, à Vienne, en Autriche, environ 20 femmes et 30 hommes zapatistes de la délégation aérienne, « La Extemporánea », récemment arrivée dans cette ville, sont venus renforcer le contingent rassemblé devant l’ambassade du Mexique.


Concentration face â l’ambassade du Mexique, à Vienne, 17 septembre.

Cet acte de protestation a inauguré une grande campagne pour dénoncer le paramilitarisme et la violence au Chiapas et exiger l’apparition en vie de José Antonio Sánchez Juárez et Sebastián Núñez Pérez, zapatistes, membres du Conseil de bon gouvernement (JBG) « Nuevo Amanecer en Resistencia y Rebeldía por la Vida y la Humanidad » [« Aube nouvelle en résistance et en rébellion pour la vie et l’humanité », ndt], du Caracol 10, « Floreciendo la Semilla Rebelde » [« Quand fleurit la graine rebelle »], situé près de Patria Nueva, non loin d’Ocosingo, au Chiapas.

Les deux compañeros avaient été séquestrés le 11 septembre par des membres de l’Organisation régionale des caféiculteurs d’Ocosingo (ORCAO) – laquelle a une longue histoire de violence paramilitaire et d’impunité dans la région – alors que la délégation zapatiste aéroportée commençait son voyage. Selon le communiqué du Comité clandestin révolutionnaire indigène-Commandement général (CCRI-CG) de l’EZLN, ils ont été libérés le 19 septembre, grâce à l’intervention des prêtres de San Cristóbal de Las Casas et d’Oxchuc, appartenant au Diocèse de San Cristóbal.

Face au bâtiment de la diplomatie mexicaine à Vienne, la solidarité internationale s’est manifestée par la présence de dizaines d’activistes de toute l’Europe qui ont dénoncé grâce à leurs microphones, banderoles et pancartes, l’implication du gouvernement du Mexique dans la réactivation des violences contre-insurrectionnelles. Les prises de paroles en espagnol, allemand, grec, français, portugais et galicien, ainsi que le récent communiqué signé par de nombreuses organisations, collectifs et individus d’Europe tiennent pour responsables tant le gouvernement fédéral d’Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que le gouvernement de l’État du Chiapas de Rutilio Escandón Cadenas, en raison de leur complicité avec les attaques paramilitaires perpétrées non seulement contre des paysans mayas zapatistes mais aussi contre des compañeras et compañeros défenseur.ses de droits humains et contre des communautés du Chiapas.

Comme le relate la dénonciation du Réseau AJMAQ, signée par de nombreuses organisations sociales et des collectifs du monde entier, en ce mois de septembre, le paramilitarisme du Chiapas intensifie ses actions délinquantes.

« Cette escalade de la violence orchestrée depuis les hauts lieux de pouvoir du gouvernement a pour contexte la « Traversée pour la vie – Chapitre Europe » de l’EZLN, une initiative d’organisation qui cherche à étendre, de manière pacifique et créative, la graine de la résistance et de la rébellion pour l’humanité et la Terre Mère, c’est-à-dire pour la Vie. »

Rappelons que la première délégation zapatiste, l’Escadron 421, est partie du Mexique vers l’Europe en bateau le 2 mai. Le 14 septembre, c’est l’Extemporánea, délégation aérienne de l’EZLN, qui est arrivée sur les terres de Slumil K’ajxemk’op/Terre Rebelle (auparavant Europe) et qu’elle a été rejointe le 22 septembre par une délégation du Congrès national indigène (CNI) et du Front des peuples en défense de la terre et de l’eau-Morelos, Puebla, Tlaxcala (FPDTA-MPT) dans le but d’écouter et de dialoguer avec les luttes d’en bas, à gauche. Depuis le 1er janvier 2021, l’EZLN a rendu publique sa Déclaration pour la vie, signée par des centaines de collectifs de l’autre Europe.

« Nous sommes là et nous y resterons jusqu’à la présentation en vie des compañeros. Ce Voyage a déjà commencé et personne ne l’arrêtera », a dit au micro, en allemand et en espagnol, une compañera activiste devant le bâtiment de la diplomatie mexicaine.

Qui est le groupe paramilitaire que dénonce l’EZLN ?

Radio Zapatista, dans « La longue histoire de violence paramilitaire et d’impunité de l’ORCAO », rappelle que l’Organisation régionale des caféiculteurs d’Ocosingo, dénoncée de manière répétée par les Conseils de bon gouvernement comme étant une organisation paramilitaire, agresse les communautés zapatistes depuis plus de 20 ans avec une violence croissante et en totale impunité.

(Continuar leyendo…)

radio
Enlace Zapatista

HAY UNA MUJER. Contra la destrucción de la Naturaleza. Austria, Viena

PALABRAS DE LAS COMUNIDADES ZAPATISTAS EN OCASIÓN DE LA MARCHA CONTRA LA DESTRUCCIÓN DE LA NATURALEZA.
En Viena, Austria.  En voz de la compañera Libertad, el día 24 de septiembre del 2021.

Buenas tardes.

Ésta es nuestra pequeña palabra en una pequeña historia:

Hay una mujer.

No importa el color de su piel, porque tiene todos los colores.

No importa su idioma, porque escucha todas las lenguas.

No importa su raza y su cultura, porque en ella habitan todos los modos.

No importa su tamaño, porque es grande y sin embargo cabe en una mano.

Todos los días y a todas horas esa mujer es violentada, golpeada, herida, violada, burlada, despreciada.

Un macho ejerce sobre ella su poder. 

Todos los días y a todas horas, ella viene a nosotras, nosotros, nosotroas.

Nos muestra sus heridas, sus dolores, sus penas.

Y sólo le damos palabras de consuelo, de lástima. 

O la ignoramos.

Tal vez como limosna le damos algo para que cure sus heridas.

Pero el macho sigue su violencia.

Nosotras y ustedes sabemos en qué terminará eso.

Ella será asesinada y con su muerte morirá todo.

Podemos seguir dándole sólo palabras de aliento y medicinas para sus males.

O podemos decirle la verdad: la única medicina que puede curarla y sanarla por completo, es que enfrente y destruya a quien la violenta.

Y podemos también, y en consecuencia, unirnos a ella y pelear a su lado.

A esa mujer nosotros los pueblos zapatistas la llamamos: “madre tierra”.

Al macho que la oprime y la humilla, pónganle el nombre, el rostro y la figura que ustedes quieran.

Nosotros los pueblos zapatistas llamamos a ese macho asesino con un nombre: capitalismo.

Y hemos llegado hasta estas geografías para preguntar, para preguntarles.

¿Vamos a seguir pensando que con pomadas y calmantes se solucionan los golpes de hoy, aunque sabemos que mañana será más grande y profunda la herida?

¿O vamos a pelear junto con ella?

Nosotras las comunidades zapatistas hemos decidido luchar junto a ella, por ella y para ella.

Es todo lo que podemos decirles.

Muchas gracias por escucharnos.
Viena, Austria, Europa, Planeta Tierra.
24 de septiembre del 2021.

radio
Regeneraciòn Radio

Lo que el zapatismo cosechó

Por Sandra Suaste y Luis Suaste
Ciudad de México, 24 de septiembre.

Entre la gente se escuchan algunos murmullos anecdóticos sobre el zapatismo. Dentro de esta manifestación de centenares de personas surgen muchas respuestas. Aunque nadie hizo ninguna pregunta específica, pero las historias de vida suenan, como un murmullo alterno al mitin frente a la Secretaría de Gobernación. En colectivo, las voces bajitas dan respuesta a esto: ¿Qué significa estar ahí?

Todas las personas llevan en su memoria algún acontecimiento: el levantamiento armado de 1994; las caravanas de ayuda humanitaria de 1998; la marcha de los 1111 zapatistas; la marcha del color de la tierra; La otra campaña, el festival de La digna rabia, el estruendoso silencio de 2012 con la marcha en San Cristóbal de las Casas, Chiapas; la Escuelita Zapatista, los festivales de ConCiencia y CompArte; el Encuentro de mujeres y ahora, la Gira en Europa.

¿Y tú cuál llevas en tu corazón? Es algo que -si eres simpatizante- seguramente ya te respondiste.

(Continuar leyendo…)

radio
Colectivo Grieta

Acciones dislocadas para exigir el alto a la guerra paramilitar en diversas ciudades del país

Colectivo Grieta

Ayer, 24 de septiembre del 2021, colectivos, organizaciones e individuos de abajo y a la izquierda salieron a las calles a exigir se detenga la guerra paramilitar en contra de las comunidades zapatistas.

En un comunicado del 19 de septiembre, a nombre del CCRI-CG del EZLN, el Subcomandante Insurgente Galeano informó del secuestro de dos compañeros autoridades autónomas de la Junta de Buen Gobierno Patria Nueva, a manos de la organización paramilitar ORCAO, que actúa bajo la protección del desgobierno de Rutilio Escandón. Después de 8 días de secuestro, los compañeros Sebastián Núñez Pérez y Jose Antonio Sánchez Juárez fueron liberados gracias a la intervención de los párrocos de San Cristóbal de las Casas y Oxchuc, quienes evitaron que el conflicto escalara hasta llegar a una tragedia, según informó el Subcomandante Galeano en dicho comunicado. El grupo paramilitar también dispara armas de fuego todas las noches en contra de la comunidad Moisés y Gandhi.

En respuesta al llamado realizado hacia el final del comunicado para manifestarse en embajadas, consulados y en las casas del gobierno de Chiapas, diversas organizaciones, colectivos e individuos se movilizaron para repudiar los ataques paramilitares de la ORCAO y exigir que se abandone el culto a la muerte que profesan el gobierno, sus funcionarios y criminales a sueldo.

Morelia, Michoacán.

En punto de las 11 am colectivos simpatizantes al  Ejercicio Zapatista de Liberación Nacional y los pueblos zapatistas en lucha, se manifestaron en contra de la guerra paramilitar hacia las  comunidades zapatistas en Chiapas.

Miembros de la Red de Rebeldía y Resistencia de Morelia,  realizaron una manifestación frente a palacio de gobierno del estado de Michoacán con carteles y mantas  para manifestar su solidaridad con las comunidades zapatistas, y su repudio a las agresiones del grupo paramilitar ORCAO.

(Continuar leyendo…)

radio
Medios Libres

Movilizaciones alrededor del mundo en defensa de las comunidades zapatistas

El día de ayer, 24 de septiembre de 2021, tuvo lugar una acción global de apoyo al EZLN, ante la escalada de violencia paramilitar contra las comunidades zapatistas, así como la violencia generalizada en el estado suroriental mexicano de Chiapas, provocada por el narcoparamilitarismo de la mano de los tres niveles de gobierno.

Las movilizaciones responden al llamado del EZLN en su comunicado CHIAPAS AL BORDE DE LA GUERRA CIVIL, tras el secuestro de las autoridades civiles zapatistas Sebastián Núñez Pérez y José Antonio Sánchez Juárez, miembros de la Junta de Buen Gobierno del Caracol 10, Patria Nueva, quienes estuvieron privados de la libertad durante 8 días por la organización paramilitar ORCAO, que desde hace 20 años, y en particular en los dos últimos años, ha agredido y violentado a las comunidades zapatistas, con la connivencia de los gobiernos estatales y federales.

Compartimos aquí imágenes de las movilizaciones realizadas en casi un centenar de países alrededor del mundo, proporcionadas por diversos medios libres, organizaciones y colectivos de las distintas geografías, así como los carteles de dichas movilizaciones.

Fotos:

(Continuar leyendo…)

radio
Guilhotina Info y Medios Libres

EZLN, CNI y FPDTA se unen a la protesta de la huelga climática en Viena, Austria

Viena, 24 de Septiembre. Veinte mil personas tomaron hoy las calles de la capital austríaca para exigir un cambio urgente ante los cambios climáticos. En el medio de la multitud, caminó media centena de zapatistas y otros pueblos originarios de México, presentes a través de las delegaciones del Congreso Nacional Indígena y de la Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua.

La manifestación salió sobre las 13h de Praterstern y recorrió las anchas avenidas de Viena en un trayecto de 4km lleno de consignas en inglés y alemán exigiendo justicia climática, acciones urgentes para combatir el calentamiento global, un cambio de sistema y en apoyo a la resistencia en Lobau, en las afueras de la ciudad, en contra la construcción de una autopista en su más importante reserva natural. Terminó en el parlamento austriaco, donde los últimos manifestantes llegaron ya dos horas y media después del inicio de la marcha.

Después de las intervenciones de la organización y la actuación de un grupo musical, subieron al escenario dos compañeras que hicieron resonar el mensaje de los pueblos indígenas de México a millares de personas, frente al majestoso balcón desde donde Hitler discursó en 1938, consumando la anexión de este territorio a la Alemania Nazi y aplaudido por centenas de millares de personas.

Ahora el mensaje fue bien diferente. Primero habló Libertad, una compañera zapatista, que contó la historia de una mujer.

«No importa el color de la piel, porque tiene todos los colores. No importa su idioma, porque escucha todas las lenguas. No importa su raza y su cultura, porque en ella habitan todos los modos. No importa su tamaño porque es grande y, sin embargo, cabe en una mano. Todos los días y a todas horas, esa mujer es violentada, golpeada, herida, violada, burlada, despreciada. Un macho ejerce sobre ella su poder, todos los días y a todas horas. Ella viene a nosotras, nosotros, nosotroas, nos muestra sus heridas, sus dolores, sus penas, y solo le damos palabras de consuelo, de lástima, o la ignoramos. Talvez, como limosna, le damos algo para que cure sus heridas, pero el macho sigue su violencia.

Nosotras y ustedes sabemos en qué termina eso. Ella será asesinada y con su muerte, morirá todo. Podemos seguir dándole solo palabras de aliento y medicina para sus males. O podemos decirle la verdad: la única medicina que puede curarla y sanarla por completo es que enfrente y destruya a quien la violenta. Y podemos también, en consecuencia, unirnos a ella y pelear a su lado.

A esa mujer, nosotras, pueblos zapatistas, la llamamos “Madre Tierra”. Al macho que la oprime y la humilla, pónganle el nombre, el rostro y la figura que ustedes quieran. Nosotros, los pueblos zapatistas, llamamos a ese macho asesino con un nombre: capitalismo.

Y hemos llegado a esta geografía para preguntarles: ¿Vamos a seguir pensando que con pomadas y calmantes se solucionan los golpes de hoy, aunque sabemos que mañana será mas grande y profunda la herida? ¿O vamos a pelear juntos con ella?

Nosotros, las comunidades zapatistas, hemos decidimos luchar junto a ella, por ella y para ella.”

Libertad termina la intervención entre aplausos y gritos de “Ah, Anti, Anticapitalistas”. Es entonces la vez de Isabel, una mujer otomí del Congreso Nacional Indígena, que toma la palabra primero en otomí y luego en castellano:

“Hoy estamos viendo que los que vivimos en la ciudad no tenemos derecho a ella y los que estamos en nuestros pueblos nos despojan. Tenemos ahí muchas empresas que nos vienen engañando que es progreso. Tenemos a la termoeléctrica, al tren maya, parques eólicos, los padres de Ayotzinapa, y agroquímicos que aquí en países desarrollados ya no los venden y los llevan a nuestros pueblos para matarnos a todas y a todos.

Hoy estamos aquí todos los pueblos, del otro lado del mundo, para caminar juntas y juntos. Por eso nosotros, como Consejo Indígena del Gobierno, estamos caminando junto con nuestras hermanas y hermanos zapatistas. Esta es una Gira por la Vida porque, si se acaba la Madre Tierra, si la matamos entre todas y entre todos, vamos a acabar junto con ella, vamos a morir junto con ella. Y desde aquí les decimos, al capitalismo y al patriarcado, que lo único que queremos es nuestra autonomía, nuestros pueblos, nuestras aguas libres de contaminación (…) No queremos más capitalismo, no queremos más empresas. ¡Y también les decimos que no olvidamos, no claudicamos y hasta la victoria… Zapata vive!”

Y la multitud contesta: “¡La lucha sigue!”

Contrario al discurso de Hitler, talvez estos dos discursos no sean noticiados por los grandes medios de comunicación, talvez no vayan a entrar en los libros de historia, pero cumplen el papel de sembrar, a través de la escucha y la palabra, esa resistencia y esa rebeldía que es el principal objetivo de este Viaje por la Vida.

Estas dos mujeres indígenas, con su palabra, tocaron a millares de personas, la mayoría de ellas jóvenes y niña/os. Muchas de ellas conscientes de los problemas del mundo, criticas del sistema capitalista y deseosas de un cambio que saben que es urgente y necesario pero que, aun en estas tierras europeas, no sabemos cómo construir. En el corazón de la bestia, estas dos mujeres indígenas sembraron en la nueva generación la esperanza y la certidumbre de que la única manera de evitar el colapso colectivo hacia donde camina la humanidad y el planeta es organizarnos y construir esas solidaridades entre pueblos que no miran fronteras ni distancias.

Poco después del final de las intervenciones, cuando empezaba otra actuación musical, las compañeras zapatistas, el CNI y el FPDTA, junto a otras personas y colectivos solidarios, caminaron hacia la Embajada de México. Como parte de una acción convocada por el EZLN en su ultimo comunicado “Chiapas al borde de la guerra civil”, y que tuvo lugar hoy en más de media centena de ciudades en todo el mundo, exigieron que paren de una vez por todas los ataques a las comunidades zapatistas en Chiapas, que han sido objeto de reiteradas agresiones y provocaciones por parte de grupos paramilitares con la connivencia, si no la colaboración directa, de los gobiernos federales y de Chiapas.

Fotos:

(Continuar leyendo…)

radio
Teia dos Povos do Ceará | FOB

Organizaciones brasileñas en solidaridad con lxs zapatistas

Este 24 de septiembre, día internacional de protestas contra la violencia narcoparamilitar y contrainsurgente en el estado de Chiapas, organizaciones de lucha brasileñas se unen a la exigencia de que el Estado mexicano detenga las agresiones contras los pueblos zapatistas y la violencia en general en el estado.

Teia dos Povos (Tejido de los Pueblos) de Ceará

Nosotrxs, como Teia dos Povos (Tejido de los Pueblos) de Ceará, expresamos nuestra solidaridad con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), frente al avance de la violencia perpetrado por el gobierno mexicano.

El pasado 11 de septiembre, el gobierno mexicano fue responsable por el sequestro durante ocho días de las autoridades civiles zapatistas Sebastién Núñez Pérez y José Antonio Sánchez, que sólo fueron liberados después de la fuerte presión de movimientos sociales zapatistas y mexicanos. Además de ese acto criminal, también destacamos la reciente represión policial contra estudiantes de la Escuela Normal Rural de Mactumactzá y las alianzas del gobernador chiapaneco Rutilio Escandón con grupos paramilitares vinculados a la agroindustria local, que se oponen no sólo a los zapatistas, sino a cualquier comunidad autónoma que se posicione contra los intereses del capital en el país.

En su comunicado oficial, el EZLN pide que se realicen manifestaciones de solidaridad frente a embajadas y consulados de México en el mundo este viernes 24 de septiembre. La reivindicación es que todas las instancias de gobierno de México detengan “las provocaciones y abandonden el culto de muerte que profesan”. Nosotrxs, como Teia dos Povos de Ceará, apoyamos las acciones del EZLN, pues la lucha de liberacion pasa por el corazón de todos los pueblos y nuestro enemigo es común.

Ilustración: @bvrity

 


Federación de las Organizaciones Sindicalistas Revolucionarias de Brasil (FOB)

Basta de violencia del Estado mexicano contra las comunidades zapatistas

En el estado de Chiapas, México, comunidades autónomas zapatistas están teniendo a sus líderes secuestrados, sus comercios incendiados, además de otros atentados. Son indígenas, campesinos pobres que se rehúsan a sujetarse a un Estado que los maltrata, por eso son perseguidos.

Ésta es una campaña internacional contra esa injusticia.

Tómale una foto a este cartel y márcanos en Instragram @lutafobce

Federación de las Organizaciones Sindicalistas Revolucionarias de Brasil (FOB)

 

Página 2 de 6412345...102030...Última »