Noticias:

Chiapas

image/svg+xml image/svg+xml
radio
VientoSur.info

EZLN: 30 años de rabia digna

Fuente: VientoSur

Por Raul Romero

EZLN: 30 años de rabia digna

¿Es la rabia el puente entre el dolor y la rebeldía?
¿En qué momento la angustia, la desesperación, la impotencia se convierten en rabia?

Capitán Insurgente Marcos
México, diciembre del 2023.

El 1 de enero de 2024 se cumplieron 30 años de que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaró la guerra al Estado mexicano. Aquel día guarda un lugar especial en la memoria de miles de personas en México y el mundo. Se trata de un suceso histórico que cerró el siglo XX e inauguró el XXI. El levantamiento zapatista es parte del conjunto de luchas de los y las de abajo que abrieron un ciclo de revueltas de nuevo tipo.

I
La rebelión zapatista surgió en un momento en que las clases dominantes inundaban al mundo con sus narrativas del fin de la historia e intentaban imponer la idea de que no hay alternativa más que el capitalismo neoliberal y su proyecto civilizatorio. La caída del bloque soviético alimentó aún más el desencanto de quienes todavía se agarraban a esa alternativa que hace tiempo había dejado de serlo.

En América Latina la historia era otra. En la década de 1980, un proceso de movilización antineoliberal se gestaba en la región. Organizaciones populares, campesinas e indígenas realizaban importantes manifestaciones contra las oleadas privatizadoras, el despojo de los bienes comunes y la eliminación de derechos sociales. La era de las dictaduras y los terrorismos de Estado, con su salvaje represión y sus miles de muertos y personas desaparecidas, no logró destruir la conciencia rebelde de pueblos y comunidades. Se trató de una rebelión forjada desde abajo contra la recolonización global del capital, una recolonización emprendida por Estados y corporaciones.

Ese proceso de insurrección popular antineoliberal tomó nuevas fuerzas hacia la década de los 90, especialmente en 1992. Aquel año, los pueblos originarios y afrodescendientes emergieron con toda su potencia y experiencia de resistencia a siglos de dominación colonial, imperialista y también al colonialismo interno de los Estados-Nación. Siglos de lucha los resguardaban, pero esta vez aparecían como sujeto sociopolítico en todo el continente. Las celebraciones de los 500 años del descubrimiento y conquista de América fueron opacadas por un gigantesco movimiento que conmemoraba 500 años de resistencia negra, indígena y popular. En Ecuador, en Bolivia, en Guatemala y en muchos países de América Latina, los pueblos salieron a derribar mitos y estatuas, y a decirle al mundo entero: existimos porque resistimos. En México, en el estado de Chiapas, los pueblos que venían organizándose clandestinamente desde 1983, también participarían de aquella oleada de movilizaciones. Una profunda grieta en el sistema comenzaba a hacerse visible.

Si la aparición pública del EZLN en 1994 vino a darle al movimiento indígena en México una proyección nacional, con espacios de encuentro, diálogo y acuerdos, y a colocar sus demandas en la agenda pública del país, a las izquierdas internacionalistas el zapatismo les ayudó a romper con el relato dominante y a darse nuevos sentidos. Frente al No hay alternativa que Margaret Thatcher y los neoliberales repetían como mantra, miles de personas en todo el mundo opusieron el Otro mundo es posible. En Seattle, Génova, Porto Alegre, Madrid y en tantos lugares más del planeta, el altermundismo encontró en el zapatismo un espejo en cual mirarse y mirar más allá. El movimiento antineoliberal que se expandió por todo el mundo, y que tenía una composición multisectorial y diversa ideológicamente, encontró también en el EZLN un lenguaje común para nombrar la esperanza.

El grito de ¡Ya basta! que lanzaron los pueblos mayas zapatistas fue un grito que se asumió como propio en México y parte del mundo. Y ese grito tuvo importantes repercusiones. Una forma de cambio cultural empezaba a gestarse. La rebelión zapatista fue llevada a las letras, a la música, al cine, a la fotografía, a la danza, al teatro… Manu Chao, Joaquín Sabina, Danielle Miterrand, Oliver Stone, Eduardo Galeano, José Saramago y tantos y tantas más se volvían interlocutores de un mensaje que, en voz del zapatismo, era el mensaje de miles. Personas de muy diversas edades, profesiones y geografías acudían hasta Chiapas para intentar ayudar a parir el mundo nuevo que nacía. La semilla de una nueva cultura política, de una otra política fuertemente entrelazada con la ética, comenzó a florecer. Una otra política nacida de la rabia ante 500 años de opresión y explotación. Y con la digna rabia llegaba también una nueva primavera. Otro mundo sí era posible.

II
Si hacia el exterior de Chiapas el eco del zapatismo ayudó a cambiar las formas de pensar, hacer y hablar en la política, sentando las bases de un cambio cultural y generacional que todavía hoy impacta y que el mismo Immanuel Wallerstein vincularía con los cambios producidos por la revolución cultural de 1968, hacia dentro, es decir en las comunidades mayas zapatistas, el cambio no solo fue cultural, sino que vendría vinculado a un cambio material. Ese cambio material y cultural en las comunidades mayas zapatistas bien podría definirse como un cambio revolucionario, en el sentido en que recupera los medios de producción –la tierra–, elimina al aparato burocrático y construye buen gobierno desde el mandar obedeciendo, y expulsa al aparato represivo del Estado de sus territorios y construye un pueblo-ejército, un ejército que quiere dejar de serlo.

Pero las y los zapatistas, que bien conocen el peso de las palabras y que han ganado mucho de su reconocimiento por su congruencia en el pensar-decir-hacer, llaman a su proceso como uno de Resistencia y Rebeldía, una resistencia creativa que no es nada más “ponerse duro”, como ha dicho el Subcomandante Insurgente Moisés, vocero del EZLN, sino también imaginar y crear soluciones frente a los problemas que cotidianamente van surgiendo en su proceso. A esa resistencia creativa, las y los zapatistas añaden una rebeldía, que es “ser bravos, bravas para igual responder o para hacer las acciones, según la que convenga, entonces hay que ser bravas y bravos para hacer las acciones o lo que necesitamos hacer” dicho también por el propio Sub Moisés. Y esa rebeldía, además de alegre, es también crítica, autocritica y solidaria; una rebeldía que entiende, entre otras cosas, lo poderoso que es bailar cumbia en la lucha contra el sistema.

Con esa Resistencia y Rebeldía, los pueblos zapatistas han construido un proyecto autónomo que tiene como base la recuperación de las tierras que antes usurpaban terratenientes, finqueros y latifundistas. Ese proceso lo ha contado a detalle el Sub Moisés en sus intervenciones sobre Economía política desde las comunidades I y II:

Una de las bases de lo que es nuestra resistencia económica para nosotros, nosotras, las zapatistas, es la madre tierra. No tenemos esas casas que da el mal gobierno, bloques y todo eso, pero sí tenemos salud, tenemos educación, estamos en eso que son los pueblos los que mandan y los gobiernos obedecen.

Las tierras recuperadas se convirtieron en la base material para la construcción de la autonomía. Con el trabajo familiar y colectivo de las tierras se garantizó buena alimentación y vivienda. Se construyeron escuelas y clínicas de salud. Se echaron a andar proyectos productivos. Se implementaron sistemas de seguridad y justicia, así como estructuras de autogobierno. Se fortalecieron las radios comunitarias y se exploró en nuevos medios de comunicación. Se crearon bancos alternativos, cooperativas de transporte, de ganado, de bordado… Todo sin recibir un solo peso de los gobiernos de México, los cuales durante estos 30 años no han parado de hacerle la guerra abierta y encubierta, con fuerzas oficiales o paramilitares, al zapatismo.

Hace 30 años, en territorio zapatista, las infancias morían de enfermedades curables por falta de medicinas. Hoy, en las comunidades zapatistas existen promotores y promotoras de salud, con casas de salud, clínicas y hospitales, donde combinan saberes tradicionales y la medicina moderna.

Hace 30 años, miles de infancias y jóvenes indígenas eran analfabetas y no tenían opciones educativas. Hoy, miles de infancias y jóvenes zapatistas acceden a las escuelas que los pueblos zapatistas han construido y a la educación que los y las promotoras les brindan.

Hace más de 30 años, las mujeres indígenas eran violadas por los caciques, hacendados y finqueros, o eran obligadas a casarse con quienes acordaban sus familias. Hoy las mujeres zapatistas son parte fundamental de la estructura organizativa. Con la Ley de Mujeres Revolucionarias, desde diciembre de 1993, quedó claro este compromiso de la lucha zapatista que hoy es realidad. Hay mujeres comandantas, subcomandantas, capitanas, mayores, pero también promotoras de salud, de educación; son autoridades comunitarias, eligen a quién amar y si quieren casarse o no, cantan rap, hip hop y, desde hace tiempo, son un referente mundial de las mujeres que luchan.

El cambio material y cultural dentro de las comunidades mayas zapatistas es un hecho innegable y contrasta con la voracidad con la que ha avanzado el capitalismo en México. En este país, donde existen más de 100 000 personas desaparecidas, ninguna desaparición ocurrió en territorio zapatista. Ninguno de los 10 feminicidios que ocurren al día en territorio mexicano, ocurrió en territorio zapatista. En territorio zapatista no hay crimen organizado, concesiones mineras o de agua, no hay tráfico de personas. En territorio zapatista, ahí donde el pueblo manda y el gobierno obedece, se cuida la vida de las personas y de la naturaleza.

III
A lo largo de 30 años, la rebelión zapatista ha sido objeto de numerosas investigaciones. Muchos de estos trabajos buscan analizar al zapatismo desde una diversidad de enfoques, perspectivas y abordajes políticos y teóricos difíciles de clasificar por su gran cantidad. Se trata de materiales elaborados por personas dedicadas a muy distintas profesiones y actividades: la academia, la militancia política, el periodismo. También están las investigaciones de los aparatos de inteligencia del Estado mexicano que, ya sea de forma directa o por mediaciones, ha difundido información adversa o difamatoria contra el EZLN. Esta información de origen policíaco se convirtió, desde los primeros años, en el centro de las matrices de opinión pública con la que se buscó contrarrestar la legitimidad del zapatismo; una estrategia que, con sus variaciones, ha sido reutilizada en diversas ocasiones.

Pero los pueblos zapatistas no son objeto, son sujetos que hablan, piensan, actúan, que reflexionan sobre su práctica organizativa. Así, provocan una subversión epistemológica: son sujetos que reflexionan sobre su hacer y decir. Construyen conceptos. Recuperan datos, compilan información, la analizan y plantean hipótesis. Tienen un método. Su mirada rompe con el aquí y el ahora, con la dictadura presentista de nuestra época. Van de lo local a lo global: ven sus comunidades, sus regiones, sus zonas, Chiapas, México, América, el Mundo. Se saben parte de algo mayor.

Su tiempo es también otro tiempo. Miran al pasado para proyectarse en el futuro. Hablan con sus muertos y apelan a la memoria. Imaginan lo que puede venir. Leen, escuchan, se informan y se plantean los peores escenarios. Calculan qué hacer para sobrevivir. Tienen sus telescopios y centinelas –Immanuel Wallerstein y Pablo González Casanova eran algunos de ellos y ellas–, y en ellos se apoyan para ver más allá de lo que su mirada alcanzaría.

Una fuente primordial para adentrarse a la teoría y praxis zapatista es el Archivo Histórico de la página electrónica Enlace Zapatista, ahí uno encontrará documentos fundamentales como las seis declaraciones de la Selva Lacandona, los Cuadernos de la Escuelita Zapatista, la palabra zapatista en el conversatorio El Pensamiento Crítico Frente a la Hidra Capitalista, la Ley Revolucionaria de Mujeres, la Declaración por la Vida, escritos sobre la guerra y la economía política.

Con esa teoría y praxis, los pueblos zapatistas nos vienen alertando desde hace tiempo sobre lo que alcanzan a ver y, también, sobre cómo van construyendo salidas: El problema de la tierra nunca fue sólo un problema de sectores campesinos y pueblos originarios. Pero hoy, el problema de la tierra y del territorio, de quienes la poseen y quienes la privatizan es un problema de la humanidad. Quienes han despojado a los pueblos de la tierra y territorios, en afán de generar ganancias al máximo, la han destruido y nos tienen en pleno colapso. Quienes hicieron de la tierra mercancía, son los mismos que hicieron de la vida una mercancía más.

El progreso construido bajo la idea de la domesticación de la naturaleza, de dominación, no sólo se construye bajo un supuesto de superioridad e independencia, sino bajo una idea de infinitud. Pero, decía Federico Engels hace casi 140 años, “Después de cada una de estas victorias, la naturaleza toma su venganza”. Hoy los zapatistas nos dicen: como que la madre tierra “protesta”, como que se “manifiesta” ante tanta destrucción. Esa conclusión de los pueblos, coincide con los saberes científicos más avanzados, aquellos que los señores del dinero invierten millones para negar. El cambio climático, el ecocidio, es una realidad. Los fenómenos naturales que se convierten en desastres sociales, las pandemias, los miles de especies que desaparecen, las y los migrantes climáticos y muchas otras tragedias son apenas el comienzo del colapso en ciernes.

Pero ese ecocidio no es natural; detrás de la destrucción de la vida está un sistema de muerte que en su lógica de maximización de las ganancias lo ha convertido todo en mercancías. Y junto al cambio climático provocado por la devastación capitalista, también están otros sistemas de dominación y explotación igual de urgentes de atender, como el patriarcado, el racismo, el crimen organizado. Sobre todos esos problemas nos alerta el zapatismo desde su teoría y su praxis.

El mundo está enfermo y hay que curarlo. Pero curarlo en serio, no con placebos. Y para ello las y los zapatistas nos hacen una advertencia: “el capitalismo no se puede humanizar”, desde adentro no hay posibilidad de alternativa. Frente a eso también lanzan ahora una iniciativa audaz, novedosa, difícil de comprender todavía. El común y la no-propiedad. Una iniciativa en la que se embarcan para transitar y sobrevivir a la tormenta. La grieta que abrieron hace 30 años es hoy una puerta. Sobre ella nos seguirán hablando. Escuchemos atentos a quienes llevan tanto tiempo empeñados en defender la vida. Su voz puede ser luz entre tanta oscuridad.

Raúl Romero es profesor universitario y técnico académico en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM

radio
La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Les pedimos realicen acciones urgentemente exigiendo al gobierno de Rutilio Escandón Cadenas y de Andrés Manuel López Obrador

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal


Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Acteal, Chenalhó, Chiapas, México.

 

18 de abril del 2024

Al Congreso Nacional Indígena

Al Consejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

A las y los Defensores de los Derechos Humanos

A los Medios Libres y Alternativos

A los Medios de Comunicación Nacional e Internacional

A la Sociedad Civil, Nacional e Internacional

 

Hermanas y hermanos:

 

Les pedimos realicen acciones urgentemente exigiendo al gobierno de Rutilio Escandón Cadenas y de Andrés Manuel López Obrador que eviten más derramamiento de sangre por enfrentamientos entre grupos armados en el municipio de Pantelhó y sobre todo garanticen la vida, integridad física y psicológica de niños, mujeres y ancianos miembros de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas, que viven dentro de la zona de conflicto en mención.

 

En el municipio de Pantelhó, los miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, están en peligro y son asustados por las balaceras y enfrentamientos que se han dado los últimos días. Esta violencia nos hace vivir asustados y sin poder salir a realizar nuestras actividades normales.

 

Es por ello que como organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, no nos involucraremos ni en reuniones ni en ningún otro acto que implique asociarnos con cualquiera de los grupos armados en conflicto. El mundo sabe que nuestra misión es defender los derechos humanos, la vida y la paz. Por ello, en estos días de violencia y oscuridad, estamos en jornadas de ayuno y oración por la Paz en Pantelhó y en Chiapas.

 

 

Ante la violencia desbordada en Pantelhó, los miembros de nuestra Organización de este municipio y sus inmediaciones, se resguardarán en sus casas con la bandera de paz a la vista.

 

Si algo les llegara a pasar a los miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal de Pantelhó, responsabilizamos directamente al gobierno de Rutilio Escandón Cadenas y de Andrés Manuel López Obrador, ya que estos problemas se deben a la falta de voluntad política que han demostrado para resolver el problema que está pasando en Pantelhó, así como en el resto de Chiapas.

 

Por lo tanto, nosotros como Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, exigimos al gobierno de Rutilio Escandón Cadenas y al de Andrés Manuel López Obrador que resuelvan este conflicto lo antes posible, porque si sigue la violencia por más tiempo, continuarán las violaciones graves a los derechos de los pueblos y continuarán las afectaciones a la vida y a la salud de nuestras comunidades y familias; tal como ha pasado desde hace cuatro años que se aumentó la violencia en los municipios de Simojovel, Pantelhó y Chenalhó, cobrando como primera víctima de nuestra organización a nuestro hermano defensor de derechos humanos Simón Pedro Pérez López. Sabemos que el gobierno no ha hecho justicia ni en este ni en ninguno de los crímenes que se han cometido en medio de este conflicto, pero les exigimos que pongan de su parte para evitar más muerte y sufrimiento de inocentes.

 

¡Alto a la violencia! ¡Nuestros pueblos no son un campo de batalla!

 

¡Que resuelva el gobierno el problema de Pantelhó, ya!

 

¡Pedimos porque paren los enfrentamientos y se construya una paz duradera en Pantelhó!

 

¡No más desplazamientos forzados, justicia para todos los desplazados que huyen de la violencia en Chiapas!

 

Desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza.

 

Atentamente,

 

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

 

Por la Mesa Directiva:

 

_______________________________ _______________________________
Victorio Pérez Paciencia Oscar Hernández Gómez
Presidente Secretario
   
_______________________________ _______________________________
Juan Pérez Sántiz Alfredo Jiménez Pérez
Tesorero Sub Presidente


radio
CDH FrayBa

Pronunciamiento conjunto: Libertad inmediata de los cinco defensores comunitarios de San Juan Cancuc; fin a la criminalización

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

18 de abril del 2024

 

PRONUNCIAMIENTO CONJUNTO

Libertad inmediata a los cinco defensores comunitarios de

San Juan Cancuc; fin a la criminalización

Habitantes del municipio de San Juan Cancuc históricamente se han opuesto a los megaproyectos de los tres niveles de gobierno tales como presa hidroeléctrica y súper carretera, además de oponerse a la militarización de su territorio.

En este contexto, Manuel Santiz Cruz presidente del Comité de promotores de derechos humanos de la Parroquia de San Juan Cancuc, así como Agustín Pérez Domínguez, Juan Velasco Aguilar, Martín Pérez Domínguez y Agustín Pérez Velasco, mayas tseltales originarios del mismo municipio llevan 22 meses y 18 días privados injustamente de su libertad. Su detención obedece a una política de criminalización de la defensa del territorio en donde el gobierno de Chiapas, y el Federal, buscan generar miedo, desmovilización y negar el derecho a la manifestación libre y pacífica de los pueblos.

La detención arbitraria de los tres primeros -Manuel Santiz Cruz, Agustín Pérez Domínguez y Juan Velasco Aguilar, el 29 de mayo de 2022 en San Juan Cancuc, se llevó a través de un operativo conjunto de la Policía Municipal, Guardia Nacional (GN) y el Ejército mexicano. Fueron detenidos e incomunicados durante 24 horas de forma ilegal y sin registro oficial por parte de la Policía Especializada adscrita a la Fiscalía de Justicia Indígena, quien además durante este tiempo les montó un delito de posesión de marihuana, cambió el lugar de la detención a San Cristóbal de La Casas, y les inició una carpeta de investigación.

Tras un simulacro de libertad del primer delito, el 31 de mayo fueron reaprendidos los tres pobladores mayas tseltales a través de un nuevo delito fabricado: homicidio calificado, siendo trasladados al Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados Número 05 de San Cristóbal de Las Casas (CERSS 05). El Juez de Control otorgó la orden un minuto antes de que existiera formalmente la solicitud ministerial.

El 01 de junio, tras acudir a rendir su declaración como testigos y desmentir la versión oficial respecto a la situación de sus compañeros, fueron detenidos bajo el mismo delito, Martín Pérez Domínguez y Agustín Pérez Velasco a las afueras del CERSS 05 por elementos de la Policía Especializada de la Fiscalía de Justicia Indígena y la Policía Estatal de manera ilegal arbitraria, a pesar de la presencia de observadoras nacionales e internacionales de Derechos Humanos. Tras la detención sufrieron incomunicación y fueron desaparecidos. Se castigó la solidaridad y se buscó generar miedo a los pueblos y comunidades de San Juan Cancuc.

Tras un primer juicio oral en donde se expusieron las inconsistencias de las pruebas fabricadas, los testigos a modo, así como las malas prácticas de la Fiscalía General del Estado, el 12 de mayo de 2023 fueron sentenciados a 25 años de prisión. Tras una apelación por faltas al debido proceso, a finales de febrero de 2024 se repuso el proceso.

En el marco de la audiencia de alegatos de clausura y dictado de sentencia en contra de los defensores, insistimos en que no existen pruebas que apunten a la responsabilidad de los defensores del territorio ante el delito que se les acusa, por lo que exigimos la liberación inmediata e incondicional de los cinco presos de San Juan Cancuc.

El día de hoy 18 de abril, en el marco de la reposición del Juicio Oral, esperamos que el Tribunal de Enjuiciamiento en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, cumpla con su deber de impartir justicia verdadera, objetiva y no condene a cinco personas inocentes. Sabemos que la criminalización y encarcelamiento de personas defensoras de los Derechos Humanos es una medida represiva que pretende anular a quienes ejercen legítimamente, el derecho a la autonomía y la libre determinación y a quienes enfrentan la militarización e imposición de megaproyectos en sus territorios.

Durante este largo proceso que ha durado 22 meses y 18 días de privación arbitraria de la libertad de los cinco defensores del territorio de Cancuc, hemos confirmado y demostrado su inocencia, además, observado que la fabricación de pruebas por parte de la Fiscalía es una constante.

La criminalización a personas defensoras de pueblos originarios en Chiapas y en México es una forma de castigo ejemplar por el ejercicio de la defensa de los derechos humanos, de la tierra y el territorio. Tiene su raíz en el racismo estructural, se lleva a cabo a través de privaciones arbitrarias de la libertad, tortura, fabricación de culpables; existe participación de efectivos del Ejército mexicano y la GN en las detenciones, además del incumplimiento en el juzgamiento con perspectiva intercultural, acompañado del uso exceso del límite de tiempo de la prisión preventiva oficiosa.

Los cinco defensores del territorio de San Juan Cancuc han sido víctimas del sistema de impartición de (in)justicia, al igual que el hablante de lengua Ch´ol Base de Apoyo Zapatista José Díaz Gómez encarcelado hace más de un año en el CERSS 17 de Catazajá.

Confiamos que dentro de las próximas 24 horas la Juez determine su fallo y sea favorable para los cinco defensores del territorio mayas tseltales presos y puedan recobrar sus garantías y ejercicio plenos de sus derechos humanos, dejando así de ser rehenes del Estado mexicano.

Por todo lo anteriormente señalado, exigimos:

1. Al gobierno del Estado de Chiapas, libertad inmediata e incondicional de los cinco defensores del territorio del municipio de San Juan Cancuc.

2. Libertad inmediata e incondicional a José Díaz Gómez Base de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN).

3. Que el Estado mexicano cese en su criminalización de las personas defensoras de los Derechos Humanos en Chiapas

 

¡ALTO A LA FÁBRICA DE CULPABLES!

Centro de Derechos Humanos de Fray Bartolomé de Las Casas AC (Frayba)

Comité de Derechos Humanos del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite)

Pueblo Creyente de San Juan Cancuc

Grupo de Trabajo No Estamos Todxs

Jornadas contra la Criminalización y por la Libertad

Red de Resistencia y Rebeldía Ajmaq

Vicaría de Justicia y Paz, Diócesis de San Cristóbal de Las Casas

Con el acompañamiento internacional del

 Movimiento Sueco por la Reconciliación (Swefor)

radio
CDH FrayBa

Informe FrayBa 2014 sobre desaparición de personas: Tocar el vacío

Tocar el vacío

Informe Frayba 2024 sobre la desaparición de personas en Chiapas.


radio
FrayBa

Frente a la Masacre en Niños Héroes, exigimos al Estado mexicano investigar responsabilidades

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México

 2 de abril de 2024

Boletín No. 09

 

Frente a la Masacre en Niños Héroes, exigimos al Estado mexicano investigar responsabilidades

  • Preocupa especialmente el asesinato de civiles en medio del fuego cruzado entre la Guardia Nacional y un grupo armado.
  • Exigimos indagar la responsabilidad de la Guardia Nacional en los hechos.

El Centro de Derechos de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas tiene conocimiento de la masacre ocurrida el pasado 31 de marzo del año en curso en la localidad Niños Héroes, del municipio La Concordia, en donde, de acuerdo con testimonios, fueron asesinadas alrededor de 25 personas en el marco de un enfrentamiento entre la Guardia Nacional (GN) y un grupo armado. En estos hechos resultaron heridas y asesinadas personas de la población civil que se encontraban esperando el transporte conocido como Chalán para cruzar la presa La Angostura, quienes quedaron atrapadas en medio del fuego cruzado.

De acuerdo con lo documentado por este Centro de Derechos Humanos, entre las 10:00 y 12:00 horas comenzó a concentrarse un aproximado de 40 personas, entre las que se encontraban mujeres, niños, niñas y adolescentes, así como personas mayores, en la rivera de la presa La Angostura para tomar el transporte que les cruzaría, junto con sus vehículos, de la comunidad Niños Héroes hacia Ignacio Zaragoza.

Durante su espera la Guardia Nacional arribó al lugar en persecución del grupo armado, suscitándose un fuerte enfrentamiento entre ambas partes, colocando a la población en medio del fuego cruzado, vulnerando el derecho a la vida e integridad por el uso desproporcionado de la fuerza.

Según testimonios, en el fuego cruzado fueron asesinadas aproximadamente 25 personas, entre estas perdieron la vida diversos civiles y un sin número de personas resultaron heridas. Preocupa la circulación de videos grabados por las propias Fuerzas Federales en los que se refiere que las personas asesinadas presentaban tiros en la cabeza. Por los hechos posiblemente se trató de tiros de gracia, es decir que podrían ser ejecuciones extrajudiciales.

Desde el Frayba y otras voces de la sociedad civil, hemos insistido en la necesidad de una intervención no militarizada ante el aumento de grupos armados. Lo expresado corrobora la incapacidad de estas corporaciones para intervenir en pleno respeto de la población, y garantizar su vida e integridad física y psicológica.

Hacemos un enérgico llamado al Estado mexicano a indagar esta masacre; así también a identificar las responsabilidades de la Guardia Nacional en el uso excesivo de la fuerza, asesinato de civiles y probables ejecuciones extrajudiciales. Las investigaciones deben contemplar también la falta de prevención diligente por parte de la Guardia Nacional respecto a los lamentables hechos.

Insistimos en la necesidad de replantear la estrategia de seguridad en la región garantizando la vida y los derechos humanos de la población; además de brindar una atención integral a las víctimas de esta masacre.

       
radio
CDH FrayBa

Boletín Frayba: Memoria, Verdad y Justicia, deudas pendientes del Estado mexicano

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

 25 de marzo de 2024. 

Boletín No. 08

La verdad, cautiva y silente,

yace encadenada en el oscuro abismo,

donde la riqueza y el poder tejen su lamento,

y en su trono de avaricia, la libertad oprime.

Memoria, Verdad y Justicia, deudas pendientes del Estado mexicano

  • El cinismo: un reflejo de la persistencia gubernamental frente a los crímenes de lesa humanidad.

En conmemoración del Día Internacional del Derecho a la Verdad, este Centro de Derechos Humanos reafirma su compromiso de exigir verdad y justicia frente a las graves violaciones a los derechos humanos en Chiapas y México. Denunciamos la ineptitud, indiferencia y complicidad con la que, gobierno tras gobierno, han negado estos derechos a las víctimas y sobrevivientes.

La impunidad reina en los hechos de la guerra sucia que abarca del año de 1964 a 1990, al igual que en la continuidad de las acciones de contrainsurgencia a partir del levantamiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional desde 1994. No se ha investigado, ni sancionado adecuadamente a los responsables de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, tortura, tortura sexual y desplazamiento forzado en las zonas Norte, Altos y Selva del estado de Chiapas. Esto incluye la Masacre de Acteal del 22 de diciembre de 1997 y la Masacre de Viejo Velasco del 13 de noviembre de 2006, entre otros casos de severas violaciones a los derechos humanos.

A esta impunidad histórica se suma la actual crisis humanitaria derivada de la violencia generalizada desarrollada tras la declaración de “guerra contra el narco”. A la fecha facciones oscuras de poder gubernamental, empresarial y delincuencial configuran relaciones complejas en las que se disputa el control poblacional y territorial a través de mecanismos de terror. Como resultado se ha registrado la desaparición de 114 926 mil personas durante los gobiernos anteriores y el de ahora.

México enfrenta hoy una profunda crisis, el crimen organizado controla territorios completos en diversas partes de la república mexicana. Para ello instaura estructuras fácticas de gobierno, o bien captura a las estructuras estatales, resaltando las municipales y comunitarias. Chiapas es en este momento un punto rojo de esta problemática.

Constatamos que las instituciones de México no han logrado romper con pactos de impunidad hacia los anteriores regímenes, como con las fuerzas armadas. Ello impide esclarecer, investigar, juzgar y sancionar los crímenes cometidos. Ante esta abismal impunidad, las violaciones a los derechos humanos se repiten y convierten en patrones.

Frente a ello, es loable la labor de víctimas y sus familiares, junto a quienes luchan por la justicia. A contracorriente perseveran en las exigencias de verdad y justicia. Ejemplo en esta terca lucha son las madres buscadoras con quienes nos solidarizamos. Estas acciones contribuyen a la no repetición, al no olvido y a la dignificación de las víctimas, fundamentos de su lucha por una vida digna y la denuncia pública de los responsables y causas de tales violaciones.

El cinismo ha marcado la continuidad de los gobiernos frente a los crímenes de lesa humanidad. Sin embargo, la memoria resplandece, emergiendo de la voz de los pueblos que, desde el polvo de la injusticia escriben y propagan la historia no reconocida, que condena a los perpetradores al peso del no olvido.

Es la dignidad de las víctimas y los sobrevivientes la que nos convoca y nos impulsa éticamente a contribuir en sus procesos de procesos para una justicia integral.

Este Centro de Derechos Humanos insta a la sociedad civil, tanto nacional como internacional, a continuar en la larga lucha por la verdad y la justicia.   Desde abajo, como pueblo organizado, podemos mantener viva la historia habitándola nuestros corazones y mentes. Juntas podemos abrir grietas a la impunidad estatal.

 

*—*

 

 

radio
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Hoy como ayer, el poder judicial, encabezado por la suprema corte de ¿justicia? (SCJN) continúa encubriendo, antes a los paramilitares, hoy al crimen organizado

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Chenalhó, Chiapas, México.
22 de marzo del 2024
Al Congreso Nacional Indígena
Al Consejo Indígena de Gobierno
A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
A las y los Defensores de los Derechos Humanos
A los Medios Libres y Alternativos
A los Medios de Comunicación Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil, Nacional e Internacional
A todas las mujeres que luchan
Hermanas y hermanos:
En 26 años, 3 meses, hemos repetido que Acteal fue un crimen de estado, existen claras evidencias, de la participación de los tres niveles de gobierno, como quedó demostrado en el “Plan de Campaña Chiapas 94”, diseñado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), pero como dice la Palabra de Dios “Yo oía el cuchicheo de la gente que decía Terror por todas partes… pero Yahvé está conmigo, es mi poderoso defensor” (Cfr. Jer. 20, 10) Aún no hay justicia, hoy como ayer, el poder judicial, encabezado por la suprema corte de ¿justicia? (SCJN) continúa encubriendo, antes a los paramilitares, hoy al crimen organizado.

En julio de 2021 la violencia estalló, hasta acabar con la vida de nuestro hermano Simón Pedro, que, en su lucha activa, no violenta, preocupado por defender los derechos del pueblo, días antes de ser asesinado, denunció la presencia de grupos armados enfrentados.

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

Encuentro de las Esperanzas: 35 Aniversario del Frayba

En marzo de 1989, el obispo jTatic Samuel Ruiz decidió fundar en Chiapas un centro de derechos humanos que fuera acompañado por la Diócesis, pero independiente de ella, abierto a todos los pueblos del estado. Un centro que fuera no sólo para los pueblos, sino de ellos, en el contexto de represión, violencia y discriminación que se vivía en Chiapas y en muchas partes del país.

35 años después, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) celebró su aniversario este pasado 18 y 19 de marzo con un encuentro de dos días en el que participaron muchos de los pueblos, organizaciones e individuos que el Frayba ha acompañado desde hace años. La importancia y la necesidad de este centro continúa tan vigente como hace 35 años, ahora en un nuevo contexto de violencia generalizada y descomposición social en el estado, como deja claro el Posicionamiento del Frayba, leído por su directora, Dora Robledo. Desplazamientos forzados, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales, despojo de tierras, guerra entre cárteles del crimen organizado, reclutamiento forzado, cobro de piso y de paso, surgimiento de innumerables grupos armados, vulneración de los derechos de los migrantes, criminalización de defensores y tortura sistemática por parte de las fuerzas policiales y una fuerte militarización que sólo ha traído más violencia y represión. Todo esto, en un contexto de impunidad y una política de negación y fingimiento de normalidad por parte de los gobiernos estatal y federal.

¿Qué hay que celebrar ante esta realidad? Mucho, nos revela este “Encuentro Entrelazando la Esperanza”, pues el propio contexto de violencia e impunidad ha fortalecido procesos organizativos y despertado la conciencia en muchos pueblos de la necesidad de defender el territorio y construir vida en tiempos de muerte.


Ceremonia de bienvenida

“Queremos vivir, ya no sólo sobrevivir”, dijo Lupita de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, durante la rueda de prensa al inicio del Encuentro. Don Raúl Vera, presidente del Frayba y sucesor de Don Samuel Ruiz, nos deleitó con su relato del compromiso de jTatic Samuel con la justicia y su convicción de que el corazón del Frayba deberían ser los mismos pueblos.

Rueda de Prensa:

A lo largo del día, escuchamos historias no sólo de atropello, sino de dignidad, resistencia y construcción de vida. Antonio Gutiérrez, de Las Abejas de Acteal, nos relató no sólo la larga historia de impunidad ante la masacre de Acteal, sino también el proceso organizativo, la creación de su autogobierno y el compromiso por una lucha no violenta. Los principios que guían a Las Abejas de Acteal son hoy un faro para enfrentar la violencia que vivimos: “amar, no odiar; revelar, no ocultar; defender, no vender; caminar en la luz, no en la oscuridad; perdonar, no violentar; entregar la vida, no quitarla”.

Son la injusticia y el atropello también lo que han impulsado otras importantes construcciones de autonomía y libre determinación en el estado, como el de la comunidad de San Francisco en Teopisca, el Gobierno Comunitario de Chilón y el Movimiento del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y la Tierra (Zodevite). Libre determinación que, como explicó Lázaro Sánchez del Frayba, está plasmada como derecho de los pueblos en diversos instrumentos jurídicos nacionales e internacionales.

Foro 1 – Tierra, Territorio, Cultura y Autonomía:

¿Qué hacer frente a la impunidad que reina en el estado y en el país? Memoria, verdad y justicia, dice el Frayba y dicen los pueblos. En el segundo foro, las y los participantes relataron su lucha ante gravísimos casos de impunidad. Las estadísticas son reveladoras: según datos oficiales (probablemente incompletos), hay en el momento 114,928 personas desaparecidas en el país; sólo en Chiapas, se registran más de 14 mil personas desplazadas. Pero es en los testimonios de las víctimas que empezamos a entender la dimensión del dolor que significa vivir ante tal impunidad.

Magdalena González, hija de Antonio González, contó lo que ha significado para la familia la desaparición forzada de su papá por el grupo paramilitar Paz y Justicia en enero de 1999, cuando ella tenía seis años. Antonia Hernández, de la organización Xinich, habló sobre masacre cometida en la comunidad de Viejo Velasco en noviembre de 2000 por un grupo paramilitar acompañado por la policía, y de la desaparición forzada de cuatro personas. Juan Pérez Pérez habló de la vida de su hijo Simón Pérez de Las Abejas de Acteal, su compromiso con la justicia y la vida, y su asesinato en julio de 2021. Salvador Gómez habló de los continuos ataques sufridos por varias comunidades de Aldama por parte de grupos armados de Santa Marta, y los asesinados, heridos y desplazados, ante la inacción del Estado. Se relató también la lucha del Colectivo de Familias Unidas contra la Tortura, que como ha denunciado el Frayba, es utilizada sistemáticamente por las fuerzas policiales del estado para inculpar a personas inocentes de crímenes que no cometieron. Durante la sesión de preguntas y comentarios, escuchamos también el testimonio de Pascuala López, del Ejido Cuxtitali el Pinar, en las afueras de San Cristóbal: el asesinato de su hijo, los golpes y amenazas de muerte hacia ella, la quema de su casa, por un grupo criminal que ha venido cortando el suministro de agua de Cuxtitali y La Hormiga, ante la inacción del Estado.

Foro 2 – La lucha contra la impunidad: Memoria, verdad y justicia:

El tercer y último foro se dedicó a la memoria, la resistencia y las esperanzas. Aquí se relató la experiencia del Pueblo Creyente de Chiapas, surgido en la década de 1990, un amplio movimiento que es parte de la Diócesis de San Cristóbal, inspirado por jTatic Samuel Ruiz, fundamentado en una visión liberadora del cristianismo, creado como respuesta a la represión.

Una de las iniciativas más importantes llevadas a cabo por Don Samuel Ruiz fue el Congreso Indígena de 1974, que sentó las bases para una concientización de los pueblos y preparó el camino, entre otras cosas, para el surgimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional diez años después. Dolores González, del Consejo Directivo del Frayba, relató la historia y el significado de dicho Congreso. Y finalmente, Fray Ceclio Ek habló sobre el recién fundado Centro de Derechos Humanos de la Selva Negra, en territorio zoque.

Foro 3 – Memoria, Resistencias y Esperanzas:

Ante la violencia generalizada e impune que se multiplica por el estado (y el país), el Frayba y los pueblos y organizaciones que fundamentan su caminar nos enseñan que no todo está perdido, que entre la barbarie (y en respuesta a ella), se construyen alternativas de vida, de cuidado, de justicia, memoria, verdad y paz.

 

Canción para el Frayba

Las Mañanitas

Ceremonia de Clausura:

radio
Frayba

Entrelazando La Esperanza. Posicionamiento del Frayba a 35 años de su fundación

Entrelazando La Esperanza
Posicionamiento del Frayba a 35 años de su fundación

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
a 19 de marzo de 2024

(Descarga aquí)  

Vivimos en Chiapas un gran pesar y preocupación, por la multiplicación de atentados contra la vida, por el atropello de los más elementales derechos humanos y por la represión de los procesos populares. […] nos empeñamos a ser fieles en nuestra vocación […] aportando valores para la humanización de la tierra y sirviendo preferentemente a los más pobres. No podemos mantenernos al margen de lo que está sucediendo entre nosotros.

jTatik Samuel Ruiz García.
Carta Pastoral En Esta Hora de Gracia, 1993

Hoy conmemoramos el 35 aniversario de nuestro caminar desde y con los pueblos, organizaciones y colectividades organizadas por la construcción de un mundo más digno donde los derechos humanos sean una realidad y no discursos huecos utilizados por quienes detentan el poder político, económico e ideológico.

En este andar, que es un parpadeo en la historia de la resistencia de los pueblos, aprendemos permanentemente de sus formas de organización, de su mirada de lucha, nos acercamos a sus sueños, que muchos de ellos son también nuestros, aprehendemos la esperanza, a construirla a pesar de una mala jornada y referenciarla en los logros de los hombres y mujeres de los pueblos que han tejido la defensa y vivencia de sus derechos.

Por esto y mucho más, desde el Frayba consideramos que es un privilegio y una responsabilidad el camino andado. Por lo que reiteramos que seguiremos buscando y construyendo con los procesos organizativos que acompañamos en la construcción de justicia y verdad, desde y con quienes siguen siendo victimizadas por el sistema de muerte que busca destruir las dignas causas de los pueblos.

El Estado mexicano, está en una etapa de fortalecimiento acorde a los intereses del Capital y en contra de la Vida. México, se ha convertido en un territorio de graves violaciones a los derechos humanos de la ciudadanía y de población migrante que es expulsada por el terror de la violencia y la miseria en sus países de origen. En este contexto de violencia generalizada y crisis institucional, incumple su responsabilidad de proteger, respetar y garantizar los derechos humanos.

En este periodo electoral todo se agudiza y la impunidad se fortalece. El actual gobierno se sostiene empecinado en mantener su imagen de una autoproclamada Cuarta Transformación, que al igual que los gobiernos anteriores solo consolidan los pactos de impunidad y profundiza la crisis de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Los escenarios para los pueblos, para la clases marginadas y explotadas, no se vislumbran cambios estructurales. Las perversiones de los gobiernos anteriores se colocan como agenda pendiente de este gobierno, detonando una espiral de violencia, en que la mayoría de la población queda en el abandono y que impacta en: desapariciones de personas, desplazamientos forzados, ejecuciones extrajudiciales, torturas y privaciones arbitrarias de la libertad en un marco de represión y fábrica de culpables instalado como una práctica cotidiana, violaciones a los derechos a la tierra-territorio, agresiones, amenazas y hostigamientos a personas defensoras.

Con base a la documentación de graves violaciones y con el sustento de fuentes directas, sostenemos que en Chiapas existe un dolor e indignación profunda por los mecanismos de la violencia que se dan cotidianamente en el territorio de Chiapas: 1) En la zona Altos con una circunstancia prolongada de desplazamiento forzado, no atendido en sus causas, por la actuación de grupos sucesores del paramilitarismo[1]. 2) En la zona Centro; la desaparición de personas, secuestros y asesinatos. 3) En la zona Costa; la corrupción, la vulnerabilidad de las personas migrantes asediadas por la delincuencia organizada y la represión estatal patente en un mayor control migratorio por las Fuerzas Armadas. 4) la zona Fronteriza; con despojos del territorio, desaparición de personas, reclutamientos forzados, cobros de piso, territorios controlados y zonas silenciadas por la violencia generalizada y 5) la zona Selva; con agresiones, ejecuciones extrajudiciales, secuestros, desplazamientos forzados y amenazas al territorio del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, así como de otras organizaciones y comunidades.

En esta jornada electoral las vías están comprometidas a una elección de continuidad de Estado. Donde las reglas de la gobernanza criminal perfilan que varios de los candidatos estarán vinculados a la delincuencia organizada y en el que otros están en riesgo por no responder a intereses fácticos.

Cabe señalar que la violencia generalizada en el país no es de hoy, ni del actual régimen de gobierno, sino que viene de por lo menos el año 2006, con el exPresidente Felipe Calderón y se mantienen a la fecha. Tres sexenios han pasado, es decir 18 años en que los pactos de impunidad se sostienen y tienen sumergido a Chiapas y todo el territorio mexicano en una crisis de violencia y muerte.

La permisividad y complicidad de los poderes político, económico e ideológico propician un territorio idóneo para que operen los poderes fácticos criminales, configurando de esta manera un escenario de macro-criminalidad, lo cual desarma la narrativa que viene de las altas esferas de los gobiernos estatal y federal con la pretensión de construir una realidad manipulada y distorsionada donde no pasa nada.

En estos tiempos de desasosiego, en este Encuentro Entrelazando La Esperanza, los procesos organizativos y comunidades con las que caminamos nos interpelan, animan y convocan a no desfallecer en la lucha, a seguir construyendo desde los espacios inmediatos, a fortalecer nuestras alianzas y apuestas por la vida, con respeto total a la Madre Tierra.

Estando consientes que no será fácil, que la lucha es de larga duración y requiere la unidad de todas y todos, mujeres, hombres, jóvenes, manteniendo los principios fundamentales de la buena vida, en donde se expresen las diversidades de formas de espiritualidad, cultura e identidad, basados en la memoria colectiva, la verdad y la justicia, que es parte del devenir de las manifestaciones más humanas que los pueblos originarios nos han dejado, como parte de la construcción de la paz en un sentido de integralidad.

Desde el Frayba en sus 35 años, reconocemos la impronta profética de jTatik Samuel y su apuesta de caminar junto a las comunidades. Nosotras y nosotros refrendamos el compromiso con la lucha y defensa de los derechos de los pueblos, agradecemos la confianza y el amor que nos ha abrazado durante estos años, les decimos que estamos aquí enraizados junto a ustedes con su digna lucha que nos alienta e infunde esperanza en el caminar hacia la libertad, para derrumbar los sistemas de opresión.

*—-*

[1] Estrategia contrainsurgencia implementada por el Estado mexicano derivado de la insurrección del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

radio
Ejido Tila

Asesinan al ejidatario Domingo Lugo, compañero del Ejido Tila

Ejido Tila Chiapas, México; a 15 de marzo de 2024

Denuncia publica

 

A la opinión publica
A los derechos humanos nacional e internacional no gubernamental

A los pueblos originarios en defensa de la tierra, territorio y la vida
A los compañeros y compañeras que luchan por la tierra a nivel nacional e internacional

Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno

Denunciamos públicamente los diferentes asesinatos que ha suscitado dentro del Ejido de Tila como hemos denunciado públicamente al grupo llamado KARMA es un grupo delincuencial que en varias ocasiones hemos señalado y hemos denunciado ante la fiscalía del estado quienes tienen coordinación con representantes de los llamados legales supuesto comisariado legal Eduardo Gutiérrez Martínez, Miguel Vázquez Gutiérrez, y el intelectual de organizar es Francisco Pérez lopez.

Ante varios crímenes de ejidatario así como Moisés Álvarez Pérez quien a golpes lo mató Francisco Arturo Sánchez Martínez 30 de enero de 2022 Javier Pérez Pérez fue ejecutado con arma de grueso calibre a manos del C. Ildefonso García Gutiérrez con su hermano Andrés García Gutiérrez asi como los compañeros miembros del CNI Congreso Nacional Indígena, Carmen López Lugo que este 12 de enero fue ejecutado y el compañero profesor Domingo Lugo Ramírez este jueves 14 de marzo fue ejecutado cuando se dirigía a su labor de enseñanza a las 7:00 am , todos estos compañeros están muriendo a manos del grupo del que ante se llamaban COREFULE DE POTICHI , aliados al grupo MOPOR, y después se llamaron grupo KARMA que el pasado 12 de noviembre de 2023 pusieron una manta con los diferentes nombres de los compañeros que ahora están siendo ejecutados y ahora la están cumpliendo.

Así mismos denunciamos a las dependencias de gobierno, el registro agrario nacional que corruptamente dio nombramiento a Eduardo Gutiérrez Martínez en el periodo 2015 a 2018 y el mismo registro agrario nacional le da nombramiento a Miguel Vázquez Gutiérrez, para que no cause ejecutoria la inejecución de sentencia que después de tener su nombramiento se presentó ante el juez primero para negociar que con sacrificio los ejidatarios lograron y el mismo juez no ha hecho justicia al Ejido Tila lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación este 12 de septiembre 2018. Le dio la razón al Ejido Tila por su resolución presidencial y es propiedad legítima de los 836 ejidatarios básicos.

Todas esta muertes hacemos mención que los responsables es el grupo KARMA, Los legales, el juez primero de distrito, el registro agrario nacional, la procuraduría agraria y otras instancias de gobierno que solo están viendo como los delincuentes están matando a la gente campesina
que solo se dedican a defender lo que es tierra y territorio y la vida, a mano del grupo delincuencial aliados al actual gobierno desde el orden federal, estatal y municipal.

Por lo que alertamos a todas las organizaciones estén al pendiente de los que puede seguir sucediendo dentro del Ejido Tila por defender la tierra, territorio y la vida d e igual forma reciban un cordial saludos de parte de los ejidatarios de Tila, Chiapas

NUNCA MÁS UN MUNDO SIN NOSOTROS.

ATENTAMENTE

REPRESENTACION EJIDAL

Página 1 de 19712345...102030...Última »