Noticias:

Medios Libres, Alternativos, Autónomos

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Noticias de Abajo

Noticias de agosto 9 de Agosto 2022

 

ROMPIENDO FRONTERAS
–MUNDO: Convocatoria a la Semana Internacional de Solidaridad con lxs Prisionerxs Anarquistas 2022 – 23 al 30 de Agosto. La Peste y Solidarity International
–COSTA RICA: Reportaje sobre Ak Kúk, Jala de Piedra, en el Territorio Birbri de Dëyë Di (conocido como Salitre). Desde la Coordinadora de Lucha Sur Sur.
De Informativo Mesoamericano de Voces Nuestras.
–PALESTINA: Gaza: 44 mártires y 360 heridos es el resultado de la agresión israelí. Una tregua entra en vigor. 3 nuevos asesinatos por el ejército israelí de ocupación en Nablus. Este año Israel ha asesinado a 129 palestinos. Palestina Libre

DESDE EL OMBLIGO DEL MONSTRUO
–MEXICO: Marcha por la libertad de las presas y presos políticos en México. Demandaron Libertad para Magda y Karla de la okupa Cuba-CNDH, de los 7 Presos políticos de Eloxochitlan Oaxaca, del indígena Fidencio Aldama de la tribu Yaqui defensor del territorio y Kenia Hernández indígena y activista Amuzga. Noticias de abajo
–CDMX: En la Ciudad de México, colectivos pro zapatistas, celebran los 19 años de los gobiernos autónomos en territorios zapatistas llamados Caracoles y denuncian las agresiones contrainsurgentes hacia las comunidades en resistencia. Noticias de abajo
–CDMX: Recordando a Cariño #NiUnaBiciBlancaMas. Jornada de memoria y protesta contra la imprudencia automovilistica. Morras Chambeando.
–MEXICO: Familias de personas desaparecidas realizan clausura simbólica en #FGR para exigir la creación del Banco Nacional de Datos Forenses. JF

Música:
-Juntas de Buen Gobierno- Grupo zapatista
-Palestina Resiste
-Amapola – No necesitamos banderas

radio
Avispa Midia

Embajador de EEUU supervisa flujo migratorio en la frontera sur de México

Fuente: Avispa Midia

Por Ñanì Pinto

El embajador de los EEUU en México, Ken Salazar, realizó una gira de trabajo en el sureste del país para dar seguimiento a los compromisos migratorios acordados entre los presidentes Joe Biden y López Obrador durante su reunión de julio pasado.

Durante los primeros días de agosto, Salazar se reunió con los gobernadores de Chiapas y Tabasco, así como con el secretario de desarrollo económico de Veracruz y funcionarios del gobierno federal. Según comunicado de la embajada, el trabajo del funcionario estaba destinado a “conocer más sobre la situación en el terreno en dichos estados, las oportunidades de desarrollo económico y nuestros esfuerzos conjuntos para proteger a los migrantes de la tragedia que representa el tráfico de personas”.

Te puede interesar – Sureste de México a la venta bajo promoción de la embajada de los EEUU

Control

El embajador realizó esta visita tras cinco encuentros previos con funcionarios del gabinete del gobierno federal, los siete gobernadores del sureste de México y representantes del sector privado, “en las que hemos dialogado sobre el potencial de crecimiento económico y desarrollo en el sur de México y Centroamérica. Estos esfuerzos son parte integral del renovado compromiso bilateral con la prosperidad compartida en la región”, declaró el funcionario mediante comunicado.

En Tabasco, el gobernador Carlos Manuel Merino Campos y el embajador Ken Salazar supervisaron los puestos de control de migración que opera la Guardia Nacional (GN) en la región del Puente Tonalá, municipio de Huimanguillo. Durante el recorrido, Campos declaró que no descarta que el gobierno de EEUU pueda invertir en tecnología en los puestos de revisión migratoria en dicha entidad.

Salazar también visitó un punto de control que instaló el Instituto Nacional de Migración (INM) en coordinación con elementos de la GN en el kilómetro 188 de la autopista Cosoleacaque – La Tinaja en Veracruz. Según medios locales, el embajador cuestionó al personal de migración y de la GN para conocer la eficacia en el uso del equipo de rayos gamma con los cuales cuenta el retén.

En Chiapas, el embajador también visitó el municipio de Arriaga donde fue recibido en la antigua estación del ferrocarril por la presidenta municipal Yolanda Alonso de los Santos. En el municipio de la costa pacífico, la alcaldesa expresó que la visita del embajador “genera muchas posibilidades de inversión en nuestra localidad”, esto como parte del proyecto del Tren Transístmico, el cual busca frenar la migración hacia la frontera norte.

Te puede interesar – Zonas Económicas Exclusivas, objetivo de los ejercicios militares en México y Belice

Salazar también se encontró con el gobernador Rutilio Escandón con el propósito de “de promover estrategias dedesarrollo y seguridad” para el estado. Por su parte, el funcionario chiapaneco reafirmó el apoyo del embajador “parafomentar acciones y proyectos que potencialicen el desarrollo de esta región.

Según el comunicado de la embajada, el objetivo del funcionario era “conocer más a fondo el reto compartido de la migración irregular” en el marco de los compromisos de ambos países para contar con fronteras seguras.

Cabe recordar que, durante la declaración conjunta de Biden y Obrador emitida el 12 de julio pasado, el control migratorio fue uno de los puntos principales, por lo que México se comprometió a invertir 1,500 millones de dólares en infraestructura en la frontera entre los años 2022 y 2024.

“Tenemos la determinación, como nunca antes, de completar una iniciativa conjunta de modernización de la infraestructura en la frontera entre EE. UU. y México para proyectos a lo largo de las 2,000 millas de frontera. El esfuerzo conjunto procura armonizar las prioridades, unir a comunidades fronterizas y hacer que el flujo de comercio y de personas sea más seguro y eficiente”, enfatizó la declaración tras el encuentro de los presidentes.

Entre los objetivos del acuerdo conjunto derivado de la reunión de julio entre los presidentes de México y EEUU resalta la intención de potenciar “el libre flujo de bienes sin obstáculos, lo cual promueve la innovación que favorece la productividad y aumenta la resiliencia, y ayuda a ambos países a combatir la inflación y sostener a las familias”.

radio
Avispa Midia

Contaminación de Grupo México en río Sonora cumple 8 años en la impunidad

Fuente: Avispa Midia

Por Ñaní Pinto

Ocho años han transcurrido desde uno de los mayores desastres ambientales registrados en México. Fue el 6 de agosto de 2014 cuando la mina Buenavista del Cobre derramó 40 millones de litros de desechos tóxicos y metales pesados en el cauce del río Sonora.

A pesar del tiempo, habitantes de los pueblos de dicha cuenca, al norte del país, aún reclaman justicia, reparación y condenas contra Grupo México, empresa responsable por la contaminación que ha impactado en su salud, afectado las tierras y envenenado el río.

“Me duele lo que nos está pasando (…) Nos truncaron la vida, nos quitaron nuestra costumbre, vivimos en una vida triste”, compartió Norberto Bustamante, de la comunidad de Huépac y miembro de los Comités de Cuenca del Río Sonora (CCRS) durante conferencia de prensa realizada este miércoles (3).

Durante el evento, acompañados de científicos y organizaciones de derechos humanos, lxs afectadxs compartieron los hallazgos que la Secretaría de Salud y el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) entregaron el 8 de abril de este año, los cuales confirman el daño a los habitantes de la región.

Te puede interesar – México: Con pandemia, mineras se posicionan con más fuerza en los territorios

Tras analizar a 650 afectadxs de ocho municipios de la cuenca del río Sonora, se encontró que en sus cuerpos mantienen la presencia “homogenizada” de metales. Más del 95% de la población registra plomo en la sangre y orina, 79% registra presencia de cadmio y 50% de las pruebas también evidenciaron el arsénico en lxs pobladores.

Acorde a Bustamante, en el Río Sonora existen personas con tumores, cáncer, alergias y leucemias, lo que implica la necesidad de tratamientos que son costosos y que la mayoría de la población no puede cubrir pues la economía de la región también se vio afectada por el derrame.

“Tengo tiempo padeciendo enfermedades y no sabía que era causa de la contaminación”, relató María Filomena Bonilla, habitante del municipio de San José de Gracia. Bonilla explicó también que la evidencia señala que el deterioro a su salud está causado por la presencia de los metales pesados en el río Sonora. “Mi esposo falleció el año pasado; se fue y nunca supo que los malestares eran por los metales”, reclamó.

Afectaciones, impunes

Durante la conferencia destacó la presentación de hallazgos sobre los daños a la salud, medio ambiente, al ecosistema y la economía, lo cual confirma los señalamientos de las comunidades sobre las graves afectaciones por el derrame de millones de litros de sulfato de cobre.

No obstante, desde el año de 2020, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) había informado a siete comunidades de la cuenca sobre la alta concentración de arsénico y plomo en los pozos de agua utilizados por las poblaciones para consumo humano y actividades agropecuarias.

“A esta información hay que agregar que los porcentajes de población en donde se detectó alto riesgo y muy alto riesgo van del 1 al 10% en cada municipio y en los cuales se reconoce el riesgo a desarrollar arsenicosis y neuropatía”, señala el informe El camino hacia la verdad tras 8 años de impunidad en el río Sonora, presentado por los CCRS y la organización PODER.

El documento también indica que, pese a los discursos de las instituciones, aún no se avanza en la reparación del daño. Por ejemplo, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha retrasado avances para la operación de plantas potabilizadoras y tampoco se ha conseguido la coordinación entre autoridades para la construcción de un hospital que había sido prometido para la atención de lxs afectadxs.

Te puede interesar – Campesinos mexicanos protestan en Londres contra minería

Al contario, la administración federal permitió la expansión de Grupo México para la explotación minera con la construcción, a 23 kilómetros de Bacanuchi, uno de los poblados más afectados por la contaminación, de una nueva presa para sus residuos tóxicos.

“Grupo México lleva operando 11 años sin un plan de manejo de residuos, o sea, lleva 11 años haciendo lo que quiere”, denunció José ManuelLópez, también integrante de los CCRS quien añadió que los trabajadores de Conagua insisten en que el agua del Río Sonora está limpia, “van y le comentan a la gente que el agua está limpia y la pueden beber cuando los resultados nos arrojan que el agua está contaminada”.

Reparaciones que no llegan

Entre las afectaciones también se mencionó el valor económico en pérdidas cuantificadas por 10 mil 200 millones de pesos, más del triple de lo estimado inicialmente y una cifra cinco veces mayor al monto del Fideicomiso Río Sonora (2 mil millones de pesos).

En el año 2020, la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideró que dicho fideicomiso, creado por Grupo México para compensar económicamente a las víctimas, no cumplió con el proceso de reparación de los daños y violó el derecho de participación de lxs afectadxs. De acuerdo a PODER, sólo 351 personas recibieron pequeñas cantidades de dinero, lo cual representa solo el 10% de las ayudas que iban a ser destinadas para resolver las consecuencias del derrame.

Para noviembre del 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció un “Plan de Justicia para Cananea” encaminado a resolver el problema ambiental en una de las regiones mineras más importantes de México.

Te puede interesar – Ley minera de México: disputa por el litio y el despojo que se avecina

El informe de PODER hace énfasis en que en la presentación del Plan se incluyó en la mesa a Grupo México, pero no a representantes de las comunidades afectadas, por lo cual desde su inicio las comunidades rechazaron el hecho de que no se menciona al Río Sonora de forma explícita.

Martha Patricia Velarde, miembro de los CCRS, argumentó que existe una captura corporativa del Estado y por ello no puede haber justicia. Esto lo ejemplificó al mencionar que “en Sonora el gobierno está aplaudiendo todas las acciones que tiene Grupo México, cuando ellos (la minera) están promoviendo inversiones en su propio beneficio” y en cambio, pese a que la empresa ha ido citada en dos ocasiones por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Grupo México se ha negado a reunirse con las autoridades ambientales.

radio
Avispa Midia

Oaxaca está en crisis: No hay donde descargar toneladas de basura

Fuente: Avispa Midia

Por Santiago Navarro F

En portada: Recicladores del relleno sanitario de San Lorenzo Cacaotepec trabajan separando los desechos de materiales que aún se pueden aprovechar. Foto: Santiago Navarro F.

Un adolecente camina tranquilo mientras patea un bote vacío que, por su aspecto y color, pertenece a una marca reconocida de refrescos en México. Este bote de plástico se desbordó de uno de los contenedores de basura instalados en las principales calles de Oaxaca, ciudad al sur de este país que se ha convertido en un referente de los principales atractivos turísticos y que a diario generan decenas de toneladas de desechos que nadie se pregunta a dónde van a parar.

Según la Secretaría de Servicios Municipales de Oaxaca de Juárez, tan solo en el mes de julio, fecha en que se realizó la Guelaguetza 2022, una de las fiestas más emblemáticas de esta entidad que atrajo a miles de turistas, dejó como saldo más de 800 toneladas de basura. El titular de esta instancia, Ferdinando Rosado Duarte, ha alertado que derivado de esta situación la capacidad para el transporte de los desechos fue rebasada en un 25%.

Habitantes del municipio de Santa Lucia del Camino protestaron por el mal manejo de los desechos durante la fiesta de la Guelaguetza

Esta basura tiene como destino el llamado “relleno sanitario” ubicado en el municipio de la Villa de Zaachila, establecido a menos de 40 minutos de la capital de Oaxaca, el cual ha llegado al límite de su capacidad desde hace más de una década. “Conocemos detalladamente que el relleno, desde la administración de Ulises Ruiz Ortiz en 2006 (exgobernador de Oaxaca) el basurero había llegado a su vida límite”, puntualizó Artemio Martínez, quien fue representante de la colonia El Manantial, ubicada en la zona baja de donde se concentra la basura.

Cuando el señor Martínez se refiere a la vida útil de este tiradero, está hablando principalmente de la geomembrana o celda de confinamiento que retiene los lixiviados de los desechos urbanos. “No solo sabemos que ha llegado a su límite, sino que lo vivimos. Nosotros, al no tener agua potable, hacemos pozos para obtener agua y así atendemos nuestras necesidades. Pero los lixiviados han llegado hasta el agua que extraemos de estas fuentes”, agrega el vecino del basurero quién hizo las denuncias ante las autoridades correspondientes.

Incluso, la organización sin fines de lucro llamada Solidaridad Internacional Kanda (Sikanda), quién intentó impulsar un sistema de reciclaje inclusivo en esta zona, evalúa que el nombre del llamado “relleno sanitario es solo en teoría”, que en realidad “es un basurero a cielo abierto. Simplemente porque no cuenta con la infraestructura ni el personal adecuado para tratar estos desechos”.

Martínez agrega que los lixiviados, “en temporadas de lluvia pasan como un río en nuestras colonias. A esto se suman las enfermedades y las represalias hacia quienes hemos denunciado la contaminación y actos de corrupción. Nadie quiere hacerse responsable de su basura”.

Un trato especial

Son aproximadamente 26 los municipios conurbados que depositan sus desechos en el tiradero de Zaachila. Tres de ellos son los que apuntalan la cantidad diaria que se genera de residuos urbanos: Los municipios de la ciudad de Oaxaca, Santa Lucia del Camino y Santa Cruz Xoxocotlán.

Edgar Sereno Cruz, integrante de Sikanda, asevera que “lo ideal es que cada municipio debiera hacerse cargo de su basura. La ley lo dice, en relación a los solidos urbanos son los municipios; los residuos de manejo especial es una responsabilidad compartida entre municipios y el Estado; los residuos peligrosos son responsabilidad de la federación”.

Sereno Cruz es coordinador del proyecto de Reciclaje Inclusivo en Oaxaca y alerta que en los tres tipos de residuos no existe infraestructura ni lugares adecuados para el trato de la basura que generan estos municipios y, por tanto, terminan en basureros a cielo abierto, como el de Zaachila.

A esto se suma una red privada de recolectores que, a través de camionetas, recorren diversas colonias para colectar la basura mediante un pago y que al final termina en el mismo tiradero de Zaachila.

Este miércoles (3), los recolectores se manifestaron en la ciudad de Oaxaca obstaculizando el flujo vial en diversas avenidas y arrojando basura en la plaza de la Danza y el palacio municipal a manera de protesta. Sus exigencias son que se les permita depositar la basura que recolectan en este tiradero.

Recolectores privados arrojaron desechos en el centro de la capital oaxaqueña como protesta por que las autoridades no les permiten colocar la basura en el tiradero de Zaachila

De acuerdo con el alcalde Francisco Martínez Nery, la prohibición del acceso de vehículos particulares al basurero “no es una decisión de la autoridad municipal de Oaxaca de Juárez”, sino que es una determinación de los pobladores de la Villa de Zaachila, quienes se supone cerraron el basurero por las afectaciones ambientales y a la salud.

El señor Artemio Martínez lamenta que a pesar de que ha habido reuniones entre el municipio de la ciudad de Oaxaca de Juárez, de quien depende el basurero de Zaachila, y los municipios que depositan su basura en este lugar, no se ha encontrado una solución radical, “por el contrario, se esta creando una mafia que está cobrado a quienes llegan a tirar su basura. Quienes pagan tienen acceso. Esto sin considerar que este lugar ya no es idóneo para soportar más basura”.

Martínez arremete y sostiene que “hay un trato especial para algunas personas o municipios. Durante las fiestas de la Guelaguetza se acordó que no se recibiría basura de los 26 municipio que comúnmente vienen a dejar sus desechos. Pero si recibiría la basura del municipio de Oaxaca y fueron cientos de toneladas que se generaron en las fiestas”.

En el caso de basurero de Zaachila la celda de confinamiento ha sobrepasado su límite. “Lo único que hacen es que una maquinaria va arrinconando la basura en forma de montañas generando contaminación aérea y lixiviados sin control”, agrega el integrante de Sikanda.

El modelo que prevalece

Es sencillo, casi todos en Oaxaca sabe como funciona el modelo. Pasa un camión y cada quien tira la basura revuelta, la cual al final termina en las montañas a cielo abierto. “Rellenos sanitarios como tal, son aproximadamente 23. Pero no todos cumplen con su funcionamiento, son solo algunos”, detalla Sereno.

El capacitador de la Organización Sikanda lamenta que de los 570 municipios que comprenden al estado de Oaxaca, los rellenos sanitarios existentes no cubren ni el 1% del trato de la basura de esta entidad. “Medianamente hay una experiencia en Huajuapan; San Lorenzo Cacaotepec; San Sebastian Tutla; El Tule; Mitla, el resto son basureros a cielo abierto. Existe como tal una crisis de la basura porque sistemáticamente no tienen un plan de manejo ni personal capacitado”, sostiene Sereno.

Mientras tanto, el alcalde del ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca ha anunciado que ya hay planes para la adecuación de un nuevo espacio de 10 hectáreas, donde se establecerá una compactadora de residuos sólidos, a través del cual utilizarán materiales para los hornos de las cementeras Cruz Azul y Cemex. Por ahora, se esta buscando desesperadamente donde colocar cientos de toneladas de basura generadas diariamente. Algunas de las propuestas son la Central de Abastos y un viejo cuartel de policía que se mantiene en obra negra.

Pepenadores en el olvido

El mal manejo de la basura en Oaxaca se recarga sistemáticamente en los tres niveles de gobierno y de la propia ciudadanía que genera la basura. La lógica es que todo es desechable y la responsabilidad de tratarlo es de un tercero, lo cual no existe. Aunque en los tiraderos a cielo abierto hay gente que intenta clasificar y recuperar lo que sirve para reciclar y son llamados despectivamente como pepenadores.

Sereno advierte que hay gente que piensa que los tiraderos existen porque hay pepenadores, “la realidad es que estás personas trabajan en condiciones infrahumanas, sin ningún derecho ni seguridad laboral, están en el olvido. Lo que debe quedar claro es que ellos no son los responsables de la generación de basura, pero sí ayudan al intentar rescatar algo mínimo de estos desechos, como el aluminio, vidrio, cartón, entre otros”.

Recicladores del relleno sanitario de San Lorenzo Cacaotepec trabajan separando los desechos de materiales que aún se pueden aprovechar. Fotos: Santiago Navarro F.

Las malas condiciones de vida no solo se recargan hacia los llamados pepenadores, “sino a las colonias vecinas, quienes sufren de enfermedades como de tipo gastrointestinales, en la piel, en los ojos. En estos lugares es muy fácil la propagación de enfermedades”, agrega el capacitador de Sikanda.

Una experiencia inspiradora

En un contexto de crisis de la basura que vive Oaxaca pareciera que no hay opción a corto plazo, aunque a menos de 30 minutos de la capital existe una experiencia distinta. De entrada, no es un tiradero, pues los trabajadores aquí hacen énfasis en que es “un relleno sanitario” y que ellos no son pepenadores, sino “recicladores”.

Estas personas, incluyendo mujeres y no binarias, quienes integran la plantilla de recicladorxs, cuentan con equipo como guantes, botas, overoles y reciben capacitación continua. Además, tienen un sueldo seguro, vacaciones y atención de salud. Se les ve felices.

Esta experiencia ocurre en el municipio de San Lorenzo Cacaotepec. “Esto solo es posible gracias a los usos y costumbres de esta comunidad. Esta responsabilidad lo atrajo la asamblea comunitaria y no solo recayó en las autoridades. Aquí hay una visión comunitaria”, comparte Sikanda.

En este relleno se aprovecha y se clasifica todo lo que es reciclable y se trabaja con la mayoría de los desechos orgánicos para la producción de abonos y para un criadero de gallinas, un proyecto más que se desprende de este trabajo. “Este relleno inició con un proyecto de 11 rellenos más y solo sobrevive este. Tenía proyectado una vida de 5 a 6 años y lleva casi el doble. Si sigue ese modelo la celda de confinamiento puede durar hasta otros 3 años más”, agrega Sereno, quien es coordinador del proyecto de Reciclaje Inclusivo en Oaxaca donde trabaja asesorando al equipo de este relleno.

En este municipio se genera entre 3 y 3.5 toneladas de basura diariamente de una población de 8 mil personas y “se está recuperando entre un 5% y 7% de materiales reciclables, que para México es alto. Se tratan los residuos orgánicos, no un 100%, aproximadamente un 30%, porque la basura orgánica no se puede recuperar si viene contaminada o podrida. Ahí la importancia de separar desde los hogares”, complementa el integrante de Sikanda.

Pedro Cándido Díaz, encargado y trabajador del relleno, asegura que las condiciones laborales y que sea un proyecto comunitario “permite asumir el trato de la basura no solo como un compromiso con la comunidad, sino también con el planeta y la humanidad”.

Marisol Mendosa, trabajadora también del relleno comunitario, como mujer ha experimentado lo pesado que es trabajar con la basura, pero “me siento cómoda y me gusta”, y complementa que “la ciudadanía tiene que hacer conciencia para clasificar su basura. Ya que los materiales no se pueden reciclar si vienen contaminados con otras sustancias”.

De este proyecto ha derivado la producción de hortalizas, plantas medicinales, lombricomposta. En si mismo, no parece un tiradero de basura, ya que hay más vida que materia inerte. “Se puede hacer maravillas con la basura orgánica. Para reciclarla la recogemos directamente en las fruterías en el mercado y así las gallinas consumen comida limpia y así se producen huevos orgánicos”, dice Lorenzo Galván Juárez, trabajador del Relleno Sanitario, encargado de cuidar a las gallinas.

“Realmente podemos vivir de una mejor manera, pero tenemos que cambiar nuestra mentalidad de que todo es desechable. Tenemos que hacer conciencia que nuestro planeta no es desechable, porque no hay otro más”, concluye Lorenzo.

radio
Avispa Midia

Derrame petrolero afecta vida de comunidades indígenas en Chiapas y Tabasco

Fuente: Avispa Midia

Por Sare Frabes

Pueblos zoques de Chiapas denunciaron que desde el pasado 26 de julio se presentó un derrame de petróleo, el cual está contaminando gravemente a los ríos Mezcalapa y Carrizal y afecta el suministro de agua para más de 600 mil personas de la región.

“La mancha de aceite crudo se dispersó por arroyos, ríos y pastizales principalmente en la ranchería El Platanar, municipio de Pichucalco, ubicada entre los límites de Chiapas y Tabasco, sobre la Cuenca Grijalva”, señalan organizaciones defensoras de la vida y del territorio zoque.

A su vez, identificaron como responsables de la contaminación a Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), así como a la negligencia de los gobiernos de Chiapas y Tabasco por no realizar una revisión exhaustiva de los ductos de transportación de hidrocarburos.

Territorios de sacrificio

Mediante comunicado, el colectivo Defensoras de Nasakobajk, Concejo Zoque en Defensa de la vida y el territorio, así como el Centro de Lengua y Cultura Zoque y comunidades zoques residentes en Jalisco y Boston, reclamaron el hecho de que, pese a que desde hace meses se realizó el reporte de fuga en el municipio de Reforma, Chiapas, la petrolera mexicana no actuó para evitar el derrame.

“Ésta negligencia es una evidencia de las formas de operación del Estado Mexicano, en particular desde su empresa Petróleos Mexicanos, quien desde hace 5 décadas ha convertido a nuestras tierras en verdaderos territorios de sacrificios como ocurre en el ejido Nuevo Volcán Chichonal, municipio de Juárez, pozo Catedral en Ostuacán y la laguna El Limón de Reforma, Chiapas, que son pasivos ambientales generados por el gobierno”, detallaron las organizaciones.

Te puede interesar – Chiapas: Zoques remarcan sus luchas a 40 años de la erupción del volcán Chichonal

En el documento difundido este lunes (1), también exigen revisar los derechos de vía de los ductos, “pues muchas de ellas, se encuentran sobre viviendas, escuelas y torres de alta tensión de comunidades campesinas que además padecen los efectos de la lluvia ácida”.

Desastre

Según la versión de las autoridades municipales de Pichucalco, el desastre ambiental sucedió tras la perforación clandestina de los ductos que transportan los hidrocarburos, por lo que se decidió parar el bombeo de agua hacia los pueblos y comunidades de la zona, afectando con ello el suministro para 600 mil personas. En contraste, Octavio Romero Oropeza, director de PEMEX afirmó que aún están investigando las causas del derrame.

Por su parte, autoridades del municipio de Huimanguillo, Tabasco, informaron que pese a que desde el mismo 26 de julio se reportó el derrame, los especialistas de PEMEX arribaron al lugar un día después. A pesar de que, en un comunicado, el gobierno de Pichucalco informó que la fuga ya está controlada, los restos del hidrocarburo siguen filtrándose por la corriente del agua.

Aspectos del derrame de petróleo que está contaminando los afluentes de agua entre Chiapas y Tabasco, sureste mexicano

De acuerdo a un reporte de Pie de Página publicado este martes (2), aún se puede observar el líquido negro por varios kilómetros en las aguas de la subcuenca del río Mezcalapa, entre los municipios de Pichucalco, Chiapas y Huimanguillo, Tabasco.

Te puede interesar – En Chiapas, comunidades Zoques emiten alerta por incursión de mineras

Cabe destacar que según la ASEA, desde 2016 y hasta mayo del 2022 registró 5,777 accidentes en el sector de hidrocarburos. El reportaje Pemex: el infierno que la petrolera ha provocado afirma que, del total de estos incidentes, en 3,836 está involucrada PEMEX y sus filiales PEMEX Exploración y Producción (PEP), Perforación, Logística, Refinación y Transformación Industrial (TI). Además, testimonios de Veracruz, Hidalgo, Puebla y Tabasco demuestran graves afectaciones al medioambiente derivado de la extracción y distribución de hidrocarburos.

Para las organizaciones zoques, “ésta catástrofe es provocada por el sistema capitalista que, domina el mundo hoy en día. En este sistema, los dueños de las grandes corporaciones mundiales, en alianza con los gobiernos y todos sus aparatos de control y de represión, quieren obtener ganancias multimillonarias y acumular poder. Por eso, saquean nuestros territorios, destruyen la naturaleza, la vida del ecosistema y explotan nuestra fuerza de trabajo. Convocamos a los pueblos a fortalecer la organización comunitaria porque solamente como colectivos podremos defender a la madre tierra”.

radio
Avispa Midia y Pozol Colectivo

Ejido Tila: Defensa de la madre tierra, desde el corazón del pueblo indígena Chol

Fuente: Avispa Midia

Con información de Pozol colectivo

La mañana del pasado sábado (30), habitantes del ejido Tila, norte de Chiapas, marcharon por las principales calles de la comunidad para conmemorar el 88 aniversario del reconocimiento de sus tierras ejidales, lo cual sucedió a través de la resolución presidencial emitida el año 1934.

Las y los indígenas Choles, aprovecharon para denunciar “la corrupción de los tres niveles de gobierno y del sistema agrario”. Por ser indígenas “no somos tomados en cuenta, sólo en las contiendas políticas”, puntualizaron durante un mitin en la plaza central de Tila.

Te puede interesar – “Así estamos decididos a seguir viviendo”: Quinto aniversario de autonomía en ejido Tila, Chiapas

Los también integrantes del Congreso Nacional Indígena (CNI), evidenciaron que Eduardo Gutiérrez Martínez fue reconocido como comisariado por el Registro Agrario Nacional (RAN), en el periodo 2015-2018, falsificando firmas para obtener personalidad jurídica. Otro de los comisariados que posteriormente no han sido reconocido por el ejido es Miguel Vázquez Gutiérrez, denuncian los indígenas Choles. Ambos comisariados desconocidos por el ejido son respaldados por los tres niveles de gobierno y dependencias agrarias, recalcan los descendientes del pueblo Maya.

Foto por Ejido Tila

Los indígenas del norte de Chiapas, exigen se respete la resolución presidencial que ampara y protege las 5,405 hectáreas. Por defender la herencia de sus antepasados “hemos recibido amenazas, represión, hostigamiento, calumnias y difamaciones”, expresan los ejidatarios en resistencia.

Lucha histórica

Las tierras del ejido fueron reconocidas a los ch’oles por resolución presidencial en 1934. En 1966 se intentó modificar el plano para entregar 130 hectáreas a la presidencia municipal, pero los ch’oles obtuvieron el amparo 890/77, que ganaron en definitiva en el año de 1994.

En 1982, el Congreso estatal decretó la expropiación de las 130 hectáreas que ambicionaba el ayuntamiento. Un nuevo amparo de los ejidatarios, el 259/1982, comenzó a tramitarse. Dicho amparo, ganado en 2008 por el ejido, ordenó la restitución de las 130 hectáreas de tierras ancestrales; sin embargo, bajo el falso argumento de imposibilidad para la ejecución de la sentencia, el ayuntamiento municipal la incumplió, motivo por el cual las y los ejidatarios de Tila promovieron el incidente de inejecución de sentencia 1302/2010 ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Desde diciembre del año 2015, los indígenas choles por acuerdo de la asamblea, retiraron a la presidencia municipal del ejido y a los partidos políticos, tomando en sus manos las gestiones de limpieza, seguridad, justicia entre otros rubros.

De acuerdo al posicionamiento de las y los ejidatarios, el actual gobierno de Rutilio Escandón no ha dado las garantías judiciales, al no dar cumplimiento a la ejecución de sentencia ordenada por la SCJN, que condena la restitución de las tierras expropiadas al ejido para un denominado fundo legal. Esta condena, aunque fue emitida desde el 12 de septiembre del 2018, sigue sin ejecutarse, lo que ha provocado el incremento de la violencia en la región contra los ejidatarios, asegura el académico y comunicador José Adriano Anaya.

Como lo indica el periodista Luis Hernández, “La controversia agraria en Tila no es sólo asunto de tierras; es, también, una disputa para enfrentar el poder del cacicazgo, frenar la privatización de la tierra, reconstituir el pueblo chol, construir la autonomía y resistir la política de contrainsurgencia”.

radio
Colectivo Defensoras de Nasakobajk Concejo ZODEVITE (Zoque en Defensa de la vida y el territorio) Centro de lengua y Cultura Zoque Animador de la Pastoral de los Pueblos originarios Zoques urbanos de Guadalajara, Jalisco, México Zoques de Boston, Massachusetts, Estados Unidos

DENUNCIA: DERRAME DE HIDROCARBUROS PONE EN RIESGO LA VIDA DE COMUNIDADES INDÍGENAS Y EL ECOSISTEMA DE LA CUENCA GRIJALVA EN CHIAPAS Y TABASCO

Pueblos zoques de Chiapas, organizados por la defensa de la vida y el territorio, denunciamos a Petróleos Mexicanos (PEMEX), a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) y a los Gobiernos de Chiapas y Tabasco por la negligencia de no realizar una revisión exhaustiva de sus ductos de transportación de hidrocarburos, toda vez que el pasado 26 de julio, se presentó un derrame importante de petróleo, contaminando gravemente los ríos Mezcalapa y Carrizal y ocasionando que más de 600 mil personas se quedarán sin agua. La mancha de aceite crudo se dispersó por arroyos, ríos y pastizales principalmente en la ranchería El Platanar, municipio de Pichucalco, ubicada entre los límites de Chiapas y Tabasco, sobre la Cuenca Grijalva.

Lo más lamentable de estos hechos es que, en meses anteriores, autoridades locales ya habían reportado la posible fuga en las oficinas de PEMEX en el municipio de Reforma, sin embargo, nadie atendió la solicitud. Ésta negligencia es una evidencia de las formas de operación del Estado Mexicano, en particular desde su empresa Petróleos Mexicanos, quien desde hace 5 décadas ha convertido a nuestras tierras en verdaderos territorios de sacrificios como ocurre en el ejido Nuevo Volcán Chichonal, municipio de Juárez, pozo
Catedral en Ostuacán y la laguna El Limón de Reforma, Chiapas, que son pasivos ambientales generados por el gobierno. También señalamos que es necesario revisar los derechos de vía de sus ductos, pues muchas de ellas, se encuentran sobre viviendas, escuelas y torres de alta tensión de comunidades campesinas que además padecen los efectos de la lluvia ácida.

Desde nuestro entendimiento, ésta catástrofe es provocada por el sistema capitalista que, domina el mundo hoy en día. En este sistema, los dueños de las grandes corporaciones mundiales, en alianza con los gobiernos y todos sus aparatos de control y de represión, quieren obtener ganancias multimillonarias y acumular poder. Por eso, saquean nuestros territorios, destruyen la naturaleza, la vida del ecosistema y explotan nuestra fuerza de trabajo. Convocamos a los pueblos a fortalecer la organización comunitaria porque solamente como colectivos podremos defender a la madre tierra.

Desde nuestros territorios ancestrales extendemos nuestro apoyo a nuestros hermanos chiapanecos y tabasqueños y nos unimos a ellos para exigir justicia ambiental.

¡ALTO A LA CONTAMINACIÓN1
¡NASAKOBAJK LIBRE DE DESECHOS TOXICOS!
¡NO A LOS HIDROCARBUROS EN LOS TERRITORIOS ZOQUES!
¡LA UBICACIÓN DE LOS DUCTOS DE PEMEX DEBE SER PUBLICA!
¡SEGURIDAD NACIONAL POR LA VIDA, ALTO A LA CRIMINALIZACIÓN!
¡NO AL FRACKING, NI AQUÍ, NI ALLÁ, NI HOY, NI NUNCA!

ATENTAMENTE
Colectivo Defensoras de Nasakobajk
Concejo ZODEVITE (Zoque en Defensa de la vida y el territorio)
Centro de lengua y Cultura Zoque
Animador de la Pastoral de los Pueblos originarios
Zoques urbanos de Guadalajara, Jalisco, México
Zoques de Boston, Massachusetts, Estados Unidos

radio
Avispa Midia

Continúa criminalización de la protesta contra la privatización del agua en Querétaro

Fuente: Avispa Midia

Por Ñaní Pinto

Activistas, comunidades indígenas e integrantes de la Red en Defensa del Agua y la Vida (REDAVI) se movilizaron el viernes (30) para exigir un alto a la represión contra quienes rechazan la aprobación de la Ley de Aguas en Querétaro.

Te puede interesar – Ambientalistas en defensa del agua en Querétaro sufren hostigamiento y detenciones arbitrarias

A dos meses de su entrada en vigor, la REDAVI ha exigido la abrogación de la Ley que Regula la Prestación de los Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Querétaro pues busca privatizar el agua mediante concesiones que podrán ser otorgadas por el estado de Querétaro a empresas privadas.

Conferencia de prensa de la Red en Defensa del Agua y la Vida

También señalaron que, pese a las manifestaciones pacíficas que demandan un parlamento abierto, han sido ignorados por las autoridades para compartir sus argumentos científicos, sociales y por los derechos humanos mediante los cuales rechazan la aplicación de la norma.

A su vez, exigieron detener la criminalización de la protesta pues existe ya una investigación, por parte de la Fiscalía General del Estado, contra tres activistas ambientales, quienes fueron detenidos durante una movilización pacífica, y son acusados por distintos delitos de desobediencia y contra las vías de comunicación.

La Red denunció también otros casos de intimidación y hostigamiento contra organizaciones e individuos que han declarado su desaprobación contra la también conocida como Ley de Concesiones.

Te puede interesar – Defensoría respalda privatización de Ley de Agua en Querétaro

Es el caso de las amenazas contra un integrante de la Confederación Indígena del barrio de San Francisquito y la respuesta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en contra de Bernardo Romero Vázquez, consejero ciudadano quien reclamó la postura del organismo de derechos humanos al respaldar el despojo de la ley.

Abrogación

Mediante documento dirigido a distintas autoridades de Querétaro, la REDAVI solicitó la abrogación de la Ley de Aguas, pues acorde a la organización busca privatizar el agua sin contemplar el bienestar social ni la salud ambiental. Además, la legislación tampoco considera los impactos negativos a los derechos humanos de la población.

Durante casi dos meses, distintas organizaciones han realizado movilizaciones para evidenciar el rechazo a la norma desde su aprobación por la Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas. “Nos hemos movilizado durante 11 semanas para exigir su abrogación. La respuesta que hemos recibido por parte del gobierno (…) ha sido la represión y la violencia del estado”, compartieron en comunicado.

Violencia de Estado

Tras la represión y detención arbitraria de quienes se manifiestan contra la Ley de Aguas por la legítima lucha en defensa del agua, la REDAVI señaló como responsables al gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, así como a la secretaria de gobierno Guadalupe Murguía, quienes criminalizan el movimiento social.

Exigen alto a criminalización de la protesta

Cabe recordar que el pasado 10 de junio, las autoridades estatales ordenaron la represión de una protesta pacífica donde la policía estatal hizo uso excesivo de la fuerza contra quienes se movilizaron en rechazo a la Ley de Aguas.

Desde entonces, la REDAVI ha señalado que el movimiento en defensa del agua ha sido estigmatizado mediante las declaraciones de funcionarios de gobierno en medios masivos de comunicación.

Según la red, lo que sucede en Querétaro mediante dicha normativa pone en riesgo derechos, ecosistemas y la justicia hídrica, además “se da en un contexto de racismo y agresión hacia personas y comunidades defensoras de la tierra”.

Te puede interesar – Caravana por el agua y por la vida hará visible las luchas de México

Entre las agresiones de parte del Estado, destacan las amenazas, detenciones arbitrarias y prisión política contra la comunidad hñähñu de Santiago Mexquititlán, municipio de Amealco. Ya desde el año de 2020, la Iniciativa Mesoamericana de mujeres defensoras alertó sobre una campaña de descalificaciones, calumnias, desprestigio, amenazas y criminalización de la defensa territorial en dicha comunidad.

En 2020 Front Line Defenders emitió una alerta global por las distintas agresiones a mujeres ambientalistas, periodistas y ejidatarias en la zona Metropolitana de Querétaro.

“La criminalización y violencia institucional no solo vulneran derechos, estigmatizan la organización y fragmentan el tejido social, también son particularmente graves en un contexto de represión sistemática de defensores ambientales”, señaló la REDAVI al contextualizar que las agresiones a defensores se duplicaron en 2021 con respecto a datos del Centro Mexicano de Derecho Ambiental registrados en 2020.

radio
Red de Resistencias y Rebeldías AJMAQ Red Universitaria Anticapitalista (Ciudad de México) Mujeres y la Sexta, Abya Yala Resistencias Enlazando Dignidad-Movimiento y Corazón Zapatista (Red MyC Zapatista)

Pronunciamiento conjunto en contra de las agresiones a las comunidades del Caracol 10 del E.Z.L.N.

Jobel, Chiapas, México
A 28 julio del 2022

Al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena
A la Sexta Nacional e Internacional
A las Redes de Resistencia y Rebeldía
A quienes firman la Declaración por la Vida
A las personas que siembran Dignidad y Organización

Organizaciones, colectivos y redes adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona denunciamos la continuidad de las agresiones, hostigamiento y desplazamientos forzados con la complicidad e impunidad preponderante de los tres niveles de gobierno hacia las comunidades autónomas de; El Esfuerzo, Municipio Autónomo Rebelde Zapatista Comandanta Ramona; Nuevo San Gregorio, región Moisés y Gandhi, Poblado La Resistencia, Poblado Emiliano Zapata, Poblado San Isidro y 16 de febrero, Municipio Autónomo Rebelde Zapatista Lucio Cabañas, del Caracol 10 “Floreciendo la Semilla Rebelde”, de la Junta de Buen Gobierno “Nuevo Amanecer en Resistencia y Rebeldía por la Vida y la Humanidad” en Chiapas, México. Asimismo, denunciamos la obstaculización al trabajo de derechos humanos que realizan las Brigadas Civiles de Observación (BriCO).

El jueves 14 de julio de 2022, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), documentó, que aproximadamente a las “08:00 horas, ejidatarios de Muculum Bachajón encabezados por el comisariado ejidal junto con policías municipales y agentes de protección civil , arribaron al poblado San José Tenojí, Chilón,donde mantuvieron una reunión, alrededor de las 13:50 horas ingresaron violentamente al poblado “El Esfuerzo”, municipio autónomo Comandanta Ramona (cuenta con 54 hectáreas de tierras recuperadas en 1994 por el EZLN), desplazando a seis familias Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN) quienes salieron de su lugar habitual para salvar sus vidas y se trasladaron a la comunidad de Xixintonil, además prendieron fuego a las casas y a sus bienes y se corre el riesgo de que se pierdan 20 hectáreas de maíz y frijol que aún no han cosechado” [1].

El día 29 de junio de 2022 en conferencia de prensa nuestrxs compañerxs del Frayba presentaron un Boletín donde denunciaron las amenazas de muerte contra observadores nacionales e internacionales y la obstaculización del trabajo de defensa que realizan . [2].

Recordamos que desde marzo de 2021 se instaló un campamento para las BriCO en la comunidad zapatista de Nuevo San Gregorio con el objetivo de salvaguardar la integridad física y emocional de nuestrxs compañerxs zapatistas. En un contexto de agresiones constantes desde noviembre de 2019 por parte de un grupo de personas provenientes de diferentes comunidades aledañas conocidos como “Los 40 Invasores”, quienes han cercado y despojado 155 hectáreas de tierras recuperadas en 1994 por el EZLN, que forman parte del territorio colectivo de Nuevo San Gregorio [3].

Desde el mes de abril de 2019 La Región Moisés y Gandhi ha sido objeto de agresiones armadas por parte del grupo paramilitar de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (ORCAO), por un interés agrario de despojo de tierras recuperadas por el EZLN [4].

El 5 de mayo de 2022 el grupo paramilitar ORCAO desplazó de manera forzada a cuatro familias integradas por 29 personas en el Poblado de La Resistencia, además 11 familias integradas por 54 personas del Poblado Emiliano Zapata. A esto le sumamos las agresiones paramilitares hacia el Poblado de San Isidro y hacia el poblado de Moisés y Gandhi [5].

En otra agresión, el día 10 de enero de 2022 que aproximadamente a la 01:00 horas, fue atacada la comunidad autónoma 16 de Febrero en dónde un grupo no identificado de alrededor de 15 personas encapuchadas y armadas, entraron a la comunidad autónoma, demás de golpear a algunas familias y desaparecer por algunas horas a cuatro personas [6].

Como Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona hemos sido testigxs del digno proceso de resistencia y dignidad de las familias zapatistas para no ceder a las provocaciones criminales. Del mismo modo hemos sido testigos y acompañantes del trabajo de lxs observadorxs y de nuestrxs compañerxs del Frayba. Podemos asegurar que hemos intentado hacer un trabajo impecable como personas defensoras de derechos, donde el principal objetivo es y ha sido salvaguardar el proyecto de autonomía y de vida que representa la lucha zapatista. La importancia del trabajo de las BriCO es fundamental dentro del quehacer político en el estado de Chiapas, un trabajo que se ha realizado desde hace 28 años. Vemos altamente preocupante que este trabajo que apuesta a la vida se vea amenazado de diferentes formas hasta el extremo de amenazas de violación dirigida hacia nuestras compañeras observadoras. Es realmente lamentable que se suspendan las actividades de observación en ese territorio, sabemos y compartimos las razones del porque nuestrxs compas del Frayba han tomado dicha decisión, pues deja  en una vulnerabilidad a lxs pobladores de la comunidad zapatista de Nuevo San Gregorio. Hoy, una vez más constatamos el desgobierno de la supuesta y cínica “Cuarta Transformación” que deja que la vida, la integridad física y emocional de los defensores de los derechos humanos se vea amenazada.

Frente a todo este escenario de guerra contra la vida y autonomías de los pueblos zapatistas podemos decir que son 28 años donde la Madre Tierra resiste y da sustento a las autonomías de los pueblos zapatistas, guardianes de las tierras recuperadas que son legítimamente tierras del EZLN. Desde ahí florece y semilla el tejido de la vida que resiste y se rebela ante este sistema capitalista criminal; mediante una relación de respeto y cuidado a la Madre Tierra con procesos organizativos a través de la autonomía desde la comunidad y la colectividad, son lugares de resistencia que alumbran el horizonte y podemos mirarnos en el espejo de que otro mundo está siendo posible.

Por ello, convocamos a lxs compañerxs adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y Redes de Resistencia y Rebeldía, a que todas y todos como compañerxs de lucha por la Vida y por la defensa de la Madre Tierra nos sumemos desde nuestras geografías, según nuestros modos, tiempos a MANIFESTARNOS A LA BREVEDAD que podamos, con el objetivo de denunciar esta Guerra contra la vida, las autonomías de los pueblos Zapatistas, por la seguridad integral de las personas defensoras de los derechos humanos y a exigir al desgobierno mexicano el cese a su complicidad e impunidad imperante.

Así también, convocamos a participar en acciones dislocadas y públicas durante la primera semana de agosto del 1-8 de agosto para visibilizar conjuntamente las denuncias. Es decir, llamamos a manifestarnos espontáneamente y conjuntamente, sin que una manera anule a la otra para romper el cerco mediático… Todas las voces!

!Alto al hostigamiento a las comunidades zapatistas!
!Alto a las prácticas contrainsurgentes a las comunidades del Caracol 10 del EZLN!

Red de Resistencias y Rebeldías AJMAQ
Red Universitaria Anticapitalista (Ciudad de México)
Mujeres y la Sexta, Abya Yala
Resistencias Enlazando Dignidad-Movimiento y Corazón Zapatista (Red MyC Zapatista)

Adhesiones:
Sexta Grietas del Norte
Red de Resistencia y Rebeldía Tlalpan
Mexicanos Unidos
Armando Soto Baeza
Carolina Concepcion González González . Profesora – Investigadora en la UABCS . La Paz, Baja California Sur
Peter Rosset
Espacio de Lucha contra el Olvido y la Represión (ELCOR-Chiapas)
Diana Itzu Gutierrez Luna (Chiapas, México)
La Cátedra Jorge Alonso
Colectivo Nodo Solidale (México – Italia)
José Antonio Olvera Llamas
Colectividad Nuestra Alegre Rebeldía(NAR) de la Red Morelense de Apoyo al CNI/CIG
Lumaltik Herriak
Desmi A.C.
Charlotte Saenz
Caitlin Manning, San Francisco, CA
Comite de Apoyo a Chiapas, Oakland, CA
Miriam de Nazaret García del Saz
Enrique Bauza Ferre
Red de Solidaridad con Chiapas, Buenos Aires – Argentina
Raúl Zibechi (Uruguay)
Colectiva Corazón del Tiempo / Puelmapu territorio ancestral Mapuche
Ramona Mercado Autogestivo Natural, Córdoba, Argentina
Valeria Sbuelz, Córdoba, Argentina
Red de feminismos descoloniales
Citizens Summons, Bonn, Alemania
Tampico abajo y a la izquierda
Confederación General del Trabajo (CGT)
Constanza Araya Sandoval, Antropóloga, Madrid
Associació Cultural el Raval-El Lokal
IF Mexicogruppen, Dinamarca
Red Latina sin fronteras
Patrícia Rios Brandi
Centro de Documentación sobre Zapatismo – CEDOZ-
Elena Cedrón portal Confraternizarhoy, Argentina
¡Compas arriba! Medios Libres
Olivia Meehan
Asociación Cultural Q’anil, San Juan Sacatepéquez, Guatemala
Francisco De Parres Gómez – Antropólogo / Fotógrafo
Carolina Elizabeth Díaz Iñigo – Antropóloga
Colectivo Transdisciplinario de Investigaciones Críticas (COTRIC)
Asamblea Libertaria Autoorganizada Paliacate Zapatista, Grecia
Y Retiemble!. Colectivo de apoyo en Madrid al CNI-CIG y al EZLN
Miriam Barranco Díaz.
Ma. Eugenia Sanchez Diaz de Rivera. Puebla.
Colectivo gata-gata. Alemania.
André Nascimento
Assentamento Utopia e Luta – Porto Alegre-Brasil
Valentina Cisneros
Israel Mora Pirra
Antonio Gritón (artista visual)
Arturo Anguiano Profesor-investigador
Morfin Otero, Francisco
Inés Durán Matute
Escuelas para Chiapas
Kate Keller
Alicia Castellanos Guerrero
Gilberto Lopéz y Rivas
Sylvia Marcos
Bárbara Zamora
Raúl Delgado Wise
Ana Esther Ceceña
Juan Villoro
Jorge Alonso Sánchez
Márgara Millán
Servando Gajá
Comunidad Circular AC
Sashenka Fierro Resendiz, Ensenada, BC
Magdalena Gómez
JAD Co.Productions
Núria Gràcia
María Eugenia Sánchez
Magdalena Gómez
Aída Hernández
Juan Carlos Rulfo
Elisa Cruz Rueda
Raúl Romero Gallardo
Silvia Resendiz Flores, Activista feminista, Ensenada Baja California
Luiz Alberto Barreto Leite Sanz
Epifanía Pérez Vázquez, Adherente a la Sexta Declaración
Cassio Brancaleone
Arbel Mendoza Pérez/ Misión de Guadalupe, Chiapas
Clara Redal Montané, Madrid
Unitierra Oaxaca
Carlos López Beltrán
Paula Mónaco Felipe
Mujeres de la Sexta Jovel
Coopia
Lengualerta (cantor-CDMX)
Fernanda Navarro
Renata Ferreira da Silveira – Porto Alegre/Brasil
Marcelo Argenta Câmara – Porto Alegre/Brasil
Dilermando Cataneo da Silveira – Porto Alegre/Brasil
Bárbara Gonçalves Hesseln – Porto Alegre/Brasil
Nelson Rego – Porto Alegre/Brasil
Sinthia Cristina Batista – Agb Porto Alegre – Docente UFRGS – Porto
Alegre/Brasil
Ateneu Libertário A Batalha da Várzea – Porto Alegre/Brasil
Associação dos Geógrafos Brasileiros – Seção Porto Alegre
Teia dos Povos – Brasil
Teia dos Povos São Paulo – Brasil
Teia dos Povos Rio Grande do Sul – Brasil
Teia dos Povos Ceará – Brasil
Teia dos Povos São Paulo – Brasil
Território Junana – Maquiné/Brasil
Utopia e Luta Assentamento Urbano – Porto Alegre/Brasil
Federação Anarquista Gaúcha – FAG – Brasil
Resistência Popular Vale dos Sinos – Brasil
Deriva Jornailsmo Independente – Brasil
Mecha de Arizona State University
LifeLockDIY
Abya Yala rompe el cerco
Colectivo CriptoPozol + DDHH
Red de Rebeldía y Resistrenzas Puebla
Jorge Luis López
Cooperativa Pulmón de Oxígeno conformada por la colectiva el Timón Bailarin
Patricia Sepúlveda Parrao, música y docente Universidad de Talca, Chile.
Café Libertad Kollektiv, Hamburgo, Alemania
La caminata de los pueblos indígenas de Córdoba. Argentina
Visión alternativa a.c.
Mujeres que luchan Xalapa
RASH GDL Rojos y Anarquistas skinheads sección GDL
Ma. del Carmen Bustos Garduño
Víctor Gutiérrez Torres, Voces de la educación
Angélique Sapolin
Elías González Gómez del blog Amanecer
La Zarzamora de Wallmapu
Colectivo Acción Solidaria en Viena Austria
Andreas Bethmann, Bremen, Alemania
Nodo de Derechos Humanos
Solidarisches Mittelhessen

Más adhesiones: ajmaq_chiapas@riseup.net

[1] https://frayba.org.mx/desplazamiento-zapatistas-el-esfuerzo
[2] https://frayba.org.mx/amenazas-de-muerte-contra-observadores-nacionales-e-internacionales
[3] https://frayba.org.mx/brigadas-civiles-de-observacion-en-la-comunidad-autonoma-nuevo-san-gregorio
[4] https://redajmaq.org/es/informecaravana2020
[5] https://redajmaq.org/es/denuncia-de-desplazamiento-forzado-las-comunidades-zapatistas-poblado-la-resistencia-y-poblado
[6] https://frayba.org.mx/desaparicion-forzada-de-4-bases-de-apoyo-zapatistas-del-caracol-patria-nueva-municipio-de-ocosingo

radio
Avispa Midia

(English) The challenge of thinking about community: “I believe we will outlive the United States”

Disculpa, pero esta entrada está disponible sólo en Inglés Estadounidense. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Source: Avispa Midia

By Santiago Navarro F

Avispa Midia will be presenting a series of processes and exercises for the construction of autonomy. Other forms of social relations. The following is an interview with members of the Blacklidge Community Collective. They share the experience of their community space, which also serves as a dining room, print shop, library and many other self-organized activities in Tucson, Arizona.


Avispa Midia (AM): How would you describe the project?

Y: The short version is, it’s a space for experiments in autonomous living. But in that, it’s also a library, it’s also a garden, it’s also a community center, it’s also like a commons. It’s all of those things. It’s a DIY venue…

X: Yeah, I think most often when I don’t feel like saying BCC or the “Blacklidge Community Collective,” I just refer to it as “the community space.”

Z: It’s a PHYSICAL space, and I think that’s really really important, that we have a physical space, together. If anybody has a desire to do or host something here, like it’s never been turned down. It’s just this expansive space where we can create things.

AM: How did the project start and how many people are involved?

Y: Depending on how detailed you wanna get, it started out of the remnants of a cooperative coffee shop called A Shot in the Dark. After it closed, some of the worker-owners there who were mostly very young, teenaged to early 20s punks, newly interested in anarchist politics, were very invested in starting a DIY venue that also did harm reduction work. And getting to know them, it was probably just 2 micro- generations of people coming out of anarchist circles and subcultures, and we kind of were talking to them, just like older folks 15 years older than them roughly, about also looking for a space.

So, we found a small space in the neighborhood just north of here in which we did basically just that. Where on top of doing DIY shows and a harm reduction drop-in center during the day, we would do other kinds of events at night – poetry readings, we did a tattoo fundraiser, lectures and workshops. And then just before the pandemic, we found this space. And it expanded, joining forces with multiple archival projects and the print shop project that were also looking for a space. And then shortly after that, Tucson Food Share joined us, and a mutual aid project joined us. And that’s sort of more the current iteration. We moved into this space only like a month to 2 months before the uprising.

 Anyone is welcome to the meetings. Yeah, I mean, I don’t know, as far as people who come here regularly, maybe roughly once a month come here – 100 people? Or maybe more – 120 people? People who come to meetings it’s maybe a core group of about 10-15 people. And people that are around on a more weekly basis because they’re a part of some project here, or are coming to a lot of things here, 40.

Z: And then last weekend there was a play, Romeo and Juliet, and there were probably 300 to 400 people here over the course of 3 days, maybe more? In the street, blockaded off for the play.

Maybe this is a good section to talk about – are there any other projects that happen here that we haven’t mentioned yet?

Y: The Mesh Network is an experiment in trying to get affordable to free, semi-autonomous internet access. And so, probably the biggest one in the United States that I’m aware of is in New York City and this project, the local Tucson -what are they calling it? -Internet Commons or something, is largely inspired by the project in New York.

And, yeah, you basically have these transmitters that get put on top of rooftops within a certain distance of each other, I think the range is roughly a mile, but it’s better if it’s closer. And yeah, those different nodes connect to each other and talk to each other and you can slowly spread internet access as you put more and more of those antennas up.

You need concrete access, like you need a doorway, a gateway into the main internet which is what most internet companies are providing you – they have space in a large server farm that all of their network is connected to. So, all those internet service providers, that’s what they do, and then they charge you for access to their gateway.

And so the Mesh Network is hoping to provide – it’s not fully autonomous internet because the internet isn’t fully autonomous- but their long term plan is to buy servers at a server farm nearby within range of our rooftop, and be able to provide free and semi-autonomous, less regulated internet access to anybody that’s in range of the antennas.

Z: Did we mention the garden? I think the garden is really special. They way that this building is set up, it’s a big brick warehouse at the end of a Dead End road. So you pull up and the garden is right in front of the main entrance to the building – you have to walk through the garden to get inside. The desert is really harsh and the summers are really hard here and things die really easily, and I feel like the garden is just this energy of life that you walk through to get into this space.

X: There’s a lot of different goals with the garden. We don’t think that we’re going to really change the course of food sovereignty with this tiny little garden, but we can try. We can at least make some difference in how much money we’re individually spending on groceries. We can at least have food to contribute to the weekly dinners that happen here. Just kind of like, planting a seed in people’s minds of thinking about food sovereignty and the way we get our food and how fucked up food systems are.

Y: I’d maybe add something related to the garden – it’s maybe like a big picture thing as far as what’s interesting to me about the BCC. A friend said when reflecting on their grocery program that they had at a similar space in Atlanta, Georgia that the food program that they were doing at the time – it fed, you know, a couple hundred people a week probably. But the thing that was important to them wasn’t the quantity of people they were feeding, but the fact that everyone involved with the space, as well as people that were just coming to the space for the food program, were all reliant on food program, on some level at least, for food.

And so, in those moments, through that program, they were all tied together and they all needed each other. And that set the pace for building autonomous relationships and autonomous communities – it’s like, that’s the kind of interdependence we need. And for me, the garden really contributes to that, or at least holds the seeds for something like that.

Z: Food is so important – the connection between the garden, feeding ourselves, feeding each other, the Tucson food share, a project that was housed out of here before they moved into their own building, and of course the Tuesday night dinners, which we haven’t talked about too much yet. But the Tuesday night dinner is my favorite event that happens here.

There’s probably like 50 to 100 people who you can almost guarantee will be there on a rotating basis, like people that you know you’re going to see every week and I just think that’s really special.

The connection between growing plants, watering things, having food, getting food from the food share to cook dinner for ourselves, to feed other people, and then like – people bring their moms to TND and shit. It’s special.

X: Yeah, something that I’m thinking about is this person whose work I really enjoy, Dayna Lybb Nuckolls, who defines liberation as, “the labor of communal imagining,” and I feel like that really goes down here a lot.

When I think about that phrase, the first thing I think about is Tuesday dinners. Because it’s not just having dinner together. It’s all these other things of coming together communally in the space to make dinner together, and having different people do different roles every week – coming together in that way. Going to the food share to get the food, and then coming here and making the food together, and then serving the food, and then people come and eat it and hang out together and talk in person, away from screens.

Z: Yeah, a lot of projects and things that I really care about in our community started at the BCC dinner and continue to flourish because of that commitment of like, I see you every week and if I have a question, I just ask you at dinner, and then we have a conversation about it.

Y: And what’s so cool about that is, the number of projects that have come and gone from the space only being here 2 years, is actually really cool, because it’s proving that this experimental hub idea, or approach that we’re having, is constantly generating new projects and new initiatives that can take on a life of their own.

Z: I’m thinking about how an idea needs a home in order to grow, and in order to start. And sometimes people want to do something, or people want to start something, but If you don’t have a place to do that, it’s harder. I mean it’s back to, the BCC is a physical space. It’s a building that we can walk into and do things together in, and especially in the desert, we need an indoor space. We are blessed by having the indoor space and the AC and everything.

AM: What are the main needs or problems you are addressing with this project?

X: The need for physical space. Like you said, ideas need a home to be able to grow.

When I moved to Tucson, I was just blown away like, oh my god people are really doing shit that we could never do in Phoenix, partially I think because there wasn’t a physical location. We were all just doing shit out of our bedrooms, which is still feasible and you can still do a lot of things that way, but definitely not to the same capacity. Especially when you’re just doing it by yourself or with a couple of friends, there’s not that opportunity to meet other like-minded people to then branch off and do other projects with.

Y: If we’re thinking in the broadest term, or the broadest base of people who may be a part of the space, we’re talking around 100-120 people. Those people don’t all think the same, they don’t all have the same goals. At the very least, they don’t all have the same words to describe those goals. Maybe there’s certain aligned values amongst all of those people, or inclinations maybe is a better word.

But for me, what is and always has been exciting about the potential of the BCC, is to build a real movement. And not in just this very constituent framing of building new subjects that will influence government or something. But like, new ways of relating and living together that will at least help be some of the seeds for a better way of living in the midst of all of this crisis and capitalism and global order.

I’d like to think we are the tiniest little specks of what could become something like Rojava or Chiapas and the Zapatistas. You know, they’re blowing us out of the water. I don’t want to put us on some sort of plane that’s anywhere close to the epicness of what they’re doing, and the challenges that they’re all really facing – people are dying constantly – there’s real stakes to what they’re doing. So, I don’t mean to compare us in that way.

But my hope is that there’s some seeds, of potentially decades in the future – that some of those people who are doing that in this area, can trace some things back on some level to the BCC.

For me, it’s not just creating a space to feel good and connect with cool people. Which, it’s obviously that, that’s a big aspect of it. But it’s to build material resources to survive and materially resist the state.

The BCC was supportive in concrete ways to the protests in the summer of 2020, and the uprising, both materially and vocally. We’ve been supportive of the protests growing against the deaths in the Pima County jail. We did a tattoo fundraiser for Chilean prisoners in the wake of their uprising in 2018. We’ve done info nights for Fidencio Aldama – who is a Yaqui political prisoner for resisting a pipeline in Sonora.

Z: I think a problem that this project addresses is isolation. I feel like capitalism pushes us to be so individualistic, and we fight that in this really simple way of gathering and coming together.

AM: Do you consider this project to be an alternative to capitalist relationships?

Y: I would say that’s the effort – to push those dynamics and those relationships increasingly to the fringes of our lives as much as possible. That framing for me is more useful than trying to live some pure life in which suddenly we are not subject to those things, but that in given moments and in the longer trajectory, we are pushing those things further and further out.

Z: I also think it’s really important to note how new the project of the BCC is. It’s so young and it’s so early.

So, like – are we an alternative to capitalist relationships? Yes.

Are we living in this whole other dimension where we don’t participate in capitalism at all? No.

But are we trying really hard to plant those seeds so that hopefully, eventually, we are participating as little as possible? I think we are. I think we’re planting it; we’re starting it.

X: Even just in the short time that I’ve been here, being here consistently has forced me to re-think and re-frame ways of relating to myself and to other people and to place, outside of what is ingrained in us by capitalism and by this way of life. I think it’s a mistake to think that spaces like this are automatically different and we’re in this bubble that isn’t touched by these things anymore.

AM: How do you make decisions and how do you confront obstacles?

Z: Something I love about this project is that whoever has the energy in the moment to do something, those are the people just doing that project. And very rarely do we try to filter or censor each other in the things that we have energy to do. It feels really open to a lot of people’s different methods and ideas and ways of making decisions.

Y: A part of it is that consensus, as some sort of decision-making process, in a project that is this multi-faceted…. There’re multiple different projects housed here that do vastly different things. Printing is not the same as fucking gardening. And so, in a consensus process – what does someone who is almost exclusively doing things in the print shop have to say about the garden?

Z: And I think something that’s so cool about this space is like – how are those decisions made? It’s not the print shop and the garden sitting in a room for two hours having a meeting, and taking meeting notes, and sending out the notes document, and talking about it and then voting on it for two months – it’s simply, maybe 2 maybe 5 people, probably eating food, in person, making eye contact, having a conversation, and figuring it out.

Y: There’s a way that radicals in general get obsessed with “process” as the representation of the “new way” – but it’s still actually a strange governance mentality, where it’s like, “our experience of relating together is through a mediated process of negotiation” of like, “this is the governance space where we decide how we live together”

And that’s not actually how people live together. What matters more is our relationships to each other. Direct relationships, as un-mediated as possible.

AM: What has been the main thing you’ve learned so far?

[birds chirping]

X: I feel like I’m just learning shit all the time, every time I come here. Just generally, I’ve learned how to be a better human.

Z: I’ve learned this before in life, but the BCC has really solidified it for me that – navigating the world is so much easier with other people. Like, doing things alone is almost never the easiest way.

X: Something that I heard a while ago is that survival is a shared burden, and not an individual obligation. And the BCC has really concretely solidified that in my mind by showing it to me physically.

Z: A cheesy thing that I’ve learned is – hope. Hope for the future. There’s a really, really wide umbrella of people who spend time here and projects that happen here, but a really consistent thing that I see here is people who really believe in something beyond just right now and just today. And people who really care about it and think about it frequently, and in their everyday actions are trying and working to build that. Learning hope, learning friendship, trust, consistency, commitment.

Y: Yeah, who knows? It could all collapse tomorrow.

Z: Exactly! Good thing we are here right now, in the beautiful garden. It is such a nice day.

AM: Is there anything else you want to share about the project?

Z: Is there some kind of one liner to describe the BCC that we missed? It’s just so hard to pin down like, is it an anarchist project, is it an autonomous project?

X: It isn’t any one of those things, which I think is worth celebrating. Maybe to other people it may seem vague or distant, but I think that’s a really great thing. Like with anarchists in Phoenix, for example, sometimes there’s so much emphasis on defining [a project’s] limits and boundaries that they’re suffocating themselves before they even start.

And I think that’s something that the BCC does really well – not having those hard limits and not having those hard boundaries of what the BCC is and can be, that makes it able to be so fluid in a way that works really well. It opens up so much space for so many things to live and thrive.

Y: I mean even just that language that you used…where people who are maybe not as close to the BCC could have a hard time “pinning it down,” is like, you know, the effort to pin down, there’s a lot of dominance implied in that phrasing. There’s an implication there. When we’re trying to pin down what something is, we should question why we’re trying to do that. What is the function of pinning something down?

Z: Yeah, it’s actually beautiful that we don’t try to. That’s unique for me – that we’re not forcing ourselves to define anything.

Y: When writing the mission statement or whatever that hasn’t been approved yet, I kind of opened with the line that we are living at the end of America. And hopefully the BCC will outlast America. Whether in this form or some other form, I think we will outlast America.

Z: I think that too. I really liked what you said, Y, about how maybe 20 years from now, something in that time can be traced back to something that was started here, right now.

Y: Some would argue that America is already over and we are merely living in her death rattle.

[laughter]

[birds chirping]

Página 1 de 16112345...102030...Última »