Noticias:

Ostula

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Santa María Ostula

Ostula: justicia y libertad para los autodefensas

LA COMISIÓN POR LA DEFENSA DE LOS BIENES COMUNALES DE LA COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTA MARÍA OSTULA

AL PUEBLO DE MÉXICO Y A LOS PUEBLOS DEL MUNDO.
AL ALTO COMISIONADO PARA DERECHOS HUMANOS DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS.
A LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS.
A LA RED TODOS LOS DERECHOS PARA TODOS.
A LA RED CONTRA LA REPRESIÓN Y POR LA SOLIDARIDAD.
A LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE MÉXICO.
AL CONGRESO NACIONAL INDIGENA.

En el marco del Quinto Aniversario de la recuperación de nuestras tierras correspondientes a la encargatura de Xayakalan el 29 de junio de 2009 y la reorganización de nuestra Policía Comunitaria, manifestamos lo siguiente:

1.- Como es del conocimiento público, el pasado 27 de junio fueron detenidos y desarmados 82 miembros de las autodefensas de las comunidades y pueblos de la región Costa Sierra de Michoacán, además del Dr. José Manuel Mireles Valverde. La detención se llevó a cabo por parte de elementos de la Procuraduría General de Justicia y de Seguridad Pública locales, así como del Ejército, la Marina y la Policía Federal.

2.- Nuevamente hacemos la denuncia pública que para nuestra comunidad no ha habido justicia. No existe una sola persona encarcelada ni avance de investigación respecto a los asesinatos y desapariciones de comuneros; como tampoco ha pasado con los cientos de asesinatos y desapariciones de otros pueblos y comunidades de la región Costa Sierra
de Michoacán. Durante años el crimen organizado, desde Coahuayana, Aquila, Coalcomán y Chinicuila, saqueó los recursos mineros y maderables sin que fuera castigado y sin que hasta el momento exista un solo detenido. Un ejemplo claro de esto es el caso de nuestra comunidad, donde el saqueo de la madera conocida científicamente como Dalbergia granadillo y cuyo nombre común en la región es “Sangualica” (un árbol muy valioso que se encuentra en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en la categoría de protegida por estar en peligro de extinción) fue realizado por los Caballeros Templarios. Ellos son los autores materiales e intelectuales de 32 asesinatos y 5 desapariciones de nuestra comunidad, por quienes
nunca hubo operativo alguno para detenerlos durante todos los años en que impunemente operaron en el municipio de Aquila. Queremos hacer patente que, contrario a lo que pregona el Gobierno Federal, el problema del CRIMEN ORGANIZADO en Michoacán no está para nada resuelto y la estructura del crimen organizado, sus principales cabezas y sus
actividades económicas siguen intactas; asimismo los funcionarios que son cómplices del crimen organizado, regados en todos los niveles de gobierno, siguen libres.

3.- La detención de los compañeros autodefensas es continuación de la estrategia de desarme y desarticulación de las policías comunitarias, guardias comunales y grupos de autodefensa de la región Costa Sierra. Recordamos que el 8 de febrero del año en curso se intentó desarmar a los hermanos autodefensas de nuestra comunidad en territorio comunal. Lo
mismo ocurrió con el intento de desarme de miembros de la autodefensa de La Placita el 19 de marzo del mismo año. Desarmar a los grupos de autodefensa de los pueblos y comunidades de la región Costa Sierra, incluida nuestra comunidad indígena de Santa María Ostula, significa permitir su cruel asesinato.

En atención a lo expuesto, pedimos a la sociedad civil nacional e internacional, así como a los organismos internacionales, estar atentos a lo que pase en la región y a no permitir un nuevo asesinato, un nuevo secuestro, un nuevo despojo en contra de nuestra comunidad y en contra de las comunidades indígenas del país.

A los gobiernos federal y del estado exigimos:

1. El CESE INMEDIATO de los operativos para desarmar y detener a los miembros de las policías comunitarias, autodefensas y guardias comunales de las comunidades indígenas de la costa de Michoacán y de los grupos de autodefensa de los pueblos de la región Costa Sierra.

2. La INMEDIATA LIBERACIÓN de los presos de San Miguel de Aquila y los autodefensas detenidos el 27 de junio de 2014 en el poblado de La Mira.

3. La INMEDIATA y URGENTE solución a nuestra problemática territorial en el paraje de Xayakalan por parte de los gobiernos del estado y federal para que se garantice en forma definitiva la tenencia jurídica de dichas tierras a favor de Ostula.

4. Presentación con vida de los comuneros FRANCISCO DE ASÍS MANUEL, presidente de bienes comunales, JAVIER MARTÍNEZ ROBLES, GERARDO VERA ORCINO, ENRIQUE DOMÍNGUEZ MACÍAS y MARTÍN SANTOS LUNA; esclarecimiento
del asesinato de los comuneros PEDRO LEYVA DOMINGUEZ, DIEGO RAMÍREZ DOMÍNGUEZ, J. TRINIDAD DE LA CRUZ CRISOSTOMO, CRISÓFORO SÁNCHEZ REYES Y TEODULO SANTOS GIRÓN y el castigo a los autores intelectuales y
materiales de su muerte; e investigación de los 32 asesinatos y desapariciones de comuneros pertenecientes la comunidad de Ostula a lo largo de los últimos tres años.

5. El otorgamiento de garantías para el funcionamiento de la policía comunitaria en el territorio nahua de la Costa michoacana.

¡Respeto a la totalidad de nuestras tierras comunales!
¡Respeto a nuestra policía comunitaria!
¡Castigo a los culpables del asesinato de nuestros comuneros en la lucha por la tierra y las libertades de la comunidad!
¡Presentación con vida del compañero Francisco de Asís Manuel, presidente de bienes comunales de Santa María Ostula y de los comuneros Javier Martínez Robles, Gerardo Vera Orcino, Enrique Domínguez Macías y Martín Santos Luna!

SANTA MARÍA OSTULA, MICHOACAN, A 29 DE JUNIO DE 2014.
TIERRA Y LIBERTAD

LA COMISIÓN POR LA DEFENSA DE LOS BIENES COMUNALES DE LA COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTA MARÍA OSTULA

radio
Solidaridad con Santa María Ostula

Urgente. Desarman a las Policías comunitarias de la Costa Nahua de Michocán

El día de hoy, 20 de marzo de 2014, fuerzas de la Marina Armada de México desarmaron a integrantes de las policías comunitarias de Ostula y grupos de Autodefensa de los municipios de Coalcomán, Aquila, Coahuayana y Chinicuila. Por tal motivo los grupos de autodefensa y los habitantes de Santa María Ostula han cerrado la carretera 200 Manzanillo-Lázaro Cárdenas. Cabe mencionar que el pasado 10 de febrero, un pelotón del Ejército Mexicano desarmó a la Policía Comunitaria de Ostula y a los grupos de autodefensa que la respaldaban, ante lo cual la población de la tenencia de Ostula obligó a que el general a cargo de dicho pelotón militar devolviera las armas, pues, desarmar a la policía comunitaria y a los grupos de autodefensa significaría permitir su cruel asesinato por parte de los integrantes de la delincuencia organizada.
Ante estos hechos hacemos un llamado a los individuos, organizaciones sociales y de derechos humanos solidarios a estar atentos a los hechos que se puedan desencadenar debido a la falta de garantías por parte del Gobierno Federal hacia las policías comunitarias y guardias comunales de la Costa Nahua de Michoacán.

Atentamente
Solidaridad con Santa María Ostula
20 de marzo de 2014

radio
Ojarasca

La recuperación comunitaria de Xayakalan en la costa michoacana es también la de sus tierras, guardias y autonomía

Fuente: Ojarasca – La Jornada

En su territorio se cruzan intereses de todo tipo: los gobiernos buscan implementar proyectos carreteros que faciliten el trasiego de mercancías y estimulen el turismo de playa; las mineras quieren explotar la veta que nace desde San Miguel Aquila; los pequeños propietarios quieren sembrar sus tierras o fraccionarlas y venderlas, y los narcotraficantes tienen aquí un importante punto de circulación de sus mercancía

Adazahira Chávez

La organización de la comunidad nahua de Santa María Ostula, Michoacán, en su lucha por la tierra, reanudó la marcha en febrero de este año. Después de que en junio de 2009 los comuneros activaron su Policía Comunitaria y retomaron el lugar conocido como La Canaguancera (renombrado Xayakalan), enfrentaron una ola de asesinatos y desapariciones —sobre todo contra miembros de la guardia tradicional o de los bienes comunales— que estableció un clima de terror y obligó al desplazamiento de familias enteras.

Pero ya están de regreso y afirman, como lo declararon en 2009, que no abandonarán sus tierras. En fechas recientes, acompañados por grupos de autodefensa de Tierra Caliente, los guardias comunitarios reingresaron a su territorio —muchos de ellos, como su comandante Semeí Verdía, estuvieron exiliados— y los comuneros desplazados también volvieron a Xayakalan, que sigue en disputa legal con los pequeños propietarios de La Placita, quienes lo invadieron hace ya cuatro décadas. La tarea urgente, señalan, es levantar de nueva cuenta las asambleas y trabajar las tierras que les dieron sustento y que tuvieron que abandonar.

La tarea no se mira fácil, y los nahuas lo saben. Relatan que en su territorio se cruzan intereses de todo tipo: los gobiernos buscan implementar proyectos carreteros que faciliten el trasiego de mercancías y estimulen el turismo de playa; las mineras quieren explotar la veta que nace desde San Miguel Aquila; los pequeños propietarios quieren sembrar sus tierras o fraccionarlas y venderlas, y los narcotraficantes tienen aquí un importante punto de circulación de sus mercancía. En este estado —de acuerdo con las denuncias que los comuneros han hecho desde hace años— muchas veces estos actores son los mismos sujetos. Y de este territorio ambicionado son dueños los comuneros de Ostula.

Tierra rica, tierra despojada

La cabecera comunal de Ostula y sus 22 encargaturas abarcan más de 28 mil hectáreas del municipio de Aquila, uno de los de mayor marginación en Michoacán. Los nahuas han poblado poco a poco la porción de su territorio que se extiende hacia la costa michoacana.

Las tierras correspondientes a la encargatura de Xayakalan, informan los comuneros, se localizan dentro de sus títulos primordiales del siglo xviii y dentro de la Resolución Presidencial que reconoció parte de su territorio en 1964. A pesar de ello, enfrentan un litigio agrario por unas 700 hectáreas que seis pequeños propietarios de La Placita invadieron “no sólo para la siembra de papaya, mango y tamarindo, sino para venderla al mejor postor” a pesar de las medidas cautelares a favor de los indígenas. La Comisión por la Defensa de los Bienes Comunales de Ostula señala que algunos de esos invasores son cabezas del crimen organizado en la región.


Cruce El Naranjo-Tenosique, Tabasco. Foto: Prometeo Lucero

La tierra de Aquila tiene abundancia de minerales (plata, zinc, oro y cobre), además de yacimientos de hierro, que en la actualidad explotan las empresas Ternium, Sicartsa y Metal Steel, y aporta una cuarta parte de la producción nacional. La veta que atraviesa San Miguel Aquila —comunidad de la que también tuvieron que salir los integrantes de la guardia tradicional y los comuneros por conflictos con la mina y el crimen organizado— llega hasta tierras de Ostula, y la empresa argentina Ternium tiene en la mira su explotación futura. Ternium es dueña de la mitad de Peña Colorada, mina de Ayotitlán, Jalisco, que ha provocado también persecuciones contra los líderes comuneros nahuas como Gaudencio Mancilla.

Dentro de este territorio invadido no sólo pasan las riquísimas vetas minerales, sino que hay playas con especies animales en peligro de extinción. Allí se contempló la ampliación de la carretera Coahuayana-Lázaro Cárdenas, e incluso la construcción de un puerto para transportar materiales que Ternium extrae de San Miguel Aquila.

Los días 13 y 14 de junio de 2009, el Congreso Nacional Indígena publicó el Manifiesto de Ostula, que reivindica el derecho a la autodefensa. Después de varios intentos infructuosos de negociación y al sentirse burlados por el gobierno, los comuneros retomaron las tierras de Xayakalan en 2009, establecieron su guardia comunitaria “para cuidar el territorio que nos pertenece” y se asentaron cerca de 250 personas, pertenecientes a 40 familias.

Los comuneros decidieron no participar en las elecciones oficiales en 2011, al igual que sus hermanos p’uhrépechas de Cherán, Pómaro y Coíre, en rechazo a la poca eficacia de las autoridades y el divisionismo que, denunciaron, promueven los partidos políticos.

La respuesta a su reto fue atronadora. En los últimos tres años, 32 pobladores de Ostula fueron asesinados brutalmente o desaparecidos. Destacan las ejecuciones en 2011 de los líderes Trinidad de la Cruz Crisóstomo, conocido como don Trino o el Trompas, encargado de la guardia comunitaria, y de Pedro Leyva. Las bases de la Armada —que se establecieron después de 2009— no ayudaron a detener la ola de violencia. Las autoridades judiciales no resolvieron ni uno sólo de los crímenes. Las balas de los “cuerno de chivo” poblaron las escenas de los crímenes, y las familias amenazadas huyeron.

Pocos habitantes quedaron en Xayakalan, pero los desplazados se ocuparon de planear el retorno y la reconstitución de su organización autónoma, que se pudo concretar este 2014. El 8 de febrero, “un grupo de comuneros de Santa María Ostula, coordinado con los grupos de autodefensa de los municipios de Coalcomán, Chinicuila y de la cabecera de Aquila, tomó el control de la tenencia de Ostula”, informaron en un documento público.

Coincidentemente, desde ese día “grupos de policías federales ministeriales e integrantes del ministerio público, de manera totalmente ilegal han ido a amenazar a los comuneros que viven en Xayakalan con desalojarlos”. Para los indígenas es “la continuación de las graves condiciones de guerra no declarada que vive Ostula desde que precisamente resolvió hacer el resguardo de las tierras de Xayakalan, el 29 de junio de 2009”.

Este 10 de febrero, un pelotón del Ejército federal intentó desarmar a la guardia comunitaria y a los grupos de autodefensa que la respaldaban, pero la población hizo que los soldados devolvieran las armas. El 13 de febrero, más de mil 200 comuneros en asamblea decidieron reorganizar formalmente la Policía Comunitaria. Ahora sus esfuerzos se centran en fortalecer los mecanismos comunitarios de decisión, reconstruir la base material para su organización y supervivencia —la comida y los recursos escasean— y mantener la seguridad en su territorio. A pesar de los años de terror, indican a Ojarasca desde Ostula, “la gente responde a su ancestral organización”

radio
Red Vs la Represión

Pronunciamiento de la RvsR por el asesinato de don Trinidad de la Cruz y contra la Guerra a Ostula

La noticia del asesinato de don Trinidad de la Cruz nos ha provocado indignación. Este asesinato se suma a la de otros compañeros de Santa María Ostula:

  • Diego Ramírez Domínguez
  • Simón Pineda Verdía
  • Simón Pineda, hijo
  • Quintín Regis Valdez
  • Erick Nemesio Domínguez
  • Froylán Medina Álvarez
  • Demetrio Olivero Álvarez
  • Humberto Santos Valladares
  • Venancio Ramírez Cirino
  • Manuel Flores Álvarez
  • Miguel Ángel Flores Álvarez
  • José Martínez Ramos
  • Horacio Martínez Ramos
  • Ernesto Nicolás López
  • Pedro Nazario Domínguez
  • Pedro Guzmán
  • Isidro Mora Domínguez
  • Feliciano Cirino Domínguez
  • Fortino Verdía Gómez (quemado y después asesinado)
  • Jonathan Verdía Gómez (quemado y después asesinado)
  • Francisco Verdía Macías
  • Ambrosio Verdía Macías
  • Nicolás de la Cruz
  • Nicolás de la Cruz, hijo
  • Juan Faustino Nemesio
  • Pedro Leyva

Además de las desapariciones de Gerardo Vera Orcino, Javier Martínez Robles, Francisco de Asís Manuel, Máximo Magno Valladares y Enrique Domínguez Macías, de 17 años de edad.

Tantos asesinatos, en apariencia, parecen no importar a las autoridades estatales de Michoacán o a las federales; pero es una falsa impresión  ya que los promueven, los provocan y los mantienen impunes., y, por lo tanto, hay un sincero interés en continuar perpetrando crímenes contra este pueblo nahua.

Las razones son claras: detener los procesos de autonomía de la región, sin las plagas electoreras promovidas por el IFE, sin los intereses de ningún partido político (opuestos a los de cualquier ciudadano de este país), sin la rapiña gubernamental y sin la explotación del crimen organizado. Ahí está la feliz comunión entre las organizaciones criminales y los gobiernos locales y las instancias federales, enemigos del trabajo honesto, de la madurez política de los ciudadanos y de la libertad, y tan amigos de la ambición, la corrupción y el poder paternalista que somete.

El asesinato de don Trinidad ha demostrado esta complicidad ya conocida. Horas después de su desaparición forzada, se difundió la denuncia firmada por la Campaña: Alto a la Guerra contra Ostula, y por organizaciones e individuos solidarios con Santa María Ostula. Esta denuncia nos narra cómo, sospechosamente, el vehículo de la Policía Federal Preventiva, que escoltaba a los integrantes de las Brigada de Observación a Ostula, se separó momentos antes de las agresiones contra los brigadistas y de la desaparición de don Trinidad. En la denuncia se identifica a tres de los agresores: Prisciliano Corona Sánchez, El Chalano, Iturbide Alejo, El Turbinas, y Margarita Pérez, La Usurpadora. Estos tres criminales, el 14 de noviembre de 2011, fueron los mismos que golpearon y amenazaron de muerte públicamente  a don Trinidad. Las autoridades, con esta información, no hicieron nada. Con el asesinato de don Trinidad, la PGJE inició la averiguación previa 215/2011-U, en el que no se tiene el nombre de ningún sospechoso. La impunidad está presente. Autoridades y criminales son aliados.

Llamamos a manifestarnos contra este brutal asesinato, contra la Guerra que el gobierno federal, estatal de Michoacán y el crimen organizado ejecuta contra el pueblo de Santa María de Ostula; llamamos a presionar por la justicia, incluso, a que nosotros mismos investiguemos todos estos hechos que la mismas autoridades no les conviene realizar, ya que ellas mismas son cómplices, ydenunciémoslas públicamente; organicémonos contra la represión.

ALTO A LA GUERRA CONTRA OSTULA

Contra el despojo y la represión…

la solidaridad.

Red Contra la Represión y por la Solidaridad

RvsR

radio
SANTA MARÍA OSTULA

Pronunciamiento Ostula. Comunidad nahua costa de Michoacàn

PARA LOS PUEBLOS EN LUCHA LA RESPUESTA ES UNA GUERRA DE MUERTE

El saldo de la guerra contra Ostula: 16 comuneros muertos o desaparecidos en los últimos seis meses, decenas de viudas, huérfanos y familias desplazadas y la suspensión indefinida de clases en las escuelas.

AL PUEBLO DE MÉXICO Y A LOS PUEBLOS DEL MUNDO.

A LA CARAVANA NACIONAL POR LA PAZ CON JUSTICIA Y DIGNIDAD.

A LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS.

A LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE MÉXICO.

AL CONGRESO NACIONAL INDIGENA.

A LA OTRA CAMPAÑA.

Este 29 de junio se cumplen DOS AÑOS de que nuestra comunidad, con el apoyo de las hermanas comunidades nahuas de Pómaro y El Coire, RECUPERÓ MÁS DE MIL HECTÁREAS CORRESPONDIENTES AL PARAJE DE XAYAKALAN que desde hace más de 40 años venían siendo invadidas por ricos caciques de La Placita, Michoacán, inició la FUNDACIÓN DEL POBLADO Y CAMPAMENTO EN RESISTENCIA DE XAYAKALAN, FRENÓ LOS MEGAPROYECTOS CARRETERO Y TURÍSTICO QUE PRETENDÍAN IMPONER EN EL TERRITORIO NAHUA TODOS LOS NIVELES DE GOBIERNO E IMPUSO UN ALTO A LA DECISIÓN DEL ESTADO PARA DESPOJAR A OSTULA DE CASI DIEZ MIL HECTÁREAS DE TIERRAS Y MONTES COMUNALES.

También se cumplen DOS AÑOS de que nuestra comunidad, apoyada en el MANIFIESTO POR LA AUTODEFENSA INDÍGENA del Congreso Nacional Indígena, resolvió cerrar todo su territorio y hacer el ejercicio pleno de la AUTONOMÍA Y LA AUTODEFENSA INDÍGENA a través de la reconstitución de su policía comunitaria tradicional y de la formación de un cuerpo de guardia comunal que encabezó la recuperación de las tierras, playas y montes que nos habían sido injustamente arrebatadas y que ACTUALMENTE SON RESGUARDADAS POR DICHA GUARDIA.

Desde el 29 de junio de 2009 hemos sufrido el acoso y las constantes agresiones de grupos paramilitares que persiguen, asesinan y desaparecen a integrantes de nuestra comunidad y de las comunidades vecinas con total impunidad, destacando las desapariciones forzadas del compañero FRANCISCO DE ASÍS MANUEL, presidente de bienes comunales de Santa María Ostula, y de los comuneros JAVIER MARTÍNEZ ROBLES y GERARDO VERA ORCINO.

A DOS AÑOS de aquellas jornadas de lucha, históricas para el pueblo nahua de occidente, DENUNCIAMOS que los Gobiernos Federal y del Estado no han garantizado la existencia de nuestra policía comunitaria ni han reconocido la propiedad comunal del paraje de Xayakalan; por el contrario, han realizado permanentes campañas de desarme y detención de comuneros en posesión de armas, incluso con participación de agentes estadounidenses, mientras que los grupos de delincuencia organizada que dominan en la región y en Michoacán actúan a sus anchas, protegidos por las corporaciones policíacas del estado y por la actitud omisa y cómplice del Ejército Mexicano y la Marina Armada de México.

En el mes de septiembre del año 2010 nuestra comunidad obtuvo de la COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS MEDIDAS CAUTELARES con relación a las desapariciones de FRANCISCO DE ASÍS MANUEL, JAVIER MARTÍNEZ ROBLES y GERARDO VERA ORCINO, lo anterior trajo alguna calma y por ello en el mes de octubre de 2010 nuestra comunidad inició el diálogo con la Secretaría de Reforma Agraria y la Secretaría de Gobierno del estado para tratar de destrabar la problemática de las tierras recuperadas en Xayakalan; unos días después ambos gobiernos propusieron a nuestro comunidad la “liberación” de 22 hectáreas que corresponden a nuestra propiedad inmemorial, pero que, en 1967 fueron dotadas al ejido Salinas de La Placita y ofrecieron contraprestaciones por 40 millones de pesos.

A principios de diciembre de 2010 la asamblea general de comuneros acordó rechazar la entrega de cualquier cantidad de dinero por parte de los gobiernos federal y del estado para solucionar el problema de tierras considerando que la sangre de nuestros hermanos desaparecidos y muertos no es negociable ni tiene precio, como tampoco la madre tierra tiene precio. A cambio nuestra comunidad inició una consulta entre las mujeres, hombres, niños y niñas que integran la comunidad para buscar, en caso de que así lo determine el consenso comunal, una propuesta que permita construir la paz con los ejidatarios y la población mestiza de La Placita.

Sin embargo, la consulta que hemos llevado con mucha dificultad en estos meses, ha estado salpicada de sangre y mucho dolor para la comunidad de Ostula:

  1. El 10 de diciembre de 2010 el comunero Horacio Martínez Ramos fue “levantado” en la carretera costera número 200 y posteriormente asesinado.
  2. El primero y el seis de enero de 2011 fueron asesinados, respectivamente, los comuneros Ernesto Nicolás López y Pedro Nazario Domínguez.
  3. El primero de febrero fue asesinado el comunero Pedro Guzmán y el 20 de febrero un comando intento asesinar en el poblado de El Faro al comunero Semeí Verdía, quien es miembro de la Comisión Comunal de Diálogo para la Problemática Agraria de la Comunidad y actualmente se encuentra fuera de Ostula.
  4. El 20 de marzo fueron asesinados el anciano Isidro Mora Domínguez y Feliciano Cirino Domínguez.
  5. El 8 de abril fue “levantado” en El Ranchito, Michoacán, el comunero menor de edad Enrique Domínguez Macías. Hasta el día de hoy se desconoce su paradero.
  6. El 02 de mayo los jóvenes comuneros Jonathan y Fortino Verdía Gómez fueron quemados y asesinados cerca de El Faro.
  7. El día 13 de mayo los comuneros y profesores Francisco y Ambrosio Verdía Macías, el primero director de la escuela primaria de Ostula, fueron levantados en la carretera costera número 200 y asesinados en El Faro. Desde ese día se encuentran suspendidas las clases en las escuelas de Ostula.
  8. El día 28 de mayo el comunero Nicolás de la Cruz, PRIMER COMANDANTE DEL TERCER GRUPO PERTENECIENTE A LA GUARDIA COMUNAL QUE RECUPERÓ XAYAKALAN EL 29 DE JUNIO DE 2009, y su hijo Rafael de la Cruz, fueron emboscados y asesinados.
  9. El día 29 de mayo el comunero Juan Faustino, PRIMER COMANDANTE DEL SEGUNDO GRUPO PERTENECIENTE A LA GUARDIA COMUNAL QUE RECUPERÓ XAYAKALAN EL 29 DE JUNIO DE 2009, fue asesinado.

Ante la permanente presión del gobierno del estado para que nuestra comunidad arribe a un acuerdo que “pare lo que está ocurriendo” cediendo parte de sus playas, NOS PREGUNTAMOS ¿QUÉ SIGUE? ¿QUIÉN SERÁ LA PRÓXIMA VÍCTIMA? ¿QUÉ MÁS TIENE QUE OCURRIR PARA QUE SE NOS RESPETEN NUESTROS DERECHOS SIEMPRE VIOLADOS? ¿QUÉ CRÍMENES HAN DE ACONTECER PARA QUE SE OTORGUEN GARANTÍAS A NUESTRA POLICÍA COMUNITARIA? ¿QUIÉN CASTIGARÁ AL GOBIERNO DE MICHOACÁN Y A LOS CUERPOS FEDERALES DESTACAMENTADOS EN LA REGIÓN POR SU SILENCIOSA COMPLICIDAD EN EL EXTERMINIO DE NUESTRA COMUNIDAD?

¿A caso lo que ocurre en Ostula es el costo que estamos pagando –como algunas voces amenazantes lo manifestaron veladamente- por el atrevimiento de habernos  levantado para salvar nuestras tierras, nuestra existencia y nuestra dignidad, para ejercitar los más elementales derechos que en cualquier parte del mundo le corresponden a todo ser humano?

¿Es el castigo que nos quieren imponer por haber estallado en contra de tanta injusticia, despojos, racismo y violencia acumulados no durante años, sino durante una larga noche que ya rebasa los quinientos años?

Porque a diario lo vivimos, también lo gritamos: La guerra contra el narcotráfico no es más que una mascarada para que ese jugoso negocio siga existiendo mientras la violencia se riega más y más por todos los pueblos de este país que es México, con el fin de que unos se roben lo que queda del patrimonio de nuestras comunidades y de la Nación.

Lo decimos con claridad: la solución es la AUTODEFENSA y el EJERCICIO DE LA AUTONOMÍA. En Xayakalan, donde está en pleno funcionamiento nuestra policía comunitaria, no hay violencia ni asesinatos; éstos han ocurrido principalmente en la carretera costera número 200, bajo vigilancia federal, y en poblados fuera de nuestro territorio. Es importante recordar que mientras Ostula resguardó y estableció para sí misma un estado de sitio que tras grandes sacrificios duró casi tres meses NO HUBO UN SOLO CRÍMEN EN TODA LA COMUNIDAD.

Por las razones antes expuestas y porque los agravios y crímenes cometidos en contra de Ostula forman parte de una larga cadena de agravios y crímenes cometidos en contra de los pueblos de todo México es que ANUNCIAMOS NUESTRA PARTICIPACIÓN EN LA CARAVANA NACIONAL POR LA PAZ CON JUSTICIA Y DIGNIDAD Y AUNQUE EN ESTE MOMENTO DIFÍCIL NO PODEMOS ESTAR FÍSICAMNETE CON USTEDES TAMBIÉN ANUNCIAMOS NUESTRA ADHESIÓN AL PACTO CIUDADANO QUE FIRMARÁN EL PRÓXIMO 10 DE JUNIO EN CIUDAD JUÁREZ CHIHUAHUA.

Con el fin de decir que no nos rendimos, que seguimos vivos y que necesitamos el urgente acompañamiento de la sociedad civil, l@s invitamos este 29 DE JUNIO, A PARTIR DE LAS 10:00 HORAS DEL DÍA, en la Encargatura-Campamento en Resistencia de Xayakalan, al SEGUNDO ANIVERSARIO DE LA RECUPERACIÓN DE NUESTRAS TIERRAS COMUNALES, DE LA FUNDACIÓN DEL POBLADO-CAMPAMENTO EN RESISTENCIA DE XAYAKALAN Y DE LA FORMACIÓN DE LA POLICÍA COMUNITARIA Y SU GUARDIA INDÍGENA COMUNAL, ASÍ COMO PARA EXIGIR EL CESE DE LA REPRESIÓN EN CONTRA DEL PUEBLO NAHUA DE LA COSTA Y LA URGENTE PRESENTACIÓN CON VIDA DE NUESTROS COMPAÑEROS DESAPARECIDOS.

¡Respeto a la totalidad de nuestras tierras comunales!

¡Respeto a nuestra policía comunitaria y su guardia comunal!

¡Presentación con vida del compañero Francisco de Asís Manuel, presidente de bienes comunales de Santa María Ostula y de los comuneros Javier Martínez Robles y Gerardo Vera Orcino!

¡Castigo a los culpables del asesinato del profesor Diego Ramírez Domínguez!

¡Alto al secuestro y asesinato de comuneros de Ostula¡

¡Castigo a los culpables de la represión en contra de Santa María Ostula!

SANTA MARÍA OSTULA, MICHOAAN, A 08 DE JUNIO DE 2011.

TIERRA Y LIBERTAD

LA COMISIÓN POR LA DEFENSA DE LOS BIENES COMUNALES DE LA COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTA MARÍA OSTULA

radio
Noticias de la Otra

Comuneros nahuas recuperan sus tierras en Ostula, Michoacán

El 29 de junio, cientos de comuneros nahuas de Santa María Ostula, Michoacán, recuperaron sus tierras, invadidas hacía más de 40 años por supuestos pequeños propietarios mestizos. En permanente alerta y bajo la protección de la policía comunitaria, los comuneros se preparan para resistir posibles agresiones

Página 5 de 512345