Noticias:

Ostula

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Agencia Subversiones | Radio Zapatista

[VIDEO] Xayacalan: diez años tejiendo resistencia comunitaria

radio
Radio Zapatista | Agencia Subversiones

Xayakalan, 10 años tejiendo resistencia comunitaria

 Colaboración entre Radio Zapatista y Agencia SubVersiones
Por Regina López, R. Rahal, La Negra Rb, Camia Plá

Desde la costa hasta la sierra el calor abraza el territorio de Santa María Ostula. Su tierra rojiza y ocre adorna las casas de adobe y palma, mientras los tamarindos se tienden frente al mar y las milpas se levantan más atrás en las montañas. Quien tiene la oportunidad de posar la vista sobre la comunidad nahua de Ostula es testigo de este paraíso, ejemplo de perseverancia en la lucha por el territorio y la autonomía indígena.

San Diego Xayakalan es una de las encargaturas costeras que da entrada al territorio ostuleño por el norte. Circulando por “la doscientos” —carretera federal que comunica varios estados del pacífico mexicano— se llega a ella al encontrar el filtro de seguridad comunitario, primero de varios que la Guardia Comunal mantiene instalados para procurar la seguridad y como puntos de acceso.

El pasado 29 de junio Xayakalan celebró sus 10 años de vida. Con presencia de representantes de las 23 encargaturas que hoy conforman Santa María Ostula —pequeñas comunidades que hoy se rigen bajo la asamblea general y cuentan con estructuras y cargos comunitarios propios—, así como de otros pueblos, organizaciones y colectivos; las mujeres, hombres, ancianos, niñas y niños de la comunidad nos recibieron para rememorar juntos el camino andado.

Xayakalan se fundó en 2009 tras la recuperación por la vía de los hechos de más de 1000 hectáreas de territorio que se encontraba en manos de pequeños propietarios y bajo el control del crimen organizado.

El nombre de San Diego Xayakalan alude a Diego Ramírez, primer comunero asesinado por células del cartel de la región. Las familias que hoy habitan la comunidad, queriendo honrar su memoria, la llamaron San Diego, seguido de Xayakalan que en náhuatl significa tierra de Xayakates: personajes míticos que danzan burlones haciendo todo tipo de travesuras a manera de una tradición que en sí representa la insumisión histórica indígena ante el orden colonial español y en general ante cualquier imposición ajena.

Preparando la fiesta 

Días antes pudimos observar los preparativos para la conmemoración. Por comisiones y turnos de trabajo, todo el pueblo se afanó en los arreglos.

Asistíamos a la organización colectiva del evento, de por sí ya una fiesta, que recibía a sus invitados e invitadas con una manta en donde podía leerse: “Décimo Aniversario (por la) Recuperación de Nuestras Tierras, Comunidad Santa María Ostula, Xayakalan, 28 y 29 Junio 2019”.

Bajo la sombra de la enramada y junto a la capilla de la Virgen de Guadalupe, en lo más alto del terreno, las mujeres de la comunidad preparaban presurosas y alegres las tortillas en su fogón comunitario. Mientras, animados también, los hombres tejían adornos de palma para decorar el lugar, a la vez que colocaban la vestimenta tradicional y figuras asemejando a los Xayakates y a los Bartolos (personajes de las pastorelas) a uno y otro lado del templete.

Una exposición fotográfica que se alistaba a ser montada daba cuenta de los rostros de la lucha y la belleza del territorio. Entretanto los muchos niños y niñas correteaban de un lugar a otro, haciéndonos reflexionar que este proceso ha permitido que la juventud y niñez de Xayakalan, mucha de ella nacida durante la resistencia y que por ello es poseedora de una fuerte identidad, hoy pueda crecer y divertirse con libertad.

Por tiempos inmemoriales aquí es nuestro

Al día siguiente, 29 de junio, se inició temprano. Tras la misa, seguida de un gran desayuno, se convocó a las y los presentes a formar parte de una marcha hasta los linderos de la comunidad.

Partiendo de la enramada, espacio de reunión de la asamblea comunitaria, comenzó el recorrido con la Guardia y autoridades comunales al frente hacia el paraje de Las Bugambilias, una fracción de tierra que todavía se encuentra en disputa.

Bajo un sol apabullante se escucharon los ¡Ostula Vive, la Lucha Sigue!, ¡Ostula no se vende, Ostula se defiende! o ¡Vivan los pueblos originarios, viva Zapata, viva EZLN, Viva Ostula! que animaron a todas y todos los que ahí acompañamos hasta el punto denominado “las tres majahuas”, colindancia que la gente anciana de la comunidad recuerda les fue reconocida por resolución presidencial en 1964. Sin embargo, y como consta en los títulos primordiales, su territorio va mucho más allá.

Este acto simbólico de recorrer el territorio hasta sus linderos incluyó la intervención de las autoridades de Ostula y su encargatura Xayakalan que, en palabras de su Jefe de Tenencia y Encargado del Orden, compartieron parte del proceso de resistencia y agradecieron la presencia de las y los que llegamos desde otros lugares.

Quisimos venir para saber en dónde llegamos (…) en este trayecto tuvimos muerte y levantones. Seguimos luchando por nuestras tierras que nos las han heredado nuestros ancestros. Nosotros somos de lucha y vamos a seguir luchando por nuestros chiquitines que vienen aquí atrás de nosotros (Jefe de tenencia Sta Maria Ostula).

Estamos contentos por cumplir estos diez años de aniversario, de lucha por nuestra tierra recuperada (…)  Agradecerles a todos aquí y a iniciar este día aquí con esta marcha con todos los compañeros que vienen de diferentes lugares (Encargado del Orden de Xayakalan).

Ostula resiste desde siempre, Ostula no olvida

La resistencia en Ostula no es sencilla pero camina a paso firme. En el aniversario mucho se habló de ello, porque diez años no son pocos y todo lo ocurrido durante este tiempo ha marcado profundamente a este valeroso pueblo.

Se recordó a los 35 compañeros asesinados y los otros 6 compañeros desaparecidos, en una constante organizativa que, como mencionó el comandante de la Guardia Comunitaria, Germán Ramírez, viene de lejos y todavía continúa.

En varios testimonios resonó que las luchas “no tienen fin”, reafirmando que esta experiencia que se viene construyendo “no es de inicio” sino que es la continuidad de “los antepasados”, porque este, como muchos otros procesos organizativos, trasciende los tiempos y muestra de ello son las diversas luchas por la defensa territorial y sus todavía prácticas de autogobierno indígena.

Orgullosas sonrisas se vieron durante la narración de una parte de la memoria histórica que expuso la herencia combativa de los ostuleños. Considerados los mejores flecheros de la región, se relató cómo la corona española les encomendó la protección de los piratas. Y que por esta tradición defensiva, que ya venía desde antes, se les conocía como “los centinelas del mar del sur”, antecedente y fundamento jurídico-histórico de la actual Guardia Comunal.

Durante estos últimos 10 años, como allí se dijo, la lucha ha consistido en “organización, organización, recuperación, traición y reorganización.” Y aunque la Guardia Comunal es fundamental para la seguridad comunitaria, este proceso se construye también asistiendo a la asamblea general, fortaleciendo sus estructuras y respetando los acuerdos, cargos y comisiones de trabajo.

Ostula es, en efecto, el movimiento armado que les ha permitido alejar al crimen organizado, pero también es la cocina compartida, la enramada y sus asambleas, el trabajo de la tierra, las faenas en el campo y los turnos en los filtros, sus playas libres del turismo gentrificador y las mujeres que participan y defienden con voz y presencia el territorio. Aquí la resistencia se teje día con día, habitando la tierra, cuidándola y, como presenciamos, en la participación de sus fiestas y recuperación colectiva de la historia y la cultura. Todo ello hace posible la vida comunitaria, incluyendo lo que en muchos otros lugares del país o comunidades cercanas hoy no tienen: la seguridad.

“Así quisiera yo que mi comunidad fuera” (Compañero de la vecina comunidad indígena de Pómaro)

(Descarga aquí)  

La continuidad del despojo

Aun cuando ya son varias batallas las ganadas, la guerra de despojo en contra del pueblo de Ostula continua.

Los intereses económicos del capital neo-extractivista y mercantil siguen siendo la riqueza forestal y biodiversa de las montañas, las playas y puertos para el turismo y el acceso comercial, y el hierro en los cerros para la explotación minera. Como ahí se dijo: “Primero (fue) la tierra, después fue el mar y ahora sabemos que son esas piedras que están allá arriba”.

Frente al acecho de los poderes locales en forma de partidos, caciques y narcoparamilitares, las encargaturas organizan su autodefensa indígena. En un país en donde el poder político y la fuerza del Estado está a disposición del poder económico y criminal, ello representa  todo un golpe al sistema.

Es un sistema muy vicioso y si nosotros fallamos quién sabe qué va a pasar con nosotros. Aquí hay un lema que dice en nuestra comunidad: “Nokni amo ximuyolpacho” “¡Ánimo compañeros, no rajemos!”

Momentos agridulces se vivieron. Se recordaron los agravios, las injusticias, las traiciones y a quienes ya no están presentes pero viven en la memoria. Historias estremecedoras por las que en algún momento del conversatorio se pidió no aplaudir al finalizar el testimonio.

Por defender su territorio de intereses ajenos, en ésta última década la comunidad ha sido duramente golpeada. Particularmente después de la recuperación de tierras y durante las reconfiguraciones de varios cárteles del narcotráfico que han perseguido a sus líderes, asesinado y desaparecido a compañeros y comprado a algunos otros.

Tampoco han estado exentos de la represión y agresiones por parte del Estado. El 19 de julio de 2015 el ejército mexicano, junto con la Policía Federal, implementaron un operativo para apresar al entonces comandante general de la Guardia Comunal. El resultado fue una incursión al territorio de Ostula por parte de las fuerzas armadas, quienes abrieron fuego contra la población civil asesinando a Hidelberto Reyes García de 12 años de edad.

Este tipo de agresiones no son hechos aislados. Se trata de una violencia sistémica que parece normalizarse más allá de cualquier alternancia en el gobierno. Dijera el Subcomandante Moisés, vocero del EZLN, “cambia el capataz, pero el finquero es el mismo”, ya que en los apenas ocho meses de la “supuesta transformación”, el  gobierno en turno ha acelerado los proyectos de desarrollo capitalistas y la militarización sobre el territorio indígena. A consecuencia de esto los ataques narcoparamilitares y asesinatos a defensores comunitarios también se han agudizado.

Festejar que Xayakalan Vive

Tras los duros testimonios, la jornada prosiguió conforme a su programa. Era el momento de dar entrada a los Xayakates con sus travesuras, transición perfecta al acto cultural para disfrute de todo el pueblo.

Particularmente emotiva fue la entonación de El Corrido de Xayakalan que, en voz de una compañera invitada y con la guitarra de Ezequiel, reconocido músico de la comunidad, relata el momento preciso de la toma territorial y nacimiento de Xayakalan diez años atrás.

Corrido de Xayakalan, compuesto por Pedro Leyva, asesinado en octubre de 2011. Canta la compañera Silvia.

(Descarga aquí)  

En este aniversario, además de la danza, el teatro, la música y la comida, la ceremonia y las palabras de las y los compañeros y compañeras, Ostula nos mostró una vez más que la lucha por la autonomía es constante y que vivir es resistir, habitar es luchar y festejar es hacer la memoria presente.

¡Vivan los 10 años de lucha y resistencia de Xayakalan!
¡Vivan la comunidad de Santa María de Ostula!
¡Qué viva la Guardia Comunal y las Encargaturas de Ostula!

Escucha aquí todas las participaciones del evento:

 

radio
Agencia SubVersiones

«Error técnico» pone en riesgo el territorio de Ostula

Por Dante A. Saucedo y Regina López | Agencia SubVersiones

En la costa de Michoacán, entre las aguas del Océano Pacífico y la Sierra madre del sur, habita el pueblo nahua de Santa María Ostula. Al menos desde el siglo XIX, ganaderos, pequeños propietarios, mineros y, más recientemente, narcotraficantes, han intentado despojarlo su territorio.

La comunidad de Ostula ha sabido defenderse por todos los medios posibles, pero hoy se enfrenta de nuevo a un riesgo que parecía haberse conjurado ya: un «error técnico» en el plano de la comunidad —generado y solapado por intereses políticos— amenaza más de seis mil hectáreas de territorio comunal.

Apenas en enero pasado, un juzgado agrario volvió a dar la razón a los «pequeños propietarios» que reclaman la propiedad de las tierras bajas y fértiles al norte de la comunidad. Pero la respuesta es clara: las tierras no están «en disputa», son de Ostula y se van a defender.

I. Una historia política del despojo

Los intentos de invasión a la comunidad de Ostula vienen de lejos. Como en todos los antiguos asentamientos nahuas de la sierra-costa michoacana —y en buena parte de las comunidades indígenas del país—, la ola más agresiva de usurpación de tierras comunales fue detonada por las leyes liberales que comenzaron con las Reformas Borbónicas del siglo XVIII y culminaron con las reformas juaristas.

(Continuar leyendo…)

radio
Comunidad nahua de Santa María Ostula

Comunidad de Santa María Ostula: sobre el fallecimiento de Gadalupe Campanur Tapia

México, 22 de enero de 2018

A nuestras hermanas y hermanos de Cherán K’eri
A la familia Campanur Tapia
A los medios de comunicación nacionales e internacionales
A los medios libres
Al pueblo de México

La comunidad nahua de Santa María Ostula ha tenido conocimiento del reciente fallecimiento de la compañera Guadalupe Campanur Tapia, originaria de la comunidad de Cherán K’eri.

Ante tal acontecimiento expresamos nuestras más sinceras condolencias y decimos que nos mantendremos al pendiente del resultado de las investigaciones iniciadas para determinar las causas que generaron la muerte de la compañera, así como de los procedimientos necesarios para que se haga justicia y no haya impunidad.

Confiamos en las decisiones que tome el Consejo Mayor y la Asamblea General de la comunidad así como en su libre determinación y autonomía.

La compañera Guadalupe estuvo en el octavo aniversario de la recuperación de nuestras tierras comunales el pasado 29 de junio de 2017, asistió como parte de la comitiva de Cherán K’eri que estuvo presente en tan importante fecha para nuestra lucha.

Reconocemos la trayectoria de lucha de la compañera y su ejemplo de compromiso social, por lo que su pérdida es un duro golpe, no sólo para su comunidad sino para los pueblos indígenas de Michoacán y del país.

Reciban, compañeras y compañeros de Cherán K’eri, un abrazo fraterno y solidario del pueblo nahua de la sierra-costa michoacana y sepan que seguiremos atentos los pasos siguientes para que la justicia sea la cura a este dolor.

Atentamente
Comunidad nahua de Santa María Ostula
«Nunca más un México sin nosotros»

radio
Comunidad Indígena de Santa María Ostula

Comunidad indígena de Santa María Ostula se solidariza con la Casa del Estudiante Vladimir Ilich Lenin

Conocemos sus pasos en el caminar colectivo en el que nos reconocemos desde muchos años de lucha. Conocemos la conciencia que siembra permanentemente en las y los estudiantes de la Casa Lenin, que son un grupo de compañer@s en los que confiamos y que tenemos la certeza que como país, como sociedad necesitamos.

Desde nuestra comunidad de Ostula condenamos los intentos de reprimir, desarticular y desaparecer las casas de estudiantes comprometidas con las luchas de los pueblos y desconocemos los reglamentos impuestos desde el año 2012, así como las imposiciones que vulneran la autonomía organizativa y operativa de la casa Lenin, como las supuestas becas individuales que pretenden eliminar las becas colectivas y organización comunitaria de esta casa de estudiantes.

Exigimos la regularización del presupuesto universitario asignado a la Casa Lenin y que este no sea utilizado por los malos gobiernos para reprimir y debilitar su digna resistencia.

Atentamente A 29 de junio de 2017

Desde el territorio liberado de Xayakalan

Comunidad Indígena de Santa María Ostula, municipio de Aquila, Michoacán

radio
SubVersiones

Sobre la detención de El Lico: cuando la justicia institucional no alcanza

Ostula_Regina_Lopez_2015-1

Por Dante A. Saucedo y Regina López

El pasado 22 de marzo, elementos de la Policía Federal detuvieron en Nayarit a Federico González Medina, El Lico. En los días siguientes a su aprehensión, la Comisión Nacional de Seguridad y la Procuraduría de Justicia de Michoacán emitieron comunicados para adjudicar la captura del jefe de plaza de Los Caballeros Templarios en La Placita —en el municipio michoacano de Aquila— a trabajos coordinados de «inteligencia».

En la sierra-costa michoacana, sin embargo, los boletines de prensa de las corporaciones de seguridad del Estado mexicano no son suficientes para borrar de la memoria los años de agravios y violencia que El Lico provocó con la aquiescencia o franca complicidad de los tres niveles de gobierno. Para el pueblo nahua de Santa María Ostula, el nombre del jefe Templario es sinónimo de una época de terror, cuyas memorias y dolores apenas comienzan a sanar.

(Continuar leyendo…)

radio
Comunidad de Santa María Ostula

Santa María Ostula: Solidaridad con Arantepacua

A los hermanos y hermanas de Arantepacua.
A la sociedad civil en general
A Los medios de comunicación

Reciban un saludo respetuoso, combativo y fraterno, sepan que en la comunidad indígena Nahua de Santa María Ostula, municipio de Aquila, Michoacán, tienen amigos que estamos y estaremos con ustedes en su dolor y en su lucha. Nos duelen, como nuestros, los compañeros comuneros purépechas que fueron cobardemente asesinados por la policía represora de Silvano Aureoles.

Nos duele porque conocemos el dolor y la rabia que se siente al ver un niño muerto por las balas asesinas del gobierno que responde con descaro y cinismo. Nos duele porque conocemos el miedo que queda en la mirada de los niños que crecen sintiéndose amenazados. Nos duele porque conocemos la profunda corrupción criminal del gobierno.

Nos sumamos a la exigencia de castigo a Silvano Aureoles, así como a todos los mandos políticos, policiacos y militares que orquestaron la masacre en contra de la comunidad de Arantepacua y hacemos nuestra la exigencia de libertad inmediata de todos los comuneros detenidos.

Condenamos la cobarde forma de hacer política del gobierno del estado de Michocacán, que está lleno simulación, criminalización, asesinatos y atemorización de los pueblos. Es decir, condenamos la traición en todas sus formas.

Condenamos el terrorismo de Estado operado por  los gobiernos de todos los niveles en las comunidades indígenas de Michoacán a través del uso del ejército en contra de la población civil y exigimos la inmediata salida de militares y policías del territorio de Arantepacua.

Atentamente

Abril de 2017

Comunidad de Santa María Ostula

radio
NotiFrayba

NotiFrayba: Santa María Ostula frente a las infamias del gobierno y el crimen organizado

PC_ostula

(Descarga aquí)  

Te presentamos un especial de la Comunidad Santa María Ostula, la cual recuperó en el 2009 alrededor de 1200 hectáreas de tierra para fundar el pueblo de Xayakala. Estas tierras les habían sido arrebatadas por “pequeños propietarios” provenientes del estado de Colima y zonas aledañas, mismos que a la larga demostrarían estar aliados con el Cártel de los Caballeros Templarios, el cual les asesinó a 32 comuneros y les desapareció a otros seis, entre 2008 y 2014. Todo ello ante la omisión de los gobiernos estatal y federal.

La infamia más reciente hacia este pueblo se presentó en los primeros días del mes de febrero del 2017. El día 8, la comunidad informó que tras operativos conjuntos y negociaciones fueron liberados los policías comunitarios de San Pedro Naranjestil, quienes habían sido secuestrados y desaparecidos desde el pasado 5 de febrero de 2017 a manos de elementos de la Secretaría de Marina, quienes después los entregaron al grupo del crimen organizado de los Templarios, así como los dos comunitarios que posteriormente fueron retenidos en el proceso de negociación.

(Para suscribirte al podcast de NotiFrayba, haz clic aquí: Suscríbete con itunes   RSS Feed )

radio
Radio Zapatista

Ostula: Liberan a policías comunitarios – denuncian impunidad y complicidad entre Estado y delincuencia organizada

ostula_PC
Foto: Enrique Castro (Proceso)

La comunidad indígena de Santa María Ostula informó que ayer, 8 de febrero de 2017, fueron liberados los policías comunitarios de San Pedro Naranjestil, secuestrados el 5 de febrero por miembros de la Marina y entregados al crimen organizado. La liberación se dio como resultado de operativos y negociaciones entre el Estado y el crimen organizado, cuyo contenido la comunidad ignora. Al mismo tiempo, la comunidad de Ostula denuncia la complicidad entre el Estado, la delincuencia organizada y el capital, sobre todo en la forma de las empresas mineras que operan en la región. En el comunicado hacen también un recuento de las graves agresiones sufridas a manos del Estado y de la delincuencia organizada a lo largo de este último año, y ennumeran una serie de exigencias para acabar con la impunidad, desmilitarizar la región, desmantelar los grupos del crimen organizado, permitir la construcción de la autonomía y crear las condiciones para el retorno de la paz social.

A continuación, el comunicado completo.


COMUNICADO DE LA COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTA MARÍA OSTULA, AQUILA, MICHOACAN: LIBERADOS LOS POLICÍAS COMUNITARIOS

8 DE FEBRERO DE 2017

A LA OPINIÓN PÚBLICA
AL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
AL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL
A LOS MEDIOS LIBRES
A LOS MEDIOS NACIONALES E INTERNACIONALES

El día de hoy a temprana hora y tras operativos conjuntos y negociaciones fueron liberados los compañeros policías comunitarios de San Pedro Naranjestil, municipio de Aquila, Michoacán: Abigail Farías Fernán, Crispín Francisco de Aquino, Saúl Fabián Meraz Martínez, Eleno Valencia Zambrano y Francisco Carreón Valencia, quienes habían sido secuestrados y desaparecidos desde el pasado 5 de febrero de 2017 a manos de elementos de la Secretaría de Marina, quienes después los entregaron a los grupos delictivos encabezados por Jesús Cruz Virrueta (alias Chuy Playas), Fernando Cruz Mendoza (alias El Tena), José María Cruz (alias el Tunco), Federico González Medina (alias Lico) y Mario Álvarez López (alias El Chacal), así como los dos comunitarios que posteriormente fueron retenidos en el proceso de negociación.

Aclaramos que nuestra comunidad desconoce las condiciones y acuerdos a los que se haya llegado con los delincuentes para la liberación de nuestros compañeros y denunciamos que no han sido detenidos ninguno de los responsables materiales e intelectuales de este nuevo atentado, ni ha sido esclarecido el vínculo y la complicidad entre estos y los elementos de la Secretaría de Marina.

(Continuar leyendo…)

radio
Comunidad Indígena de Santa María Ostula

Comunicado de Santa María Ostula 7 de febrero de 2017

ostula-660x330

Sierra-costa de Michoacán, 7 de febrero de 2017

A los pueblos de México y el mundo,
Al Congreso Nacional Indígena
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A los medios libres,
A los medios de comunicación nacionales e internacionales,

La Comunidad Indígena de Santa María Ostula se manifiesta enérgicamente en contra de la detención ilegal de 5 elementos de las policías comunitarias de San Pedro Naranjestil y Tizupan –ambos pertenecientes a la comunidad indígena de Pómaro– a manos de elementos de la Secretaría de Marina (SEMAR) para ser entregados directamente a un grupo de criminales, el cual ha sido denunciado insistentemente con anterioridad.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 3:00 de la mañana del día 5 de febrero, hora en la cual algunas camionetas de la SEMAR llegaron al filtro de seguridad que la policía comunitaria mantenía en el punto conocido como Tizupan. A partir de los testimonios recopilados, es posible certificar que los marinos no detuvieron al azar a los comunitarios sino que éstos estaban plenamente identificados y eran el objetivo de esta acción.

(Continuar leyendo…)

Página 1 de 512345