Noticias:
image/svg+xml image/svg+xml
radio
Concejo Indígena de Gobierno

Actualización de fechas e itinerario de la gira del Concejo Indígena de Gobierno en Chiapas (Oct 2017)

Fechas y Rutas15cm

radio
Radio Zapatista

“Nuestra propuesta es diferente, es una propuesta colectiva”, Marichuy a su salida del INE

Fotografía: Heriberto Rodríguez

“Ya dimos un primer paso”, afirmó la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) pasado el mediodía de hoy tras su salida de las instalaciones del Instituto Nacional Electoral en la Ciudad de México.

A pesar de algunos obstáculos que Marichuy señaló como “trabas” que demuestran “la estructura diseñada por los de arriba” pudo quedar registrada como aspirante en base a una candidatura independiente para contender en las elecciones presidenciales del próximo año.

Decenas de personas acompañaron el momento en el que una vez más María de Jesús Patricio Martínez reiteró el carácter colectivo de una propuesta que caminará “al estilo de los pueblos” con la responsabilidad que el cargo significa en las comunidades y sin recibir un peso del INE.

También señaló la guerra de exterminio en la que se encuentran los pueblos indígenas y que de nuevo se evidenció tras los recientes terremotos que sacudieron al país: “Porque nos queda claro, sobre todo ahorita en este tiempo que acabamos de pasar de catástrofe, se vio clarito que no les interesa la gente de abajo, que no están con la gente de abajo.” Manifestó que ante el despojo que se vive la llamada es a la organización y el apoyo debe ser de todas y todos para acabar con este sistema capitalista, racista, clasista y patriarcal, no sólo en México, sino en todo el mundo.

Escucha sus palabras: (Descarga aquí)  

Lee sus palabras:
(Continuar leyendo…)

radio
Congreso Nacional Indígena

Invita CNI a acompañar el registro de la vocera del Concejo Indígena de Gobierno en el INE, como aspirante a candidata independiente a la presidencia de México

Sábado 7 de octubre, 11:00 horas

Al Pueblo de México
A los medios libres de comunicación
A los colectivos y organizaciones solidarios
A la Sexta Nacional e Internacional.

Después del sin número de actos racistas y clasistas, hemos logrado cumplir todos los requisitos que la Ley electoral y la estructura del INE, construídas por los miembros de los partidos institucionales, imponen para impedir que una persona de abajo, mujer e indígena, pueda aspirar a la candidatura independiente a la presidencia.

Las y los estamos invitando, a quienes que puedan, compañeras, compañeros del pueblo de México, de los colectivos y organizaciones solidarios, a las y los individuos conscientes y a los medios de comunicación a que acompañen a nuestra vocera Marychuy y miembros del Concejo Indígena de Gobierno a la entrega de la documentación requerida por la ley en el Instituto Nacional Electoral, que será el sábado 7 de octubre a las 11:00 de la mañana en las oficinas de esa institución, que está ubicada en Viaducto Tlalpan No. 100 Col. Arenal Tepepan, Delegación Tlalpan en la Ciudad de México.

Por primera vez se abre la posibilidad de que una mujer indígena, vocera del C.I.G., el cual está construido de decenas de pueblos originarios, aparezca en la boleta electoral y, sobre todo, obligue a que la agenda de los pueblos originarios y las y los trabajadores pobres de nuestro país sea puesta en el tablero nacional y vayamos más allá de este  sistema político.

Se vuelve a abrir la posibilidad para millones de explotadas y explotados de México, de hacer de las resistencias de todas y todos la base de un nuevo país y un nuevo mundo. De hacer de la indignación una ofensiva que no sólo sacuda al sistema político nacional, sino que nos permita abrir caminos para reconstruir el país; todos los tejidos sociales, ecológicos, políticos, culturales y económicos que están hoy destruidos por la corrupción y ambición de unos cuantos, que sólo saben ver lo que su patrón, el dinero, les dicte.

ATENTAMENTE

OCTUBRE DE 2017
POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS
NUNCA MAS UN MÉXICO SIN NOSOTROS
CONGRESO NACIONAL INDÍGENA
CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO

radio
Congreso Nacional Indígena

Pronunciamiento del CNI por el allanamiento y robo a la concejala de la Costa de Chiapas

A los Pueblos Originarios de México
A la Sociedad Civil de México y del Mundo
A la Sexta Nacional e Internacional
A los Medios Libres de Comunicación

Hermanas y hermanos:

Las familias, barrios, tribus, naciones y pueblos originarios agrupados en el Congreso Nacional Indígena (CNI) denunciamos el allanamiento y robo perpetrado en la casa de Guadalupe Núñez Salaza, quien es concejal de la Costa de Chiapas ante el Concejo Indígena de Gobierno (CIG).

El 2 de octubre, siendo las 4:00 am, personas desconocidas se introdujeron en el domicilio de la compañera Guadalupe Núñez Salaza (ubicado en la Calle 1º de Mayo núm. 73 de la Colonia Evolución en la ciudad de Tonalá, Chiapas), de donde hurtaron dinero, aparatos electrónicos y documentos oficiales. Todos estos hecho se registran durante la etapa de apoyo que los concejales del CIG despliegan en las comunidades afectadas por el terremoto del 7 de septiembre de 2017, así como de la entrega de ayuda humanitaria, de la reconstrucción de viviendas y del proceso organizativo del Concejo Indígena de Gobierno.

Ante este contexto, los pueblos indígenas del CNI exigimos se desarrolle una investigación a fondo, para con ello dar cuenta tanto de los responsables directos de los hechos, así como de mostrar cómo estos mecanismos buscan intimidar a las personas, los pueblos y las luchas de resistencia. Es así como los pueblos exigimos verdad y justicia. De igual forma, señalamos que estos hechos representan una amenaza para la compañera Guadalupe Núñez Salaza y su familia, así como para los integrantes del Frente Cívico Tonalteco y del Concejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas, ante lo cual llamamos a los organismos de derechos humanos a estar atento sobre próximos actos intimidatorios.

Exigimos respeto ante el proceso organizativo que desde el Concejo Indígena de Gobierno se viene desarrollando por diversas regiones de México. Les recordamos que se llegó la hora del florecimiento de nuestros pueblos, por tanto les informamos que seguiremos construyendo la resistencia, la rebeldía y la autonomía desde abajo y a la izquierda, junto a los explotados de México y el mundo.

Nunca Más un México Sin Nosotros
Congreso Nacional Indígena
Concejo Indígena de Gobierno

radio
Agencia SubVersiones

2017: Reconstrucción nacional con dignidad y soberanía

2 de Octubre 2017: Reconstrucción nacional con dignidad y soberanía

Por Elis Monroy

Apenas a dos semanas del terremoto del 19 de septiembre, llegó el 2 de octubre, y con esta fecha, la necesidad de recordar que no podemos olvidar.

La marcha que conmemoró los 49 años de la matanza estudiantil perpetrada en Tlatelolco bajo las órdenes del entonces presidente priísta Gustavo Díaz Ordaz hoy era precedida por el lema «Reconstrucción nacional con dignidad y soberanía».

Si bien, después de la matanza de cientos de estudiantes en 1968 era necesaria una reconstrucción nacional, hoy este lema alude también a la reconstrucción de casas, escuelas, hospitales y vidas que se han venido abajo o se han quedado enclenques debido a los sismos ocurridos en varios estados de la república en las últimas semanas.

Igual que hace casi 50 años, el reclamo por una reconstrucción nacional no podría darse por completo sin exigir que ésta contemple dignidad y soberanía. Pues, como entonces, los intereses de la clase política, tan ajenos a la solidaridad que se evidenció durante los desastres, buscan tapar su ineptitud y responsabilidad, esta vez no con la desaparición de los cuerpos de estudiantes, sino maquillando las grietas, mintiendo, dando falsos diagnósticos, robando y desviando las donaciones y acopios. Lo que sí se repite es la desinformación, la aparente y conveniente incapacidad de investigar y dar a conocer las cifras de lxs entonces asesinadxs y lxs hoy muertxs y afectadxs por los sismos. Por otra parte, la reconstrucción que hoy se impone, favorece a las inmobiliarias y empresas privadas, haciendo a un lado una vez más a la estorbosa autodeterminación del territorio, de la vida en comunidad, que inminentemente vendrían acompañadas de la organización colectiva, de las exigencias y del desconocimiento del mal gobierno.

Desde la Plaza de las Tres Culturas hasta el Zócalo de la ciudad, miles de personas, principalmente estudiantes de diversas escuelas y estados, gritaron consignas, corrieron y bailaron de la mano de otras luchas que reclaman tampoco ser olvidadas, como la de Atenco y Ayotzinapa. La cita de este año se cumplió y entonces se refrendó la del siguiente, que cumplirá cinco décadas y estará llena de expectativas de reconstrucción, de despertar y de justicia.

(Continuar leyendo…)

radio
Regeneración Radio

San Dionisio del Mar seis mil réplicas después del sismo

6 mil réplicas después del sismo. San Dionisio del Mar, Oaxaca

Por Daniel Arellano Chávez

El descomunal número de réplicas del sismo del jueves 7 de septiembre cada cierto tiempo, sacude la tierra y la torrencial lluvia cae sobre San Dionisio del Mar. A la par del abandono gubernamental hacia la comunidad Ikoojt, familias enteras duermen a la intemperie en el albergue de la comunidad, niños y niñas acostados en el piso, separados del suelo apenas por una colchoneta o una cobija.

Mientras transcurren los días se hace notar aún más que los apoyos de gobierno sólo son destinados a quienes respaldan a la presidenta municipal. En los días anteriores personal de la Marina se había presentado en el albergue, comprometiéndose a traer una estufa y tanque de gas para su uso en la cocina comunitaria, sin embargo se presentaron posteriormente solo con la estufa; una situación que aunque podría parecer pequeña, es un agravio más para quienes lo han perdido todo, el entregar algo “incompleto” a lo prometido y que en estas circunstancias no representa ninguna ayuda funcional.

De las fisuras a las grietas que abarcan las fachadas, los cuartos, cocinas que no pueden ser usadas, hornos para hacer totopos y tortillas totalmente destruidos, pedazos de casas aún en pie, vigas en el piso, ladrillos rotos, tejas regadas, escombro por todas partes; lozas separadas de las columnas apenas sostenidas en algún extremo de las viviendas; y ante este panorama la única garantía para los afectados por los severos daños es un pedazo de papel con un folio, del cual no les explicaron el criterio para numerar las viviendas ni que seguía después de ser registrado.

Los pobladores no tienen claridad a cerca de cuáles son los criterios establecidos para dictaminar el folio con el que son registradas sus casas y que se pinta con aerosol por parte de los empleados de las instancias gubernamentales que en fugaces visitas han pasado por la comunidad, “llegó uno puso el número y dio un talón, llego otro que dijo que la casa tenía que ser derrumbada y puso otra marca; y después llega otro arquitecto de Oaxaca –de diferente instancia gubernamental- y dice que siempre no, que no hay que derrumbar, que es daño parcial”.

(Continuar leyendo…)

radio
Noticias de Abajo ML

Organización, solidaridad y resistencia.- Noticias de abajo ML/2 octubre

(Descarga aquí)  
Columna central 
2 de Octubre No se olvida 
 INTERNACIONALES
-CATALUÑA (no España) Represion en Cataluna independentista
-ARGENTINA Movilizaciones por Santiago Maldondado
-CHILE: Convocan a un mitin Por La Muerte De Joane Y Contra El Genocidio De Estado.
-Puerto Rico, 12 dias de tragedia humanitaria
-EUA El armamentismo gringo y la masacre en las vegas
NACIONALES
 -Contra Gran Plaza Acoxpa
-Chiapas: Diputados preparan Ley de Aguas, al margen de la ciudadanía
-Carta de MIguel Angel Peralta
“Con todo y frente a todo… dos desastres, miles de realidades… solidaridad con los pueblos hermanxs!!!
-Absuelto nuestro compañero Alejandro Esquivel, preso político de  Caltzontzin
-Denuncia de acoso a Semilla Digna 
radio
CDH DIGNA OCHOA A.C.

Chiapas: Allanamiento y Robo en casa de Concejal del Concejo Indígena de Gobierno

Centro de Derechos Humanos
Digna Ochoa AC
Tonalá, Chiapas a 03 de Octubre de 2017
AU-01
El día 02 de Octubre de 2017, aproximadamente a las 4:00 AM personas desconocidas allanaron y sustrajeron pertenecías en el domicilio particular de la Sra. Guadalupe Núñez Salazar, ubicado en la Calle 1º de Mayo núm. 73 de la Colonia Evolución en la ciudad de Tonalá, Chiapas.
Las puertas y chapas de la casa no fueron forzadas, los sujetos ingresaron por la parte trasera de la casa, hasta llegar a la habitación de la Sra. Guadalupe en donde sustrajeron únicamente un celular marca Lanix, una TV, y su cartera que contenía la cantidad de $1500.00 así como sus credenciales personales.
Este acto se da durante la etapa de apoyo a las comunidades afectadas por el terremoto del 07 de Septiembre de entrega de Ayuda Humanitaria y reconstrucción de viviendas y del proceso del Concejo Indígena de Gobierno en donde la Sra. Guadalupe ha tenido una participación importante en la región costa con los pueblos y comunidades para el fortalecimiento del CIG-CNI en Chiapas.
Llamamos a organismos de Derechos Humanos y redes nacionales e internacionales a la solidaridad y a estar alertas ante cualquier situación que pueda acontecer durante los días subsecuentes, ya que existe un riesgo inminente y estos actos de hostigamiento ponen en riesgo la vida e integridad física de la defensora de los Derechos Humanos y su familia, así como a los integrantes de este organismos de Derechos Humanos, del Frente Cívico Tonalteco y el Concejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas.
Por lo que este Centro de Derechos Humanos expresa su preocupación por los actos de allanamiento y robo en contra de la Sra. Guadalupe que pone en riesgo su vida e integridad física y exige al Estado Mexicano y al Gobierno de Chiapas:
· Se ponga fin a todo acto de amenaza, intimidación, hostigamiento en contra de la Sra. Guadalupe Núñez, Concejala del Concejo Indígena de Gobierno en la Costa de Chiapas.
· Se garantice su integridad física y su vida así como la de su familia ante cualquier situación presente o futura.
· Se investigue y castigue a los responsables del allanamiento y robo de objetos en contra de la Sra. Guadalupe Núñez.
· Se adopten las medidas necesarias para garantizar el pleno ejercicio de sus derechos humanos en el marco de la propuesta política del Congreso Indígena de Gobierno y de apoyar a las personas damnificadas por el terremoto en la costa de Chiapas.
Antecedentes:
La Sra. Guadalupe Núñez Salazar, defensora de los derechos humanos y actualmente es concejala del Concejo Indígena de Gobierno-Congreso Nacional Indígena en la Costa de Chiapas, y participa en los procesos del Frente Cívico Tonalteco y Concejo Autónomo Regional de la Costa de Chiapas, integrante de la Red Nacional de Resistencia Civil y ha participado en diversas iniciativas y procesos de organización a favor de la defensa de la madre tierra y el territorio, los altos cobros de energía eléctrica y contra las reformas estructurales.
radio
Raúl Zibechi

Lo que aprendí del pueblo mexicano

Tuve la inmensa fortuna de haber estado en Ciudad de México el 19 de septiembre. A las 13.15 horas estábamos con el compañero y amigo Luis Hernández Navarro cerca de la colonia Juárez. En los días siguientes estuve con compañeros y compañeras en Ciudad Jardín y en la calle Zapata, donde habían colapsado edificios mientras otros presentan severos daños, compartimos con los voluntarios y vecinos sus dolores y afanes para superar el difícil momento.

Lo vivido y convivido esos días en la capital mexicana, y luego en el estado de Chiapas, me inspiran cuatro reflexiones, breves e incompletas.

La primera es comprobar la solidaridad del pueblo mexicano. Maciza, extensa, consecuente, absolutamente desinteresada, sin el menor afán de protagonismo. No se trata de caridad sino de responsabilidad, como señaló Gloria Muñoz en una breve conversación. Una actitud profundamente política, que dijo a las autoridades algo así como váyanse, nosotros nos hacemos cargo porque no les creemos.

En los puntos de derrumbe que pude visitar había hasta tres mil voluntarios que compraron sus palas, cascos y guantes, que recorrieron decenas de kilómetros con sus motos, a pie o en bicicletas llevando mantas, agua, comida y todo lo que podían. Es probable que más de 100 mil personas se hayan movilizado, sólo en la capital. Cantidad y calidad, energía y entrega que ningún partido político puede igualar.

Interpreto esa maravillosa solidaridad como hambre de participación para cambiar el país, como un deseo profundo de involucrarse en la construcción de un mundo mejor; como una actitud política de no delegar en las instituciones ni en los representantes, sino de ayudar poniendo el cuerpo. En la cultura política en que se formó mi generación, esa actitud se denomina militante, y es lo que permite intuir que un país tan golpeado como México tiene aún un futuro luminoso.

La segunda es el papel del Estado, desde las instituciones hasta las fuerzas armadas y la policía. Llegaron a los puntos críticos al día siguiente del sismo y lo hicieron como máquina de impedir, de bloquear la participación de los voluntarios, de rechazarlos y enviarlos a otros sitios. Esta labor de dispersar la solidaridad la hicieron con esmero y con esa disciplina que caracteriza a los cuerpos armados, que no sirven para salvar vidas sino para proteger a los poderosos y sus bienes materiales.

Lo que aprendí del pueblo mexicano

Me llamó profundamente la atención que en los barrios pobres, como Ciudad Jardín, el despliegue de uniformados era mucho mayor que en los barrios de clase media, aunque el drama humano ante los edificios colapsados era similar. Diría que las clases peligrosas fueron rigurosamente vigiladas por los militares, porque sus patrones saben que allí anida la revuelta.

La tercera es el papel del capital. Mientras los armados se dedicaban a dispersar al pueblo solidario, las empresas empezaban a lucrar. Dos mil edificios dañados en la capital es un bocado apetecible para las constructoras y el capital financiero. Las grandes empresas hicieron gárgaras de solidaridad. Fue tan grande la marea solidaria que el capital tuvo que hacer como que dejaba de lado su cultura individualista, para disfrazarse de una cultura que le es ajena y le repugna.

Vale registrar la división del trabajo entre el Estado y el capital. El primero dispersa al pueblo para que el segundo pueda hacer sus negocios. Jugando con las palabras, podemos decir que la solidaridad es el opio del capitalismo, ya que neutraliza la cultura del consumo y frena la acumulación. Aquellos días de desesperación y hermanamiento, muy pocos pensaban en comprarse el último modelo y todo se focalizaba en sostener la vida.

La cuarta cuestión somos nosotros y nosotras. La actitud del pueblo mexicano, esa generosidad que aún me hace temblar de emoción, se estrelló contra los diques del sistema. Los de arriba expropiaron buena parte de las donaciones concentradas en los centros de acopio y desviaron la solidaridad: cuando se trataba de una relación abajo-abajo, la invirtieron para convertirla en caridad de arriba-abajo.

Sabemos que el sistema se sostiene destruyendo las relaciones entre los abajos, porque dinamitan el esqueleto de la dominación construido sobre los pilares del individualismo. Pero aún nos falta mucho para que las relaciones entre los abajos se desplieguen con toda su potencia. Es cuestión de autonomía.

En los días posteriores al sismo tuve largas conversaciones con dos organizaciones de la ciudad: la Brigada Callejera y la Organización Popular Francisco Villa de la Izquierda Independiente. En ambos casos encontré una actitud similar, consistente en rehuir los centros de acopio para trabajar directamente con los afectados. Nos reservamos, dijo una dirigente de Los Panchos en la comunidad Acapatzingo, en Iztapalapa.

La solidaridad se dirige a quien la necesita, pero funciona por capas o círculos concéntricos. Primero atiende a los miembros de la organización. Luego a los miembros de otras organizaciones amigas o aliadas, y también a las personas que no están organizadas, pero en este caso es también directa, cara a cara, para evitar desviaciones.

El mundo nuevo ya existe. Es pequeño si lo comparamos con el mundo del capital y del Estado. Es relativametne frágil, pero está mostrando resistencia y resiliencia. Nuestra solidaridad debe recorrer los cauces de ese mundo otro, fluir mediante sus venas, porque si no lo hace se debilita. La tormenta es un momento especialmente delicado, como comprobamos desde el 19 de septiembre. El sistema está empeñado en destruirnos y para eso está dispuesto, incluso, a fabricarse un camuflaje humanitario.

La increíble solidaridad del pueblo mexicano se merece un destino mejor que engrosar los bolsillos y el poder de los poderosos. Pero eso depende de nosotros, porque de ellos ya no podemos esperar nada. Si es cierto que la solidaridad es la ternura de los pueblos, como escribió Gioconda Belli, debemos cuidarla para que no la ensucien los opresores.

 

 

radio
Comité Cerezo México

#19S: No fue el temblor, fue el Estado

Como Comité Cerezo México organización de derechos humanos hemos denunciado desde hace algunos años que México se encuentra bajo la implementación de una política estatal que se está construyendo como un Estado terrorista que, a condición de paliar la crisis capitalista, responde con la profundización de las medidas neoliberales. Esa profundización, en los hechos ha implicado, desde hace varios años, una política estatal que, por un lado, ha permitido e incluso está involucrada con la proliferación del mercado ilegal (pues genera mayores ganancias) y, por el otro, ha implicado el abandono total de las obligaciones estatales en materia de derechos humanos para con la población. En conjunto, estas dos estrategias implican arrebatar a la población las condiciones de vida digna que le pertenecían o el despojo de los derechos que como pueblo mexicano hemos ganado en nuestra lucha histórica, lo que en los hechos se realiza por medio de la instrumentación de diversos mecanismos entre los que se encuentra la privatización de bienes y servicios indispensables para la vida digna, la omisión ante los actos delictivos de empresas legales e ilegales que atentan contra la población en general y la protección por medio de la impunidad de los actores (estatales o no) que emprenden estas acciones.

Como si no fuera suficiente el grado de violencia socio política que estos hechos implican, el Estado ha desplegado una estrategia de control social de la población mexicana mediante el terror (por medio de la militarización, paramilitarización, polarización social, destrucción del tejido social y la omisión y fomento de la descomposición social que se traduce en el aumento de la delincuencia y la violencia común que no es frenada ni combatida por el Estado, sino más bien se fomenta por medio de la impunidad y la corrupción) que busca prevenir la organización popular para reaccionar ante la violencia estatal. Estrategia que se acompaña de una de represión política que implica la construcción de un enemigo interno (todo aquel que se oponga a las reformas de profundización neoliberal), la criminalización y judicialización de ese enemigo al que se ataca con mecanismos represivos tan violentos como la detención arbitraria, la ejecución extrajudicial, los ataques y el hostigamiento dirigido, las amenazas e incluso la desaparición forzada, actos de represión estatal que, pese a ser denunciados, quedan en la impunidad total.

México, incluso antes de los desastres naturales que vivimos en el mes de septiembre, era un país cuyo pueblo está siendo atacado violenta y continuamente por una política estatal que por un lado arrebata, niega y privatiza las condiciones indispensables para vivir; que condena a poblaciones enteras al miedo y el terror ante actos delictivos (muchos de los cuales se cometen en aquiescencia con el Estado) que no son castigados ni investigados, por el otro, despliega a sus fuerzas policiaco militares y paramilitares para impedir a toda costa que la población se organice y exija una vida digna; utiliza al ejército, la marina, la policía federal, estatal y del mando único no sólo para agredir indiscriminadamente a la población en general, sino para atacar de manera dirigida a aquellos que no respondan con docilidad ante la estrategia de control social mediante el terror. El pueblo de México, incluso antes de los terremotos del 7 y el 19 de septiembre era un pueblo atacado, robado, asesinado, desaparecido por el Estado mexicano cuya obligación es proteger, impulsar y dotar a la población de las condiciones necesarias para vivir dignamente.

El día 19 de septiembre de 2017 un terremoto de gran magnitud sacudió la Ciudad de México y los estados de Morelos, Estado de México, Puebla, Guerrero y Oaxaca. Un suceso natural afectaba directamente al pueblo mexicano que de por sí ya había visto mermada su calidad de vida debido al constante aumento de los precios, a los salarios precarizados, a los trabajos sin seguridad social y con jornadas que rebasan los límites establecidos, al limitado acceso a ciertos servicios de salud. Un suceso natural trajo más miedo al pueblo de México que ha tenido que horrorizarse ante los actos altamente delictivos y violentos que el Estado no detiene en sus poblaciones o colonias, ante la militarización que no ha traído sino nuevos abusos a la población, ante el actuar impune de elementos de la marina, ante las poblaciones que han sido abandonadas como tierra de nadie para que el narcotráfico (en muchos casos en contubernio con elementos estatales) haga en ellas lo que les plazca. El pueblo al que sacudió el sismo es el pueblo que ha visto quemarse a 49 bebés en la guardería ABC; a 19 ancianos en el asilo “Hermoso Atardecer”; es el pueblo que encontró la fosa en la que ocurrió la Masacre de San Fernando, Tamaulipas en la que asesinaron al menos a 289 personas; es el pueblo que ha mirado estupefacto cómo el Estado ha desaparecido a 43 jóvenes que aspiraban a ser maestros rurales, como el Estado ha matada a 22 civiles en Tlatlaya. Es un pueblo que ha mirado en los últimos años, uno tras otro, actos en los que se agrede a la población indefensa y el Estado no hace nada, actos en los que el mismo Estado agrede a la población indefensa. Al Estado no le alcanza con minar nuestra vida con sus políticas de robo y arrebato contra quienes diariamente trabajan para mantener a sus familias; les es preciso también, ejecutarnos, desaparecernos, encerrarnos.

El Estado mexicano, aún a pesar de la desgracia, aun sabiendo que había gente con vida enterrada bajo los escombros, aun sabiendo que había riesgo de regresar a algunos edificios, aun sabiendo que se necesitaban cosas difíciles de conseguir actuó exactamente igual que desde hace algunos años: frente a la emergencia del sismo, desplegó la estrategia de control social y de represión política en contra no sólo de la población más afectada por el temblor, sino en contra de la población que quería ayudar y solidarizarse con los afectados. El sismo no hace más que evidenciar de manera aún más cruda y descarnadamente lo que se ha venido denunciando por años: el Estado mexicano es un estado terrorista, que desplegó las siguientes estrategias sin importar la emergencia por la que atravesaba la población:

 1. Un estado omiso que privilegió las ganancias de las grandes empresas y no la seguridad de los mexicanos

Si bien el sismo fue muy fuerte y es un desastre natural que no se puede predecir, lo que es cierto es que es sabido que la CDMX es zona sísmica y existen leyes y regulaciones para los tipos de construcción y normas de seguridad necesarias para prevenir la pérdida de vidas humanas. Si bien la magnitud del sismo fue fuerte, esa magnitud se amplió a grados catastróficos debido a la omisión del Estado en la revisión y el cumplimiento de esas normas de seguridad. Lo primero que el sismo desnudó fue la política previa del Estado que prefirió favorecer a las empresas inmobiliarias y a escuelas particulares y se hizo de la vista gorda ante las evidentes violaciones a las normas de seguridad. Esto quiere decir que el Estado no supervisó, no hizo su trabajo o que lo hizo y aun sabiendo que se violaban esas normas dejó a las empresas seguir haciendo. También desnudó la política omisa del Estado quien no atendió ni reparó estructuras que habían quedado dañadas desde el terremoto de 1985. Esto es sólo un ejemplo más de cómo las políticas neoliberales y la política omisa del Estado que privilegia a empresas y sus ganancias no son sino actos graves que atentan directamente contra la seguridad de la población. Es una omisión igual a la del Estado al dejar que las mineras se apropien de territorio y lo contaminen, es la misma omisión que no castiga frente a los feminicidios, es la misma omisión que nos daña cotidianamente. Un Estado que no hace para proteger a la población y que deja hacer a otros aun en contra del bienestar de la población, desgraciadamente, el sismo la dejó ver con más nitidez porque en este caso, esa omisión agravó las consecuencias del desastre natural.

(Continuar leyendo…)

Página 30 de 188« Primera...1020...2829303132...405060...Última »