Noticias:

Mundo

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Medios Libres SlumilKajxemkop

Exigen paso libre en Europa a delegaciones Zapatistas que incomodan a Macron

¡Alto a las fronteras! ¡Viva el Viaje de las Zapatistas en Europa! from ¡Compas Arriba! on Vimeo.

París, Francia. 18 de julio de 2021. Cerca de mil organizaciones y personalidades europeas solicitan al gobierno francés responder expresamente a la solicitud que entregaron por oficio para dejar pasar a la delegación de la Fuerza Aérea Zapatista (FAZ) en S’lumil K’ajxemk’op (antes conocida como Europa). El espacio aéreo de Francia está gobernado por Emmanuel Macron, un presidente de la república antisocial y represivo, ex banquero de la casa Rothschild y que apenas tenía 16 años de edad cuando los pueblos campesinos mayas organizados en el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) se levantaron en armas el 1ero de Enero 1994 en Chiapas donde recuperaron grandes extensiones de tierras agrícolas en los valles de la selva lacandona y crearon los municipios autónomos en rebeldía.

La carta formal entregada al gobierno galo el 13 de julio pide explícitamente en su título “la entrada en el territorio francés de una delegación de las comunidades de pueblos originarios, en particular zapatistas de México”. Dirigida a los ministros franceses de gobernación (G. Darmanin, Place Beauveau) y de relaciones exteriores (Y. Le Drian, Quai d’Orsay), la misiva ha sido enviada en copia a J.-P. Asvazadourian, quien encabeza la Embajada de Francia en Polanco. Esta carta consta de un oficio de una cuartilla y de una lista impresionante de diecisiete páginas con nombres de individuos, colectivos, sindicatos y organizaciones regionales y nacionales que buscan asegurar el aterrizaje de la FAZ, tal vez en París, y garantizar la libre circulación de la delegación rebelde acompañada por representantes del Consejo Indígena de Gobierno-Congreso Nacional Indígena (CIG-CNI) y del Frente de Defensa de los Pueblos Morelos Puebla Tlaxcala (FDPMPT).

Si bien el gobierno macronista se destaca por su capacidad rápida de reacción para reprimir protestas sindicalistas, de chalecos amarrillos o de black bloc, el puente vacacional de las fiestas patrias del 14 de julio parece haber distraído la tramitología de la administración francesa, cuyos funcionarios quizás están más preocupados por tomar el sol en la terraza de un café cerca del río Sena que por responder (rápida y positivamente) a la petición de grandes y pequeñas organizaciones, instituciones y personas que firmaron la declaración “Un Bateau pour la Vie” (En espera del Barco por la Vida), así como a quienes se sumaron después a las actividades de preparación de bienvenida del Escuadrón 421 y próximamente de la FAZ.

Pareciera que nadie les hace caso a las comunidades zapatistas cuando toman la iniciativa pacífica de viajar por la vida, pero bien que los de arriba se asustan cuando los pueblos indígenas toman las armas, las cabeceras municipales, las tierras y los edificios como el instituto nacional neoindigenista en la Ciudad de México. Pareciera que nadie les hace caso a los pueblos vivos de Mesoamérica, pero los de arriba se congratulan por llevar a Francia veinte toneladas de piedras labradas por los pueblos olmecas, actualmente exhibidas en el Museo del Quai Branly “Jacques Chirac”, situado enfrente del Musée du Louvre, a un costado de la secretaría francesa de relaciones exteriores. Pareciera que nadie hace caso a las demandas de los guardianes del territorio cuando, por ejemplo, denuncian a Saint-Gobain por acaparar el agua del río Cuautla en Morelos, o a Danone por robar con Bonafont el agua de Zacatepec en Puebla, pero bien que tiemblan cuando sus negocios pueden peligrar por las campañas de boicot a los productos industriales y la lucha tenaz contra los megaproyectos de las multinacionales.

Para más de 4000 organizaciones solidarias de todo el mundo que han firmado Una Declaración por la Vida, el hecho de que la delegación venga a luchar por la vida ante el desastre medioambiental y humano en el que vivimos demuestra la existencia de una razón de peso que debería permitir la entrada de la delegación. Las y los firmantes de la carta dirigida al gobierno francés exigen que este les asegure que “no se opondrá a esta lucha por la vida, que no habrá obstáculos, distancias o fronteras que impidan que la patria de la fraternidad, la libertad y la igualdad sea el puente natural de llegada de esta histórica delegación que, por primera vez, llevará la voz de los pueblos originarios a nuestras calles, nuestros teatros, nuestras universidades y nuestros corazones”.

En los próximos días, activistas de toda S’lumil K’ajxemk’op, y quizás de otras geografías que luchan abajo y a la izquierda, se concentrarán frente a los consulados y las embajadas francesas exigiendo paso libre a quienes representarán al EZLN, el CIG-CNI y el FDPMPT en los diálogos que llevarán a cabo con quienes les invitaron a compartir la palabra e intercambiar acerca de sus respectivas luchas.

¿Acaso tendrá libre paso el “Comando Palomitas”, integrado por seis niñas y niños del grupo “Juego y Travesura”, quienes se han preparado para andar en bicleta, pintar y jugar con la niñez de las tierras  insumisas? ¿Acaso el gobierno de Macron ignorará la petición de no oponerse al aterrizaje de la FAZ y a su libre circulación dentro de una Europa fortaleza que cierra sus fronteras a les migrantes, pero que impulsa la libre circulación del capital y el comercio inmoderado de armas a países del Sur como México? ¿Acaso a los gobernantes europeos les incomodan y asustan tanto los grupos de “Escucha y Palabra”? ¿Por qué  finalmente los indígenas en lucha representan una piedra en el zapato de Macron?

radio
Colaboración colectiva de Medios Libres, París.

Ofrecen en Francia flores de los Jardines a Defender a la delegación marítima del EZLN

París-Aubervilliers, 16 de julio de 2021. El Escuadrón 421 recibió el sábado pasado flores salvajes cultivadas en los Jardins À Défendre (JAD) d’Aubervilliers, un municipio conurbado de París administrado ahora por un partido derechista, después de ser un bastión comunista durante más de medio siglo en el cinturón rojo (banlieue rouge) que rodea las orillas del nordeste de la capital francesa. Estas flores simbolizan una invitación a tomar la palabra y a poner el cuerpo para defender un territorio insumiso ante las amenazas del capitalismo.

Los siete integrantes de la primera delegación zapatista escucharon en su acto público de bienvenida la intervención de María, una compañera franco-mexicana quien es profesora de español y defiende su huerto junto a su familia desde hace un año. “Somos parte del pueblo que lucha para la defensa de las tierras de cultivo en las zonas urbanas en Aubervilliers y Pantin, donde todavía hay siete hectáreas de huertos”. Cuatro hectáreas de parcelas familiares están siendo despojadas por los intereses de la industria cementera del país galo. Desde mayo, están ocupando el lugar con sus cuerpos y su inteligencia colectiva, “por lo que se ha creado una JAD, es decir, Jardines para Defender”. Estas siglas hacen eco a otras Zonas A Defender como la ZAD de Notre-Dame-des-Landes en Bretaña que invitó a finales de julio a las mujeres a reunirse entre ellas antes de la celebración anual de su encuentro intergaláctico.

“Compas Zapatistas, nos encontramos con su presencia frente a un espejo de esperanza, que refleja sus luchas y las nuestras. ¡Viva S’lumil K’ajxemk’op!”, declaró María ante el Escuadrón 421. Los jardineros parisinos afirman que no son los únicos defensores de los huertos urbanos en la región de París. Desde su creación, estos jardines se han distribuido entre las familias de la clase trabajadora, y desde entonces tienen una función alimentaria. Después de haber alimentado decenas de generaciones de parisinos desde hace muchos siglos, las tierras de la Plaine des Vertus han sido gradualmente absorbidas por una urbanización indecente y sin sentido. Durante casi cien años, los Huerto Obreros (Jardins Ouvriers) de Aubervilliers han prolongado siglos de historia campesina de la horticultura en el departamento suburbano de Seine-Saint-Denis (93) donde se encuentran los barrios más pobres del país.

Actualmente, más de 10.000 m² de parcelas de jardines están amenazadas en Aubervilliers. Un megaproyecto inútil para los preparativos de los Juegos Olímpicos de 2024. Precisamente una piscina de entrenamiento para nadadores profesionales además de un solárium, con baño turco y sauna, lo cual amenaza con destruir gran parte de esta inmensa zona verde ubicada al pie del Fuerte d’Aubervilliers. Esta fortificación defensiva fue construida en los años 1840 alrededor de París por Adolphe Thiers, un conservador monarquista quien luego fue el jefe de gobierno que reprimió de manera sangrienta a la Comuna de París en la primavera de 1871.

Quienes heredan hoy el espíritu de rebeldía de las mujeres communardes que fueron asesinadas y encarceladas hace 150 años, tienen el rostro de jardineras insumisas que se volvieron defensoras tenaces de hortalizas, flores y árboles, al organizarse en el Colectivo de defensa de los jardines obreros de Aubervilliers (Collectif de défense des jardins ouvriers d’Aubervilliers). “Cultivar es resistir” (Jardiner c’est résister) indica una pintura sobre la pared de una cabaña de un huerto amenazado de destrucción total. Los huertos obreros están preparándose también para resistir a un proyecto de complejo hotelero y a una nueva estación de transporte urbano.

Los vecinos y las personas que se solidarizan con las causas de las mujeres y hombres « jardinières et jardiniers » han decidido resistir activamente construyendo cabañas para cultivar y pernoctar para vigilar y defender día y noche este oasis en medio de los edificios austeros y del tráfico capitalino. De acuerdo con una compañera fotógrafa que ocupa el sitio de la JAD, “esta semana es muy crítica para los jardines, la amenaza de expulsión es más palpable, desde un correo que envió un agente judicial para decir que nos teníamos que mover de ahí a partir de este fin de semana. Es por eso que convocamos a todos para movilizarse, a venir físicamente, con vuestros cuerpos defender esas tierras, donde hemos creado lindas cosas desde que ocupamos esos jardines.”

Ante riesgos severos de una expulsión violenta por parte de la fuerza policiaca, el jardinero Hugo nos confiesa su tristeza ante una probable e inminente destrucción de sus verduras y árboles, como el gran ciruelo lleno de frutas rojinegras deliciosas que probaron los Medios Libres con deleite. En entrevista, Hugo comenta con orgullo que es albañil y padre de una familia franco-portuguesa, y que llega de repente a las seis de la mañana a su cabaña en medio de su huerto que le sirve también como oficina donde trae su laptop y prepara cotizaciones de obras para sus clientes parisinos. Para el jardinero Hugo, su pequeño huerto representa un espacio íntimo de trabajo, muy personal y amoroso, pero también una zona de respiro y de diversión, tejiendo lazos de ayuda mutua en el corazón de un hermoso patrimonio de biodiversidad y humanidad.

(Continuar leyendo…)

radio
Medios Libres o como se llamen

Ante la delegación zapatista, se denuncia la brutalidad policiaca y crímenes de Estado en Francia

Red de Apoyo mutuo Verdad y Justicia // Colectiva Vidas Robadas de la mano con las Zapatistas from ¡Compas Arriba! on Vimeo.

Por Medios Libres o como se llamen.
Publicado en Camino al Andar.
16 de julio de 2021.

París, 16 de julio de 2021. En entrevista con Medios Libres en la región parisina, la activista Fatou Dieng declaró que espera que el Réseau d’Entraide Vérité et Justice (Red de Ayuda Mutua Verdad y Justicia) pueda tener pronto un “encuentro más en la intimidad” con la próxima delegación zapatista que estará de gira en Europa para intercambiar en torno a la lucha contra las violencias perpetradas por la fuerza pública y en las cárceles. Fatou es hermana de Lamine Dieng, un joven franco-senegalés asesinado el 17 de junio de 2007 durante un arresto en el cual lo sometieron contra el piso de un vehículo y murió por un estrangulamiento usado por la policía francesa llamado enganche de sofocación (clé d’étranglement), la misma técnica letal del tacleo que usó la policía de Minneapolis el 25 de mayo de 2020 cuando asfixió a George Floyd.

Desde el Comité Vérité et Justice pour Lamine Dieng y el colectivo Vies Volées (Vidas Robadas) que reúne familias víctimas de violencias policiacas, Fatou Dieng expresó que en las luchas contra la brutalidad policiaca “siempre he escuchado hablar de las zapatistas, pero sin conocerlas físicamente y pienso que vamos a tener un encuentro enriquecedor a nivel de la lucha. Con la próxima delegación, se espera tener un encuentro más íntimo en torno a cómo se organizan a nivel de la lucha, tanto contra las brutalidades policiacas, los crímenes de Estado, como acerca de las muertes sospechosas en las prisiones. “Estamos en contacto con familias de detenidos que fueron asesinadas en cárceles y trabajamos con familias de víctimas asesinadas por la fuerza pública, mutilados y heridos por la violencia de Estado”.

(Continuar leyendo…)

radio
!Compas Arriba!/Medios Libres

La invasión zapatista comienza//L’invasion zapatiste commence

La invasión zapatista comienza // L’invasion zapatiste commence – Escuadrón 421 en París from Compas Arriba on Vimeo.

París-Montreuil, 10 de julio de 2021.– En un acto festivo de bienvenida que duró tres horas, el Escuadrón 421 tomó la palabra para presentarse, saludar y agradecer a las colectivas de la región parisina que están organizadas abajo y a la izquierda. Después de la entonación del himno zapatista, la delegación marítima escuchó y registró las intervenciones de distintas luchadoras: la Asamblea local de Montreuil y la Coordination Île de France, la Red de Ayuda Mutua Verdad y Justicia con los familiares de víctimas de violencia del Estado, quienes nombraron una lista larga de sus muertos por racismo de Estado, encabezada por Samir Flores y cerrada por Clément (víctima de crimen fascista), los Colectivos de Sin Papeles, los Chalecos Amarillos y los huertos obreros Jardin à Défendre (JAD) de Aubervilliers.

Representantes de los Gilets Jaunes de Montreuil comentaron que su lucha empezó con un «ya basta» un 17 de noviembre (2018) como el EZLN (1983). Hicieron referencia a las masacres de la Semana sangrienta que significó el asesinato masivo y la deportación de activistas de la Commune de Paris hace 150 años, “lo cual no está dicho en los manuales escolares franceses”. On ne lâche rien. “No nos rendiremos, a pesar de los esfuerzos del poder en dividirnos. Debemos destruir el capitalismo antes de que nos destruya a nosotros. No queremos reformas, queremos todo, es decir recobrar nuestras vidas con nuestras manos, para construir el mundo que queremos ver en realidad, construyendo comedores para los más desfavorecidos, practicando la democracia directa a nivel local, participando activamente a nivel nacional en nuestras asambleas de asambleas».

En la escuelita de La Parole Errante llena de flores y mantas coloridas, murales fotográficos en blanco y negro como los de Extinction Rébellion, les representantes de los Chalecos Amarillos dijeron merci (gracias) a les zapatistas “por construir lazos entre nosotres y vosotres” y por “inspirarnos”. Les invitaron a recorrer la comuna de Montreuil a “hablar y escuchar, compartir rabias, logros, fracasos, esperanzas para hacernos más fuertes”. Al final de su intervención, gritaron en francés: Vive la Commune de Paris ! On est là ! On lâche rien ! On veut tout ! (¡Viva la Comuna de París! ¡No vamos a conceder nada! ¡Estamos aquí! ¡Queremos todo!).

La voz de Amparo de Place des Fêtes confesó que en su colectivo se desmayaron del gusto «quienes nadie los pela». «Todavía no lo podemos creer. ¿La neta, son de carne y hueso? ¿Y no son ciborgs y no son hologramas? Bueno… Al tiro, corto y tendido. Dejándonos preguntas existenciales para más tarde. El caso es que contestamos a su llamada por la vida. Y que ustedes nos contestaron enseguida: qué claro que sí, qué cómo no, que con mucho gusto y orgullo nos iban a visitar».

Antes de breves palabras de despedida del Escuadrón, se realizó un homenaje emocionante que estremeció a la asistencia, al denunciar el asesinato reciente de Simón Pedro Pérez López de la Organización Civil de Las Abejas, y a Marc Tomsin, editor y animador de La Voie du Jaguar, así como a Bastien Roche quien también perteneció a la Confédération Nationale du Travail (CNT) y al Comité de Solidarité avec les Peuples du Chiapas en Lutte (CSPCL) y colaboró con Promedios Francia, Échanges Solidaires y la librería Quilombo.

La tarde zapatista en esta ex “banlieue rouge” (suburbio rojo) ha sido animada por canciones una versión hipopera de la Llorona en náhuatl y original en español, y con el entusiasmo del grupo del Bato Loko, Grégory, Cécile y Ricardo del Círculo Fandanguero de Paname, así como el Coro de Place des Fêtes. La maestra de ceremonia, quien es panadera en la cooperativa La Conquête du Pain (La Conquista del Pan) en Montreuil, donde se puede adquirir café zapatista, anunció la posible llegada de una delegación aérea del movimiento rebelde en el aeropuerto de Roissy en una fecha cercana por determinar. Con el puño levantado, el Escuadrón zapatista entonó finalmente «El Pueblo Unido» con toda la asistencia y recordará sin duda la emoción de las parisinas cuando cantaron «Canción sin miedo» que visibiliza el problema de los feminicidios.

https://extinctionrebellion.fr/ #ExtinctionRebellion

Exposición en París: La grande invasion Les zapatistes en Europe – le virus de la résistance et de la rébellion https://www.facebook.com/salleprincipale

Videos y audios en redes sociales de Pozol Noticias Chiapas, Radio Zapatista, Camino al Andar, Colectivo París Ayotzinapa, Instagram: AccueilZapatistesIDF, Tejemedios y Medios Libres MX.

radio
Radio Zapatista

Travesía por la Vida del EZLN: bienvenidas en el Estado Español

El Escuadrón 421 del EZLN a su llegada a tierras de Extremadura, en su recorrido de bienvenida por el Estado Español. Foto: Caracol Extremadura.

En el país de la muerte soñaron un planeta vivo. Y para contagiar a mucha gente de ganas de habitarlo de nuevo, pues optaron por compartir ese sueño, así que desde el cementerio gigante en que se ha convertido México, desde su esquina más olvidada por lo que sea que signifique la justicia, diseñaron una travesía por la vida. Se reunieron durante meses para sacar acuerdo en lenguas diversas, en asambleas de gente libre que se ha procurado un buen gobierno. Conscientes de la profundidad del dolor que nos inflama las venas, las comunidades rebeldes autónomas de Chiapas eligieron a quienes llevarían la voz, la escucha y la fuerza del zapatismo a diversas partes del mundo.

Y llegó a buen puerto el sueño. Un escuadrón de siete personas fue el primero en cruzar el Océano Atlántico para desembarcar en Vigo, Galiza, el 22 de junio pasado, y renombrar Europa como Slumil K’ajxemk’op: “Tierra Insumisa”, o “Tierra que no se Resigna, que no Desmaya”. Carolina, Bernal, Ximena, Marijose, Yuli, Lupita y Felipe (Escuadrón 421 del EZLN) navegaron siete semanas con el capitán Ludwig y su tripulación aventurera. Otras personas llegarán por aire. Comenzará entonces esta travesía por la vida, diseñada en medio de una pandemia que, aquí en México, ha dejado centenares de miles de muertes y de familias rotas por la negligencia criminal de un gobierno inútil que ha estimulado la violencia, ha militarizado el país como nunca, ha paralizado el sistema de salud pública, ha desdeñado la dignidad de todas nuestras luchas y ha facilitado la consolidación de la hegemonía económica y política del narcotráfico.

En espera de sus compas que llegarán por aire y de camino hacia París, Francia, el Escuadrón 421 comenzó a fines de junio un recorrido por comunidades autónomas del Estado Español que les han dado la bienvenida en actividades públicas diversas. Como si fueran olas que empapan y golpean la tierra firme, la colectividad zapatista y su obstinación por la vida están alborotando a muchos grupos que llevan tiempo organizándose, trabajando y soñando también con el planeta vivo que merecemos habitar. La diversidad de luchas, cantos, poemas, danzas, pinturas, aplausos o gritos que han recibido al zapatismo tras su llegada a Galiza, han hecho vibrar calles, museos, teatros, ramblas, puertos y plazas con el mensaje articulado de rebeldías y resistencias organizadas que, desde muchas lenguas y distintas expresiones corporales, no dejarán morir la flor de la palabra. He aquí una pequeña ventana para asomarnos a esas entrañables bienvenidas.

Mérida

Síntesis en audio de la bienvenida en Mérida (3:32 min): (Descarga aquí)  

Hay cuatro Méridas en el mundo. Esta Mérida de la provincia de Badajoz, Comunidad Autónoma de Extremadura, Estado Español, lleva en su nombre la huella de la colonización romana. Las otras -en México, en Filipinas, en Venezuela– se nombraron a partir de ella, de la Emérita Augusta que nació como símbolo de la presencia militar romana en el año 25 a.C., para luego repartirse por los continentes como símbolo de la colonización española. Ese enclave ubicado a unos 500 km del puerto de Vigo, donde pisara tierra el Escuadrón 421 del Ejército Zapatista de Liberación Nacional hace dos semanas, preserva un espectacular Teatro Romano que sigue vivo como espacio para representaciones. El 30 de junio llegaron hasta él Yuli, Lupita, Ximena, Carolina, Marijose, Felipe y Bernal. Les acompañó el Caracol Extremadura (la articulación que se conformó para recibirles en Europa) con visita guiada del lugar y su historia, fotografías sobre el escenario y buen ánimo, como el que usó un compa del caracol para hablar de una “invasión a la inversa”, y luego afirmar: “aquí es donde vendremos a celebrar la caída del imperio”.

El Escuadrón 421 del EZLN visita el Teatro Romano de Mérida, Estado Español. Foto: Caracol Extremadura.

Con los grupos visitantes y locales sentados en la ‘cavea’ (nombre en latín para las gradas del teatro) hubo más explicaciones históricas, aplausos y las infaltables consignas libertarias, seguidas por una visita al Museo Nacional de Arte Romano que alberga el famoso mosaico en cuyas teselas se ilustra el origen del nombre de este continente. Allí pudo ver el Escuadrón 421 la imagen del “Rapto de Europa”, la hermosa princesa fenicia secuestrada por Zeus, ese dios que se ocultó en la figura de un toro blanco para llevar a la joven Europa hasta la isla de Creta, donde pudo violentarla.

Extremadura como comunidad autónoma, con sus dos provincias de Cáceres y Badajoz, se encuentra al centro-sur del Estado Español y tiene su propio estilo para hablar el “castilla”. Ese estilo propio recibió a la representación zapatista el miércoles 30 de junio en la estación de trenes de Mérida con una ‘marcha reivindicativa y pasacalles lúdico’ hasta la plaza de Santa María. Portando mantas que resumían luchas: “Por un mundo donde quepan muchos mundos. Caracol Extremadura”, “No al tren maya. No al A.V.E. Sí al tren que une a los pueblos”. Durante la marcha retumbaron fuerte por las calles de Mérida varias consignas: ¡Anti-anti-anticapitalistas!, ¡NO a la mina, Sí a la vida!, ¡Que vivan las luchas de las mujeres!, ¡Ninguna persona es ilegal!, ¡Zapata vive, la lucha sigue!, ¡De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste!, ¡EZLN!”

A la llegada a la plaza hubo rap feminista, lectura de poemas y palabras del Caracol Extremadura y sus luchas desde varias plataformas colectivas, antifascistas, ecologistas y de mujeres, refugiadas de las dos provincias de Cáceres y Badajoz.

(https://www.algranoextremadura.org/caracolextremadura)

Para el Caracol Extremadura, “esto es un regalo” pues “nos comenzamos a juntar las invisibilizadas, las ecologistas, las feministas, las anticapitalistas. Invitamos a todoas a que se junten. Somos varios colectivos, no todos han podido venir.”

El Caracol Mérida tomó la palabra y señaló que “toda la gente que estamos en esta plaza somos de luchas desde abajo. Damos la bienvenida a vosotras, vosotros y a Marijose. Pero sobretodo que vengáis a traernos agua fresca de allá de este México lindo que no es tan lindo pero que su lucha es grande. Bienvenidas todas las luchas, porque si no estamos organizadas nos vencerá el capital que tiene nombre y apellidos y lugar de residencia.”

La CNT de Extremadura celebró que haya tantas mujeres reunidas y agradeció al EZLN “sus años de resistencia”, su “estar aquí” y “haber sido  tanto tiempo una luz”. Luego agregaron: “compartimos con ustedes el rojo y el negro. Es la primera vez que vemos una convocatoria con tantas mujeres.”

En el mismo tono de reconocimiento a la lucha de las comunidades zapatistas hablaron el CSOA de la Algarroba Negra, Mujeres Sembrando, el Frente Sur Andalú, el Ateneo Libertario Mérida, Ecologistas en Acción, el Colectivo de la Vera, la Red Solidaridad, el Campamento Dignidad así como muchas compañeras y compañeros a título personal.

Sus participaciones han coincidido en celebrar la presencia zapatista como un impulso para la reciprocidad organizativa en la que se escuchan frases como “queremos aprender de ustedes” y entregar todo “lo que podamos aportar”, “su llegada es una inspiración muy grande para juntar esfuerzos”, “esperamos hacer un mundo mejor”, “les recibimos con ilusión”, “habéis empezado una revolución porque se están juntando los colectivos y aunando los esfuerzos, “la defensa de la vida nos la jugamos también aquí”, “el capitalismo no es compatible con la vida”, “ustedes nos inspiran”, “estamos en la lucha del pueblo”, “gracias por haber venido”.

Una modesta multitud muy combativa acompañó con palmas las intervenciones de cierre, cuando varias compañeras leyeron poemas, danzaron y taconearon, cuando rapearon como mujeres que luchan.

Ve y escucha la transmisión del evento el 30 de junio de 2021 en Mérida a través de https://fb.watch/6smJdbnwTE/ por Caracol Extremadura o también desde el enlace https://fb.watch/v/5uWEWU74y/ por Guilhotina.info.

 

Madrid

Síntesis en audio de la bienvenida en Madrid (2 min): (Descarga aquí)  

“Gracias por traer vuestro mundo a nuestro mundo”, dijo uno de los niños que cargaban un gran barco de cartón con una estrella roja, un caracol, la bandera zapatista y la palabra “Europa” en grandes letras. Enseguida, otros niños entregaron, a lxs visiblemente emocionadxs miembrxs del Escuadrón 421, dibujos de la travesía marítima, seguidos por una niña con una bandera negra con las 12 estrellas de la rebautizada Unión Europea, con las palabras “Slumil K’ajxemk’op” escritas en el centro: Tierra Insumisa.

Era el 3 de julio de 2021, y la delegación marítima zapatista se acababa de presentar, a su llegada a la capital del Estado Español después de su paso por Extremadura. La bienvenida era en el Teatro del Barrio, en el barrio de Lavapiés, en el centro de Madrid. No es casual que estuvieran allí, en ese teatro y en ese barrio. Lavapiés ha sido y es barrio y  barriada o, como dirían los tepiteños del otro lado del charco, barrio bravo, barrio macabrón. Barrio obrero, de migrantes y contracultural, ‘periférico’ en pleno centro, donde en otros tiempos proliferaron las “corralas”, el equivalente de las vecindades mexicanas, paupérrimas estructuras habitacionales pero llenas de vida y convivencia vecinal. Durante la Guerra Civil el franquismo mantuvo al barrio en completo abandono. Pero la decadencia y el abandono de muchos inmuebles dio lugar, en la década de 1990, al surgimiento de okupas libertarias, asociaciones y movimientos vecinales, haciendo de ese barrio uno de los más combativos de Madrid. Hoy Lavapiés enfrenta y resiste las políticas gentrificadoras que intentan desplazar a sus habitantes para convertirlo en centro inofensivo para consumo turístico. Lavapiés, sin embargo, resiste.

Uno de los focos de resistencia y reexistencia es justamente el Teatro del Barrio. Fundado en 2013 como forma de combatir “la ignorancia, el miedo y la apatía”, el Teatro del Barrio se organiza como cooperativa y se autodefine como “asamblea permanente”. Además de la programación de teatro, música, poesía y baile, el proyecto incluye talleres de formación artística, una Universidad del Barrio (espacio de encuentro, debate y difusión de cultura histórica, económica, política y artística) y los Martes Ciudadanos (donde colectivos, organizaciones y grupos de personas realizan proyecciones, debates, mesas redondas, coloquios, presentaciones de libros y más).

“Os damos la bienvenida desde la recién bautizada por vosotras Tierra Insumisa. No más Europa, no más La Europa fortaleza. Nos habéis dado un regalo, porque renombrar las cosas nos permite nuevos imaginarios, nuevos mundos, nuevos marcos para pensar”, dijo la activista antirracista Mónica Gortayre, quien condujo el acto de bienvenida, y añadió: “Madrid os recibe en lucha”, antes de dar un breve resumen del contexto en el que en Madrid reciben a lxs zapatistas.

“Madrid os recibe en lucha” (4 min): (Descarga aquí)  

“El Covid nos pilló de sorpresa pero reaccionamos rápido. Nos organizamos en redes vecinales de apoyo, en cajas de resistencia, comida, ropa y medicinas, pero sobre todo calor humano”, dijo. Y es que Madrid es la ciudad en donde la pandemia se ha cobrado más vidas en el país mientras la derecha, que gobierna  Madrid y la Comunidad Autónoma del mismo nombre, la ha utilizado como instrumento político,  extenuando y precarizando su sistema de salud, manipulando su incidencia y relajando medidas de seguridad para fomentar la llegada del turismo supeditando la salud a la economía. Las esperpénticas manifestaciones en contra de las restricciones pandémicas en los barrios más acaudalados y privilegiados de la ciudad en sus autos de lujo con banderas españolas y franquistas clamando ‘libertad’ constrastaron con la dignidad de los barrios populares y de clase trabajadora que se auto organizaron para construir redes de cuidados comunitarios:

“Defendemos cada centro de salud de cada calle en cada barrio”, dijo Mónica. “Luchamos para evitar los desalojos y los desahucios, contra la destrucción de barrios y del tejido asociativo, defendiendo la educación, contra las fronteras, que causan muerte cada día en el mar, contra el racismo y el machismo y todas sus violencias.”

La intención de la travesía zapatista por la vida en Europa tiene como objetivo compartir experiencias y enlazar luchas, para enfrentar el sistema global de muerte. Los testimonios que escuchamos en Madrid dan cuenta de que esto ya está sucediendo, de hecho desde antes de la llegada del Escuadrón 421. El proceso de organización para recibir a la delegación zapatista dio lugar a debates, charlas, exposiciones, murales colectivos. “Vivimos un 1 de Mayo interseccional maravilloso, como no se había visto en Madrid hace mucho tiempo. Estábamos unidas en la inmensa diversidad, al mandato que nos dijisteis cuando venías: organícense.”

De la comisión jurídica, Aránzazu repasó la lucha zapatista y su resonancia en Slumil K’ajxemk’op. “La revolución zapatista nos despertó para recordar que lo político no está arriba, sino con los de abajo. Vuestra lucha también es nuestra.”

Entrelazando luchas, Nuria Álvarez, del colectivo Acción Poética Revolucionaria, en una de las tres intervenciones poéticas del día, creó un puente entre Ayotzinapa y la lucha colombiana actual, con los poemas “Ayotzinapa a un año” y “Los desaparecidos de Colombia”.

Pablo Mayoral, miembro de la Comuna de presos y presas represaliados por el franquismo, reconoció que la travesía zapatista los motivó a volverse a encontrar y a continuar la lucha por la memoria histórica y contra la dictadura franquista, que “hoy vuelve a estar presente en nuestras instituciones políticas”.

Tati, de la Plataforma de Encuentros Bolleros, un “espacio de mujeres y otroas que se identifican como lesbianas” fundado hace tres años, dijo que “la lucha zapatista ha sido rayo de luz que nos va guiando con su hacer, con los siete principios y, para nosotras, especialmente con la Ley revolucionaria de mujeres. Eso nos ha cambiado la vida.” Y Mirayes, del Movimiento Marika, dijo: “El eco rebelde de vuestras palabras influye en lo que nosotras hoy somos. (…) Sus palabras nos resuenan tanto que nos hacen pensar, reflexionar, mirarnos de frente para reconocer quiénes somos y cómo nos gustaría ser”.

Rafaela Pimentel, de Territorio Doméstico, una organización de trabajadoras del hogar fundada en 2006, insistió en que todas las luchas son para todos y todas. La osadía zapatista de atravesar el Atlántico y cruzar fronteras resuena con los miles de migrantes que cruzan las fronteras todos los días, arriesgando (y muchas veces entregando) sus vidas, enfrentando racismo, explotación y violencia, como buena parte de las trabajadoras del hogar.

Desde luego, la fiesta y la alegría no podían faltar, con la música de los grupos Puerto Vaivén y Calle Siete.

Más tarde, el Escuadrón 421, acompañado de lxs organizadores y demás presentes, se dirigieron a la Plaza Arturo Barea, mejor conocida como Plaza Agustín Lara, en el mismo barrio de Lavapiés, para una breve pero emotiva despedida.

Allí, un mensaje de los colectivos de apoyo a Kurdistán y a la revolución de Rojava, justamente en ese 3 de julio, día de acción global por la defensa de Kurdistán:

“Damos la bienvenida a La Montaña. Deseamos que vuestro viaje por la Europa de abajo y a la izquierda traiga la brisa limpia de la Selva Lacandona a esta vieja Europa enferma de egoísmo y soberbia. Muy al oriente de aquí, allá donde Europa se junta con Asia, se encuentran las altas montañas de Kurdistán. En esas montañas y en las planicies que la rodean se expandió la revolución neolítica hace 10 mil años. Y desde hace 40 se gesta una nueva revolución, hermana de la revolución zapatista. La democracia de base, la liberación de género y la defensa de la tierra son los pilares de la revolución de Rojava, que hoy se encuentra en peligro inminente a causa de la invasión de Turquía y sus hordas yijadistas.”

Finalizando la jornada, Marijose, a nombre del Escuadrón 421, compartió unas palabras de despedida, recordando que, aunque el Escuadrón partía, ellas u otra delegación zapatista regresarán en los próximos meses.

Fotos de la bienvenida en Madrid: El Salto

Ve y escucha la transmisión del acto político-cultural en el Teatro del Barrio en Madrid el 3 de julio de 2021 a través de https://fb.watch/v/9CNr-_DaI/ por Rebel Streaming o https://www.youtube.com/watch?v=S0QHuN3sp7A por el canal del Teatro del Barrio, y la despedida del Escuadrón 421 en la Plaza Arturo Barea (Agustín Lara) en https://fb.watch/6I9eQSt-sO/ por Y Retiemble.

País Valencià

Síntesis en audio de la bienvenida en Valencia (2 min): (Descarga aquí)  

La gran Plaza de la Virgen (Plaça de la Mare de Déu) resonó con vivas y aplausos de cientos de personas cuando llegó el Escuadrón 421, este 5 de julio, resguardado  por el equipo de seguridad como medida sanitaria ante la pandemia.

Fotografía de Raúl Ruiz

La Plaza de la Virgen es punto neurálgico de la vida social de la ciudad de Valencia, provincia que junto con la de Alicante y Castellón configuran la Comunidad Valenciana. La Plaza es punto en donde confluye y se entrecruza la historia citadina desde la época romana en el siglo II A.C., con importantes emblemas como su Catedral y la Plaza de L’Almoina, herencia de 2 mil años de historia. Al igual que otros barrios como el de Benimaclet, Russafa o el marítimo de El Cabanyal, el centro histórico al que pertenece la plaza ha sido afectado por la gentrificación y la turistificación.

No fueron pocos los esfuerzos previos para hacer posible no sólo esta bienvenida, sino también los encuentros posteriores cuando la Travesía por la Vida zapatista regrese, después de la llegada de la delegación aérea del EZLN, Congreso Nacional Indígena y el Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra.

Desde hace muchos meses se conformó en el País Valencià la Xarxa Solidària Gira per la Vida (Red Solidaria Gira por la Vida), un espacio donde se encuentran más de 40 colectivos, asambleas, organizaciones y personas, aglutinando luchas en defensa del territorio y la vivienda, por la soberanía alimentaria, migrantes y antirracistas, feministas, ecologistas, de solidaridad internacionalista, de economía social, centros sociales ocupados y autogestionados y más.

Como en las demás geografías por donde ha pasado hasta ahora la delegación zapatista, el eje fundamental de la lucha por la vida es la convergencia en la divergencia, la politización de la diferencia. “Vertebrarnos desde la diversidad de las luchas, re-conocernos y fortalecernos desde las diferencias de todo aquello que nos hace iguales”, así lo expresaron cuando se presentó la Xarxa en la Plaza Poeta Miguel Hernández en Valencia el pasado 2 de mayo, el mismo día en que el navío La Montaña zarpó rumbo a Europa llevando consigo al Escuadrón 421.

Así, la bienvenida en la Plaza de la Virgen fue punto de encuentro de una gran diversidad de luchas. La migración y la lucha antirracista estuvieron de nuevo presentes con las participaciones de la Caravana Abriendo Fronteras (Obrint Fronteres) y Regularización Ya. Emilia, de la Caravana Abriendo Fronteras, hizo hincapié en la criminal hipocresía de los Estados europeos, que, mientras explotan los recursos y riquezas de otros países, reprimen a los migrantes que huyen de esa misma devastación, causando “la muerte de miles de personas en el mar, en el desierto, en los bosques, de frío, de hambre, ahogada”.

“Hoy les recibimos con dolor y con rabia”, saludaron las compañeras de Regularización Ya, un movimiento de trabajadoras y trabajadores, jornaleros, del hogar y cuidados, sexuales, manteras y manteros y activistas antirracistas. Denunciaron que el pasado 31 de diciembre de 2020 España se abstuvo de la resolución de la ONU por la lucha contra el racismo, posicionándose así del lado de la opresión y el racismo institucional, “en este país donde los migrantes mueren privados de asistencia médica de urgencia, donde la policía mata por el color de piel, donde no se respetan los protocolos para el derecho al asilo y al refugio”.

La migración también estuvo presente con dos miembros senegaleses de la comunidad Baay Faal en Valencia, que encontraron un paralelo entre su travesía de un mes en el mar para llegar al Estado Español y la travesía zapatista a bordo de La Montaña. Entre cantos religiosos, explicaron el sentido del culto Baay Faal, una de las tres grandes hermandades islámicas de Senegal, derivada del muridismo.

El vínculo entre la migración y la lucha feminista encontró voz con la colectiva Mujeres, Voces y Resistencia, “que acoge diversas expresiones feministas y antirracistas y que busca denunciar las violencias (…) que atraviesan las vidas y procesos de las mujeres migrantes racializadas en el territorio español”. En el acto, las compañeras leyeron un extracto de la obra  “La isla de los lobos” de Constanza Carlesi. También presente estuvo la Assemblea Feminista València, que nació a partir de la organización de la Huelga Feminista de 2018 y mantiene una lucha anticapitalista, antirracista y decolonial desde un enfoque feminista.

La lucha por la soberanía alimentaria estuvo representada por Ecollaures, un colectivo de proyectos agroecológicos organizados en asamblea alrededor de Valencia.

También estuvo presente La Verdulería, un centro social autogestionado donde se reúnen varios colectivos: un colectivo transfeminista, un grupo de consumo solidario, una biblioteca, un fondo de resistencia y, más recientemente, un grupo transfeminista de apoyo a la gira por la vida.

La Koordinadora de Kolectivos del Parke es un proyecto comunitario establecido desde 1985 para enfrentar la pobreza y defender los derechos de los más vulnerables en el barrio periférico de Parque Alcosa, al sur de Valencia. “Un barrio abandonado por las instituciones, pero con mucha organización vecinal ante problemáticas sistémicas: desempleo, exclusión, empobrecimiento, vivienda, prisión y represión.”

El Centro Social Ocupado Anarquista L’Horta es una casa del pueblo que resiste la urbanización en el barrio de Benimaclet y que incluye biblioteca, patrimonio restaurado, zona agrícola, talleres comunitarios, reuniones y educación.

Luchando también por la vida digna en Valencia, EntreBarris es una red de colectivos y asociaciones vecinales de varios barrios que luchan contra la turistificación de la ciudad.

La Comissió Ciutat-Port, conformada por asociaciones ecologistas, vecinales y de defensa del territorio, lucha contra la ampliación del puerto de Valencia, “como icono de una actividad completamente destructora del territorio”.

Desde 2012, la Plataforma para la Defensa y Protección de Les Moles de Paterna, ha luchado contra la construcción de un gran centro comercial en un territorio lleno de vida. Después de casi 10 años de lucha, dos semanas antes de este encuentro, los esfuerzos se vieron coronados con la cancelación del proyecto.

Frenem la Contaminació del Grau de Castelló, es una organización vecinal que lucha contra la contaminación por parte de un gran complejo petroquímico industrial.

También estuvo presente la recién creada Plataforma contra la ampliación del by-pass (No a l’ampliació del by-pass) de Valencia (un tramo de la autovía A-7 que rodea la ciudad), un proyecto de 144 millones de euros con graves efectos ecológicos.

Los medios libres también dieron su palabra: Radio Malva, radio libre y feminista de Valencia; La Directa, medio libre de investigación, independiente, asambleísta, autogestionado y feminista en catalán; la Coordinadora Obrera Sindical de clase y feminista de los países catalanes y la CGT (Confederación General del Trabajo).

La lucha internacionalista estuvo presente con varias organizaciones de solidaridad con la lucha zapatista como la Asamblea de Solidaridad con México PV y otras luchas en el mundo, incluyendo al Grupo autogestionado de Boicot, Desinversions i Sancions (BDS) a Israel del País Valencià o la Xarxa Internacionalista Valenciana que trabaja “desde perspectivas anticolonialistas, feministas, anticapitalistas y de defensa del territorio”. Las expresiones de apoyo resonaron fuerte: “¡Sahara Zapatista! ¡Kurdistán Zapatista! ¡Palestina Zapatista! ¡País Valencià Zapatista!” Otras organizaciones internacionalistas incluyeron la Coordinadora AMANDLA, CEDSALA, EntrePobles PV, Pau i Solidaritat, la Intersindical de Dones y Perifèries del Mòn.

Como siempre, la música y la poesía no podían estar ausentes, con las participaciones de La Postissa, la rapera Tesa, el músico Xavi Sarrià, Los Chatarreros y  el poeta Enrique Falcón. Al final del evento, Marijose dio unas palabras de agradecimiento a nombre del Escuadrón 421.

Ve también la bella crónica vivenciada que nos envía la compañera valenciana periodista Josema de Miguel, “Bienvenidas a València, compañeras zapatistas“.

Ve y escucha la transmisión de la bienvenida el 5 de julio en València a través de https://www.youtube.com/watch?v=–gqaeAg42w y su continuación en https://www.youtube.com/watch?v=o1LxhW9bP1U&t=0s por Taller Ahuehuete.

Barcelona

Síntesis en audio de la bienvenida en Barcelona (3:46 min): (Descarga aquí)  

Bienvenida al Escuadrón 421 del EZLN en la Plaza Catalunya, Barcelona. Foto tomada de: Assemblea catalana de suport a la Gira Zapatista 2021.

Ha habido un alegre alboroto en las ramblas. El Escuadrón 421 del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que representa a miles de personas que habitan las comunidades en lucha de Chiapas, México, fue recibido y acompañado en el puerto de Barcelona por las plataformas organizadas en Catalunya. Se dieron cita el 6 de julio bajo la enorme estatua dedicada a Cristóbal Colón, 57 metros de altura que simbolizan el alcance de vista de la ocupación que lleva su apellido. Fue bajo este monumento, que mira hacia las tierras colonizadas, que resonó el ‘yo vengo a ofrecer mi corazón’, cantado al unísono por luchas e historias diversas.

Tras el canto, a unos metros de la playa que baña el Mediterráneo, partió una bicifestación por las ramblas hacia la Plaza de Catalunya, una rodada de más de un kilómetro, mientras se escuchaba de fondo el himno zapatista. Bajo un cielo nublado, se marchó respetando protocolos por la pandemia de Covid-19. El Escuadrón 421, de camino hacia París, marchó en cordón de seguridad, levantando todo el tiempo sus puños en un coro de “vivas” y seguido por una gran manta de EZLN abrigada por el canto de Víctor Jara: “El derecho de vivir en paz”. Estas famosísimas ramblas de Barcelona suelen estar llenas de turistas, pero también hay en ellas migrantes, gente haciendo magia, música y malabares para subsistir en un entorno de extremos y contrastes. Fue aquí y en la plaza en donde se reprimió la voz del voto independentista en el referendo de 2017.

Tras llegar a la Plaza Catalunya, comenzaron las “buenas tardes” (bona tarda) y los “bienvenidas, compañeras” (benvingudes, companyeres), para luego llevar a cabo el acto en distintos idiomas. Así como ha ocurrido en actos de bienvenida de días anteriores, el Escuadrón 421 saludó a sus anfitriones en voz de Marijose, Yuli, Ximena, Felipe, Carolina, Lupita y Bernal en castellano, ch’ol, tzotzil y tzeltal.

A lo largo de  varias horas de evento de bienvenida, se escucharon las expresiones y participaciones que denotan una amplia gama de luchas colectivas.

El Movimiento de Migrantes denunció los dolores que causa la Ley de Extranjería, que propicia persecución y expulsión de personas ‘sin papeles’, así como mano de obra barata: “Las migrantes no nos rendimos y buscamos un caminar conjunto sabiendo que este camino no es nada fácil por las conciencias que hay que despertar (…) En el centro de la vida también están los cuidados (…) Nos convocamos desde nuestras resistencias y cosmovisiones para seguir en la lucha y en nuestro caminar”.

El Sindicato de manteros agradeció al EZLN “por cruzar las fronteras y compartir experiencias” pues, dijo, “tenemos la misma historia de esclavitud, colonización del saqueo y del desplazamiento forzado”. Por eso agregó: “Tenemos que unir todas las luchas del mundo, porque se trata de defender los derechos humanos en esta revolución que es para mejorar la vida humana”. El sindicato informó que se reunieron “para trabajar en varios ejes, educación, soberanía alimentaria, feminismo”, es decir, “lo básico para asegurar la vida”.

El grupo de Poetisas Feministas y Antirracistas de México habló de los “dolores y las penas arrancadas”, pero también de la forma en que “las compas zapatistas nos hacen tener la esperanza bien agarrada” y “aferrarnos a lo que nos quede de vida”. Luego acompañaron sus palabras con el poema ‘Ustedes son mis maestras y maestros’, escrito a partir del genocidio en Guatemala y ahora dedicado al Escuadrón 421.

Vinieron luego varias horas de participaciones de voces colectivas que hablaron desde espacios ocupados, desde el Ripollés, desde espacios sociales autogestionados como Can Batlló, desde la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, la PAH.

Espacios ocupados: “Tampoco pedimos permiso para ser libres, tomamos espacios y ocupamos para vivir la vida en libertad y autogestionarnos para solucionar nuestra necesidad de vivienda, para el desarrollo del arte, conciertos, talleres de oficios, espacios no mixtos de mujeres, bibliotecas, comedores populares, ocupamos para huertos urbanos y para hacer espacios de comunidad, gimnasio y un cine en Sant Andreu (…) Somos un magma, un espacio diverso que sigue tras 25-30 años ocupando y liberando espacios y aun con los desalojos de ayuntamientos que se dicen progresistas como el que hay aquí (…) Esta mañana bajé al huerto y vi que el maíz había florecido (…) Más seres les están dando la bienvenida, la lucha sigue.”

Desde el Ripollés hablaron 2 compañeras: “Hoy acercamos nuestras voces desde la ruralidad del norte, ríos que nutren y recorren la Garrotxa, ríos que se despiden en l’Empordà y llegan al mar Mediterráneo. Son tierras que escuchan a sus abuelas, sus nietas, campesinas, que escuchan sus sabidurías (…) Tierras llenas de vida que se encuentran con un modelo extractivo, que se encuentra con nuestros cuerpos, que nos tritura día a día, nos oprime y nos ciega este modelo heteropatriarcal. Tierras que germinan para romper la violencia (…) Las ruralidades despertamos, recuperando procesos de gobernanza cooperativa, somos pueblos, barrios y ríos que despertamos. Hoy estas tierras les abrazan y dan la bienvenida. Les acompañamos a crear este mundo en donde quepan muchos mundos.”

Can Batlló dijo: “Gracias por venir a traer la fuerza de los pueblos originarios y zapatistas (…) Venimos de un espacio autogestionado (…) Catalunya aglutina colectivos diversos: de autogestión, espacios de cuidado, artes, transfeminismo, vivienda, memoria histórica, cultura, soberanía energética y alimentaria. Trabajamos interaccionando para la transformación, para una economía cooperativa, una educación autogestionada, para el asociacionismo”. Entonces llamaron a “generar lazos de comunicación” porque hay “ganas de compartir saberes, ignorancias y pesadillas (…) para continuar navegando en la corriente zapatista en la libertad, la democracia y la justicia.”

La PAH (Plataforma Afectados por las Hipotecas) dijo: “La lucha es por la vivienda (…) Nuestro problema de vivienda afecta a toda la clase trabajadora, sobre todo a mujeres y migrantes” que han perdido la vida. “Sufrimos la crisis provocada por la especulación, la salvación de la banca por dinero público (…) Paramos los desahucios, no hemos parado tampoco de crecer como plataforma.” Terminaron su participación afirmando que hay que defender “el derecho a habitar en este mundo”.

Hubo también una amplia participación de quienes luchan desde el arte, la música, la poesía, la escritura. David Fernández citó, entre otros poemas, uno del italiano Erri de Luca intitulado ‘Després’ (después) entonando algunos vernos en catalán como el de ‘cuando la humanidad será poca e irá a pie’. De Mireia Calafell retomó versos del ‘porque hay revoluciones que son monosilábicas’. También recitó el contundente ‘NO’, acerca de la represión del 1 de octubre de 2017 recitando ‘No levantéis la voz’ ‘no hagáis memoria’ ‘no despertéis los muertos’ ‘no queréis un SÍ que se pone en duda y que tiene identidades’ ‘regresad a casa, no lo queráis todo, que todo está en camino y no hay tanta prisa’. David finalizó dirigiéndose al Escuadrón 421 para decirles: “no tengáis tanta prisa en regresar”.

Bienvenida al Escuadrón 421 del EZLN. Plaza Catalunya. Barcelona. Foto tomada de: Gira zapatista Catalunya
@girazapatistac1

Unao compañerao leyó después el poema “Ancestra del futuro”con ‘Devuélvannos el oro’ como un grito de dolor, una herida colonial no cicatrizada. “El futuro está en el pasado” fue leído en inglés y en lengua castellana: “Si mi voz te incomoda prepárate, en el futuro seremos muchas (…) seguiremos disputando el tiempo robado (…) confrontaremos la imposibilidad del habla (…) el futuro está siempre en el pasado.”

También cantó Adala su ‘música d’arrel’, música de raíz, que dio la bienvenida a las zapatistas: “¿Quién puede comprar o tomar el cielo o la tierra? (…) No somos amos del aire y el reflejo del agua (…) Cada parte de esta tierra es sagrada para mi pueblo porque vive de la tierra y del río (…)  Somos iguales por dentro y es el mismo sol el que nos despierta (…) Conserven la tierra para vuestros hijos”. Su último canto fue una versión en catalán de “Todo cambia”, de Mercedes Sosa. ‘Si tot canvia en aquest món, que jo canvi no es estrany’, dijo al final.

Bruno, poeta palestino y activista transfeminista, agradeció a Marijose especialmente por ser un referente, pues “el binarismo es un invento colonial, las personas trans siempre hemos existido y estamos por todas partes”.

El colectivo transfeminista ‘MariCarmen’ llegó desde Collserola para recordar que “nos queremos vivas, no queremos machos ni TERFS (habla del asesinato de un compañero Samuel en A Coruña por su orientación sexual). “Que nadie nos cuestione nuestra identidad. Cuestionémonos los privilegios, apoyemos, amor y cariño para todos, todas y todes. Nos queremos vives”.

Montserrat Vilaplana del Grupo ‘Llibertat per la Juani’ hizo un llamado a la solidaridad con Juana Ruiz y todas las presas políticas palestinas. Juana Ruiz será juzgada por Israel el 27 de julio. Fue detenida el pasado 13 de abril por 30 militares. Desde entonces, “Juani ha sufrido vulneraciones de derechos humanos, sin lentes para leer, y no solo lo vive Juani, es una constante de Israel a la población palestina en general. Juani es internacionalista que apoyaba al pueblo palestino y por eso la detuvieron, está este proceso de enjuiciamiento y los canales diplomáticos prometidos por el gobierno no hacen nada. La organización para la que trabajaba también la arrasaron (…) La lucha es una misma lucha. ¡Visca Palestina Lliure!, ¡Solidaritat amb el poble palestí!, ¡Juani, t’estimem i et volem a casa!

Es entonces cuando mujeres migradas cantaron juntas “Sin Miedo”, de Vivir Quintana, con mantas de “México Feminicida”, “Furia Mexicana, al sororo rugir del amor”. Tras el canto, gritaron al unísono sobre el escenario: ‘Europa, Europa, cuestiona tu riqueza, tu comodidad es nuestra pobreza’ (…) y cantaron ‘Hay que quemar, hay que quemar, hay que quemar el sistema por racista, colonial y patriarcal’.

Llegó el turno de Cumbia Kaos, cumbia chilena, música combativa que entonó letras en donde se escuchó ‘mar Mediterráneo como mar muerto y podrido, como las democracias en las que hemos vivido’. ‘¡Renuncia, Piñera, asesino! Que renuncien todos los asesinos, que aguanten las luchas de este territorio y las del otro lado del charco (…) Es la cumbia antisistema y la canto pa’ vencer. Asambleas libertarias otra vez’ (…) ‘Expropiar a los burgueses su poder’. Mientras la gente bailaba, Marijose grababa con su teléfono celular.

Para cerrar, hablaron mujeres migrantes y racializadas: “La otra Europa también nos violenta, no vamos a permitir más, ya son más de 500 años, aquí están sus hermanas y hermanos”. Nos hablaron de las resistencias en Colombia, de la Europa extractivista, “la Europa que acosa en el metro llamándonos sudacas, la Europa que nos ve y se agarra el bolso. Abrazamos a los hermanos y hermanas de Abya Yala, indias, campesinas. Que esto nos dé fuerza, ya nos está dando fuerza. Y de nuevo se escucharon fuerte las exclamaciones en la plaza ¡Hay que quemar el sistema por racista y colonial! ¡De sur a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste!

Llegó entonces el momento de la partida del Escuadrón 421, tras haber recorrido diversas regiones del Estado Español. Como en todos los eventos de bienvenida, estxs siete navegantes levantaron olas en tierra y se retiraron escuchando consignas que empapan acantilados en muchas lenguas: ¡Visca, Visca, Visca, la lluita zapatista!

Ve y escucha la transmisión del evento el 6 de julio en Barcelona a través de https://www.youtube.com/watch?v=h5ctn5D_8uw por La Mosca TV.

 

radio
Josema de Miguel

BIENVENIDAS A VALÈNCIA, COMPAÑERAS ZAPATISTAS

JOSEMA DE MIGUEL, periodista

“Yo crucé el mar. Cuando me dijeron que las mujeres zapatistas veníais cruzando el mar, se me olvidaron mis penas. Sois valientes. Bienvenidas”, dijo un chico africano que llegó hace unos años en patera a España. Con otros migrantes formaron la comunidad Baye Fall, única rama del Islam de origen indígena en Senegal. Él fue uno de los que quiso tomar la voz en el acto de bienvenida a las compañeras zapatistas que se había organizado en Valencia.

No fue el único. Diferentes luchas se dieron cita en la Plaza de la Virgen para defender una vida digna, la justicia social, el territorio, la tierra, el agua, la misma lucha que mantienen Ecollaures, la Comissió Ciutat-Port, No a la Ampliació del By-Pass, Entre Barris, Frenem la contaminació al Grau. También el Colectivo de Les Moles de Paterna, que anunció su reciente victoria sobre la empresa que pretendía hacer de este paraje natural un enorme centro comercial. Todos reconocieron orgullosos el ejemplo de lucha zapatista que inspira estas luchas del pueblo, de David contra Goliat.

Todos querían dar la bienvenida a las compañeras del escuadrón 421 del EZLN en su Gira por la vida que las llevará a diferentes ciudades europeas. El 5 de julio en Valencia era solo el principio de esta travesía. 4 mujeres con huipil (Lupita, una joven tzotzil de 19 años; Carolina, una tzotzil de 26 años, Ximena, una cho’ol de 25 años, y Yuli, de 37 años, originaria tojolabal y ahora tzeltal de la selva Lacandona), dos hombres y Marijose, una compañera trans, forman el Escuadrón 421. Llegaron a la plaza de la Virgen tras un cordón sanitario formado por voluntarios de la Xarxa solidaritat que organizaba el acto. Ni el cordón, ni las mascarillas ni el calor insoportable pudieron con la emoción, los aplausos y los gritos de 100% zapatista con que Valencia quiso dar la bienvenida.

Hablaron en sus lenguas: tzotzil, tzeltal, cho’ol, tojolabal y también en “castilla”. Lupita fue la primera en hablar en su lengua, y pese a que no entendimos mucho, el cuerpo se estremeció de emoción. Después la rapera Tesa agarró el micro para cantar en valenciano, y de nuevo la emoción puso la piel de gallina a todos. También a Lupita quien, pese a que no debió entender nada, grababa con el móvil visiblemente emocionada. Ambas compartían la importancia de mantener la identidad de su cultura y de su lengua materna.

Muchas asociaciones como Obrint Fronteras, el colectivo Voces, Mujeres y Resistencias, o las compañeras del movimiento #RegularizaciónYa, tomaron la voz, para saludarles, para darles las gracias por su visita, “Todo nuestro respeto por la lucha de tantos años. Seguimos su paso sereno, como ustedes nos enseñaron”, dijeron para transmitirles la emoción de tenerlas en este lado del mundo. Yo también la sentí.

Recuerdo cuando de jovencita llegué por primera vez a México y Chiapas. El 1 de enero, cuando todos dormían la resaca de Nochevieja, un grupo de mujeres y hombres ataviados con pasamontañas entraban uniformados por las calles de san Cristóbal de las Casas, símbolo de la lucha indígena durante más de 500 años. Exigían con humildad, pero con fortaleza, el buen gobierno y los autogobiernos en sus comunidades. El Subcomandante Marcos lideraba intelectualmente aquella lucha de David contra Goliat, que rápidamente se extendió y caló en los idealistas europeos. Yo ni siquiera conocía su lucha hasta que unos meses después del levantamiento llegué ingenua de mi pueblo valenciano a Chiapas. Y me identifiqué con las radios comunitarias que se formaban como semillas de esta lucha silenciada durante años. Pusieron en jaque al gobierno federal y las conciencias de todo el establishment de “los coletos” de San Cristóbal.

Años después, casi también por casualidad, estaba en Chiapas en el entierro de Samuel Ruiz, el obispo de los pobres, que denunció la situación de esclavitud que aun vivían los indígenas en los cafetales y las comunidades. Samuel aprendió su lengua y fue la voz que denunció su situación. Cuando en 2011 murió, sus restos fueron trasladados a la Catedral de San Cristóbal, donde él quiso descansar al lado de su gente. El día del entierro, de todas las aldeas zapatistas, incluso de Guatemala, llegaron indígenas caminando, tal como papa Tatik había hecho años antes, a despedir y honrar al obispo, o tan solo a su papa “el caminante”.

Yo creí que, aquel día en la catedral de San Cristóbal, con Samuel se enterraba también el movimiento zapatista. Sin embargo, esta cita en Valencia ha hecho despertar de la inacción, de la siesta que dormíamos apelmazados por nuestros quehaceres cotidianos para sobrevivir en el sistema neoliberal del bienestar.

Ahora, miembros de esas comunidades, de aquel ejército zapatista, estaban delante de otra catedral, la de mi ciudad, Valencia. Pero aquel caminar sereno para mejorar el mundo, la justicia social, el buen gobierno, estaban tan presentes este 2021 como me hicieron sentir de jovencita. La Travesía por la Vida les había traído a la vieja Europa pandémica para recordar que aquella lucha continua, para darnos ánimos, para compartir experiencias y luchas.

Las presentaciones se fueron acelerando porque el tiempo se agotaba y eran muchas las que querían presentarse y dar la bienvenida al Escuadrón 421. Colectivos de barrio como el Parke Alcosa y el CSOA L’Horta, CEDSALA, Entre Pobles PV, Pau i Solidaritat. Grupos feministas o internacionalistas como la Intersindical de Dones o Perifèries del Mòn, que cerró este acto de bienvenida.

Tal vez ni Lupita, la joven tzotzil, ni Tesa, la rapera valenciana, ni la mayoría de las jóvenes europeas que estaban en la plaza de Valencia habían nacido cuando aquel uno de enero de 1994 se alzó esta lucha. Pero en sus sonrisas, en sus puños en alto llenos de humildad y contundencia, en sus rostros y en sus mentes, estaba la semilla que plantaron aquellos días hace ya más de 27 años en la sierra madre de Chiapas.

La travesía por la vida ha comenzado, después de Valencia viene Barcelona, Paris… El viejo Tatik Samuel y los compañeros que caminaron y lucharon aquellos días estarían orgullosos de ver a estos jóvenes que mantienen con vida esta lucha y la de todas las luchas que se unieron en la Plaza de mi ciudad.

Valencia fue 100% Zapatista.

 

radio
Radio Pozol

«¡Hasta la vida siempre!» Festejan la llegada del Escuadrón zapatista en su primera etapa en Francia

Toulouse, 8 de julio de 2021. Cientos de personas dieron la bienvenida a la primera delegación de la Gira por la Vida en la plaza del barrio popular Arnaud Bernard en la capital regional de Occitania en el suroeste de Francia. Después de cruzar los Pirineos catalanes, la ciudad llamada Tolosa en occitano, conocida como la ville rose (ciudad rosa) por sus construcciones de cantera rosa, ha acogido calurosamente a la comitiva zapatista hoy por la tarde, con palabras combativas y amorosas, música y cantos, así como mantas pintadas y consignas de apoyo a las luchas de los pueblos en resistencia.

Un miembro de la comisión anfitriona se dirigió al Escuadrón 421 con las siguientes palabras: «cuando vuelvan a nuestra región, conversaremos acerca de unos temas tan urgentes como el derecho de las personas indocumentadas y de los refugiados, los feminismos, la contracultura, la educación, la defensa ambiental, las luchas sociales, el movimiento de los chalecos amarillos (gilets jaunes), las luchas contra las violencias y el racismo de Estado. Nuevamente sean muy bienvenidos en Toulouse y en Europa. ¡Qué vivan las luchas anticapitalistas, antirracistas y antipatriarcales!»

Una integrante de la asociación France Amérique Latine declaró: «estamos felices de esta invasión y deseamos que este tipo de invasiones se multipliquen al infinito. Apoyamos la campaña que se está desarrollando actualmente para pedir la autorización de la entrada en el territorio francés de la delegación zapatista que estaría llegando a mitad del mes de julio. Por el momento, no tienen la autorización para entrar».

Marijosé dirigió unas palabras de despedida: «Hermanos, hermanas, a nombre de los compañeros y compañeras del Escuadrón 421, les damos las gracias por haber estado en estos momentos reunidos, y a todos los colectivos que están haciendo todo lo posible para hacer de esta gira lo mejor. A todos los colectivos que están dando su granito de arena para que esta gira sea posible. Estamos muy contentos y agradecidos que nos hayan recibido acá en estos momentos. Y pues, de parte de todos los pueblos zapatistas estamos muy contentos». «¡Nosotros también!» reaccionó una persona de manera espontánea. «Gracias. El enemigo quiso enterrarnos vivos y se olvidó que somos semillas y aquí estamos para germinar y surcar nuevos surcos, vamos por la vida, compañeros y compañeras. ¡Hasta la vida siempre!». Se escucharon enseguida al unísono las letras «E.Z.L.N.» y «¡El pueblo unido jamás será vencido!».

(Continuar leyendo…)

radio
Subcomandante Insurgente Galeano

EZLN: VOLANTEM EST ALIO MODO GRADIENDI (¿Qué esperamos?)

VOLANTEM EST ALIO MODO GRADIENDI

(¿Qué esperamos?)

Cualquier día, cualquier mes de cualquier año.

Sequías.  Inundaciones.  Sismos.  Erupciones.  Contaminación.  Pandemias actuales y futuras.  Asesinatos de líderes de pueblos originarios, de defensores de los derechos humanos, de guardianes de la Tierra.  Violencia de género escalada hasta el genocidio contra las mujeres –el suicidio imbécil de la humanidad-.  Racismo no pocas veces mal oculto detrás de la limosna.  Criminalización y persecución de la diferencia.  La condenación irremediable de la desaparición forzada.  Represión como respuesta a demandas legítimas.  Explotación de los más por los menos.  Grandes proyectos de destrucción de territorios.  Poblados desolados.  Desplazados por millones, ocultos bajo la figura de “migración”.  Especies en peligro de extinción o ya sólo un nombre en la carpeta de “animales prehistóricos”.  Gigantescas ganancias de los más ricos de los ricos del planeta.  Miseria extrema de los más pobres de los necesitados del mundo.  La tiranía del dinero.  La realidad virtual como salida falsa frente a la realidad real.  Estados Nacionales agonizantes.  Cada individuo un extraño enemigo.  La mentira como programa de gobierno.  Lo frívolo y superficial como ideales a alcanzar.  El cinismo como nueva religión.  La muerte como cotidianeidad.  La guerra.  Siempre la guerra.

La tormenta arrasando con todo, susurrando, aconsejando, gritando:

¡Ríndete!

¡Ríndete!

¡RÍNDETE!

Y sin embargo…

Allá, cerca y lejos de nuestros suelos y cielos, hay alguien.  Una mujer, un hombre, unoa otroa, un grupo, un colectivo, una organización, un movimiento, un pueblo originario, un barrio, una calle, un poblado, una casa, una habitación.  En el rincón más pequeño, más olvidado, más lejano, hay alguien que dice “NO”.  Que lo dice quedo, que apenas se oye, que lo grita, que lo vive y lo muere.  Y se rebela y resiste.  Alguien.  Hay que buscarle.  Hay que encontrarle.  Hay que escucharle.  Hay que aprenderle.

Aunque tengamos que volar para abrazarle.

Porque, después de todo, volar es sólo otra forma de caminar.  Y, bueno, caminar es nuestro modo de luchar, de vivir.

Así que, en la Travesía por la Vida, ¿qué esperamos?  Esperamos mirarle su corazón de usted.  Esperamos que no sea demasiado tarde.  Esperamos… todo.

Doy Fe.
SupGaleano.
Planeta Tierra… o lo que queda de él.

«On lâche rien» en Francés, Español, Catalan, Euskera, Gallego. Interpretada por: HK et les SALTIMBANKS con LA PULQUERIA, TXARANGO, LA TROBA KUNG-FÙ, FERMIN MUGURUZA et DAKIDARRIA.

 

radio
Pie de Página

Comunidad zapatista denuncia despojo y hostigamiento; ven esperanza en travesía del Escuadrón 421


Mural colectivo sobre la travesía zapatista en la comunidad autónoma Nuevo San Gregorio. Foto: Sexta Grietas Norte

La comunidad de Nuevo San Gregorio, en el Caracol 10 Zapatista, denuncia el creciente hostigamiento que vive después de que la despojaran de sus tierras. Pone en el centro el trabajo organizativo y la travesía del Escuadrón 421 en Europa para librar los ataques del grupo “Los 40 invasores”, que desde noviembre del 2020 les despoja de tierras, alimentación, trabajo, educación…

Por Daliri Oropeza
Fotos: Sexta Grietas Norte
Video: School For Chiapas / Summer 2021 Delegation

CIUDAD DE MÉXICO.- Las familias de Nuevo San Gregorio, Caracol 10 Patria Nueva, pintan un mural. Lo hacen sobre una de las paredes de madera de “La Casa de Todos”. Dibujan colectivamente los sueños que les provoca el viaje de las delegaciones zapatistas a Europa. Llenan de color un barco y un avión. Trazan con brochas después de dialogar lo que quieren plasmar y reflexionar sobre el despojo de tierras que sufrieron.

Pedro asegura que en el mural están todos los continentes, pero sobre todo se encuentra presente la selva y las montañas; los jaguares, tucanes, hongos, escarabajos y flores. Lo que van a compartir las delegaciones zapatistas en su travesía por el mundo.

Hay tres palabras en las trabes que conectan el barco y el mar con el avión y el cielo: lucha, resistencia y rebeldía, las cuales decidieron en colectivo resaltar con pintura en rojo. Dibujan una frase con letras grandes y negras: “Queremos un mundo nuevo donde no se distingue raza y color”.

Pedro participó en la creación de este mural colectivo. Es habitante de Nuevo San Gregorio. Asegura que para ellos, como habitantes del Caracol 10 Patria Nueva, el mural significa que “no estamos solos” y “que andamos en otro lugar”.

“No me siento triste, solo, aunque los invasores siguen haciendo todo esto, quebrando alambrados, quitaron sus herramientas para la milpa, saquearon el ganado que pastan en terrenos a un costado de la carretera”, asegura en entrevista.

Nuevo San Gregorio se encuentra en una parte boscosa del Municipio Autónomo Rebelde Lucio Cabañas, entre pinos, sabinos y cipreses. Las bases de apoyo zapatistas tsotsiles y tseltales que aquí habitan llevan un año y siete meses bajo el asedio de un grupo que llaman “Los 40 invasores”. Es el grupo que señala Pedro como principal agresor de la comunidad, que se encuentra en el municipio oficial de Ocosingo, Chiapas.

(Continuar leyendo…)

radio
¡Compas Arriba!/Radio Pozol

Lluvia de actividades para recibir al EZLN y el CNI en la capital francesa

París, 2 de julio 2021. Si bien los últimos días de junio fueron bastante pluviosos en París y los suburbios de la capital de Francia, se anuncia este fin de semana una gran lluvia de eventos públicos para dar pronto la bienvenida al Escuadrón 421, a las Fuerzas áreas zapatistas y a representantes del Congreso Nacional Indígena que son defensores del territorio en sus comunidades y barrios en México. Un aire refrescante de alegre rebeldía sopla y alienta la movilización de cientos de personas en la región parisina quienes están preparando la llegada de la mayor delegación rebelde a tierras insumisas que luchan abajo y a la izquierda en los movimientos sindicales, feministas, ecologistas, antifascistas, internacionalistas y libertarios.

En las paredes del barrio Place des Fêtes en París. Fotos de ¡Compas Arriba!

A pesar de distracciones como las competencias de ciclismo del Tour de France o la eliminación del equipo galo por Suiza en la Eurocopa, les militantes simpatizantes del zapatismo en la capital francesa pegan carteles en los murales de los barrios populares, difundan volantes en los mercados y mandan cascadas de mensajes electrónicos que invitan a una serie de actividades político-culturales abiertas a toda la población. El activismo parisino prevé una lluvia de eventos de compartición de la palabra a menos de dos semanas de la fiesta nacional del 14 de julio que celebra la toma de la cárcel real de la Bastilla en 1789, pero también en plena conmemoración de los 150 años de la represión terrible que cayó sobre las y los communard.e.s de 1871. Sin duda, el desembarque de la flota zapatista en la costa atlántica y el eminente aterrizaje de combatientes enmascarados en París recuerdan imágenes tenaces en la población francesa porque evocan la liberación de la capital en agosto 1944 por las fuerzas aliadas y la Résistance que actuaba en plena clandestinidad contra la ocupación nazi.


El Colectivo París Ayotzinapa y Doxa Esta organizan el conversatorio Sororidades en las luchas por la defensa del cuerpo-territorio en el centro cultural La Flèche d’Or el sábado 3 de julio a partir de las 11 horas y en vivo en redes sociales. Después de un encuentro no mixto (sin hombres), en un círculo de compartición con el público intervendrán las compañeras Rachel Keke y Tiziri Kandy (sindicalistas empleadas del hotel Ibis de Batignolle), Lolita Chávez (feminista comunitaria maya kiché de Guatemala), las jardineras obreras de Aubervilliers y la socióloga feminista Jules Falquet. Las DJ X-Ometria, DJ Uani/Mezcal y Maye DJ animarán una sonidera rabiosa al final de la tarde después del concierto de Sonora de Luchar.


Este mismo sábado, un recorrido festivo zapatista saldrá del teatro del Théâtre de la Noue a las 17 horas, plaza Berthie Albrecht. Después, a partir de las 19 horas, habrá un comedor solidario en el espacio En Gare, 127 rue Marceau, para cerrar la noche con una proyección de cortometrajes acerca del zapatismo. El gato-jaguar de un cartel parisino pide a los asistentes: “¡Vengan enmascaradxs!” (Venez masqué.e.s !) recordando al público que no se bajara la guardia sanitaria ante el reciente desconfinamiento decretado por el gobierno de Macron.

(Continuar leyendo…)

Página 9 de 69« Primera...7891011...203040...Última »