Noticias:

Mundo

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Mumia Abu-Jamal

Michael África: integrante de MOVE

Michael África: integrante de MOVE

 

Por Mumia Abu-Jamal

Hace muchos años cuando yo trabajaba en una estación de radio orientada a la comunidad negra en Filadelfia, conocí a Mike África, quien llegó a la estación para hacer una entrevista, junto con Delbert, Eddie y varios otros integrantes de MOVE.

Me acuerdo de haberle preguntado a Mike cómo llegaron. ¿En autobús? me imaginé. Mike me vio y dijo con calma: “No, venimos corriendo.” Lo dijo tranquilamente, como si me estuviera diciendo la hora.

Me asombró porque la distancia entre su casa central en Filadelfia Oeste, ubicada en la Calle 33, esq. Avenida Powelton, y los estudios de WHAT-AM, en Fairmount Park, tenía que ser alrededor de 16 kilómetros.

Michael África es un corredor nato, quién corre como otras personas caminan. Desde agosto de 1978, ha estado corriendo alrededor de los jardines de las prisiones de Pensilvania porque él, como los demás hombres y mujeres de MOVE condenados bajo cargos falsos, ha estado enjaulado desde entonces.

Mike habla de sus esfuerzos para salir de prisión:

“Después de esperar 5 meses, por fin recibí una respuesta del Consejo de Libertad Condicional. Negaron mi petición por la octava vez, con los mismos pretextos: no declarar culpabilidad, no expresar remordimiento, recomendaciones negativas del juez original del caso, recomendaciones negativas del fiscal. (Lo del juez original es un pretexto nuevo. Tuvieron que esforzarse en encontrarlo porque él ha estado muerto durante 30 años.)” 

Según Michael, las “audiencias” son pura farsa. Él explica lo que realmente pasa con gente de MOVE en estos procesos:

“No estamos en prisión por el crimen por el que nos condenaron. Estamos en prisión por nuestra resistencia, por reclamar nuestro derecho a la auto-determinación, por mantener nuestra creencia en la libertad de acuerdo con el ejemplo que nos dio nuestro fundador John África. Como ellos bien saben, esto no tiene nada que ver con armas, sino todo que ver con un compromiso con la libertad para todas formas de vida.

 “Como el mismo John Africa explicó en su declaración final en el juicio conocido como “John Africa vs. el sistema; “He sido un revolucionario toda mi vida, desde que pude entender la palabra ‘revolución.’ He sido un revolucionario porque ¿no ven? Revolución simplemente significa ‘girar, generar, activar’. No significa ser malo y matar a la gente o bombardear a la gente. Significa hacer lo correcto. Si el mundo no se revolucionara, todo se detendría. Si tus pulmones no se revolucionaran, tú te detendrías. No recibiste tu corazón de este sistema. Recibiste tu corazón de la referencia a la vida y en esta quieren obligarnos a dejar de creer.”

“Es la única arma que tenemos. Es la única arma que necesitamos.

Y es la única fuerza que MOVE ha usado contra el sistema. La verdad.

 ¡Viva John África!”

Las palabras de Michael Africa, integrante de MOVE.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

 

–©’17maj

26 de marzo de 2017

Audio grabado por Noelle Hanrahan

http://www.prisonradio.org/media/audio/mumia/his-name-michael-africa-245-mumia-abu-jamal

Texto circulado por Fatirah Litestar01@ aol.com

Traducción: Amig@s de Mumia de México

Fotografía: Orie Lumumba

radio
Radio Zapatista

#NosDuelen56 – Las niñas de Guatemala: Rostros, colores y dolores

Nos duelen 56. Rostros, colores y dolores
Lanzamiento virtual de la Acción global #NosDuelen56

Más información sobre la Acción global:
Pueblos en Camino

(Ve/descarga las ilustraciones completas abajo)

El 8 de marzo de este año, se cometió en Guatemala una de las masacres más atroces en la historia de ese país y de Nuestra América. 56 niñas fueron puestas bajo llave y posteriormente quemadas vivas. De ellas, 41 fallecieron y 15 están gravemente heridas. Pese a los llamados de auxilio, la policía no abrió a puerta. Ellas estaban bajo el resguardo y la protección del Estado. Este crimen no tiene precedente. Apenas se encuentran tres funcionarios públicos en prisión, quienes tuvieron la responsabilidad inmediata del Hogar Seguro “Virgen de la Asunción”. Una noche antes, ellas habían querido escapar de ese lugar, donde, según sus propios testimonios, sufrían violaciones sexuales.

Prensa Comunitaria convocó a 57 artistas de México, Italia, Estado Español, Argentina, Francia y Guatemala para que materializaran un hermoso sueño: dignificar la memoria de las 56 niñas.

Así nació la Acción global #NosDuelen56 – Rostros, colores y dolores. Hoy 15 de mayo, diferentes medios alternativos y organizaciones en distintas partes del mundo publicarán de forma simultánea los 41 rostros ilustrados de las niñas que murieron.

Nosotrxs en Radio Zapatista nos sumamos a esta Acción global.

Como dicen nuestros compas de Pueblos en el Camino:

“Les invitamos a mirarlas una a una, a los ojos, o mejor, a que les miren. Acá, nos miraron. A mí, a nosotras y nosotros, nos siguen viendo, nos habitan, no nos caben dentro y reclaman frente al régimen del horror que es capaz de hacerles esto a ellas y a tantas otras convertidas en objetos, en ausencias, en olvido en vida y luego exterminadas, porque para quienes nunca existieron, matarlas no era matar a nadie. Las usaron y las destruyeron. Eran capaces de mirar esos rostros y despreciar esas vidas, tanto como fueron capaces de quemarlas vivas. Es la podredumbre del patriarcado, del sistema del horror, de la civilización. A ellas, las nombra su presencia desde estos retratos que se hacen espejo y acción global. Con ellas tantas otras enterradas por la misma infamia en el olvido. Véanlas, mírenlas, a ver si finalmente la condena al desprecio, el destino de desperdicio para la ganancia se nos vuelve tan irreparable, tan insoportable, como lo es la belleza de cada vida que no debió y que no puede seguirse despreciando en un mundo en el que sólo valen los que tienen mientras hacen su historia negando y matando. Nos duelen 56, porque nos llenan de vida, de la vida que les negaron. Esta acción global es nuestro porvenir, o no lo hay. Gracias niñas bellas y quienes las recogieron en rostros y colores, por reclamarnos la vida. Esta semana, empieza a compartirse en todo el mundo, por todas partes y donde quiera que perviva el con-moverse, con rabia y ternura, este dolor tan intenso como la hermosura que se niega a aceptarlo, con nombres y rostros que nos exigen tejernos y levantarnos.”

Ilustraciones:

(Continuar leyendo…)

radio
Sbelal y Snajtaleltik

K’in Kuxlejal / Festival para la vida – 19 de mayo

KartelK'in3

radio
Democracy Now!

Donald Trump y su propaganda de Ajit-ación

Amy Goodman y Denis Moynihan

“¡Estás despedido!”. Cuando Donald Trump destituyó al director del FBI, James Comey, la noche del martes, fue más que otra de las chocantes acciones ejecutivas de Trump. Es escalofriantemente relevante la comparación con el escándalo Watergate, ocurrido durante la presidencia de Richard Nixon. Comey estaba investigando una posible conspiración entre el gobierno ruso y la campaña presidencial de Trump. Pocos días antes de ser destituido, Comey había solicitado más recursos para la investigación al Departamento de Justicia dirigido por el lacayo de Trump, el fiscal general Jeff Sessions. El despido de Comey por parte de Trump recuerda al despido por parte de Richard Nixon del fiscal especial independiente que investigaba el escándalo Watergate, Archibald Cox, en lo que se llamó “La masacre del sábado por la noche”.

En medio del diluvio diario de escándalos, hay un detalle que sigue siendo muy claro y trasparente: Donald Trump entiende el poder de los medios y lo emplea de forma implacable. Desde el anuncio de su candidato a la Corte Suprema en un evento intrigante que podría haber sido tomado de un Reality show, hasta sus incesantes e inflamatorias publicaciones en Twitter, Trump manipula los medios de comunicación y, con frecuencia, controla el ciclo informativo. Sus declaraciones impredecibles han capturado la atención de los medios de comunicación corporativos, prácticamente llegando a un punto donde es lo único en recibir cobertura mediática.

Sin embargo, detrás del caos que desborda los titulares, se van deshaciendo décadas de logros políticos progresistas gracias al ejército de conservadores que Trump ha reunido a su alrededor. En la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés), por ejemplo, el recién designado presidente, Ajit Pai, está haciendo todo lo posible para eliminar las normas que protegen la neutralidad de Internet, al tiempo que permite una mayor consolidación a las grandes cadenas pro-Trump. Esto llevará a que tengamos un diálogo democrático cada vez más restringido en nuestra sociedad, reforzando aún más el dominio de Trump sobre el poder.

La neutralidad de Internet es descrita por Free Press, organización que aboga por la democratización de los medios de comunicación, como “la Primera Enmienda de Internet”. Describe una característica fundamental de Internet: que la información fluya líbreme y equitativamente en la web, sin importar su contenido. Por ejemplo, si se desea ver el contenido web de la Asociación Nacional del Rifle o de la Campaña Brady para prevenir la violencia con armas, cualquiera de los sitios buscados se cargará con la misma rapidez. Los proveedores de Internet no están autorizados a favorecer a un sitio por encima de otro.

Veamos otro ejemplo: muchas personas usan Netflix para ver videos en Internet. Pero imaginemos un proveedor de Internet con intereses propios en un servicio competidor de Netflix que decida enlentecer la descarga desde Netflix para frustrar a esos usuarios y conducirlos al servicio de su propiedad. Con normas de neutralidad aplicadas de forma estricta, este tipo de conducta sería ilegal. En la Internet que está intentando construir Ajit Pai, ex abogado de la gigante de las telecomunicaciones Verizon, despojado de normas de neutralidad, probablemente este tipo de conducta desleal sería lo habitual. Los sitios que cuenten con un fuerte respaldo financiero tendrían el predominio, y a los emprendimientos web más pequeños se les haría imposible competir con ellos. El dinamismo de Internet terminaría desapareciendo.

Vayamos un paso más allá con otras hipótesis posibles. Imaginemos un sitio web activista dedicado a organizar la resistencia contra la prohibición a inmigrantes del presidente Trump. Actualmente, se podría acceder libremente a un sitio así. Pero sin la protección de la neutralidad de Internet, nada podría impedir que un proveedor enlentezca el tráfico hacia y desde el sitio, volviéndolo inútil.

Las normas de propiedad de los medios, que también son competencia de la FCC, también están en la mira de Pai para ser eliminadas. El 20 de abril, la FCC votó 3 contra 2 en concordancia con las líneas partidarias para suavizar las reglas de propiedad de los medios, lo cual desencadenó una ola de concentración de canales de TV en manos de unos pocos propietarios. Según informes, la corporación de telecomunicaciones Sinclair Broadcast Group está intentando comprar el grupo mediático Tribune Media por 4.000 millones de dólares, lo que le daría control sobre más de un tercio de las estaciones de televisión locales del país.

Sinclair es mucho más que una cadena televisiva: ha explotado durante muchos años las ondas de radio públicas para promover ideologías políticas de derecha. Craig Aaron, presidente y director ejecutivo de Free Press, dijo en una entrevista para Democracy Now!: “Desplegaron una alfombra roja para el presidente Trump. Justo después de las elecciones, Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente, indicó que había llegado a un acuerdo con Sinclair para obtener una cobertura favorable, en la que Trump saldría al aire hablando a sus anchas sin interrupción. Ese es el tipo de cosas que han permitido. Han contratado a múltiples personas del círculo íntimo de Trump, portavoces del gobierno, para que salgan al aire, para expresar las opiniones del gobierno”.

Las cadenas de televisión siguen siendo la forma en que la mayoría de la gente obtiene sus noticias, especialmente aquellas menos conectadas a Internet, como las personas mayores y los pobres. Al apoyar a candidatos como Donald Trump, Sinclair también se asegura que no haya cambios drásticos en la ley de financiamiento de campañas. Cada ciclo electoral, entonces, Sinclair y las otras cadenas televisivas cosechan enormes ganancias del flujo de “dinero oscuro” obtenido por la difusión de anuncios políticos engañosos. Esto genera un círculo vicioso, que permite a las fuerzas antidemocráticas reforzar el control de los canales de televisión y, cada vez más, de Internet.

El presidente Trump sabe cómo usar los medios masivos de comunicación y las redes sociales para manipular la opinión pública y atraer votantes. Pero Trump y sus funcionarios, como Ajit Pai, están aprendiendo que hay una fuerza más poderosa: el pueblo organizado que toma las calles. Trump puede despedir a individuos que pongan en riesgo su poder, como James Comey, pero no puede despedir a un movimiento social.


© 2017 Amy Goodman

Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

radio
Revista Anfibia

Mariana, la hija de Etchecolatz: Marché contra mi padre genocida

Fuente: Revista Anfibia

Mariana D. se cambió el apellido hace un año. Es la hija del represor Miguel Etchecolatz. El 10 de mayo marchó a Plaza de Mayo. Como las 500 mil personas que se movilizaron en Buenos Aires contra el 2×1, como millones de argentinos, quiere que su padre cumpla la condena en la cárcel. “Es un ser infame, no un loco. Un narcisista malvado sin escrúpulos”, dice ella, que padeció la violencia de Etchecolatz en su propia casa.

La hija de Miguel Etchecolatz camina por Avenida de Mayo y Perú buscando a sus dos amigas. No agita el pañuelo blanco ni salta con los cánticos. Podría ser cualquier mujer de las miles que asisten a la marcha contra el 2×1. Salvo sus amigas, ninguna de las 500 mil personas que se amontonan en la Plaza de Mayo y alrededores y gritan “como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar” saben que esa mujer anónima es hija de uno de los hombres más conocidos de la represión. Se llama Mariana D. Hace un año se cambió el apellido.

Mariana lloró cuando se conoció el fallo de la Corte que otorgó el 2×1 al represor Luis Muiña. Horas después del fallo de la Corte, Etchecolatz, condenado seis veces por delitos de lesa humanidad, pidió el beneficio del 2×1. Como los que marcharon el 10 de mayo, como millones de argentinos, quiere que los genocidas condenados mueran en la cárcel. Que su padre, el excomisario Miguel Osvaldo Etchecolatz, muera en la cárcel. Mariana D. fue por primera vez a una marcha por los derechos humanos. Nunca se animó a ir a Plaza de Mayo los 24 de marzo. Por miedo a ser rechazada. Por miedo a no poder soportar el dolor en vivo y en directo. Pero ahora está allí por primera vez para decir que ella, también, desea verlos morir en la cárcel.

hijade_caja_01 

Etchecolatz era una presencia fantasmagórica en su casa de Avellaneda. Mariana y sus hermanos varones J .M. y F. M. solo lo veían los fines de semana. De lunes a viernes, el padre conducía el aparato represivo de la ciudad de La Plata y alrededores. Daba órdenes para secuestrar personas, torturarlas, asesinarlas. Los sábados y domingos Etchecolatz casi no hablaba. Se la pasaba echado en una cama mirando televisión. Cada tanto emitía un silbido: había que llevarle rápido un vaso de agua mineral fresca con gas. Si algo no le gustaba, Etchecolatz les pegaba unos bifes con la palma abierta a sus hijos.

Mariana supo de grande que su madre intentó varias veces escaparse con ella y sus dos hermanos. Lo planeó varias veces. Etchecolatz se dio cuenta y la amenazó: “Si te vas te pego un tiro a vos y a los chicos”.

(Continuar leyendo…)

radio
Prensa Comunitaria

Lanzamiento virtual de la Acción global #NosDuelen56

Lanzamiento virtual de la Acción global #NosDuelen56
15 de mayo de 2017 en la página:
https://www.facebook.com/NosDuelen56/?hc_ref=SEARCH

nosduelen56

En Guatemala asistimos a una de las masacres más atroces en la historia del país y de Nuestra América. El 8 de marzo de este año, 56 niñas fueron puestas bajo llave y posteriormente quemadas vivas. De ellas, 41 fallecieron y 15 están gravemente heridas. Pese a los llamados de auxilio, la Policía no abrió la puerta.


Ellas se encontraban bajo el resguardo y la protección del Estado. Este crimen no tiene precedente. A penas se encuentran tres funcionarios públicos en prisión, quienes tuvieron la responsabilidad inmediata del Hogar Seguro “Virgen de la Asunción”. Una noche antes, ellas habían querido escapar de este lugar donde según sus propios testimonios, sufrían violaciones sexuales.

¿Cómo será el lanzamiento?

A partir del 15 de mayo vamos a publicar y difundir de forma simultánea en 50 medios de comunicación nacionales e internacionales y en al menos 15 organizaciones y colectivos, los 41 rostros ilustrados de las niñas que murieron como resultado del femicidio perpetrado en el Hogar Seguro.

Cada medio de comunicación y organización publicará en sus espacios virtuales el material de acuerdo con sus propios criterios, formas y horarios a partir de este día, utilizando todas las herramientas a su alcance: blog, página web o de Facebook, instagram, twitter, flicker o el medio que desee.

La etiqueta o hashtag que se usará es #NosDuelen56, y las que deseen agregar.

#NosDuelen56 es un grito por la justicia desde el arte, el periodismo, el medioactivismo y los feminismos. Es un ejercicio de memoria colectiva y de dignificación de las 56 niñas de Guatemala. Es una contribución contra la impunidad y el olvido.

Prensa Comunitaria convocó a 57 artistas de México, Argentina, Francia, Italia, España y Guatemala para ilustrar los 41 rostros de las niñas, como un homenaje a ellas y sus familias.

radio
Amig@s de Mumia de México

Muere ex preso político Sekou Kambui

Descanse en poder Sekou Kambui. Casi tres años después de salir de prisión el 20 de junio de 2014, Sekou Kambui está con los antepasados. Hay mucho que aprender de este hermoso video que se hizo en un encuentro con Cruz Negra Anarquista Denver, dos años después de salir.

Del libro Agosto Negro, de Carolina Saldaña:

Sekou Cinque Kambui. De ascendencia africana y cherokee, Sekou ha sido un activista desde los días del movimiento de derechos civiles en los años 60, con participación en SNCC, los Panteras Negras, la República de Nueva África y el Ejército de Liberación Negra, entre otras organizaciones: Fue detenido cerca de Birmingham, Alabama en 1975, acusado de matar a un integrante del Ku Klux Klan y a un magnate de petróleo. El Estado pretendió darle la pena de muerte, pero por fin optó por la muerte lenta: una sentencia de doble cadena perpetua. Durante su encarcelación, Sekou Kambui se volvió un abogado autodidacta que manejaba su propio caso y ayudaba a muchos otros presos a pesar de castigos, robo de materiales y hostigamiento constante. Se ha dicho que es “el hombre más odiado en Alabama” por las fuerzas policiales y carcelarias. Una buena recomendación. El 30 de junio de 2014. Sekou salió de prisión bajo libertad condicional para vivir en una residencia de transición. http://denverabc.wordpress.com/political-prisoners-database/sekou-kambui/ En enero de 2016, envió una carta pidiendo donativos solidarios para ayudarle cubrir unos gastos básicos. Sufre del cáncer del hígado y colon y hay días cuando casi no puede caminar o respirar. Sin embargo, desde su salida de prisión, sigue exigiendo libertad para los demás presos políticos y un fin al sistema carcelario de Estados Unidos”

radio
Amig@s de Mumia de México

CDMX: Evento solidario con MOVE, 11 de mayo

Les invitamos a la proyección del excelente documental “MOVE”, narrado por Howard Zinn, HOY JUEVES 11 de Mayo en el café La Luciernaga, Isabel la Católica 109, Col. Centro, a las 7 pm. También tendremos una exposición del arte de Phil África.

El documental de 55 minutos, hecho en 2003 por los directores Ryan McKenna y Ben Garry de Cohort Media en Filadelfia, habla de la fundación de MOVE a principios de los ’70 por John África, sus actividades anti-sistémicas en defensa de la vida natural, animal y humana, los dos actos de guerra urbana contra la organización, y sus presos y presas políticas que ahora tienen casi 39 años tras las rejas.

El evento se hace en solidaridad con un importante Congreso celebrado por MOVE los días 5, 6 y 7 de mayo de este año en Filadelfia.

El 8 de agosto de 1978, la casa colectiva de MOVE fue atacada por 500 policías, y nueve de sus integrantes fueron detenidos por la muerte del policía James Ramp, en realidad matado por “fuego amigo”.

El 13 de mayo de 1985, el gobierno de la ciudad de Filadelfia lanzó una bomba sobre la casa de MOVE, provocando un incendio, asesinando a 11 personas incluyendo 5 niñas y niños, y quemando 62 casas alrededor.

El 8 de agosto de 2017, las mujeres y los hombres conocidos como “los 9 de MOVE” cumplirán 39 años tras las rejas en el estado de Pensilvania, condenados a desde 30 a 100 años en prisión por el asesinato del policía. Después de cumplir su sentencia mínima en 2008, los presos han sido elegibles para la libertad condicional. Sin embargo, el Consejo de Libertad Condicional, controlado por la policía, sigue inventando pretextos para negarles su libertad.

Ahora, en realidad, son siete que quedan del grupo original después de las muertes demasiado sospechosas en manos del Estado de Merle África el 22 de marzo de 1998 y Phil Africa el 10 de enero de 2015. Son Delbert, Janet, Janine, Debbie, Eddie, Mike y Chuck Africa.

El periodista Mumia Abu-Jamal empezó a cubrir los juicios de los integrantes de MOVE en los años 70. Después de que el juez Malmed sentenció a los 9 hombres y mujeres de MOVE, Mumia llamó a un talk-show en el cual el juez habló del proceso. Le preguntó: “¿Quién mató a James Ramp?” El juez contestó: “No tengo la menor idea. Ellos se consideraban como una familia y yo los encontré culpables como una familia”.

Dice Mumia: “Ellos fueron condenados por ser unidos, no en la delincuencia, sino en rebelión contra el sistema y en resistencia contra los ataques armados del estado. Fueron condenados por ser integrantes de MOVE”.

¡Libertad para lxs 9 de MOVE!

radio
Grupo de Trabajo “No Estamos Todxs”

GT No Estamos Todxs: Tras las rejas sionistas: la dignidad

Existe una tierra llamada Palestina, que sólo sube al escenario de los medios comunicación masivos cuando el estruendo de los bombardeos ya no se puede tapar o cuando algún “terrorista” ofrece la excusa oportuna para justificar la venganza y la dominación colonial de Israel sobre los y las habitantes de esta tierra martirizada.

La gran mayoría sabe que entre Belén y Jerusalén nació un hombre llamado Jesús: pero ¿cuántos saben que hoy un muro de 8 metros de alto y 700 kilómetros de largo separa las dos ciudades? ¿Cuántos saben que exactamente hace 49 años un grupo paramilitar de nombre Haganá – cuerpo de autodefensa judío – barrió aquella región de toda persona árabe y se asentó formalmente como el Estado de Israel? ¿Cuántos saben que más de 700,000 palestinos tuvieron que huir ante las masacres de los invasores? Y que 400 aldeas palestinas fueron arrasadas y borradas del mapa y de la memoria?

Retornar el origen del despojo es sustancial para nosotrxs, lxs que no olvidamos las atrocidades del Poder. No reconocer que el 1948 las fuerzas sionistas (una corriente derechista del pensamiento religioso judío) fueron las que invadieron, masacraron y expulsaron los y las indígenas palestinas, cobijados por los países occidentales, es como no reconocer que Hernán Cortes invadió a América Latina en nombre del Dios católico, respaldado y financiado por la Corona Española. Llamamos conquista y despojo lo que no es otra cosa que eso: un asalto masivo a mano armada. Culpable el capitalismo, la sed de acumulación de bienes y sus coartadas religiosas.

Nosotrxs no olvidamos todo eso: luego siguen montones de libros y explicaciones complejas de la así llamada “cuestión medio-oriental”, cuyo objetivo es justamente hacernos incomprensible lo que pasa en esta esquina de mundo; malabares para justificar la explotación brutal de sus recursos y la fragmentación del pueblo en mil sectas, tendencias, etnias y así siguiendo.

Pero nuestra mirada puede ir más allá de la masacre, en búsqueda de la dignidad: la de generaciones de hombres y mujeres palestinas que han venido resistiendo hasta hoy en día. Campesinos que se empecinan en sembrar olivos que las excavadoras israelíes arrancarán de su sagrado suelo; mujeres que han parido mártires por decenas, madres de tantos hijos torturados y asesinados; albañiles y obreros que prefieren el desempleo antes de ir a construir los asentamientos y las residencias de los invasores; niñas que entre balas y gases llevan ante los tanques militares la bandera de su tierra dolida.

Resistir tiene siempre su precio: más de 850,000 personas de Palestina (sobre una población de menos de 5 millones) fueron detenidas por las fuerzas militares y policíacas sionistas, no hay familia palestina que no tenga un o una presx en las cárceles israelíes. Si las condiciones de vida de un palestino en su tierra son infernales, fácilmente se puede imaginar cuales sonn las condiciones de encierro de los y las disidentes en una prisión de Israel: simplemente inhumanas.

Contra todo eso, por el derecho a recibir visitas y atención médica, a estar informados y recibir libros, por el alto a los traslados forzosos y las torturas, contra la detención masiva de menores y enfermxs en estado terminal, es decir por el derecho a la dignidad y a la libertad como seres humanos y como pueblo, más de mil presas y presos políticos  palestinos están en huelga de hambre desde el 16 de abril de este año. Es su huelga de hambre colectiva número 26 y siguen demandando justicia, firmes como olivos en el monte.

Han llamado esta huelga “por la Dignidad y por la Libertad” y nosotrxs, desde esta otra esquina de mundo llamada Chiapas, donde se encuentran las mismas flores rebeldes, no podemos más que admirar el ejemplo, seguir luchando y difundir el grito de insumisión:

PALESTINA SOMOS TODXS!
LIBERTAD A LXS PRESXS EN LUCHA EN LAS CÁRCELES ISRAELÍES!
ALTO AL HORROR SIONISTA! ISRAEL ASESINO!

Grupo de Trabajo “No Estamos Todxs”
Mayo de 2017, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

radio
Radio Zapatista

Madres de Mayo – “Del luto a la lucha”, pues “nuestros muertos tienen voz”

nossosmortos

Por Célia Reis

(Leia en português embaixo)

Poema “Mães de Maio” em português: (Descarga aquí)  

Poema “Madres de Mayo” en español: (Descarga aquí)  

En enero de 2006 me mudé con mi familia a la capital del estado de São Paulo, Brasil. En mayo de ese año, más de 500 jóvenes de las periferias fueron asesinados en matanzas realizadas por grupos de exterminio, con sospechas de participación de agentes de seguridad pública del Estado de la Policía Militar.Una verdadera masacre contra la sociedad civil, un crimen de Estado, según las Madres de Mayo (formado por familias de jóvenes asesinados) y de muchos otros.

Hablo de los Crímenes de Mayo, como son conocidos, vinculados a los atentados del Primer Comando de la Capital (PCC), una facción criminal que nació en los presidios de São Paulo, como reacción, entre otras cosas, a la llamada Masacre de Carandiru, en la que fueron asesinados 111 presos por la Policía Militar del Estado de São Paulo en 1992. El PCC atacó bases policiales, delegaciones y otros agentes identificados como responsables por la seguridad pública, resultando en la muerte de 59 personas, entre policías, bomberos, carceleros y otros. Eso causó pánico en la ciudad de São Paulo, lo cual en su ápice, entre rumores y noticias de ataques, hizo que todo el comercio, la industria, las instituciones públicas y las escuelas cerraran sus puertas, decretando un toque de queda informal el 15 de mayo. Hasta mi escuela despidió a todos los alumnos, profesores y funcionarios. Eso provocó un caos en la ciudad, con personas tratando de regresar a casa aterrorizadas, con miedo de ser víctimas de un posible ataque.

Pero fueron las familias de las periferias las que más sufrieron en ese episodio, pues la acción de grupos de exterminio con fuertes sospechas de participación de policías militares, cuando no la acción directa de la propia PM, durante diez días de retaliación, acabó con la vida de jóvenes de forma indiscriminada, produciendo una estadística macabra de 564 muertes.
De ahí surgió el movimiento Madres de Mayo, cuyas familias tuvieron a sus hijos muertos en esa acción impensable. Indignadas, acudieron a la justicia, acusando al Estado de responsabilidad por esa masacre. Desde entonces, bajo el lema “del luto a la lucha”, han estado denunciando los Crímenes de Mayo, exigiendo que sean investigados, que los culpados sean juzgados y condenados y que las familias sean indemnizadas. El movimiento se volvió así una referencia en la lucha contra los crímenes de Estado.

(Continuar leyendo…)

Página 20 de 53« Primera...10...1819202122...304050...Última »