Noticias:

Radio Zapatista

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Radio Zapatista

Generaciones en movimientos y movimientos generacionales

El nuevo libro Generaciones en movimientos y movimientos generacionales, recién publicado gracias al esfuerzo de varias iniciativas editoriales de diversas geografías latinoamericanas, reúne textos de un amplio espectro de colectivos y organizaciones del continente que contribuyen con sus luchas a construir alternativas ante los tiempos de muerte que vivimos. Luchas por el buen vivir, por la vivienda, por el agua, por la tierra, luchas eco-territoriales y en defensa de la Madre Tierra, luchas intergeneracionales, luchas asentadas en los sentipensares ancestrales. Luchas antipatriarcales, antirracistas, anticapitalistas, anticoloniales. Luchas por la vida.

El libro está disponible para leer, descargar y/o compartir libremente sin fines de lucro en nuestra sección de libros para descargar.

Enseguida, el texto completo del Prólogo, por Arturo Escobar:

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

Conferencia de prensa Emergencia Guerrero

Conferencia de prensa Emergencia Guerrero

Campaña por la Vida, la Paz y la Justicia en la montaña de Guerrero.

Convocada por el CNI-CIG.

 

Este viernes 12 de junio con presencia y participación de los compañeros y compañeras del CNI-CIG: Marisela y Filiberto Margarito de la comunidad Otomí radicada en CDMX, Eleazar de Amilcingo, compañero Purhépecha Francisco Reyes de Comachuén, Juan Dionisio de  San Pedro Atlapulco, Juan Bobadilla, compañero Purépecha radicado en la CDMX y la compañera Marichuy; se llevó a cabo una conferencia de prensa con el objetivo de dar a conocer los acuerdos alcanzados respecto a la Campaña por la Vida, la Paz y la Justicia en la Montaña de Guerrero.

Durante la conferencia se dio lectura al comunicado del CNI con respecto a la campaña por la Vida, por la Paz y la Justicia en la montaña de Guerrero,  y al comunicado del CIPOG-EZ respecto “a la emergencia humanitaria que se recrudece en el territorio comunitario de la Montaña Baja del estado de Guerrero.” Así también,  se contó con las intervenciones de compañeros del CNI quienes expusieron algunas de las problemáticas sufridas en Amilcingo,  Xochicuautla, y la comunidad Otomí radicada en la CDMX, mismas que son parte de la dura represión y violencia que están viviendo los pueblos del CNI por defender su territorio y  comunidad.

La conferencia de prensa se da en el marco del asedio que han sufrido las comunidades indígenas nahua integrantes del CIPOG-EZ por parte de grupo paramilitar (Los Ardillos), los cuales recientemente asesinaron a David Domingo Alonso, Marcelino Pedro Rojas, Juana Hernández Ambrosio y Alberta Matías Tendón promotores y promotoras del CIPOG-EZ y delegados del CNI.

 Escucha los audios de la conferencia de prensa

CDMX 12 julio 2019

radio
Radio Zapatista

De Guerrero a Palestina: Conversatorio sobre militarización.

En el marco de las acciones que diversas organizaciones, colectivos y redes nacionales e internacionales están realizando desde el pasado mes de mayo para denunciar la creciente militarización en territorio zapatista y la guerra narcoparamilitar declarada a los pueblos del CIPOG-EZ (Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata) en Guerrero; el pasado 13 de junio tuvo lugar en el Café Zapata Vive de la Ciudad de México, un “Conversatorio contra la militarización”.

En dicho evento participaron las Madres y Padres de Ayotzinapa, el CIPOG-EZ los colectivos Decolonize This Place y Semillas Collective de Palestina y Nueva York, la Coordinadora Metropolitana Antipatriarcal con el CIG y compañeras de la comunidad Otomí radicada en la colonia Roma de la CDMX.

La línea que atravesó la mayor parte de las participaciones reveló que “la militarización no tiene fronteras” y que sus incursiones obedecen a intereses estratégicos del capital.

Particularmente, se advirtió sobre la estrategia de seguridad nacional impulsada por el gobierno actual de Andrés Manuel López Obrador (Guardia Nacional) y las graves repercusiones para los movimientos que resisten en este país. Se mencionó que, contrariamente a los discursos de democracia, libertad y justicia que pregona AMLO en su Cuarta Transformación, atrás se esconde la continuidad de un capitalismo manchado de sangre y “una estrategia contrainsurgente y paramilitar dirigida, financiada y estructuralmente diseñada, en contra de los movimientos sociales”.

Sobre la incursión militar y crisis actual en el estado de Guerrero, se recordó, a más de 56 meses de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas, la participación del ejército, así como los recientes asesinatos de los compañeros del CIPOG- EZ Julián Cortés Flores, José Lucio Bartolo Faustino, Modesto Verales Sebastián, Bartolo Hilario Morales e Isaías Xanteco Ahuejote y el cerco narcoparamilitar en el que se encuentran sus comunidades por defender su territorio y luchar por la autonomía de su pueblo. También se recordó al compañero Samir Flores Soberanes, activista opositor al PIM (Proyecto Integral Morelos) asesinado el mes de febrero.

Don Melitón Ortega, de los Padres/Madres de Ayotzinapa, intervino para expresar la realidad que se vive en el estado de Guerrero y el papel represivo del ejército en la historia de nuestro país con intenciones de sofocar “todo intento de resistencia de los pueblos de México”, de acuerdo a la lógica del Estado y sus instituciones de “controlar e imponer, a como dé lugar, su modelo neoliberal”. También mencionó el papel del ejército en la vigilancia e infiltración de los movimientos.

Igualmente, uno de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa mencionó la situación tan preocupante que viven los estudiantes y cómo, de manera particular, el Estado los ataca para “meter miedo a las personas que quieran entrar a estudiar a la normal”. Tal fue el gravísimo ataque en el que desaparecieron y asesinaron a sus compañeros: “Es triste recordar al pueblo esta situación que hizo el Estado en contra de nosotros como normalistas aquella noche del 26 y madrugada del 27. Es injusto”. E invitó como estudiantes y pueblos a mantenernos atentos desde una posición crítica ante los gobiernos y el Estado, no sólo en Guerrero sino en todo el país.

Los representantes del CIPOG-EZ que asistieron compartieron su reflexión y la crítica situación de sus comunidades, manifestando que “hay una guerra de exterminio en contra de los pueblos que resisten”. Hicieron un llamado a alzar la voz y decir NO a la guerra de exterminio a los pueblos originarios desde las iniciativas promovidas por el CNI-CIG; asímismo, a participar en una CARAVANA que reivindique la vida y la dignidad de los pueblos originarios y rompa el cerco narcoparamilitar en el que se encuentran, pues éste ha ocasionado graves repercusiones humanitarias. También hicieron un llamado a los organismos internacionales de derechos humanos “para que cumplan con su labor de vigilancia para que no se ejecute ni masacre a los pueblos originarios y a las organizaciones sociales”. Afirmaron, al igual que sus predecesores en la participación, “que en Guerrero la cosa está muy grave, vivimos una etapa desastrosa e inhumana”.

Por su parte, los colectivos “Decolonize this Place” y “Semillas Collective” compartieron la situación que se vive en Palestina debido a la militarización. En voz de uno de sus integrantes, denunciaron la ocupación ilegítima por más de 100 años de los territorios palestinos y que, al igual que las luchas de resistencia aquí en México, allá también luchan por la vida y en contra de una guerra que “combina neoliberalismo, colonialismo, apartheid, corrupción, guerra, crimen, todo en el nombre de la defensa de la ley y el orden del Estado y los partidos”. Y lanzaron la pregunta: ¿De qué manera es posible luchar contra esa maquinaria de muerte? A lo que respondieron: “De todas las formas posibles”. Con la digna rabia, creando sistemas propios de defensa y de solidaridad y uniendo las luchas para “amplificar nuestras voces”.

Una compañera de la India compartió su reflexión en torno al “mismo enemigo colonizador de Palestina” y la importancia para otras luchas de la cosmovisión zapatista y los principios del CNI. Aseveró que, como en México y muchos otros países, la India tiene partidos que se revisten de izquierda pero no lo son, y ello se observa en la lucha constante de los pueblos originarios contra la minería, problema que también afecta a aquellos territorios. Al igual que en Chiapas o en Guerrero, allá también se ha utilizado la militarización y la paramilitarización para reprimir las resistencias.

Como parte del contexto local, se reconoce que en la CDMX también se libra una lucha contra el despojo y la discriminación, misma que la comunidad Otomí radicada en la colonia Roma ha librado desde hace más de 20 años. En palabras de compañeras representantes de la dicha comunidad: “Tenemos que organizarnos y defender lo que es nuestro porque eso es lo que pelearon nuestros antepasados desde muchos años atrás. Desde hace más de 500 años estamos sufriendo lo mismo: el despojo y la discriminación. Por eso hemos venido caminando, porque nos sentíamos igual que los zapatistas: solos”.

Los testimonios compartidos por los participantes en el conversatorio sirvieron para reflexionar y comprender el papel de la militarización en esta etapa neoliberal del capital. Su presencia se traduce en desaparición y desplazamiento forzado, asesinatos y un sin fin de violaciones a los derechos humanos. Urge pues “desmontar esta guerra de los poderosos en contra de la vida y de la humanidad”.

Escucha los audios:

Nota: Fallas de origen en los audios por lluvia.

radio
Radio Zapatista

Jornada de lucha y acción global en la CDMX contra la militarización en territorio Zapatista y en defensa de la tierra, territorio y autonomía de los pueblos y comunidades indígenas del CNI-CIG.

El pasado 31 de mayo en la Ciudad de México se llevaron a cabo eventos político culturales para sumarse a la Jornada Global contra la militarización en territorio Zapatista y en defensa de la tierra y territorio. Dichos eventos globales surgen como respuesta al llamado que EZLN hace para organizarse y resistir “la guerra”. En el contexto de esta guerra, en el mes de mayo del año en curso, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (FrayBa) reportó que desde el mes de diciembre del 2018 a la fecha, se han duplicado los sobrevuelos e incursiones militares terrestres en territorio Zapatista.

Así mismo, cabe recordar el asesinato de Samir Flores, líder opositor al Proyecto integral Morelos quien fue asesinado en su domicilio el 20 de febrero 2019,   y en el mes de mayo, el concejal del CIG-CNI José Lucio Bartolo Faustino, el delegado del CNI Modesto Verales Sebastián, así como también, Bartolo Hilario Morales e Isaías Xanteco Ahuejote, ambos delegados del CNI y promotores del Concejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata,  también fueron ejecutados en dos eventos distintos.

Los acontecimientos recientes y que anteceden al inminente despliegue de la llamada “Guardia Civil” que pretende una presencia importante en el estado de Chiapas, principalmente en regiones autónomas, son signos de una nueva ofensiva que atenta contra la vida. Es por lo anterior que en el marco de las jornadas por la vida y contra la militarización, se llevó a cabo en la CDMX un evento político cultural para alzar la voz y recordar la urgencia de:

“levantar una red mundial de rebeldía y resistencia contra la guerra que, si el capitalismo triunfa, significará la destrucción del planeta.”.

(Continuar leyendo…)

radio
CNI-CIG

Desaparición forzada del Concejal del CIG-CNI José Lucio Bartolo Faustino, y del delegado del CNI Modesto Verales Sebastián en Guerrero

El Congreso Nacional Indígena (CNI) y su Concejo Indígena de Gobierno (CIG) denunciaron ayer la desaparición forzada del Concejal Nahua del CIG José lucio Bartolo Faustino y del delegado del CNI Modesto Verales Sebastián en el estado de Guerrero. Ambos viajaron a la ciudad de Chilpancingo para asistir a una reunión con otros miembros de la organización CIPOG-EZ, a la cual pertenecen. A su regreso a su comunidad fueron emboscados y desaparecidos. El CNI reporta que el vehículo en el que viajaban fue encontrado con disparos de arma de fuego y que se están organizando brigadas de búsqueda. Reportan también que, en tiempos recientes, las comunidades que los eligieron como concejal del CIG-CNI y como delegado del CNI han estado bajo el asedio de organizaciones criminales toleradas por los tres niveles de gobierno.

radio
Radio Zapatista

Se celebra Encuentro en Los Ángeles por los 25 anos del zapatismo

En la Universidad Estatal de Los Ángeles, California, se celebró este 26 y 27 de abril el Encuentro 25 años de zapatismo, a través del tiempo y el espacio. Allí se reunieron activistas, académicos, militantes y miembros de organizaciones y colectivos de los Estados Unidos que han estado luchando por la autonomía, la justicia y la dignidad en ese país, muchos de ellos inspirados por el levantamiento zapatista. Allí estuvieron presentes también concejalxs del Concejo Indígena de Gobierno, los intelectuales Raúl Zibechi y Gustavo Esteva, via internet, y otros activistas y periodistas de México, quienes dieron cuenta de la situación que se vive en el país y la organización de la resistencia y la rebeldía.

Desde el levantamiento del 1º de enero de 1994, y sobre todo desde el Encuentro Chican@-Zapatista en agosto de 1997, el zapatismo ha sido inspiración para un gran número de colectivos y organizaciones en Estados Unidos, sobre todo chicanos, migrantes y en general de gente de color, que han adoptado formas de lucha zapatistas para resistir la violencia del Estado, el racismo y la represión contra los pueblos de color, el encarcelamiento masivo, el aburguesamiento de las ciudades y el desplazamiento sistemático de los de abajo, la explotación laboral, las deportaciones, las redadas y mucho más. Así, a lo largo de estos 25 años, han surgido grupos artísticos (ver, por ejemplo, nuestro documental sobre el movimiento musical chicano-zapatista, Ritmos de Zapata), experiencias de autonomía alimentaria, espacios comunitarios, colectivos de medios libres, grupos de académicos que proponen epistemologías otras, organizaciones de autodefensa, intercambios y delegaciones de jóvenes militantes en Chiapas, grupos de mujeres, etc.

Este encuentro, por lo tanto, fue una oportunidad para intercambiar experiencias y conectar luchas, al mismo tiempo que se reflexionó sobre los cambios en el propio zapatismo a lo largo de estos cinco lustros, la crisis civilizatoria por la que atravesamos y la situación para los pueblos bajo el gobierno mexicano actual.

De fundamental importancia en este encuentro fue la participación de lxs concejalxs Betina Cruz Velázquez y Fortino Domínguez Rueda, del Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno (CNI-CIG). Desde su lugar como miembro del pueblo Zoque, Fortino nos condujo en un viaje por los caminos del CNI hasta la creación del CIG y su relevancia para los pueblos originarios de México y del mundo, en el contexto de la devastación provocada por el capitalismo actual. Betina Cruz, por su vez, hizo un análisis contundente y cuidadosamente documentado de esa devastación, ahora encabezada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y su supuesta “cuarta transformación”.

Esto se complementó con los análisis de Raúl Zibechi y Gustavo Esteva, quienes también dieron cuenta de la relevancia del zapatismo para los movimientos sociales latinoamericanos (o “sociedades en movimiento”, como prefiere Zibechi) y, de nueva cuenta, la amenaza que el actual gobierno mexicano representa para los pueblos originarios y para la construcción de la autonomía zapatista. También vía internet, desde México, las activistas María Laura Orozco y Evangelina Ceja y el periodista Arturo de Dios hicieron un análisis del uso de la desaparición forzada como herramienta del Estado, a partir de casos específicos. Y un compañero de Radio Zapatista explicó lo que para los zapatistas significa la tormenta y la crisis civilizatoria que nos acomete.

Desde la educación, se discutió la influencia del levantamiento zapatista al interior de la universidad en los Estados Unidos y las aportaciones de la educación zapatista para un pensamiento decolonial y desescolarizante en ese país. Las temáticas de las fronteras, las identidades, las naciones y los Estados orientaron varias de las mesas, así como el patriarcado, el feminismo y la subversión queer. Ex miembros de la ya extinta organización Estación Libre compartieron la experiencia de los esfuerzos por conectar las luchas de la gente de color en Estados Unidos y las ideas y prácticas del zapatismo. De la misma manera, Emory Douglas, Caleb Duarte y Rigo 23, de Zapantera Negra, hablaron sobre la conexión artística entre el movimiento de las Panteras Negras y el movimiento zapatista. La justicia alimentaria estuvo presente en la compartición de experiencias autonómicas desde abajo en California, como la Granja Sur Central (South Central Farm), Zapotepec y el Semillero de Oxnard.

El Encuentro incluyó también un festival de cine, una exposición de arte, un recital de poesía, una noche de CompArte en el Centro Floricanto y un animado fandango en el espacio cultural y organizativo chicano Eastside Café.

 

radio
Radio Zapatista

Un compañero que defendía y enseñaba la libertad

Como nunca ha querido ni ha sabido mantenerse quieto, en estos dos meses Samir ya estuvo con Zapata en Chinameca e incluso fue a ver a don Goyo y lo convenció de ayudar en la lucha contra el PIM. Así lo cuentan tres compañeras del oriente de Morelos muy cercanas a él. Compañeras en cuyos testimonios palpamos la magnitud de su palabra, de sus acciones, sus sueños y su liderazgo comunitario. Todo ello y una enseñanza –una puesta en práctica- humilde, potente y siempre peligrosa. Una elección de vida que puede definir los pasos y el destino: ser capaz de desobedecer para entonces obedecer a quiénes sí vale la pena obedecer. Dos meses y cien años después, el zapatismo sigue cabalgando. Fracturado, sí, pero con mucho coraje y ganas de hacer realidad y defender los anhelos y las decisiones pactadas en comunidad, como bien lo sabía y hacía Samir en Amilcingo:

 Cumplir nuestras locuras

Todavía nos duele mucho, muchísimo. Más porque fueron 15 años al lado de él. En las buenas, en las malas, compartiendo cosas. Locuras. Muchas locuras que se le venían a la cabeza y que las cumplía. Y que de repente teníamos dos niñas, pequeñas apenas, y que en esas locuras pues también las andábamos jalando a ellas, porque desde que nosotros empezamos a vivir juntos pues esta idea traía, creo que ya es algo que lo traía en la sangre. Y me decía “yo voy a hacer esto”, “y no voy a  dejar que pase esto”, “ “que voy contra el gobierno”…y yo decía “tú estás loco, ¡cómo crees que vas a hacer esto!” Pero no sé cómo me fue envolviendo en sus locuras. Me fue envolviendo.  Mis hijas estaban pequeñas pero asistíamos a marchas. Apoyaba mucho a la Normal de Amilcingo… apoyamos marchas a las que íbamos. Él andaba llevando un pequeño sonido que tenía. Y ahí andábamos con las normalistas. O que había una marcha en Cuautla… y bueno, vamos. Que había que repartir volantes… pues ahí andábamos con mis hijas pequeñas. Y la más grande se ríe porque se acuerda. Andaban pequeñitas y ahí andaban las dos repartiendo volantes. Porque desde entonces él ya tenía eso en la sangre, de defender, de estar ahí. Y como decían las compañeras, la agricultura también. Empezó a descubrir esto de la agricultura orgánica y que había otra forma de cómo cuidar la tierra, de cómo tener una alimentación sana… y bueno, ahí vamos de lleno también con la agricultura orgánica. Siguiéndolo. Y pues era divertido, entre estar ahí haciendo abonos, sembrando de repente con él. Nos reíamos. Y les estoy hablando de la persona, del ser humano que era. Ayudándole ahí de repente … Y pues era muy divertido, aprendimos juntos todo esto de cómo agarrar el amor a la tierra, de cómo cuidarla, de cómo descubrir que hay posibilidades de tener una alimentación sana… y pues enseñarle a nuestros hijos también que la tierra se cuida, y que la tierra también está viva, y que la tierra siente. Y que él sí llevó a cabo esto de Zapata, de que la tierra es de quien la trabaja. Y pues así venimos… Cuando empezamos a escuchar esto del PIM, del gasoducto, de la termoeléctrica, él entonces estaba muy duro con la herrería, y cuando empezamos e escuchar todo esto, y empezaron a llegar los compañeros de Puebla, y a investigar los pueblos por donde iba a pasar el gasoducto, pues yo lo empecé a acompañar …

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

“Quien lucha por la vida no muere” – A 100 años del asesinato del General Emiliano Zapata

Es Chinameca y es 10 de abril un siglo después del crimen. Aquí, donde murió asesinado, Zapata quema y nos espabila. El sol abrasador entra por los pies, por la cabeza y hasta por las uñas. Las gargantas secas de los pueblos en lucha y de las organizaciones en resistencia y rebeldía se empapan cuando denuncian otros asesinatos mucho más recientes. Aquí Zapata es anhelo y horizonte. Su recuerdo nos empuja hacia delante. Entre maizales que ya quieren lluvia caminan 134 organizaciones de 28 estados mexicanos y otros cuatro países. Andan a pie la ruta que anduvo Zapata montado en un alazán y acompañado por 15 revolucionarios en 1919. Acostumbradas a seguir andando, voces en lucha exigen un alto al despojo y a la destrucción que generará el Proyecto Integral Morelos con su termoeléctrica. “¡Viva Zapata, vivan los ríos, vivan los bosques!”, van a gritar.

Entreveradas con un festival escolar, decenas de consignas reciben en la puerta de la hacienda a centenares de jóvenes que, mientras marchan, escuchan “¡agua sí, termo no!” y “¡Samir no murió, el gobierno lo mató!”. Desde un templete sencillo, hablan mujeres y hombres del Congreso Nacional Indígena y su Concejo Indígena de Gobierno, del Comité de Padres de Familia de Amilcingo, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, de la revolución del Kurdistán, de policías comunitarias, de colectivos de música y arte. La vocera del CIG, María de Jesús Patricio Martínez, transmite el mensaje del Subcomandante Insurgente Moisés, vocero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que nos convoca y aglutina.

En Amilcingo, en Cuautla, en Ayala y en Huexca, Zapata pesa. De ahí el aplomo con que enfrentan su duelo familiares y compas de lucha de Samir Flores Soberanes, asesinado unos días después de que lo marcara con virulencia un presidente que hoy no se atrevió a venir a señalarnos. Al terminar el acto en Chinameca hay que volver a Huexca. En las puertas de una de las dos termoeléctricas que, junto con un acueducto y un gasoducto, contempla el PIM, la protesta se calienta tanto como el entorno. Ahí el dolor se desborda despacio. La poca prisa con que decenas de personas se arremolinan en la puerta cerrada contrasta con la velocidad a la que abandonan la termo quienes ahí trabajan.

(Descarga aquí)  

 

Muy lejos de lo profundo, de lo que duele, se busca impulsar un Zapata a modo y una revolución a la medida de franjas sociales que dicen no querer más violencia mientras aplauden el nacimiento de una guardia nacional. En los albores de nuestra militarización permanente, toda la fuerza de los medios de comunicación gubernamentales, toda la ambición de sus instituciones se concentran en inventar una historia donde la muerte es chida porque es light. El fiasco de Museo de la Revolución Mexicana remodelado por Marcelo Ebrard en 2010 nos advierte que sólo se aceptará hablar de procesos que resulten wow. Zapata hípster, Zapata classy, Zapata súper cool. Una revolución que se contempla y se disfruta porque no habla de despojo, desprecio, explotación ni represión.

Pero “quien lucha por la vida no muere”, como dijo una luchadora en Amilcingo el día anterior, donde tanto Zapata como Samir Flores Soberanes estuvieron presentes de una forma muy otra. Allí, en Amilcingo, en la escuela por la que tanto luchó Samir Flores y que ahora lleva su nombre, se celebró una asamblea que congregó al Congreso Nacional Indígena y su Concejo Indígena de Gobierno, a las Redes de Resistencia y Rebeldía, a adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y a más de una centena de organizaciones que luchan por la vida en México y varios otros países. En cinco mesas de trabajo se analizó la presente administración y lo que la supuesta “cuarta transformación” significa para los pueblos. El diagnóstico fue unánime: continuidad. Continuidad de un proyecto neoliberal de nación. Continuidad del desarrollismo, de la privatización del sector energético, del despojo de tierras y territorios, de destrucción del medio ambiente, de una educación orientada a los intereses del capital, de la militarización, de la criminalización de la resistencia y la oposición, del clientelismo, de la devastación.

Y sin embargo, también fue unánime la percepción de que esta administración es aún más peligrosa que las anteriores, pues oculta su verdadera afiliación tras un ropaje de “izquierda” y la apropiación de discursos y formas propias de los pueblos, como las supuestas consultas con las que se pretende legitimar megaproyectos devastadores como el Proyecto Integral Morelos, el Corredor Transístmico y el Tren Maya.

Los pueblos, organizaciones e individuos que participaron en la asamblea acordaron unir fuerzas para enfrentar la amenaza, declarando emergencia nacional ante cualquier intento de imponer megaproyectos que atenten contra los pueblos y sus territorios, construyendo y fortaleciendo la articulación de luchas locales, regionales y nacionales. Y será justamente en el Istmo de Tehuantepec, uno de los territorios más amenazados por los proyectos del capital, donde se realizará la segunda asamblea de esta articulación de fuerzas que se rehúsa a aceptar la versión hipster de una revolución inofensiva porque no cambia nada. “Aquí quien habla es la tierra. Es la voz de la tierra, los ríos, las montañas, los cerros, el manantial —dijo la misma compañera, incansable con sus muchos años a cuestas—. Damos gracias a este lugar, porque lo más hermoso de un pueblo es cuando nos unimos todos. Aquí nos quitamos el yugo… es lo que estamos haciendo.”

En Chinameca y en 10 de abril se mezclan pasado y presente con miras a un mejor futuro porque “en esta tierra se gesta la revolución”. Los pueblos que trabajan por tierra y libertad se organizan en el dolor y la rabia. Desde su templete sencillo se escuchan verdades complejas. “Si no nos unimos y no nos volvemos más rebeldes” nos van a seguir aplastando. Que sepan las empresas que “la tierra está viva y a ella nos debemos”, que aquí, como en el Kurdistán, “las mujeres abren los caminos que el patriarcado les cierra” y que “las ideas no pueden ser detenidas”. Zapata vive, Samir vive. Aquí la lucha sigue. “AMLO no es el dueño” del agua ni de la tierra ni del aire ni del fuego. “No le venimos a hacer la guerra; él nos la hizo a nosotros”. Que le informen “que la dignidad no se vende y que la vida no se negocia”. Aquí “nos faltan 43” y miles más. En esta tierra donde mataron a Zapata y a Samir, “cada gota de nuestro sudor, cada sangre es para generar más conciencia”. Aquí nombramos y recordamos cada asesinato, cada desaparición, cada tortura porque no somos “rebaños de esclavos”. Y aunque “ha reaparecido la guerra de antes”, nos organizamos y avanzamos.

Aquí, “la lucha zapatista pervivirá, los pueblos originarios pervivirán”.

 

Ve las imágenes:
(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

Entrevista con el artista plástico zoque Saúl Kak

En el contexto del 37 aniversario de la erupción del volcán Chichonal y del Foro del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Tierra y el Territorio, entrevistamos al artista plástico zoque Saúl Kak, que en el momento realiza un documental justamente sobre el desplazamiento de familias zoques a partir de la erupción. En su estudio en el barrio de Guayabal, Rayón, Chiapas (barrio compuesto por familias desplazadas de la comunidad de Guayabal, completamente destruida por el volcán), Saúl nos habla de la resistencia zoque a los megaproyectos extractivos en su territorio, y del papel del arte en el movimiento.

(Descarga aquí)  

 

radio
Radio Zapatista

Pueblo zoque en defensa de la tierra y el territorio

Texto, fotos y audios: Radio Zapatista

Chapultenango, Chiapas. Hace 37 años, el 28 de marzo de 1982, el volcán Chichonal hizo erupción, causando la muerte de unas 2 mil personas y el desplazamiento de más de 22 mil. La tragedia es una herida abierta aún para los pueblos zoques, aunada a las muchas heridas a lo largo de su existencia. Esa herida, pero también la historia de lucha, unión y perseverancia, se recordó este pasado 30 de marzo en el poblado de Chapultenango, Chiapas, donde se celebró el Segundo Foro del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Tierra y el Territorio.

El territorio zoque es sumamente rico en recursos naturales. Agua, petróleo, gas natural y minerales abundan en la región. Por esa razón, desde hace décadas el territorio zoque es codiciado por empresas extractivas y proyectos de “desarrollo” del Estado, que han devastado tierras, contaminado las aguas, desplazado comunidades enteras y provocado fuertes conflictos agrarios. Presas hidroeléctricas, minas, extracción de hidrocarburos y proyectos geotérmicos amenazan el territorio y la propia sobrevivencia de los pueblos.

Ante esto, los pueblos zoques han sabido resistir, aunque hasta tiempos recientes de manera fragmentada. Pero hace poco más de dos años comenzó a surgir un movimiento que vincula las diferentes luchas contra los distintos megaproyectos extractivos en el amplio territorio. Por primera vez, viene surgiendo la conciencia de la necesidad de unir esfuerzos, vinculando las diversas problemáticas, para hacer frente al despojo sistemático. Se trata de diversos movimientos y organizaciones que se vinculan, con un fuerte eje en la teología de la liberación, pero que abraza otras religiones y que se manifiesta en diversas formas de lucha, todas ellas pacíficas.

(Continuar leyendo…)

Página 2 de 7712345...102030...Última »