Noticias:

Medios Libres, Alternativos, Autónomos

image/svg+xml image/svg+xml
radio
La Palabra/MediosLibresCali

Es cuestión de dignidad y de justa rebeldía

Compartimos la Editorial del Mes de Junio de 2021 de La Palabra, el Periódico cultural de la Universidad del Valle en Cali. Sigue el enlace para pillar su edición completa de este  Junio del 2021, con fotografías, entrevistas, reportajes, ensayos y obra gráfica sobre la digna y soñadora rebeldía en Cali y en Colombia:
La digna y soñadora rebeldía
Se han venido conculcando en el país, una porción tras otra, las pocas conquistas democráticas que tanto han costado. El estado de derecho se resquebraja en manos de una plutocracia autoritaria y con oscuros nexos que hace varias décadas desplazó a las conniventes élites políticas tradicionales. No que éstas fueran mejores, pero al menos habían espacios para el logro de reformas y mejoras materiales para la población. Ahora ya ni atisbo. Desde el desmonte de la economía nacional, aupado por el modelo neoliberal y los desiguales términos de intercambio impuestos por el TLC con los Estados Unidos, el empobrecimiento del pueblo colombiano ha sido galopante hasta colocarse entre los mayores del mundo. En América Latina sólo nos supera Haití. Una vergüenza.
En 1999, el ex ministro de Estado y Gestor de Paz, Gilberto Echeverry Mejía, advertía sobre las fatales consecuencias del modelo económico neoliberal. Palabras premonitorias: “El principal problema de Colombia no es la guerrilla. Es una bomba de tiempo, que amenaza con estallar en Medellín, Cali, Bogotá y Barranquilla, conformada por una gran masa de jóvenes que nunca han tenido oportunidades educativas, ni de empleo ni de integración social. Ellos saldrán de sus barrios y comunas, avanzando hacia los centros comerciales, almacenes de cadena y grandes negocios, arrebatando, lo que nadie les ha ofrecido. Por tanto, dirigentes políticos, gobernantes, empresarios y líderes sociales, si no resuelven estas inequidades y carencias estructurales, este es el futuro que nos espera”.
Dos décadas después de las premonitorias palabras de este lúcido empresario antioqueño, ese anunciado futuro ya es nuestro presente: duro, convulso y esperanzador. El 28 de abril explotó la digna y soñadora rabia de los jóvenes colombianos, el mayor y más valeroso contingente de las multitudinarias manifestaciones de protesta en la vasta geografía del país. Desde el Bogotazo del 9 de abril de 1948, a raíz del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, y por supuesto de mayores dimensiones, no habíamos tenido un sacudimiento tan profundo de rebeldía social contra un régimen que rebosó la copa, con medidas antipopulares como la reforma tributaria, la reforma de la salud y la reforma de pensiones, amén de las multimillonarias transferencias de recursos al sector financiero y a las grandes empresas so pretexto de salvaguardarlas en tiempos de pandemia. A lo que se suma la corrupción de más de 50 billones por año en los grandes negociados del Estado (Reficar, Hidrohituango, Isagen, Isgaura, Túnel de la Línea, Odebrecht, Electricaribe, Carrusel de contratos en Bogotá, Coopsalud, entre otras).
Raspada la olla por los poderosos, a la población ahora el régimen pretende acabarla de esquilmar aumentando los impuestos, encareciendo la salud, cercenando las pensiones y aumentando los costos de la educación, la vivienda y los medicamentos. Ahí están los móviles de tamaña explosión social. Simple y claro. Sin embargo, la élite gobernante es incapaz de interpretar lo que está pasando y, sigue, completamente errática, respondiendo con la brutalidad y el asesinato de los jóvenes en las calles y barrios de las ciudades por salir a protestar.
Estas breves pinceladas tienen tras de sí, como un iceberg, una masa enorme de asuntos que bien valen ser tratados como una contribución a la comprensión de lo que está pasando y a la búsqueda colectiva de nuevos rumbos para el pueblo colombiano. El libro recién publicado de los profesores de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales – Pensar la Resistencia– contribuye a la comprensión de tan justa y digna rebeldía. En la misma dirección, esta edición especial de La Palabra, auscultó la voz de los protagonistas en las barriadas, para brindar conocimiento de sus necesidades y reivindicaciones, tan desconocidas y nunca escuchadas. Se necesitan, solo eso piden los jóvenes y sus comunidades, formas de participación, de diálogo y análisis, que ayuden a construir salidas para superar tanta miseria e inequidad en el país. Ya no quieren más el país que ahora tenemos.

radio
Prensa Comunitaria

Seis militares en retiro y ex policías fueron ligados a proceso, vinculados en el Diario Militar

Por Lourdes Álvarez Nájera

El juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, ligó a proceso a militares en situación de retiro y expolicías, por asesinato, desaparición forzosa, intento de asesinato y delitos de deberes contra la humanidad, que habrían sido cometidos entre 1983 y 1985.

Los señalados son: Edgar Corado Samayoa, ex especialista del Estado Mayor Presidencial (EPM), sargento mayor especialista; a Rone René Lara, Sargento mayor especialista; a José Daniel Monterroso Villagrán, Sargento mayor especialista Estado Mayor de la Defensa Nacional, al coronel Jacobo Esdras Salán Sánchez, subdirector del centro de adiestramiento Kaibil; a Enrique Cifuentes de la Cruz, Comisario de la Policía Nacional (PN) y jefe de la Oficina de Responsabilidad Profesional de la PN y a Edgar Virgilio de León Sigüenza, Cabo especialista.

Todos están vinculados con el caso conocido como Diario Militar o Dossier de la Muerte, en el que se documentan las fichas de al menos 183 personas que fueron perseguidas, vigiladas, señaladas, torturadas y detenidas desaparecidas, según organizaciones de derechos humanos y querellantes que señalan a los acusados.

La audiencia para conocer el tipo de medidas de coerción o para saber si quedarán en prisión preventiva, se aplazó para mañana jueves a las 8:30 de la mañana.

Séptimo día de audiencias

El séptimo día de audiencia de primera declaración inició con la intervención del abogado Francisco Javier Gallardo, defensor de Edgar Corado Samayoa, acusado de desaparición forzada, asesinato, asesinato en grado de tentativa y delitos contra los deberes de humanidad, debido a que durante el día 6 de la audiencia la mayoría de los abogados logró argumentar y solo quedaba pendiente la defensa de Corado.

El defensor señaló, al igual que sus antecesores, lo que consideró una serie de inconsistencias y cuestionó la autenticidad del diario militar, así como un peritaje denominado archivístico. Dijo que el Diario Militar fue entregado a Kate Doyle, luego de pagar 2 mil dólares a un militar. “Impunidad no se combate con impunidad” señaló y destacó que el archivo se sustrajo de manera ilegal.

“Las pruebas de un delito fueron obtenidas de manera ilícita”.

Otro de los argumentos se refería a que “Esto fue un conflicto armado interno, no fue guerra. Pido falta de mérito por el delito imputado” y solicitó, en atención al principio de “beneficio al reo”, que solo se vinculara a Corado por desaparición.

Juez Gálvez: todas las declaraciones tienen para mí un sentido

Durante su argumentación el juez Miguel Ángel Gálvez se refirió a tres testimonios, entre ellos los de una joven mujer Amatitlán, que logró identificar a personas que perseguían y vigilaban a un comité de vecinos. Ella dio testimonio de que luego esos vecinos comenzaron a aparecer muertos. Ella después fue secuestrada por personas vestidos de policías. ”El Estado estaba militarizado”, indicó Gálvez.

El relato de esa joven narra a detalle el secuestro, torturas con choques eléctricos y constantes violaciones sexuales a las que fue sometida.

“Le presentaron dos opciones, colaborar con el ejército o moriría. Ella por supuesto firmó ese acuerdo pero tenía que informar de todo, a dónde iba, cuándo y con quién. Siempre la iban a vigilar”, dijo.

“Miren las características de esta declaración”, dijo el juez.

Quince días después de estar libre llegaron a pedirle informe a la puerta de su casa. Esto sucedió así durante dos años más.

El juez también habló del testimonio de Aura Elena Farfán y el secuestro de su hermano Rubén Amílcar Farfán y como surgió la idea de crear el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) sobre el que también existió vigilancia.

En ese mismo testimonio se hizo referencia a Rosario Godoy de Cuevas, la violación y asesinato, y el de su pequeño hijo de 1 año, al que también torturaron arrancándole las uñas. ¿A qué nivel se llegó porque no existía control?, reflexionó el juez.

Gálvez también se refirió al testimonio de Wendy Santizo, quien declaró el 11 de junio 1999 que cuando ella tenía 9 años llegó a su casa junto a su pequeño hermano y vio a personas de civil atrancando la puerta. Querían que los niños les dijeran dónde estaban sus papás, la amenazaron con dispararle a su hermano si no decía.

Uno de esos sujetos  la tiró a la cama, la tocó y abusó de ella.

“¿De qué conflicto armado estamos hablando?, ella era una niña de 9 años”, comentó el juez, al afirmar que la relación y el patrón se pueden corroborar.

Sobre los argumentos de la defensa de los exmilitares y expolicías, en relación con la autenticidad del Diario Militar, dijo que no se entregaron archivos militares ni del centro médico militar a organizaciones que los solicitaron ni a la comisión de esclarecimiento histórico.

Información desclasificada dice que se podían tomar medidas a discreción en contra de las personas que eran consideradas guerrilleras, señaló Gálvez.

Sobre el delito de desaparición forzada, comentó que es continuo y se sigue cometiendo en la medida en que no se sepa el paradero de las víctimas.

“Ese delito priva de la vida, de la víctima sin dejar rastro alguno, es un delito que deja a una madre, a una esposa, esposo, esperando que una noche ingrese aquel hijo que ya nunca apareció”.

“La mamá estará pendiente todas las noches de ese hijo. Había padres y madres que no se querían ir de la casa pensando que llegaría su hijo. Desparecer a una persona es como si el aire se la llevara y nadie sabe más de ella, por eso este delito rompe los esquemas”, dijo Gálvez.

Al contexto social y político sobre los años 70, 80 y 90, hasta que se firmaron los Acuerdos de Paz, el juez añadió que se pedía documentos de identificación de vecinos catalogados como subversivos o guerrilleros, al padrón electoral y otras instituciones, se usaban fotografías de cuando llegaban a sacar las cédulas.

Se usaban sobrenombres para ocultar la identidad de los captores, porque se llevaban a la gente en paneles blancas sin presentarla ante tribunales.

“Cómo dicen que hay gente que no se va a recordar de lo qué pasó hace más de 30 años, si hubo personas que los torturaron o violaron. Una mujer nunca olvidará si la violaron”

En ese tiempo también se presentaban procesos y denuncias por los delitos pero no pasaba nada,  eso habla de procesos conexados que se pueden cotejar en el diario militar.

No puedo decir que el diario es ilegal o que no es real. Esta fase no es para conocer eso. Se le debe dar un plazo al MP para que investigue, destacó el juez Gálvez.

Hasta por los peritos estaban protestando, no me puedo meter ahora con ese tema ahora. Y existen testigos con reserva de datos porque la ley los permite”, argumentó.

Dijo que en este momento no está valorando ningún tipo de prueba y explicó sobre la resolución que no estaba prejuzgando si alguien es culpable o inocente.

“Lo importante del proceso es que reconstruyen los hechos. El diario militar es un elemento no es por lo cual se dicta esta sentencia”

En las afueras del Palacio de Justicia, familiares de las víctimas del Diario Militar que pedían una resolución que ligara a proceso a los acusados durante el desarrollo de la audiencia exigían: “Confiesen, digan en dónde están los detenidos desaparecidos”. “Los criminales buscan amnistía, Nosotros exigimos Justicia”, señalaba una manta.

En las gradas fueron colocadas las imágenes con los rostros de las 183 personas incluidas en dicho dossier.

radio
Avispa Midia/C.C.N.C.

“Beatriz, gracias por tanto. Nos vemos en la próxima Minga”

Fallece Beatriz Cano, comunicadora que acompañaba la resistencia del pueblo Nasa (Por Santiago Navarro, vía Avispa Midia):

Beatriz Cano era una comunicadora, que, aunque no nació dentro el territorio rebelde del pueblo indígena Nasa, lo adoptó como su propio pueblo. Porque estas tierras le enseñaron a “vivir sabroso”, le enseñaron a “ver y a vivir de otra forma”, como ella misma decía. El pueblo Nasa de Colombia hoy le llora, junto a sus demás caídos que han defendido con su sangre estas tierras ancestrales. El pasado 7 de junio, de este año 2021, la comunicadora falleció en la clínica Valle del Lili de Cali, tras haber recibido tres impactos de bala en un ataque armado, presuntamente perpetrado por el Frente Dagoberto Ramos, disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La comunicadora formaba parte del tejido de comunicaciones de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca. De acuerdo con la organización Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos, el ataque fue perpetrado el pasado 4 de junio. Los disparos provinieron de una camioneta negra contra la instalación policial, ubicada en la zona urbana del municipio de Santander de Quilichao. Es así como una comitiva del pueblo Nasa, que viajaba en un Jeep, se quedó en el fuego cruzado.

Entre las victimas se reportaron cuatro comunicadores heridos: César Galarza, Beatriz Cano y su hija, Ayelén Guetio de cinco años de edad. También el comunero Floresmiro Tróchez. Beatriz y su hija, fueron trasladas a la clínica Valle del Lili, dónde posteriormente falleció la periodista. El resto de las víctimas quedaron con heridas graves, incluyendo la niña de cinco años de edad.

Durante los últimos meses han asesinado al menos a cinco indígenas de esta región. “Ella era una antioqueña que echó raíz y dejó semilla acá en el Cauca. Era alegre, rebelde, crítica, fuerte, amaba compartir café y chirrincho y no le temblaba la voz para denunciar las injusticias, hablar y rescatar las luchas y resistencias que se dan por la dignidad de las comunidades”, destacó el Consejo Regional Indígena del Cauca.

La comunicadora de corazón Nasa

En una entrevista realizada por un equipo de Avispa Midia a la comunicadora Beatriz Cano, con mucha alegría compartió sobre su llegada al territorio Nasa. Aquí se caso con un integrante de este pueblo y, también tuvieron a una niña, que con orgullo compartió, “ella si es Nasa al igual que su padre”.

Ella provenía de un proceso de comunicación urbano, pero quiso conocer al pueblo Nasa y se quedó para, “enamorarme del proceso y para defender la tierra”, dijo al equipo de Avispa Midia.

Ella aprendió que la “vida no es tan acelerada” y que en la ciudades hay presión de “cumplir tiempo y de trabajar sin vivir una vida sabrosa”.

A continuación, la entrevista completa de Beatriz Cano, realizada en 2019, durante una acción de recuperación de territorio Nasa, colonizado por el monocultivo de la caña de azúcar:

Bea Cano, una mujer que se enamoró y dejo semilla en el pueblo nasa (Texto vía Colectivos de comunicación del Norte del Cauca):

Ella llegó a nuestro pueblo como viento para avivar el fuego de esta tulpa llamada Çxhab Wala Kiwe,  ella llegó se enamoró y dejo semilla. Se enamoró de la palabra y de los corazones libres, se enamoró de la lucha digna que palpita por los rincones del territorio y que da vida a la vida.

Conoció el canto dulce, digno y rebelde que se hace resistencia y se quedó con nosotros.

(Continuar leyendo…)

radio
La Múcura/MediosLibresCali

“¡Acá toca decir la verdad! Nos están matando”

Visita de la CIDH a Cali- 8 Jun 2021

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH está en Colombia. La Comisión llega a Cali después de 42 días de vulneraciones y violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas públicas, los medios de comunicación hegemónicos, civiles armados, grupos criminales y agentes del gobierno, contra la sociedad movilizada en las calles. La #CIDH llega con la misión de escuchar, observar, dialogar y hacer seguimiento a la difícil situación de derechos humanos y recoger información de los distintos sectores sociales con afectaciones a sus vidas y a sus derechos fundamentales en el marco del #ParoNacionalColombia

En la mañana de este 8 de Junio, la institucionalidad corrupta y cómplice acaparó a la CIDH. La Procuraduría, La Defensoría, La Fiscalía, La Vicepresidencia, Gabinete, Las FFMM, hablaron primero! Mintieron seguro…

Ya en Cali, en el hotel Plaza en la Torre de Cali, en la tarde. Adentro, la comisión escuchando a distintos sectores sociales. Afuera, el pueblo resiste y vibra.

¡Acá toca decir la verdad! Nos Están Matando.

>>Video “La horrible noche” vía La Múcura: Arte y Transformación Social: Seguimos eligiendo el arte muy a pesar de esta horrible noche. Esta es la segunda creación-sistematización de la serie El Paro Nacional. Comparte un sentir colectivo frente a la represión y violencia hacia la manifestación y protesta en Colombia y en Cali durante el primer mes del Paro Nacional 2021. La mayoría de las personas que participaron en esta creación colectiva habitan y representan la zona de Siloé, uno de los territorios más reprimidos durante este periodo.

El videoarte se realizó con aportes musicales de Loco MC, Sceja, Angela García (meudusa) y Shirlette V.K. También contó con los aportes en expresión corporal de Gámaga abya yala, Dayana Andrea Piamba, Jaime Urbano, Lomerito, Jose Johny Guerrero y Antony. Agradecemos el apoyo de Alex Guerrero “El Enano” y Omar Bravo en la gestión comunitaria y de Medios Libres en cubrimiento.

Desde hace 100 años nuestro himno nacional celebra que: “Cesó la horrible, la libertad sublime”. Pero en nuestro territorio, la horrible noche nunca ha cesado y ya va siendo hora de gestionarnos nuestra propia aurora.

radio
Avispa Midia

Gobierno de AMLO da continuidad al acoso y agresiones contra normales rurales

El pasado 18 de mayo estudiantes normalistas rurales de Mactumatzá, en Chiapas, realizaban una serie de actividades para exigir al gobierno del Estado que la convocatoria para el examen de nuevo ingreso se hiciera de manera presencial y de forma escrita. La Secretaría de Educación Pública (SEP) había optado por promover un sistema de educación en línea en respuesta al cierre de los espacios de aprendizaje derivado de la contingencia sanitaria por COVID-19.

El sistema de educación propuesto por la SEP depende tanto del acceso a internet como del acceso a dispositivos, como computadoras, tablets o celulares inteligentes. Las manifestaciones tenían un fundamento. Las estadísticas enseñan que Chiapas es una de los Estados de México cuya población posee menos acceso a internet.De acuerdo al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL), en su informe anual sobre el uso de las TIC y actividades por internet en México, las entidades federativas cuya población tiene la probabilidad más baja de usar el Internet son Guerrero (51.3%), Oaxaca (48.9%) y Chiapas (41.9%).

Grupos antimotines, en un operativo desmedido, desalojaron con uso excesivo de la fuerza una de las concentraciones realizadas por las estudiantes que exigían el examen presencial, en la caseta de la carretera que conecta las ciudades Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal. En el operativo participaron cerca de 500 policías antimotines. Fueron detenidas 74 mujeres y 21 hombres.

De acuerdo a testimonios de las normalistas, los elementos las desnudaron, las golpearon y las insultaron. En un vídeo que publicaron en sus redes sociales, relataron las torturas que sufrieron: “Nos obligaron a quitarnos la ropa, nos trataban de perras. Había frío esa noche, tanto, que varias de las compañeras estábamos temblando, no les permitieron que nuestros papás ingresaran un sweater a nuestra visita. Nos dijeron que tuviéramos en mente esa noche, pues iba a ser nuestra última noche, que ya no iba a poder despedirme de mi mamá que ya no iba a despedirme de mi papa. Esa noche muchas compañeras no dormimos por que nos dijeron los policías que si querían nos iban a violar”.

Durante los días posteriores, organizaciones sociales, centros de derechos humanos, representantes de la Organización de las Naciones Unidas y familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa realizaron un plantón fuera de la Secretaría de Gobernación, en exigencia de la liberación de las y los jóvenes normalistas.

Diversas organizaciones estudiantiles se movilizaron en distintas entidades del país, algunas fueron duramente reprimidas. En Oaxaca, por ejemplo, se realizó una marcha el 20 de mayo, convocada por la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca (CENEO) en apoyo a la Normal Rural Mactumatzá al final de las movilizaciones fueron fuertemente reprimidos por la policía.

En Puebla, el primero de junio, granaderos de la Policía Estatal desalojaron y detuvieron a estudiantes normalistas que mantenían un plantón frente a la Casa de Gobierno, para exigir una mesa de diálogo con el gobernador, Miguel Barbosa Huerta, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Policías antimotines y vestidos de civil retiraron a las manifestantes, lanzando gases lacrimógenos y cargando contra las normalistas y algunos estudiantes que las apoyaban. Algunas de ellas, fueron golpeadas y subidas a patrullas de policía.

En Chiapas, después de una serie de movilizaciones y presión de organizaciones de la sociedad civil, el pasado 23 de mayo, consiguieron la liberación de las 74 mujeres estudiantes. Más de una semana después, el 2 de junio, fueron liberados 17 estudiantes normalistas y dos desplazados. El juez concedió la medida cautelar de enfrentar su proceso en libertad y les prohibió reincidir su activismo político mientras sigan en proceso. Deberán regresar a firmar cada 15 días a ese penal.

De igual forma en Puebla, el pasado miércoles 2 de junio, el gobierno del Morenista Miguel Barbosa liberó a 43 estudiantes normalistas detenidos fuera de Casa Aguayo, aunque continúan sujetos a una investigación ministerial. Barbosa Huerta precisó que no sólo se trata de mujeres normalistas del municipio de Tételes de Ávila Castillo, en Puebla, sino que también hay estudiantes de Michoacán, Morelos y Ayotzinapa, en Guerrero, que vinieron a apoyarlas.

Las normalistas de Puebla, desde el mes pasado, han exigido diálogo directo con el gobernador Barbosa Huerta, ya que sostienen que su administración no ha cumplido con compromisos firmados en octubre de 2019. Las estudiantes exigen que terminaran la remodelación en edificios y fachada principal de la normal, no recibieron los 9.8 millones de pesos destinados a alimentos y solo una vez se les entregó material didáctico.

Escuelas Normales: producto de la Revolución de 1910

De acuerdo con la licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Yessenia Flores Méndez, en su investigación Escuelas Normales Rurales en México: movimiento estudiantil y guerrilla, “las Escuelas Normales Rurales (ENR) creadas en los años veinte en México fueron producto de la Revolución de 1910, movimiento en el que los campesinos exigieron justicia social y demandaban tierras.

Flores Mendes apunta que, en el periodo posrevolucionario, la educación rural fue un proyecto que perseguía mejorar las condiciones de la población del campo. “En ese plan las ENR tuvieron un papel importante. Durante el cardenismo (1934-1940) recibieron impulso al crecer el número de escuelas y ser refuncionalizadas en Escuelas Regionales Campesinas (ERC) que unieron la enseñanza agropecuaria y la normalista. En este periodo se aplicó la educación socialista y los planes de estudios incluyeron orientación socialista y materialismo histórico.”

De acuerdo a Conrado de Jesús Borraz León, en su texto Apuntes de la Secretaría de Educación del Estado de Chiapas, “la Escuela Normal Rural Mactumactzá comienza su origen en el año de 1929, cuando la Secretaría de Educación Pública (SEP) gira instrucciones al profesor Fernando Ximello para realizar las gestiones necesarias para establecer una Normal Rural en el estado, queda establecida formalmente el 24 de febrero de 1931”.

“Comienza a funcionar sin mobiliario, sin salones. Fueron los alumnos que construyeron los espacios áulicos y mobiliarios para las actividades académicas, de igual manera se construyeron casas de bahareque para ampliar y mejorar las condiciones de los dormitorios. Los campesinos se sumaron a la construcción de la  escuela, aportando animales y mano de obra para la construcción de granjas. Los pequeños comerciantes con alimentos y utensilios de cocina.”

La escuela recibe alumnos de toda la geografía chiapaneca, de las zonas rurales y de estados vecinos. El 40 % de los alumnos es de origen indígena y que dominan su lengua materna (bilingües); el 50 % son monolingües y el otro 10% de estados vecinos, sostiene Borraz de León.

Guerra contra la Normal de Mactumactzá

El 8 de diciembre del 2018, Rutilio Escandón Cadenas, del partido Morena, asumió el cargo de gobernador de Chiapas. A la ceremonia de toma de protesta asistieron el presidente Andrés Manuel López Obrador y el presidente nacional de Morena, Mario Delgado.

Meses después, en los días 27, 28, 29 y el 31 de octubre de 2019, de acuerdo al Centro de Derechos de las Víctimas de Violencia Minerva Bello, “elementos de la policía Estatal de Chiapas ingresaron a las instalaciones de la Normal Rural Mactumatzá, lanzaron gases lacrimógenos y, además, prendieron fuego al autobús de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero”. Los normalistas en las redes sociales reportaron desaparecidos, heridos y detenidos.

Posteriormente, en un comunicado, manifestaron que su integridad como base estudiantil “está en peligro, ya que levantaron a dos de nuestras compañeras y no sabemos qué pueden hacerles los personajes de la fiscalía”, denunciaron en ese momento.  Los gases lacrimógenos de la policía “afectaron no sólo a los estudiantes, sino a padres de familia, niños y habitantes en general de la colonia vecina a la normal”, puntualizan los normalistas adheridos a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (F.E.C.S.M.)

El 16 de febrero del 2020, estudiantes de la ERN Mactumactzá y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, pacíficamente, distribuían volantes en el libramiento norte hacia la carretera Tuxtla Gutiérrez-Plan de Ayala, como parte de las actividades de la caravana de búsqueda de los 43 normalistas. Fueron reprimidos por la policía.

El 4 de diciembre del 2020, normalistas de la ERN de Mactumactzá llegaron a la sede del gobierno de Chiapas exigiendo dialogar con Ismael Brito Mazariegos, secretario de Gobierno. Tomaron las instalaciones, impidieron la entrada o salida de funcionarios, trabajadores y visitantes. Los normalistas se manifestaron para exigir la reapertura de su sistema de internado para estudiantes de escasos recursos, que el gobierno no aplicara un recorte presupuestal para su escuela y para exigir el aumento de matrículas para el ingreso de más alumnos.

A pesar de que el presidente ha anunciado en sus conferencias matutinas sobre la importancia de la educación, las escuelas normales y sus estudiantes, en diversos escenarios, avanzan con recursos mínimos.

Durante este año las escuelas normales tendrán 95% menos presupuesto que en 2020 y el programa de capacitación perderá 45% de recursos. En el proyecto de presupuesto para 2021, la Secretaría de Hacienda asignó a la Dirección General de la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGSPE) el presupuesto para las escuelas normales de 20 millones 597 mil pesos; mientras que en 2020 tuvo 461 millones 390 mil pesos. Es el recorte más drástico en los últimos 16 años, sostuvo la Junta de Coordinación Nacional del Consejo Nacional de Autoridades de Educación Normal del país (CONAEN) en una carta enviada al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y al presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Erasmo González.

Hay una constante de desgaste y acoso por parte de los gobiernos pasados y presentes. A pesar de los discursos del gobierno federal de apoyar y fortalecer a las normales rurales, las escuelas siguen sin mantenimiento, con poco presupuesto, presionadas para establecer planes de estudios alejadas de su realidad y objetivos.

Solo para citar algunos ejemplo: la desaparición del internado y la negativa de los gobiernos estatales por restablecer la Normal Rural de Mactumactzá, el hostigamiento e infiltración de militares en la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, el asesinato y desaparición de 43 normalistas, o las múltiples graves violaciones a los derechos humanos a los estudiantes de la normal rural de Tiripetío.

radio
Medios Libres Cali

Somos la generación de la eterna primavera

2 Jun 2021

Nos tuvimos que tapar el rostro para que nos vieran y tuvimos que gritar para que nos escucharan, y estábamos ahí. Todxs juntxs y junto a todxs, siempre ahí, en el bus, en el centro, en el parque, en la plaza, en el rebusque o en el pedazo, parchadxs en la esquina. Ya muchas veces habíamos escuchado que ¨el pueblo unido jamás será vencido¨, pero sólo hasta ahora comprendimos lo que significaba.

Nos ven y nos escuchan porque nos paramos duro en el barrio, porque construimos barricadas, marchas, asambleas, conciertos, fiestas, murales, danzas, conversas, obras de teatro, discusiones, y porque bloqueamos las ciudades, los centros de poder, y lo hicimos con alegría, con rabia y con esperanza. El Paro Nacional recobró su significado porque paró todo, pero en especial paró la economía, por lo que los dueños de las empresas y de las fábricas, acostumbrados a tener el control no sólo de sus trabajadorxs, sino de la sociedad entera, empezaron a preocuparse… Y que tiemblen, gritamos desde abajo. Ahora que nos ven, unxs con preocupación y otrxs con esperanza, es momento que nos escuchen con atención, porque somos un bandada de juventud ávida de cambio, en búsqueda de construcción de un nuevo territorio donde todxs tengamos cabida, les guste o no.

Tumbar reformas, lograr cambios de ministros, el reconocimiento de los diferentes sectores reunidos en la mesa de negociación… Son muchos los logros del paro, y para nosotrxs el mayor y duradero triunfo de todo esto es la valoración de la juventud en particular, y del pueblo en general. El sector de la juventud sólo era considerado como grupo consumidor para el mercado y la publicidad, pero no como un motor de cambio y de propuestas. Ahora lxs niñxs quieren ser “primera línea”, desean ser jóvenes para luchar por los derechos de todxs; los adultos les miran con respeto y admiración, ser joven antes era sinónimo de vigor y energía, pero ahora es ser rebelde y revolucionario.

Al parecer no hay primera línea sin jóvenes, pero antes que la primera línea están las madres defendiendo y cuidando, madres que por primera vez ven a sus hijos arriesgar la vida por algo superior, colectivo, comunitario; ya no es sólo amor filial, es orgullo lo que les une. La primera línea no es un lugar a defender, no es un concepto asociado a la defensa solamente, es un movimiento que concita al pueblo. Por eso no es concebible sin la olla comunitaria que congrega y alimenta; sin la brigada médica y de salud que protege; sin lxs comunicadorxs independientes o informales que transmiten y comparten desde el pueblo y para el pueblo información y noticia que el estado insiste en censurar; sin lxs artistas o creadorxs que modifican la estética, el concepto, el color; sin lxs defensorxs de Derechos Humanos que han sido declaradxs objetivos militares y, sin embargo, han estado siempre presentes; y finalmente, sin los apoyos espontáneos que aportan bebidas, comidas, “escudos”, implementos médicos y de primeros auxilios. Hay una línea cero, invisible y poderosa, se llama pueblo, es el barrio, la comunidad que simpatiza, que apoya y protesta, que cuida y mantiene, que da soporte y auxilio, que protege y levanta, y que mantiene encendida la chispa del cambio.

El Paro Nacional cumple un mes, se sostiene con apoyo social porque es justo, aguanta porque es diverso, la logra porque es común, porque es de las mayorías, no tiene caras ni líderes porque es de todxs. La lucha popular es una escuela que aplica la pedagogía del oprimido, esa relación horizontal que se da entre iguales y donde la creatividad es una explosión diaria de ideas y construcciones. En un mes, los barrios tuvieron bibliotecas populares donde antes hubo centros de tortura estatal, puestos de salud colectivos y gratuitos con personal médico especializado en humanidad,      ollas   comunitarias proporcionando tres comidas al día (privilegio de unxs cuantxs en el país), huertas urbanas rescatando el principio básico de ¨bajo el cemento el alimento¨, murales que nombran verdades y hacen memoria, rituales que refrescan el espíritu, que limpian y esclarecen.

Bastó un mes para que hubiera presentaciones culturales gratuitas y todos los días en el barrio, para que la universidad saliera a las calles, para que la gente se gestionara el alimento colectivo, para que se cuestionara la autoridad y se descubriera el poder de la palabra que en asambleas populares se construye. El pueblo unido logra en un mes lo que el Estado ha negado por décadas: salud, educación, conciencia, juntanza, independencia, pertenencia, territorio, que los sectores populares sean tratados con dignidad. Pero hay algo que descubrimos y demostramos, y es que pueblo con pueblo nos hacemos la justa vida que merecemos.

El pueblo tiene experiencia en peleas y luchas populares por décadas, pero tiene en especial derrotas y desilusiones producto de traiciones o engaños por parte del Estado y las élites en el poder. En medio de este Paro el pueblo como imaginario colectivo recupera el poder fundamental que siempre ha tenido. Ahora, con el papel preponderante de las mujeres y sus organizaciones como soporte y avance, esto no lo detiene nadie. Mujeres con la digna rabia luchando por un mejor mundo donde todxs podamos ser.

Nos han golpeado muy duro, el Estado ha desenmascarado su rostro dictatorial, todo su poder militar en contra del pueblo. En toda revuelta hay humo y arden llantas, y se pintan paredes y estallan vidrios, es la rabia contenida que se hace evidente, la digna rabia que tiene bien claro qué bancos y qué almacenes destruir. Responder a bala de fusil, con disparos y desaparición, atacar con odio y bolillo hasta la sangre, hasta la muerte, hasta la ocultación más vulgar… no puede ser la respuesta. Exigimos el cese al fuego estatal.

Valientes jóvenes han puesto el cuerpo, las ideas y la fuerza; también la voz y la piedra, tambien la magia y la propuesta, valientes jóvenes han puesto el cuero, la vida entera y les queremos de vuelta, Colombia pregunta por lxs desaparecidx, les enumera, les sigue el rastro, Colombia les necesita, les llora y les buscará hasta encontrarles. No nos cansaremos de repetir que en abril-mayo de 2021 en nuestro país hubo una masacre, 69 muertxs nos deja el Estado en este gran Paro Nacional, 55 son de Cali (12 de Puerto Madera, un punto de resistencia del Distrito de Aguablanca). 379 desaparecidxs en el país durante el Paro, 100 son de Cali… Nos nos cansaremos de preguntar mil y una vez: ¿DÓNDE ESTÁN?

La respuesta estatal y paramilitar es cada vez más peligrosa y descarada, es cada vez menos solapada y más abierta, comienza a perder la costumbre de ocultarse. Entonces, vemos estructuras de paramilitares estrato 6 amangualados con el ejército y la policía bajo el nombre de “gente de bien”, hombres que disparan a muerte contra la juventud más bella, la juventud que lucha. El Estado nos entrega como respuesta la represión y la muerte, la sangre y la sevicia, el desprecio por la vida es la muerte vestida con máscaras de maldad. Y sin embargo, el pueblo le puso rostro a su protesta, porque es combo fuerte y valiente, es gente con poder de minga, de olla y de campo.

Si este levantamiento social, potente e inédito, se desarrollara en otro país, sería llamado revolución de la primavera comparado con el “mayo francés”, o dirían que es un movimiento social de “código abierto” haciendo alusión a que no tiene líderes visibles, pero esta revolución primaveral es nuestro “mayo colombiano”, nuestra protesta sin dirigentes y quedará en la historia como la revolución de lxs que no tenían nada que perder. En este mes Colombia ha resistido desde cada cuadra, casa, esquina y calle, desde las grandes ciudades hasta los pequeñísimos pueblos, desde el noviembre rebelde de hace algunos años, hasta este mayo beligerante que nos deja una nueva y prometedora historia.

Nuestra apuesta es por la vida, nuestra esencia es celebrar con fuerza, amor y fuego de cambio, con sueños profundos de construcción colectiva de sociedad. Por eso salimos a las calles nuevamente, esta vez en grandísimas movilizaciones masivas, a puntos de bloqueo, a marchas gigantescas, plantones creativos, acciones ciudadanas  compuestas de cientos de miles de personas. Las calles de Colombia se llenaron de arte, vida y alegre rebeldía. Un mes de paro nacional, una fiesta que Colombia salió a celebrar, un hito histórico que todxs salimos a construir y que a bala quisieron callar. Muchxs muertxs puso el país el día que salió a celebrar, 13 muertos le costaron a la ciudad de Cali esta noche de protesta, y 13 son los muertos que ésta llora, que alumbra y recuerda. Que tiemblen quienes torturan, quienes matan y desparecen, que tiemble el Estado, porque ahora somos todxs y vamos por todo.

Por nuestrxs muertxs y desaparecidxs seguimos y seguiremos en las calles y ya no hay quién nos haga retroceder; vamos por todas las reformas, por todos lxs ministrxs, por todo el uribismo; seguimos y no nos vamos hasta que caiga para siempre el que desde hace años viene dando la orden, ya no tenemos nada que perder, no tenemos miedo; en cambio tenemos creatividad y aguante, empuje y digna rabia, madres y juventud comprometidas, organización y sueños que hacemos posibles, porque aunque nos callen a punta de plomo, éstos siguen siendo más poderosos.

radio
Noticias de abajo ML

Comuneros de San Blas Atempa Oaxaca denuncian consultas amañadas para aprobar los corredores industriales en el Istmo

Comuneros indìgenas de Puente Madera en San Blas Atempa, denuncian la imposiciòn de consultas amañadas para aprobar los corredores industriales. Con consultas con baja participación, con firmas falsas y donde aparecieron de supuestos “dueños” de las tierras comunales y donde los comuneros reales que protestaron fueron expulsados de la supuesta consulta. Sin informaciòn sobre las implicaciones del proyecto y sus implicaciones ambientales.

Ante la consulta amañada los comuneros deciden bloquear una carretera como protesta. Y entra en acción ahora el INPI para hacer una segunda consulta amañada, ahora con más acarreados y donde sube de tono la intimidación a los pueblos indigenas que estan llamando a defender su tierra y territorio.

Llaman a una reunión de resistencias en su comunidad de Puente Madera el 19 y 20 de Junio de 2021:

radio
Noticias de abajo ML

Comunidad Otomí protesta contra circo electoral y exige libertad absoluta de normalistas reprimidos

Indígenas Otomíes exigen libertad absoluta de normalistas reprimidos y solución a sus demandas, protestan contra circo electoral

3 de Junio 2021, Ciudad de México. Con la quema de propaganda electoral de todos los partidos y con una enorme manta de tela donde escribieron NUESTROS SUEÑOS NO CABEN EN SUS URNAS, la Comunidad Otomi en rebeldía y resistencia en CdMX realizó una actividad para exigir la libertad absoluta de todas las presas y presos políticos de México, y el fin a la represión en contra de las y los normalistas de todo el país. Y para hacer público su rechazo a un sistema electoral y sus partidos políticos que no ofrece alternativas reales a los problemas de los pueblos del México de abajo. Desde la TomaINPI el grupo de originarios realizaron esta protesta sobre la avenida Coyoacán.

En un breve mitin, corearon consignas donde recordaron a los Zapatistas, a Samir Flores, a las y los defensores del Agua y otras resistencias. Convocaron a un Encuentro de Rebeldías el próximo 9 de Junio en la TomaINPI donde los acompañará Marichuy, vocera del Congreso Nacional Indigena donde participa también el Ejército Zapatista.

radio
Chucho Minga/Revista Hekatombe

Nos cansamos de mordernos la lengua. Nunca más. Nunca jamás…

(Video vía Chucho Minga, Colectivo por la Defensa de los Derechos y la Dignidad Humana)

*Tierra que somos, aliento de rebeldía (Manuela C. Alarcón, vía Revista Hekatombe):

Hemos visto cómo la esperanza reverdece en la olla comunitaria, en la sanación o atención hacia los cuerpos que respiran rebeldía; cuerpos de seres luchadores, quienes algunos, con la capucha, la piedra, los escudos de madera o de canecas de basura y la acción directa sostienen la digna rabia de un país que agoniza por sus hijas e hijos víctimas de desaparición forzada, de asesinatos sistemáticos de una generación consciente. El régimen estigmatiza férreamente estos instrumentos de defensa que brotan como protesta ante la brutalidad policial y el aparato represor y asesino. Para quienes defendemos la vida, estos instrumentos de lucha son símbolos de dignidad y de defensa por humanidad.

Lloramos cada gota de sangre que derraman impunemente, lloramos y agradecemos a los ríos que nos devuelven los cuerpos que arrojaron sin compasión, pero seguimos construyendo el país transgresor y deseado, seguimos despertando con acciones dignas. ¿Quiénes somos? Somos la vida reivindicándose ante la gran crisis estructural que busca desvitalizaros, la subversión ante los crímenes de Estado, crímenes de lesa humanidad con los que reiterativamente el narco-gobierno necrofílico y genocida arremete, y que con su sevicia devela su sistema sanguinario que se alimenta de las masacres, del odio, de la destrucción del tejido social, de la avaricia, de la aporofobia; que se lucra con los asesinatos de las voces disidentes del pueblo, de sus colores de libertad, de los cuerpos históricamente despotenciados y discriminados, pero que se levantaron contra la marginalidad y el hambre.

Nos embuten balas, el gas vencido que huele a muerte, la pata y el bolillo. Los vomitamos, no los queremos, exigimos vida digna. Nos despojan la tierra, nos quieren matar los páramos, mutilan nuestra carne, pero con la voz desgarrada les decimos: ¡Aquí estamos, aquí seguimos y no retrocederemos!

Ante el recrudecimiento del paramilitarismo que se cohesiona con el fascismo, el neoliberalismo y la individualidad grotesca, gritamos: ¡Somos la vida!, no queremos más cuerpos ultrajados, desmembrados, violados, incinerados ni mutilados. Gritamos por la lucha sustancial del amor, por la humanidad, por el tejido social que es nuestra fortaleza, por caminos contrahegemónicos que son encuentros con la libertad en la red de la vida.

Deseamos vivir en equilibro con la tierra que somos y con los demás seres; hay para todos y todas, y no vamos a aceptar que nos digan lo contrario. Defendemos la utopía, el ideal ético de paz y de formas de existencia en las que podamos desplegar nuestras libertades conscientes. Nos levantamos como pueblo organizado por el respeto a la vida, pero no por sus muros ni propiedades por los cuales despliegan toda la fuerza policial y militar, y con los que cínicamente, equiparan a los y las jóvenes sin futuro.

Desde la música resistimos, desde la poesía, re-existimos, desde el caminar, despertamos, desde el arte, exigimos vida digna. Somos luz, tejido de fuerza ancestral que grita por la tierra, por la semilla, por el agua, por las ideas. Orgánicamente construimos un país rebelde, insurrecto, que protege la vida y gravita a su alrededor.

El país soñado está formándose desde las calles, desde la barricada, desde las asambleas populares, desde la voz del pueblo en los muros. Elevamos el grito desgarrado, apelamos a la ternura y solidaridad de los pueblos, nos enamoramos de nuestra lucha y la respiramos cotidianamente. A quienes ya no están, esperamos que emane en el recuerdo de su carne y de sus ideas el amor y la lucha, que ardan en nuestros corazones y que avive nuestro fuego. Están en la memoria de la lucha popular, son nuestra historia, y serán la base de nuestro futuro, dolorosa pero dignamente, por el cariño a las ideas que defendieron y por la creatividad de sus luchas. ¡Re-existimos con rebeldía! ¡Viva el Paro Nacional!

Manuela C. Alarcón: Deseante, estudiante de medicina de la Universidad de Antioquia. Viajera agradecida y feminista. Tejiendo sanación y compasión en la red de la vida.

*País en paro, cuerpos en movimiento (Elena Sánchez Velandía, vía Revista Hekatombe):

A ustedes que salieron a cambiar este país y se encontraron con las balas de la tiranía

Aunque en filosofía no solamos partir de sentimientos partiré de uno que ahora me habita.

Es similar al que tuve una vez ingiriendo hongos alucinógenos. Menos vívido quizás. Mi cuerpo perdía sus límites y la sensación era que no había división entre él y lo que lo rodeaba. O mejor dicho, que mi cuerpo se ampliaba. Mi cuerpo era la hierba, el insecto, el árbol, la montaña, la tierra misma… En un cierto sentido, en estas marchas, protestas, asambleas, que han rellenado las calles de Colombia desde hace un mes, he alucinado. He sentido que mi cuerpo va más allá de mi piel. He sentido que ya no soy sólo la profesora precaria de una universidad privada que cerrará el programa donde enseño; he sentido que soy la feminista batuquera, el taxista emberracado, el grupo de titiriteros, una misak, una sindicalista, el vendedor ambulante, le bailarine queer que provoca al ESMAD, el estudiante politizado, la mamá que le lleva comida a l_s muchach_s de la primera línea o la que carga su escudo con ell_s… como si mi cuerpo fuera de repente más potente porque ya no es mi cuerpo vulnerable que el sistema de salud ha abandonado a su suerte luego de agravar su enfermedad; es todos esos cuerpos que lo rodean. Ahora desnudos, no sin ropa, sino vulnerables también. Cuerpos precarios o desempleados, para los que el mercado no tiene medicamentos, endeudados hasta el tuétano para poder estudiar o excluidos completamente de la educación superior, potencialmente tuertos, potencialmente violados, potencialmente asesinados (por la EPS o por la policía)… ¿Quién lo hubiera dicho? Nuestra vulnerabilidad nos ha hecho fuertes. Nos ha unido.

El sistema perverso que nos gobierna parecía estar convencido de que al desnudar nuestra vulnerabilidad individual nos mantenía divididos: individuos ocupados cada uno en llegar a fin de mes (en el mejor de los casos). Impotentes precisamente por ello: se nos va la vida intentando sobrevivir.

Se equivocaba.

(Continuar leyendo…)

radio
Noticias de abajo ML

Noticias de abajo 31 de mayo 2021


////Noticias de abajo 31 de mayo 2021 ////
ROMPIENDO FRONTERAS:
-EUA: A un año de las revueltas por el asesinato de George Floyd por un un abuso y brutalidad policiaca. Crista
-COLOMBIA: A un mes de la revuelta: Paro huelga, estallido, minga, insurreccion y fiesta popular frente a la estrategia de muerte. Rebelion.
-BRASIL: Denuncian brutal ataque por parte de grupos armados a favor de la minería en contra de la aldea Fazenda Tapajós, en la Tierra Indígena Munduruku, en la Amazonia brasileña. Nodo Solidade

DESDE EL OMBLIGO DEL MONSTRUO:
-MEXICO: 80 meses de impunidad en el caso Ayotzinapa. Solo se suman agresiones a las y los nomalistas. Mijail
-ISTMO: Denuncian consultas amañadas para la aprobacion del Megaproyecto del corredor Transistmico. Noticias de abajo
-MUJERES: Sobre el feminicida de Atizapan, un mounstro del patriarcado y el capitalismo en México.
-RODADAS POR LA VIDA: Rodadas por los humedales en XOchimilco, Rodadas en solidaridad con las normalistas de Mactumacza y Masa crítica global por Colombia. Juan Perez

  • Mactumacza: Las victimas de abuso y prepotencia por defender la educación siguen presos. Continuan 19 hombres presos politicos en las mazmorras de Chiapas, 73 jovenes mujeres en libertad condicionada. Continua el acoso a todas las normales rurales.

MúSICA:
-Tombos – Cancion de La muchacha Colombia
-Segunda Linea Colombia
-GRITARÉ TU NOMBRE La Mala Mata

Página 5 de 110« Primera...34567...102030...Última »