News:

News

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

(Español) Abejas de Acteal celebran 25 años de resistencia

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal, Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
10 de diciembre del 2017.
A las amigas y amigos de Las Abejas de Acteal
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios Libres, Alternativos, Autónomos o como se llamen
A la Prensa Nacional e Internacional
Y a la Sociedad Civil Nacional e Internacional
Hermanas y hermanos:
Amanece en Acteal cubierto de neblina manto del Corazón del Cielo, del Corazón de la Tierra y de nuestra Madre Protectora y Cuidadora la Virgen de la Masacre de Acteal y de Mamá-Papá Dios de la Vida y de la liberación, abrazan a nuestros corazones mujeres y hombres miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, que hoy venimos a agradecer y celebrar 25 años de resistencia y caminar como pueblo organizado.
Agradecimiento al Corazón del Cielo y la Tierra. Foto: área de comunicación Las Abejas
Antes de extender nuestra palabra, primero queremos en este día dar gracias al Corazón del cielo, Corazón de la Tierra, a Mamá-Papá el Dios de la liberación y a nuestras Formadoras y Creadoras; 25 veces gracias Madre, gracias Padre; 25 veces pedimos perdón por nuestros fallos y errores; 25 veces pedimos disculpas por equivocarnos en nuestros trabajos, porque hubo momentos y ocasiones nuestro orgullo nos cegó, en que no supimos respetar a nuestras hermanas y hermanos, en que nos dio miedo a cumplir a cabalidad nuestra misión de pacifistas y de constructoras y constructores de la paz. Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra, Formadoras y Creadoras 25 veces les agradecemos porque durante 25 años ni en lo que dura un latido del corazón nos abandonaron, recibe, acepta por favor estas humildes palabras, abrázanos, alivia nuestras penas, engrandece nuestros corazones porque hoy celebramos 25 años de nacimiento de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, hace 25 años decidimos construir un mundo en donde haya respeto entre las personas, paz, justicia, dignidad, libertad y en donde no haya guerras.
Hace 25 años, el 10 de diciembre del año de 1992 cuando fueron inculpados de homicidio 5 compañeros nuestros de la comunidad Tzajalch’en por las autoridades priistas del municipio oficial de Chenalhó, Chiapas en complicidad con el gobierno estatal, pero, nos dimos cuenta que organizados podíamos hacer y lograr grandes cosas y, uno de esos logros tangibles fue la liberación, entonces de nuestros compañeros, porque eran inocentes, esto es, gracias al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas y de más personas de buen corazón.
Nuestra organización nace en el contexto de las políticas neoliberales y entreguistas en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari cuando cambió el artículo 27 Constitucional para así entregar nuestras tierras y territorio a los países ricos a través del Tratado de Libre Comercio. Y las consecuencias de estas políticas nos empezaron a prohibir a trabajar nuestras propias tierras o teníamos que pedirle permiso al gobierno para cortar un árbol para hacer una humilde casita, para nuestra leña y para hacer nuestra milpa, o sea despojarnos de nuestros derechos ancestrales a la tierra y al territorio.
En el marco de nuestra Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza. Vamos contar, recordar, reflexionar lo que significa para nosotros los 25 años que hemos venido caminando y que no ha sido fácil, porque han sido de dolor por los ataques de todo tipo que nos ha hecho el gobierno asesino, el más doloroso que nunca la olvidaremos es la Masacre de Acteal. Pero, a pesar de todo, hoy decimos a 25 años: Nuestro sueño que empezamos en el año de 1992, ahora es una realidad.
En estos tiempos siguen pasando cosas horribles y lamentables como el conflicto de mojonera entre los pueblos de Chalchihuitán y Chenalhó, que en ambos lados tienen muchos desplazados sufriendo frío, hambre y la inseguridad de que les pueda pasar algo muy lamentable como la Masacre de Acteal.
También en varias partes de México siguen las desapariciones forzadas, represiones, asesinatos en contra de los que luchan contra las políticas criminales del mal gobierno mexicano. En todo el mundo hay mucha pobreza, hay hambre, enfermedades hay guerras como entre Israel y Palestina que también ya lleva muchos años. Y en otros lugares en donde las personas sufren y que no las alcanzamos a nombrar, hoy, en esta celebración de los 25 años de Las Abejas, oramos por ellos, por la Paz, la Justicia y por la Vida para toda la humanidad.
En el marco de la celebración de los 25 años de nuestra organización, nos encontramos con graves violaciones a los derechos humanos que el mismo Estado mexicano comete en contra de la población civil y pueblos organizados. Y el reciente acto aberrante y repugnante de Enríque Peña Nieto junto con sus legisladores y su ejército federal es la imposición de la Ley de Seguridad Interior que no es más que una ley para reprimir más a los pueblos que luchan y denuncian las injusticias y crímenes que cometen los malos gobiernos.
A pesar del dolor y los obstáculos que nos han tendido los ricos y poderosos y los políticos y gobiernos corruptos, 25 veces se alegran nuestros corazones, porque vemos muchos logros y frutos de nuestra Organización en este largo camino de los 25 años, por ejemplo: ya no le pedimos permiso al mal gobierno de lo que queremos pensar y hacer con nuestras tierras y territorio, cuando el mal gobierno quiere imponer algún megaproyecto en nuestro territorio resistimos y decimos ¡No!; hemos podido resistir al pago de la luz eléctrica como parte de la desobediencia civil, porque las aguas, los ríos son de la nación mexicana y la nación somos nosotros los pueblos originarios; hemos creado conciencia de que los partidos políticos son corruptos y aliados de los gobiernos vendepatrias; hemos conocido a otras hermanas y hermanos de otras organizaciones y movimientos sociales que también luchan por la paz y la justicia; y actualmente estamos en el proceso de construcción de un gobierno desde y para los pueblos originarios y para las mujeres y hombres de abajo en el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) impulsado por el Congreso Nacional Indígena (CNI) y que tiene como vocera a la hermana y compañera Marichuy.
También queremos reconocernos por los trabajos y áreas que hemos creado dentro de nuestra Organización, como: área de salud, área de comunicación, área de mujeres trabajando en cooperativas como Caja de Ahorro y artesanías, aunque todavía no ha habido mujeres que participen directamente en la Mesa Directiva, pero hay cambios notorios, por ejemplo, las mujeres cada año organizan marchas en el Día Internacional de la Mujer, no olvidar la valentía y la histórica acción pacífica de las mujeres el 3 de enero de 1998 cuando ellas sacaron al ejército federal que intentó invadir un campamento Civil por la Paz de Las Abejas en la comunidad X-oyep. Y como parte del CIG, una compañera nuestra y sobreviviente de la Masacre de Acteal forma parte de los concejales, varias compañeras después de la Masacre fueron a otros países de América Latina y a Europa a compartir la lucha pacífica de Las Abejas y una compañera sobreviviente de Acteal fue a denunciar ante la ONU el Crimen de Estado cometido en Acteal, también tenemos área de educación autónoma, delegadas y delegados del (CNI), Grupo de Teatro y todos estos grupos de trabajo, son frutos de los 25 años de trabajo y organización de Las Abejas.
Lo que hemos hecho y construido no es suficiente, pero, cumplir y celebrar 25 años de lucha, resistencia y organización no significa que hasta aquí llegamos, sino que sólo es un ciclo de proceso y de agradecimiento, porque hemos dicho que nuestra lucha no tiene un final, no tiene un límite, sino, que será para toda la vida. Si nuestra organización nació para defender la vida, los derechos humanos, la tierra y el territorio, a nuestros jóvenes y niñas y niños, les mostraremos la importancia y la necesidad de seguir luchando y continuar lo que nosotras nosotros iniciamos hace 25 años.
Hemos reflexionado y así lo sentimos que nuestra organización Las Abejas de Acteal significa amor, hermandad y paz, porque no queremos que haya guerras, porque hemos resistido siempre al uso de las armas que mata y destruye y hemos buscado siempre el camino de la paz y la esperanza.
Es infinito nuestro agradecimiento al Corazón del Cielo y Corazón de la Tierra y a nuestra Madre Protectora y Cuidadora la Virgen de la Masacre de Acteal y de Mamá-Papá Dios de la vida y de la liberación, porque 25 veces se han abierto nuestros ojos. Ya no tenemos amos ni patrones, no somos esclavos de nadie, porque lo que hacemos es lo que piensa nuestro corazón, es lo que quiere nuestro pueblo para su bien y su libertad.
Agradecemos también 25 veces con alegría y 25 veces traemos a nuestra memoria a nuestro Hermano, Padre, Jcanan Lum (Cuidador del Pueblo), el Caminante del Mayab Jtotik Samuel Ruiz García, que por su obra y compromiso con los pueblos oprimidos y organizados nació nuestra Organización Las Abejas que es fruto del proceso de lucha y caminar del Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas y agradecemos por haber creado el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, que siguen caminando a lado de los Pueblos oprimidos y organizados.
Corazón del Cielo y Corazón de la Tierra, Madre Protectora y Cuidadora Virgen de la Masacre de Acteal y Mamá-Papá Dios de la vida y de la liberación, 25 veces les pedimos disculpas, 25 veces les agradecemos por permitirnos celebrar 25 años de vida y caminar de nuestra Organización Las Abejas de Acteal. Así mismo 25 veces pedimos que nos sigan dando fuerza, sabiduría y guíenos siempre en el camino del amor, respeto, dignidad y líbrenos de todo orgullo que nos ciega y hace que nos olvidemos de nuestra identidad de la que decidimos optar al iniciar esta Organización y resistencia para la construcción de nuestra autonomía.
En el marco de los 25 años de celebración y agradecimiento del nacimiento de nuestra Organización Las Abejas, saludamos a las mujeres y hombres pacifistas que luchan y trabajan por la paz en el planeta tierra.
Desde Acteal Casa de la Memoria y la Esperanza.
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.
Por la Mesa Directiva:
Vicente Jiménez Sántiz Antonio Ramírez Pérez
Sebastián Pérez Pérez Javier Ruiz Hernández
Reynaldo Arias Ruiz Sebastián Cruz Gómez

 

 

 

radio
Congreso Nacional Indígena

(Español) Palabras de María de Jesús Patricio Martínez, vocera del CIG, en Zacualpan, Colima. 30 de noviembre de 2017.

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

2017-11-30-PHOTO-00000018
Hermanos y hermanas de esta comunidad de Zacualpan.
Compañeras y compañeros que acompañan.
Medios de comunicación.
Primeramente agradecerles por este bonito recibimiento en esta comunidad y agradecerles por habernos invitado a traerles la palabra del Concejo Indígena de Gobierno.
Quiero comentarles, sobre todo a los de esta comunidad, que el Concejo Indígena de Gobierno surge después de una asamblea celebrada allá en Chiapas, donde han venido caminando por más de 20 años los diferentes pueblos indígenas de México. Veinte años años hemos caminado juntos compartiendo esos dolores, esas tristezas, ese caminar en las diferentes regiones de donde somos parte; y ahora que cumplimos 20 años, justamente allá celebrando el quinto congreso en Chiapas, reflexionamos y vimos que los problemas que teníamos en la diferentes comunidades que conformamos este espacio que es el Congreso Nacional Indígena, vimos que estaba peor la situación. Que había una fuerte invasión de nuestras tierras de proyectos que iban despojándonos de los recursos naturales, agua, despojos en cuanto a la minería.
Qué bueno que aquí han logrado organizarse y no permitir, pero hay otras comunidades que sí han sido despojadas, han sido contaminadas esas aguas que tienen. Hay tierras que están ahorita, que hemos recorrido todo este sur del país, hemos visto y escuchado los diferentes dolores de los pueblos por donde vamos pasando y justamente lo que se analizó es lo que han venido diciendo y platicando, de que cada vez hay más despojos y más represión ante los intentos de organización, más encarcelamientos, muertos, desaparecidos. Y esos problemas que se vieron en este quinto congreso fue lo que hizo que pensáramos qué íbamos a hacer, que si íbamos a seguir permitiendo que nos siguieran robando nuestras riquezas que teníamos en nuestras comunidades, en nuestros pueblos, en nuestros territorios. Entonces se piensa y se dice que era necesario participar en este proceso electoral 2018, no para ocupar un cargo público y estar allá arriba y seguir dominando como nos han venido dominando, sino para visibilizar esa problemática, la que se dijo.
Esa problemática que no se dice y esa problemática que ahí está presente y que nuestros pueblos están sufriendo y están pasando fuerte represión ante los intentos de impedir que sigan despojándolos. Entonces se dijo vamos a participar después de que se consultan a las diferentes comunidades que participamos en el Congreso Nacional Indígena. Fuimos a pedirles su palabra, qué opinaban sobre esta propuesta, qué pensaban sobre participar, y la mayoría de estas comunidades que fueron 523 a las que les preguntamos, nos dijeron que estaban de acuerdo; que sí era necesario y urgente, porque nuestras comunidades estaban en peligro, que se había desatado una fuerte guerra contra las comunidades para despojarlas y desaparecerlas, por eso no había este interés por querer solucionar los problemas de las comunidades.
Hay comunidades enteras que tienen años queriendo resolver la situación de la tierra y no hay para cuando; al contrario, hay más represión y menos se les da una atención. Entonces dijimos sí vamos a participar pero será a través de un Concejo Indígena de Gobierno. Un Concejo que estaría integrado por diferentes hermanos indígenas de los diferentes pueblos de México, esos concejales serían los que estarían conformando ese gran Concejo Indígena de Gobierno, y que aquí están presentes algunas compañeras miembros concejalas de este Concejo Indígena de Gobierno, y que a la fecha van 154 concejales. Ahorita nada más están unos poquitos, pero son varios y más que están agregándose. Hay comunidades que están analizando y viendo a quién van a proponer para que integren a este Concejo.
¿Entonces por qué se propuso que fuera un concejo? Porque los pueblos dijeron que se vean los problemas, pero también vamos a organizar algo diferente, algo que surja desde abajo. Porque los problemas solamente los va a poder resolver las mismas comunidades, no va a haber de veras una respuesta de arriba si no hay una organización de abajo. Entonces nuestra propuesta, por eso a veces no se entiende, porque es diferente a los partidos, porque no queremos solamente participar para llevar a alguien y que se quede allá arriba, sino queremos que haya una organización desde abajo, desde las comunidades, que seamos nosotras mismas las que nos demos la mano y que juntos busquemos cómo le vamos a hacer para resolver nuestros propios problemas, cómo le vamos a hacer para proteger nuestras tierras y ya no las sigan despojando por este sistema capitalista.
Entonces esa propuesta es colectiva, es de todos los pueblos, y este Concejo Indígena de Gobierno es el que estaría obedeciendo al pueblo organizado. Entonces si queremos que nuestras comunidades sigan existiendo con sus aguas, con sus árboles, con sus riquezas que tienen en la tierra y territorio, pues solamente lo vamos a lograr organizándonos, dándonos la mano. Acabamos de bajar de la sierra de Manantlán, de Ayotitlán, donde también hay ya tres concejales nombrados, y hay otras comunidades acá para la Sierra de Manantlán que son Cuzalapa, Chacala; entonces, yo les decía y les platicábamos, si toda esta región se organizara, las comunidades, y juntos le pensaran cómo hacerle para proteger y que no siga avanzando este capitalismo destructor que quiere acabar con las comunidades y quiere sacar a los habitantes de las comunidades, y nosotros como miembros de comunidades le estorbamos al capitalismo, por eso no le importa que haya muertos, por eso no le importa que haya desaparecidos, encarcelados.
Entonces solamente lo que ha traído es esa destrucción, por eso pensamos que nuestra propuesta es que como hermanos, como pueblos indígenas, tenemos que organizarnos desde abajo, desde nuestras comunidades; y como es una propuesta que no sólo es para los pueblos indígenas sino para todo México, porque pensamos que el día que las comunidades indígenas, sus aguas se contaminen, también va a afectar a los hermanos que están en la ciudad. Entonces nuestra lucha es más amplia, una lucha que surge desde los pueblos pero que es para todo México.
En esta lucha tenemos que estar organizados y unificados, comunidades indígenas, pueblos indígenas, con hermanos de la ciudad que serían maestros, jóvenes, mujeres, todos. Todos tenemos que pensar juntos cómo vamos a reconstruir este México que cada vez lo están acabando los que solamente piensan en el dinero, que solamente piensan en el poder del dinero para despojar a los que menos tienen. Entonces, esta propuesta por eso es diferente. Por qué no pensar que puede haber algo diferente, por qué no pensar que puede surgir realmente esa organización desde abajo y que juntos luchemos por este México. Por qué no pensar que las comunidades juntas y dándonos la mano, podemos defender nuestras tierras, nuestros territorios, nuestros árboles, nuestras aguas, y juntos con nuestros hermanos que están en la ciudad y que también han venido luchando, pues que juntos pensemos qué México queremos, cómo lo vamos a reconstruir desde abajo.
¿Por qué? Porque nuestra propuesta no es solamente de aquí al 2018, nuestra propuesta es después del 2018, cómo vamos a quedar después del 2018. Entonces ese llamado que hacemos a esta comunidad como hermanos que somos, de que pensemos que nuestra palabra que ha sido por años ignorada, olvidada, abandonada y despojada, que es el momento de que los pueblos hablen, es el momento de que los pueblos nos unamos y juntos peleemos por la vida de todo México y el mundo. Porque este sistema destructor no solamente va a acabar a los mexicanos, va a acabar a todo el mundo y lo estamos viendo y los estamos sintiendo con los cambios que se están sintiendo ya, que las lluvias ya no son como eran antes, los calores y los fríos todos tienen una causa. Entonces, hermanos de aquí de Zacualpan, eso es lo que nos hizo pensar de que teníamos que dar un paso más adelante para luchar por todos y porque queremos seguir conservando lo que tenemos, y porque atrás vienen muchos niños que es a los que les vamos a heredar lo que nosotros sepamos realmente cuidar y no permitir que se lleven esas riquezas tan importantes que tenemos en nuestras comunidades.
Entonces lo que queremos es que el pueblo organizado sea el que mande y el gobierno sea el que obedezca; y es algo que ya se viene viendo en las comunidades cuando se le da algún cargo a los que representan alguna comunidad. Si éste no responde de acuerdo a las necesidades de la comunidad, las asamblea lo quita y pone a otros, y eso es lo que queremos hacer pero en grande, para todo México. Por eso queremos y soñamos, y tenemos todo el entusiasmo de que los pueblos queremos seguir existiendo, queremos seguir conservando lo que tenemos y sobre todo que somos los responsables de cuidar eso que nos han heredado, y tenemos la obligación de cuidarlo para pasárselo a los que vienen atrás.
Entonces es un llamado hermanos de aquí a que nos demos la mano y que nos olvidemos de todo lo que a veces viene a separarnos, viene a pelearnos entre nosotros. Que pensemos que si no nos damos la mano nuestras comunidades van a desaparecer; que si no logramos ponernos de acuerdo para defender nuestra autonomía en cada comunidad, en cada pueblo, en cada región, nadie más lo va a hacer. Entonces esa es nuestra invitación, por eso se decidió participar en este proceso electoral, pero esto va mucho más allá del 2018 y esta propuesta es una propuesta en donde queremos que haya vida y vida para todos.
Gracias hermanos.
radio
Congreso Nacional Indígena

(Español) Actividades del CIG y la vocera el jueves 30 de noviembre

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

11:00 HRS Encuentro con el pueblo Nahua de la Sierra de Manantitlan en Ayotitlán, Jal.

16:00 HRS. Encuentro del CIG y su vocera Marichuy con el pueblo Nahua de Zacualpan, Colima.

radio
Serapaz

(Español) Se podría desencadenar la violencia en Chalchihuitan peor que en Acteal

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El 24 y 25 de noviembre se documentaron  hechos muy lamentables , 4873 personas entre hombres, mujeres, niños y niñas ancianos y ancianas viven en condiciones de desplazados, viviendo la mayoría en las montañas con mucho frío en la noche, otros están viviendo en la cabecera de Chalchihuitan. Hay muchos enfermos sobre todo niños y niñas, ancianos y ancianas, hay varias mujeres embarazadas, no pueden salir a buscar sus alimentos porque están bloqueados los tres caminos de salidas y entradas, solamente por la vía Simojovel hay acceso.

Se necesita urgentemente: maíz, frijol, cobertores, medicinas, doctores, maseca, sal, azúcar, jabón, ropa para niños. Hay varias casas quemadas.

Por favor, urge nuestra solidaridad nacional e internacional, para atender esta crisis humanitaria. También, urge que se resuelva este conflicto para que no suceda algo peor que Acteal.

Antecedentes[1]:

La violencia y el conflicto son por los límites territoriales entre Chalchihuitán y Chenalhó que data de 45 años sin solución, ocasionada por la ineficacia e intereses de grupos de poder, de las instituciones de los gobiernos federal y estatal. Esto dio cause a la confrontación entre dos pueblos cuando en 1975 San Pablo Chalchihuitán obtuvo su Reconocimiento y Titulación de Bienes Comunales (RTBC) que se ejecutó en 1980, beneficiando a 1,787 campesinos con 17,948 hectáreas. En la ejecutoria se entregaron 17,696 hectáreas y en 1981 se entregaron 252 hectáreas más, como complemento a la RTBC. Y se inconformó el municipio vecino Chenalhó, Chiapas. En el aspecto legal, desde 2005 hay demanda de juicio vigente con número de expediente 181/2005, está actualmente en el Tribunal Unitario Agrario 03 de Tuxtla Gutiérrez, esperando la sentencia solicitada.

Comunidades con sus habitantes cifras aproximadas, están en calidad de desplazados:

  • Comunidad de Ch’en Mut: 700 habitantes, 120 familias
  • 8 mujeres embarazadas
  • Comunidad de Pom: 436 familias, más de 2000 habitantes, 100 mujeres embarazadas
  • Tzomolton:107 familias, 800 habitantes, 6 mujeres embarazadas
  • C’analumtic:191 familias, 600 habitantes
  • Bejelton: 30 familias, 150 habitantes
  • Tulantic: 50 familias, 350 habitantes
  • Vololch’ojon: 40 familias, 150 habitantes
  • Cruz c’ac’ao nam: 200 habitantes
  • Cruz ton: 20 familias desplazadas, 73 personas

4873 personas son desplazadas

Comunidades afectadas, pero no desplazadas:

Balunac’o, Cotolchij, Lobolaltic, Pacanam, Pat C’anteal, Chiqun xulum, Saclum

**Fuente de información: las autoridades de cada comunidad afectada y del ayuntamiento, párroco Sebastian. cel 9191442128

Para apoyar, comunicarse en Caritas de la Diócesis de San Cristobal de las Casas con la coordinadora. Norma cel: 9671203722″

1] De la Acción Urgente del Centro de Derechos Humanos, Fray Bartolomé de las Casas https://frayba.org.mx/accion-urgente-violencia-generalizada-en-los-municipios-de-chalchihuitan-y-chenalho/

radio
Organizaciones e individuos

(Español) Organizaciones se posicionan frente a iniciativas en materia de Seguridad Interior

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Diversos grupos parlamentarios han presentado distintas iniciativas de ley, denominadas de “seguridad interior”, a fin de legalizar la intervención de las Fuerzas Armadas en el ámbito de la seguridad pública. Dichas iniciativas parten del hecho de que actualmente no existen las capacidades policiales para hacer frente a la grave situación de inseguridad por la que atraviesa el país. Sin embargo, e independientemente de que varias de esas iniciativas contienen peligrosas ambigüedades y otorgan atribuciones que deben corresponder exclusivamente a instituciones civiles, normalizar la intervención de las Fuerzas Armadas en labores policiales contribuiría a perpetuar la situación que se busca subsanar. Si hoy los gobiernos federal y estatales no han cumplido con su obligación legal de construir corporaciones de policía eficaces, menos aún lo harán si cuentan con el recurso legal para encubrir dicho vacío institucional con requerimientos de intervención militar.

Debemos, en cambio, centrar la atención política y legislativa en el fortalecimiento de nuestras instituciones de seguridad pública. Sólo así podremos resolver de fondo, y a largo plazo, la crisis de violencia, inseguridad y violaciones graves a derechos humanos en el país. Es por ello que, en lugar de legislar para perpetuar y arraigar el despliegue operativo de las Fuerzas Armadas, proponemos:

  1. Respeto irrestricto al marco jurídico constitucional e internacional. La aprobación de una “Ley de Seguridad Interior” o de un capítulo de Seguridad Interior en la Ley de Seguridad Nacional, atentaría contra la Constitución y contravendría los tratados internacionales que México ha ratificado.
  2. Adopción de medidas excepcionales sólo a partir de los mecanismos ya previstos. La vía adecuada para despliegues extraordinarios del Ejército es el artículo 29 constitucional. Actualmente no contamos con una ley reglamentaria de este artículo, y no se cuenta con una iniciativa que contemple verdaderos contrapesos y mecanismos de vigilancia. Los proyectos en discusión no son acordes con las normas internacionales en la materia.
  3. Es fundamental un plan de fortalecimiento de las policías en todos los niveles de gobierno, cuyas normas y entrenamientos expresamente integren los principios de legalidad, proporcionalidad y absoluta necesidad. Además, es indispensable legislar sobre el uso de la fuerza.
  4. Reformar a las policías, sin embargo, no será suficiente. Es necesario reformar también las procuradurías, fortalecer al Poder Judicial y atender la crisis penitenciaria.
  5. Se deben cumplir las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y definir un plan de retiro paulatino de las Fuerzas Armadas de las tareas de seguridad.

Seguir dependiendo de las Fuerzas Armadas no va a fortalecer nuestras instituciones de seguridad pública; coadyuvará al desgaste de dos de las instituciones más importantes del país: el Ejército y la Marina; perpetuará la grave crisis institucional por la que atravesamos, y sólo contribuirá a que la Federación y los estados sigan incumpliendo con lo estipulado en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el SIDEPOL y los acuerdos del Consejo Nacional.

Por lo antes expuesto, nos oponemos categóricamente a la expedición de una ley o de reformas que permitan a las autoridades federales, estatales y municipales, continuar evadiendo sus responsabilidades constitucionales en materia de seguridad pública. Es el momento, en cambio, de emprender la inaplazable construcción de instituciones y capacidades civiles para afrontar la crisis de inseguridad y violencia por la que atraviesa el país.

(Continuar leyendo…)

radio
Resumen Latinoamericano

(Español) Otro mapuche asesinado para que los terratenientes “vivan en paz”

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Carlos Aznárez – Resumen Latinoamericano, 26 noviembre 2017

 

Un nuevo comunero mapuche asesinado. Se llama Rafael Nahuel y su nombre se suma al de Santiago Maldonado y una larga lista de luchadores y luchadoras marcados a fuego por el Sistema. Esta vez no podrá haber pistas falsas ni ocultamiento durante meses de lo sucedido. Los uniformados que operaron a las órdenes del juez lo hicieron a la luz del día. Pertenecen al temible grupo de la Prefectura Naval, los Albatros, que durante la dictadura militar y en otros episodios ligados al golpismo que sufrió Argentina durante décadas, actuaban con total impunidad cazando y asesinando militantes políticos. Como ahora, exactamente como ahora, en que las órdenes las reciben de un gobierno que se dice “democrático” y poco a poco va instalando una auténtica dictadura militar. Para ello cuenta con prefectos, gendarmes, policías de distintos uniformes y también con la complicidad de muchos y muchas que llegado el momento de repudiarlos, los votan. O sea, impunidad para sus crímenes con aval “popular”, que es lo peor que le puede suceder a un pueblo.

Lo que está ocurriendo en el sur, en la Patagonia mapuche es muy grave. Léase que no escribo “argentina” cuando me refiero a ese territorio, porque fueron los antecesores de estos que gobiernan actualmente, los que les arrebataron esas tierras ancestrales a sus legítimos dueños, el pueblo mapuche. En realidad, es un calco de lo que ocurre en casi todo el continente que en sus mejores momentos (cuando no habían llegado “ellos”) se denominaba Abya Yala.
Son precisamente en esas tierras en disputa, donde el gobierno de los ricos, el de Macri, en el plano político y Patricia Bullrich (la ministra de Seguridad) en el quehacer represivo cotidiano, desea asegurar una paz de los cementerios para que sus amigos que hoy las poseen, los Benetton, los Lewis y una larga lista de terratenientes millonarios puedan seguir usufructuando de las mismas. Esos mismos y siniestros personajes que nucleados en la Cámara de Comercio o en la Sociedad Rural de Bariloche, Rio Negro o Neuquén, salían a festejar el asesinato de Nahuel al grito de “un indio menos”. Claro que Macri podrá argumentar que el problema no comenzó con él, sino que fueron todos los gobiernos que le precedieron los que abrieron el camino de entregar la Patagonia a las trasnacionales y al latifundismo, es cierto, pero es el actual presidente el que hoy ha decidido aplicar un plan de exterminio contra los auténticos y originarios habitantes de esas tierras. Desde que llegó a la Casa Rosada, puso a rodar la data de que en el sur “operan grupos terroristas”, potenció el nombre de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) en grados superlativos, imaginó junto a su ministra de Seguridad que allí también hay “gente de las FARC, los Montoneros y hasta de ETA”. Suena imbécil pero hay muchos que por desgracia, lo creen de la A a la Z porque “lo dice la tele”. Armaron entonces toda una ensalada de siglas con el único objetivo de generar el clima en la población de que “a esos indios hay que matarlos a todos”, como suele leerse en las redes o en los foros de los medios hegemónicos. Medios estos que ayudan a poner en la superficie este tipo de conjeturas y mentiras, y que luego cuando ocurre un crimen como el actual, son los que titulan “mapuche muerto en un enfrentamiento” e insultan el sentido común, apuntando que “se resistió con piedras”, pero no remarcan que el joven mapuche fue ametrallado.

Para “pacificar a estos salvajes”, como en algún momento de nuestra historia sentenció y llevó a la práctica el genocida general Julio A.Roca entra en juego la idea de Bullrich de militarizar ese territorio, igual que lo viene haciendo durante todo su mandato Michelle Bachelet en Chile. Quien hoy quiera recorrer esa zona a ambos lados de la Cordillera se encontrará con cientos de gendarmes, prefectos, policías, carabineros, y hasta soldados israelíes (que vienen a vacacionar al sur del mundo para descansar de sus continuas masacres del pueblo palestino). No olvidar que al Estado terrorista sionista, siempre, desde Teodoro Herzl en adelante, le interesó la Patagonia como objetivo de vida futura. Es lógico, allí hay agua, hay minerales, hay excelente explotación turística, y hasta petróleo.

De allí que no asombre lo que ahora está ocurriendo. El plan imperial y de la oligarquía local, al igual que lo que ocurre con los palestinos o con los zapatistas, consiste en expulsar de sus tierras a los Mapuche, ponerlos en la mira de la criminalización constante, difamarlos, estigmatizarlos y luego comenzar a cazarlos como animales. Y a todo aquel que los apoye o se solidarice, también meterle el terror o la muerte en la piel, como ocurriera con Santiago. Coincidentemente con esos operativos de guerra contra un enemigo construido desde los medios, también el Gobierno desarrolla otra tarea “necesaria” para sus fines. Amedrentar a la población en general, golpearla con medidas de capitalismo salvaje, que desde que Macri llegara al poder se vienen aplicando un día sí y otro también: despidos, cierre de fábricas, inflación galopante, eliminación de conquistas sociales logradas a fuerza de lucha, impunidad y puerta abierta de las cárceles para los genocidas de la dictadura militar, apagón informativo para que las medidas neoliberales se deslicen sin oposición, cooptación de dirigentes sindicales y persecución a sus pares que no bajan los brazos, ataques judiciales y encarcelamiento de luchadores y luchadoras, aprietes a la luz del día para lograr que quienes deberían convocar a la movilización pacten bajar su discurso y propongan “asegurar la gobernabilidad”.

Son mil y uno los ataques a las posibilidades de reacción popular, pero sin embargo no pueden ni podrán ocultar lo que se ha hecho evidente.Este Gobierno es parte fundamental de la escalada imperialista en Sudamérica, responde al FMI y al Banco Mundial, y como tal busca amordazar con hambre y represión la respuesta de un pueblo que hasta en las peores circunstancias dio muestras claras de resistencia y lucha. De eso se trata, de que las calles, las plazas y los confines más remotos de este país, muestren el repudio al terror, a los crímenes contra el pueblo mapuche, a las políticas de exterminio social contra el resto de la población. Si no se hace ahora, ellos seguirán ganando terreno y después no servirá de nada quejarse del estado de destrucción social al que se ha conducido al país. Ya se vivió con la dictadura, con Menem y con De la Rúa. Es cuestión de autodefensa no permitir que se repita.

radio
Movimiento de Mujeres en Defensa del Territorio

(Español) Pronunciamiento del Movimiento de Mujeres en Defensa del Territorio

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

25 DE NOVIEMBRE
DIA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES”
PRONUNCIAMIENTO

En el marco del Día Internacional de Lucha Contra la Violencia Hacia las Mujeres, el pasado 23 y 24 de noviembre nos dimos cita mujeres, hombres, niñas y ancianas de distintas regiones de Chiapas, México y el Mundo en la Quinta Asamblea del Movimiento en Defensa de la Tierra, el Territorio y por la Participación y el Reconocimiento de las Mujeres en las Decisiones para denunciar el aumento de la violencia directa, institucional y estructural cuya emergencia y gravedad tenía que atender la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para las Mujeres de Chiapas (AVGM) y que el gobierno de Chiapas no ha cumplido.

Durante estos días compartimos testimonios de como la violencia hacia las mujeres y el feminicidio en Chiapas no es un problema que únicamente deban resolver hombres y mujeres en el ámbito privado, las familias en sus relaciones, comunidades al interior de los pueblos y organizaciones civiles en la promoción y defensa de derechos, es una responsabilidad sobre todo del Estado ya que la dimensión de la violencia feminicida tiene sus orígenes y causas en la violencia estructural como la pobreza, discriminación, injusticia, misoginia, desigualdad de clase, género, etnia edad, preferencia sexual, etc. que se reproduce desde las instituciones y agentes del Estado patriarcal.

Desde que se Declaró la Alerta de Violencia de Género, el pasado 18 de noviembre de 2016, el gobierno de Chiapas y el gobierno federal debieron implementar acciones de emergencia en materia de prevención, justicia, reparación del daño y una amplia difusión de mensajes de cero tolerancia a la violencia contra las mujeres, sin embargo en distintas ocasiones hemos denunciado que eso, hasta el día de hoy, no ha sucedido.

(Continuar leyendo…)

radio
Congreso Nacional Indígena

(Español) Palabras de María de Jesús Patricio Martínez, vocera del CIG, en Texcoco. 24 de noviembre de 2017

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Hermanas y hermanos de la región del lago de Texcoco:

Hoy nuestros pasos caminan por estas tierras y no dejan de avisarnos que es la hora de nosotros los pueblos.

En el año 2006, cuando celebrábamos el Cuarto Congreso Nacional Indígena, nos enteramos de la brutal represión que el gobierno del Estado de México y el gobierno federal hicieron en respuesta a la digna resistencia en toda esta región. Desde ese entonces, nosotras y nosotros, que somos parte de este espacio que es el CNI, hemos estado atentas y atentos a sus pasos, y los que dan los malos gobiernos para dividir e imponer el despojo con el terror.

El Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México se construye sobre tierras campesinas, y las suspensiones judiciales que las comunidades logran con su lucha parecen ser letra muerta para los gobiernos que imponen con la represión sus proyectos capitalistas, usando grupos de choque que sirven a las empresas constructoras y los gobiernos de todos los niveles.

Este megaproyecto de muerte que Enrique Peña Nieto decidió iniciar nuevamente sobre las tierras de Texcoco y Atenco es el anuncio de un gran despojo, pues como es el modo capitalista están reacomodando toda la región, despojando terrenos ejidales, comunales o particulares para la construcción de autopistas y sacando materiales pétreos provenientes de minas sobreexplotadas para la construcción del aeropuerto. Y es un anuncio también que invita al olvido de la lucha de las mujeres por defender esta tierra, este territorio que quieren seguir aniquilado.

Sacan lodos del fondo del lago, muchos de ellos contaminados, para después depositarlos en socavones, afectando así los mantos freáticos. Los ríos que hoy se usan para la agricultura campesina los quieren reacomodar en redes de tuberías y canales. Todo con obras que están despojando a los pueblos de toda la región, en cuyas tierras quieren hacer también centros comerciales, fraccionamientos y zonas industriales para complementar el robo a los pueblos.

O sea que ya se repartieron estas tierras, condenando a los pueblos que hoy son sus dueños y guardianes a desaparecer. Y así lo hicieron con todo el país, se lo están repartiendo, condenando también a millones de mexicanas y mexicanos a que pierdan todo cuanto tienen, despojándolos de la tierra, de su forma de vida campesina, de su organización colectiva, del agua, de los bosques, para que se pierdan, nos perdamos, en el olvido, que es también nuestra muerte como pueblos.

Así como los de arriba se repartieron todo, haciendo una red de despojo, represión y explotación que divide y fragmenta los territorios indígenas, campesinos y urbanos, nosotras y nosotros también tejamos abajo la organización para detener la muerte que nos imponen, para resistir, para crear nuevas formas de organización nacidas de cada colectivo, decidir nuestro destino en lo pequeño y en lo grande y ejercer nuestro gobierno de abajo.

Esa es nuestra apuesta en el Concejo Indígena de Gobierno, es nuestro llamado a los pueblos aledaños al lago de Texcoco, a todo el País y a todo el Mundo a organizarnos, porque los capitalistas no están dispuestos a parar esos planes que tienen sobre nuestros territorios y buscarán imponerlos a costa de todos nosotros, sin importar nuestro color o el lugar donde vivimos.

Por eso, hermanas y hermanos, les decimos lo que nos encomendó la asamblea del Concejo Indígena de Gobierno y del Congreso Nacional Indígena, que es la hora de los pueblos, de organizarnos para decidir nuestro destino, a organizarnos y a gobernarnos.

A 24 de noviembre de 2017
Desde Texcoco, Estado de México.

Nunca Mas un México sin Nosotros.

radio
Congreso Nacional Indígena

(Español) Palabras de María de Jesús Patricio Martínez en la Universidad Autónoma del Estado de México, Ciencias Políticas, Toluca. 23 de noviembre de 2017

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Buenas tardes o noches, no sé bien qué hora es.

Gracias a todos y todas, gracias a los a maestros, a los alumnos, los jóvenes que pudieron venir, aquí estamos.

Yo creo que algunas de las preguntas ya fueron contestadas. Entonces yo nada más voy a darles a conocer la propuesta y ahí se van a ir contestando varias de las preguntas o dudas que fueron apareciendo pues. Precisamente el 12 de octubre de 1996, tal vez algunos se acuerden, se constituyó lo que se llamó el Congreso Nacional Indígena, en el Centro Médico en México, y estuvo presente la Comandanta Ramona.
En el 1995 nos convocaron a los pueblos indígenas de México nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que fue en el marco cuando estaba los Diálogos de San Andrés. Ahí reunidos los diferentes pueblos indígenas de México, que estuvimos la mayoría, empezamos a platicarnos los diferentes problemas que teníamos en cada región, en cada pueblo, en cada comunidad. Y curiosamente, aunque estábamos cada quien en lugares diferentes, los problemas se parecían, eran idénticos. Había conflictos de tierras, que por años han venido teniendo esos conflictos nuestras comunidades y que van pasando veces de generación en generación, porque son conflictos que nunca se resuelven, o tardan mucho, o están encimados entre las mismas comunidades.

Conflictos de salud, conflictos de lengua, vestido, organización, de despojar pues el proceso organizativo interno metiéndoles un modelo diferente. Total, había una serie de problemas que nos dijimos, bueno si tenemos los mismos problemas, si nos parecemos y somos de diferentes pueblos, es bueno tener un espacio donde nos encontremos, donde nos platiquemos y donde nos pongamos de acuerdo por dónde hay que caminar. Entonces por eso se constituye lo que es el Congreso Nacional Indígena un 12 de octubre de 1996; y ahí pues venimos caminando, y les quiero decir que desde entonces nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional han sido parte de ese espacio; que no es una organización sino un espacio done se encuentran los deferentes pueblos indígenas de México.

Entonces desde ahí empezamos a caminar. Ustedes fueron testigos cuando llegamos al Congreso para defender la Ley COCOPA que se llamó en ese tiempo, que fue resultado de los Diálogos de San Andrés y que traía los acuerdos mínimos pues, como una mínima puerta para que los pueblos indígenas fueran considerados como sujetos de derechos. Mas sin embargo se hizo una ley contraria, fueron traicionados los Acuerdos de San Andrés por los tres partidos principales. Y al contrario, se hace una ley contraria donde le quita derechos que ya se tenían en las comunidades y pueblos, se les quitan; y se hace una ley diferente, una ley donde a los pueblos se les considera como objetos y no como sujetos. También donde no se retoma lo de la tierra como parte de una comunidad, los recursos naturales, las aguas ¿Y por qué no se retomó? Pues porque ya tenían pensado qué pensaban hacer en nuestras comunidades, porque entonces después de que se hizo la ley federal, se hicieron las estatales, pero sujetas a la federal, entonces no había mucha protección en nuestras comunidades. Entonces de ahí venimos caminando y dijimos bueno, para las comunidades y nuestros pueblos nuestra ley va a ser los Acuerdos de San Andrés porque fue algo que todos los pueblos dijimos, y que era el ejercicio de la autonomía al interior de nuestras comunidades, fortalecimiento de nuestras comunidades.
Pero al ir caminando, y bueno para no hacerla muy larga, ahora que cumplimos los 20 años de caminar juntos los pueblos indígenas en este espacio del Congreso Nacional Indígena, tuvimos el V Congreso allá en Chiapas; y otra vez vimos y analizamos que nuestros problemas de nuestras comunidades estaban peor que hace 20 años. Vimos que había megaproyectos, había aguas contaminadas, había las eólicas con los pueblos que están acá por el Istmo, las concesiones para minas y pozos petroleros, los gasoductos, las autopistas que están acá por la región de Xochicuautla, y otros pues, allá en el norte los compas Yaquis con lo del agua. Entonces se vio que estaba más grave la situación y que, cuando había intentos organizativos, había represión, había encarcelamiento, había muertos, había desaparecidos; y como que lo que hacíamos como que cada vez era más difícil de hacer, de organizarnos.

Entonces, sí nuestros hermanos del Ejército Zapatista nos plantean pues esta propuesta, pero no como un fin electoral, como alguien comentaba pues, sino como un fin de organizarnos ante toda esta problemática que se tiene en las diferentes regiones del país. Entonces sí era visibilizar, pero a la vez era organizarnos, por eso hay un poco de confusión, al decir “bueno, si andan en este proceso por qué no piden votos”, entonces la propuesta ahí la discutimos dos días, porque había inquietudes de si sí o no, que no íbamos por ahí; pero ya después de que duramos dos días, llegamos a un acuerdo que sí se participaba, dijimos vamos a consultar a nuestras comunidades, fuimos y consultamos a 523 comunidades, y regresamos con la respuesta de que las comunidades estaban dispuestas a participar, entonces después de que se dice que sí vamos a participar; se dice pero vamos participar con un Concejo Indígena de Gobierno.
Un Consejo Indígena de Gobierno que estaría representado por diferentes hermanos indígenas de los diferentes pueblos indígenas de México. Y entonces empezamos a caminar llevando la información para que mandataran sus concejales y concejalas, que fueran hombre y mujer participando pues, que no solamente iba a ser de hombres, sino que también iba a ser la participación de mujeres. Entonces en mayo fue cuando se conformó el Concejo Indígena de Gobierno, eran 71 concejales que se llevaban nombrados en ese tiempo, y ahorita ya van más de 150 concejales, entre hombres y mujeres. Y esto sería un Concejo Indígena de Gobierno que estaría obedeciendo a un pueblo organizado.

¿Entonces qué se quiere con esto? Nosotros como Congreso Nacional Indígena sí surge la propuesta desde los pueblos, pero no solamente es para los pueblos indígenas sino para todo México. ¿Por qué surge desde los pueblos? Pues porque son los que han sufrido más, ya lo comentaban algunos concejales y concejalas. Y precisamente cuando escuchaba alguien que decía de los estudiantes de secundaria que ya no se dice que no son indígenas, es lo que están queriendo hacer, que perdamos nuestra identidad, que nos integremos a la civilización, que dejemos de pertenecer a una comunidad, que dejemos la lengua, que dejemos el vestido, que dejemos nuestras formas de organizarnos. Y sí, una forma como han sido atropelladas nuestras comunidades ha sido a través de los partidos políticos porque bien clarito cuando son tiempos electorales se acuerdan de que están los pueblos indígenas, y ahí están y llevan todo lo que ustedes saben: cachuchas, despensas, no sé, todo lo que llevan, pero luego ya no los volvemos a ver, se olvida, pero luego vienen otros seis años y otra vez ya se vuelven a acordar. Pero ellos siguen trabajando, por eso nosotros pensamos que quede quien quede es lo mismo y no va a cambiar desde arriba, tiene que cambiar desde abajo.

Por eso nuestra tarea principal, porque también hay comunidades que están muy metidas con esa ideología de los partidos o con la idea de que va a venir alguien y los va a salvar desde arriba, y no. Tiene que ser el cambio desde abajo, tenemos que construir algo nuevo desde abajo, principalmente nosotros en las comunidades, pensamos que tenemos que reforzar nuestras estructuras organizativas como comunidad, como pueblo. Tenemos que empezar a retomar cómo deben de caminar esas comunidades y luego con las demás comunidades de los lados, y luego como región, y luego a nivel nacional. ¿Para qué? Para parar todo este sistema capitalista destructivo de nuestras comunidades que solamente vienen por el agua, por las tierras para despojarnos de esas riquezas, que vienen a contaminar las aguas, vienen a traer los grandes proyectos disfrazados de dádivas; vienen y nos dan, nos endeudan, pero porque ya tienen planeado qué es lo que esperan hacer en la tierras de los pueblos indígenas.

Entonces por eso, compañeros, compañeras, nuestra propuesta se confunde, porque es algo que tenemos que imaginar juntos. ¿Cómo vamos a construir desde abajo? Los pueblos indígenas ya estamos pensando cómo, pero también esta propuesta va para los trabajadores del campo y la ciudad, los explotados, que gracias a que hay explotados está el capitalismo. Pero el día en que nos organicemos todos vamos a poder implementar algo nuevo desde abajo, por eso sí nos hemos planteado la unidad, pero no con los candidatos allá arriba, sino con la gente abajo, con los que están cerca, con nosotros pues, que es de donde tiene que surgir el poder, del pueblo, un poder articulado, pueblos indígenas y hermanos que están en la ciudad también, los que ya están pensando o los que ya han luchado de alguna u otra forma, con las mujeres, con los jóvenes, con los migrantes.

Y por eso en una primera reunión que tuvimos el Concejo Indígena de Gobierno ahora en agosto, pensamos por dónde se le pudiera ir caminando, y se crearon nueve grupos de trabajo. Porque surgió la pregunta ¿cuál es su plan de acción? Pues no hay, tiene que surgir desde abajo, porque siempre estamos acostumbrados a que alguien nos va a traer ya algo hecho, y nosotros pensamos desde los pueblos que tiene que surgir del acuerdo de abajo para que tenga una solidez.

Entonces nos planteamos que uno de los temas fuera tierra y territorio, la otra autonomía, las otras mujeres, el otro jóvenes y niños, la otra diversidad sexual, la otra justicia, el siete personas con capacidades diferentes, el ocho migrantes y desplazados, y el nueve trabajo y explotación, son los temas por donde creemos que pudiéramos ir caminando, empezando a caminar. Y se tienen que consolidar con la participación de todos, ni siquiera los pueblos indígenas van a decir lo que se tiene que hacer. Tiene que ser entre todos que vamos a construir algo nuevo, diferente. Si estamos diciendo que las estructuras que se tienen están solamente atentando contra la vida de todos, pues tenemos que construir algo nuevo que nos dé vida para todos, entonces por eso nuestra propuesta. Pensamos que no es solamente para México, sino que es para el mundo, porque los problemas que ha generado el capitalismo, que son problemas de muerte, destrucción, de guerra, ese está en todo el mundo. Entonces por eso nuestra propuesta no solamente es de ahorita al 2018, sino después del 2018. ¿Cómo nos vamos a preparar para lo que viene? Los pueblos indígenas estamos mirando que se va a venir una guerra más fuerte después del 2018 y por eso es necesario articular esas diferentes fuerzas; pueblos indígenas y sociedad civil, con sus diferentes sectores.

Entonces esa es la propuesta principal, por eso no nos interesa mucho llegar arriba al poder, porque sería lo mismo, sería quitar y poner, ¿y abajo qué? Entonces así quede quien quede… porque algunas comunidades nos decían puedo votar por fulano. Pues voten, si quieren voten, pero organícense porque si no hay organización vamos a seguir dejando que sigan acabando con nuestro México.

Los pueblos indígenas sí estamos preocupados porque ha muerto mucha gente, y pensamos que en las ciudades también, hemos visto, hemos escuchado muchos dolores en este caminar que hemos dado. Y pensamos que la situación se va a venir más grave si no logramos organizarnos, si no confiamos en los que están a nuestro alrededor y empezamos a pensar juntos cómo vamos a reconstruir a este México, los estudiantes como estudiantes, los maestros como maestros, los obreros, todos.

Entonces ésa es nuestra propuesta, por eso más que llevar regalos llevamos mucho trabajo, que tenemos trabajar y tenemos que empezar a articularnos si queremos que ya no siga acabándose este México que tenemos.

No sé si quedaron contestadas la preguntas o quedaron más dudas.

radio
Congreso Nacional Indígena

(Español) Palabras de María de Jesús Patricio Martínez, vocera del CIG, en Huitzizilapan. 22 noviembre 2017

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Buenas tardes hermanos y hermanas de esta comunidad Huitzizilapan y de otras comunidades vecinas que están aquí también presentes.

Un saludo de parte del Concejo Indígena de Gobierno, aquí estamos una parte, un saludo a las autoridades de este lugar.

Mi participación quisiera enfocarla más a esta propuesta que traemos y les quiero comentar, hermanos, ya un poco mencionaba el compañero Juan Dionisio lo del Congreso Nacional Indígena, les quiero decir que en el año de 1996 un 12 de octubre, un día muy señalado para todos los pueblos indígenas que fueron masacrados, ese día se constituye el Congreso Nacional Indígena; pero antes, a un llamado que hacen los hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, se convoca al Primer Foro Nacional Indígena y ahí reunidos la mayoría de los pueblos indígenas de México nos pusimos a platicar y nos pusimos a escuchar cada uno, y vimos los problemas que había en cada lugar, en cada región, en cada pueblo, en cada comunidad, y escuchábamos toda la problemática y se parecían, así todos los pueblos teníamos conflictos de tierra, conflictos de agua, conflictos de salud, de la lengua, del vestido, de la organización.

Y entonces todos dijimos “es necesario, si nos parecemos, si tenemos lengua, vestido, tierra, territorio, una organización propia como comunidades, ¿por qué estamos separados? Tenemos que buscar un lugar donde nos juntemos, donde nos platiquemos, donde analicemos, cómo le vamos a hacer para proteger nuestras comunidades, cómo le vamos a hacer para fortalecer nuestros pueblos”. Y entonces platicando, se desarrolló un segundo foro, igual se siguió pensando qué nombre se le daría y ya en el 96 ahí se decide formar lo que se le llamó Congreso Nacional Indígena, no como una organización sino como un espacio de encuentro de los diferentes pueblos indígenas de México.

Por qué no una organización, decían, porque en una organización hay quien dirige y hay quien obedece, y lo que queríamos hacer era un espacio donde todos se sintieran igual, que no fuera un pueblo más, un pueblo menos, sino que todos fuéramos iguales, donde llegaran y dijeran “mira, vamos a hacer esto, hay que acomodar”, que todos se sintiera que era su casa. De ahí se formó el Congreso Nacional Indígena, estuvo presente la comandanta Ramona por parte de las comunidades de Chiapas, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, entonces ellos también han sido parte de este espacio como pueblos y como comunidades.

Fuimos caminando, para no a hacerla tan larga, ahora que cumplimos este quinto congreso que se realizó allá en Chiapas, otra vez nos juntamos los diferentes pueblos indígenas que hemos caminado en ese espacio, lo que es el Congreso Nacional Indígena, y otra vez analizamos, otra vez vimos que los problemas estaban peor que cuando nos juntamos hace veinte años. ¿Y cuáles eran los problemas? Pues que había muchas minas que estaban en los territorios indígenas, en las comunidades, y que estaban despojando de ese recurso de esa comunidad y que lo que estaban dejando a la comunidad era una contaminación y era un destierro de las comunidades, el agua contaminada. También se vio que hay varias concesiones para pozos petroleros, para sacar el gas, hay otras regiones que dicen que se están apropiando de las aguas, y yo escucho aquí que es parecido a otras regiones, donde el agua se la están llevando o la están queriendo usar algunas empresas, megaproyectos, y están dejando sólo contaminación y muerte a las comunidades. Se vio que ante los intentos de defender el territorio había mucha represión, muchos encarcelados, muchos muertos, muchos desaparecidos y entonces se vio que la problemática estaba peor ahorita.

Entonces otra vez nuestros hermanos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional nos dan esta propuesta, y nos dicen: si ustedes encuentran otra nos unimos, nosotros ya no le encontramos y nos proponen participar en este proceso 2018, no para llegar y ocupar un puesto allá arriba, sino para -lo que ustedes dijeron hace rato- visibilizar los problemas que se tienen en nuestras comunidades, en nuestras regiones, en nuestros pueblos y que es una problemática a nivel nacional; ése sería uno de los propósitos, otro reto es poner la problemática indígena a nivel nacional y ver que ahí están los pueblos indígenas y con sus problemas más fuertes que antes, con ese despojo, con esa contaminación de agua, con ese desprecio, con ese abandono, con proyectos de fuera que vienen con el fin de dividirnos, de pelearnos al interior.
Y la otra es que en este proceso los pueblos indígenas tenemos que unirnos, tenemos que articularnos si queremos seguir teniendo nuestras comunidades, si queremos seguir teniendo vida, y la vida es íntegra, con nuestras aguas, con los cerros, con las plantas, con los animales, con los habitantes, con las propias formas de organizarse de cada lugar y cada región, cada comunidad. No nos tienen que imponer de fuera, tiene que ser desde dentro.

Entonces se dijo que era para eso y entonces los que estuvimos ahí al principio dijimos “pues es que nosotros dijimos que por ahí no íbamos a caminar, que nuestra organización no era parte de los partidos porque los partidos nos han dividido en las comunidades, por eso dijimos que no le íbamos a entrar”. Pero ya cuando nos aclaran cual sería este propósito y pues ya acordamos dos días de discusión, acordamos que sí le entrábamos los que estábamos ahí, pero dijimos vamos a ir preguntar a nuestras comunidades, a ver qué piensan ellas, a ver qué opinan, y fuimos y platicamos y nos dimos un tiempo para ir a platicar, fue en octubre y regresamos en diciembre con la respuesta, y la mayoría de las comunidades dijeron que estaban dispuestas en participar, que no le veían otra salida.

Entonces dijeron: sí le vamos a entrar pero va a ser a través de un Concejo Indígena de Gobierno, un Concejo Indígena de Gobierno que estaría representado por diferentes hermanos indígenas de los diferentes pueblos indígenas de México, comunidades, región o como según se organiza. Y entonces por eso se conforma y ya nos dimos otro tiempo, otra tarea para ir a ver lo de los diferentes concejales y concejalas, y se dice “va a participar hombre y mujer, no solamente hombre, no solamente mujer, tienen que participar ambos, tienen que participar ambos, si queremos que realmente fortalezcamos nuestras comunidades, tienen que participar hombres y mujeres”.

Entonces ya regresamos a nuestras regiones, se trabajó y de conformidad cada pueblo, cada región sacó sus concejales y volvimos a regresar en mayo y ahí en mayo fue cuando se constituyó lo que es el Concejo Indígena de Gobierno. Iniciamos con 71 concejal y ahorita vamos más de 150, y se siguen agregando y no importa que seamos 500, ellos son el Concejo Indígena de Gobierno, que estaría mandando obedeciendo al pueblo, como tendría que ser, escuchando realmente al pueblo organizado, y llevando adelante la misma organización desde las comunidades, desde las regiones, para lograr juntos resolver los problemas. Ésa es la tarea de los concejales, ya decía Juan Dionisio, esa articulación de las comunidades, aquí en el Estado de México hay varias.

Yo veo mucha pobreza, las comunidades que he recorrido, he visto que tienen muchos recursos naturales, plantas, bosques, tierra, agua y que poco a poco se las están quitando, por lo menos las que yo he recorrido. Y ustedes saben más que yo, pero yo he escuchado la problemática y es tarea de los concejales recorrer y visitar las comunidades, ser la articulación, porque solamente -alguien ya lo decía- nosotros solos vamos a resolver los problemas, nadie más. Nadie más porque los que llegan al poder no les interesan nuestras comunidades, sí vienen en tiempos de elecciones, vienen y les traen -ustedes saben más que yo-, traen despensas, y hay personas yo he visto que (inaudible) y qué pasa después, queda lo mismo y los problemas ahí están y tal vez peor.

Entonces si no nos organizamos nosotros desde nuestras comunidades, con nuestra propia estructura organizativa desde abajo y si no logramos defender nuestra tierra, nadie la va a defender, tenemos que ser nosotros mismos. Tenemos que unirnos, organizarnos las diferentes comunidades, pueblos, regiones y ver cómo salir adelante si queremos seguir conservando nuestra tierra, nuestro territorio, nuestras aguas, nuestros bosques. Entonces por eso andamos recorriendo las diferentes comunidades, llevando la palabra a la cual nos comprometimos. No va a venir de arriba quien nos venga a resolver nuestros problemas, tiene que surgir de abajo.

Por eso es una propuesta de entre los pueblos indígenas para México es para todos, en este caminar que hemos ido articulando a organizaciones o hermanos que están en la ciudad y que también se están organizando porque no le ven más salida a los problemas que se viven. Entonces los pueblos indígenas solitos no van a poder desterrar este sistema capitalista que solamente ha traído destrucción y muerte para nuestros territorios, nuestras comunidades.

Entonces tenemos que pensar hermanos, cómo le vamos a hacer, cómo nos vamos a organizar. A veces entre nosotros nos han hecho pelear y estamos divididos, y eso le favorece al capitalismo, eso quiere, vernos divididos, vernos peleando entre nosotros para dejarles tranquilamente que se lleven las riquezas que hay en nuestras comunidades. Pero creo que es el momento de pensar qué vamos a dejar a los que vienen atrás, cómo vamos a hacerle para poder proteger nuestro lugar de que ya no lo sigan destruyendo y no se sigan robando lo que tenemos en nuestros territorios, por eso les interesan nuestras comunidades, por eso nos visitan, por eso dicen y sacan lo lindo de las comunidades, el folclore, las fiestas, pero no sacan los problemas reales. Pero nosotros los vamos a sacar y ustedes van a sacarlos a través de sus concejales, ellos van a ser la voz de cada pueblo, de las regiones ellos son los que van a llevar a dar a conocer a otros pueblos la problemática que están viviendo aquí y también los intentos organizativos que están llevando, que he escuchado, pues hay que seguir reforzando, hay que seguir uniéndonos porque solamente así vamos a poder defender nuestro territorio, nuestras tierras, nuestras comunidades.

Entonces ésa es la propuesta, ése es nuestro trabajo y vamos a recorrer las diferentes comunidades y pueblos indígenas de este país para llevar esa palabra y juntos pensar cómo le vamos a hacer para seguir conservando esa vida para todos.

Gracias hermanos.

Página 1 de 21412345...102030...Última »