Noticias:

Mumia Abu-Jamal

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Mumia Abu-Jamal

James Baldwin: guerrero de la palabra -texto de Mumia Abu-Jamal

Nació en el Hospital Harlem, Nueva York, el 2 de agosto, 1924, por extraño que parezca, el mismo año en el que mi madre nació en el Sur de Estados Unidos.

Su nombre era James Arthur Jones al nacer de una madre bendecida con el regalo de la fertilidad, y de un padre que él nunca conoció.

A la tierna edad de tres años, su nombre fue cambiado por su padrastro, quien le regaló el apellido «Baldwin», un nombre que ha resonado en el mundo literario y el mundo de los negros, y que vivirá mucho tiempo después de que él vivió su vida.

Su padrastro luchó para enseñarle la Biblia, y durante tres años difíciles, James asintió y se volvió un joven predicador que ganaba almas en Harlem, hasta que ya no pudo aguantar más.

Eso fue porque él sabía, a la tierna edad de doce años, que sería escritor. Ganaba premios en la escuela por su arte de la palabra. Leía (y releía) novelas como Uncle Tom’s Cabin (La cabaña del Tío Tom) y A Tale of Two Cities (Historia de dos ciudades), mientras mecía a un bebé con una mano y acunaba un libro con la otra, según lo que él escribió después.

Sus primeras maestras reconocieron su facilidad de palabra a una temprana edad y lo animaron a escribir.

Años después, él escribía con aguda percepción y un ingenio mordaz sobre todo a su alrededor. Sus colegas escritores, otros libros, películas y obras de teatro se convirtieron en grano para su molino que no dejaba de trabajar.

Más adelante, él  diseccionó La Cabaña del Tío Tom, tanto por estar mal escrito, como por su insípida narración sin derramamiento de sangre de una historia que requería de valor y vitalidad para reflejar los profundos y eternos horrores del sistema estadounidense de la esclavitud —y sus repercusiones tortuosas.

En uno de sus primeras obras críticas (La novela de protesta de todos) reproducida en Notes of a Native Son, (Notas de un  hijo nativo), Baldwin hace pedazos La cabaña del Tío Tom, y también del éxito innovador de Richard Wright,  Hijo nativo (Native Son).

Al condenar estas obras por no estar a la altura del desafío, Baldwin escribe:

Salen como lo que son; un espejo de nuestra confusión, deshonestidad y pánico, atrapadas e inmovilizadas en la soleada prisión del sueño americano… En fin, el objetivo de la novela de protesta es muy similar al celo de aquellos misionarios de alabastro enviados a África para cubrir la desnudez de los nativos, apresurarlos a llegar a los brazos pálidos de Jesús, y por lo tanto, a la esclavitud.

Esto sí, es el buen escribir.

Baldwin publicó esta reseña de libros en la primavera de 1949, en la revista Zero, y su estilo ardiente le ganó trabajo en The Nation, Commentary, The New York Times Book Review, y Harper’s. Muchas de las revistas en las que él escribió ya no existen.

Pero ese ardor, ese chisporroteo, esa despreocupación, marcó sus escritos, y especialmente sus novelas —sobre todo cuando abordó el río de raza.

Hombre de sus tiempos, Baldwin viajó extensamente, y vivió para ver cómo se vivía la vida en diferentes lugares, bajo distintos soles, por decirlo así. Conoció a algunos africanos en el extranjero (probablemente en Francia), e intentó aprender de ellos muchas cosas que no eran de fácil acceso para los negros en Estados Unidos.  Tal vez se ven iguales, o notablemente similares, pero su manera de ver y percibir el mundo es muy distinto. Uno busca ingresar al Estado Blanco, mientras el otro busca liberarse del Invasor Blanco.

En su ensayo Encuentro en el Seine, Baldwin toma nota de la manera en que los africanos francófonos ven a los franceses:

El africano francés viene de una región y manera de vivir —por lo menos desde el punto de vista estadounidense— sumamente primitiva, donde la explotación asume una forma más desnuda.  En París, el estatus del negro africano, conspicuo y sutilmente inconveniente, es el de un ser colonial; aquí vive la vida intangiblemente precaria de alguien que ha sido abruptamente y recientemente desarraigado. Su amargura es diferente de la de su pariente estadounidense en el sentido de que no es tan deslealmente probable que se vuelva en contra de sí. Tiene a unos pocos kilómetros de distancia una patria con la que su relación, como su responsabilidad, está totalmente clara. Su país tiene que recibir —o tomar— su libertad. Esta amarga ambición es compartida con otros seres coloniales, con los cuales él tiene un idioma en común y a quienes él no tiene el más mínimo deseo de evitar. De hecho, sin su sustento, él estaría casi totalmente perdido en París.

Por contraste, razona Baldwin, los negros en Estados Unidos se apuran a desafiliarse de otros negros, volviéndose solitarios, aislados y bien perdidos en lugares como París. El negro estadounidense (llamado «nigrou» durante la juventud de Baldwin), está tan profundamente alienado de las tierras, lenguajes y creencias de sus antepasados, por no mencionar la aguda alienación de las fuerzas en el poder en la tierra de su nacimiento, que es, para usar la frase profética (anotada varios años antes de ser el título de la obra clásica de Ralph W. Ellison) un «hombre invisible», tanto en París como en Harlem.

Las brillantes observaciones y análisis de Baldwin revelan un alma totalmente alienada, que, a decir verdad, no se siente en casa en ningún lugar; puede vivir en cualquier lugar, pero nunca encuentra seguridad, solacio o un verdadero sentido de comunidad. Pero Baldwin, siempre esforzándose a ser la excepción, y no la regla, regresó continuamente a París, donde podía vivir, trabajar y jugar de una manera que no era posible en Estados Unidos.

El regalo de Baldwin es su implacable afán de decir la verdad sobre los norteamericanos, tanto los negros como los blancos, que han estado encerrados durante siglos en un abrazo fatal, repelente, sin amor, y a veces amoroso. Cada quien es un desconocido para el otro, cada quien sabe lo que no se dice pero que se piensa en lo profundo, del otro.

Desde sus primeros días como crítico hasta su vida como novelista exitoso, Baldwin dice las verdades incómodas sobre lo que significa «América» y lo que no significa.

Su ojo es infalible, porque cita con verdad. Su lengua reprende la nación donde nació, la cual, en su práctica durante largos siglos, odia y teme a él y los suyos, acostumbrándose a los duraderos odios estadounidenses.

Ahora, a esta hora, en este día de conflicto, hace falta repetir sus percepciones, porque aun cuando algunas cosas han cambiado, hay que gritar la pura verdad: algunas cosas siguen igual.

El tiempo, al parecer, es un espejismo, el cual pasa, sin lugar a duda, pero se repite, como una banda de Mobius temporal, repitiendo horrores que se suponían eran del pasado, con nuevas formas insidiosas.

En su ensayo, Extranjero en la aldea, Baldwin prevé el ahora que estamos por heredar, al observar,  «El mundo ya no es blanco, y jamás será blanco de nuevo».

¿Él pudo prever el ascenso de una figura como Trump, que busca a más no poder «hacer América grandiosa otra vez» en una carrera loca hacia la década de 1950? Tal vez sí, tal vez no. Tal vez esta visión superó sus agudas percepciones.

Pero no apostaría por ello. Baldwin era un hombre que conocía y admiraba a Martin Luther King y Malcolm X.  Le dolió el rechazo  del Ministro de Información del Partido Panteras Negras, Eldridge Cleaver, debido a su preferencia sexual. Pero Baldwin, siendo Baldwin, también ha de  haber reflexionado sobre el dolor que sus propias reseñas ocasionaron a Richard Wright, un amigo mayor y mentor suyo.

En sus últimos años, la hepatitis casi acabó con él, pero sería el cáncer de esófago que lo devolvió a sus antepasados.

Sus palabras, su brillantez, su valor quedan, para nutrir vidas nuevas de gente más joven, animada tanto por su grandeza como por su vida gay.

James Arthur Baldwin se ha vuelto un antepasado; se ha hecho inmortal.

OBRA CITADA. Baldwin, J (1998). Collected Essays: Notes of a Native Son, Nobody Knows My Name, The Fire Next Time, No Name in the Street, The Devil Finds Work (Other Essays). New York: The Library of America.

–© ‘17maj

Discurso escrito 5 de julio de 2017.
Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México

radio
Amig@s de Mumia de México

MARCHA Y MITIN POR LA LIBERTAD DE MUMIA EN FILADELFIA

Volvieron a marchar ayer en Filadelfia por la libertad de Mumia Abu-Jamal. En particular, insistieron en que la Fiscalía entregue todos sus archivos que tienen que ver con la actuación del ex Fiscal/ex Juez Ronald Castille en su caso.

En una reciente decisión en el caso Williams vs Pensilvania, la Suprema Corte de Estados Unidos dictaminó que un juez no puede escuchar un caso en el que tuvo un papel importante como fiscal.

Castille era sub-Fiscal durante el juicio de Mumia en 1982 y Fiscal cuando su oficina se opuso a las apelaciones de Mumia en 1988. Cuando el caso de Mumia llegó a la Suprema Corte de Pensilvania, el entonces Juez Castille se negó a recusarse y negó todas las apelaciones de Mumia.

En una audiencia celebrada en el tribunal del juez Leon Tucker el 24 de abril de 2017, Mumia Abu-Jamal y otras 16 personas argumentaron que Ronald Castille hizo el papel de juez y parte en cada uno de sus casos—un conflicto de interés y violación de la Constitución.

El juez Tucker ordenó que la Fiscalía entregara antes del 30 de mayo todos los archivos que tienen que ver con la actuación de Ronald Castille en su caso de Mumia. Pero la Fiscalía sólo entregó unas 50 páginas de lo que ya era del record público.

El juez estableció una nueva fecha para la entrega de todos los archivos—el 7 de julio. La desconfianza total en la voluntad de la Fiscalía de cumplir con este requisito fue el motivo para la marcha de ayer y un mitin solidario en Oakland, California.

También hay una campaña internacional de hacer presión a través de actividades y llamadas telefónicas para exigir la entrega de los archivos necesario para fundamentar una nueva apelación. La presión pública podría resultar la revocación de la sentencia de culpabilidad de Mumia y su libertad.

Hagamos llamadas a 001-215-686-8000 a la sub-Fiscal Kathleen Martin con este mensaje:

Please turn over all files about the role of Ron Castille in the case of Mumia Abu-Jamal.

radio
Prison Radio

Mumia Abu-Jamal: La caída

The-Pitt-Panther-Art-Attack-art-by-Peter-Kamau-Mukuria-Comrade-Pitt-0517-web

Escucha (en Inglés):
(Descarga aquí)  

Es muy difícil escribir sobre la Presidencia de Donald Trump, la que aparentemente se está desmoronando a la vista de nuestros propios ojos. Eso se debe en parte a la gran rapidez de las nuevas revelaciones, de los escándalos que siguen a otros escándalos; a las absurdas declaraciones (y a los tweets) del Presidente, que son un absoluto torrente de chifladuras.

Parte de esto se debe a los medios de comunicación, que nos traen noticias con gran prontitud durante las 24 horas del día, sin darnos ni un segundo de respiro. Esto también se debe a la obsesión de Trump con los medios sociales de comunicación, y a su abilidad de contradecir con un simple tweet lo que afirman sus propios voceros.

Estamos viendo en este momento el más reciente reality’ show -¡El Show de Trump!- con su atracción principal Donald J. Trump, un maniaco superestrella que no ha decidido si va a presentarnos una comedia o una tragedia, pero hoy aparentemente presenta una farsa. Un reciente editorial del New York Times decía que los Estados Unidos hoy es una nación gobernada por un niño de 6 años, mal educado y petulante; niño grosero que hace rabietas, arma berrinches; y que le gusta jugar considerándose el emperador del mundo.

(Continuar leyendo…)

radio
Mumia Abu-Jamal

Michael África: integrante de MOVE

Michael África: integrante de MOVE

 

Por Mumia Abu-Jamal

Hace muchos años cuando yo trabajaba en una estación de radio orientada a la comunidad negra en Filadelfia, conocí a Mike África, quien llegó a la estación para hacer una entrevista, junto con Delbert, Eddie y varios otros integrantes de MOVE.

Me acuerdo de haberle preguntado a Mike cómo llegaron. ¿En autobús? me imaginé. Mike me vio y dijo con calma: “No, venimos corriendo.” Lo dijo tranquilamente, como si me estuviera diciendo la hora.

Me asombró porque la distancia entre su casa central en Filadelfia Oeste, ubicada en la Calle 33, esq. Avenida Powelton, y los estudios de WHAT-AM, en Fairmount Park, tenía que ser alrededor de 16 kilómetros.

Michael África es un corredor nato, quién corre como otras personas caminan. Desde agosto de 1978, ha estado corriendo alrededor de los jardines de las prisiones de Pensilvania porque él, como los demás hombres y mujeres de MOVE condenados bajo cargos falsos, ha estado enjaulado desde entonces.

Mike habla de sus esfuerzos para salir de prisión:

“Después de esperar 5 meses, por fin recibí una respuesta del Consejo de Libertad Condicional. Negaron mi petición por la octava vez, con los mismos pretextos: no declarar culpabilidad, no expresar remordimiento, recomendaciones negativas del juez original del caso, recomendaciones negativas del fiscal. (Lo del juez original es un pretexto nuevo. Tuvieron que esforzarse en encontrarlo porque él ha estado muerto durante 30 años.)” 

Según Michael, las “audiencias” son pura farsa. Él explica lo que realmente pasa con gente de MOVE en estos procesos:

“No estamos en prisión por el crimen por el que nos condenaron. Estamos en prisión por nuestra resistencia, por reclamar nuestro derecho a la auto-determinación, por mantener nuestra creencia en la libertad de acuerdo con el ejemplo que nos dio nuestro fundador John África. Como ellos bien saben, esto no tiene nada que ver con armas, sino todo que ver con un compromiso con la libertad para todas formas de vida.

 “Como el mismo John Africa explicó en su declaración final en el juicio conocido como “John Africa vs. el sistema; “He sido un revolucionario toda mi vida, desde que pude entender la palabra ‘revolución.’ He sido un revolucionario porque ¿no ven? Revolución simplemente significa ‘girar, generar, activar’. No significa ser malo y matar a la gente o bombardear a la gente. Significa hacer lo correcto. Si el mundo no se revolucionara, todo se detendría. Si tus pulmones no se revolucionaran, tú te detendrías. No recibiste tu corazón de este sistema. Recibiste tu corazón de la referencia a la vida y en esta quieren obligarnos a dejar de creer.”

“Es la única arma que tenemos. Es la única arma que necesitamos.

Y es la única fuerza que MOVE ha usado contra el sistema. La verdad.

 ¡Viva John África!”

Las palabras de Michael Africa, integrante de MOVE.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

 

–©’17maj

26 de marzo de 2017

Audio grabado por Noelle Hanrahan

http://www.prisonradio.org/media/audio/mumia/his-name-michael-africa-245-mumia-abu-jamal

Texto circulado por Fatirah Litestar01@ aol.com

Traducción: Amig@s de Mumia de México

Fotografía: Orie Lumumba

radio
Amig@s de Mumia de México

CDMX: Evento solidario con MOVE, 11 de mayo

Les invitamos a la proyección del excelente documental “MOVE”, narrado por Howard Zinn, HOY JUEVES 11 de Mayo en el café La Luciernaga, Isabel la Católica 109, Col. Centro, a las 7 pm. También tendremos una exposición del arte de Phil África.

El documental de 55 minutos, hecho en 2003 por los directores Ryan McKenna y Ben Garry de Cohort Media en Filadelfia, habla de la fundación de MOVE a principios de los ’70 por John África, sus actividades anti-sistémicas en defensa de la vida natural, animal y humana, los dos actos de guerra urbana contra la organización, y sus presos y presas políticas que ahora tienen casi 39 años tras las rejas.

El evento se hace en solidaridad con un importante Congreso celebrado por MOVE los días 5, 6 y 7 de mayo de este año en Filadelfia.

El 8 de agosto de 1978, la casa colectiva de MOVE fue atacada por 500 policías, y nueve de sus integrantes fueron detenidos por la muerte del policía James Ramp, en realidad matado por “fuego amigo”.

El 13 de mayo de 1985, el gobierno de la ciudad de Filadelfia lanzó una bomba sobre la casa de MOVE, provocando un incendio, asesinando a 11 personas incluyendo 5 niñas y niños, y quemando 62 casas alrededor.

El 8 de agosto de 2017, las mujeres y los hombres conocidos como “los 9 de MOVE” cumplirán 39 años tras las rejas en el estado de Pensilvania, condenados a desde 30 a 100 años en prisión por el asesinato del policía. Después de cumplir su sentencia mínima en 2008, los presos han sido elegibles para la libertad condicional. Sin embargo, el Consejo de Libertad Condicional, controlado por la policía, sigue inventando pretextos para negarles su libertad.

Ahora, en realidad, son siete que quedan del grupo original después de las muertes demasiado sospechosas en manos del Estado de Merle África el 22 de marzo de 1998 y Phil Africa el 10 de enero de 2015. Son Delbert, Janet, Janine, Debbie, Eddie, Mike y Chuck Africa.

El periodista Mumia Abu-Jamal empezó a cubrir los juicios de los integrantes de MOVE en los años 70. Después de que el juez Malmed sentenció a los 9 hombres y mujeres de MOVE, Mumia llamó a un talk-show en el cual el juez habló del proceso. Le preguntó: “¿Quién mató a James Ramp?” El juez contestó: “No tengo la menor idea. Ellos se consideraban como una familia y yo los encontré culpables como una familia”.

Dice Mumia: “Ellos fueron condenados por ser unidos, no en la delincuencia, sino en rebelión contra el sistema y en resistencia contra los ataques armados del estado. Fueron condenados por ser integrantes de MOVE”.

¡Libertad para lxs 9 de MOVE!

radio
Mumia Abu-Jamal

Mumia Abu-Jamal confirma inicio de tratamiento

EL INICIO…

Por Mumia Abu-Jamal

Ya se inició.

Hoy marca mi segundo día en el régimen de tratamiento con las drogas anti-virales de acción directa (DAADs), diseñadas a eliminar la Hepatitis C de mi sistema.

Ustedes del pueblo lo hicieron posible.

Ustedes del pueblo llenaron dos salas de un tribunal en Scranton, Pensilvania, en diciembre de 2015.

Ustedes del pueblo apoyaron a nuestros abogados ––Bret Grote del Abolitionist Law Center (Centro de Derecho Abolicionista) de Pittsburgh, y Bob Boyle, de la Ciudad de Nueva York––, y también al Dr. Joseph Harris, quien me diagnosticó la Hepatitis C cuando yo estaba cabeceando en una silla de ruedas en la sala de visitas de la prisión, y después se presentó como un testigo experto en nuestras audiencias en Scranton.

Ustedes del pueblo nos enviaron amor, oraciones, cartas, postales, dinero y fuerza. Me parece que las palabras “Les agradezco” palidecen ante todo esto.

Aun así, les agradezco.

La lucha no se ha terminado, pero esto es un gran inicio.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

–©’17maj

7 de abril de 2017

radio
Mumia Abu-Jamal

Mumia Abu-Jamal: La ilusión de la medicina correccional

Por Mumia Abu-Jamal

(Descarga aquí)  

En el inframundo de las prisiones de Estados Unidos, hay que deshacerse de todas las suposiciones médicas que uno trae del llamado mundo libre. Hemos sido condicionados a ver a las enfermeras como dulces fuentes de consuelo y a los doctores como personas dedicadas a curar a los enfermos y aliviar nuestro dolor.

En prisión, nuevas reglas rigen la medicina y la atención médica. Aquí el dinero manda. Las personas enfermas son prácticamente ignoradas.

Esto puede parecer severo, pero les aseguro que la realidad es aún más severa.

Hace poco escribí sobre un abogado autodidacta en prisión que se llama Dennis ‘Solo’ McKeithan y su batalla para recibir tratamiento para el doloroso trastorno nervioso conocido como culebrilla. Mientras leí la transcripción del proceso, encontré los notables comentarios y preguntas del juez instructivos. Él preguntó esencialmente si la empresa contratada por el Departamento de Correcciones (DOC) para proporcionar atención médica tendría un conflicto, porque como una empresa privada, sus intereses eran ganar dinero al negarse a proveer los medicamentos que los presos necesitaban. El testigo negó la sugerencia, pero el juez había tocado un nervio.

Desde el año 2015 hasta la fecha, mis abogados y yo hemos estado exigiendo un tratamiento verdadero para mi infección de Hepatitis C. Inicialmente el DOC presentó una falsa declaración jurada para justificar que un magistrado federal desechara mi demanda. El DOC argumentó que mi Hepatitis iba bien, que podría durar años sin tratamiento.

Un juez federal no estaba de acuerdo con esto y celebró una audiencia que demostró la falsedad de la declaración jurada. Unos meses después, el mismo juez declaró que el protocolo del DOC era anti-constitucional.

El DOC respondió que mi Hepatitis C estaba en un nivel bajo. De nuevo, el juez discrepó, declaró anti-constitucional el protocolo por segunda vez y ordenó mi tratamiento. El DOC esencialmente hizo caso omiso del dictamen durante casi dos meses.

A principios de esta semana, me hicieron análisis adicionales. Los resultados acaban de llegar. No sólo tengo Hepatitis C muy avanzada, sino también cirrosis del hígado, llamado F4, porque el DOC no quería gastar el dinero para tratar mi infección. El DOC dijo que le costaría seis cientos millones de dólares.

A mí solo me puede costar la vida.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

–©’17maj

31 de marzo de 2017

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

radio
Mumia Abu Jamal

Lynne Stewart ––abogada del pueblo y luchadora por la libertad–– ¡Presente!

Por Mumia Abu-Jamal

Tras vivir 78 inviernos en ‘América’, Lynne Stewart ha muerto después de batallar durante varios años contra el cáncer de mama.

Sin embargo, esa fue sólo una de sus batallas. Como la mayoría de nosotros, ella ganó algunas y perdió otras. Pero nunca dejó de luchar.

Durante décadas, ella y su esposo Ralph defendieron a muchos activistas políticos y revolucionarios, como los Panteras Negros y los Young Lords ––un colectivo puertorriqueño socialista. Pero más que nada, lucharon por la libertad de la gente pobre y desposeída, negra y morena, de los guetos de Nueva York.

Ella –ellos—lucharon con frecuencia y lucharon bien en los tribunales de la ciudad.

Su esposo, Ralph, era integrante incondicional del Partido Pantera Negra, y su defensor más dedicado.

Cuando Lynne fue acusada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, enjuiciada y condenada a prisión por emitir un boletín de prensa por parte de su cliente, el jeque egipcio ciego, Omar Abdul Rahman, Ralph se mantuvo de pie frente a la Casa Blanca bajo el sol abrasador de Washington, DC, con una pancarta que exigía libertad para su esposa.

La defensa jurídica que Lynne ofreció a su cliente se llevó a cabo en la mejor tradición de los abogados de defensa penal, y ella recibió un apoyo profesional significativo. De los abogados, sí; de los jueces, no.

Lynne fue inicialmente sentenciada a 28 meses, pero el Tribunal de Apelación Federal del Segundo Circuito devolvió el caso para que el tribunal de distrito dictara una nueva sentencia. ¡Le dieron 10 años de prisión!

Esto solo resultó en un apoyo más amplio para ella.

El difunto abogado activista, Bill Kunstler, una vez opinó que los abogados defensores deben representar a sus clientes y no ser oficiales de los tribunales.

Lynne Stewart representaba a sus clientes; era una abogada del pueblo, amada y respetada.

Qué siempre sea así.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

radio
SubVersiones

Libro “Agosto Negro”: historias de presxs políticxs del Movimiento de Liberación Negra en EU (Descarga)

agostonegro_portada

Descarga aquí.

En conmemoración a la tradición de Agosto Negro (Black August) que surgió en los años 70 para honrar a George Jackson y otros compañeros del movimiento revolucionario dentro de las prisiones de California, nos solidarizamos con decenas de presas y presos políticos del Movimiento de Liberación Negra encarcelados en las prisiones de Estados Unidos durante décadas.

En este libro compartimos el espíritu revolucionario de personas de enorme compromiso y valor, con impresionantes historias de lucha en sus comunidades y dentro de las prisiones. Estos hombres y mujeres se han mantenido dignos e inquebrantables ante todo tipo de trato cruel y degradante. A pesar de la guerra desatada contra ellos a través del programa COINTELPRO del FBI y los continuos esfuerzos de la policía organizada y los medios comerciales para borrarlos de la historia es posible encontrar información verídica sobre sus casos en algunos libros, documentales o sitios web, pero casi todo en inglés.

(Continuar leyendo…)

radio
Mumia Abu-Jamal

Llega el nuevo fascismo.- Texto de Mumia Abu-Jamal y Convocatoria a actividad política el 9 de diciembre en CDMX

Llega el nuevo fascismo

Ha llegado el momento.

Ya no es necesario que los líderes económicos escojan títeres políticos para cumplir sus órdenes legislativas. Simplemente toman el poder ellos mismos con compras, sobornos y mentiras.

El fallecido Eldridge Cleaver, Ministro de Información del Partido Pantera Negra,  una vez dijo que cuando el fascismo llegue a Estados Unidos, no hará falta una suástica; llegará cantando “Yankee Doodle Dandy” y  ondeando banderas americanas.

¿Qué es el fascismo?

La definición política más común es la unión de las corporaciones y el Estado.

Gracias al miedo desnudo y la ignorancia bruta, el electorado estadounidense ha votado por una nueva realidad política. Aunque parecía que el Partido Republicano se lanzaba a la auto-destrucción, los Demócratas perdieron lo que al principio se veía como una victoria segura.

Es posible que el Partido Demócrata, cuyos mandamases aseguraron la caída del candidato aspirante, el senador Bernie Sanders, también haya asegurado el fracaso electoral al optar por otro Clinton. La pareja es recordada por el desastroso impacto económico del Tratado de Libre Comercio (NAFTA por sus siglas en inglés) contra la clase trabajadora, y este tratado impidió una victoria para Clinton en distritos con sindicatos laborales fuertes en Ohio, Michigan y Pennsylvania.

Irónicamente, muchas de las personas que votaron para Trump eran beneficiarios de la “ley Clinton” sobre el crimen, la cual impulsó la construcción de decenas de prisiones en zonas rurales poco pobladas; de hecho, en algunos condados, las prisiones se volvieron el empleador principal.

Apuesto que más de  90% de los guardias carceleros no votaron por la familia (Clinton) que les dio sus empleos de por vida, sino por su némesis: ¡Donald Trump!

Ni siquiera el presidente Barack Obama con su popularidad personal pudo llevar a Hillary Clinton hasta la línea de meta, porque su prestigio no llegó tan lejos.

Bienvenidos al nuevo fascismo, en el cual se desatarán las fuerzas más racistas, despiadadas y nacionalistas del país.

Esto es lo que significa  “América primero” en realidad. (Adivinen quienes serán los últimos.) El nuevo fascismo ––también conocido como el “Trumpismo”.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal*.

–© ‘16maj

23 de noviembre de 2016

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

https://amigosdemumiamx.wordpress.com/2016/12/05/llega-el-nuevo-fascismo/

*LES INVITAMOS AL ACTO POLÍTICO CULTURAL POR LA LIBERTAD DE MUMIA ABU-JAMAL ESTE VIERNES 9 DE DICIEMBRE A LAS 4 PM AFUERA DE LA EMBAJADA GRINGA. HACE FALTA SU PRESENCIA.

Página 2 de 612345...Última »