News:

The Sixth

image/svg+xml image/svg+xml
radio

(Español) Brigadas Civiles de Observación en la comunidad autónoma Nuevo San Gregorio

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

 

Estado mexicano omiso ante agresiones a Bases de Apoyo Zapatistas.

El día de hoy, 03 de marzo de 2021, se instalaron las Brigadas Civiles de Observación (BriCO), en la comunidad Nuevo San Gregorio, del municipio Autónomo Rebelde Zapatista Lucio Cabañas1 (municipio oficial de Huixtán, en Chiapas, México). El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas ha documentado la omisión del Estado mexicano que agrava la situación de riesgo a la vida, seguridad e integridad de la población de esta región. La presencia de observadoras/es nacionales e internacionales tiene como objetivo monitorear violaciones a derechos humanos en un contexto de violencia generalizada.

  Desde noviembre de 2019, un grupo de personas realizan intimidaciones y amenazas a Bases de Apoyo Zapatista. Los agresores invadieron parte de las tierras recuperadas de Nuevo San Gregorio, cercándolas con alambre de púas, quemaron el potrero, cortaron arboles frutales, han roto varias veces la tubería de agua, destruyeron hortalizas y el jardín de plantas medicinales. La presencia de este grupo ha dificultado a seis familias la siembra de cultivos. Además las mujeres sufren acoso y afrontan vulnerabilidades al realizar sus actividades cotidianas. Las acciones de violencia se han intensificado a partir del día 1 de febrero de 2021.

Las BriCo es un programa coordinado por el Frayba desde 1995 e implementado en diferentes comunidades de Pueblos Originarios en Chiapas. La observación de derechos humanos se apega a lo estipulado en la Declaración de las Naciones Unidas sobre Defensores de Derechos Humanos, que ha sido firmada y ratificada por el Estado mexicano: “Reconociendo el papel importante que desempeña la cooperación internacional y la valiosa labor que llevan a cabo los individuos, los grupos y las instituciones al contribuir a la eliminación efectiva de todas las violaciones de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos y los individuos, incluso en relación con violaciones masivas, flagrantes o sistemáticas”.2

1 Caracol 10, «Floreciendo la Semilla Rebelde», Junta de Buen Gobierno «Nuevo Amanecer en Resistencia y Rebeldía por la Vida y la Humanidad.» Territorio recuperado en 1994 por el EZLN.

2 Declaración de las Naciones Unidas sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidas. Disponible en: https://www.ohchr.org/Documents/Issues/Defenders/Declaration/declaration_sp

 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México

03 de marzo de 2021

Nota informativa

Descargar PDF: Brigadas Civiles de Observación en la comunidad autónoma Nuevo San Gregorio.

radio
Red Ajmaq

(Español) Informe de la Caravana de Solidaridad y Documentación en la comunidad autónoma zapatista Nuevo San Gregorio, realizada desde el 29 de Octubre del año 2020 hasta febrero del 2021

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Organizaciones, colectivos y redes adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona presentamos este 2º. Informe con la finalidad de difundir y denunciar las agresiones, amenazas y hostigamientos perpetrados por un grupo de invasores que atentan contra  la integridad física, emocional y la soberanía alimentaria de lxs bases de apoyo  de Nuevo San Gregorio. Dicha comunidad pertenece al Municipio Autónomo Lucio Cabañas, Caracol 10, “Floreciendo la Semilla Rebelde”, Junta de Buen Gobierno “Nuevo Amanecer en Resistencia y Rebeldía por la Vida y la Humanidad”, en la zona de Patria Nueva, territorio recuperado en 1994 por el  EZLN.

En el informe destacamos las acciones contrainsurgentes (mecanismos de violencia) desplegadas por el grupo de invasores que están constantemente amenazando y provocando a las familias de la comunidad autónoma zapatista Nuevo San Gregorio. Acciones que vienen, ya sea por concertación u omisión, de la mano de las políticas de los tres niveles del mal gobierno: Federal, Estatal y Municipal.

A lo largo de los meses, lxs participantes en la Caravana hemos constatado las acciones realizadas por parte del grupo invasor. Acciones que han quedado impunes al cobijo del régimen actual. La complicidad de este régimen con los grupos agresores es más que obvia en este y en otros muchos casos donde la resistencia de las comunidades y pueblos significa un freno a las políticas de destrucción y despojo; proyectadas y efectuadas por el gobierno de la autodenominada  “Cuarta Transformación” (4T).

Este régimen se ha dedicado a imponer a los pueblos originarios proyectos que van contra la propia Naturaleza y por consiguiente contra la Vida misma, dando así continuidad a las políticas de despojo territorial que datan de  tiempo atrás. Durante estos más de dos años  de gobierno lopezobradorista hemos presenciado una constante embestida hacia el proyecto autónomo zapatista y de otras resistencias como a lo largo y ancho del territorio nacional.

La falta de intervención o acción concertada de la “Cuarta Transformación” con los distintos grupos de agresores en el territorio zapatista ha provocado, en estas y otras familias bases de apoyo del EZLN, diversos daños que atentan contra su salud física y mental; contra su derecho a la alimentación; además de la destrucción de bienes tanto individuales como colectivos, destrucción de la naturaleza y robo de tierras recuperadas y en posesión legítima del EZLN desde 1994.

Como explicaremos más adelante, cuando el mal gobierno señala que la situación en Nuevo San Gregorio se trata de un conflicto intercomunitario, busca encubrir lo que existe de fondo, que no es otra cosa más que la intención de frenar la lucha por la autonomía.
A continuación, exponemos algunos datos y un recuento de hechos registrados por la Caravana,  con el objetivo de aportar una visión más amplia de lo que ha sucedido en Nuevo San Gregorio desde hace más de un año:

1. Origen de Nuevo San Gregorio.

El poblado Nuevo San Gregorio, perteneciente al Municipio Autónomo Rebelde Zapatista (MAREZ) Lucio Cabañas, Caracol 10 Floreciendo la Semilla Rebelde, forma parte de las tierras recuperadas en 1994 por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Cuenta con una extensión aproximada de 155 hectáreas, incluyendo el casco de la ex hacienda llamada “Casa Grande”. En 27 años de resistencia, esta comunidad, al igual que todas las comunidades zapatistas, ha logrado fortalecer los diferentes trabajos que conforman su proceso de autonomía: agroecología, salud, alimentación, educación, justicia, economía. Las bases de apoyo zapatistas han puesto en marcha diferentes trabajos colectivos, como una tienda de abarrotes, así como la producción y venta de artesanías, alfarería, carpintería, ganado, hortalizas, árboles frutales y medicinales. La comunidad cuenta también con una casa de salud y una escuela secundaria autónomas. Es en este territorio donde el grupo llamado “Los 40 invasores”, solapado por los diferentes niveles del mal gobierno, está buscando despojar de tierras a la organización zapatista.

2.-  El grupo de “Los 40 Invasores”.
Las bases de apoyo relatan que el grupo de “Los 40 invasores” provienen de los ejidos San Gregorio Las Casas, San Andrés Puerto Rico, Ranchería Duraznal y Rancho Alegre. Algunos de sus integrantes tienen cargos ejidales y eclesiales, y son propietarios de tierra en sus ejidos. Entre los líderes se identifica a Nicolás Pérez Pérez, ex regidor del PRD en Huixtán (2008-2010), propietario de 60 hectáreas de terreno en la comunidad Buena Vista, municipio de San Cristóbal; Sebastián Bolom Ara, ex funcionario de Huixtán (2016-2018); Pedro Hernández Gómez, ejidatario en San Gregorio Las Casas; y Javier Gómez Pérez, ejidatario en la Ranchería Duraznal. En este grupo también se encuentran ex policías de Huixtán.

3.-  Recuento de provocaciones y hostigamiento.
Hace un año y tres meses que el grupo de “Los 40 invasores” llegó al Poblado Nuevo San Gregorio, y las provocaciones y agresiones han ido en aumento. Entre otras afectaciones, los invasores han impedido a las bases zapatistas sembrar y cosechar sus alimentos; han ejercido de manera constante diversos actos de vigilancia y hostigamiento contra los pobladores, principalmente contra las mujeres; han impedido el acceso a los terrenos y lugares de trabajo mediante cercas de alambre; han destruido hortalizas y cortado mangueras que suministraban agua en diferentes espacios de la comunidad; han provocado enfermedades e incluso la muerte de ganado colectivo e individual de las familias zapatistas.
Las bases de apoyo zapatistas señalan: “Este grupo de invasores no necesita la tierra, si la necesitaran de verdad la trabajarían en colectivo”. Y agregan: “Ellos ni interés tienen en la tierra porque ellos tienen tierra, tienen buenos carros, ganados. O sea, tienen dinero, sólo porque nos trata de chingar, nos trata de acabarnos como la Organización, en general pues”.
Las acciones de este grupo mantienen en alerta permanente a las familias zapatistas. El siguiente es un recuento general de hechos constatados por la Caravana en las visitas realizadas desde noviembre del año pasado a la fecha:
Noviembre/2020: Al igual que en el mes de octubre, los invasores continúan metiendo a su ganado a pastorear en terrenos colectivos de las bases de apoyo zapatistas, poniendo en riesgo árboles frutales, plantas medicinales y  cultivos de trigo.
Diciembre/2020: Los invasores, armados con machetes, cuchillos y palos, se posicionan en la “Casa Grande” y realizan reuniones en el lugar, afectando con ello el espacio de la secundaria autónoma que se ubica en esa área; realizan recorridos en los sembradíos colectivos y el tanque de los peces, así como en los lugares donde hay ganado de las familias zapatistas; intentan reventar el alambrado que tiene el ganado colectivo ubicado en Piedra Alta; comienzan a robar frutas, verduras y plantas medicinales que han sido sembrados y cuidados por estudiantes de la secundaria zapatista; realizan vigilancia cerca de las casas de las bases de apoyo zapatistas.
Enero/2021: Los invasores mantienen bajo vigilancia el trabajo de la carpintería colectiva y el centro de la comunidad; comienzan a meter su ganado individual en espacios donde está el ganado colectivo de las base de apoyo; continúan ocupando y haciendo reuniones en la Casa Grande; comienzan a fotografiar vehículos pertenecientes a la Caravana; en el espacio de la escuela secundaria instalan vigilancia y empiezan a chaporrear los árboles frutales; vigilan el trabajo colectivo que realizan los y las zapatistas a un costado de la secundaria autónoma; desconectan el agua que abastece el estanque del ganado colectivo e instalan personas de vigilancia a 50 metros del centro de la comunidad donde están concentradas las bases de apoyo zapatistas.
Febrero/2021: Los invasores se establecen de manera permanente en la “Casa Grande”; instalan guardias en 5 lugares para vigilar, observar con binoculares y tomar fotos a las familias zapatistas y a integrantes de la caravana; inician el arado de la tierra con 2 tractores y comienzan a sembrar maíz; inician el corte de árboles en las tierras invadidas; en la zona donde se ubica la hortaliza zapatista, dividen los terrenos en fracciones de 40.5 metros cada fracción; inician la quema de parcelas donde hay ganado de las bases de apoyo zapatistas; comienzan a mover el ganado de las bases de apoyo fuera de los lugares donde los ubican sus dueños; desconectan mangueras que sirven para regar los diferentes cultivos, así como las tuberías para el estanque de peces; queman la manguera con la que se regaba la hortaliza colectiva.

4.-Incremento de hostilidades.
Las acciones de hostigamiento por parte de “Los 40 Invasores” se han intensificado a partir del día 1 de febrero, poniendo también en riesgo la vida de las bases de apoyo zapatistas. Los siguientes son testimonios y hechos registrados en Nuevo San Gregorio durante las últimas semanas:

“Llevamos casi ocho días aquí, secuestrados en un solo lugar, ahora sí. Las familias que tenemos nuestras casitas, nuestros animales o lo que tenemos cada persona, cada familia, pues ahorita está abandonado” (Testimonio de un integrante de las bases de apoyo zapatistas, 7 de febrero de 2021)
A inicios del mes de febrero, el grupo de “Los 40 invasores”, equipados con machetes, cuchillos, macanas, radios de comunicación, binoculares y celulares montan guardias en varias posiciones: en los diferentes terrenos y espacios de trabajo de la comunidad, en la carretera, en el acceso al manantial y frente al centro de la comunidad. Uno de los invasores, Miguel Bolom Ara, se viste de policía mientras vigila a las familias zapatistas que, para evitar cualquier tipo de enfrentamiento, se han concentrado en el centro del poblado.
“¿Qué estamos haciendo nosotros?”, se preguntan las familias zapatistas frente a esta situación. Y agregan: “Estamos en nuestra casa y todavía nos tienen cerrados como si fuéramos sus borrego. Nos vienen a vigilar”.
En este mismo periodo ha aumentado también el hostigamiento hacia las mujeres bases de apoyo zapatistas, ya que ellas han asumido algunas tareas comunitarias que antes hacían junto con sus compañeros, con el objetivo de evitar provocaciones directas de los invasores hacia los  hombres de la comunidad. Entre otras cosas, las mujeres zapatistas realizan los cuidados del ganado, así como el encendido y apagado de la bomba que surte de agua al centro del poblado.
La vigilancia y presencia de los invasores en los diferentes espacios de trabajo de la comunidad, han generado una situación de estrés constante entre las mujeres zapatistas. Una de ellas, narra: “En la tarde ayer, había una persona que nos estaba vigilando cuando nosotros estábamos dándole agua al ganado, salió con una resortera, ahí en el fondo, donde está el arroyito. Ese mismo día, otra vez bajaron, no sé dónde está ocultado otro, creo que ahí nomás en esa esquina; cuando nos dimos cuenta, bajó, otra vez, así con su machete, jugueteando su machete, y nosotras pues nos dimos cuenta de eso, pero nosotras, pues, como sabemos que estamos en nuestro derecho, pues solamente vimos que bajó con su machete, ahí que lo haga, dijimos así, porque nosotras, no somos como ellos que vienen a provocar.”
Debido al hostigamiento y al cerco que mantienen los invasores, no se ha podido realizar la siembra de maíz y frijol que las familias zapatistas tenían programada del 1 al 4 de febrero, con lo que se pone en riesgo su alimentación. Al respecto, dice uno de los afectados: “Ya llevamos 1 año y 3 meses viviendo todo esto. Entonces, cuando empezamos a quebrar la tierra, estamos muy contentos porque ahora sí podemos cosechar tan siquiera unos elotitos. No vamos a llenar el granero, pero tan siquiera unos elotitos vamos a probar, es lo que dijimos; pero resulta que, con esto, nos está atrasando el tiempo, otra vez, nos estamos quedando mal”.

Durante el mes de febrero, el “Grupo de los 40 Invasores” ha arado 12 hectáreas y media de las tierras que mantiene invadidas, con 2 tractores alquilados. Se calcula un costo de 23 mil pesos por la renta de los 2 tractores, y 2 mil 300 pesos de gasolina por hectárea arada. Los invasores han realizado mediciones y han marcado parcelas individualizadas en estos mismos terrenos, en donde hasta ahora han sembrado aproximadamente 2 hectáreas de maíz. Es importante reiterar que dentro de esas tierra se encuentran espacios de hortalizas, árboles frutales, plantas medicinales y ganado de la bases de apoyo zapatistas.
Frente a estas acciones en contra del proceso de autonomía que defienden las bases de apoyo zapatistas de Nuevo San Gregorio, es importante entender cómo estos mecanismos de violencia forman parte de una estrategia de Estado que da continuidad a la ya conocida Guerra Integral de Desgaste dirigida contra el movimiento zapatista.

Mecanismos de violencia

En el contexto de Chiapas, México, atravesado por la Pandemia y la operatividad del Plan Nacional de Desarrollo del mal gobierno de MORENA y la “Cuarta Transformación”, el panorama de despliegue y reconfiguración de la actual forma de operar de la Guerra Integral de Desgaste hacia los pueblos zapatistas muestra contundentemente que el objetivo es invadir las tierras recuperadas desde 1994 para acabar con la autonomía zapatista, la cual frena el modelo capitalista neo-extractivista; el saqueo y mercantilización de los bienes comunes y en consecuencia el aniquilamiento de la vida campesina y la devastación de la Madre naturaleza.

En lo que va de 27 años de existencia de la territorialidad zapatista desde 1994, es claro que el EZLN viene respetando y cuidando a la Madre Tierra al generar vida comunitaria desde su Autonomía. Se vive una vida digna desde el ejercicio de los pueblos en resistencia-rebeldía que construyen autosustento con trabajo colectivo para una vida saludable e integral, donde las familias ejercen el derecho a una alimentación y salud equilibrada y equitativa. Los ríos y lagunas no están contaminados, los suelos están sanos, las montañas, los bosques, selvas y ceibas siguen de pie, las mujeres, jóvenes, niños y niñas ensayan arte, cultura, educación. Los pueblos deciden sus formas de autogobernarse.

En el contexto del sexenio de MORENA y Andrés Manuel López Obrador, la Guerra de Contrainsurgencia de la “Cuarta Transformación” en Chiapas, sigue en práctica. Las estrategias de ataque siguen siendo de tipo económico, político, agrario, psicológico y militar-paramilitar.
Sin embargo, ahora no sólo se pretende acabar con el proyecto de vida que plantea el EZLN sino de todos los pueblos que resisten. Ejemplo son los Megaproyectos como el mal llamado Tren Maya y la Super-Carretera Palenque-San Cristóbal-Tuxtla-Pijijiapan, los Programas de exterminio campesino desde Sembrando Vida y la Militarización desde la Guardia Nacional (GN) que están ejecutándose de forma veloz, y sobre todo durante la declaración de la Pandemia (marzo del 2020). Siendo el objetivo proteger el desarrollo de dichos megaproyectos mientras compran conciencias con cuotas de dinero para militarizar todo el estado.
La construcción y ubicación de la Guardia Nacional no está donde hay mayor presencia del narcotráfico y crimen organizado, sino donde hay más organización y movilización indígena en defensa de la tierra y el territorio. Por ejemplo, la construcción del Cuartel General de Chilón en la zona Norte pretende ampliar el perímetro de control de la 39 Zona Militar y se articula con el proyecto de Sembrando vida en la zona Selva de Ocosingo, que está creando una división comunitaria para agilizar la privatización/individualización de las tierras colectivas con la ayuda de los mismos jóvenes de las comunidades que se inscriben al programa “Jóvenes Construyendo Futuro” y paralelamente tienen una relación con la Guardia Nacional.
Otra característica de esta Guerra Integral de Desgaste en contexto de MORENA es la velocidad en la que operan los grupos armados ante la impunidad que les conceden los tres niveles de gobierno. Lo que hace mucho más visible que su objetivo está en acabar con la organización del EZLN a través del despojo de las tierras recuperadas.

Los grupos armados actúan en total impunidad a pesar de los testimonios recogidos en la zona y de las denuncias correspondientes de organizaciones de Derechos Humanos y de la Sociedad civil. El trabajo sucio del gobierno es tarea de dichos grupos. Son las pirañas que tienen permitido amenazar, atacar, robar, asesinar y hostigar a las familias y pueblos zapatistas en medio de un escenario de 100% de impunidad orquestado desde los tres niveles de gobierno. Por ejemplo; en la comunidad zapatista de Nuevo San Gregorio los líderes corruptos son ex-policías, religiosos con cargos, propietarios de más de 40 hectáreas, y son premiados con dicha impunidad para seguir ejecutando actos criminales, acompañados con estrategias de dividir a la comunidad con partidos políticos, repartir programas sociales para facilitar dicha división comunitaria y ofrecer la venta de las tierras recuperadas a otros propietarios ajenos a la comunidad.

En suma; a partir del gobierno de AMLO y su “Cuarta Transformación” el modelo de Contrainsurgencia sigue pero con un corte más cínico, al estar violando derechos humanos, acuerdos, tratados y pactos nacionales e internacionales usando una supuesta legitimidad electoral para hacer el mismo trabajo criminal de los  anteriores del PRI, PAN y PRD.

Así, la estrategia está siendo articular varias tácticas que van desde una campaña informativa de desprecio y desprestigio hacia el EZLN íntimamente relacionadas con la presencia de la Guardia Nacional y grupos armados, la ejecución de Megaproyectos y programa de descampesinización como “Sembrando Vida” y el hostigamiento a miembros del CNI. Teniendo como objetivo una avanzada que consiste en despojar de la tierra recuperada a los pueblos zapatistas.

Nuevos Mecanismos de Violencia:

En el Informe presentado el 11 de Noviembre del 2020. Identificamos 7 mecanismo de violencia de la Guerra Integral de Desgaste hacia los pueblos zapatistas de NSG y región Moisés Gandhi:1.-Invadir tierras y destruir la Madre naturaleza; 2.-Cercamiento con alambrados y ambiente de balazos; 3. Violentar el derecho al acceso al agua; 4. Provocar el hambre; 5. Destruir la economía autónoma; 6. Violencia de difamación, calumnia y desinformación; 7. Mecanismos de Violencia hacia los cuerpos-territorios de las Mujeres (https://redajmaq.espora.org/informecaravana2020).
En lo que va de diciembre, enero y febrero identificamos en la comunidad zapatista de Nuevo San Gregorio:

1.  La avanzada de los invasores está en el hostigamiento cada vez mayor del cercamiento hacia los espacios vitales de las familias zapatistas. Dispositivo de “apretada de pinzas” para forzar el desplazamiento dentro de las mismas tierras recuperadas. La modalidad de dominio y terror que adquiere el despojo frente a la impunidad de los tres niveles de gobierno hacia los grupos invasores ha llevado a que las familias zapatistas abandonen sus casas y se concentren en un espacio de resguardo seguro; las familias han quedado encapsuladas en tres cuartos de hectárea, ahí siguen resistiendo desde el trabajo colectivo de la carpintería, la clínica, la escuela, tienda, iglesia.

2.  El desgaste psicosocial para las mujeres es cada vez mayor. Situación que las coloca en un estado de vulnerabilidad al no poder transitar libremente y estar bajo intimidación permanente por parte de líderes invasores. El existente peligro que viven las mujeres cada vez que van por leña, a darle de beber agua a los animales, a la pequeña parcela por algo que cosechar, a cuidar sus casas y pollos. La crueldad física directa y de violencia psíquica-social está violentando el derecho de las mujeres, niños y niñas a una vida libre de violencia al ejecutar actos lesivos contra su integridad física, mental, social y económica con el objetivo de establecer roles de subordinación y provocar el desgaste total.

3. Como consecuencia vemos la conversión del territorio común a propiedad privada. Invadir, cercar y parcelar la tierra recuperada para generar terror y desánimo una vez que transforman todos los espacio vitales-elementales para la reproducción de la vida comunitaria y autónoma en espacios exclusivos de propiedad privada donde la relación hacia la Madre naturaleza cambia a su uso como mercancía.

4. Nuevos terratenientes líderes. Los catequistas , ex policías y propietarios de tierras ofrecen tierras recuperadas a personas ajenas a la comunidad, ponen a la venta la tierra en paralelo a la continuidad de la difamación, calumnia y desinformación acerca del proyecto de vida y la forma organizativa autónoma de los pueblos zapatistas.

Una vez presentados estos mecanismos de violencia estamos constatando que el diagrama de avanzada de la Guerra de Contrainsurgencia en Chiapas cada vez es más cínico por parte de los tres niveles del mal gobierno que premia con impunidad a quienes ejercen actos criminales.
Así, la estrategia está siendo articular varias tácticas que van desde una campaña informativa de desprecio y desprestigio hacia el EZLN íntimamente relacionadas con la presencia de la Guardia Nacional y grupos armados, la ejecución de Megaproyectos y programa de descampesinización como Sembrando vida y el hostigamiento a miembros del CNI. Teniendo como objetivo una avanzada que consiste en despojar de la tierra recuperada a los pueblos zapatistas.

Conclusiones

Las organizaciones, colectivos e individuos/as que participamos en esta caravana de solidaridad, todas adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, damos cuenta de la documentación en la que pudimos recoger testimonios y evidencias de los hechos concretos relacionados en este informe que se derivan en una serie de mecanismos de una violencia estructural que resultan en impactos a la salud física y mental en las niñas, niños, mujeres y hombres de las comunidades afectadas. En este contexto de provocación y agresión prolongada se ha generado una crisis profunda dentro de las familias pertenecientes a la comunidad de Nuevo San Gregorio. No debemos de olvidar que desde el levantamiento armado de 1994 a la fecha, este tipo de situaciones se reactiva durante este gobierno como un patrón de contrainsurgencia enfocado en desfragmentar la resistencia y permanencia de la autonomía zapatista.

El dispositivo de violencia está en provocar de manera permanente angustia, llanto, miedo, dolor, rabia, sentimientos que se vuelven cotidianos. Los actos de agresión y provocación que está generando el grupo de invasores una vez que se van interiorizando en los cuerpos de las mujeres y niñas, niños. De tal manera el grupo de personas que han invadido el territorio recuperando desde 1994 violentan el derecho de las familias de NSG a una vida libre de violencia y ejecutan actos lesivos contra la integridad física, mental, social y económica.

Exponer dichos mecanismos de violencia muestra cómo funciona la maquinaria del crimen, muerte y destrucción contra un proyecto de vida que construye autonomía.
El grupo de personas invasoras imponen un estado de zozobra, tensión y de vulnerabilidad cotidiano y permanente.
El grupo de invasores ejecutan actos de crueldad física directa  violencia psíquica-social:
• Cercar y secuestrar a las familias en sus propias casas y tierras.
• Cercar y secuestrar animales, manantiales y ríos.

Este es el despliegue y re-configuración de la actual forma de operar contra la vida y las autonomías.

Es por ello por lo que las agresiones perpetradas el grupo de invasores son una evidente acción de atacar y golpear a la autonomía zapatista y su estructura organizativa. Su actuar se basa en crear un clima permanente de tensión y provocación. Ante toda esta situación de agresiones las familias zapatistas de NSG  no han caído en provocaciones y siguen en su empeño de defender la vida. La defensa de la vida no sólo se limita a la propia, sino que se amplía pues como nos han repetido en múltiples ocasiones, como defensores de la Madre Tierra que son, “No somos dueñxs de la tierra, somos guardianes”. Es la dignidad sembrada y alimentada en 26 años de organización lo que posibilita que frente al dolor-coraje haya más ideas para cuidar la esperanza desde la resistencia y las autonomías de los pueblos. Sus proyectos de vida dicho por ellxs mismos se reflejan en el  trabajo colectivo de trigo, artesanías de mujeres, tienda colectiva, carpintería, espacio de alfarería, etc.
Debemos aclarar una vez más que las  tierras recuperadas son tierras del EZLN, de la organización que tienen a casi 27 años de lucha y resistencia una mirada de larga duración en la construcción de un mundo diferente donde se construyan muchos mundos, donde el proceso organizativo a través de la autonomía desde la comunidad y la colectividad es una de la formas de construcción de la vida, de respeto a la Madre Tierra, es decir de un lugar de resistencia donde se construye humanidad para la humanidad. Sabemos que esto se ha repetido en el informe anterior, reiteramos estás palabras con la idea clara que la situación en la cual están pasando las familias zapatistas de NSG no ha cambiado al contrario ha empeorado, seguimos en esa misma línea pues la amenaza continúa. En ese mismo sentido no dejaremos de denunciar la implicación de los tres niveles de mal gobierno en todo lo anteriormente descrito, las políticas de destrucción y de despojo que no han cesado nunca pese a la anunciada transformación o cambio que decía representar este gobierno.

“Como compañeros y compañeras vamos a resistir aunque nos pase mil cosas feas, pero la esperanza llegará, seguiremos adelante tejiendo vida para el mañana que todos esperamos, la resistencia y rebeldía en nuestros corazones la llevaremos siempre, porque nosotras y nosotros somos guardianes de la Madre Tierra, no somos dueños, porque la tierra no es de nosotros es de todos que luchamos por una vida. Nacimos en ella, vivimos en ella, la vamos a cuidar y la vamos a proteger y si es necesario moriremos por ella”. (Palabras de los compañerxs zapatistas de NSG)

La Caravana de solidaridad y documentación estuvo monitoreada y acompañada por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casa, quienes han verificado y documentado la situación de despojo territorial y de violaciones a los derechos humanos en marcados en los Acuerdos de San Andrés y demás instrumentos jurídicos que están contenido la legislación nacional e internacional.
.
Este informe es parte de una campaña de difusión y solidaridad que estamos realizando y en la que solicitamos su colaboración para que desde sus espacios lo circulen y lleven a cabo acciones en pro de las comunidades zapatistas.

Invitamos a todxs a estar atentos de la situación de la comunidad autónoma zapatista de Nuevo San Gregorio y en general de lo que ocurra en territorio zapatista. Les seguiremos manteniendo informadxs de lo que acontezca. No dejaremos de denunciar estos hechos y la complicidad que tienen los tres niveles de mal gobierno, tampoco dejaremos de acompañar a nuestrxs compañerxs zapatistas
Nuestrxs compañerxs zapatistas no están solxs y seguiremos caminando junto con ellxs.

Atentamente:
Centro de Derechos de la Mujer Chiapas, A.C. (CDMCH).
Colectivo Anarcista El Pueblo (Grecia)
Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas, A.C. (DESMI).
Desarrollo Tecnológico y Servicios Comunitarios El Puente, S.C.
Enlace Civil, A.C.
Espacio de Lucha Contra el Olvido y la Represión (ELCOR).
Grupo de trabajo No Estamxs Todxs.
Lumaltik Herriak.
Médicos del Mundo, Suiza-México.
Memoria Viva.
Promedios de Comunicación Comunitaria A.C.
Red de Resistencia y Rebeldía Ajmaq.
Salud y Desarrollo Comunitario, A.C. (SADEC).
BIZILUR.
TxiapasEKIN Plataforma.
Y otros Colectivos, organizaciones y personas adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

*Descargalo en PDF

radio
Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata(CIPOG-EZ)

(Español) Por la vida de nuestros pueblos, contra los megaproyectos y justicia para Samir. Alto a la guerra narco-paramilitar contra el CIPOG-EZ

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

A las mujeres que luchan por la vida

Al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional
A los pueblos zapatistas
Al Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno
A las redes de apoyo
A la Sexta Nacional e Internacional
A los periodistas honestos
A los medios libres, autónomos o como se llamen

Como hombres, mujeres, niños, niñas, abuelos y abuelas de nuestras comunidades indígenas
Nahuaque somos que estamos organizados en el Concejo Indígena y Popular de Guerrero –
Emiliano Zapata(CIPOG-EZ), en conjunto con nuestros pueblos hermanos de la Organización
Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.), nos sumamos a la Jornada por la vida, contra los
Megaproyectos y por nuestro hermano Samir Flores.
Porque en Guerrero los jefes narco-paramilitares que han asesinado a 40 de nuestras y nuestros compañeros de base, promotores, delegados y concejales del CIPOG-EZ, y CNI-CIG, y siguen libres y riéndose de nosotros y de la justicia. El gobierno federal sabe bien quiénes son y no hacen nada
porque llegue la justicia a las familias y el castigo a todos los responsables. O están de cómplices, así bien organizados entre ellos, todos los niveles de gobierno o están de cómplices, dejando que nos maten para no lidiar con nuestras demandas y por ser parte del CNI-CIG y hermanarnos con los pueblos zapatistas del EZLN. En cualquier caso, los malos gobiernos estatal y federal actúan de forma cruel, inhumana y contraria a su llamada legalidad y los derechos humanos.
Desde esta movilización de los pueblos del CIPOG-EZ, le decimos al gobierno de López Obrador y de Astudillo Flores, que son ustedes y nadie más quienes están dejando que ocurra este etnocidio, porque nos están dejando ser asesinados por ser indígenas, porque en este México del siglo XXI si hay racismo y está bien fuerte, nos dejan que nos maten por ser indígenas y pobres y además rebeldes, que no nos dejamos dominar por los grupos criminales y que además estamos en la lucha del CNI-CIG. Si fuéramos de los que a todo decimos que si, si fuéramos banco de votos para MORENA, el PAN o el PRI otra cosa seria. Pero sépanlo bien nuestras hermanas y hermanos de todo el mundo aquí seguiremos resistiendo, sin vendernos, ni rendirnos.

Nuestros hermanos y hermanas Zapatistas del EZLN no están solos, no están solas, desde Guerrero las comunidades del CIPOG-EZ continuamos rompiendo el cerco narco-paramilitar que desde hace
más de un año nos impusieron en nuestras comunidades y exigiremos un !Alto a la guerra contra las comunidades Zapatistas y del Congreso Nacional Indígena. Alto a la guerra narco-paramilitar contra el CIPOG-EZ! ¡Justicia para Samir Flores Soberanes!

ATENTAMENTE:
Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata(CIPOG-EZ)
Regiones: Costa Chica, Costa Montaña, Montaña Alta y Montaña Baja de Guerrero,
Organización Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.).
¡Alto a la Guerra paramilitar contra las comunidades Zapatistas del EZLN!
¡Alto a la Guerra narco-paramilitar contra las comunidades indígenas del CNI-CIG!
¡Justicia para todos nuestros presos, asesinados y desaparecidos del CNI-CIG!
¡Nunca más un México sin nosotros!

radio
Enlace Zapatista

(Español) Imágenes de la movilización zapatista en la Jornada por la vida, contra los megaproyectos y por nuestro hermano Samir Flores

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Deutsch Übersetzung (Alemán)

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Caracol Jacinto Canek. JBG Flor de nuestra palabra y luz de nuestros pueblos que refleja para todos. Comunidad del CIDECI-Unitierra. Municipio oficial de San Cristóbal de las Casas.

Caracol Resistencia y Rebeldía un Nuevo Horizonte. JBG La luz que resplandece al mundo. Dolores Hidalgo. Tierra recuperada.

Caracol Espiral digno tejiendo los colores de la humanidad en memoria de l@s caídos. JBG Semilla que florece con la conciencia de l@s que luchan por siempre. Tulan Ka’u, tierra recuperada.

Caracol Raíz de las Resistencias y Rebeldías por la humanidad. JBG Corazón de nuestras vidas para el nuevo futuro. Ejido Jolj’a.

Caracol Floreciendo la semilla rebelde. JBG Nuevo amanecer en resistencia y rebeldía por la vida y la humanidad. Poblado Patria Nueva, tierra recuperada.

Caracol Madre de los Caracoles de nuestros sueños. JBG Hacia la Esperanza. La Realidad.

Caracol Torbellino de Nuestras Palabras. JBG Corazón del Arcoiris de la esperanza. Morelia.

Caracol Que habla para todos. JBG Nueva Semilla que va a producir. Roberto Barrios.

Caracol Resistencia Hacia un nuevo amanecer. JBG El camino del Futuro. La Garrucha.

Caracol Resistencia y Rebeldía por la Humanidad. JBG Corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo. Oventik.

Caracol En Honor a la memoria del Compañero Manuel. JBG El pensamiento rebelde de los pueblos originarios. Poblado Nueva Jerusalén.

Caracol Colectivo el corazón de semillas rebeldes, memoria del Compañero Galeano. JBG Pasos de la historia, por la vida de la humanidad. La Unión.

Caracol Jacinto Canek. JBG Flor de nuestra palabra y luz de nuestros pueblos que refleja para todos. Comunidad del CIDECI-Unitierra. Municipio oficial de San Cristóbal de las Casas.

 

Caracol Resistencia y Rebeldía un Nuevo Horizonte. JBG La luz que resplandece al mundo. Dolores Hidalgo. Tierra recuperada.

 

 

 

 

 

Caracol Espiral digno tejiendo los colores de la humanidad en memoria de l@s caídos. JBG Semilla que florece con la conciencia de l@s que luchan por siempre. Tulan Ka’u, tierra recuperada.

 

 

 

 

 

Caracol Raíz de las Resistencias y Rebeldías por la humanidad. JBG Corazón de nuestras vidas para el nuevo futuro. Ejido Jolj’a.

 

 

Caracol Floreciendo la semilla rebelde. JBG Nuevo amanecer en resistencia y rebeldía por la vida y la humanidad. Poblado Patria Nueva, tierra recuperada.

 

Caracol Madre de los Caracoles de nuestros sueños. JBG Hacia la Esperanza. La Realidad.

 

 

 

 

 

 

Caracol Torbellino de Nuestras Palabras. JBG Corazón del Arcoiris de la esperanza. Morelia.

 

 

 

 

 

 

Caracol Que habla para todos. JBG Nueva Semilla que va a producir. Roberto Barrios.

 

 

 

Caracol Resistencia Hacia un nuevo amanecer. JBG El camino del Futuro. La Garrucha.

 

 

Caracol Resistencia y Rebeldía por la Humanidad. JBG Corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo. Oventik.

 

Caracol En Honor a la memoria del Compañero Manuel. JBG El pensamiento rebelde de los pueblos originarios. Poblado Nuevo Jerusalén.

 

 

 

 

 

Caracol Colectivo el corazón de semillas rebeldes, memoria del Compañero Galeano. JBG Pasos de la historia, por la vida de la humanidad. La Unión.

 

Share
radio
Red Ajmaq

(Español) Comunicado sobre la situación de la Comunidad Nuevo San Gregorio, Municipio Autónomo Rebelde Zapatista Lucio Cabañas

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

11 de Febrero de 2021.

A las Juntas de Buen Gobierno y Bases de Apoyo del EZLN
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A las Redes de Resistencia y Rebeldía
A los organismos de derechos humamos nacionales e internacionales
A los medios libres, independientes, autónomos
A los pueblos de México y del mundo

Organizaciones, colectivos y personas a título individual, todas Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del Ejercicio Zapatista de Liberación Nacional, hemos llevado a cabo desde el mes de octubre Caravanas de Solidaridad con los Pueblos Zapatistas. En estás caravanas se ha realizado un trabajo de acompañamiento y observación de derechos humanos de niños, niñas, mujeres y hombres Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN) en la comunidad Nuevo San Gregorio (NSG), se ha documentado la presencia y los daños que un grupo invasor está provocando a las tierras recuperadas ubicadas en esta comunidad, así como el hostigamiento constante a las familias zapatistas.

Durante los hechos, que desarrollaremos más adelante, hemos presenciado que los tres niveles de gobierno no han intervenido para frenar las agresiones, el despojo y las provocaciones del grupo de invasores hacia las BAEZLN. Pudimos observar la complicidad que tiene este grupo de invasores con los tres niveles de gobierno para despojar del territorio a las BAEZLN y controlar los bienes naturales, así como la estrategia de abrir paso a proyectos gubernamentales individualizados, como “Sembrando Vida” (entre otros programas), que agreden el proceso de autonomía e intentan romper con formas organizativas comunitarias.

Ante el hostigamiento de los invasores y para resistir a las provocaciones, las familias zapatistas han dejado sus casas y se han concentrado en el Centro de la comunidad, abandonando sus pertenencias y en algunos casos, sus animales (algunos de ellos ya han muerto por el abandono forzado). El trabajo de siembra de maíz y frijol que las BAEZLN tenían previsto del 1 al 4 de febrero no se realizó
, lo que amenaza la alimentación y la salud de las familias para los próximos meses. Esto significa atentar directamente contra la vida de las Bases de Apoyo, por una perspectiva de seguridad a corto plazo.

Parte de este grupo de invasores proviene de los ejidos San Gregorio de Las Casas, Duraznal, Rancho Alegre y San Andrés Puerto Rico, algunos de ellos con cargos ejidales y eclesiales. Nos preguntamos qué hace gente de otras comunidades en el territorio de las BAEZLN , quién los trajo aquí y con qué propósito.

Aquí presentamos la lista de hechos ocurridos entre el 1 y el 9 de febrero, documentados por la Caravana de Solidaridad:

1.- Desde hace un año y tres meses, el grupo de invasores ha cercado con alambre de púas y postes de madera 145 hectáreas de las 155 que hay en las tierras recuperadas. Han tomado posesión de la llamada “Casa Grande” (antigua finca) que es parte de los terrenos de la Escuela Secundaria Autónoma. Señalan las Bases de Apoyo: “Se decidió conservarla porque fue fruto del trabajo de nuestras abuelas y abuelos que fueron peones acasillados en la finca”. Como parte de los trabajos colectivos se ha invertido dinero y trabajo en arreglarla. Entre el 1 y el 9 de febrero fue utilizada como campamento por parte de los invasores, los cuales han estado haciendo cortes con motosierra detrás de la Casa Grande y la han estado usando para vigilar desde allí las actividades de las BAEZLN con binoculares, celulares y radios.

2.- A partir del 1 de febrero, los invasores instalaron 5 posiciones de guardia (2 de ellas a tan solo 50 metros de distancia del Centro de la comunidad, 3 de ellas a 250 metros), portando machetes, cuchillos, navajas, resorteras, macanas con punta, celulares, radios de comunicación y binoculares. Entre ellos se encuentra Felipe Henriquez Gómez de Rancho Alegre; Nicolás Pérez Pérez de San Gregorio Las Casas; Esteban Miguel Moshan, Manuel Moshan Moshan, Javier Gómez Mendez, Miguel Bolom Ara (ex policía municipal de Huixtán), Mario Bolom Ara, Alejando Pérez Pérez, Alonso Ara Moshan, Sebastián Ara Moshan y Pedro Pérez Pérez (sobrino de uno de los líderes de la ORCAO).

3.- Dentro de la comunidad se desarrollan varios trabajos colectivos, los cuales permiten diversificar la alimentación, así como la prevención y curación de enfermedades. El grupo de invasores ha impedido que estos trabajos se lleven a cabo. Las BAEZLN tienen un estanque de tilapia colectivo para alimento de la comunidad y un espacio donde las niñas y los niños se reúnen para jugar. Los invasores desconectaron varios tramos de la tubería que surte el agua al estanque, provocando la muerte de los peces, ya que las encargadas y encargados de alimentarlos no pudieron acercarse al lugar entre el 1 y el 6 de febrero por la presencia de los invasores.
Por parte de los y las estudiantes de la Secundaria Autónoma se tenía un trabajo colectivo de colmenas, ubicado detrás de la Casa Grande, pero también debido a la presencia de los invasores y al no poder cuidarlas, éstas ya no están.
Las Bases de Apoyo relataron algunos de los daños provocados por los invasores: “Nicolás Pérez Pérez quemó el monte seco de un trabajadero que suelen usar como abono. El fuego se descontroló y casi se queman unos borregos que tenemos en colectivo. Hay berro sembrado alrededor del estanque, los invasores lo cortaron. “Tenemos colectivo de ganado, hay que ir a cuidar hasta tres veces al día para moverlo del lugar, para que coma, para darle agua y sal”. Los invasores movieron varios ganados, los ganados sufrieron con el paso de los tractores y la presencia de tanta gente. Las compañeras han tenido que encargarse de los ganados y borregos, porque los compañeros no pueden abandonar sus guardias y por miedo de ser atacados. Cuando van a cuidar los animales, los invasores las vigilan, juguetean con el machete para intimidarlas y las alumbran con focos”.

4.- La Educación, como parte de las áreas de la autonomía zapatista, también ha sido afectada por los invasores. “El 18 de enero era la fecha de inicio de las clases de la Secundaria Autónoma, las clases no han podido iniciar ya que los invasores usan seguido la Casa Grande y las y los estudiantes tienen que pasar demasiado cerca del grupo invasor para llegar a la escuela”.

5.- La invasión de las tierras recuperadas también ha afectado el abastecimiento de agua y electricidad: “Se acumuló basura en la captación de agua y estaba entrando poca agua, por la cercanía con el grupo invasor no se ha podido limpiar. Se tiene un tanque de almacenamiento de agua desde el que bombean agua a las tomas del Centro de la comunidad y la Casa Grande. Normalmente bombean agua cada 3 días. En esta ocasión, por la presencia del grupo invasor en los terrenos cercanos al tanque, tuvieron que esperar 5 días para bombear el agua. Las compañeras son quienes han ido a bombear el agua y van con miedo porque hay invasores que las vigilan”. En la comunidad se cuenta con un transformador de luz, pero hay riesgo de que en la temporada de lluvias se caiga, y no se ha podido componer porque está en los terrenos cercados por los invasores.

6.- Entre el 1 y 9 de febrero el grupo de invasores contrató 2 tractores para arar las tierras. Al momento han afectado 12.5 hectáreas, se calcula un costo de 23,000 pesos por la renta de los tractores y 2300 por hectárea arada, más unos estimados 6 mil pesos por 320 litros de diesel comprados. Pedro López, comisariado ejidal de Los Llanos, es el encargado de los tractores. Mientras trabajan los tractores, entre 8 y 12 invasores hacen guardia. Las mangueras que proveen agua al ganado colectivo, así como al estanque de peces han sido desconectadas. Realizan quema de tierras, en algunos casos hay pelibueyes amarrados para la pastura. En algunos de los terrenos en los que ha entrado el tractor había trabajo colectivo de hortalizas y plantas medicinales. Con el paso del tractor, además de dañar parte de las mangueras, se destruyó el camino que lleva a la hortaliza colectiva; en ella dejaron varias macanas con punta clavadas, y esto es interpretado como provocación.

Toda esta serie de hechos no son menores. Como habíamos mencionado anteriormente, forman parte de una estrategia para despojar de las tierras recuperadas a nuestras compañeras y compañeros zapatistas, es también una estrategia de desgaste y un intento para romper el proceso de autonomía. Esta invasión ha provocado innumerables daños a las Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional: desplazamiento de familias, despojo de la tierra y el territorio, destrucción de trabajos colectivos, impidiendo el acceso al derecho a la educación y a la salud, ejes de la autonomía zapatista. En palabras de las BAEZLN: “Los invasores no tienen interés en cultivar la tierra, tienen dinero, carros, ganados y derechos en sus ejidos. Si realmente tuvieran necesidad, que vengan a trabajar en común, pero no quieren. La tierra es para luchar, no para hacer negocio”.

Como Caravana de Solidaridad, reiteramos que no dejaremos de acompañar a nuestras compañeras y compañeros zapatistas, no dejaremos de denunciar la complicidad de los tres niveles de gobierno, que es parte de una estrategia de contrainsurgecia para frenar la lucha del EZLN. Ha quedado claro que el cambio que prometía desde el inicio este gobierno, auto llamado de la Cuarta Transformación, no ha sucedido. Al contrario, bajo la legitimidad de los votos ha continuado con los proyectos de muerte de los gobiernos anteriores. Pero pese a su política de muerte seguiremos luchando por la vida, aquí “abajo y a la izquierda”; seguiremos defendiendo a la madre naturaleza, la tierra y el territorio; seguiremos luchando por un mundo más justo “donde quepan muchos mundos”.

Nuestra labor ha sido pacífica y con el objetivo de hacer valer los derechos humanos y libre autodeterminación de los pueblos y hemos contando con el acompañamiento del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba). Este acompañamiento se da de manera presencial y a la distancia con el objetivo de realizar un trabajo integral y continuo.

Organizaciones y colectivos firmantes…

Atentamente:
Centro de Derechos de la Mujer Chiapas, A.C. (CDMCH)
Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas, A.C. (DESMI)
Desarrollo Tecnológico y Servicios Comunitarios El Puente, S.C.
Enlace Civil, A.C.
Espacio de Lucha Contra el Olvido y la Represión (ELCOR)
Grupo de trabajo No Estamxs Todxs
Lumaltik Herriak
Médicos del Mundo, Suiza-México
Memoria Viva
Promedios de Comunicación Comunitaria A.C.
Red de Resistencia y Rebeldía Ajmaq
Salud y Desarrollo Comunitario, A.C. (SADEC)
BIZILUR
TxiapasEKIN Plataforma
Colectivo Anarcista El Pueblo
Y otros Colectivos, organizaciones y personas adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

radio
Red de Resistencia y Rebeldía Ajmaq

(Español) Invasión, cercamiento de la madre tierra y ambiente de balazos

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Videos

radio
Lobo Suelto

(Español) Mujeres que luchan, zapatismo y la grieta pospatriarcal anticapitalista

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Xochitl Leyva Solano

Cómo y quiénes en medio de las guerras “ponen el cuerpo”; cómo esto se ha dado bajo el faro zapatista y el caminar de este movimiento junto con mujeres y jóvenes de las resistencias, con activistas alter y anti y con feministas comunitarias, post y decoloniales, de diversas partes del planeta Tierra, llegadxs a Chiapas –entre 1994 y 2018– atraídxs por dicho faro. Hago esta reflexión con motivo de los 25 años de la rebelión zapatista y a la luz del Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan, convocado por las mujeres zapatistas y realizado en su territorio autónomo en marzo de 2018. Escarbo en nuestra memoria colectiva, voy en espiral, tejo parte de nuestras experiencias organizativas que no paran, ya que seguimos buscando colectivamente la mejor manera de construir alternativas más allá del Estado-nación, del (hetero) patriarcado, de la democracia representativa y de la modernidad/colonialidad. Búsqueda que nunca se hubiera dado de no ser por el levantamiento zapatista y lo que en estos 25 años han construido: la autonomía zapatista de facto y sin permiso que ha servido de faro, literalmente, en los 5 continentes y a las luchas anti capitalistas y anti patriarcales del mundo.

Vale aclarar que cuando hablamos de lo que hemos caminado nosotrxs podríamos dar una idea equivocada, hacer pensar que ya hemos avanzado mucho, cuando en verdad son más bien las mujeres, lxs jóvenes, lxs niñxs, lxs mayorxs y los hombres de los pueblos indígenas, negros, campesinos en resistencia quienes nos llevan años luz en la creación de formas organizativas alternas; para muestra un botón: el EZLN, el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG). Ellxs y muchxs otrxs que aquí no menciono son quienes han puesto y continúan poniendo el cuerpo y lxs muertxs al enfrentarse, encarnadamente y a lo largo del Abya Yala, a las múltiples cabezas de lo que lxs zapatistas llaman “la Hidra Capitalista”; y también algunas feministas: la ofensiva globalizadora del capital expresada como guerra contra las mujeres, producto del daño cognitivo milenario (patriarcado).

Un mundo donde quepan muchos mundos no es un mero eslogan. Se hizo carne cuando las zapatistas nos convocaron al encuentro de las mujeres que luchan.

Treinta y un años han pasado desde mi llegada, por primera vez, a la selva Lacandona en aquel diciembre de 1987. Llegué respondiendo a un llamado de los campesinos habitantes de esa zona. Ellos preparaban clandestinamente el movimiento armado, pero en su dimensión pública convocaron a universitarixs para trabajar en el programa de desarrollo integral que estaban coordinando. Nos recibió un grupo de delegados, todos concentrados en el corazón de la Lacandona, en el ejido Guanal. Fue impresionante ver desde la avioneta reunidos a 250 delegados, 250 cuerpos de hombres tseltales, tsotsiles, choles y tojolabales representantes de 117 ejidos y 24 rancherías localizadas en un territorio en el que tenían, ya desde entonces, gran control y un sofisticado modo de gobernarse a nivel regional. A pesar de ello no había ni una sola mujer en la concentración que nos recibió y tampoco ninguna tomó la palabra durante la asamblea, aunque sí estaban presentes como parte fundamental de la comisión encargada de cocinar para todxs. Cruzamos miradas en la cocina pero no palabras, no porque ellas no hablaran español ni nosotras tseltal, sino más bien porque entonces la política era concebida y vivida como un asunto de hombres, entre hombres, para el bien común llamado “el comón”.

Por lo que me tocó vivir –entre diciembre de 1987 y diciembre de 1993– dentro de esa subregión de la selva, podría decir que entonces las mujeres adquirían diferenciadamente cierta voz en la casa y/o en la comunidad de acuerdo a su edad, su cargo, su situación económica y a la posición de su esposo en la estructura política y religiosa comunitaria. Tenían algo que podríamos llamar una voz delegada por los hombres de la comunidad. Hoy, en cambio, han construido, desde la resistencia zapatista, una potencia propia, un poder propio, dentro de un poder autónomo. Las mujeres, anteriormente, no tenían una mirada colectiva antisistémica –tampoco nosotras– y mucho menos la capacidad colectiva para convocar, como lo hicieron en diciembre de 2017, a las mujeres del mundo para luchar contra el “sistema capitalista machista y patriarcal”.

Tuvieron que pasar tres décadas, en las que se dio la emergencia del movimiento continental contra el V Centenario del “Descubrimiento de América”, en que el EZLN salió de su clandestinidad, en que levantaron la voz las insurgentas, milicianas y mujeres bases de apoyo zapatista haciendo carne y cotidianidad la Ley Revolucionaria de Mujeres. Tuvieron que pasar décadas en que emergieron y se fortalecieron por todo el continente los movimientos de mujeres indígenas y negras, floreció la autonomía zapatista en medio de la guerra contrainsurgente, de la guerra contra el narcotráfico y de lo que lxs zapatistas llamaron muy tempranamente “la guerra de exterminio contra los pueblos”.

En medio de la violencia y la muerte, emergen las prácticas autonómicas de las zapatistas, sus reivindicaciones de igualdad, diversidad y diferencia a la zapatista.

Todo eso y más tuvo que suceder para que ese 8 de marzo de 2018 viéramos y viviéramos en la misma selva Lacandona, pero ahora en el Caracol de Morelia, un despliegue impresionante de 2000 mujeres zapatistas tseltales, tsotsiles, choles, tojolabales y mestizas provenientes de los cinco Caracoles. Ellas fueron nombradas para recibir y convivir con las miles de mujeres del mundo quienes respondieron a la convocatoria del Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan. La convocatoria decía textualmente:

Si eres hombre, de balde estás escuchando o leyendo esto porque no estás invitado. A los varones zapatistas los vamos a poner a hacer lo necesario para que podamos jugar, platicar, cantar, bailar, decir poesías, y cualquier forma de arte y cultura que tengamos para compartir sin pena. Ellos se encargarán de la cocina y de limpiar y de lo que se necesite.

Y así sucedió. Esto, que podría ser reducido a la imagen de un mundo al revés, podría también ser visto como una grieta pospatriarcal poscapitalista en la que todas pusimos el cuerpo, la mente, el corazón, el hígado… para seguir construyendo las alternativas al capitalismo, a la democracia representativa, al patriarcado y al machismo. No pretendo homogeneizar, ni romantizar, ni “explicar”, sólo quiero señalar un par de elementos que pudieran ser relevantes para el argumento central de este breve texto.

La diversidad de las mujeres que respondieron al llamado de las zapatistas nos recuerda la existencia del pluriverso, o sea, la multiplicidad de mundos que coexisten. El pluriverso nos hace ver que el mundo –contrariamente a lo que la modernidad nos ha hecho creer– está compuesto de muchos mundos, de muchas galaxias como afirman lxs zapatistas. “Un mundo donde quepan muchos mundos” no es un mero eslogan: se hizo carne, nuevamente, cuando las zapatistas convocaron a este encuentro, desde una categoría incluyente muy propia de ellas que parafrasearon como “las mujeres que luchan”, señalando que se referían a todas las “que no están de acuerdo con lo que nos hacen como mujeres que somos”. Y agregaban: “Te invitamos a encontrarnos, a hablarnos y a escucharnos como mujeres que somos”.
Ahí estaban feministas y no feministas. Mujeres de los cinco continentes, de todas las edades, mujeres que eran jóvenes cuando el levantamiento de 1994 y que se iniciaron en la otra política con el zapatismo. Mujeres que nos reconocimos como mujeres al ver paradas frente a nosotras a las comandantas zapatistas. Mujeres que las han estudiado, que las han apoyado en cada una de sus iniciativas; mujeres curiosas que nunca las habían visto y hasta mujeres que sólo iban al zapatour. Mujeres del color de la Tierra, mujeres blancas y negras, lesbos, trans, queer, darketas, artivistas, cibernautas, campesinas, catequistas, religiosas del abajo, universitarias, docentes, hijas con sus mamás, lideresas, defensoras de derechos humanos, músicas, teatreras, payasas, bailarinas, esculturistas, fotógrafas, pintoras, etc…
Ahí estábamos poniendo nuestro cuerpo frente al despojo capitalista por medio de un acto colectivo de des-posesión voluntaria de lo que cargamos cada día: los títulos nobiliarios, las rutinas del trabajo asalariado, de la precariedad o de los paliativos neoliberales (pienso en lo inmediato para muchas de las asistentes: las becas de posgrado). Des-posesión voluntaria de las rutinas familiares, de las rutinas engendradas por la propiedad o por el “deber ciudadano”. Por cuatro días, muchas de nosotras logramos despojarnos de todo eso y nos quedamos con lo más elemental en nuestras “casas de campaña” clavadas por nosotras mismas en la tierra. Habitamos la casa zapatista: el Caracol, construido centímetro a centímetro por el esfuerzo autónomo de lxs zapatistas.

Desde ahí nos distanciábamos de nuestros hogares y familias clasemedieras al servicio del trabajo capitalista o aplastadas por el desempleo o por la precariedad emanada de ese mismo sistema. Tomábamos distancia, por ejemplo, del capitalismo académico que hoy rige no sólo en abstracto nuestros lugares de trabajo sino que ha ocupado exitosamente -en muchos casos- las mentes, los cuerpos y los corazones de muchas mujeres y hombres reproductorxs cotidianas de él. No fue casual que en uno de los talleres del encuentro, la facilitadora –feminista y académica– gritara con gran entusiasmo “¡muera la academia!” y con el mismo entusiasmo las asistentes –jóvenes universitarias en su mayoría– se unieran a la consigna de cara a un grupo de jóvenes zapatistas que seguían atentas y tomando notas en sus cuadernos.

Por las noches, otras de nosotras nos metimos en sacos de dormir tendidas encima de una tabla de madera, que lo mismo se usó para ese fin como para armar bancas, mesas o mamparas. Ahí, tendidas en el suelo conectamos con la Madre Tierra, oímos sus latidos que formaban un único ritmo con la música de la banda lesbofeminista que tocaba en la cancha del Caracol para festejar a todas las mujeres del mundo en pie de lucha y para honrar la memoria de las miles de asesinadas, desaparecidas, masacradas, encarceladas.

Y en medio de toda esa violencia y muerte, emerge y han emergido, por ejemplo, las prácticas autonómicas de las zapatistas, sus reivindicaciones de igualdad, diversidad y diferencia a la zapatista. Conceptualizaciones situadas y encarnadas de lucha que lxs zapatistas han ido tejiendo muy a su manera y desde su lugar. Se podría decir, teoría encarnada que, antes y hoy, le habla al mundo: como muestra retomo las palabras pioneras de la mayor Ana María expresadas a nombre del CCRI-CG del EZLN en la apertura del Primer Encuentro Intercontinental por la Humanidad y Contra el Neoliberalismo celebrado en julio de 1996 en el Aguascalientes II-Oventik: “Bienvenidos a las montañas del Sureste mexicano. Bienvenidos a este rincón del mundo donde todos somos iguales porque somos diferentes. Bienvenidos a la búsqueda de la vida y a la lucha contra la muerte”.

Paso a paso, las zapatistas, desde hace dos décadas y media, vienen construyendo puentes entre ellas y con todas nosotras. Caminando a su lado muchas de nosotras hemos empezado a concientizarnos, a con-dolernos y a con-movernos desde lo que nos/era/es común en ese momento y aún ahora que escribo este texto: las violencias y la muerte producto de lo que hoy -ellas y nosotras- llamamos a voz en cuello y con todas sus letras: “el sistema capitalista patriarcal” y “el patriarcado capitalista”.

Posdata: les invito a leer no sólo el texto completo del que deriva este sino todas las contribuciones del libro que es parte para comprender mejor por qué homenajeamos en este su 25 aniversario a las, los, les zapatistas.

radio

(Español) Campaña total por la liberación de Fidencio Aldama Pérez

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Al Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno
A las comunidades que defienden el agua, el territorio y la vida
A las Redes de Resistencia y Rebeldía o como se llamen
A la Sexta nacional e internacional
A la Red Contra la Represión y por la Solidaridad

Compañerxs
Nos dirigimos a quienes luchan contra el Sistema para destruirlo, no para entrar en negociaciones con sus representantes ni para pedir audiencia con algún funcionario. Sabemos que la boca de los gobiernos está llena de mentira y que de los de arriba sólo podemos esperar desprecio, engaño y traición. Nada tenemos que pedirle a quienes nos han arrebatado todo, porque contra ellos es nuestra lucha.

Nos dirigimos ustedes porque sabemos que en sus oídos nuestra palabra será escuchada; que en sus compañías encontraremos el apoyo que sólo pueden dar los que luchan; sabemos que ustedes podrán llevar a otras geografías las causas por las que lucha el digno pueblo y Nación yaqui: por el agua, por la tierra, contra los megaproyectos, por la vida y por la libertad de Fidencio Aldama Pérez.

En abril de 2016, el pueblo yaqui de Loma de Bácum interpuso un amparo contra la construcción de un gasoducto que atravesaría por 90 kilómetros de la región, en su tramo Guaymas-Oro. A partir de entonces las menazas contra los habitantes se han intensificado y el problema sigue sin solución.
El proyecto pretendía construir 835 kilómetros de gasoducto por los estados de Sonora y Sinaloa, para llevar gas natural desde Arizona a los estados del oeste del país, sin embargo, el segundo de los tramos se detuvo por la negativa de los pobladores a que su territorio se viera afectado por una obra que ningún beneficio les traería y sí afectaría sus modos de vida con una falsa “consulta” y vulnerando los principios establecidos por el Convenio 169 de la OIT, siete de los 8 pueblos que integran la Nación yaqui en la zona habían dado “su consentimiento”; pese a ello, y tras haber demostrado que no se había tomado en consideración la opinión de todos los pobladores, ni se les había informado con veracidad, claridad y suficiencia sobre las características de esas obras, a pesar del consentimiento de siete de las ocho tribus que conforman la tribu yaqui en la zona, las obras se detuvieron.
La construcción, estaba a cargo de la empresa Infraestructura Energética Nova (IEnova), había empezado en 2013, pero se suspendió en 2016 luego de que los habitantes de Loma de Bácum consiguieron el fallo a su favor, por parte del Juzgado Séptimo de Distrito con sede en Ciudad Obregón. Y empezó una escalada de amenazas contra los pobladores, para que se desistieran de la defensa de su territorio.

 

Entre calumnias, amenazas y muertes comenzó entonces una campaña de calumnias contra los opositores al gasoducto y de dádivas repartidas entre “líderes” de los que habían “aceptado” que se instalara el gasoducto.
Entre abril y octubre de 2016 se dieron varios hechos de violencia contra la comunidad: dispararon contra la madre de otra compañera y asesinaron a uno de sus primos; las amenazas continuaron; ni la empresa ni el gobierno se iban a detener ante nada con tal de eliminar el último obstáculo para construir su gasoducto.

 

Y llegó octubre del 2016 el día 21, personas armadas, acarreadas desde otros pueblos, ingresaron a Loma Bácum, y llevaron adelante una agresión contra la asamblea, se pretendía hacer pasar ésta como un “enfrentamiento entre comunidades” que están a favor o en contra del gasoducto, a “favor o en contra del progreso”; en entrevistas, algunos de los acarreados dieron a conocer sus motivos: los gobiernos estatal y federal los amenazaron de suspender todos los programas sociales.
Además, la tribu yaqui tiene usos y costumbres ancestrales para resolver sus diferencias. Por Ley, y en derecho consagrados por la Constitución DESDE 1917, los yaquis tienen un gobierno nombrado por la comunidad, ellos definen a sus autoridades tradicionales, nombran a sus guardianes y establecen las sanciones para los infractores de las reglas comunitarias; todas y cada una de sus grandes decisiones se adoptan después de largos procesos de consulta interna y, sólo cuando todas la comunidades están conformes, se toman los acuerdos; es decir, el gasoducto no avanzaría aún si fuera sólo una de las comunidades la que mantuviera su rechazo.
La agresión contra Loma de Bácum trajo como consecuencia la muerte de una persona, víctima de una bala de calibre 22.
Seis días después, el 27 de octubre, la policía estatal secuestró a Fidencio Aldama Pérez, guardia tradicional de Loma de Bácum, acusado sin testigos que lo señalaran, sin acreditar su participación en el hecho y sin que el arma que portaba LEGALMENTE, una calibre 45, pudiera haber disparado un proyectil de calibre 22.

El juicio contra el compañero Fidencio Aldama Pérez ha estado plagado de irregularidades; nadie lo señala como autor del crimen, ni siquiera hay testigos que indiquen que disparó su arma; no hay una prueba pericial que señale que existe una trayectoria posible entre el lugar en que se encontraba el guardia tradicional y el muerto. ¿Pruebas?: ninguna.
Según la ley es la autoridad la que debe demostrar la culpabilidad del procesado y no el acusado probar su inocencia; pero las leyes chuecas, las autoridades veniales, los jueces corruptos y gobiernos al servicio de los de arriba son los que mantienen tras las rejas a nuestro compañero.

No se trata de impartir justicia; más de una vez lo han insinuado, en corto, si Loma de Bácum desiste de su amparo, el secuestrado, que ya ha sido reconocido por el gobierno federal como un preso político, es decir, un rehén del Estado. sería liberado. Pero, hay un problema con esa “generosa propuesta” la comunidad de Loma de Bácum, una y otra vez ha dicho no al gasoducto; en su cara se lo han expresado a la gobernadora y al AMLO: Los derechos no se negocian. La tierra se defiende.

Las agresiones contra la comunidad de Lomas de Bácum no cesaron, se trata de vencer la resistencia de la comunidad mediante el miedo. El 14 de diciembre, un comando armado secuestró a dos opositores al gasoducto.
**–**

Compañerxs: sabemos que no será por una resolución legal que Fidencio recupere su libertad; porque no es preso en cumplimiento de alguna ley ni por haber cometido delito. Fidencio permanece secuestrado, ilegal e ilegítimamente; por lo que no será ningún abogado quien logre “demostrar” su inocencia. El Estado sabe que Fidencio no es culpable.

Llamamos a quienes luchan por la vida a nombrar a Fidencio en cada acto, en cada documento, en cada acción que se realice en defensa de la tierra, del agua, de la vida, contra el mal gobierno y sus megaproyectos que sólo representan muerte para nuestros pueblos.

Llamamos a una campaña TOTAL hasta lograr su liberación. A que en toda resistencia y rebeldía, el nombre de Fidencio se escuche y resuene, será la lucha de abajo y a la izquierda la que lo logre libre.
Desde las sagradas tierras yaquis y otras geografías solidarias exigimos: ¡¡Libertad para el guardián tradicional de Loma de Bácum. Fidencio Aldama Pérez!!
21 de octubre de 2020

Carmen García de Aldama y Grupo de trabajo por la libertad de Fidencio Aldama Pérez

 

radio
Congreso Nacional Indígena- Concejo Indígena de Gobierno

(Español) Comunicado del CNI-CIG a la comunidad Otomí ante la toma indefinida de las oficinas del INPI CDMX

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

A la comunidad otomí residente en la Ciudad de México

Al pueblo de México

A la Sexta Nacional e Internacional

A los medios de comunicación.

Desde la Jornada Nacional de Movilización en Defensa de la Madre Tierra y Contra la Guerra al EZLN, los Pueblos y Comunidades Indígenas; el Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno, saludamos la movilización de nuestras compañeras y compañeros de la comunidad indígena otomí residente en la Ciudad de México; que el día de hoy tomaron en forma indefinida las oficinas centrales del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), en exigencia de que sean atendidas sus justas demandas y recordando que el INPI es una institución del Estado Mexicano que históricamente ha reproducido las políticas oficiales indigenistas y para el sometimiento de nuestros pueblos; y en esta Cuarta Transformación ha impulsado las simuladas consultas indígenas para la imposición de los grandes megaproyectos.

Hermanas, hermanos, acompañamos sus exigencias y su lucha, así como la toma del INPIj, símbolo del indigenismo oficial. Ustedes tejen abajo lo que arriba les niegan, pues la comunidad indígena otomí residente en la Ciudad de México, con su lucha y solidaridad, construye organización haciendo de la dignidad el camino para ejercer sus derechos colectivos.

Ante esta movilización y las acciones que los malos gobiernos pudieran tomar en contra de nuestr@s compañer@s, hacemos un llamado a los colectivos, pueblos y organizaciones solidarias a apoyar y acompañar su lucha.

Atentamente

12 de Octubre de 2020

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Más un México Sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Concejo Indígena de Gobierno

radio
Organización Vineketik en Resistencia

(Español) Comunicado de la organización Vineketik en Resistencia llamando seguir luchando y resistiendo frente a este gobierno y este sistema de muerte

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

CERSS No 10
Comitán, Chiapas, México.

Comunicado de presos indígenas en lucha.

Organización Vineketik en Resistencia adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN.

Al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional
A la sociedad civil nacional e internacional
A la Sexta nacional e internacional
Al Congreso Nacional Indígena
Al Consejo Indígena de Gobierno
A los medios de comunicación
Al Pueblo Creyente
Al pueblo de México y del mundo

Hermanos, hermanas, hermanoas, compañeras, compañeros, compañeroas, desde nuestro lugar de lucha y cautiverio les envió un saludo combativo y fraterno.

Al ver este gobierno corrupto y represor con sus sistema capitalista que ha traído la muerte y destrucción a los pueblos originarios con sus paramilitares e sus distintos de Chiapas, como Tila, Aldama y mas pueblos autónomos y en distintos pueblos y municipios de todo México matando, desapareciendo y encarcelando todos aquellos que se resisten y se niegan a someterse al plan malvado de despojo, extracción, megaproyectos el tren de la muerte mal llamado maya.

Pero desde nuestras trincheras gritamos rebeldía y resistencia aun detrás de los muros o nos han podido callar ni someter. Por que somos hijos de nuestro pueblo, hijos de nuestra madre tierra. Podrán encerrar nuestros cuerpos pero no podrán cerrar ni callar nuestras voces i mucho menos apagar nuestros pensamientos. Es por eso que seguimos luchado contra las injusticias desde nuestro lugar de lucha gritamos…

¡VIVA ZAPATA!
¡SAMIR VIVE!
¡ VIVA EL EZLN!

Hasta que seamos todxs libres

Atentamente
Organización Vineketik en Resistencia

Marcelino Ruiz Gómez

Página 4 de 26« Primera...23456...1020...Última »