Noticias:

tortura

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Frayba

Presos injustamente relatan detención arbitraria y tortura

Margarita Gómez López y David Hernández Gómez relatan la historia de su detención arbitraria y tortura, pidiendo su libertad porque están injustamente en la cárcel.

“El 28 de abril de 2016 en la apelación me ratificaron la sentencia a 8 años de cárcel, ahorita estoy en el CERSS 05 en San Cristóbal de las Casas. Quiero decir que me sentenciaron por un delito que no debo y que no tengo por qué pagar esto.”

Abajo, el texto completo.

Fuente: http://chiapasdenuncia.blogspot.mx/2016/05/maragarita-y-david-piden-su-libertad.html

(Continuar leyendo…)

radio
Frayba

Violaciones a derechos humanos en sistema de justicia en Chiapas

Sentencian a indígenas víctimas de tortura

Magistrados de la Sala Regional Colegiada Mixta, Zona 03, del Tribunal Superior de Justicia de Chiapas, ignoran violaciones a derechos humanos cometidas en contra de indígenas tsotsiles y ratifican la sentencian de 8 años de prisión, por el delito de homicidio, en contra de Margarita Gómez López y David Hernández Gómez, víctimas de tortura, privación arbitraria de la libertad y violaciones al debido proceso, se encuentran en reclusión en el Centro Estatal de Reinserción Social de Sentenciados No. 5 varonil y femenil, respectivamente, en el municipio de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, enfrentando un proceso ilegal e injusto desde el 24 de abril del 2014.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas documentó que a Margarita y David se les detuvo sin presentarles orden de aprehensión, sin flagrancia ni motivos de urgencia, por instrucciones de la Fiscalía del Ministerio Público de Distrito Altos con residencia en Teopisca a cargo del licenciado Pedro López Girón. Ambas personas fueron torturadas por elementos de la Policía Especializada de Chiapas, en las instalaciones del Ministerio Público de Teopisca y de la Fiscalía de Distrito Altos, en San Cristóbal de Las Casas, desde el momento de su ilegal detención y durante su traslado; se les obligó a firmar una declaración autoinculpatoria bajo tortura, poniendo sus firmas y huellas digitales en documentos desconociendo el contenido porque no saben leer ni escribir y no tuvieron acceso a un defensor ni a un interprete de su confianza correspondiente a su cultura como marca la legislación nacional.

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

La insurgencia de los derechos humanos – Informe Frayba

[wonderplugin_slider id=”6″]

.

En las oficinas del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas se presentó ayer el informe anual de ese centro, La insurgencia de los derechos humanos. Compuesto de cuatro capítulos que cubren las temáticas de la tortura, la impunidad, la guerra en Chiapas y la situación en La Realidad, el informe presenta los temas y situaciones documentadas y monitoreadas por el Frayba en las comunidades y zonas urbanas de Chiapas, ubicándolos en el contexto nacional.

Lee y/o descarga el informe completo aquí (pdf).

A continuación, los audios de la presentación.

Palabras iniciales, Pedro Faro, director del Frayba: (Descarga aquí)  

Blanca Martínez, directora del Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, Saltillo, Coahuila, y consejera del Frayba – Capítulo sobre la tortura: (Descarga aquí)  

Estela Barco, coordinadora general de Desmi – Capítulo sobre la impunidad: (Descarga aquí)  

Jorge Santiago, consejero del Frayba – Capítulos sobre la guerra en Chiapas y la situación en La Realidad: (Descarga aquí)  

Preguntas, comentarios y respuestas: (Descarga aquí)  

 

radio
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas

Policía Especializada tortura y priva arbitrariamente de la libertad a pareja campesina

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) denuncia la Tortura, Tratos o Penas Crueles Inhumanos o Degradantes de la que fueron objeto David Hernández Gómez (David), campesino y Margarita Gómez López (Margarita), indígena tsotsil, habitantes del municipio de Teopisca, Chiapas, quienes actualmente se encuentran en Privación Arbitraria de la Libertad. Hechos cometidos por elementos de la Policía Especializada adscrita a la Fiscalía de Distrito Altos (Policía Especializada) y el Ministerio Público de Teopisca Pedro López Girón.

Por lo anterior este Centro de Derechos Humanos, exige a las instancias de procuración y administración de justicia que se inicie una investigación completa, eficiente y eficaz por la Tortura, Penas o Tratos, Crueles, Inhumanos y Degradantes, así como la Privación Arbitraria de la Libertad, poniendo en inmediata libertad a Margarita y David por la violaciones al debido proceso legal y las graves violaciones a los derechos humanos cometidos en su contra, los cuales están ocasionando daños de difícil e imposible reparación.

Boletín en PDF aquí: http://www.frayba.org.mx/archivo/boletines/150629_boletin_18_tortura_margarita_david.pdf


San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
a 29 de junio de 2015

Boletín de prensa No. 18

Policía Especializada tortura y priva arbitrariamente de la libertad a Margarita y David

  • Siete hijos menores de edad en el desamparo

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) denuncia la Tortura, Tratos o Penas Crueles Inhumanos o Degradantes de la que fueron objeto David Hernández Gómez (David), campesino y Margarita Gómez López (Margarita), indígena tsotsil, habitantes del municipio de Teopisca, Chiapas quienes actualmente se encuentran en Privación Arbitraria de la Libertad. Hechos cometidos por elementos de la Policía Especializada adscrita a la Fiscalía de Distrito Altos (Policía Especializada) y el Ministerio Público de Teopisca Pedro López Girón.

Según la documentación con la que cuenta este Centro de Derechos Humanos, la Privación Arbitraria de la Libertad a David fue efectuada por la Policía Especializada, el 24 de abril de 2014, entre las 9:00 horas y las 12:00 horas, cuando se encontraba en la Agencia del Ministerio Público en la ciudad de Teopisca, realizando trámites funerarios para la entrega del cuerpo de su hermano Juan Pérez Gómez (Juan), cuyo cadáver se había encontrado un día antes.

Ese mismo 24 de abril, Margarita junto con su hijo de un año y siete meses se encontraba en el cementerio municipal de Teopisca, cuando fue detenida por elementos de la Policía Especializada quienes la subieron a una patrulla y la llevaron a las oficinas de la Agencia del Ministerio Público en donde se encontraba su esposo David. El testimonio de Margarita refiere que su hijo comenzó a llorar por hambre y los funcionarios la reprendieron con palabras groseras exigiéndole que callara al menor.

En las oficinas de la Agencia del Ministerio Público en Teopisca efectuaron la Tortura a David: le indicaron que subiera a la planta de arriba, ahí lo sometieron, le dieron cachetadas y le dijeron que confesara cómo había matado a su hermano. Lo amordazaron y lo golpearon en el estómago insistiendo que se autoinculpara del asesinato de Juan. Posteriormente lo amenazaron con tirarlo por la ventana y darle toques eléctricos. Le colocaron un costal de plástico en la cabeza y los policías continuaron golpeándolo en varias partes del cuerpo. Ante la negativa de David a responder las acusaciones de los policías, lo amenazaron con violar a su esposa.

Acto seguido David y Margarita junto a su hijo, fueron llevados a la Fiscalía de Distrito Altos en San Cristóbal de Las Casas. Durante el traslado en todo el camino recibieron ofensas consistentes en amenazas de violación a Margarita y lanzar fuera del vehículo a su hijo porque no dejaba de llorar.

En la Fiscalía de Distrito Altos, a Margarita la siguen amenazando y agrediendo verbalmente y David fue llevado a un cuarto donde nuevamente lo golpean de manera reiterada con puños, lo tiran al suelo y le dan de patadas, después le colocan un trapo en la boca y nariz para asfixiarlo y lo amenazaron con violar a su esposa si no confesaba cómo mató a su hermano y quiénes le ayudaron. Por la agresión recibida inculpó a dos personas que nada tienen que ver con el caso, esto lo hizo pensando que con eso bastaría para que lo dejaran de golpear y amenazar.

Horas después, David y Margarita y el menor fueron trasladados a su domicilio en Teopisca, por el Ministerio Público y la Policía Especializada. Ahí les exigían que confesaran en dónde habían matado a Juan. En ese lugar Margarita dejó encargado a su menor hijo a uno de sus familiares.

Posteriormente fueron regresados a la Agencia del Ministerio Público de San Cristóbal de Las Casas en donde los inculpados son obligados a firmar y poner sus huellas digitales en varios documentos, tanto David como Margarita no supieron qué contenían los papeles porque no saben leer ni escribir. El 26 de abril de 2014 fueron recluidos en el Centro Estatal de Reinserción Social de Sentenciados No. 5 (CERSS No. 5), en el municipio de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, en donde se encuentran actualmente procesados injustamente por el delito de homicidio.

Según las valoraciones médicas y psicosociales, tanto Margarita como David presentan un cuadro de estrés postraumático por lo sucedido, la ruptura de su proyecto de vida compartido con sus siete hijos menores que tras los hechos se encuentran en situación de desamparo, derivándose así consecuencias negativas para todos los miembros y provocando un desarraigo familiar, que coloca en gran vulnerabilidad a los menores.

Para el Frayba, el gobierno de Chiapas mantiene una práctica generalizada y sistémica de Actos de Tortura, Tratos o Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes y las Privaciones Arbitrarias de la Libertad en contra de personas de manera indiscriminada; perpetradas principalmente por funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) como método de investigación privilegiado. En este sentido Juan E. Méndez, Relator de las Naciones Unidas sobre la Tortura, llama la atención al gobierno mexicano sobre los numerosos casos donde personas sin aparente vinculación con las conductas delictivas investigadas reportan haber sido detenidas, forzadas a firmar declaraciones bajo Tortura y, en casos, sentenciadas con base en esas declaraciones.

La Tortura y los malos tratos durante los momentos que siguen a la detención y antes de la puesta a disposición de la justicia son generalizados en México y ocurren en un contexto de impunidad. Generalmente la finalidad es castigar o extraer confesiones o información. Hay evidencia de la participación activa de las fuerzas policiales y ministeriales de casi todas las jurisdicciones y de las fuerzas armadas, pero también de la tolerancia, indiferencia o complicidad por parte de algunos médicos, defensores públicos, fiscales y jueces.[1]

Por tanto este Centro de Derechos Humanos, exige a las instancias de procuración y administración de justicia que se inicie una investigación completa, eficiente y eficaz por la Tortura, Penas o Tratos, Crueles, Inhumanos y Degradantes, así como la Privación Arbitraria de la Libertad, poniendo en inmediata libertad a Margarita y David por la violaciones al debido proceso legal y las graves violaciones a los derechos humanos cometidos en su contra, los cuales están ocasionando daños de difícil e imposible reparación.


[1] ONU. Informe del Relator sobre la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, Juan E. Méndez. 29 de diciembre de 2014. Misión México.

radio
Campaña contra la represión política y la tortura sexual

Pronunciamiento de la Campaña contra la represión política y la tortura sexual a 9 años de lo ocurrido en Texcoco y San Salvador Atenco

La represión el 3 y 4 de mayo de 2006, en Texcoco y San Salvador Atenco no la olvidamos. Supuso un castigo ejemplar, toda su brutalidad vertida sobre nuestros cuerpos, las fibras más sensibles de nuestro ser fueron trastocadas y luego, exhibidas.
La solidaridad fue el pretexto que uso el Estado para sitiar, golpear, allanar domicilios, asesinar y torturar. Fue un acto de guerra contra La Otra Campaña, intentaron a través del terror anularnos, reducirnos, desmovilizarnos.
La respuesta fue maravillosa, una olea de solidaridad que logro romper el cerco policíaco en San Salvador Atenco, comenzó una campaña nacional e internacional, donde miles y miles de adherentes a la Sexta y la Zezta Internacional lograron la liberación de los y las que fuimos encarceladas: La alerta roja declarada por el EZLN y su llamado a movilizaciones, cierres carreteros y acciones dislocadas que se llevaron a cabo a lo largo y ancho del país y del mundo, el plantón, las guardias, el barco, los toquines solidarios, los gritos desde el otro lado del muro de la cárcel. Todo ello, esfuerzo y fruto de las solidaridad y la organización de los y las que somos la Sexta y la gente solidaria de abajo.
radio
ELCOR / RvsR

Privación arbitraria de libertad y tortura a Lenin Andrés Fonseca García, adherente a la Sexta

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, a 25 de marzo del 2014

Solidaridad con el compañero Lenin

A las Juntas de Buen Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
A las y los compañeros adherentes a la Sexta Declaración
A las y los condiscípulos de la Escuelita zapatista
A las Personas de buen corazón

Desde el Espacio de Lucha Contra el Olvido y la Represión (ELCOR) hemos documentado el testimonio sobre la privación arbitraria de la libertad y tortura hacia nuestro compañero Lenin Andrés Fonseca García, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

Los hechos sucedieron el día domingo 22 de marzo a las 02:00 horas. Cuando nuestro compañero salió de un centro cultural, un grupo de policías se acercó para detenerlo, argumentando falsas acusaciones de “faltas a la moral” las cuales supuestamente fueron captadas por una cámara de seguridad (ubicada en la calle Belisario Domínguez y Flavio A. Paniagua). Por lo cual, tenían la orden de detenerlo y llevarlo a declarar a los separos de la policía municipal ante el Juez calificador en turno. Uno de los policías le aclaró: “tenemos la orden expresa de llevarte a las buenas o a las malas”

Al escuchar esto, el compañero, seguro de no haber cometido ninguna falta, y amedrentado por los agresores, decide no oponer resistencia a la detención arbitraria, esperando obtener una aclaración lo antes posible. Posteriormente lo sube a la parte trasera del vehículo tipo pikup doble cabina número 063 de la policía municipal, custodiado por dos policías los cuales ejercieron tortura psicológica al intimidarlo con una comunicación permanente “en claves policíacas” y no trasladarlo directamente a la estación de policía, sino que prolongando el trayecto haciendo una ruta indirecta y dos paradas antes de llegar a la estación de policía de San Cristóbal de Las Casas.

Una vez que entraron a dicha estación, lo bajan del vehículo, lo conducen tomándolo del brazo a la antesala de los separos, le informan que esperarán a la Juez calificador (Atenea Morales Quijano), mientras que un grupo de aproximadamente 6 policías entra en ese momento y nuestro compañero es embestido por uno de ellos que le tira una patada en los testículos, otro le pega un puñetazo en el estómago y al mismo tiempo otro comienza a despojarlo de sus pertenencias (cinturón, agujetas, dinero y cartera), a lo que el compañero agarra su celular con fuerza y finalmente retorciéndole los brazos y los dedos logran arrebatárselo.

Lo siembran en el piso y lo monta un policía, otros dos lo sujetan de brazos y manos hacia atrás sosteniendo y torciendo a modo de zafar el pulgar de la mano izquierda. Mientras está boca abajo le colocan una rodilla en la espalda, lo levantan violentamente de los cabellos y lo montan sobre la barra postrando su rostro desde un costado y mirando hacia la pared. Se acerca un hombre que le da cuatro violentas cachetadas y le dice “esto es una advertencia”.

Le levantan la cara de los cabellos y es cuando el compañero Lenin ve a la Juez Atenea Morales Quijano, la cual pregunta tranquilamente “¿qué hiciste?”, el compañero intenta explicarle que no cometió ninguna falta y que ahí le dijeron que le mostrarían las cámaras que evidenciaban su falta, por lo que le pedía que hiciera la revisión de las mismas para cerciorarse de que estaban en una equivocación a lo que ella irónicamente le responde que pasara a una revisión médica.

Lo envía al médico legista quien le dice a la Juez “está bien, sólo tiene las lesiones de ahorita”. La Juez enseguida expresa “usted cometió faltas a la moral: falta administrativa e insultos a la autoridad por lo que tiene que pagar una multa de 2,160 pesos o cumplir 36hrs de arresto”. Le toman fotografías a modo de criminalizarlo y le piden datos generales antes de meterlo a la celda #1.  Y no es hasta 8 horas después del “arresto” que los familiares y amigos logran pagar la multa para lograr su libertad ya que antes les habían informado que estaba bajo investigación y lo mantendrían incomunicado.

Nuestro compañero Lenin está haciendo las denuncias ante las instancias correspondientes y enfrentándose a las irregularidades propias de las instituciones y autoridades del corrupto sistema.

Denunciamos y repudiamos enérgicamente la privación arbitraria de la libertad y la tortura por parte de los elementos de la policía municipal: Ruther Zepeda Jiménez, Elmar William Rodríguez Ordoñez, Sergio Sántiz López; Denunciamos y repudiamos a las instancias de impartición de justicia por la permisibilidad de actos de tortura con la  complicidad de la Juez: Atenea Morales Quijano.

Ante esta ola de vigilancia, hostigamiento, amenazas a quien construye desde abajo y a la izquierda, hacemos un llamado de solidaridad y estar atentos a la integridad física de nuestro compañero Lenin Andrés Fonseca García así como a manifestar su solidaridad por los medios a su alcance.

Si nos tocan a un@ nos tocan a to@s

Espacio de Lucha contra el Olvido y la Represión
(ELCOR)

Red Contra la Represión y por la Solidaridad
(RvsR)

radio
Radio Zapatista

Carta a Alexander Mora Venancio

San Cristóbal de las Casas, Chiapas. 10 de diciembre de 2014.
Por: Eugenia Gutiérrez
Radio Zapatista

Alexander_Mora

ALEXANDER

Permite, muchacho, que te dirija unas palabras nuevas. Recíbelas con la frescura de tus años. Admítelas sin resquemor. Son un breve saludo de quien te conoce sin haberte conocido porque te encuentra en la memoria de un pueblo lacerado, porque te identifica en la indignación de un planeta unido este día en favor de sus derechos elementales. Son, además, una petición y una propuesta.

Tú no sabes de mí, así que me presento. Soy cualquier madre mexicana de un estudiante y profesor tan decidido y joven como tú, tan futbolero como tú. Soy cualquier maestra que se emociona nerviosa frente a cincuenta pares de miradas inquietas como la tuya. Te escribo desde mi privilegio de persona completamente viva en una patria cementerio. Me siento a redactar este mensaje en una nación herida por gobiernos mortíferos. Me dirijo a ti porque tu familia y tus compañeros informan que te has ido, que unas manos asesinas te han interrumpido la vida. Escucho en voz de tu padre Ezequiel que ya acompañas a Delia, tu madre. Leo, después, que te lloran tus hermanas, tus hermanos. Pero inexplicablemente sigues aquí. Tan aquí como el Chilango, el Julio César, el Daniel, como Gabriel y Jorge Alexis, como una mujer, un hombre y un deportista que, se supone, se marcharon. Tus palabras se aglutinan coherentes en el facebook de tus compas y nos anuncias que sigues aquí. Tan aquí como el Andrés y el Aldo, pero ya sin tanto dolor. Observo tu rostro que me mira desde los brazos erguidos por las avenidas. Miro tu rostro que me observa desde las butacas que ocupas en auditorios, conferencias y coloquios. Te acompañan cuarenta y dos amigos que, a golpe de silencios, toman uno por uno la palabra.

Quiero pedirte algo, colega. Te escribo desde mi privilegio de profesora que nunca durmió en el piso para poder estudiar. Tú y yo nacimos bajo el mismo cielo, forjados por la misma historia. Durante diecinueve años caminamos sin encontrarnos sobre la misma tierra, la de un lábaro tricolor que va perdiendo su equilibrio. En esa tierra, en sus montañas majestuosas y sus aguas antaño cristalinas, se amontonan por centenares de miles otras vidas arrebatadas. Tú lo sabes. Tus compañeros normalistas, también. Por algo escogieron educar en las escuelas donde estudia la infancia más pobre, esa que aquí puede morir incinerada. Por algo todos ustedes viven recordando a otros caídos. Pero me dirijo a ti, Alexander, porque un destino inexplicable te eligió para sacudir letargos en este México tan lastimado. Quiero pedirte que nos ayudes a sembrar en verde y blanco todas esas vidas desarticuladas para así mermar este dominio del rojo que nos intoxica. Enséñanos a cosechar esas vidas en sierras que vuelvan a ser madres, a refrescarlas en lagos ancestrales, a pronunciarlas en desiertos imperturbables, sin alaridos. Me atrevo a pedírtelo porque ya conoces el fuego, el aire y el agua que te regresan a la tierra que cultiva tu padre, porque te desenvuelves ágil en ese polvo de estrellas que fuimos, en el que somos y seremos.

Por último, maestro, una propuesta. La escribo desde mi privilegio de mujer que todavía no ha sido violentada, ni torturada, ni cortada en esta región feminicidio. Ya no le hablo al muchacho sino al hombre. Te propongo que luchemos juntos por una reconstrucción inmediata de nuestros derechos desmenuzados. Que asumas con donaire este papel de luz inextinguible que la historia te asignó para que permanezcas incólume al lado de quienes te piensan y te sienten. Acudo a tu memoria, Alexander, porque recordarte nos reconstituye, nos acuerpa, porque nos reacomoda el ánimo descoyuntado y nos redelimita, porque tus amigos te llaman “La Roca”. Déjanos aglomerarnos en torno a tu presencia para que desaparezcan las ausencias agobiantes que produce este sistema genocida.

Hasta ahí mi petición y mi propuesta. Me despido sin hacerlo y me preparo, contigo, para lo que venga. Espero que mis palabras no te incomoden. Acéptalas ahora que nos conocemos tan dispuestos a habitar un país y un planeta de libertades merecidas.

No olvidamos, Alexander. No olvidemos.

Respetuosamente,

Eugenia.

Normalistas_en_la_UNACH

radio
Animal Político

¿Por qué torturaron hasta la muerte al normalista Julio César Mondragón?

Julio César Mondragón Fontes, estudiante de la normal rural de Ayotzinapa, perdió la vida en la masacre de Iguala. Nunca fue entregado a grupo delictivo alguno, como supuestamente ocurrió con sus 43 compañeros desaparecidos hasta hoy. Fue detenido, torturado y ejecutado allí mismo por la policía municipal. Para Julio César no hubo compasión. Pero habrá justicia.

Animal Político

Por: Sayuri Herrera Román

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: “¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!”
MASA
César Vallejo

Veo correr noches, morir los días, agonizar las tardes
Morirse todo de terror y de angustia.
Porque ha vuelto a correr la sangre de los buenos
y las cárceles y las prisiones militares son para ellos.
Porque la sombra de los malignos es espesa y amarga
y hay miedo en los ojos y nadie habla
y nadie escribe y nadie quiere saber nada de nada,
porque el plomo de la mentira cae, hirviendo,
sobre el cuerpo del pueblo persignado.
Porque hay engaño y miseria
y el territorio es un áspero edén de muerte cuartelaria.
¡MI PAÍS, OH MI PAÍS!
Efraín Huerta

El mensaje

Julio César Mondragón Fontes, estudiante de la normal rural de Ayotzinapa, perdió la vida en la masacre de Iguala. Nunca fue entregado a grupo delictivo alguno, como supuestamente ocurrió con sus 43 compañeros desaparecidos hasta hoy. Fue detenido, torturado y ejecutado allí mismo por la policía municipal.

El cuerpo no fue ocultado, sino expuesto, abandonado en una calle de Iguala. Arrancado el rostro, extraídos los ojos. Pronto esta imagen comenzó a circular en las redes sociales, alguien, no sabemos quién, le tomó una fotografía que pronto se hizo pública. El mensaje fue enviado.

Es importante recuperar las significaciones inscritas en el cuerpo de Julio César, un mensaje que se ocuparon de allegarnos desde que le arrancaron la vida. Esa forma de matar, la técnica ocupada, no se practicó y planificó para no ser vista. Es la razón por la que abandonaron el cuerpo y no lo ocultaron, así fue desde que se tomó la foto y se reprodujo.

foto dos julio cesar

Los torturadores

La tortura ha tomado tales proporciones que se ha convertido ya en un instrumento de gobierno. Uno que no debemos ignorar.

Las técnicas de tortura son enseñadas, mecanizadas y se exportan de un país a otro. Hay un aprendizaje de la tortura, un entrenamiento en ello y los “expertos” van ofreciendo sus servicios de “capacitación” de un gobierno opresor a otro. La tortura generalizada es evidentemente un asunto político y económico, no solamente psicológico.

El psicoanalista Raúl Páramo Ortega, en el artículo “Tortura, antípoda de la compasión”, nos ofrece valiosas claves para comprender la magnitud de la tragedia a la que nos enfrentamos, así como fundamentos para señalar la responsabilidad del Estado mexicano por practicar la tortura y además generar, en distintos niveles y dimensiones, condiciones favorables para la masificación de esta práctica. Páramo comenta:

Las explicaciones a nivel de psicopatología individual siguen fracasando al querer caracterizar la personalidad del torturador. Ninguna explicación individual basta porque en realidad la personalidad del torturador corresponde a un tipo determinado de sociedad con la que se confunde. (…) si algo tiene ese tipo de personalidad es precisamente no ser a-social sino producto neto de un tipo de sociedad”.

La sociedad que crea condiciones propicias para la tortura es aquella educada para la competencia, el egoísmo, la obediencia ciega, el autoritarismo y la violencia. Sin duda, todas esas características las encontramos en el México de hoy.

Por otro lado, señala que: “El presupuesto fundamental, el núcleo central para que la tortura sea tortura, es el que el otro esté a mi merced. La disponibilidad –ciertamente forzada- del otro es condición previa para la tortura. En la medida en que se dé la situación de impotencia total, estará dada la invitación/seducción a cierto grado de tortura”.

Los mexicanos se encuentran vulnerables e indefensos ante poderes arbitrarios y opresores como la delincuencia organizada, la policía, el ejército y la burocracia, es decir, frente al propio Estado. Esto es desde ya, nos dice Páramo, una tortura incipiente instituida: la arbitrariedad de las autoridades, el abuso de poder, el desprecio por los derechos y la dignidad de las personas por parte de los gobernantes es la antesala de la tortura, ésta es el abuso de poder llevado al extremo.

Con estas condiciones de vulnerabilidad, desde luego dadas en Iguala, los torturadores enviaron su mensaje. De acuerdo con el artículo, el torturador “pretende ante todo mostrar y mostrarse que es él incuestionablemente el más fuerte. Ese es su propósito fundamental, así sea enmascarado con pretextos racionalizadores del tipo de “lo hago para obtener información útil para el Estado”, “estoy obedeciendo”, “cumplo con mi deber”, “defiendo los valores de la civilización occidental”. La tortura requiere ideología. La práctica de la tortura no viene a ser otra cosa sino la concreción más extrema del uso del poder. La tortura es la práctica por excelencia del poder total. Los torturadores son poderosos o no son torturadores”.

Para Julio César no hubo compasión. Pero habrá justicia.

Los responsables

La tortura y ejecución extrajudicial de Julio César Mondragón Fontes es un crimen de lesa humanidad, uno que por su naturaleza agravia a toda ella en su conjunto, es un crimen de Estado. Lo es en muchos sentidos. Por la generación de condiciones sociales prevalentes para el ejercicio de la práctica y su impunidad así como por la autoría intelectual, la realización y comisión del hecho. Es así que el deslinde de responsabilidades abarca desde la policía municipal, el alcalde de Iguala y su esposa, el Gobernador del estado de Guerrero, el ejército, hasta el Poder Judicial de la Federación, el Congreso de la Unión y el presidente de la República y comandante general de las fuerzas armadas, Enrique Peña Nieto.

El gobierno, más que enfrentar a los cárteles, se ha coludido con ellos y, en cambio, silencia a víctimas, defensores de derechos humanos, periodistas y medios de comunicación. En México hay guerra, una que el PRI en su arribo al poder, pretendió ocultar. Una guerra bajo el lema que alguna vez prevaleció como estrategia de Estado en El Salvador: “unidos unos contra otros para que acabemos con ellos”. Terrorismo represivo de contrainsurgencia. Los cárteles y el gobierno, también los partidos (PRI, PAN, PRD) están “unidos unos contra otros” para acabar con el pueblo.

Foto uno julio césar

El amor

La imagen impactante que circulaba en redes sociales pronto llegó a los ojos de Marisa, esposa de Julio y madre de su hija, Melisa Sayuri, de apenas 3 meses de edad. Marisa y el tío Guillermo Fontes viajaron a Iguala a reconocer y recoger el cuerpo destrozado, herido, mancillado, del joven estudiante de 22 años que murió en su deseo de ser maestro. El médico forense y otros burócratas explicaron: “fue desollado vivo”. La aseveración se corrobora, entre otras cosas, por la forma en que sus restos mantienen los dientes y mandíbula apretados. El dolor debió ser inimaginable.

Fue pronto y discreto el regreso de Iguala. Ya en casa, la familia organizó el entierro y novenario para Julio; el levantamiento de la cruz se realizó el 9 de octubre. Los amigos y familiares que le conocen bien aseguran que Julio era valiente, entregado, decidido, no dudan que cuerpo a cuerpo hubiese salido avante en una lucha, “¡pero así, armados y en bola, lo despedazaron!”

“¿Quién torturó hasta la muerte a Julio César? ¿Quién lo mató?”, preguntaba Marisa, con lágrimas en los ojos a Enrique Peña Nieto en la reunión sostenida el martes 28 de octubre pasado. El presidente, ante el reclamo, no dio respuesta.

Memoria, Verdad, Justicia

Los días siguientes al novenario de Julio, Marisa recibió en su casa la visita imprevista de personal del gobierno de Guerrero; para “reparar el daño” se ocuparon de entregarle un cheque por diez mil pesos. Ofende y lastima profundamente el gesto, la ignorancia, la incompetencia.

El daño perpetrado contra el normalista, su familia, el pueblo mexicano, es profundo, la deuda es histórica: verdad, justicia, memoria. Esa es la deuda. ¿Cómo van a pagarla?

El Estado está obligado a suprimir las condiciones que alientan la práctica de la tortura, es decir, a prevenirla. Acabar con la impunidad y transformarse. La reparación debe ser ética y jurídica por medio de la reivindicación de la verdad de lo acontecido y el castigo a los responsables; en cuanto a lo material, los daños provocados, el proyecto de vida alterado, no sólo de Julio, sino de su esposa y su hija, debe ser cubierto a través de indemnizaciones o restituciones adecuado todo ello a estándares internacionales.

También nosotras, nosotros podemos reparar. Podemos reparar a cada paso que damos exigiendo justicia, podemos reparar cuando afrontamos el mensaje de terror que fue inscrito en el cuerpo de Julio y seguimos caminando, con cada poema escrito, con cada acopio ofrendado con cariño, con la memoria que guardamos de lo acontecido, con la transmisión y recuento de la verdad. Por Julio César Mondragón Fontes y los 43 normalistas desparecidos, ni perdón, ni olvido.

* Sayuri Herrera Román es colaboradora del área jurídica del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A. C. @CDHVitoria

radio
Organizaciones solidarias y alumnxs de la escuelita

Repudio internacional a prisión y tortura de ejidatarios

Pronunciamiento en contra del encarcelamiento injusto de tres compañeros de la comunidad Virgen de Dolores en el ejido San Sebastián Bachajón

Ante las recientes detenciones y torturas de tres ejidatarios del predio recuperado Virgen de Dolores, quienes han sido encarcelados con base en falsas acusaciones, una vez más nos vemos ante la necesidad de expresar nuestra solidaridad con nuestr@s compañer@s, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del ejido San Sebastián Bachajón, y también expresamos nuestra rabia e indignación ante la represión que ellos siguen sufriendo por parte del mal gobierno y las fuerzas del capitalismo.

Los ejidatarios se encuentran ante la lucha continua en contra del saqueo y del despojo de sus tierras comunales, ancestrales; acciones llevadas a cabo por los tres niveles del gobierno y las empresas transnacionales, quienes se beneficiarían con la construcción en estos ejidos de un megaproyecto ecoturístico de talla mundial. Como resultado directo de su resistencia, dos de sus compañeros han sido asesinados con armas de fuego de alto calibre, Juan Vázquez Guzmán el 24 de abril de 2013 y Juan Carlos Gómez Silvano el 13 de marzo de 2014.

El 16 de septiembre de 2014, tres indígenas tzeltales, Juan Antonio Gómez Silvano, Mario Aguilar y Silvano Roberto Gómez Hernández, miembros de la comunidad que forma parte del ejido San Sebastián Bachajón, Virgen de Dolores, fueron agredidos con armas de fuego y detenidos por elementos de la policía municipal de Chilón.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas ha documentado lo que ocurrió y confirma que los detenidos fueron objeto sometidos a tortura y a tratos crueles e inhumanos y/o degradantes, cometidos por elementos de la Policía Municipal de Chilón, con el fin de que firmaran una confesión autoinculpatoria; fueron obligados a poner su huella digital en la declaración ministerial que no les leyeron, puesto que ninguno de los tres sabe leer ni escribir; y no contaron con un traductor, ni con un abogado de su confianza que les asistiera durante su declaración ministerial, aunque su lengua materna es el tzeltal. Los tres ya han sido encarcelados a través del juez que dicta auto de formal prisión por homicidio en grado de tentativa – de haber disparado y lesionado a un policía municipal de Ocosingo, a pesar de que las confesiones fueron obtenidas bajo tortura.

Por ello exigimos:

  • que se realicen las investigaciones correspondientes en contra de los policías municipales de Chilón y el Fiscal del Ministerio público de Ocosingo por el delito de tortura
  • que se deshagan las pruebas ilícitas obtenidas bajo tortura la libertad inmediata de los presos Juan Antonio Gómez Silvano, Mario Aguilar y Silvano Roberto Gómez Hernández
  • la justicia y el pleno respeto de los derechos del pueblo de San Sebastián Bachajón
  • alto a la criminalización de aquellos que luchan por el bienestar de su pueblo y por la defensa de sus recursos naturales y la madre tierra

Estamos monitoreando muy de cerca la situación y nos mantendremos al tanto de lo que pueda suceder. Responsabilizaremos a los tres niveles de gobierno, y sobre todo a Leonardo Guirao Aguilar, Manuel Velasco Coello y Enrique Peña Nieto, de la seguridad y la integridad de los presos, y de cualquier tipo de violencia, ataques, asesinatos o actos de hostigamiento e intimidación que puedan producirse.

Sabemos que la justa lucha de los compañeros seguirá, con la solidaridad de la gente de buen corazón de México y del mundo. Y dado que su lucha no terminará, tampoco lo hará nuestra solidaridad.

Presos políticos ¡Libertad!
¡Juan Vázquez Guzmán Vive, la Lucha de Bachajón sigue!
¡Juan Carlos Gómez Silvano Vive, la Lucha de Bachajón sigue!
¡No al despojo de los territorios indígenas!

ALUMNXS DE LA ESCUELITA ZAPATISTA (Seattle, tierra ancestral de los Duwamish y Suquamish), Estados Unidos
Asociacion Espoir Chiapas / Esperanza Chiapas Francia
ASSI (Acción Social Sindical Internacionalista)
Associació Solidaria Cafè Rebeldía-Infoespai, Barcelona
Associazione Ya Basta! Milano
Caracol mundo-eco de latido en solidaridad, Austria
Caracol Solidario, Besançon, Francia
Casa Nicaragua, Bélgica
Colectivo de Aprendizaje y Enseñanza Zapatista Reino Unido
Colectivo Zapatista, Manchester
Centro de Documentación sobre Zapatismo –CEDOZ-, Estado Español
CGT-Estado Español
Comité de Apoyo a Chiapas, Estados Unidos
Comité de la Palabra Verdadera de Suroeste Inglaterra
Comité de la Palabra Verdadera, Oeste Colombia
Comitato Chiapas ” Maribel” – Bergamo, Italia
Decolonial Food For Thought, Estados Unidos
Groupe Cafez de Liège, Bélgica
Grupo Solidaridad con Chiapas, Dorset
Grupo Solidaridad con Chiapas, Edimburgo
Grupo Solidaridad con México, Londres
Grupo Solidaridad con los Zapatistas – Essex
Gruppe B.A.S.T.A., Münster, Alemania
Julie Webb-Pullman, Nueva Zelanda
KIPTIK, Bristol
la Adhesiva, espai de Trobada i Acció, Barcelona
La Plataforma de Solidaridad con Chiapas y Guatemala de Madrid
les trois passants, Paris, Francia
Movimiento por Justicia del Barrio, Estados Unidos
Mut Vitz 13, Marseille, Francia
Red de El Norte en Apoyo a la Sexta, Estados Unidos
Red de solidaridad Zapatista del Reino Unido
Servicio de Traducción Zapatista del Reino Unido
UK Zap Sol, Reino Unido
Wellington Zapatista Support Group, Nueva Zelanda

radio
San Sebastián Bachajón

San Sebastián Bachajón: se castiga y hostiga a presos políticos de Bachajón

EN EJIDO SAN SEBASTIAN BACHAJON ADERENTES A LA SEXTA DECLARACION DE LA SELVA LACANDONA.

CHIAPAS. MEXICO. A 27 DE SEPTIEMBRE DE 2014

A las Juntas de Buen Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
A l@s compañer@s adherentes a la Sexta Declaracion de la Selva Lacandona
A los medios de comunicación masivos e alternativos
A la Red contra la Represión y por la Solidaridad
Al Movimiento de Justicia por el Barrio de Nueva York
A los defensores de derechos humanos nacional e internacional
Al pueblo de México y el mundo

Compañeras y compañeros

Denunciamos que el mal gobierno esta metiendo más castigo a nuestros compañeros Juan Antonio Gómez Silvano, Mario Aguilar Silvano y Roberto Gómez Hernández porque ahora les cambió su delito de lesiones calificadas a delito de tentativa homicidio del policía municipal de Chilón Alfredo Bernabé Aguilar Fuentes, para que no salgan con fianza y se queden mas tiempo en la carcel injustamente por un delito que no cometieron, es delito fabricado por el mal gobierno por eso los tuvo que maltratar y torturar a nuestros compañeros mientras estuvieron nueve horas asi de puras torturas con los policías municipales de Chilón pero luego también el ministerio públicos de Ocosingo, Chiapas el licenciado Rodolfo Gómez Gutiérrez le puso una pistola en la cabeza al compañero Mario Aguilar Silvano y también una bolsa en su cabeza.

El licenciado juez omar heleria reyes es un complice del mal gobierno solo firma el auto de formal prision porque asi se lo ordena su patron el gobierno, asi no actuan los jueces de nuestros pueblos, se necesita sabiduria inteligencia para resolver problemas, pero estas personas lo que hacen es violar derechos y proteger a los que hacen el trabajo sucio del mal gobierno.

Denunciamos que nuestros compañeros presos Juan Antonio Gómez Silvano, Mario Aguilar Silvano y Roberto Gómez Hernández en cereso 16 de Ocosingo, Chiapas les estan pidiendo dinero o talacha dentro de la carcel los llamados voceros o precisos que se coordinan con las autoridades de la carcel, por eso exigimos al mal gobierno que respete la vida y la integridad de nuestros compañeros porque son presos políticos y ninguna persona debe ser molestada en la carcel para obligarlo a dar dinero o hacer trabajos contra la dignidad como personas.

Exigimos al mal gobierno la liberación inmediata de nuestros compañeros JUAN ANTONIO GOMEZ SILVANO, MARIO AGUILAR SILVANO Y ROBERTO GOMEZ HERNANDEZ que fueron torturados por el mal gobierno y estan privados de su libertad injustamente desde el 16 de septiembre de 2014 por luchar por la justicia y la defensa de su territorio.

Exigimos también la liberación de nuestros compañeros SANTIAGO MORENO PEREZ preso desde 2009 en Playas de Catazajá, EMILIO JIMENEZ GOMEZ preso desde julio de 2014 en Playas de Catazajá y del compañero ESTEBAN GOMEZ JIMENEZ preso desde 2013 en Playas de Catazajá y luego trasladado a El Amate.

Exigimos al mal gobierno y al comisariado ejidal oficialista de San Sebastián Bachajón Alejandro Moreno Gómez no sigan despojando a nuestro pueblo del territorio y recursos naturales porque el pueblo lo va seguir defendiendo.

Desde la zona norte del estado de Chiapas las mujeres y hombres de San Sebastián Bachajón enviamos combativos saludos.

Nunca más un México sin nosotros.

Atentamente

¡Tierra y libertad! ¡Zapata Vive!
¡Hasta la victoria siempre!
Presos políticos ¡Libertad!
¡Juan Vázquez Guzmán Vive, la Lucha de Bachajón sigue!
¡Juan Carlos Gómez Silvano Vive, la Lucha de Bachajón sigue!
¡No al despojo de los territorios indígenas!