News:

Normal de Ayotzinapa

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Radio Zapote

(Español) El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra condena la represión en Guerrero

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

A Andrés Manuel López Obrador
A los estudiantes de Ayotzinapa
A los padres y madres y los estudiantes de Ayotzinapa
Al pueblo de México

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) condena enérgicamente la represión que la Guardia Nacional y la policía del Estado de Guerrero ejercieron en contra de nuestros compañeros estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa el día viernes 4 de febrero, de la que resultaron presos 5 compañeros (ya en libertad) y algunos más heridos. Esta represión se dio por segundo viernes consecutivo, después de que los estudiantes de Ayotzinapa se manifestaban pacíficamente en la caseta de la carretera de Palo Blanco, Guerrero, para exigir la presentación con vida de nuestros compañeros, sus compañeros de clases y lucha, desaparecidos desde hace ya más de 7 años. Los videos de la represión documentan claramente la criminalización de la protesta social de la que son nuevamente víctimas nuestros compañeros: durante la protesta en la caseta, decenas de elementos de la Guardia Nacional encapsularon a los estudiantes, amenazándolos con avanzar en su contra con toletes, escudos y gases por delante.

¿Cuándo veremos al Estado actuar de forma tan decidida para dar con el paradero de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos? ¿Cuándo veremos a la Guardia Nacional avanzar para capturar a los criminales que perpetraron su desaparición y el asesinato de algunos de ellos? ¿Cuándo veremos que Enrique Peña Nieto, Jesús Murillo Karam o Tomás Zerón pisen las cárceles y le rindan cuentas a los padres y madres de nuestros compañeros desaparecidos y asesinados? ¿Cuándo veremos justicia para Julio César Mondragón y para los demás compañeros asesinados y heridos? ¿Cuándo veremos el fin de la criminalización de la protesta social y de la exigencia de verdad y justicia? Las acciones de nuestros compañeros de Ayotzinapa, desde la protesta pacifica en las casetas de carretera hasta cualquier otra que sea necesaria para romper el cerco de la policía cuando la represión amenaza, no pueden juzgarse sin tener en cuenta estas preguntas, cuyas respuestas no parecen llegar nunca. Las acciones de nuestros compañeros corresponden a un escenario en el que todavía impera la impunidad de la que gozan los verdaderos criminales, y en el que se impone la falta de verdad y justicia en el caso. La continuidad de este escenario es lo que debe indignarnos, y nunca las acciones de nuestros compañeros que exigen su fin; la represión en su contra es lo que debe señalarse, y nunca lo que ellos hacen para responder a su amenaza.

Lamentamos que ese escenario continúe después de mas de 7 años, tiempo que incluye a su presidencia. Y nos llena de rabia que ahora se les reprima también. Por ello, le demandamos que haga lo necesario para que Evelyn Salgado, gobernadora del Estado de Guerrero, detenga inmediatamente la represión que ella ha iniciado contra los estudiantes de Ayotzinapa desde que asumió el cargo. Para que Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, intervenga de inmediato para que se detenga la represión hacia nuestros compañeros. Todavía más: para que Alejandro Encinas, como responsable de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, cumpla ya con el compromiso que usted como presidente le hizo a los padres y las madres de los estudiantes de Ayotzinapa y al propio pueblo de México para alcanzar definitivamente la verdad y la justicia.

El tiempo pasa y la noche de Iguala no parece terminar. Por el contrario, la injusticia se extiende. No es tiempo de “dar detalles de los avances”; es tiempo de acabar ya con la impunidad y dar paso a la verdad y a la justicia. En la medida en la que ello no ocurra, nuestros compañeros estudiantes de Ayotzinapa, los padres y madres que luchan por sus hijos normalistas desaparecidos y asesinados, tienen todo el derecho de protestar. Y advertimos: corren el peligro de ser víctimas de nuevas injusticias. Y de todo ello seguirá siendo responsabilidad del Estado.

El FPDT reitera su compromiso con la lucha por verdad y justicia para nuestros compañeros de Ayotzinapa, los padres y madres de los estudiantes desaparecidos y asesinados. Para nuestros compañeros y compañeras normalistas, todo nuestro respaldo y solidaridad. Y reiteramos que mantendremos el machete en alto hasta no ver que cese la represión en su contra y que los verdaderos criminales estén en la cárcel. ¡Hasta no ver a nuestros compañeros desaparecidos vivos y de regreso!

¡Alto a la represión a los estudiantes de Ayotzinapa!
¡Verdad y justicia para Ayotzinapa!
¡Vivos de los llevaron, vivos los queremos!
¡Zapata vive, la lucha sigue!

FRENTE DE PUEBLOS EN DEFENSA DE LA TIERRA

 

radio
Avispa Midia

(Español) Siete años entorpeciendo búsqueda de los 43 normalistas de Ayotzinapa

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Vanessa Garcìa Navarro

Foto por Ángel Huerta

Hace siete años (2014) ocurrió un evento que marcó al país entero, se abrió un capítulo más entre los miles que se suman constantemente al libro de las desapariciones en México; aunque, como la mayoría de las historias, esta tampoco ha encontrado su desenlace y se niega a morir hasta que su “misterio” sea resuelto. Como es bien sabido, la oscuridad de la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre del 2016 fue testigo de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Tras de búsqueda implacable, desvelo, rabia e impunidad, las madres y padres desesperados preguntan por el paradero de sus hijos, cuestionan en donde está esa justicia que se les viene prometiendo desde el sexenio pasado. Porque, sin lógica alguna, 84 meses parece ser apenas suficiente para encontrar únicamente los restos de 3 desaparecidos y tener ningún responsable pagando por sus crímenes.

Ha quedado en varias ocasiones evidenciado que las propias autoridades entorpecen las investigaciones, pues el sexenio pasado se ofreció como respuesta de consolación la llamada “verdad histórica” que consistía en un escenario en el cual agentes policiacos corruptos de Iguala (Guerrero) pusieron a los jóvenes en manos del cártel Guerreros Unidos, quienes posteriormente los asesinaron e incineraron en un basurero del municipio de Cocula; no obstante, dicha aclamación resulto ser una injuria a su nombre, ya que tiempo después la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  y su Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) cuestionaron dichos resultados y a partir de encontrar en 2020 los restos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre y en junio de este año  los de Jhosivani Guerrero de la Cruz, se derrocó la teoría fraudulenta al probarse de dichos resquicios  no mostraban haber sido expuestos al fuego.

¿Entonces, cual fue el verdadero destino de los 43?  

Esa pregunta sigue sin respuesta, lo cual, después de siete años añade gravedad a este caso de violación a los derechos humanos. Y no es que no haya avances pues, al menos, hace tres años fue creada (por Decreto del presidente de la República) la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa (CoVAJ-Ayotzinapa) y ya existen 80 detenidos, según informes del actual sexenio; pero los resultados siguen siendo mínimos y continuamente se detienen.

Integrantes de la CoVAJ-Ayotzinapa refieren encontrar interés por parte del presidente en turno -Andrés Manuel López Obrador- en cuanto a dar resolución a este caso; no obstante, los resultados ofrecidos hasta el momento son discordantes a las promesas hechas con vehemencia.

Como dijo Cristina Bautista (madre de Benjamín Ascencio Bautista y miembro de la la CoVAJ-Ayotzinapa), en una entrevista para Proceso, “le hemos dicho al presidente que nos digan, que no nos estén engañando; queremos saber la verdad, aunque sea muy dolorosa para nosotros”.

En este punto varios padres no encuentran resignación en cuanto a volver a abrazar a sus hijos, no han renunciado a conocer qué les pasó. Así la realidad sea un golpe, ellos ya no quieren analgésicos ni placebos hechos de falsas mentiras y esperanzas, lo que demandan es la verdad (que les otorgará paz o el impulso para luchar todavía más en búsqueda de castigar a los responsables).

Obstáculos en los procesos 

Se han desestimado decenas de pruebas aportadas al caso, dado que se determinó que habían sido conseguidas por medio de tortura a los testigos.

Además, no todos los engranajes del gobierno desean trabajar para el mismo fin y ejemplo de ello es que la fiscalía mantiene pendientes 40 órdenes de aprehensión correspondientes al caso de los 43 desaparecidos. Entre las cuales destaca la de Tomás Zerón de Lucio (extitular de la Agencia de Investigación Criminal) a quien se le acusa de alterar evidencia del caso de los 43 y actualmente se encuentra “escondido” en Israel.

Este 26 de septiembre, se realizó una misa y, después, una marcha encabezada por los padres de los 43 desaparecidos que comenzó a las 4:00 P.M., desde el ángel de la independencia, con destino al zócalo capitalino. Igualmente, en diversos sitios de México y otros países se realizaron acción que se sumaron para exigir justicia y presentación con vida de los 43 estudiantes. Porque este caso no sólo dejo una cicatriz profunda para México y los familiares de los jóvenes, es un crimen que lo sabe el resto del mundo.

radio
Radio Zapatista

2015: More of the same or advance to other possible worlds.- Interview with Omar García, de Ayotzinapa

IMG_0436

Durante la compartición en la comunidad de Monclova del Primer Festival de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo, Radio Zapatista (RZ) sostuvo una breve charla con Omar García, estudiante de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa. En ella Omar habla sobre el significado de la participación de Ayotzinapa en el Festival, del acercamiento del movimiento con las luchas autonomistas inspiradas por el EZLN y el Congreso Nacional Indígena, y del panorama actual en Guerrero y en el país.

(Descarga aquí)  

Fotos y transcripción abajo:

(Continuar leyendo…)

radio
Tlachinollan

Federal Police attacks students from Ayotzinapa who prepared a solidarity concert

Guerrero, México, 14 Dic 2014.- Inebriated Federeal Police officers attacked students from Escuela Normal de Ayotzinapa, who prepared the concert “A light in the darkness,” which was planned in the city of Chilpancingo this afternoon in solidarity with the 43 students disappeared by police forces in Iguala.

There are about 17 people wounded, among them two relatives of the disappeared students, students from Ayotzinapa, teachers from CETEG and UNAM students. Medical attention was denied by the Chilpancingo Red Cross, reason for which they were transferred to other hospitals. Phones, shoes and wallets were taken from them.

Hear an interview with Omar García, student from the Normal de Ayotzinapa, from the location of the events:
(Descarga aquí)  

radio
Radio Zapatista

Letter to Alexander Mora Venancio

San Cristóbal de las Casas, Chiapas. 10 December 2014.
By: Eugenia Gutiérrez
Radio Zapatista

Alexander_Mora

ALEXANDER

Allow me, young man, to address you with new words. Receive them with the freshness of your age. Welcome them without restraint. They are a brief greeting from someone who knows you without having met you, because she finds you in the memory of a wounded people, because she identifies you in the indignation of a planet united today in favor of its basic rights. They are, additionally, a request and a proposal.

You don’t know about me, so let me introduce myself. I am any Mexican mother of a student and teacher as determined and young as yourself, as enthusiastic about soccer as yourself. I am any teacher who is excited and nervous in front of fifty pairs of restless eyes like yours. I write to you from my privilege of someone who is fully alive in a graveyard nation. I sit down to write this message in a nation wounded by deadly governments. I write to you because your family and colleagues inform us that you have departed, that murderous hands have cut your life short. I hear in the voice of your father Ezequiel that you are already at the side of your mother Delia. I then read that your sisters and brothers weep. But, inexplicably, you are still here. As here as Chilango, as Julio César, as Daniel, as Gabriel and Jorge Alexis, as a woman, a man, and a sportsman who have presumably departed. Your words gather coherently in your colleagues’ facebooks and they inform us that you’re still here. As here as Andrés and Aldo, but no longer in so much pain. I watch your face looking at me from the raised arms in the avenues. I watch your face looking at me from the seats you occupy in auditoriums, conferences, and colloquiums. With you are forty-two friends who, with the force of silence, speak up one by one.

I want to ask you something, dear colleague. I write to you from my privilege as a professor who never slept on the floor to be able to study. You and I were born under the same sky, forged by the same history. For nineteen years, we walked without meeting on the same land, that of a tricolor banner that is losing its balance. On this land, with its majestic mountains and formerly crystal-clear waters, hundreds of thousands of other shattered lives pile up. You know it. Your colleagues know it too. Not for nothing did they choose to get an education in the schools where the poorest children study, those who can die incinerated. Not for nothing are all of you always remembering the fallen. But I write to you, Alexander, because an unexplainable fate chose you to shake up lethargies in this wounded Mexico. I want to ask you to help us sow in green and white all those disjointed lives in sierras that may once again become mothers, to refresh them in ancestral lakes, to pronounce them in immutable deserts, without screams. I dare ask you this because you’ve already met the fire, the air, and the water that will take you back to the land sowed by your father, because you move around nimbly in the stardust we once were, we are and will be again.

Finally, dear teacher, a proposal. I write it from my privilege as a woman who has not yet been raped, nor tortured, nor cut down in this region of femicides. I no longer speak to the youth; I speak to the man. I propose to you that we struggle together for the immediate reconstruction of our shredded rights. That you gracefully assume the role of inextinguishable light assigned to you by history, that you remain unscathed beside those who think you and feel you. I resort to your memory, Alexander, because remembering you reconstitutes us, strengthens us, because it rearranges our unhinged will and gives us new boundaries, because your friends call you “The Rock.” Let us gather around your presence so that the burdensome absences produced by this genocidal system may disappear.

Those are my request and my proposal. I bid you farewell without doing it and I prepare myself, with you, for whatever is to come. I hope my words do not bother you. Accept them now that we feel so determined to inhabit a country and a planet of well-deserved freedoms.

We do not forget, Alexander. Let us not forget.

With respect,

Eugenia.

Normalistas_en_la_UNACH

radio
Una adherente de la Sexta

Non-stop Week of Actions for Ayotzinapa in Chiapas

(Continuar leyendo…)

radio
John Gibler

Chronicle of the attack to students from Ayotzinapa

In a conference a few days ago at Rincón Zapatista in Mexico City, journalist John Gibler shared the testimonies collected in his visit to the Normal Rural Raúl Isidro Burgos school in Ayotzinapa, Guerrero. Based on interviews and testimonies by witnesses, relatives, and friends of the dissappeared students, Gibler reconstructs these youths’ profile and shares a detailed chronicle of the attack against them on the night of September 26 in Iguala, Guerrero.

Testimonio de John Gibler

radio
Subcomandante Insurgente Moisés

The EZLN announces demonstration in support of students from Escuela Normal de Ayotzinapa

COMMUNIQUE FROM THE INDIGENOUS REVOLUTIONARY CLANDESTINE COMMITTEE—GENERAL COMMAND OF THE ZAPATISTA ARMY FOR NATIONAL LIBERATION.

October 2014:

To the students of the Escuela Normal[1] “Raúl Isidro Burgos” in Ayotzinapa, Guerrero, Mexico.
To the national and international Sixth:
To the people of Mexico and the world:

Sisters and Brothers:

Compañeras and Compañeros:

To the students of the Escuela Normal of Ayotzinapa, Guerrero, Mexico, and to your family members, classmates, teachers, and friends, we simply want to let you know that:

You are not alone.

Your pain is our pain.

Your dignified rage is ours also.

-*-

To the compañeras and compañeros of the Sixth in Mexico and the world, we call on you to mobilize, according to your means and ways, in support of the community of the Escuela Normal in Ayotzinapa, and in demand of true justice.

-*-

We as the EZLN will also mobilize, within our capacities, on October 8, 2014, in a silent march as a signal of pain and outrage, in San Cristobal de las Casas, Chiapas, at 1700 hours.

Democracy!
Liberty!
Justice!

From the mountains of the Mexican Southeast.

For the Indigenous Revolutionary Clandestine Committee—General Command of the Zapatista Army for National Liberation.

Subcomandante Insurgente Moisés.

Mexico, October 2014. In the twentieth year of the war against oblivion.


[1] The Escuelas Normales in Mexico are teaching colleges that principally train rural and indigenous young people to be teachers in their own communities.

Translated by El Kilombo

radio
Regeneración Radio

(Español) Ayotzinapa: dignidad y resistencia ante la barbarie

(Continuar leyendo…)

radio
Agencia Subversiones

Ataque armado a estudiantes de la Normal de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero

(Continuar leyendo…)