News:

megaprojects

image/svg+xml image/svg+xml
radio
CRIC Colombia

(Español) Colombia | “Unámonos como se unen las dos manos para trabajar”

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Posicionamiento para la defensa integral del territorio y sus espacios de vida

Ante la acción marrullera del ministerio de Ambiente, quien dentro de la delimitación que hizo del páramo de Guanacas, excluyó de dicha área toda la zona de Gabriel López y, en donde al verificar se encontraron grandes extensiones de cultivos de papa y otras actividades extractivistas como la minería las cuales ponen en riesgo la vida toda; los 11 pueblos indígenas que hacen parte del CRIC, y las autoridades del pueblo Misak filiales a la AISO, se dieron cita en el páramo de Las Guanacas, el 06 de diciembre, con el fin de mandatar la protección, conservación y cuidado de los espacios de vida para la armonía y equilibrio de nuestra Madre Tierra y todos sus seres vivos.

El lema de este importante encuentro fue la Unidad, un principio básico con el que nos tejemos los pueblos indígenas. La lucha no es contra nosotros mismos, sino contra quienes nos joden con leyes que nos despojan, para esclavizar la tierra. Nos juntamos para Liberar a nuestra Madre.

“Yo siempre he soñado con que se unan las organizaciones, se unan los pueblos, los movimientos y luchemos juntos” menciona una autoridad del pueblo Misak y agrega “importante que los campesinos se pararon duro, porque si no, no habíamos podido relacionarnos con ellos”.

Y así fue, en medio de las confusiones y malos entendidos generados por la desinformación frente al posicionamiento en el páramo, algunos campesinos, bloquearon la vía en el corregimiento de Gabriel López, esta acción permitió dialogar y dejar en claro que este posicionamiento político es un tema de protección colectiva, una acción que nos compete a todos los sectores y pueblos indígenas.

 

radio
Convivial Thinking

The Zapatistas’ “Journey for Life” and its Implications for a Global Solidarity

by Franca Marquardt

Meeting the Zapatistas

“We have given you the seeds of rebellion against colonialism and capitalism” – this is what the group of Zapatistas that visited us here in Leipzig announced on our last night together. I am still processing this important moment, one that now seems like a dream. But it was quite the opposite, something very real: a coming-together of worlds for the prospect of a global solidarity. The Zapatistas and their resistance against colonial capitalism have been an inspiration to me and to many fellow students and activists. I have never been to Chiapas or studied their political organisation in depth. But when I heard about this “journey for life” and the Zapatistas’ plan to travel to Europe and meet local movements, I was intrigued. As an anthropology student and social activist, I am constantly confronted with the impasse we face in our actions and reflections that are still contained within a limited, Eurocentric framework. Ultimately, a just transition cannot be advanced unless we take into account all voices and perspectives and form alliances between actors across the world. The journey of the Zapatistas, I thought, could be a chance to put these ideas into practice while dealing with socio-ecological issues in a way that considers local fights in a global context and provides the global movement with the most important tool: hope.

In October last year, the Zapatistas announced that they will “colonise” Europe to meet movements here and to listen and share ideas on a better life beyond capitalism. People across Europe have united under the prospect of this important moment, inviting the compass to their cities and towns, eagerly planning and organising their stay. As part of the Leipzig network, we have been meeting weekly, discussing ideas and plans. This was an empowering but difficult process, as it was never clear if or when the Zapatistas would actually arrive and what we needed to consider. At some point this summer, we weren’t even sure if the journey would still happen but we acknowledged that they had already archived one of their main objectives: motivating people and groups to get organised in their own “homes” and form alliances for change. It was even more amazing when we heard that the first delegation, the squadron 421, had set sail and finally arrived in Spain this June.

The first group was made up of seven compass who then went ahead to coordinate the arrival of the main delegation, together with local structures. This would turn out to be a difficult process, entailing struggles to obtain passports and visas, as well as restrictions caused by the ongoing covid crisis. This was representative for the mobility restraints that many marginalised and racialized people face when trying to enter European countries. Back in August we protested in front of the Mexican honorary consulate in Leipzig, to put pressure on authorities and make people aware of these facts. It was even more ironic when we found out that the consul is the CEO of Porsche Leipzig – not surprisingly he ignored our demands. Later this summer I participated in the climate camps in Leipzig and in Munich, where I held workshops on the topics of Zapatism, degrowth and pluriversality. I engaged in discussions about how we position ourselves as climate activists in Germany, and how we can relate our histories and struggles to those of the Zapatistas, the Rojava Kurds or to many smaller resistance movements that are ongoing.

Following the Munich camp, finally, the main delegation of 170 compass arrived in Vienna (out of all places) in mid-September. This all happened very fast and required people to work together to support the Austrian network, trying to organise accommodation and facilitate the arrival last minute. The atmosphere at the airport was very powerful, as we celebrated and sang songs to welcome the compass. Meeting them after all these months of anticipation and struggles was unbelievable, and an important source of hope. From this moment on, people were working day and night to plan the next steps of the journey. It was then decided that the compas will travel in groups of five to different regions across three stages. So, on the 22nd of September we welcomed two groups in Leipzig that stayed with us for a week, taking part in many events and encounters with local movements. Somehow, we managed to pull together a program, found local housing projects for them to stay in, and cook food. To our surprise, they preferred sausages, pizza and coca cola to pumpkin and rice – another proof that we cannot translate our moral standards onto different people’s contexts. As the compass made clear, the main objective of the journey was to meet with local movements in an intimate setting, rather than to speak at public events or lectures. Hence, we organised meetings with feminist organisations, postcolonial groups and the Latin American community in Leipzig alongside visits to significant places of resistance in and around the city.

The program was very strict, as the compass told us they wanted to meet as many groups as possible and focus on the “work” (after all, they were on a mission). Before coming to Europe, all delegates have been trained for months, thus knowing exactly what they wanted to share and what questions they wanted to ask. They told each group a detailed version of their history, starting way before the uprising in 1994, stressing the centuries long oppression that formed the basis of their resistance today. They also described their worldviews that are rooted in the indigenous identity and how this translates into their political and social organisation today. The compass was interested to hear about the history of Germany, especially Nazi Germany and the significance of the wall and eastern Germany. They stressed that each person’s history is important as their indigeneity is rooted in their interactions with their families, communities and the environment. The Zapatistas also asked many questions about how each group operates, how they are organised and how they sustain themselves. Communication wasn’t always easy, as everything had to be translated between Spanish and German, and two delegates only spoke the indigenous language Tzotzil.

My favourite moment was the visit to Pödelwitz, a town that used to run the risk of being evicted for coal mining. The compass took time to tell people about their history, their political organisation and their current struggles. They also listened to the residents’ accounts of their resistance and the oppressive consequences of coal mining industries in Germany, that have been a centre of environmental activism for several years. At the same time, another group of compass was visiting Lützerath, a town in the West of Germany that still runs the risk of being evicted. This way, I could feel the impact that the journey was making on many levels, by supporting these struggles and by providing hope and inspiration for people resisting and fighting for their rights in these places. As part of the organising network, I was lucky to witness some moments outside of these encounters that were even more insightful and sometimes surprising. It was beautiful to see how the compass interacted with people and the environment, as this was the first time that they left Mexico and were exposed to a different world. They were taking many pictures on their phones, of as the woods, the chestnuts, or the wild pigs in the forest. Being present in these moments made me rediscover some curiosity about the place I live in and reminded me to notice the small things that are so often overlooked while rushing through life.

So, what is it that we can learn from the “journey for life” and the initiative of the Zapatistas? Is this the start of something more powerful, a realisation of the interconnectedness of our lives and our struggles? How can we carry this seed further and combine local efforts and global alliances against social and environmental injustice?

Histories of resistance

Engaging with the Zapatista movement in its many forms, helps us understand the significance of colonial capitalism and how this relates to postcolonial subjects and social movements. It links historical issues of colonial dispossession and racism to contemporary global capitalism, while foregrounding the importance of transnational solidarity between actors worldwide. Since the 1980s, the Zapatistas have worked towards recovering land in resistance to the hegemonic growth of capitalism, to counter their oppression and to advance the project of autonomy and self- determination of Indigenous communities. The geo-political revolution in 1994 enabled radical democracy and egalitarianism through the temporary secession of the Mexican state. Thus, it represents in certain ways a successful fight against neoliberal capitalism and the creation of a postcolonial landscape. Since 2012, the Zapatistas and the CNI have initiated a process to share the issues and insights of Indigenous communities throughout Mexico into the national political sphere and popular media. This process of opening up and becoming more engaged within wider contexts, is also represented by the 2017/18 presidential elections, where for the first time an indigenous woman, Marichuy, took part as a candidate. The candidacy was not about winning elections, but about pointing out the triple impossibility of a poor, indigenous and woman president in the imagination of Mexican society and exposing the underlying racism and sexism. The Zapatistas have inspired and enriched the global struggle for climate justice and peace while reactivating and uniting struggles from the “left and the bottom”. Now, the journey in 2021 makes sense as the process of “coming out of their shells”, where members of the Zapatistas are actively fighting back against worldwide neo-colonial and capitalist oppression by showing their support for local groups across the world that share similar struggles.

Towards a decolonial praxis?

The Zapatistas stress how 500 years of indigenous dispossession led to this system of neoliberal control and exploitation. Their resistance and autonomy as a decolonial praxis, thus, is a productive lens to understand the contribution they make in challenging the mantra that there is no alternative to neoliberalism. According to the Zapatistas, their journey represents an antithesis to the “encounter” between European colonisers and indigenous populations in the Americas, as this time the indigenous people are “colonising” Europe. This juxtaposition of taken-for-granted history opens up a space for different agencies that are at play in drafting a just transition, and highlights the imperative of recognising perspectives by postcolonial subjects and oppressed people in many places.

It also provides an important reflection on the normative framings in Western academia that are deployed when discussing indigenous movements, or anti-capitalist transition ideas. For example, how can “degrowth” incorporate impulses and critiques from the global south into its blueprint for a just transition? How can we relate different worldviews and approaches while respecting their epistemological and cultural embeddedness?

What the Zapatistas remind us, is that decolonisation should, first and foremost, begin at “home”, within our own epistemological traditions and institutions. The meeting between the Zapatistas and European actors is, in a way, exemplary for the imperative of connecting different lines of thought that originate from different epistemic traditions and contexts. This way, it is an important starting point for sketching out ideas on pathways for social and economic change, to find out what agencies and tools are needed. Discussing decolonial degrowth perspectives in relation to the struggles of the Zapatistas and other indigenous and Southern-based movements is important to be able to grasp the depth of a just transition. It also provides a perspective on the value- based and ethical dimensions of the discourse and expressions of resistance to colonial capitalism. Inspired by the Zapatistas’ striving for “a world where many worlds fit”, multiple worldings and practices need to inspire the collective search for a socially just and ecologically stable world. If concepts only include one part of the population and essentialise others, they continue a cycle of systemic violence. Thus, in a carbon-constrained world, we must all work together for the same ends, but in pluriversally different ways that avoid this violence.

Towards a global solidarity?

Engaging with the Zapatistas’ embrace of values such as dignity, trust and autonomy, and their experience in the political organisation of grassroots democracy can be a starting point of building global solidarity as a viable agenda for a just, socio-economic transition. Through listening to each other’s histories and stories, actors are affirmed in their struggles, as they realise how people across the world are concerned with similar issues, in different ways.

This horizontal interaction between actors entails an emancipatory process of restored indigeneity and self-determination. In their communiques and speeches, the Zapatistas highlight the importance of relating their claims to oppressed and marginalised people everywhere (the poor, the women, the racialised). In this way, they construct a global consciousness that recognises the grievances and hopes of people worldwide as deeply intertwined. “Relating” as a value is antiracist and anti-essentialist as it defines identities according to a relation, rather than to a “root identity”, which is a tool for seclusion. Inspired by Glissant’s “poetics of relation” we might want to think about a relational conception of human existence as a tool to counter the West’s imposition of universalist values. As the Zapatistas always foreground, “we are equal because we are different”. Hence, we need to move from the conception of difference as a source of conflict, to difference as an implicit tool for the remaking of the word, making space for “a world where many worlds fit”. Difference and diversity should be a core principle of our discourse and actions rather than an “add on” or separate category.

Our contacts with people, groups, collectives, movements and organizations from different parts of the planet have shown us a diverse, multiple and complex world. This has reinforced our conviction that any proposal of hegemony and homogeneity is not only impossible, but above all criminal. (communiqué June 2021[1])

It is essential that environmental movements in the north create alliances with anti-imperialist struggles in the global south who have been focused on these issues for decades. As the only successful social movements for serious economic and social change have been the anti- colonial movements, that should be the force we need to mobilise around. Instead, during COP26 in Glasgow right now, “leaders” continue making empty promises while marginalising the voices of many from the global south and those oppressed within society, that know best what needs to be done in their communities to fight climate change and inequality. Although many activists made their way to Glasgow to challenge “business as usual”, the voices of women, of the poor, of racialised people continue to be side-lined, while the powerful leaders of the neoliberal world order (politicians and billionaires) take centre-stage. It is clear, that this can hardly lead to any lasting change in the struggle to protect our earth, our communities and ensure wellbeing for all. Hope can only be found outside these “official spaces”, at alternative gatherings, protests and meetings that emerge from the common frustration of those excluded from these events. The Zapatistas (actually the same group who was in Leipzig) visited Scotland right before the conference. By meeting with many local groups and communities, they affirmed actors in their struggles. In some ways, these encounters and actions are much more lasting than those commitments made at the summit.

The Zapatista worldview is in constant conflict with the interests of the industrialised world, which strives for “progress” and “growth”. Because colonial capitalism is operating globally, we also need to resist collectively and globally. This entanglement of global capitalism can be seen in the plan of the current megaproject “Tren Maya”. In Yucatan, Mexico, a 1500 km long railway line is to be built to boost tourism in this Mayan region. The project would cause the destruction of one of the last rainforests in southern Mexico, disregarding the rights of the indigenous population. It leads to land grabbing and displacement as well as additional militarisation in one of the most conflict-ridden regions of the country. German capital and German companies are also involved in the planning, construction and commissioning, with DB Consulting & Engineering, SIEMENS and TÜV Rheinland, as well as the German arms industry. The Deutsche Bahn markets itself as an ecological company and means of transport, yet the company repeatedly participates in neo-colonial projects that destroy ecosystems and livelihoods of people. On the 30th of October we protested for #NoAlTrenMaya in front of the Leipzig central station and many other locations across the world. This would not have been possible without the solidarity and mobilisation by the Zapatistas and exchanges throughout the journey.

What about you?

Through the “journey for life” and the encounter with the Zapatistas, we move beyond the space of resistance, illuminating spaces of possibility. At the same time, we need to build our own narratives and imaginaries of a better life, that are rooted in our own indigeneity and are enriched through relationality between plural experiences and actors. While practices of conviviality and care are ancient, they are also re-emerging and evolving as a part of a mosaic of movements that are struggling against neoliberal oppression. In Europe, people struggle to identify with their indigeneity, as neoliberalism pushes for an individualistic conception of the self and the environment. However, indigeneity simply means living in harmony with our ecosystems that we are embedded in and acknowledge our world beyond the simply human to break with the nature/culture divide. We need to acknowledge that indigenous ideas are still present and cannot be easily erased as they have existed for ten-thousands of years in comparison to the relatively new concept of the ‘West’. This also includes a different conception of time, as life plays out in a circular rhythm of a resurgence of indigeneity, rather than in a linear process from birth to death. While it is impossible to reproduce ideas from the Zapatistas and apply them to local contexts in Europe, a confrontation with their worldviews can inspire us to search for commons and leftover indigenous practices in our surroundings. For example, there is a resurgence of solidary agricultures (Solawis) in Germany that can be identified as sources outside of capitalist logic and thus as some forms of indigenous commons. This can be a source of hope and strength for dealing with the familiar and the “everyday” as a basis for resistance and for social mobilisation.

Soon there will be another megaproject or event that will demand a collective protest and resistance from the left and the bottom across the world. While the first chapter of the “journey for life” is soon coming to an end, the Zapatistas have encouraged us to keep questioning, to keep fighting and to keep hoping for a better world. It is down to us to plant the seed of resistance and keep these visions alive.

‘Is Zapatismo one more grand answer to the problems of the world?

No. Zapatismo is a bunch of questions. And the smallest can be the most disturbing: 

And you?

In the face of the capitalist catastrophe, does Zapatismo propose an old-new idyllic social system which would repeat the imposition of hegemonies and homogeneities now deemed “good”?

No. Our thought is small like us: it is the efforts of each person, in their own geography and according to their own calendar and customs, which will perhaps allow the liquidation of the criminal and, simultaneously, the remaking of everything. And everything is everything.’ (communiqué June 2021)

Franca Marquardt is part of the Department of Anthropology at the University of Leipzig, Germany. She tweets as @FrancaMarquardt

 

References

Escobar, A. (2018). Designs for the pluriverse: Radical interdependence, autonomy, and the making of worlds. Duke University Press.

Glissant, É. (1997). Poetics of relation. University of Michigan Press.

Khasnabish, D. A. (2013). Zapatistas: Rebellion from the Grassroots to the Global. Zed Books Ltd.

Nirmal, P. and Rocheleau, D. (2019). “Decolonizing degrowth in the post-development convergence: Questions, experiences, and proposals from two Indigenous territories.” Environment and Planning E: Nature and Space 2(3) 465-492.

Olesen, T. (2004). Globalising the Zapatistas: from Third World solidarity to global solidarity?. Third World Quarterly25(1), pp.255-267.

For a list of all communicados: https://radiozapatista.org/?page_id=3365&lang=en

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/

[1] Members of the Zapatistas have shared ‘communiques’ to the public since the announcement of the journey in the summer of 2020. This way, they regularly give updates on their visions and the meaning of the journey. English versions can be found here: https://radiozapatista.org/?page_id=3365&lang=en

radio
Avispa Midia

(Español) Artículo académico mapea empresas que están acaparando el corredor Transístmico

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Avispa

Portada: Santiago Navarro F.

Artículo académico del antropólogo social e indígena mixe Marco Antonio Vázquez busca mapear, en un contexto de total escasez de información por parte del gobierno federal, la reconfiguración territorial en curso en el sur de México, principalmente en el Istmo de Tehuantepec, identificando la división del territorio entre distintas empresas de capital nacional e internacional, promovida por el Estado mexicano.

A continuación presentamos el artículo completo.

¿Quiénes son los beneficiarios reales del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec?

Marco Antonio Vázquez*

Dentro del Plan Nacional de Desarrollo se anuncia el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec (PDIT) con el propósito de facilitar el crecimiento de la economía regional con el Corredor Multimodal Interoceánico como eje que permita competir en los mercados mundiales de movilización de mercancías mediante el uso de diversos medios de transporte. Este eje fue presentado por el director general del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) Rafael Marín Mollinedo en la Reunión Anual de Industriales organizado por la Confederación de Cámaras Industriales el año 2020, como el componente base del proyecto, el cual en una primera instancia consiste en la rehabilitación de 200 Km de vías ferroviarias que conectan los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos:

“Para arrancar este proyecto lo que estamos haciendo es, modernizando esta infraestructura para ponerla en condiciones y hacerla competitiva y que puedan venir las inversiones ya teniendo este cruce interoceánico y aprovechando otro de los recursos importantes que tiene el istmo, que es la posición geoestratégica, al ser la franja más angosta de América del Norte y que aparte, cuenta con infinidad de recursos alrededor y en los cuales se pueden llevar a cabo transformaciones y este, agregamiento de valor a las materias primas que existen”.

También contemplan el transporte vía carretera con la modernización de la ruta transístmica, para acondicionarla y hacerla una supercarretera dejándola toda a 12 metros de ancho, así mismo la pista que viene de Oaxaca al Istmo de Tehuantepec, para así tener conectada a la región por autopista hasta la ciudad de México y por último la carretera Barranca Larga-Ventanilla que es la que conecta el Istmo con la costa oaxaqueña, y de esta manera la estructura carretera pueda formar parte del corredor multimodal.

Así mismo se contempla la rehabilitación de las vías ferroviarias que corren de Coatzacoalcos, Veracruz a Palenque, Chiapas, con una longitud de 328 Km la cual en el intermedio quedaría interconectado a la Refinería Dos Bocas y en Chiapas se conectaría al mal llamado Tren Maya; también la vía que va de Ciudad Ixtepec, Oaxaca a Ciudad Hidalgo, Chiapas, con una longitud de 476 Km, quedando esta linea conectada al Puerto Chiapas y a la frontera con Guatemala.

Dentro del eje de transporte se contempla la modernización y ampliación de infraestructura en los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz y Salina Cruz, Oaxaca, el cual fue presentado por Rafael Marín Mollinedo, en la Expo Virtual Oil and Gas realizado el año 2020, modernización que consiste en:

“Ampliar la infraestructura del puerto de Coatzacoalcos, una nueva terminal de contenedores y fortalecer el equipamiento de todo el puerto. En pajaritos tenemos varios espacios para ampliar. Estamos haciendo un muelle más y estamos en trámites de la firma de la escritura de un terreno de 240 hectáreas (Ha) en donde vamos a hacer una terminal de contenedores grande de 65 ha. En el puerto de Coatzacoalcos vamos a hacer provisionalmente un terminal de contenedores, chico, tenemos allí 10 ha que vamos a condicionar para iniciar operaciones namas que se termine lo que es la infraestructura del tren. En el caso del Puerto de Salina Cruz, tenemos la modernización de la terminal de usos múltiples que existe en el viejo puerto e incluye también un muelle; tenemos un patio de contenedores de aproximadamente 20 ha y tenemos espacio para ampliarlo. Adicionalmente estamos construyendo una escollera de 1600 metros (m) de largo por 30 m de alto, para hacer un puerto de abrigo grande y de gran calado en esa zona. Vamos a construir la terminal de contenedores de 45 hectáreas. Allí van a poder albergar buques de hasta dos millones de barriles. Pero todo eso se carga a través de monogollas, eso es los barcos se estacionan en alta mar y ya con las monogollas se cargan. Ya con este sistema se cancelarían las monogollas y ya llegarían los barcos a cargar directamente a los muelles. Entonces esa obra la vamos a terminar en el 2023”.

Entonces inicialmente el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec consiste en la creación de una infraestructura que permita la conectividad de los Océanos Pacífico y Atlántico, mediante un tren interoceánico, la modernización de los puertos localizados en ambos océanos y conexión vía carretera; esta intencionalidad inicial siguiendo a la Geógrafa Maria Verónica García Ibarra, aspira que se le observe principalmente como una obra de ingeniería o de arquitectura en donde la función simbólica es de la mayor importancia, el cual es auspiciado y bosquejado desde las estructuras del poder en su máxima expresión, el Estado.

Así, al ser el Estado el principal impulsor, el Corredor Interoceánico se figura, retomando al antropólogo Gustavo Lins Ribeiro, como un “promotor de desarrollo para todos los segmentos de clases sociales o grupos étnicos que ellos involucran o afectan”, justificado como una necesidad social que retomando a Ibarra, se pretende técnico, neutral, una imagen de lo más acabado en crecimiento científico-técnico. Signado en este momento como una decisión proyectada bajo un ímpetu político o lo que Ribeiro identifica desde una “ideología de redención”.

La ideología de redención tiene como raíz “la ideología del progreso, que muchas veces toma la forma del desarrollismo”. El cual, continuando con el antropólogo, uno de los principios a partir del cual se condensa preferentemente, es mediante una historia local o nacional que es fácil utilizar cuando un proyecto como el actual tiene su propia prehistoria, un ejemplo es la explicación hecha por el presidente López Obrador en la conferencia matutina del 16 de julio del presente año:

“Todo esto ya existía, es el tren del Istmo y el de Ixtepec, pero está abandonado, acuérdense que privatizaron todos los trenes. Eso se lo debemos a los genios, a los tecnócratas, entonces todo esto quedo en el abandono, afortunadamente como a los neoliberales ni siquiera les interesaba el sureste, por suerte dejaron todo esto sin privatizar [las vías del tren del Istmo e Ixtepec]. De aquí [del Istmo] para el norte, más de 20,000 km de vías férreas privatizadas […] este puerto lo hizo Porfirio Diaz como el de Coatzacoalcos, lo hizo un empresario inglés, Pearsons, que era su contratista favorito, hizo también el ferrocarril. Entonces porqué el desarrollo de esta región también. Porque esta era la región olvidada, ni para robar les importaba, por eso dejaron sin privatizar las vías del ferrocarril, no les interesaba. Y ahora hay inversión pública federal […] yo creo que ya es el tiempo que se le recompense, sobretodo atendiendo el desarrollo económico y social”.

Esta prehistoria en donde igual se condensan formulaciones como su importancia para la región y su particularidad histórica, se finiquitan llevándose a cabo el Corredor Interoceánico, donde el alcance del programa reclama de individuos fantásticos que con un tremendo y distinto esfuerzo construirán una de las obra regionales más importantes del sexenio, presentándonos la construcción de este megaproyecto, retomando a Ribeiro, bajo la “apariencia de una sociedad igualitaria, aunque temporaria, en el cual el objetivo común destruye las divisiones de clase y las diferencias culturales, unificando a todos bajo la bandera del progreso”.

Sin embargo, el Estado, estructura un espacio que por las relaciones políticas que entran en juego en el impulso del Corredor Interoceánico, es un espacio que no es como lo pretenden hacer ver, aséptico y apolítico, sino que es un espacio político, en el cual se vuelve fundamental la intervención activa, sistemática y constante de las esferas políticas o sea las estructuras del poder. Junto a las esferas políticas entran en juego también actores económicos, empresas transnacionales y subsidiarias de estas. Insumos financieros que responden a la única demanda del capitalismo, la producción de capital. Lo que nos permitirá en lo que sigue ilustrar el objetivo de este aporte, el cual es mostrar que la inversión pública federal, así como los beneficiarios y socios a los que está dirigido y los que están presentes en la ejecución del presente megaproyecto, muestran lo contrario al discurso manejado por los promotores del Corredor Interoceánico, los cuales han promocionado esta megaobra como una oportunidad para la población del Istmo de Tehuantepec de poder asociarse con conglomerados transnacionales y de este modo poder ser parte en el reparto equitativo de las ganancias que se proyectan extraer de la región.

Entonces en la re-configuración territorial que se pretende con el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, dirigido por el Estado, los actores económicos se hacen presentes en la adecuación de las vías del tren transístmico por las dimensiones en infraestructura y científico-técnicas que requiere la actualización de estas. Ya que como lo mencionó Rafael Marín Mollinedo en la Expo Oil and Gas, “lo que se pretende con este proyecto es aumentar la velocidad de desplazamiento de los trenes en la zona, porque actualmente los trenes corren allí a una velocidad de 20 km por hora, nosotros lo queremos llevar a 60 y 70 km por hora la velocidad de desplazamiento”. Las remodelación de las vías que conectan a los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz han sido divididos en 5 tramos a modernizar, concesionadas a diversos actores transnacionales y/o sus filiales.

De este modo la infraestructura inicial de este proyecto consiste en aprovechar la franja del Istmo de Tehuantepec mediante un enramado de conexiones carreteras, vías de tren y portuarias para el transporte de mercancías de un océano a otro, hacia los distintos centros de consumo. Esta vía interoceánica se ha perfilado como un eslabón competitivo al Canal de Panamá, para unir los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz en un tiempo de tan solo 3 horas a efecto de que las empresas navieras tengan ahorros de tiempo y dinero, cuando en el canal de Panamá tardan en cruzar más de 8 horas con un tiempo de espera de 14 a 15 días y que contrasta con el tiempo actual del tren, que es de 8 horas aproximadamente, pretendiendo también reducir el tiempo de espera de los barcos con la modernización y ampliación de la infraestructura portuaria.

No nos detendremos aquí a explicar y detallar a cada uno de los actores económicos beneficiarios de la remodelación de las vías ferroviarias, pero si resulta importante resaltar a algunas casas matriz, filiales y socios presentes en la tabla, esto con la finalidad de mostrarnos los intereses y la repetición de patrones vinculados de los pasados regímenes con este “nuevo” megaproyecto.

Para empezar, Grupo Industrial HERMES pertenece a Carlos Hank Rhon uno de los 14 hombres mas ricos de México y considerado en la lista billonaries, donde se encuentran los hombres más ricos del mundo. Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto fue una las cinco empresas beneficiarias directas que obtuvieron el 51% de los contratos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), contrato obtenido por la cantidad de 12 mil 445 millones de pesos.

Odebrecht, aliado estratégico de Grupo Industrial HERMES, es la petrolera brasileña que en la última década ha sido expuesta por una serie de casos relacionados con corrupción y lavado de dinero en diversos países de Latinoamérica, donde México figura con un mega proyecto de gas etano obtenido en asociación con la mexicana Idesa, cuyo origen se relaciona con actos de corrupción en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Así como una serie de sobornos a ejecutivos del gobierno entre el año 2010 y 2014, que asciende a la cantidad de 10 millones y medio de dólares. Para un panorama más amplio del caso Odebrecht se puede consultar la investigación realizada por Quinto Elemento Lab.

Grupo México, principal cliente de CONSORCIO FERROMAZ, razón social que como se clarifica en la tabla, es probable que se creo por algún grupo empresarial más grande. Como su principal socio, Grupo México, que pertenece al segundo hombre más rico de México, Germán Larrea Mota Velasco. La cual es la empresa minera más grande del país y la quinta productora de cobre más grande del mundo. Esta opera en 3 divisiones: Americas Mining Corporation, Grupo México Transportes y México Proyectos y Desarrollos, como a través de la Fundación Grupo México.

Esta empresa es responsable de los mayores desastres ecológicos del país, en los ríos Bacanuchi y Sonora con el derrame de 40 millones de litros de cobre acidulado, en el año 2014, el cual perjudicó a 7 municipios del estado de Sonora, lo que ha provocado enfermedades como cáncer de colon y estómago en las comunidades. Responsable igual del derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortes, zona de enorme diversidad marítima y con especies en peligro de extinción, en Guaymas Sonora, el año de 2019. También es responsable de la explosión en la mina Pasta de Conchos, Coahuila, el 2006, donde fallecieron atrapados 65 obreros, ya que la empresa cancelo el rescate de los trabajadores un año después del desastre.

Y por último, COMSA CORPORACIÓN, empresa que, junto a ICA, CICSA (propiedad de grupo Carso) y Alstom (socio de HERMES), participó en la edificación de la línea 12 del metro, la cual se desmorono el 3 de mayo de 2021 entre las estaciones Tezonco y Olivo, accidente en la que fallecieron 25 personas. Así mismo estas mismas empresas participan en la construcción del Tren Maya, la Refinería Dos Bocas y el presente megaproyecto.

En resumen, los actores económicos no solo se involucran por las dimensiones técnico-científicas del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, sino que lo hacen con un objetivo, retomando al geógrafo Edgar Talledos Sánchez, signado bajo las necesidades del capital, en donde “la más mínima infraestructura tiene la intención de «ampliar», «mejorar» formas, funciones y prácticas espaciales”, orientadas a la acumulación de ganancias. Donde la edificación de la infraestructura de transporte representa un punto a favor para las empresas, ya que esta funcionaría como principal medio de comunicación y movilización, de todas las demás actividades económicas que se ambicionan realizar en la región.

¿Necesidades para quién?

El transporte, como columna del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, permitirá reducir costos y tiempo para la movilización de mercancías así como la articulación del istmo mexicano con la red mundial de corredores logísticos, al contar con una posición marítima estratégica que le permite insertarse en el mercado mundial de producción y circulación de productos. Al mismo tiempo que funciona como ruta para el abasto de electricidad, petróleo y petrolíferos al centro y norte del país y que cuenta con recursos naturales como son: agua, tierra, aire, costas y energéticos que, según los encargados del programa, “no han sido completamente aprovechados o no han sido aprovechados correctamente y que pueden llegar a propiciar el desarrollo”.

Para llegar a desarrollar la región y aprovechar para este fin los recursos con los que cuenta el territorio, el segundo momento del Corredor consiste en la instalación inicial de diez parques industriales o más elegantemente Polos de Desarrollo para el Bienestar (PODEBI), que se ubicarán a lo largo del tren Transístmico. Con esto pretenden detener y captar el flujo migratorio centroamericano y anclarlo a las ofertas de empleo que generarán las empresas que prevén se instalen en esta región.

En palabras de Marín Mollinedo, para el medio ADN Opinión, consiste en el desarrollo de “seis polígonos industriales donde vamos a poner parques industriales de quinientas hectáreas cada uno para que allí vengan y se establezcan las industrias. Que es otro de los objetivos principales es que se establezca la industria, que se generen empleos y que tengan la facilidad del mercado abierto hacia Europa, Estados Unidos o Asia”.

Siguiendo a Mollinedo, en entrevista para el medio Contralínea, también consiste en “transformar materias primas y agregarles valor a las materias primas nacionales y este, porque no, también que pudieran venir algunas materias primas del extranjero y se terminen aquí de transformar y seguir su curso al mercado estadounidense que es el más demandante”.

Estos PODEBI estarán acompañados por una serie de beneficios en recursos como son gas, internet, agua, energía, telecomunicaciones, así como ventajas fiscales en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y todo un andamiaje legal, estos es el CIIT “como organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, no sectorizado”. Todo esto, ha sido referido por el director del organismo, en la misma entrevista:

“vamos a instalar una red de fibra óptica que va a venir por todo a un lado de la vía del tren, en el derecho de vía que tenemos, vamos a enterrar una fibra óptica para darle internet a toda la zona […] otro proyecto también, un gasoducto, por un lado nosotros tenemos infraestructura de PEMEX que pudiéramos nosotros aprovechar, para con base a esa infraestructura arrancar con este proyecto, para ofrecerle gas a las empresas que se vayan a instalar”.

Con estos dos primeros incentivos, internet y gas, podemos constatar que la intención y propósito de estos recursos no está dirigido primordialmente para la población. Lo que están pretendiendo es generar condiciones adecuadas para que las empresas se puedan instalar, lo cual en la misma entrevista deja claro el director del CIIT, “las empresas necesitan, las empresas que queremos que se vengan a instalar necesitan internet y necesitan gas”. El gasoducto, que pretenden atravesar por el istmo, abarcará una longitud de 257 km, el cual presenta esta intencionalidad y función, como lo expone Marín Mollinedo, en la Expo Oil and Gas:

“actualmente tenemos un gasoducto que es de Petróleos Mexicanos, pero es un gasoducto de doce pulgadas, que es para abastecer de gas a la refinería de Salina Cruz. La cual cuando esté a toda su capacidad va a demandar alrededor de sesenta millones de pies cúbicos diarios de gas y este ducto tiene capacidad para noventa millones de pies, entonces por allí nos sobran treinta millones, que en un principio pudieran servir para abastecer a las primeras empresas, en lo que terminamos el gasoducto. Ahí queremos instalar un gasoducto de treinta pulgadas, para generar la demanda de gas y a la vez conectar ese gasoducto con la frontera con Chiapas, que también iría por toda la costa de pacífico de Oaxaca y Chiapas, hasta llegar a la frontera. Para que dentro del programa de este desarrollo del triángulo del norte de Centroamérica que está llevando a cabo la CEPAL, poderles llevar también gas a los países centroamericanos. Ellos no usan gas natural para su desarrollo, entonces ese va a servir para abastecer a Centroamérica de gas natural”.

Con el gasoducto se pretende que puedan operar sin inconvenientes las industrias que esperan se vengan a instalar a la región. Así mismo, incluye su exportación por toda la franja del Pacífico hacia Centroamérica, utilizándolo también como una ruta de transporte de hidrocarburos, que beneficia a los complejos industriales como materia prima para la producción de otras mercancías y por lo tanto aumentaría las ganancias de estos mismos. Pero también sirve para aquellos otros actores económicos que tengan como línea de negocios el sector de hidrocarburos que, entre los que se presentaron en la tabla anterior, podemos identificar a los aliados estratégicos del Grupo Industrial HERMES.

Continuando con el sector de hidrocarburos, también se ambiciona la puesta en funcionamiento de un oleoducto, para el transporte de petróleo crudo, promocionado en la misma Expo, por Mollinedo:

“Tenemos dos oleoductos de Petróleos Mexicanos, uno de 30 pulgadas y otro de 48 pulgadas, que están subutilizados. Entonces nosotros pretendemos, como programa del istmo explotar uno de esos oleoductos. Y lo vamos a rentar para cruzar petróleo crudo del golfo de México al océano Pacífico, actualmente las empresas texanas o el petróleo texano, se está exportando a Asia. Nos hablan de alrededor de cinco millones de barriles diarios y ese petróleo crudo se envía a través de barcos, que tienen que dar la vuelta o por el estrecho de Magallanes o por el Cabo de Nueva Esperanza que es una zona difícil de cruzar y aparte luego tienen allá arriba la piratería. Entonces nosotros vamos a ofrecer a estas empresas este ducto para que crucen su petróleo por el Istmo de Tehuantepec y les vamos a ahorrar 26 días de travesía”.

Entonces hasta este momento tenemos internet, gas y petróleo, mano de obra centroamericana y local. Como el principal atractivo que ofrecen los actores políticos, para la llegada de las industrias a la región del Istmo de Tehuantepec, atractivos que como se mencionó, pueden ser aprovechados por los actores económicos que en estos momentos se encuentran rehabilitando las vías del tren y los puertos.

A parte de estos recursos, Mollinedo oferta también tiempo, promociona a la región, como estratégico en la disminución de tiempo de transporte y movilización de mercancía. Esto es una característica importante en el desarrollo del espacio del CIIT, ya que como menciona el geógrafo David Harvey, “para el capital, el tiempo es dinero. Atravesar el espacio cuesta tiempo y dinero, es clave para la rentabilidad, por lo que se asigna una prima a las innovaciones –técnicas, organizativas y logísticas– que reducen el coste y el tiempo empleado en el movimiento espacial”, condición que como se ha referido, los actores económicos se encuentran conscientes de ello.

Como mencionamos más arriba, el objetivo principal de todos estos recursos, beneficios legales, fiscales y competitivos es beneficiar un total de 10 complejos industriales, anunciados como el segundo momento del Corredor Interoceánico, los cuales estarán ubicados estratégicamente a cortas distancias de las vías del tren o carreteras a modernizar en la región. Parques industriales enfocados en los sectores de agroindustria, textil, metales, madera, petroquímicos, químico, maquinaria y alimentos, plástico y hule.

Fuente: elaboración propia a partir de (Surbana Jurong (SJ) & Snowy Mountains Engineering Corporation (SMEC), 2019) & del folleto “Polos de Desarrollo para el Bienestar. Información básica para la población”, repartido en las consultas indígenas realizadas en las comunidades de Santa Maria Mixtequilla y San Blas Atempa, el mes de mayo de 2021.

Según el documento “Polos de Desarrollo para el Bienestar. Información básica para la población”, son lugares para el pueblo y por el pueblo, elaborados por la empresa asiática Surbana Jurong (SJ) y su filial australiana Snowy Mountains Engineering Corporation (SMEC).

Con respecto a la zona primaria de Oaxaca se contempla a la comunidad del Barrio de la Soledad y no a Donaji, pero el pasado 6 de septiembre de 2021, en el primer Foro Nacional del TecNM-CIIT, el Titular de la Unidad de Desarrollo Regional y Bienestar Social del CIIT, Héctor Ramírez Reyes, presentó a la comunidad de Donaji como zona en donde se instalara 1 de los 6 parques industriales primarios, proyectados para Oaxaca, por lo que le dejamos los datos que le correspondían a la comunidad previa.

Con respecto a las zonas “primarias*”, en Veracruz, son áreas que no aparecen en el folleto y tampoco han sido anunciados por los promotores, más sin embargo están contemplados dentro del documento elaborado por la SJ y SMEC. Con respecto al polo en San Juan Evangelista, en los folletos repartidos ya se contempla como zona primaria y en el elaborado por SJ está contemplado como zona secundaria, aún no se sabe la superficie poligonal para dicho polo.

En el estudio realizado por SJ y SMEC, se contempla para el año 2050 un total de 15,674 Ha de suelo industrial utilizado, repartido en 5 grupos: Manufactura (5,457 Ha), Logística y Embalaje (5,254 Ha), Agroindustria y Silvicultura (3,269 Ha), Energía (1,111) y Servicio (583 Ha). Así como para el primer año en funcionamiento de los parques, proyectado para el 2023, el uso de 207 mil litros diarios de agua limpia, además de la generación de 539 mil 729 litros de aguas residuales diarias, por empresa a instalarse; a lo que se le suma la producción de residuos industriales y no industriales proyectados en 2 millones de toneladas anuales; así como gas y electricidad.

Dentro de estas proyecciones claramente no se contempla la cantidad de suelo, agua, energía eléctrica, etc. que requerirá la población trabajadora que pretenden frenar e instalar en esta cortina de desarrollo. Como tampoco los conflictos por tierras y recursos hídricos entre la población local, a instalarse y con las empresas, así como los daños a la salud y al medio ambiente, que causarían la toneladas de residuos a generar que se esperan con las industrias, en una región donde el manejo de la basura generada localmente, no es tratado adecuadamente en los municipios.

También la llegada de los parques industriales y el elevado consumo de electricidad que de estos se espera, puede agravar, primero, las malas condiciones de servicio eléctrico con el que cuentan las comunidades y segundo, incrementar el excesivo cobro de la luz a la población local, algo que ya sucede actualmente en las diversas comunidades del istmo.

Hasta estos momentos, no se sabe con exactitud cuáles serán las empresas a instalarse en cada uno de los PODEBI y sus respectivos sectores. Sabemos, a raíz de la conferencia matutina el día 21 de julio de 2021, por ejemplo, donde López Obrador hace referencia, que existen 2 empresas interesadas a instalarse en las poligonales ya “adquiridas” para los PODEBI, más no menciona cuáles.

Por su lado el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat (2016-2022), en entrevista para la revista Expansión el año 2020, menciona que “hay más de 50 empresas que se han acercado a pedir información, porque aparte aquí vamos a tener sector primario, secundario y terciario”. El Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (INDEX) destaca: “nos dijeron que están listos para traer anclas cuando sepan los beneficios fiscales y regulatorios que van a tener estas zonas de bienestar”.

INDEX está integrada por 21 IMME (Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación), localizadas principalmente en toda la franja que corresponde a la frontera norte con Estados Unidos, desde Matamoros a la costa de Baja California. En el sur-sureste, tienen presencia en Campeche y Yucatán. A parte de los servicios de maquila y manufactura, cuentan con un grupo de trabajo enfocado en la Industria Agrícola y Alimentaria.

Así también, Romina Bocanegra, en una nota publicada para el medio digital Real Estate Market & Lifestyle, hace referencia al interés de Caxxor Group en la región, esto a partir del Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes (PSCT) 2020-2024, lo cual ha interesado al Jefe Ejecutivo de la firma, Carlos Ortiz. Es probable que el interés de Caxxor Group esté fijado en el puerto de Salina Cruz.

CAXXOR Group es un conglomerado internacional que impulsa proyectos de infraestructura, así como financiamiento y asesoramiento a gobiernos y empresas. Se enfoca en equipamiento portuario, automotriz inmobiliario, hidráulica y de hidrocarburos; producción energética solar y eólica, minería, agroindustria y seguridad y defensa, entre otros.

Con información de Juan Tolentino Morales para el medio Expansión, se sabe que actualmente junto a la firma ACXESA, construyen una terminal en Puerto Chiapas. “En un espacio de 40 hectáreas, el proyecto contará con servicios a buques de diferentes tipos, como graneleros, agrícolas, minerales, líquidos y contenedores, y dispone de 120 hectáreas en un radio de un kilómetro para la construcción de parques industriales, de los cuales 70 hectáreas serían para la construcción de una planta de ensamble automotriz de una firma asiática. Esta terminal permitirá reducir a la mitad el tiempo para el transporte de mercancías desde Centro y Sudamérica a Asia, pasando de 20 días a tan solo 10”.

Así mismo Darío Celis, para El Financiero, refiere que la empresa Constellation Brands realizaría una inversión de 2 mil millones de dólares, en el estado de Veracruz, para la construcción de lo que sería su tercera fábrica, luego de ser cancelada en Mexicali. En el medio digital Costa Veracruz, este 2021, se indica que, “tanto el mandatario estatal, como el director general del CIIT, adelantaron por separado el interés de esta empresa por establecerse específicamente en ‘El Gavilán’, predio ubicado en Villa Allende el cual es el primer polo de desarrollo”, este predio se ubica en Coatzacoalcos.

Por su parte el medio Presencia Noticias, este año, refiere que, “la planta productora de cerveza de la empresa Constellation Brands se instalará en Texistepec, informó Rafael Marín Mollinedo”. Por tal motivo, no se puede escatimar la posibilidad de que esta empresa, socio de Grupo Modelo, pretenda instalarse en la región.

López Celdo para el Diario del Istmo, menciona que inversionistas de la empresa surcoreana Hyundai Motor Company e inversionistas de la India están interesados en invertir en el polo de desarrollo que se instalara en Texistepec, Veracruz.

Del mismo modo, tampoco podemos olvidar a todas las empresas matriz y socios, que se encuentran rehabilitando las vías del tren, como potenciales inversionistas en los diferentes sectores industriales proyectados a erigirse; estos pueden ser por ejemplo, los del grupo SACMAG entre los que están Ford, Nissan y Nestlé, este último con presencia actual en Veracruz; al mismo tiempo, se encuentran aliados que pueden ampliar su afluencia en la región, como el Grupo FEMSA e Industria Peñoles, los cuales cuentan con parques eólicos instalados, y en el caso de Peñoles, que también tiene como líneas de interés la minería.

Igual por diversas fuentes digitales, se tiene conocimiento de algunas empresas que servirán como infraestructura para estos parques; como en el puerto de Coatzacoalcos, donde se tiene anunciado un Recinto Fiscalizado, otorgado a la empresa Permaducto, filial de Grupo PROTEXA, durante los próximos 20 años, con posibilidad de expansión, en una extensión de 1.84 Ha, el cual está proyectado para atender las necesidades de importación, exportación y almacenamiento de la industria petroquímica y todas las que se instalen, con el beneficio de no pago de impuestos por 5 años.

Grupo PROTEXA está enfocada en los sectores industrial, energético, inmobiliario y de servicios. Este grupo, mediante sus filiales, ha sido acusado de sobornos a PEMEX, así como beneficiario de diversas condonaciones a sus deudas, por parte del SAT, el último en el año 2013 por 13 millones de pesos; también es acusado por sus trabajadores de mantener condiciones laborales precarias.

Así también en el municipio de Cosoleacaque, donde se establecerá un puerto privado especializado en almacenamiento, logística y comercialización internacional de hidrocarburos, a cargo de la empresa Servicios Portuarios Integrales de Minatitlán S.A. de C.V., (SPIMVER), el cual obtuvo el permiso por parte de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para la habilitación de un canal de navegación y construcción de dársenas ciabogas y operación con dragado de material, donde pretenden establecer dos terminales de almacenamiento de hidrocarburos, un astillero y un parque industrial.

En el sitio oficial de esta empresa, no hay registro de socios, aliados o filiales, tampoco repertorio de otras obras en el país. En el mismo sitio, como parte de la infraestructura se ofrecen los servicios de una terminal de almacenamiento de 3.7 Millones de Barriles de combustible; de fluidos de la industria petrolera: químicos, crudo y gas; un clúster industrial, desarrollado dentro de la zona de beneficios comerciales del CIIT; pozos de agua producida y refinerías modulares. Así como conectividad multimodal para el movimiento de mercancía, como 22 ductos de diferentes industrias para transporte de combustibles, gas y químicos; conectividad vía férrea, carretera y marítima.

De igual manera la empresa privada en petroquímicos Braskem Indesa, filial de la brasileña Odebrecht, construirá una terminal para la importación de etano, insumo utilizado para producir plásticos, instalación que se localizará en la Laguna de Pajaritos, y que posibilitará, según la firma, tener acceso a diversas fuentes de materia prima para producir polietilenos a plena capacidad para abastecer al mercado local e internacional. El acuerdo de la construcción de la terminal se realizó con PEMEX, donde también se contempla que la empresa tenga derecho de adquirir todo el etano de PEMEX que haya disponible y no ha consumido en su propio proceso de producción hasta 2045.

Todo lo hasta aquí descrito es un intento por mostrar que el impulso del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec – desde la infraestructura de transporte, portuaria estratégica, gasoductos y oleoductos, con la presencia de distintos actores políticos y económicos -, se realiza con una intencionalidad de transformar completamente la región, acorde con las necesidades principalmente, por no decir únicamente, de los actores económicos nacionales y transnacionales presentes.

Siguiendo a Ibarra, estos últimos actores se involucran acorde a las necesidades de acumulación del capitalismo, en dos sentidos. La primera, que se identificó como la columna vertebral del PDIT, ya que de esta infraestructura dependerá “la maquinaria que le permita cerrar ciclos de consumo”. Y segundo, por los parques industriales y los beneficios que se les oferta, lo que permitirá “producciones casi inimaginables de mercancías, para consumos excesivos de algunos sectores”.

Es por todo esto que la intencionalidad del megaproyecto Corredor Interoceánico, retomando a Talledos, “como productor de espacios imprime y constituye un sistema de tramas, nudos y redes en el territorio, para producir otro territorio. Ello conduce a una diferenciación funcional y jerárquica que contribuye a ordenarlo según la importancia otorgada por los actores que lo impulsan, promueven o imponen. Esto acontece a que el sistema permite asegurar el control sobre lo que puede ser distribuido, asignado o poseído: tierras, aguas, playas, bosques, selvas, vías, sistemas de comunicación y transporte, etc. Además de imponer y mantener uno o varios ordenes de estos elementos que llevan a realizar la integración y cohesión territorial de acuerdo al objetivo específico del proyecto de gran escala”.

El megaproyecto se proyecta en un total de 98 municipios distribuidos en los estados de Oaxaca y Veracruz principalmente y otros más en Tabasco y Chiapas, abarcando con el corredor multimodal cuatro estados interconectados mediante carreteras, vías férreas, gasoductos, oleoductos, conectados inicialmente a 10 complejos industriales. Es una región habitada por los pueblos náhuatl y tannundajïïyi en la parte veracruzana; en Oaxaca por los angpon, ayuujk, binizaá, ikoots, slijuala xanuc’, tsa ju jmí’, ha shuta enima y ñuu dau. En el norte de Chiapas, los o’ de püt y los bats’i k’ op; en Tabasco, los yokot’an. Y el pueblo negro afromexicano en el extremo oriente del istmo oaxaqueño y en la costa de Coatzacoalcos en Veracruz.

El megaproyecto permitirá que sus principales socios y beneficiarios ejerzan poder y control no solo de la infraestructura que en estos momentos se construye, sino también de los recursos minerales, hidrocarburos, hídricos, forestales, aire, tierra, selvas, bosques y playas, y de la mano de obra para la transformación de recursos y producción de mercancías. Megaprograma que si los pueblos indígenas permitimos avanzar, entonces ¿qué pasará?.

* Marco Antonio Vázquez Vidal es indígena ayuujk (mixe), anarquista, militante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) y tesista en antropología social por parte de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Referencias utilizadas

ADN Opinión. (2019, mayo 31). EL CORREDOR DEL ISTMO DE TEHUANTEPEC [Video]. https://www.youtube.com/watch?v=zRkes_DVOUc

Alegría, A. (2021, septiembre 28). Braskem pacta con Pemex construir terminal de importación de etano. La Jornada. https://www.jornada.com.mx/notas/2021/09/28/economia/braskem-pacta-con-pemex-construir-terminal-de-importacion-de-etano/

Bocanegra, R. (2020, agosto 13). Inversionistas ven áreas de oportunidad en puertos mexicanos. Real Estate Market & Lifestyle. http://realestatemarket.com.mx/noticias/29566-inversionistas-ven-areas-de-oportunidad-en-puertos-mexicanos

Celis, D. (2021, mayo 12). Constellation Brands invertirá 2000 mdd en Veracruz. El Financiero. https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/dario-celis/2021/05/12/constellation-brands-invertira-2000-mdd-en-veracruz/

Clavijo Flórez, I. (2020). Corredor del Istmo de Tehuantepec. Las Asociaciones Público Privadas y sus impactos territoriales en México. PODER. https://poderlatam.org/wp-content/uploads/2020/09/Informe_Corredor_Istmo_FIN.pdf

Contralínea. (2019, septiembre 3). Rafael Marín Mollinedo | director del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (1ra. Parte) [Video]. https://www.youtube.com/watch?v=jEdZcSvOar0

Costa Veracruz. (2021, julio 12). Se instalará cervecera en Coatzacoalcos. Costa Veracruz. https://costaveracruz.net/2021/07/12/casi-un-hecho-que-la-cervecera-constellation-brands-se-instale-en-coatzacoalcos/

Harvey, D. (2014). Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo. IAEN-Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador.

Ibarra García, M. V. (2016). Los megaproyectos desde una geografía crítica. En M. V. Ibarra García & E. Talledos Sánchez, Megaproyectos en Mérico. Una lectura crítica (pp. 21–42). Itaca.

Industrial Transformation MEXICO. (2020). RAI2020 | PACTO OAXACA: AGENDA ESTRATÉGICA PARA EL DESARROLLO DEL SUR-SURESTE. https://www.youtube.com/watch?v=UiWlP-UJRYQ

Istmo Alternativo. (2021, septiembre 23). Semarnat autorizó obras de dragado para Puerto Privado de SPIMVER. Istmo Alternativo. http://istmoalternativo.com/2021/09/23/semarnat-autorizo-obras-de-dragado-para-puerto-privado-de-spimver/

López Celdo, S. (2021, septiembre 30). Empresa coreana se interesa por instalar planta en Texistepec. Diario del Istmo. https://diariodelistmo.com/regional/empresa-coreana-se-interesa-por-instalar-planta-en-texistepec-/50127463

Oil and Gas Alliance. (2020, mayo 22). MESA DE NEGOCIOS – Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec [Video]. https://www.youtube.com/watch?v=yK9JxPvEj5o

Presencia Noticias. (2021, agosto 2). CONSTELLATION BRANDS SE INSTALARÁ EN TEXISTEPEC. Presencia Noticias. https://presencianoticias.com/2021/08/01/constellation-brands-se-instalara-en-texistepec/

Ribeiro, G. L. (1987, junio). ¿Cuánto más grande mejor? Proyectos de gran escala: Una forma de producción vinculada a la expansión de sistemas económicos. Desarrollo Económico, 27(105), 3–27.

Surbana Jurong, S., & Snowy Mountains Engineering Corporation, S. (2019). Un CIIT sostenible. Un lugar para el pueblo y por el pueblo [Plan Maestro]. Corredor Interoceanico del Istmo de Tehuantepec.

Talledos Sánchez, E. (2018). ¿Qué es un megaproyecto? En A. Furlong y Zacaula, R. Netzahualcoyotzi, J. M. Sandoval Palacios, & J. Porto, Planes geoestratégicos, securitización y resistencia en las américas (pp. 23–45). UNIFAP.

Talledos Sánchez, E., Camacho Lomelí, R., & Sandoval Palacios, J. M. (2020). Megaproyectos y producción de espacios globales. Cuadernos sobre Relaciones Internacionales, Regionalismo y Desarrollo, 15(28), 9–31.

Tolentino Morales, J. (2020a, enero 13). Puerto Chiapas quiere ser el puente marítimo entre Centroamérica y Asia. Expansión. https://expansion.mx/empresas/2020/01/13/puerto-chiapas-quiere-ser-el-puente-maritimo-entre-centroamerica-y-asia

Tolentino Morales, J. (2020b, septiembre 3). Alejandro Murat: “El Corredor Interoceánico atrae interés de más de 50 empresas”. Expansión. https://expansion.mx/empresas/2020/09/03/alejandro-murat-el-corredor-interoceanico-atrae-interes-de-mas-de-50-empresas Tolentino Morales, J. (2020c, diciembre 1). Protexa incursionará en la logística con un recinto fiscalizado en Coatzacoalcos. Expansión. https://expansion.mx/empresas/2020/12/01/protexa-incursionara-en-la-logistica-con-un-recinto-fiscali

 

radio
Avispa Midia

(Español) “Carbono neutral”: 15 años de falsas soluciones al cambio climático

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Aldo Santiago

“Hacemos el compromiso de que para 2030, Microsoft será carbono negativo”, declaró Satya Nadella, director general de la compañía tecnológica con sede en los EEUU, a principios del año 2020, durante un evento en el que detallaron los procedimientos que dicha empresa ejecutará para eliminar más carbono del que emite a la atmósfera cada año.

Acorde a Nadella, la estrategia consiste en la reducción de sus emisiones contaminantes mediante la compra de instrumentos financieros denominados créditos de carbono, así como por la implementación de tecnologías experimentales que, entre otros aspectos sobre la manipulación del clima, pretenden secuestrar carbono del aire y almacenarlo en el suelo.

Te puede interesar: COP26: Mercado de carbono y expolio territorial se consolidan en nombre del clima

Esto es parte de un discurso nada nuevo. Otro gigante informático, Google, prometió desde el año 2007 convertirse en la primera gran corporación trasnacional en alcanzar la “neutralidad de carbono”.

A pesar de la existencia de estos conceptos desde hace 15 años, es hasta ahora que las mayores empresas alrededor del planeta nos bombardean con estas frases en sus campañas publicitarias donde se comprometen a realizar acciones para evitar la catástrofe climática.

Corporaciones productoras de alimentos, de transportes y enfocadas en la generación energética, incluidas aquellas extractoras de combustibles fósiles, es decir, las mayores responsables por la emisión de contaminantes a la atmósfera, también prometen “mitigar”, “compensar” y “neutralizar” el carbono liberado producto de sus actividades mediante la realización de pagos para conservar bosques.

Pero, ¿cómo fue posible crear esta idea de que la contaminación puede ser neutralizada con dinero? Avispa Midia conversó con Jutta Kill, bióloga, investigadora e integrante del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales (WRM, por sus siglas en inglés), quien nos ayuda a comprender el proceso de una década y media durante el cual la discusión encaminada a combatir la catástrofe ambiental fue desviada mediante la creación de una estrategia de nombre extravagante, cuyo principal objetivo es la mercantilización de la naturaleza: la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques (REDD).

Bosques como mercancía

La peligrosa idea de la compensación de carbono cobró fuerza entre los años 2005 y 2007. Fue en la Conferencia de las Partes (COP11), realizada en Montreal, Canadá, cuando a solicitud de los representantes de Papua Nueva Guinea y Costa Rica, se discutió la estrategia REDD por primera vez en estas reuniones.

“Es una idea que ha sido impulsada por organizaciones conservacionistas: The Nature Conservacy, Conservation International; las más grandes, mayormente de EEUU, incluida también la WWF”, señala Kill sobre sus principales promotores, quienes colocaron a los bosques como su principal área de interés.

Desde entonces este mecanismo también fue promovido por grandes corporaciones y entidades financieras como el Banco Mundial, superando hasta 2020 una inversión de mas de mil millones de dólares en las que el gobierno de Noruega es el mayor financiador. Paralelamente, una vez que las Naciones Unidas comenzaron a hablar de REDD, comenzaron a surgir nuevas compañías para lucrar en el nuevo mercado multimillonario.

“Esta era la gran promesa con REDD, el dinero detendría a la destrucción de los bosques por parte de las corporaciones”, contextualiza Jutta Kill. Para ello fueron creados programas piloto como el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques y el Programa REDD Early Movers, este último gestionado por el banco de desarrollo alemán KfW, lo cual ha contribuido a que REDD se convierta en el mecanismo predominante en la política forestal global, detalla la investigadora en su artículo “REDD: Los peligros de la conservación de los bosques conforme al mercado”.

Actualmente, a 15 años de las primeras implementaciones de REDD, el escenario ante la catástrofe ambiental es menos alentador. Eso porque la estrategia fue silenciosamente rediseñada a través de las negociaciones climáticas anuales, pasando a convertirse en un instrumento para la gestión del campesinado, el cual restringe la agricultura campesina y también el uso de los bosques por parte de los pueblos indígenas.

Está también el tema de la deforestación. “Si comparas la deforestación global desde 2005 al día de hoy, ves que si algo está pasando es que la deforestación ha incrementado. Y eso no es sorpresa, porque si miras en proyectos e iniciativas REDD de los últimos 15 años, ves que ninguno, si acaso cinco proyectos, han sido dirigidos contra la destrucción corporativa de los bosques”, denuncia la integrante de WRM.

Pagos sin sustento

Un escenario que ilustra el peligro en la financiación de los programas REDD es lo que sucede en Brasil bajo lo que se conoce como “esquemas de pago por resultados”, donde las crecientes tasas de deforestación demuestran que dichos pagos no se pueden garantizar.

En febrero del año 2019, el Fondo Verde para el Clima acordó pagar 96 millones de dólares al gobierno de Jair Bolsonaro, por la conservación de bosques que capturaron la cantidad de 18.82 millones de toneladas de dióxido de carbono, referentes a los años 2014 y 2015.

“Se concedió un pago por resultados a pesar de que los cambios en la política gubernamental, tras la elección de Jair Bolsonaro como presidente a finales de 2018, han provocado un aumento vertiginoso de los niveles de deforestación en la Amazonía. Entre agosto de 2018 y julio de 2019, la deforestación aumentó un 30% con respecto al año anterior y se elevó al nivel más alto desde 2007-08”, destaca Kill sobre la incongruencia de que Brasil recibiera un pago por emisiones evitadas en el pasado, a pesar del aumento vertiginoso de la deforestación, solo en la Amazonía, sino en diversos ecosistemas de gran riqueza natural en el país sudamericano.

Esta situación particular cobra mayor relevancia si consideramos el riesgo de que los pagos de REDD que se realicen por resultados solo existan en el papel, además de que las normas alrededor del programa, que fueron aprobadas durante negociaciones de la ONU, mantienen referencias infladas, esto debido a que el tamaño del pago se determina comparando las tasas reales de deforestación con la tasa media de deforestación de un periodo que va entre últimos 10 hasta 20 años, lo cual deja abierta la posibilidad de calcular una amplia gama de “reducciones” de emisiones, advierte la investigadora en su artículo publicado en 2020.

Ante este panorama, ¿quiénes están interesados en mantener REDD?, a pesar de no cumplir con detener la deforestación e incluso participar en el despojo de bosques habitados por pueblos originarios

“Son por supuesto las compañías petroleras y mineras, también las grandes corporaciones de alimentos, Unilever, JBS, Mars, Nestlé y la industria financiera como BlackRock. Ellos tienen 100 o 500 de ellas (empresas) que dicen públicamente que, en 2030, 2035, diferentes años, tendrán negocios de carbono neutral. Por supuesto, no van a detener la quema de petróleo, carbón o gas, pero ¿cómo serán capaces de decir que para 2030 van a tener un negocio así cuando mantienen la destrucción de almacenes de carbono del subsuelo? Van a comprar créditos de carbono de sus proyectos (…) y necesitan porciones de tierras inmensas para decir que el daño que provocan al clima por la quema de los combustibles fósiles ha sido ‘mitigado’ o ‘compensado’”, enfatiza la investigadora.

“Son las grandes corporaciones, quienes tienen interés en el control de la tierra, para quienes la estrategia REDD ha sido increíblemente exitosa”, remarca Kill.

La investigadora alerta que ha cambiado la discusión acerca de la deforestación. “Las corporaciones han desaparecido, se han vuelto invisibles en las discusiones sobre deforestación porque virtualmente todos los proyectos de REDD son acerca de campesinos e indígenas y nadie menciona la destrucción de los bosques por parte de las corporaciones (…)  Y es un gran éxito para las corporaciones petroleras, carboníferas y de gas natural, así como para los países industrializados cuyas economías se benefician enormemente de los combustibles fósiles como Noruega, Alemania, Reino Unido. Ellos han ganado 15 años en los que la sociedad civil fue desviada por el tema REDD y no se enfocó en las demandas contra el cambio climático como la de mantener el petróleo en el subsuelo, se trata de todos los almacenes de carbono subterráneos que son importantes, son los mismos depósitos que son destruidos con la extracción de gas, carbón y petróleo”, subraya.

Si esta es la solución, ¿cuál es el problema?

En la cadena de actores involucrados para mantener vivo el concepto de la neutralidad de carbono, además de las empresas, ongs y consultores, se encuentran también las certificadoras. Hablamos de compañías como Verra, quien gestiona el Estándar de Carbono Verificado (VCS, por sus siglas en inglés) el cual permite a los proyectos certificados convertir sus reducciones y eliminaciones de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en créditos de carbono comercializables.

“Ellos cobran aproximadamente 100,000 dólares para auditar un proyecto, después tienes que pagar otros 100,000 dólares para registrar tu proyecto REDD en su base de datos y después por cada crédito de carbono que el proyecto vende, ellos obtienen una comisión. Al certificador se le termina pagando más en cuanto mas créditos de carbono sean vendidos, lo cual es un gran conflicto de interés”, destaca Juta Kill sobre la contradicción en que reposa este mercado. Es decir, aquellos encargados de fiscalizar los resultados de los proyectos para la conservación de la naturaleza son los mismos quienes se ven beneficiados de la existencia de este sistema de comercio, pues de no existir la certificación no se podrían comercializar los créditos.

También destaca la promoción que realizan las ONGs conservacionistas, “las cuales siempre han visto REDD como una manera de incrementar su control territorial (…) control sobre tierras donde los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades tradicionales son ignorados”, denuncia Kill.

Te puede interesar: Guatemala: Carbono, la métrica del despojo en Petén

Debido a las numerosas denuncias y críticas por parte de comunidades, activistas y organizaciones ambientalistas a la estrategia REDD, es que actualmente este concepto se encuentra en desuso. Pero no es que haya desaparecido, sino que se ha transformado en una nueva idea: las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN), el cual para Jutta Kill representa un peligro aun mayor.

“REDD no ha desaparecido, solo cambió su nombre y ahora lo que era REDD es llamado SBN, solo cambiaron los nombres, pero lo mismo continúa”, sostiene la investigadora. “Cuando ves las paginas web de organizaciones como TNC, CI o WWF puedes ver que difícilmente hablan de REDD, hablan de SBN. Y los gobiernos están haciendo lo mismo”.

“Noruega es otro ejemplo que usa la terminología porque ve el potencial en el término, que es peligrosamente seductor y tan atractivo, ¿por qué sería malo tener a la naturaleza como solución? Las voces críticas tienen que señalar qué es lo peligroso de estas SBN, tienen que preguntar, ¿si ésta es la solución, ¿cuál es el problema? Porque claramente no es el cambio climático. Si la promesa es evitar la catástrofe climática, claramente la solución es detener la extracción de combustibles fósiles. ¿Cuál es el problema que estás intentando resolver con lo que llamas SBN? No pueden ser los problemas de los agricultores campesinos porque lo que proponen para ellos no es una solución. Y lo único que puedo pensar es que es una solución para las compañías de carbón, petróleo y gas y cualquiera que se beneficia de acumular y lucrar con la extracción de combustibles fósiles. Mucha gente comienza a darse cuenta que, para prevenir la catástrofe climática, se le acaba el negocio. Así que las SBN resuelven su problema para no perder ese lucro por unos años más. Claramente se debe decir no a las SBN porque no es nuestra solución, nunca resolverá los problemas, las muchas crisis que vivimos diariamente”, reflexiona la integrante de WRM.

radio
Red de Resistencia y Rebeldía Ajmaq

Pronunciamiento ante las agresiones contra la comunidad zapatista de Nuevo San Gregorio

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

A las mujeres que luchan en todo el mundo
A los Pueblos del Mundo
A las Juntas de Buen Gobierno
Al EZLN
A las familias zapatistas
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
A la Sexta Nacional e Internacional
A las Redes de Resistencias y Rebeldías

 

Valle de Jobel, Chiapas 02 de diciembre del 2021

Desde la Red de Resistencia y Rebeldía AJMAQ abrazamos y hacemos eco de las palabras de la Junta de Buen Gobierno “Nuevo amanecer en resistencia y rebeldía por la vida y la humanidad” del Caracol 10 para extender la denuncia contra el grupo de los 40 invasores que insisten con actos criminales de invasión, destrucción, despojo y agresiones contra las familias zapatistas, la tierra recuperada de 1994 y la Madre Tierra en la comunidad zapatista de Nuevo San Gregorio.

El 29 de noviembre 2021 los señores Nicolás Pérez y Pedro Hernández Gómez del ejido San Gregorio Las Casas, y a Javier Gómez Pérez de la Ranchería Duraznal accedieron al potrero colectivo de 9 hectáreas para privar de agua a 22 animales, afectar el pozo de agua que alimenta el colectivo de peces e invadir con un tractor los trabajaderos autónomos.

Esta Guerra Integral de Desgaste contra las Bases de Apoyo Zapatistas está enfocada en invadir la tierra recuperada y en destruir las formas colectivas para el autosustento material/alimentario que vienen construyendo y sosteniendo desde hace años las familias zapatistas. Siendo la forma en la que ejercen el derecho a las autonomías y que paralelamente ha sido el modo en que se cuida el apego y sostenimiento de la vida y de la Madre Tierra.

Recordamos que hace apenas 10 días sucedió el ataque armado y la quema de la Secundaria Autónoma de la comunidad zapatista Moisés y Gandhi, perteneciente a la misma JBG y Caracol, sólo que estos actos criminales se ejecutaron por parte de los paramilitares de la ORCAO de la comunidad San Antonio Las Flores.

Exigimos cesen de inmediato las agresiones contra la comunidad autónoma de Nuevo San Gregorio y de Moisés y Gandhi,
Basta de la guerra contrainsurgencia contra las comunidades zapatistas iniciadas con el PRI, continuadas con el PAN e implementadas ahora con Morena.

Respeto a las Autonomías que construye el EZLN en su territorio rebelde.

 

¡¡¡Abajo y a la Izquierda está el Corazón!!!
¡¡¡No están solas, solos!!!

Red de Resistencia y Rebeldía
Ajmaq

 

radio
Avispa Midia

¿Es posible pensar la transición energética como un bien común?

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Sare Frabes

En portada: Inauguración de la microcentral hidroeléctrica de la cooperativa de luz “Mártires y Héroes de la Resistencia” en la Unión 31 de mayo, Guatemala. Foto: Colectivo Madreselva

En el marco de la campaña Luces de las Resistencias, diversos pueblos, organizaciones sociales, cooperativas y colectivas de distintas partes de México proponen una transición energética desde el campo popular. Plantean la construcción de una propuesta que priorice las necesidades reales de la reproducción de los pueblos y que sea construida a partir del debate continuo sobre los valores de uso necesarios para cada comunidad, pueblo, barrio y ciudad, así como sobre las tecnologías adecuadas a los contextos locales y culturales.

“Es posible pensar en una transición energética popular que no sea de la mano del capitalismo verde, del poder centralizado de los Estados. Es posible pensar la energía como un bien común”, sostuvo Sofía García Pacheco, de la Sociedad Cooperativa de Trabajadores en Energías Alternativas y Estudios Sociales – Onergia, de Puebla, una de las organizaciones que hace parte de la campaña.

Te puede interesar: El lavado verde de Iberdrola desde el Istmo hasta Glasgow

La primera de ellas es limitar la participación de las grandes empresas en el proceso de transición. “La mayor motivación [de estas empresas] en participar en este mercado es la acumulación (…). Profundizan el modelo de acumulación de capital que, pintado de verde, genera especulación financiera, mercantilización de la energía, degradación de zonas de gran diversidad ambiental y cultural y despojo territorial”, sostienen.

Otro punto de reflexión es la centralidad dada a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la propuesta de Reforma Energética en debate en el Congreso Nacional mexicano. “La generación de energía por parte de la CFE, también ha violado derechos humanos, como lo hacen las empresas privadas. Tenemos como ejemplo los intentos de imposición de la termoeléctrica en Huexca, Morelos, el tendido de alta tensión en Cuetzalan, Puebla, y la hidroeléctrica en Paso de la Reina, Oaxaca, entre tantos otros, los cuales han generado conflictos sociales, persecución, criminalización y asesinatos”, afirman.

Te puede interesar: Peligrosa estafa, así definen 250 organizaciones a las Soluciones Basadas en la Naturaleza

Otras luces

Megaproyecto como asunto estratégico de Estado: Mientras el gobierno declare territorios “estratégicos” seguirá abierta la puerta a expropiaciones sin diálogo y mediante el uso de fuerzas gubernamentales como la Guardia Nacional o el Ejército.

La extracción del litio: En relación a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para “integrar al litio, y los demás minerales estratégicos, como área estratégica del estado…y como áreas prioritarias”, no podemos olvidar que la industria minera del litio, o cualquier otro mineral, implica una fuerte carga de devastación ambiental y consumo de agua para su extracción. No se debe priorizar el fomento del modelo extractivo minero para solucionar un problema ambiental global por medio de una transición energética que pase por encima de los derechos de las comunidades. No existen minerales ni planeta suficiente para sustituir las fuentes de energía y mantener el mismo modelo de desarrollo, las mismas estructuras de dominación colonial y de acumulación de capital, ampliando cada vez más las fronteras extractivas.

La prohibición del fracking: El fracking persiste en México a pesar de que el gobierno federal se comprometió a erradicarlo. Año tras año, el presupuesto asignado para el fracking ha ido creciendo. Para el 2022, se asignó 15 mil millones de pesos, lo cual significa un aumento de 219% respecto a 2021. La transición energética justa tiene que incluir dejar los combustibles fósiles bajo tierra.

La soberanía tecnológica: Las organizaciones proponen el uso de tecnologías locales propias y no depender ni de políticas ni de la tecnología del Norte global, que sólo existe gracias al saqueo y apropiación de los bienes de los pueblos del Sur.

Cambio de modelo económico

Asamblea de los pueblos maseuales, totonakus y mestizos en defensa del territorio. En esta asamblea se anuncio la cancelación del proyecto “Línea de alta tensión Cuetzalan entronque Teziutlán II-Tajín”, que incluía la construcción de una subestación eléctrica en las comunidades de la región. Cuetzalan, Puebla. Diciembre 2019. Foto: La Sandía Digital

Las industrias, principalmente de los sectores minero, cementero, siderúrgico y maquilador, consumen tres veces más electricidad que el conjunto de la población. Para las organizaciones es inalcanzable materializar una ruta de transición energética justa si no se cuestiona el modelo económico que fomenta este consumo.

Te puede interesar: Estudio evidencia que ‘minería verde’ contamina lo mismo que la tradicional

“Cuando hablamos de una transición energética no hablamos de cambiar simplemente una tecnología por otra. También estamos hablando de una transición a un modelo económico alternativo”, añade Sofía García Pacheco.

radio
Prensa Comunitaria

(Español) Huehuetenango: hidroeléctrica que mintió sobre presencia de pueblos indígenas, ahora demanda al Estado

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Luis Ovalle y Francisco Simón

La empresa Energía y Renovación, S.A. demandó al Estado de Guatemala a nivel internacional porque sus proyectos hidroeléctricos de sus empresas subsidiarias Generadora San Mateo y  Generadora San Andrés, ubicados en la microrregión de Yichk’isis, en el municipio de San Mateo Ixtatán se encuentran suspendidos por la falta de una consulta comunitaria para los pueblos indígenas ahí asentados y porque no fueron reconocidos como pueblos originarios. La empresa pretende operar a 470 kilómetros de la ciudad capital de Guatemala.

De acuerdo con la información, dada a conocer este miércoles 1 de diciembre en medios locales, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), registró el 15 de noviembre de 2021 una solicitud de arbitraje en contra del Estado de Guatemala, presentada por la empresa Energía y Renovación Holding, S.A, registrada en Panamá. Lo irónico del caso es que Energía y Renovación SA es una empresa Guatemalteca “cuya misión es trabajar para el desarrollo energético del país”, explica la página de la Asociación Nacional del Café  Anacafé.

En una publicación de Prensa Libre, el ministro de Energía y Minas (MEM), Alberto Pimentel, dijo que Guatemala no puede ser culpable de lo que señala la empresa, por la oposición de una comunidad, cuando “hay evidencia de que el proyecto fue aprobado de forma legal, con permisos”. En su criterio, esos problemas se pueden resolver con la intervención del Ministerio de Economía, que deberá contratar a un despacho internacional de abogados, así como la Procuraduría General de la Nación (PGN).

El funcionario resaltó la legalidad de los permisos otorgados a la empresa, a pesar de la falta de consulta previa, libre e informada a pueblos indígenas en cuanto a la construcción de proyectos de carácter extractivistas en sus territorios. Esta “legalidad” ha sido duramente cuestionada por las comunidades del pueblo Maya Chuj, Q’anjob’al y mestizas de la microrregión de Yich’Kisis  y de los municipios norte de Huehuetenango. La CC decidirá sobre legalidad de la licencia ambiental de la hidroeléctrica Pojom II

La empresa Energía y Renovación, sufrió un duro revés cuando el pasado 13 de octubre el Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación (MICI), publicó el Informe de Verificación de la Observancia de los Proyectos Generadora San Mateo, S.A. y Generadora San Andrés, S.A. El informe enfatiza que el Banco Interamericano de Desarrollo BID desconoció la presencia de pueblos indígenas en la microrregión de Yichk’isis, al financiar dos proyectos hidroeléctricos solicitado por esta empresa. La empresa prácticamente mintió sobre los pueblos originarios históricamente asentados en esta municipio.

Ante esto, el MICI recomendó al BID retirar la inversión mediante una “salida responsable”, que priorice a las mujeres de la comunidad. Señala, además que los proyectos impactaron de manera diferenciada a mujeres y niñas de la microrregión en términos de prácticas tradicionales, participación equitativa y violencia de género.

Asimismo, reconoce que generó impactos ambientales y que no se garantizó el acceso a la información a las comunidades, que los proyectos representan un riesgo de conflictividad y violencia hacia las comunidades y no al contrario, como se ha hecho creer. Dicha empresa es propiedad de la Corporación Castillo Hermanos, afirma El Observador. Dentro de esta corporación y con intereses dentro de las hidroeléctricas en San Mateo Ixtatán se señala a los Mata Monteros y Mata Castillo, vinculadas al grupo empresarial corporativo The Central America Bottling Corporation (CABCORP), como afirmaron unas 70 organizaciones en un comunicado de Front Line Defenders FLD en 2018.

En enero de 2020, a pocos días de haber tomado posesión de la presidencia, Alejandro Giamamttei, sus ministros, la Fiscal General del MP, Consuelo Porras acudieron a San Mateo Ixtatán centro, para firmar un supuesto acuerdo de Paz, promovido por la empresa Energía y Renovación SA, la Municipalidad y varias empresas contratadas para realizar acciones en esta municipio. Giammattei crea comisión de “Paz” para promover megaproyectos en San Mateo Ixtatán

Entérese más aquí:

Las hidroeléctricas y el préstamo

Las operaciones de préstamo a la Generadora San Mateo S.A. (GSM) y a la Generadora San Andrés S.A. (GSA), financian la construcción de dos proyectos hidroeléctricos al filo de agua con capacidad de 20 MW y 10.65 MW, respectivamente. La hidroeléctrica GSM utilizaría las aguas de los ríos Negro y Pojom con capacidad de generación de 120.087 MWh por año, con dos turbinas de 10 MW cada una. Mientras que, GSA utilizará las aguas de los ríos Primavera, Varsovia y Tercer Arroyo con capacidad de generación de 44.300 MWh por año, con dos turbinas de 5 MW cada una.

Las hidroeléctricas, ubicadas en forma adyacente en San Mateo de Ixtatán, son desarrolladas por la empresa Energía y Renovación S.A., Cliente de BID Invest, y su construcción se planificó de forma simultánea.

El 25 de septiembre de 2013 el Directorio Ejecutivo de la entonces Corporación Interamericana de Inversiones (CII), ahora BID Invest, aprobó las dos (2) operaciones de préstamo en apoyo a los Proyectos.

Fuente: Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación (MICI), 2021.

San Mateo Ixtatán, en defensa de los ríos

San Mateo Ixtatán, un municipio de habla Chuj, en la frontera de Guatemala con México, se encuentra situada la microrregión de Yichk´isis, habitada por cuatro pueblos indígenas originarios, con un territorio rico en recursos naturales que sorprende por la cantidad de ríos y bosques que conviven con ocho comunidades y cuatro caseríos que conforman la microrregión.

La empresa Energía y Renovación, S.A logró las licencias municipales para las dos plantas de hidroeléctricas entre julio y agosto de 2011. Desde ese entonces, el desarrollo que ofreció nunca llegó a las comunidades, el escenario de vida para los pobladores se encuentra entre la violencia y el conflicto social. Las aldeas se dividieron entorno a los proyectos, algunas autoridades locales fueron cooptadas para respaldar el trabajo de la empresa y persiguieron con discursos contrainsurgentes a quienes se oponen a la construcción de los proyectos San Mateo y San Andrés.

Los opositores exigían ser consultados sin embargo, algunos fueron perseguidos penalmente, como el caso de Julio Gómez Lucas, autoridad Chuj, que fue enviado a juicio de debate oral y público por dos delitos en abril de 2021, y otros asesinados por manifestar su oposición a las hidroeléctricas, como ocurrió con Sebastián Alonzo Juan de 72 años, asesinado por la seguridad privada de la empresa en enero de 2017, en las orillas del río Negro.

En 2014 con el visto bueno del expresidente, Otto Pérez Molina, llegaron a esa región una base militar del ejército y una subestación de la Policía Nacional Civil (PNC) para apoyar a la empresa y reprimir a la población opositora a la construcción de hidroeléctricas.

La empresa recibe financiamiento del BID a través de fondos destinados para el desarrollo de generación de energía renovable, así como del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y de Cordiant Cap, un intermediario financiero canadiense que dispone entre otros de fondos del banco de cooperación alemán KFW, según fuentes consultados de NISGUA.

De ser así, BID Invest deberá preparar, en consulta con las comunidades, un plan de transición orientado por los principios de no hacer daño, transparencia y responsabilidad.

Créditos: Francisco Simón Francisco
radio
Radio Kurruf

(Español) [Comunicado] Weichan Auka Mapu reivindica dos sabotajes a faenas de monocultivo forestal en Toltén y Carahue

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Durante la presente jornada se conocieron dos hechos en la región de La Araucanía relacionados con ataques a plantaciones de monocultivo forestal en comunas de Toltén y Carahue, resultando maquinarias e instalaciones destruídas avaluadas en doscientos millones de pesos según la organización mapuche. A continuación compartimos comunicado enviado a la radio.

Wallmapu, 01 de diciembre.

«Con pérdidas económicas de más de 200 millones de pesos ,se vieron afectadas empresas contratistas forestales ,en ataques simultáneos durante la madrugada de este miércoles, perpetrados por la Organización mapuche armada WEICHAN AUKA MAPU.

El primer ataque tuvo lugar en la comuna de Toltén, específicamente en el fundo Lumahue, propiedad de forestal ARAUCO, donde un grupo de weichafes procedió a encender una torre de madereo, un procesador, un rodillo de tramas y un comedor para los trabajadores forestales.

(Continuar leyendo…)

radio
Avispa Midia

México: Mujeres chontales resisten al despojo anunciado de su territorio

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Santiago Navarro F

Silvia Ramírez Nolasco nació en la comunidad de Santa María Zapotitlán, en el estado de Oaxaca, al sur de México. Ella conoce cada vereda de su territorio, las flores y las plantas medicinales que convergen con la calma del bosque. Ella habita la parte alta del pueblo Chontal, dónde los primeros rayos del sol contrastan con el blanco de la neblina presurosa que va danzando al ritmo del viento. Saca de su morral un radio walkie talkie y se comunica de montaña a montaña con las autoridades agrarias de su comunidad y avisa, “todo está bien”.

Su mirada es atenta y profunda, siempre está alerta. Su radio es parte de su responsabilidad. Cuenta con el respaldo de sus hermanas chontales, mayores y menores que ella. Es concejala de la Asamblea del Pueblo Chontal e integrante del Comité Regional de Mujeres Chontales. “Tuve que aprender a reconocer mi territorio cuerpo como mujer. A cuidarlo y defenderlo. Porque antes, los hombres no nos tomaban en cuenta, la mujer solo servía para los hijos y las labores del hogar. Todas hemos tenido que aprender a luchar para hacer entender, a los hombres, que las mujeres somos parte de la comunidad y que sabemos asumir un cargo”, dice la concelaja.

En las comunidades chontales más mujeres se suman a las tomas de decisiones y van asumiendo cargos como autoridades tradicionales. Aunque la lucha de Silvia, y de las mujeres con las que ha caminado, no solo se reduce a procurar espacios en las asambleas comunitarias (máxima autoridad de los pueblos originarios), sino además se han organizado, “para defender el territorio tierra y el territorio cuerpo en conjunto, porque son uno mismo; es una necesidad porque está en riesgo”, cuenta al equipo de Avispa Midia.

El riego al que se refiere Silvia es porque, desde el año 2018, se enteraron que más de 5 mil hectáreas del pueblo chontal, específicamente cinco comunidades agrarias, están concesionadas a una empresa llamada Minera Zalamera S.A de C.V., filial de la canadiense Minaurum Gold Inc, cuyo objetivo es extraer oro, plata, cobre, zinc y plomo. “Desde entonces toda la comunidad se puso en alerta y las mujeres, pues, somos las que más hemos trabajado para informarnos. Hemos tomado conciencia de que es necesaria nuestra participación. Es necesario prepararnos para defender nuestra memoria, nuestra historia, nuestro territorio que nos heredaron nuestras ancestras y ancestros”, agrega.

(Continuar leyendo…)

radio
Avispa Midia

(Español) Pueblos de los Valles de Oaxaca se oponen a consulta de la minera Cuzcatlán

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Avispa

Foto: Santiago Navarro F.

Comunidades zapotecas de San Pedro Martín y San Pedro Apóstol, en el Valle de Ocotlán, Oaxaca, se posicionaron en contra de la realización de una consulta indígena que pretende realizar la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semanart), como parte del procedimiento llevado a cabo por la minera canadiense Cuzcatlán, que busca autorización de dicho órgano ambiental para ampliar su área de explotación de oro y plata en la región, con el llamado proyecto minero San José II. Desde 2009 la minera explota los metales preciosos, cuya sede esta en la comunidad de San José del Progreso.

En un documento dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, a los titulares de la Semanart, María Luisa Albores, y de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier Carillo, las comunidades comunican a los representantes del gobierno que ya han decidido “no permitir en nuestros territorios ningún proyecto minero”.

La Semanart en un comunicado de prensa, el 11 de noviembre, anunció que ya trabaja en la organización del proceso de consulta indígena a comunidades zapotecas de la región de Valles Centrales de Oaxaca.

Sin embargo, las comunidades exigen que se respete la decisión ya tomada por sus asambleas. “Nuestros municipios, ejidos y comunidades ya nos hemos consultado, por lo que le solicitamos respete nuestra decisión y no intente imponer otra consulta, que en base de las experiencias dadas en torno a las consultas, atenta en contra de la auto-determinación de nuestros pueblos, y busca ser un mecanismo dizque democrático e inclusivo para legitimar el proyecto de ampliación San José II”.

La decisión de las comunidades se justifica por la contaminación que ha generado la minera en sus aguas, suelo y aire.

Te puede interesar – Minera Cuzcatlán: con licencia para contaminar

Además, se ha instalado un conflicto social en la región que ha dejado muertos. Las comunidades conviven con el “crecimiento del crimen organizado, el consumo y la distribución de drogas así como una ola de asesinatos con violencia, unos de los últimos es el de un trabajador minero en las puertas de la empresa y otro en un pozo de exploración de la compañía”, argumentan.

Te puede interesar – Comunidades se pronuncian contra Minera Cuzcatlán

“Presión asfixiante”

El 6 de julio de este año la Semanart a través de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental negó la solicitud de manifiesto de impacto ambiental en su modalidad regional del proyecto denominado San José II que presentó la empresa. El objetivo es ampliar por 10 años más la operación del proyecto minero. La dirección tuvo desde 3 de septiembre de 2020 la tarea de revisar este proyecto y después de extender por varios meses la revisión decidió no autorizarlo.

Te puede interesar – Canadá y Oaxaca simulan hermandad con pueblos indígenas

“Y cuando parecía que Cuzcatlán no tenía margen para revertir la resolución tomada por Semanart viene una campaña agresiva de la empresa que va desde la presión en las calles de los trabajadores que son sacados por medio de amenazas de despido si no participan en las movilizaciones a favor del proyecto”, sostienen en su comunicado, hasta una “presión asfixiante del poderoso lobby minero que se ha encargado de poner de rodillas a la Semanart y ante esta presión la secretaría decide abrir un proceso de consulta que ahora quiere vender como un ejercicio democrático y legítimo”, dicen.

La minera Cuzcatlán es “una empresa con un enorme poder de corrupción, con un poder económico aplastante y que tiene acuerdos con todos los partidos políticos, con todos los actores políticos de la región y que además tiene como operadores a un ejército de caciques regionales expertos en estrategias políticas legales y no legales para lograr la continuidad de este asqueroso proyecto”, sostienen las comunidades.

¿Contradicción?

En su comunicado, las comunidades apuntan contradicción en las acciones de la Semanart. El órgano ambiental pone a consulta de los pueblos la continuidad de un proyecto que él propio negó su continuidad, por reconocer “la violación de una serie de derechos además de una serie de irregularidades de parte de la empresa que generaran daños”, sostienen.

Los pueblos ya han decidido. “No permitiremos que se establezca ningún mecanismo de despojo como la consulta. Nuestros pueblos ya han decidido y hemos dicho no a la minería. Hemos decidido defender nuestra tierra y no le pondremos precio”.

Página 6 de 56« Primera...45678...203040...Última »