News:

encuentros

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Radio Zapatista

International Human Rights Forum “From Memory to Hope” – Audios

In Celebration of the 25th Anniversary of the
Fray Bartolomé de Las Casas Human Rights Center
(Frayba)

17-19 March 2014
Cideci-Unitierra

Calle camino viejo a San Juan Chamula s/n, Colonia Nueva Maravilla
San Cristóbal de Las Casas

Día lunes 17 de marzo:

Panel 1.- Derechos de los pueblos indígenas, tierra y territorio.

Panel 2.- Memoria, Justicia y Verdad.

Día martes 18 de marzo:

Panel 3: Militarización y conflicto armado

Día miércoles 19 de marzo – Conferencia de Prensa, 25 Aniversario del Frayba

radio
Frayba

International Human Rights Forum “From Memory to Hope”

To Celebrate the 25th Anniversary of the
Fray Bartolomé de Las Casas Human Rights Center
(Frayba)

March 17-19, 2014
Cideci-Unitierra

(Calle camino viejo a San Juan Chamula s/n, Colonia Nueva Maravilla, San Cristóbal de Las Casas)

Live Broadcast:


Radio: La Ke-Huelga Radio http://kehuelga.net/diario/

Video: Koman Illel http://komanilel.org/

In the context of the 25th anniversary of the Fray Bartolomé de Las Casas Human Rights Center, we invite you to the International Forum on Human Rights “From Memory to Hope,” where we will share experiences on the defense and exercise of human rights, built by organized peoples as life alternatives.

Invitation (Radio Votán): (Descarga aquí)  

Invitation 2 (Radio Votán): (Descarga aquí)  

Invitation in tsotsil (Radio Votán): (Descarga aquí)  

Message from Voladora Radio: (Descarga aquí)  

More information: http://yorailmaya.wordpress.com/ | http://www.frayba.org.mx/

General Program:

(Continuar leyendo…)

radio
UCIZONI y otras orgs

(Español) Escucha en vivo el Encuentro Nacional en Defensa del Territorio, la Energía y los Derechos de los Trabajadores

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Escucha acá la transmisión en vivo:
http://radio.flujos.org:8000/encuentrozacatepec.mp3.m3u

El capital trasnacional busca recuperarse de su crisis sistémica por dos vías principales: a través de políticas de austeridad cada vez más agresivas, aumentando los niveles de explotación de los trabajadores para contrarrestar la caída de la tasa global de ganancia por un lado y, complementariamente, impulsando políticas extractivistas que incentivan la explotación sin límites de los recursos naturales, sobre todo de los países pobres, por medio del acaparamiento de tierras y la privatización de los bienes comunitarios con la imposición de megaproyectos que provocan el despojo y el desplazamiento de comunidades y pueblos;
En nuestro país estas políticas vienen imponiéndose por medio de las mal llamadas reformas estructurales que en el fondo buscan consolidar el modelo neoliberal agravando las condiciones laborales y el nivel de vida de las clases populares, buscando concluir el proceso de privatización de las empresas que todavía son de la Nación (no del Estado ni del gobierno), concretamente Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE);

Con este fin entraron en vigor la contrarreforma laboral y la educativa; están en marcha la reforma de las telecomunicaciones, la entrega de nuestras playas a los capitales extranjeros, los intentos por acabar con la posesión social de la tenencia de la tierra, la reforma financiera y, en un corto plazo, la fiscal y la reforma energética con la que pretende el gobierno abrir el sector al capital trasnacional. Hasta el momento la apertura al capital privado ha sido velada, encubierta e inconstitucional; en Pemex a través de los contratos incentivados y otros mecanismos; en CFE bajo la figura de Productor Independiente de Energía y las ilegales concesiones a los productores privados, vía las plantas de ciclo combinado que generan ya el 40% de la electricidad en México. Como consecuencia se ha incrementado el precio de la gasolina y las tarifas eléctricas, lo que ha generado en todo el país importantes resistencias contra los altos cobros;

La recién decretada Estrategia Nacional de Cambio Climático con la inminente amenaza de instalar una “comisión de calidad ambiental” no hará otra cosa que satisfacer las necesidades del gran capital, como parte de un plan global para continuar poniéndole precio a la naturaleza en la región, mediante el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica (Proyecto Mesoamérica, antes Plan Puebla Panamá) y del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), con un gran mercado de energía como punta de lanza impulsando megaproyectos y la instalación de empresas en su mayoría extranjeras;

La instrumentación de estas políticas privatizadoras se ha topado con la respuesta, aunque todavía incipiente, de la población afectada: trabajadores de distintos sectores y maestros aglutinados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han rechazado las contrarreformas laboral y educativa; los pueblos indígenas y campesinos hemos detenido proyectos hidroeléctricos y eólicos enfrentando la represión y la creciente criminalización por la defensa de la organización comunitaria, el territorio y nuestras culturas. El reto es organizar la resistencia y unir fuerzas para enfrentar el proyecto priísta que busca el control total de la vida nacional a través de la incorporación de todos los sectores al “Pacto por México” por medio de la cooptación, el corporativismo o la represión. Los partidos políticos mayoritarios son parte ya de un nuevo corporativismo. La embestida viene ahora sobre los movimientos sociales. Organización y unidad son la base para defender nuestra independencia política de clase y para echar abajo los intentos gubernamentales por imponer a todos los mexicanos los intereses del capital trasnacional;

Convencid@s de que debemos seguir luchando de manera unitaria en contra de todas las formas de agresión a los trabajadores, a los campesinos, a los defensores de derechos humanos, a los pueblos originarios, a las mujeres, a los jóvenes, es impostergable definir las acciones que nos pueden unificar para enfrentar los problemas desde su raíz y al sistema capitalista que los genera;
Las organizaciones abajo firmantes

CONVOCAMOS
A las trabajadoras y los trabajadores del campo y la ciudad, a los pueblos en lucha, campesinos e indígenas, a los maestros, estudiantes, jóvenes y mujeres,
A los movimientos y organizaciones que enfrentamos la imposición de los megaproyectos de las empresas trasnacionales y la represión sistemática de los gobiernos, al
ENCUENTRO NACIONAL

EN DEFENSA DEL TERRITORIO, LA ENERGÍA Y LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES

A realizarse los días 20 y 21 de julio de 2013
En Santa María Zacatepec, Municipio de Juan C. Bonilla, estado de Puebla.
Objetivos:
1. Avanzar en la articulación hacia una línea de acción que unifique las respuestas de los trabajadores y los pueblos frente a la embestida capitalista.
2. Enfrentar los impactos regionales del modelo extractivista.
3. Generar alternativas comunitarias ante la crisis climática y el “capitalismo verde”.
4. Articular la oposición contra las reformas estructurales.
5. Reafirmar la solidaridad frente a la criminalización de la protesta social.
6. Construir un Plan de Acción Unitario.

Programa de Trabajo
Primer día
20 de julio
7:00 horas – Ceremonia Inaugural

8:00 horas – Desayuno

9:00 horas – Registro

Plenaria
10:00 horas Bienvenida
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Puebla, Tlaxcala y Morelos
10:15 horas Presentación del encuentro. Explicación del programa, temas y metodología.
AMAP y Red Nacional de Resistencia Civil

10:30 horas Alternativas y resistencias ante a las actuales formas de despojo y
dominio del capitalismo:

• Los planes de dominación global del capitalismo salvaje.

• Tratados comerciales, megaproyectos y programas de integración regional: TLCAN, Proyecto Mesoamérica (antes PPP), Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP).

• La política energética en México y Centroamérica.

Grupos de trabajo
11:15 horas Conformación de grupos de trabajo a partir de criterios de afinidad entre luchas. Intercambio de experiencias.

Grupo 1
Resistencias contra las reformas estructurales. Defensa de los derechos sociales y laborales, por educación gratuita, salud, jubilación, comunicación alternativa.

Grupo 2
Resistencias en defensa del territorio, contra el extractivismo y los megaproyectos: presas, minas, hidroeléctricas, termoeléctricas, parques eólicos.

Grupo 3
Resistencias frente a la reforma energética: CFE, Pemex, Gas Shale.

Grupo 4
Resistencias frente a proyectos carreteros, de urbanización e inmobiliarios.

Grupo 5
Resistencias en defensa de la soberanía alimentaria, contra transgénicos, monocultivos, biopiratería, “cruzada contra el hambre”.

En todos los grupos de trabajo se abordarán los siguientes:

TEMAS TRANSVERSALES

Alternativas frente a la política económica neoliberal
Crisis climática, “capitalismo verde” y defensa del territorio
Derechos humanos
Perspectiva de género
Derechos de los pueblos indígenas
Nuestras culturas. La memoria colectiva

12:45 horas Receso

Grupos de trabajo
13:00 horas Continúa intercambio de experiencias.
Elaboración de un mapa de luchas y resistencias.

14:30 horas Comida

Grupos de trabajo
16:30 Inicia discusión hacia un Plan de Acción Unitario.

17:45 Receso

18:00 Una vez discutidas las propuestas sobre el plan de acción, se propone que las conclusiones de los grupos se organicen en torno a las siguientes acciones:

1. Acciones de resistencia y movilización.
2. Acciones de fortalecimiento y coordinación entre las distintas luchas.
3. Acciones legislativas locales y nacionales.
4. Acciones de defensa legal, jurídica y de derechos humanos a nivel nacional e
internacional.

20:00 Cena y acto cultural

Segundo día
21 de julio

8:00 horas Ceremonia de inicio del día

9:00 horas Desayuno

Plenaria
10:00 horas Los relatores presentan los Resolutivos de los grupos de trabajo.

12:00 horas Acuerdos y tareas. Plan de Acción y Movilización Unitaria.

14:00 horas Declaratoria
14:30 Clausura

Para mayor información:

Blogspot: encuentrozacatepec.blogspot.mx
Facebook: www.facebook.com/encuentro.zacatepec

Correo: encuentro.zacatepec@gmail.com

Invitamos a las radios comunitarias y a los medios de comunicación alternativos a sumarse a la difusión y transmisión del evento. Para pre-registro de medios, escribir al correo comunicacion.zacatepec@gmail.com

También los invitamos a participar con sus productos, videos, publicaciones y artesanías en el Tianguis de productos.

CONVOCANTES

Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos (AMAP)
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Puebla, Tlaxcala y Morelos
Red Nacional de Resistencia Civil
Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI)
Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP)
Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAÍZ)
Comunidades Campesinas y Urbanas Solidarias con Alternativas (COMCAUSA)
Sindicato Mexicano de Electricistas (SME)
Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC)
Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica (ANUEE)
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, ATENCO
Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA)
Frente Auténtico del Trabajo (FAT)
Centro de Análisis e Investigación (FUNDAR)
Unión Nacional de Técnicos y Profesionales Petroleros (UNTYPP)
Centro Nacional de Estudios de la Energía (CNEE)
La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA)
UCISV-Pobladores
Alianza Internacional de Habitantes (AIH)
Servicios para una Educación Alternativa (EDUCA)
La Ventana, Investigación y Divulgación Científica para el Desarrollo Regional
Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios
Centro de Estudios de la Región Cuicateca (CEREC)
Maderas del Pueblo del Sureste
Comité Nacional para la Defensa y Conservación de los Chimalapas
Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT)
Movimiento de Unidad Socialista (MUS)
Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER)
Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC)
Unión Popular de Vendedores y Ambulantes 28 de Octubre, Puebla
Comité para la Promoción y Defensa de la Vida “Samuel Ruiz García“, Chicomuselo.
Áreas Naturales Protegidas y de “Eco-Turismo” (ANPs)
Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA)
Espacio DESC
Red de Organizaciones y Grupos Ambientalistas de Zihuatanejo (ROGAZ)
Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier (FAO)
Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña (IDEMO)
Asociación Promotora Nacional para el Desarrollo Rural y Urbano (APNDRU)
Red de Izquierda Revolucionaria-Movimiento de Liberación Nacional (REDIR-MLN)
Movimiento Nacional para la Construcción de una Nueva Sociedad Democrática (MNCNS-D)
Centro de Estudios Sociales y Culturales Antonio de Montesinos (CAM)
Centro de Estudios Ecuménicos (CEE)
Asociación por una Integración Comunitaria (ACOCIL)
Movimiento Popular Mesoamericano
Asociación Coordinadora Nacional de Pobladores de Áreas Marginadas de Guatemala
Coordinadora de Organizaciones Maya Kaqchikeles para el Desarrollo (COMKADES)
Red Costarricense de Agendas Locales de Mujeres. Costa Rica
Sinti Techan. El Salvador
Movimiento Social Nicaragüense
Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero (M4)
Intipachamama, Nicaragua
Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL)

y 11 organizaciones más.
Junio de 2013

radio
Las Abejas

Gathering in Acteal “When confronted with war, let´s share our struggle process” this 20th and 21st of December

radio
Radio Zapatista

Forum on Sustainable Rural Cities

Exclusión… Inclusión neoliberal
Miradas sobre las Ciudades Rurales Sustentables

La vida en las ciudades rurales sustentables
Territorio, Reconversión productiva,
Estado, Capitalismo, Simulaciones,
Autonomía, Utopías

Viernes 18 y sábado 19 de mayo
Cideci / UniTierra Chiapas

Escucha aquí los audios del evento:

Inauguración

1era Ronda (con cambios en el programa)

Testimonio de habitante de Nuevo Juan de Grijalva (Descarga aquí)  

Testimonio de habitante de Nuevo Juan de Grijalva – Tsotsil (Descarga aquí)  

Testimonio de habitante de Nuevo Juan de Grijalva – Tseltal (Descarga aquí)  

Testimonio de productor de Nuevo Juan de Grijalva (Descarga aquí)  

Testimonio de productor de Nuevo Juan de Grijalva – Tsotsil (Descarga aquí)  

Testimonio de productor de Nuevo Juan de Grijalva – Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “De la autonomía a la dependencia” (Dolores Camacho, PROIMMSE-IIA-UNAM) (Descarga aquí)  

Ronda de Preguntas 1 (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa1/Mesa1_ronda_preguntas1.MP3

Ronda de Preguntas 2 (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa1/Mesa1_ronda_preguntas2.MP3

Ronda de Preguntas 3 (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa1/Mesa1_ronda_preguntas3.MP3

2a Ronda

Testimonio de habitante de Copainalá (Descarga aquí)  

Ponencia “La institucionalización del ciudadano” Grupó UAM-Xochimilco (Descarga aquí)  

Ponencia “La institucionalización del ciudadano” Grupó UAM-Xochimilco – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “La institucionalización del ciudadano” Grupó UAM-Xochimilco – Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “Estrategias y mecanismos de apropiación territorial en Ciudades Rurales” Carlos Rodriguez Wallenius (Descarga aquí)  

Ponencia “Estrategias y mecanismos de apropiación territorial en Ciudades Rurales” Carlos Rodriguez Wallenius – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Estrategias y mecanismos de apropiación territorial en Ciudades Rurales” Carlos Rodriguez Wallenius – Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “Ciudades rurales: control poblacional para control de territorio” Carlos Hernández Babún (Descarga aquí)  

Ponencia “Ciudades rurales: control poblacional para control de territorio” Carlos Hernández Babún – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Ciudades rurales: control poblacional para control de territorio” Carlos Hernández Babún – Tseltal (Descarga aquí)  

Ronda de Preguntas (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa2/SesionPreguntasMesa2.MP3

3ra Ronda

Ponencia “Experiencia rarámuri de la dispersión territorial” Mauricio del Villar (Descarga aquí)  

Ponencia “Experiencia rarámuri de la dispersión territorial” Mauricio del Villar –Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Experiencia rarámuri de la dispersión territorial” Mauricio del Villar – Tseltal (Descarga aquí)  

Informe sobre reordenamiento territorial (Red por la Paz – Chiapas) (Descarga aquí)  

Informe sobre reordenamiento territorial (Red por la Paz – Chiapas) – Tsotsil (Descarga aquí)  

Informe sobre reordenamiento territorial (Red por la Paz – Chiapas) – Tseltal (Descarga aquí)  

Ronda de Preguntas (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa3/

4ta Ronda

Ponencia “El derecho a la alimentación y las Ciudades Rurales Sustentables” Marcos Arana (Descarga aquí)  

Ponencia “El derecho a la alimentación y las Ciudades Rurales Sustentables” Marcos Arana – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “El derecho a la alimentación y las Ciudades Rurales Sustentables” Marcos Arana -Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “Las Ciudades Rurales: El lado oscuro de los Caracoles” (Kabir Abud) (Descarga aquí)  

Ponencia “Las Ciudades Rurales: El lado oscuro de los Caracoles” (Kabir Abud) –Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Las Ciudades Rurales: El lado oscuro de los Caracoles” (Kabir Abud) –Tseltal (Descarga aquí)  

Ronda de preguntas (Descarga aquí)  

5ª Ronda

Ponencia “Desigualdad y políticas públicas en situación de conflicto” Asmara González Rojas UdG) (Descarga aquí)  

Ponencia “Desigualdad y políticas públicas en situación de conflicto” Asmara González Rojas UdG) – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Desigualdad y políticas públicas en situación de conflicto” Asmara González Rojas UdG) – Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “Políticas públicas y dominación neoliberal” Carlos Andrés Aguirre (Descarga aquí)  

Ponencia “Políticas públicas y dominación neoliberal” Carlos Andrés Aguirre – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Políticas públicas y dominación neoliberal” Carlos Andrés Aguirre – Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “Los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ONU: Dinámicas de inclusión y exclusión en Chiapas” Luis Rodriguez Castillo (Descarga aquí)  

Ponencia “Los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ONU: Dinámicas de inclusión y exclusión en Chiapas” Luis Rodriguez Castillo – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Los Objetivos de Desarrollo del Milenio –ONU: Dinámicas de inclusión y exclusión en Chiapas” Luis Rodriguez Castillo – Tseltal (Descarga aquí)  

Ronda de preguntas (Descarga aquí)  

6ª Ronda

Testimonio de Domingo Gómez, habitante Santiago del Pinar (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa6/TestimonioDomingoGomezSntPinar.MP#

Ponencia “Las Ciudades Rurales y la política de muerte” Mónica Hernández (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa6/

Ponencia “Las Ciudades Rurales y la política de muerte” Mónica Hernández – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ponencia “Las Ciudades Rurales y la política de muerte” Mónica Hernández – Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “La ciudad del espectáculo. El doblepensar en Santiago el Pinar” Martin Larsson (Descarga aquí)  

Ponencia “La ciudad del espectáculo. El doblepensar en Santiago el Pinar” Martin Larsson – Tsotsil (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa6/" ]

Ponencia “La ciudad del espectáculo. El doblepensar en Santiago el Pinar” Martin Larsson – Tseltal (Descarga aquí)  https://radiozapatista.org/Audios/ForoCRS/Mesa6/

Testimonio de Martha Liliana Arévalo sobre Nuevo Juan del Grijalva (Descarga aquí)  

7ª Ronda

Ponencia “La otra cara de la moneda: Resistencia, autonomía y Lekil Kuxlejal” Jaime Schlittler (Descarga aquí)  

Ponencia “La otra cara de la moneda: Resistencia, autonomía y Lekil Kuxlejal” Jaime Schlittler – Tseltal (Descarga aquí)  

Ponencia “La experiencia de Chenalhó: Historia y reistencia” Rafael Landerreche (Descarga aquí)  

Ponencia “La experiencia de Chenalhó: Historia y reistencia” Rafael Landerreche – Tsotsil (Descarga aquí)  

Ronda de Preguntas (Descarga aquí)  


Informes: doloresc@unam.mx / redporlapaz@gmail.com / dyterritorio@gmail.com

Invitación en audio:
(Descarga aquí)  

Programa:

(Continuar leyendo…)

radio

Saludo solidario del Colectivo Radio Zapatista para el Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas en el Municipio Autónomo de Cherán K’eri, Michoacán, México

radio
Frayba

Pronouncement on the Encounter on Historic Memory: Alternatives against State Violence

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Los días 28 y 29 de febrero de 2012, reunidos en el Centro Indígena de Capacitación Integral, Universidad de la Tierra (Cideci-Unitierra) en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, ante la urgente situación en la que vivimos y la coyuntura que estamos viviendo a escala mundial, regional y local, vimos la necesidad de encontrarnos para intercambiar y dialogar experiencias y saberes como protagonistas de nuestra propia vida e historia, como actores y actoras de cambio, donde concluimos en afianzar nuestro compromiso en la construcción de alternativas, que son alternativas en movimiento, alternativas que frenen y transformen las condiciones estructurales y sistémicas que han desatado la violencia de Estado, por lo que declaramos:

1.- Convocamos a la conciencia de una lucha mundial, desde lo local a lo internacional, trascendiendo las fronteras a favor de alternativas que contrarresten la violencia de Estado y a las otras violencias entrelazadas, como son:

a).- La violencia estructural (pobreza, hambre, enfermedades, exclusión, marginación, discriminación, desplazamiento forzado, migración forzada y asesinatos, entre otros);

b).- La violencia de género (misoginia, discriminación, racismo, hostigamiento sexual, tortura, feminicidios, violación sexual, trata de personas, desapariciones forzadas, entre otras);

c).- La violencia sistémica (explotación laboral, trabajo forzado, despojo territorial y la devastación ecológica, el condicionamiento en la participación política, entre otros).

2.- Nos pronunciamos también contra la militarización, el paramilitarismo, la guerra de baja intensidad, la contrainsurgencia y la subordinación a los supuestos imperativos de “seguridad nacional”, “libre comercio” y “neoliberalismo” (por ejemplo el TLCAN, CAFTA, ASPAN, PPP ahora Proyecto Mesoamérica, Iniciativa Mérida, Plan Colombia y sus equivalentes), luchas “anti-terrorista”, “anti-drogas” y sus efectos que tienen con el objetivo de obtener el control territorial y poblacional.

3.- Reivindicamos el derecho a la vida digna y justa, como eje central en la cotidianidad de los pueblos y comunidades, una construcción desde otra justicia, un otro derecho, otra concepción de los derechos humanos y de su origen.

4.- Por una justicia y un derecho crítico, contra hegemónico, alternativo, popular, comunitario, participativo, colectivo, como parte integral de la lucha por construir otra sociedad, otro mundo posible.

5.- Reconocemos la lucha valiente de los estudiantes y maestros de las escuelas normales rurales como alternativa liberadora a la educación oficial.

6.- Reconocemos la lucha por la memoria histórica, la verdad y la justicia de nuestras compañeras sobrevivientes de la violencia sexual en los conflictos armados internos. Un Ejemplo de transformación positiva son las compañeras Colectiva Actoras de Cambio que en Guatemala, desde el dolor han trascendido su acción a favor un cambio real y posible. Desde el sufrimiento individual a la esperanza colectiva, como práctica cotidiana.

7.-Nos comprometemos también con la lucha de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal por la verdad, justicia, reparación y no repetición y en contra del persistente festín de la impunidad característica de nuestro momento histórico, reflejado en la liberación reciente de seis autores materiales de la Masacre de Acteal, y la falta de procesamiento de sus autores intelectuales que ha provocado el cinismo de Ernesto Zedillo en el ámbito internacional y en complicidad con la protección a ultranza del gobierno de Calderón, así como con todas sus instituciones incluyendo la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

8.-Denunciamos también las formas silenciosas de violencia de Estado y de propagación del miedo y el terror para controlar y contener nuestras legítimas formas de resistencia; ejemplos de estos métodos son la educación y la cultura oficial, los medios masivos de comunicación y otras expresiones afines de violencia psicológica.

9.-Apostamos a la defensa del territorio y vida contra los Mega proyectos, despojo territorial y cualquier otro acto de los gobiernos e intereses nacionales e internacionales que pretendan agraviar a la Madre Tierra (por ejemplo: En Centla, Tabasco; Cerro de la Tortuga, comunidad en municipio de Zacatepec, Morelos, que implica la destrucción de flora, fauna y ecológica de ese territorio, en Tila, San Sebastián Bachajón, Comunidades de Montes Azules y otros tantos pueblos que se les pretende despojar de sus tierras legitimas).

10.-Insistimos en la lucha por la autonomía y la justicia comunitaria de los comuneros de Cherán, por la democracia participativa y directa, no partidista; por la seguridad, la reconstrucción territorial contra la violencia de Estado y la concreción en la práctica de los Acuerdos de San Andrés Sakamch´en de Los Pobres, a 16 años de su firma, la cual es una ley vigente para los pueblos que luchan, por lo que saludamos a las Bases de Apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional por su ejemplo de ejercicio del derecho a la resistencia y a la autonomía en la que viven y siguen edificando.

11.-Nos manifestamos contra las desapariciones forzadas y sus efectos en Coahuila y en todo el país, como resultado de la guerra “anti-narco” declarada por el gobierno federal, que ha resultado en la militarización de todo el territorio nacional y más de 60,000 muertos, por lo que reconocemos la digna lucha de los familiares, compañeras y compañeros de Fuerza Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y México (Fundec, Fundem) y del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD).

12.- Exigimos el cumplimiento cabal de la Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso del Campo Algodonero, sobre los feminicidios en Ciudad Juárez y la interrelación entre este crimen de lesa humanidad y los efectos del TLCAN y la militarización.

13.-Reivindicamos la defensa y ejercicio de los derechos a la libre movilidad (a migrar, no migrar, y a no ser desplazado/a forzosa o arbitrariamente), a la hospitalidad, refugio, asilo, santuario, y asistencia humanitaria de nuestras hermanas y hermanos migrantes. No hay garantías para los derechos de las y los migrantes, rechazamos los retrocesos en reconocimiento de derechos reflejados en nuevas leyes de Migración, Refugio, Trata de Personas y sus reglamentos y en la nueva Ley Para la Atención y Protección de la Población Desplazada Internamente en el Estado de Chiapas.

14.-Manifestamos también nuestra preocupación por la destrucción del tejido comunitario que implica la migración y el desplazamiento forzado, que transforman a estos procesos en una forma adicional de violencia, reflejada en la Masacre de San Fernando (Tamaulipas) y las fosas comunes.

15.-Saludamos el proceso del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) y otros tribunales de conciencia como expresión y concreción posible de las aspiraciones de justicia, verdad, medidas de no repetición, para cerrar la brecha entre la legalidad y la legitimidad que caracteriza nuestra sociedad. Por lo que la presentación de diversos casos ante el TPP será un golpe a la medula de la impunidad promovida por las instituciones de gobierno, verbigracia la audiencia preliminar del eje sobre Migración, Refugio, y Desplazamiento Forzado a celebrarse en abril de 2012; la primera pre-audiencia del eje sobre Feminicidio y Violencia de Género y marcha en San Cristóbal que se llevará a cabo el 7 y 8 marzo, además de otras audiencias en donde se presentarán los casos emblemáticos de la Masacre de San Fernando y de Acteal entre otros.

16.-Por últimos afirmamos la necesidad de organizarnos en respuesta a las demandas de los pueblos que luchan, difundir y promover todas las formas de resistencias efectivas, incluyendo:

  • El desarrollo de una red de medios alternativos enfocados a la resistencia contra la violencia de Estado, estructural, y sistémica;
  • Las manifestaciones públicas a través de marchas y caminatas, entre otros;
  • Difusión amplia de las acciones de los pueblos, comunidades, organizaciones que luchan para la transformación social;
  • La implementación de la autonomía a través de los Acuerdos de San Andrés, tal y como los están haciendo los Pueblos Zapatistas y la comunidad de Cherán entre otras;
  • La promoción del arte y la cultura como la expresión de los pueblos en su construcción más sensible de humanidad y cambio radical a un mundo diverso;
  • La implementación de proyectos comunitarios autosuficientes y anticapitalistas;
  • La profundización en la espiritualidad de los pueblos, a través de ceremonias ancestrales para fortalecer el corazón de las alternativas en movimiento;
  • Fortalecer la memoria de nuestros ancestros, que son pilar de nuestra historia como pueblos, la memoria río que fluya para alimentar nuestras resistencias;
  • El amor como fundamento de la pasión, de nuestro compromiso, de darnos de sol a sol el sentido de nuestra lucha;
  • La urgencia de trabajar nuestro ser desde adentro, para ofrecer afuera nuestra fuerza y esperanza;
  • Reconocer los aportes de luchas y espacios específicos como ejemplos de alternativas y esperanzas concretas, que nos inspiren e iluminen;
  • Crear mecanismos de intercambio para la producción comunitaria, que generen autosuficiencia alimentaria, intercambio de saberes a través del trueque y cualquier forma que resquebraje la economía de mercado y de explotación;
  • La necesidad de impulsar el pensamiento crítico hacia las niñas, niños y jóvenes, a través de involucrarlos en las luchas con actividades culturales, teatro, danza, pintura, grafitti, creación literaria, entre otras expresiones del arte, para fortalecer nuestra memoria como pueblo que camina en una sociedad nueva e incluyente de todas y todos;
  • Las palabras que van juntándose una a una y que se convierten en verbo, en versos y en actos poéticos, en sí en poesía que ilumina nuestro chul´el, a través del canto y la danza de las alternativas en movimiento hacia la libertad.

Frente Sindical Campesino de Tabasco

Amnistía Internacional grupo Chiapas (AI-Chiapas)

Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas (CDMCH)

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas

Comité de Defensa de la Libertad Indígena, Xinich (CDLI-Xinich)

Colectiva Actoras de Cambio, Guatemala

Colectivo Ik

Colectivo Koman Ilel

Colectivo Utopía

Comité de Derechos Humanos j´Canan Lum, Teopisca

Comité Oralia Morales

Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC)

Comunidad Cherán

Comunidad Cuauhtémoc Cárdenas, Palenque

Comunidad El Pozo

Comunidad La Grandeza

Comunidad Napité

Comunidad Sakanchel

Coordinadora de grupos culturales indígenas y populares

Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga

Familias Unidas por los Desaparecidos de México

Fuerza Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y México (Fundec, Fundem)

Fundación Para la Justicia

Indignación

Iniciativa

Iniciativa para la identidad y la Inclusión (Inicia)

Jaguar de Madera

La Otra Campaña del ejido Jotolá

La Otra Campaña del ejido Tila

La Otra Campaña de San Sebastián Bachajón

Maderas del Pueblo del Sureste

Misión Guadalupe

Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD)

Nodo Solidale, Italia

Red Solidaridad con Chiapas / Rosario, Argentina

Refugio la 72/Centro de Derechos Humanos Usumacinta

Servicio Internacional Para la Paz (S!paz)

Servicio y Asesoría Para la Paz (Serapaz)

Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal

Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP-Capitulo México)

Voluntariado Nataté

radio
Koman Ilel / Frayba

Alternativas frente a la violencia del Estado

radio
Javier Sicilia

Javier Sicilia – LOS NUEVOS ODRES

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

(Texto escrito para el II Seminario Internacional de Reflexión y Análisis, Cideci/Unitierra, Chiapas)

Los nuevos odres

Javier Sicilia

Cada fin de año, La Universidad de la Tierra, vinculada con el zapatismo, realiza en san Cristóbal de la Casas, Chiapas, un coloquio sobre los movimientos antisistémicos. El año pasado, Javier Sicilia participó con una ponencia titulada: “Proporción y revolución” (Conspiratio 07). La presente entrega, con la que participó este fin de año, continúa con esa reflexión. En ella, retomando a los Padres del Desierto que salvaron a Europa cuando cayó del Imperio Romano, trata de analizar la manera en la que los Movimientos Sociales comienzan a generar lo nuevo frente al desmoronamiento de las instituciones de la modernidad.

No se echa vino nuevo en odres viejos, pues los odres reventarían, el vino se derramaría y los odres se echarían a perder. El vino nuevo se hecha en odres nuevos y los dos se conservan,

Mt. 9 17.

Uno de los grandes problemas de la percepción humana es que las realidades históricas en las que vivimos parecen haber estado siempre allí. Instituciones como el Estado, la economía, el mercado, las instituciones de servicio del mundo moderno y sus innumerables sistemas –el sistema burocrático, financiero, carretero, médico, educativo…– parecen, en la percepción del hombre contemporáneo, realidades inmutables cuyas crisis e injusticias pueden superarse. Así, desde la creación del Estado moderno y del capitalismo, las luchas políticas y sociales, nacidas del gran fracaso de las ideas que hicieron posible la revolución francesa –el momento, decía Hegel, de mayor libertad fue también el momento de mayor tiranía bajo el cadalso del terror y de la guillotina– no han sido otra cosa que intentos por hacer que el Estado y el capital encarnen en el sueño Ilustrado de la libertad, la igualdad y la fraternidad. Ya fuera bajo la lógica de los fascismos, del marxismo y sus variantes revolucionarias o del actual liberalismo económico, el objetivo ha sido domesticar al Estado, al capital y a los sistemas que nacieron de ellos para ponerlos al servicio de todos los hombres. Sin embargo, no se ha logrado. Lejos de ello, el fracaso, el malestar y el horror, bajo el imperio de cualquiera de esos sistemas ideológicos, han cundido por todas partes. No sólo los seres humanos se han instrumentalizado, es decir, han sido sometidos, humillados y destrozados en nombre de esos sueños que, a través del Estado, debían encarnar en la historia –los horrendos asesinatos del crimen organizado o desorganizado no son más que la forma sin contenido ideológico de esa instrumentalización humana que corre a lo largo de los tres últimos siglos de amar las abstracciones del hombre por encima de los seres humanos de carne y hueso–, sino que esas instituciones, a las que se ha intentado domesticar y dirigir para que sirvan a todos, están en una profunda descomposición y pronto colapsarán.

La razón es que, más allá de los límites de nuestras percepciones en las que siempre estamos atrapados, el Estado, el capital y sus sistemas, son una construcción histórica y, al igual que sucede con  toda construcción histórica, morirán, como algún día murió no sólo el imperio romano, el feudalismo, los absolutismos, la Iglesia como poder político, sino también las variantes más claramente ideológicas del Estado hobbsiano: los Estados fascistas y el Estado soviético. La realidad, también, es que la esperanza de esa sociedad perfecta, que nació de los sueños de la Ilustración –esos sueños que, como una confirmación de lo que vio Goya, han engendrado monstruos— y que nos vienen del sueño judeocristiano de un Reino donde imperaría la justicia, han resultado –y allí están las maneras en las que se asesina hoy– un absurdo criminal. Si en nombre de los seres humanos y de su felicidad, es decir, en nombre de la sociedad perfecta, no hemos cesado, desde la revolución francesa, de oprimir, asesinar y destrozar la felicidad cotidiana de los seres humanos que viven no en el futuro idílico sino el presente de cada momento histórico; hoy, se les sigue asesinado por la misma horrenda realidad, que los sueños abstractos de las ideologías encubrían, la nada, la pura voluntad de poder, para decirlo con Nietzsche, que está llena de nada.

No obstante, entre las fracturas profundas de esas construcciones históricas –los desastres económicos, la ineficiencia y corrupción de los partidos y de los gobiernos, el crecimiento de la miseria y del crimen, las devastaciones ecológicas, la criminalización de las protestas— comienza –al igual que ha sucedido cada vez que se desmorona una construcción histórica– a emerger algo nuevo. ¿De qué orden es? No lo sabemos. Lo nuevo es siempre tan tradicional, como el cultivo de las uva, y tan sorprendente como un vino nuevo. Quisiera, sin embargo, delinear algunos rasgos que creo comenzar a descubrir en esa novedad. Para ello, me serviré de una analogía histórica –siempre para comprenderse hay que mirarse en el espejo del pasado– a la que ya había aludido el año anterior en mi ponencia “Proporción y revolución”,[1] al tratar de aclarar lo que más allá de cierto lenguaje marxista –remanente de las instituciones que se resquebrajan– el zapatismo tiene de novedoso.

En el siglo IV, frente a las fracturas del imperio romano y como una manera de rescatarlo, Constantino I dio rango jurídico a una de las doctrinas religiosas que, por sus contenidos éticos y por su expansión por los territorios dominados por el Imperio, podía funcionar como una manera de apuntalar las corrompidas instituciones romanas: la Iglesia cristiana. Al conferirle a los obispos el mismo rango que a los magistrados romanos en las cuestiones jurídicas le permitió al Imperio darle nuevos contenidos a las urbs romanas: no sólo –algo que ya estaba en el derecho romano– tener ciudadanos romanos por adopción, sino también, por esa novedad que el cristianismo trajo al mundo: la caridad, atender y mantener bajo el control del imperio, a los extranjeros sin estatuto jurídico que invadían las urbs y que los cristianos llamaban prójimos, mediante órdenes caritativas de derecho social. Lo que en el Evangelio era una novedad de la libertad del amor: el prójimo es alguien al que decido amar más allá de las prescripciones y proscripciones jurídicas de mi étnia (un acto tan libre como gratuito y ajeno al poder que en las primeras comunidades cristianas se expresó por la costumbre de tener siempre un cabo de vela y una cama por si Cristo llegaba a tocar a la puerta en la figura de un desconocido), se convirtió, con la Iglesia oficializada por el Imperio, en un conjunto de instituciones al servicio de la administración de una projimidad  impersonal.

En ese contexto, un grupo de hombres de la joven cristiandad, abandonaron las ciudades del imperio para irse a vivir a los desiertos de Siria y Egipto. Seguramente intuyeron que la libertad del Evangelio era incompatible con un poder administrativo y una política de regulación. Lo que buscaban en los desiertos era paradójicamente el Paraíso.[2] No un lugar, con el que siempre han soñado los milenarismos y las utopías modernas nacidas de la revolución francesa, de abundancia y riqueza, sino un sitio donde pudieran vivir una nueva naturaleza, revelada en Cristo, y expresada en la sabiduría y el amor encarnado en la vida solitaria o común, llena de proporciones –lo que las sociedades modernas llaman despectivamente pobreza—y siempre abierta todos. Fueron ellos los que, un poco después de la caída del Imperio y la devastación de sus instituciones en el siglo V, rescataron, bajo la inspiración de la vida monástica articulada por San Benito, la civilización y crearon una forma de vida nueva que más tarde la Iglesia y los remanentes imperiales se encargarían de corromper, dejándola sólo como espacios simbólico de lo que fue la vida de las primeras comunidades cristianas y de la vida de los Padres del Desierto.

Vivimos, en este sentido, una realidad parecida. La crisis del Estado moderno y del modelo económico, han hecho emerger de sus fracturas un conjunto de movimientos contestatarios llamados antisitémicos. El zapatismo es uno de ellos. Lo son también los indignados, la llamada primavera de los países árabes, los occupy y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Lo que los asemeja a los Padres del Desierto es que han entrado en conflicto con los poderes de su tiempo. Lo que los diferencia, es que nosotros no hemos huido a los desiertos –ya nos los hay; los que aún existen están sometidos a los Estados y a las expansiones del capitalismo global y sus sistemas—y que hemos decidido enfrentar esos poderes. Sin embargo, mientras los Padres del Desierto trataron de crear un nuevo modo de vida basado en una vida austera de oración y de trabajo con sus manos, es decir, el de un nuevo estatus ontológico de libertad venido de Cristo, al margen del Estado y sus instituciones, los movimientos de hoy quieren, como un remanente del cerco de las percepciones y de las maneras en las que durante los últimos tres siglos otros movimientos se han enfrentado al poder, transformar al Estado. Hay en este sentido, algo nuevo y algo viejo en los movimientos antisistémicos. Los parteaguas históricos –como el de la caída del imperio romano o el desmoronamiento del Estado hobbsiano y de la economía moderna—generan franjas ambiguas donde lo nuevo no termina de delinear su rostro y lo consabido, que ya no sirve, continúa utilizándose para una transformación fundamental. Son, por lo mismo, momentos de profundos clarosocuros. En nuestro caso, lo nuevo es la conciencia de que tanto el Estado como la economía ya no responden a lo que se esperaba de ellos: ni cuidan la vida de los ciudadanos ni producen riqueza para todos –la suma de sus destrucciones y despojos es más profunda que la suma de sus producciones que invaden todo–. Lo nuevo, también, es que a diferencia de los movimientos sociales del pasado, no quieren el poder y en lo mejor de sí mismos son no-violentos Lo viejo es que creen todavía que el Estado y el mercado, que ya entraron en una descomposición fatal que terminará por destruirlos, pueden cambiar, transformarse o enmendarse. En medio de ellos, lo ambiguo. Cuando leí la Primera Declaración de la Selva Lacandona, lo que admiraba era la aparición del universo indígena que reclamaba su autonomía y la defensa de sus mundos. Lo que me alarmaba, era que también querían lo que los destruiría: el mundo de la modernidad expresado en un conjunto de sistemas propios del Estado moderno y su economía: lavadoras, escuelas, clínicas, etc. Algo parecido me encontré cuando visité a los occupy en Washington y Los Ángeles. La forma en la que viven es un proceso de autonomía –en medio de sus campamentos, levantados en parque públicos, dialogan entre sí, se organizan, se alimentan, mantienen limpio y cuidado su entorno y se apoyan unos a otros–. Están en los espacios de la ciudad que custodia el Estado, pero confrontados y al margen de él. Sin embargo, su accionar reclama al Estado y al mercado su inoperancia para incluirlos en el pastel. Son, dicen, el 99% de los excluidos que buscan las rebanadas que el Estado y el mercado les roba. Algo parecido sucede con los indignados y, habría que decir también, con los jóvenes de la primavera árabe –el caso del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad se mueve en el mismo territorio de la descomposición, pero es de otra índole y me referiré a él más adelante–. Lo ambiguo de estos movimientos está tanto en lo que son –una forma distinta de ser al margen del Estado y una respuesta a su resquebrajamiento–, como en lo que demandan a ese mismo Estado y a un sistema económico en descomposición que los ha desplazado. Si el Estado hobbsiano y la economía moderna no pueden darles lo que reclaman es porque se basan en lo que Iván Illich llama el “desvalor”. El concepto es complejo.[3] No existe en el diccionario. Pero en relación con el valor que, despojado de su sentido utilitario, está asociado con el bien, significa, en los términos de Illich, una destrucción de los ámbitos de comunidad, de sus culturas y del medioambiente, cuyo resultado es la pérdida del trabajo tradicional, es decir, proporcional y limitado, que hace posible la subsistencia, y su reemplazo por el desempleo, las mercancías y la lucha por acceder a ellas, es decir, la instalación de la violencia. Es, en síntesis, la destrucción del bien por el valor de lo inaccesible o, en otras palabras, la desvalorización del bien.  A pesar de que estos movimientos habitan ya lo nuevo, como un retorno al límite, a la proporción, al trabajo común, utilizando de manera limitada ciertas herramientas del mundo moderno, siguen creyendo, primero, que las tareas del Estado y la tareas económicas, cuya finalidad es el control de los seres humanos bajo burocracias y cadenas productivas, pueden todavía usarse en las realidades humanas, cuya dimensión no es el valor, sino el bien. Segundo, continúan creyendo en una dimensión ficticia del progreso, cuya realidad más evidente es la negación del pasado, de la tradición y de la convivencia, como desechos de la historia. Aunque el zapatismo, iluminado por la tradición de los pueblos indios y obligado a replegarse por la persecución del Estado, ha logrado descubrir la fuerza de sus saberes creando los Caracoles, creo que en su fondo continúa creyendo que es posible transformar al Estado para reproducir, en la lógica de las ideologías históricas, sus propios descubrimientos.

Esta crítica puede hacerse también al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. Sin embargo, hay ciertos matices en él. De alguna forma se parece al zapatismo. Nace, como él, de la visibilización de los negados por el sistema –no de los indígenas, sino de las víctimas de una guerra, consecuencia del pudrimiento del Estado y de una criminalidad que en la lógica del capital lleva a grados atroces la instrumentalización de lo humano–. Al igual que él tiene un lenguaje poético de altísima dignidad moral. A diferencia suya no tiene un ejército y ha apostado por un diálogo con todos los poderes y los sectores sociales para obligar al Estado a reparar la justicia y la paz. También, a diferencia suya, no nace de una comunidad ancestral que le ha permitido crear una sólida estructura comunitaria y proporcional al margen del Estado, sino, semejantes a los occupy, a los indignados y a los muchachos de la primavera árabe, es el fruto de ciudadanos, atomizados por el Estado y la economía, que el dolor y la exclusión ha reunido en un extraño común. Su fuerza no radica tanto en su confrontación con el Estado y los criminales, sino en la manera en que lo hace. Al dialogar, confronta la ancestral violencia de las ideologías por la disputa del poder y la administración del Estado; al recorrer el país, reunir a las víctimas en un abrazo y darles voz en el espacio público, usurpado por los poderes, rompe el cerco del poder y redescubre la vida comunitaria hecha de solidaridad, de límites, de apoyo mutuo y de relaciones personales. Por último, al besar a todos, reedita una antigua práctica de las primeras comunidades cristianas: la conspiratio, el intercambio de espíritus, a través del aliento, que simboliza la abolición de los estamentos., la reconciliación y la paz.

Ninguno de estos movimientos reformará al Estado ni al capital que está en el centro del malestar. Son, como digo, en analogía con los cristianos que partieron a los desiertos de Siria y Egipto, formas nuevas que, al mirarse en la tradición, emergen de las grietas de las instituciones modernas como preludio de lo que se gesta en medio de este nuevo desastre histórico. En esas condiciones no es posible saber, como tampoco lo sabían los Padres del Desierto, lo que estos movimientos aportarán al desmoronamiento para rehacer y preservar el mundo. Lo que, sin embargo, sabemos es que podemos mantenernos juntos, en un profundo diálogo, en un profundo apoyo y profundizando lo nuevo que emerge de nosotros al margen del Estado y de la economía, como formas pedagógicas de lo que el Estado y el capital han negado y se obstinan en continuar negando a pesar del desastre. No es otra cosa lo que esos Padres del Desierto hicieron mientras el imperio terminaba de desmoronarse. No es otra cosa tampoco lo que en el fondo, en las márgenes que a veces toman el centro, hacemos al expresar una vida de proporción, es decir, humana. Nuestras diversas formas de caminar, nuestras distintas maneras de organizarnos y de decir deben ser una invitación a los otros a reflexionar sobre lo que conviene hacer en determinado sitio y en determinadas circunstancias teniendo siempre en mente el bien como virtud y no como valor. Estas maneras de ser y de actuar son, como lo señalé en mi ponencia pasada, “Proporción y revolución”,[4] una manera no sólo de conservar el mundo que otros prepararon para nosotros, sino de hacerlo más habitable. Son los odres nuevos para el vino nuevo que se prepara por encima del horror y la desesperanza.

Además opino que ha que respetar los Acuerdos de San Andrés.


[1] Cf. Conspiratio 07, ¿Es posible la revolución”, Jus, México, pp. 48-58.

[2] Cf. Javier Sicilia, “El lugar del no-lugar: las Reducciones del Paraguay”, Ixtus 45, Jus, 2004, pp.80-84.

[3] Para una visión más profunda del concepto, Cf. “Desvalor”, en Iván Illich, Obras reunidas II, FCE, México, 2008, pp. 477-486.

[4] Cf. Conspiratio, op. cit.

radio
Pablo González Casanova

Pablo González Casanova – EL MOVIMIENTO MUNDIAL DE LOS INDIGNADOS DE LA TIERRA EMPEZÓ EN LA LACANDONA

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

EL MOVIMIENTO MUNDIAL
DE
LOS INDIGNADOS DE LA TIERRA
EMPEZÓ EN LA LACANDONA

Guión para unas palabras

01/01/2012
Pablo González Casanova

Si pensamos en el conocimiento y la acción de un movimiento mundial como el de los indignados, pronto advertimos que hay problemas teóricos y prácticos considerablemente distintos a los que se plantean en la academia, en los partidos y los gobiernos. Afortunadamente tenemos  la posibilidad de enriquecer nuestro conocimiento con las preguntas que los pueblos se hacen y con las respuestas que se dan.

Teorías y prácticas que vienen “de abajo y a la izquierda” tienen la originalidad de criticar al poder cuando éste se siente  distinto de la sociedad, y cuando se  separa de la sociedad.

Los nuevos movimientos del pueblo plantean una democracia que corresponda a las decisiones del pueblo, y que en caso de que se separe del pueblo dejará de ser democracia.

Depauperados y excluidos, “indignados” y “ocupas”  formulan teorías  que contienen un gran respaldo empírico. Se trata de explicaciones y generalizaciones basadas en una gran cantidad de experiencias. Se trata de conocimientos, de artes y técnicas que corresponden al saber y al saber al hacer de los pueblos, ese saber que tanto exaltara el antropólogo Andrés, y en que aparece, en vez del yo individualista, el nosotros tojolabal que Carlos rescatara para la filosofía de la solidaridad humana .

Teorías y prácticas tienen mucho de particular y también de universal…Y no exagero. Pensemos en la inmensa movilización de “los indignados” y “los ocupas” que luchan por otro mundo posible. Hoy,–escriben admirados dos profesores ingleses–: la movilización es gigantesca.  Nunca se había dado una de esta magnitud, y toda la movilización “empezó (añaden) en las junglas de Chiapas con principios de inclusión y de diálogo.”

Vemos así que “desde abajo y a la izquierda” y desde las selvas tropicales surge un movimiento que no sólo lucha por defender los derechos de los pueblos indios sino por la emancipación de los seres humanos.

Y ese movimiento universal en medio de sus diferencias vive problemas parecidos. Es más, encuentra soluciones parecidas para la creación de otro mundo y de otra cultura necesaria, a la que los pueblos  de los Andes  expresan como el bien vivir, “en que el vivir bien de unos no dependa del mal vivir de otros”.

A esas aportaciones que de los indios de América vienen se añaden muchas más que corresponden a las experiencias de múltiples culturas e historias y que  crean la  historia universal de la lucha por la libertad, por la justicia y por la democracia, lema que levantó el movimiento zapatista y que anda por el mundo entero no como eco sino como las voces de un pensar y querer parecido.

Y allí están las juventudes griegas que luchan contra el tributo de la deuda externa, están los movimientos de la primavera árabe a quienes los militares no pueden transar, están las asambleas de los indignados españoles que articulan intereses vitales que el sistema no puede satisfacer, están los jóvenes estadounidenses que ocupan Wall Street como centro del poder corporativo contra el que todos luchamos, o los jóvenes chilenos que dan su vida para que no les quiten sus escuelas y universidades..

En todas las movilizaciones hay mucho de común. Todas o casi todas coinciden con  “lo incluyente” y con “lo dialogal”, y un número cada vez mayor, con la idea de que el capitalismo corporativo es el origen de todos los problemas que afectan y amenazan a la humanidad.

Coinciden también en que la solución es esa democracia de todos para todos y con todos que no se delega, y que algunos llaman socialismo democrático o socialismo del siglo XXI y otros nomás democracia, y que es eso, y mucho más, pues es una nueva forma de relacionarse con la tierra y con los seres humanos…una nueva forma de organizar la vida.

Y es en medio de la riqueza y novedad de esta movilización mundial  como se captan  una serie de reflexiones  que vienen de abajo y a la izquierda y cuya respuesta busca el triunfo de los indignados y de los pobres de la tierra.

La riqueza de las reflexiones y llamados es enorme y exige la atención la profundización de algunos que enuncio escuetamente y en los que debemos trabajar más:

  1. El llamado a perder el miedo antes que nada, que el movimiento  zapatista destacó como un requisito para pensar y actuar.
  2. El no pensar sólo en “qué hacer” sino en “cómo lo hacemos”.
  3. El precisar con quiénes “lo hacemos” en las distintas circunstancias.
  4. El aclarar nuestras diferencias internas con un nuevo estilo de discutir y acordar.
  5. El rechazar terminantemente la lógica de la caridad. Y también la lógica del paternalismo, pues ambas ocultan la manipulación. Caridad y paternalismo  son la cara buena de la cultura autoritaria.
  6. Combinar la lucha por los derechos de los pueblos, los trabajadores y los ciudadanos con la lucha por la construcción de una sociedad alternativa en que los colectivos de los buenos gobiernos practiquen el “mandar obedeciendo”. Precisar con ejemplos en que consiste la práctica del mandar obedeciendo
  7. Dar los pasos necesarios para que el proyecto emancipador sea un proyecto realmente incluyente,  y dé lugar a un trato respetuoso de las diferencias de raza, sexo, edad, preferencia sexual, religión, ideología, nivel educativo.
  8. Redefinir los conceptos de la libertad, la igualdad, la fraternidad, la justicia, la democracia…Redefinirlos en la  vida cotidiana, en el aquí y el ahora.
  9. Aclarar que las redes no son sólo redes informáticas. Aclarar que se han organizado y se van a organizar redes de colectivos y de sistemas de colectivos que permitan el predominio de las organizaciones horizontales sobre el mercado y el estado, que estimulen la cooperación y la solidaridad frente al individualismo del mercado, y en que los en-cargados manden obedeciendo los lineamientos que las organizaciones horizontales les den y no se sientan ni un minuto por encima de ellas. Al mismo tiempo crear organizaciones centralizadas y descentralizadas, como el EZLN, o como las policías de los pueblos del sureste y como las autonomías municipales.
  10. Profundizar y promover los sistemas solidarios y cooperativos con flujos e intercambios que acerquen la producción, el consumo y los servicios, por ejemplo,  de educación, salud, seguridad social
  11. Actualizar constantemente los conocimientos sobre las contradicciones en el interior de los propios movimientos emancipadores, y no sólo sobre las contradicciones externas.
  12. Fomentar el respeto a la dignidad y a la identidad de personas y pueblos, sin caer en el individualismo o el aldeanismo, y antes cultivando la emancipación universal.
  13. Combatir el maniqueísmo, y ese tipo de discusiones que  invocan a los clásicos para comprender el aquí y el ahora e incluir sus narrativas y reflexiones en la memoria creadora de nuestras generalizaciones.
  14. Reconocer que en todos los grandes movimientos los pueblos –con una razón de enorme peso—no se inclinan por una revolución violenta sino por la ocupación pacífica y multitudinaria de la sociedad y de la tierra.
  15. Pensar que el 99%  de la humanidad va a ganar esta lucha y que de su triunfo y de la sociedad que construya dependerá la creación ecológica de un sistema terrestre sostenible, capaz de satisfacer las demandas vitales de una población creciente que hoy sufre hambre y frío por cientos de millones, y capaz de impedir que continúe un sistema económico-político en que la industria de guerra es el motor principal de la economía.
  16. Plantear cómo se lucha y gana pacíficamente en una guerra de “espectro amplio” como la diseñada por el Pentágono. Si uno de los  “espectros” es la guerra violenta y armada, podemos luchar en los otros que comprenden la guerra informática y cibernética, la guerra contra la educación, la guerra contra la cultura, la guerra económica con la deuda externa y derivados, la guerra social que deshace el tejido comunitario, familiar, de clase; la guerra ideológica y pseudo-científica neoliberal, cínica, re-colonizadora y neofascista: la guerra que destruye la biósfera y la guerra que siembra el terror acompañadas de la guerra inmoral para cooptar, macro-corromper y someter a una humanidad que se rinda y se venda.
  17. Insistir en que los pobres de la tierra y quienes estamos con ellos debemos enfrentar la guerra de espectro amplio en todos los espectros pacíficos posibles: en el terreno de la educación para pensar y hacer, en el terreno de la economía de la resistencia que cuida el pan y el agua, el fogón y el techo, los servicios de salud y  de seguridad; el tejido social de la familia y el de la comunidad, y el de una clase trabajadora que reestructure la unión necesaria de los trabajadores regulados y des-regulados; en la lucha ideológica contra las corporaciones, los líderes amarillos y las mafias que ocultan su guerra depredadora con otras guerras no menos infames –como las del terrorismo,  el narcotráfico y la confusión..Y estar cada vez más conciente de que la guerra actual de intimidación y corrupción busca sobre todo el despojo de lo territorios comunales, de las parcelas campesinas, de las tierras nacionales,  de los bosques y las minas, de los viveros de petróleo y de los mantos acuíferos; de los suelos y los subsuelos, de las costas y las sierras. Y no conforme con oprimir a los pobres entre los pobres y a los habitantes de la periferia mundial, en forma cada vez más abierta está empobreciendo a los sectores medios y privando de sus derechos y de su futuro a los jóvenes y los niños del mundo entero

Con los indignados de la tierra hemos de enfrentar la nueva política del azúcar y el garrote, de la corrupción y la represión macroeconómica que  emplea el capitalismo corporativo, con sus aliados y subordinados, Frente a sus intentos de intimidación y corrupción universal blandiremos  la moral de lucha y el coraje de  los pueblos.  Lo haremos, conscientes de que somos cada vez más y de que serán cada vez más quienes en el mundo entero luchen por lo que en 1994 sólo parecía ser una “rebelión indígena postmoderna” y que en realidad es el principio de una movilización humana considerablemente mejor preparada para lograr la libertad, la justicia y la democracia a que todos aspiramos.

Página 34 de 37« Primera...1020...3233343536...Última »