News:
image/svg+xml image/svg+xml
radio
Red Universitaria Anticapitalista

(Español) Solidaridad de la Red Universitaria Anticapitalista con la comunidad Otomí residente en Ciudad de México

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desde la Red Universitaria Anticapitalista nos sumamos a las voces que denuncian la represión del gobierno de la CDMX, encabezado por Martí Batres, en contra de la Comunidad Otomí residente en la Ciudad de México. Durante la madrugada de este lunes 16 de octubre, con policías y grupos de choque, Martí Batres ha intentado desalojar la Casa de los Pueblos Samir Flores Soberanes, un espacio de Resistencia que se ha convertido en referente para las luchas de los pueblos originarios y las luchas anticapitalistas.

Llamamos a todas las organizaciones sociales y a las personas de buen corazón a acompañar, en la medida de sus posibilidades, la defensa de la Casa de los Pueblos.

Solidaridad

Red Universitaria Anticapitalista

radio
UCIZONI

(Español) UCIZONI condena las agresiones cometidas por el gobierno de la ciudad de México en contra de la Casa Chiapas y de la Casa de los Pueblos Indígenas Samir Flores

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

UCIZONI condena las agresiones cometidas por el gobierno de la ciudad de México en contra de los y las ocupantes de la Casa Chiapas y de la Casa de los Pueblos Indígenas Samir Flores.

Basta de Represión.

radio
CONSEJO SUPREMO INDÍGENA DE MICHOACÁN

(Español) Comunidades indígenas de Michoacán repudian el intento de desalojo de la comunidad otomí residente de la CDMX

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Exigir una vivienda diga, es una forma más de defender el territorio: Consejo Supremo Indígena de Michoacán #CSIM

Alto a la represión y criminalización de la comunidad otomí residente a la cdmx

A LAS COMUNIDADES Y PUEBLOS ORIGINARIOS
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
AL PUEBLO DE MICHOACÁN
AL PUEBLO DE MÉXICO

Comunidades indígenas de Michoacán, a 16 de octubre de 2023.

K´eri Kunkorhekua Iretecheri, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán #CSIM; Consejo libre y autónomo, independiente de gobiernos, partidos políticos y órdenes religiosas, conformado por autoridades civiles, comunales y tradicionales de 70 comunidades originarias, informamos colectivamente lo siguiente:

Repudiamos totalmente el intento de desalojo con violencia de la comunidad indígena otomí residente en la Ciudad de México, de la Casa de los Pueblos Samir Flores Soberanes (antes edificio central del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, INPI), donde con exceso de violencia, cientos de granaderos trataron de desalojar a los compañeros y compañeras que luchan por el derecho a una vivienda digna.

Exigir una vivienda diga, es una forma más de defender el territorio, de ahí la importancia de la toma del INPI en la CDMX, la cual, a tres años de ocupación, en lugar de recibir diálogo y resolución a la problemática, el Estado mexicano responde con granaderos, represión y criminalización.

Pese al discurso oficial, en los hechos, el INPI es un elefante blanco que únicamente sirve para pagar los altos salarios de burócratas domesticados, que en nada ayudan a los pueblos originarios, por el contrario, dividen comunidades, obstaculizan procesos de autonomía y sirven como lacayos del poder, mientras los pueblos continúan en la pobreza, marginación y sin servicios básicos.

En Michoacán, en encargado del INPI Celerino Felipe Cruz, se ha encargado de obstaculizar procesos de autonomía, autogobierno y autodeterminación de las comunidades de Nahuatzen, San Matías el Grande y San Francisco Uricho, presentando recursos jurídicos en contra y ayudando a los municipios a dividir a las comunidades. En la práctica, el INPI es un instituto que está en contra de la libre autodeterminación de los pueblos originarios.

Compañeros de la comunidad otomí de la CDMX, no están solos, muchos pueblos y comunidades seguimos su incansable y justa lucha, desde aquí mandamos nuestra total solidaridad, si los tocan a ustedes, nos tocan a todos.

A 531 años de Dignidad, Resistencia y Lucha de nuestros Pueblos

A 27 años de la fundación del Congreso Nacional Indígena #CNI

A 3 años de la Toma del #INPI

¡No nos vendemos, No Claudicamos y No Traicionamos!

JUSTICIA, TERRITORIO Y AUTONOMÍA PARA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

CONSEJO SUPREMO INDÍGENA DE MICHOACÁN #CSIM

radio
Sexta Grietas del Norte

(Español) Pronunciamiento en solidaridad con la comunidad Otomí en resistencia y rebeldía en CDMX | Statement of solidarity with the Otomí Community in Resistance and Rebellion in Mexico City

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desde Estados Unidos, la red Sexta Grietas del Norte repudia la agresión de la policía de la Ciudad de México en contra de la comunidad otomí residente en esa ciudad e integrante del Congreso Nacional Indígena.

El día de ayer cerca de la medianoche, cientos de policías con escudos y equipo de ataque se presentaron en la Casa de los Pueblos Samir Flores ubicada en la Alcaldía Coyoacán. La Comunidad Otomí en Resistencia y Rebeldía cumplió tres años de ocupar ese lugar que antes fue una oficina de gobierno llamada “Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas” (INPI). Los y las otomíes ocuparon esas oficinas después de años de exigir soluciones de vivienda. La respuesta del gobierno, incluyendo el INPI, fue el usual paternalismo, desprecio y racismo y el ignorar la demanda.

Hoy, el gobierno de la ciudad encabezado por Martí Bartres y el partido Morena abre un frente más en esta guerra interminable contra los pueblos originarios. El gobierno envía sus policías para desalojar a los y las otomíes en vez de solucionar su demanda. Llegan marchando en formación militar, con armadura y escudo y golpeando el piso con sus toletes para amedrentar. La comunidad resistió, repelió el ataque y enfrentó a los policías. Hasta el momento, la policía no ha logrado entrar. Hay personas heridas y golpeadas, incluyendo adultos mayores, mujeres, y menores de edad.

Desde su ocupación el 12 de octubre de 2020, Casa de los Pueblos Samir Flores se convirtió en autentico espacio de los pueblos indígenas que ha estado abierto a pueblos, comunidades y colectivos que luchan por la vida y contra el capitalismo de muerte que nos oprime. Reivindicamos su derecho a una vivienda digna y exigimos respeto a su integridad física y cultural y a su derecho de protesta y organización. Demandamos que la Casa de los Pueblos Samir Flores no sea desalojada.

 

Alto a la represión contra la comunidad otomí
Viva el Congreso Nacional Indígena

Desde varias ciudades y regiones, personas y colectivos del llamado Estados Unidos,

Sexta Grietas del Norte

radio
Centro de Documentación sobre Zapatismo -CEDOZ

(Español) No al desalojo de la Casa de los Pueblos Samir Flores Soberanes, en la Ciudad de México

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Centro de Documentación sobre Zapatismo -CEDOZ
Madrid, 16 de octubre de 2023

Con evidente sorpresa, hemos tenido conocimiento que hace algunas horas, en la Ciudad de México, un numeroso grupo de granaderos, a las órdenes del gobierno de la ciudad, que preside Martí Batres, ha tratado de desalojar violentamente a la Comunidad Indígena Otomí residente en la Ciudad de México de la Casa de los Pueblos «Samir Flores Soberanes», sita en el que antes era el edificio del mal llamado Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, sin importarles que en el espacio estuvieran niños y ancianos.

La Comunidad Otomí “tomó” el espacio hace ya tres años, como respuesta al silencio del gobierno ante sus reclamos de vivienda y otros derechos básicos.

Desde la ciudad de Madrid, Estado Español, Slumil K’ajxemk’op, Planeta Tierra, reafirmamos nuestro apoyo a los hermanos, hermanas, hermanoas de la Comunidad Otomí, y les reiteramos que no están solas, al tiempo que exigimos al gobierno de la CDMX, que detenga los intentos de desalojo violento del inmueble y atienda los justos reclamos de la Comunidad Otomí.

Centro de Documentación sobre Zapatismo -CEDOZ
https://www.cedoz.org/

radio
Nodo de Derechos Humanos (NODHO)

(Español) Comunicado del Nodo de Derechos Humanos ante el intento de desalojo de la Casa de los Pueblos y Comunidades «Samir Flores»

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Hoy el Gobierno de la Ciudad de México decidió, en plena madrugada, intentar desalojar a la comunidad Otomí de la Casa de Pueblos y Comunidades “Samir Flores”. Seguramente los titulares de ésta mañana estaban listos con frases como “recupera el edificio”, aderezados con palabras como “choque” o “enfrentamiento”, comno se estila decir desde el poder cuando desde arriba se trata de aplastar a quienes desde abajo luchan por la dignidad. Pero la realidad es que la comunidad Otomí mostró que la digna rebeldía es capaz de resistir los cobardes madruguetes de quienes ven en el etnocidio una oportunidad para hacer de la ciudad un negocio o un botín electoral.

La soberbia, racismo e incapacidad de Marti Batres de ver el México que existe más allá de sus mezquinos proyectos le impide ver una verdad muy simple, nunca antes un edificio público había servido más a los pueblos indigenas de México que desde que el del INPI fue liberado por la comunidad Otomi. Lanzó éste operativo porque en su lógica el Estado es un patrimonio y el edificio del antes Instituto Nacional de los Pueblos Indigenas es de los funcionarios y burócratas en turno, no de los pueblos indigenas.

Para quienes gobiernan arriba lo indigena sólo les interesa cuando puede mercantilizarse como folcklore en los teatros y museos, como artesanía en las boutiques para turistas o como un conjunto de símbolos que usan con oportunismo e hipocresia cuando los tiempos electorales lo requieren, sea
haciéndose pasar por Otomies como Xochitl Gálvez o con escenas manipuladoras com de López Obrador entregando un bastón de mando a Claudia Sheinbaum.

Visto desde arriba, el edificio deberia ser el INPI para poder repartir limosnas a los pueblos que se busca desaparecer con megaproyectos extractivos. Para quienes luchan desde abajo ese edificio ha sido
un centro de diálogo entre pueblos, de fortalecimiento de sus identidades políticas, de organización de la defensa de sus territorios y de los ecosistemas que habitan y protegen.

El intento de desalojo usando al presuntamente desaparecido cuerpo de granaderos de la policia de la Ciudad de México y el paso de unos motociclistas disparando son un aviso, como muchos otros que han precedido a tragedias y crímenes de Estado. Arriba se avecina una pelea sucia y mentirosa llamada proceso electoral en donde las élites se disputarán quien va a administrar y monetarizar el infierno, una pelea que se seguirá pagando abajo con dolor y sangre.

Arriba tienen prisa por eliminar a todo aquello que no les sirve para controlar votos y ganar elecciones, sean comunidades Zapatistas en Chiapas o edificios ocupados en la Ciudad de México. Abajo, en todo el mundo, los ojos de gente honesta y digna están mirando directamente a la Casa de los Pueblos y Comunidades “Samir Flores”, vigilando que ese edificio pueda seguir sirviendo para y a quienes debe servir.

 

Nodo de Derechos Humanos (NODHO)

radio
Subcomandante Insurgente Moisés

Of sowings and reapings

October, 2023

Almost 15 years ago, in our words, the nightmare was forwarned. It was during a Semillero and it was through the voice of the deceased SupMarcos that we spoke. Here it goes:

Of sowings and reapings
(January 2009)

Maybe, what I am about to say has nothing to do with the main theme of this roundtable, or maybe it has.

Two days ago, the same day in which our word spoke of violence, the ineffable Condoleezza Rice, US government official, declared that what was going on in Gaza was the fault of the Palestinians, due to their violent nature.

The subterranean rivers that run through the world are able to change their geography, but they sing the same song.

And the river we now listen to sings of war and grief.

Not far from here, in a place called Gaza, in Palestine, in the Middle East, just next door, a heavily armed and trained army, from the Israeli government, continues its advance of death and destruction.

The steps it has followed so far are those of a classic military war of conquest: first a massive and intense bombardment to destroy “neuralgic” military posts (so they are called by military manuals) and to “soften up” resistance fortifications; then an iron grip on information: everything that is heard and seen “in the outside world”, that is to say, outside of the theatre of operations must be selected according to military criteria; now intense artillery fire over enemy infantry to protect the advance of troops to their new positions: after that an encirclement and siege to weaken the enemy garrison; then an assault to conquer the position by annihilating  the enemy; finally, the “cleansing” of the probable “nests of resistance”.

The military manual of modern warfare, with some variations or additions, is being followed step by step by invading military forces.

We don’t know much about this, and it is certain that there are specialists on the so called “conflict in the Middle East”, but from this corner, we have something to say:

According to the photos from news agencies, the “neuralgic” military posts destroyed by the Airforce of the Israeli government are houses, huts, civil buildings.

We have not seen any bunkers, barracks, military airports or cannon batteries among what has been destroyed. Then, we think, excuse our ignorance, that either the aircraft gunners have bad aim or in Gaza there are no such “neuralgic” military posts.

We don’t have the honor of having visited Palestine, but we suppose that in those houses, huts and buildings used to live people, men, women, children and elderlies, and not soldiers.

We have not seen resistance fortifications either, only debris.

What we have seen, is the so far futile effort to cordon off information and several governments of the world wavering between playing the fool or applauding the invasion, and a UN, already useless way back, publishing lukewarm press releases.

But wait. It now occurs to us that perhaps, for the Israeli government, these men, women, children and elderly people are enemy soldiers and, as such, the huts, houses and buildings where they live in are barracks that need to be destroyed.

And the enemy garrison that they want to weaken with the encirclement and siege of Gaza is none other than the Palestinian population living there. And that the assault will seek to annihilate that population. And that any man, woman, child or elderly person who manages to escape, by hiding from the predictably bloody assault, will then be «hunted down» so that the cleansing can be completed, and the military chief in command of the operation can report to his superiors «we have completed the mission.»

Excuse our ignorance again, perhaps what we are saying is, in fact, beside the point. And that instead of repudiating and condemning the crime in progress, as indigenous people and as warriors that we are, we should be discussing and taking a position on the discussion about  whether it’s  «Zionism» or «anti-Semitism», or that it was the Hamas bombs that started it.

Perhaps our thoughts are very simple, and we lack the nuances and the always very necessary marginal notes in the analysis, but, for us Zapatistas, in Gaza there is a professional army assassinating a defenseless population.

Who from below and to the left can remain silent?

-*-

Is it useful to say something? Do our screams stop any bombs? Is our word saving the life of a  Palestinian child?

We think that it is useful, maybe we will not stop a bomb nor will our word become an armored shield that prevents that 5.56 mm or 9 mm caliber bullet, with the letters «IMI» («Israeli Military Industry») engraved on the base of the cartridge, from reaching the chest of a girl or a boy, but maybe our word will manage to join with others in Mexico and the world and maybe first it will become a murmur, then a loud voice, and then a cry that will be heard in Gaza.

We don’t know about you, but we Zapatistas of the EZLN know how important it is, in the midst of destruction and death, to hear a few words of encouragement.

I don’t know how to explain this, but it turns out that words from afar may not be enough to stop a bomb, but they are as if a crack opened in the black room of death for a small light to slip through.

Otherwise, what will happen will happen. The Israeli government will declare that it has dealt a severe blow to terrorism, it will hide the magnitude of the massacre from its people, the big producers of weapons will have gotten an economic break to face the crisis and «world public opinion,» that malleable entity, always in tune with the situation, will turn to look the other way.

But not only. It will also happen that the Palestinian people will resist and survive and continue fighting, and continue to have sympathy for their cause from those below.

And perhaps a boy or girl from Gaza will survive too. Perhaps they will grow and, with them, anger, indignation, rage. Perhaps they will become soldiers or partisans for one of the groups fighting in Palestine. Maybe he or she will face combat against Israel. Maybe he or she does it by firing a rifle. Maybe by blowing himself up with a belt of dynamite sticks around his waist.

And then, up there, someone will write about the violent nature of the Palestinians and make statements condemning that kind of violence and there will be another debate about whether Zionism or anti-Semitism.

And then no one will ask who sowed what was reaped.

On behalf of the men, women, children and elderly of the Zapatista Army of National Liberation.
Subcomandante Insurgente Marcos
Mexico, 4rth of January 2009.

-*-

Those who were children then, almost 15 years ago, and who survived, well…

There are those who were responsible for sowing what is now being reaped, and there are those who, with impunity, repeat the sowing.

Those who just a few months ago justified and defended Putin’s Russia’s invasion of Ukraine, arguing its «right to defend itself from a potential threat», must now be juggling (or betting on forgetfulness) to invalidate that argument in relation of Israel.  And vice versa.

Today, in Palestine and Israel -and all over the world- there are children and young people learning what terrorisms teach: that there are no limits, no rules, no laws, no shame.

And no responsibilities.

-*-

Neither Hamas nor Netanyahu. The people of Israel will prevail. The people of Palestine will prevail. They only need to give themselves a chance and work hard at it.

Meanwhile, each war will continue to be only the prelude to the next, more ferocious, more destructive, more inhumane.

From the mountains of the Mexican Southeast,

Subcomandante Insurgente Moisés.
Mexico, October 2023.

 

radio
CNI-CIG

(Español) Denuncia del Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno por el Intento de Desalojo de la Casa de los Pueblos

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

A los pueblos y gobiernos de México y del mundo.
A los organismos de derechos humanos.
A los medios de comunicación.

Denunciamos que desde hace algunas horas un numeroso contingente de granaderos del gobierno de la Ciudad de México está tratando de desalojar con violencia a la Comunidad Indígena Otomí residente en la Ciudad de México de la Casa de los Pueblos «Samir Flores Soberanes» (antes edificio central del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas), incluidos niños, mujeres y ancianos indefensos.

Recordamos que este espacio está «tomado» por la Comunidad Otomí desde hace tres años exigiendo vivienda y un conjunto de derechos básicos, exigencias ante las cuales el gobierno ha guardado un vergonzoso silencio.

A tres años de la toma del INPI, ésta es la respuesta del gobierno hacia lxs compañerxs, ésta es la política del Estado hacia los pueblos originarios.

Llamamos a las organizaciones y colectivos solidarios con las luchas del CNI y de los pueblos originarios a no dejar sola a la Comunidad Indígena Otomí en estos momentos.

Exigimos a los gobiernos de la Ciudad de México y federal a detener este violento desalojo.

!!!ALTO AL DESALOJO DE LA CASA DE LOS PUEBLOS SAMIR FLORES SOBERANES!!!
!!!ALTO A LA GUERRA CONTRA NUESTROS PUEBLOS!!!

POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS!!!
NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS!!!

México, 16 de octubre de 2023.
CONGRESO NACIONAL INDÍGENA/CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO

radio
Contrahegemoníaweb

(Español) Todos indios ningún vaquero

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Anacleto Molinari | Contrahegemoníaweb

Al amanecer del sábado 7 de octubre de 2023 el universo humano dio un vuelco. El reloj del fin de la vida aceleró su mecanismo. Ese día, muy cerca de donde dicen que nació Jesús de Nazaret, militantes de una milicia islámica palestina conocida como Hamás, atacaron bélicamente y con armas de alto poder algunas poblaciones cercanas a la frontera de Gaza; causaron varios disturbios violentos, asesinaron a cientos de civiles, raptaron a otros tantos que mantienen como rehenes, desplegaron con destreza un arsenal importante de armas y dispararon innumerables misiles.

Esta agresión producida por guerrilleros musulmanes en el Medio Oriente, calificada por el primer ministro israelí como un “ataque sorpresivo y asesino contra Israel”, ha alterado inmediatamente la prioridad internacional del gobierno americano, al otro lado del globo. Washington que no tenía ojos más que para Ucrania en su guerra contra Rusia, hoy pone su atención desmedida al apoyo de la entidad sionista. Tal como lo apunta la periodista y geopolítica rusa Liu Sivaya, en una sola noche el mundo se ha vuelto más peligroso y todos los países donantes de Kiev podrían reconsiderar por ello su estrategia de asistencia militar a Ucrania y hasta cortarla, por su propia seguridad futura.

El gobierno israelí ha respondido a tan insolente provocación de Hamás con un talante vengativo y virulento y se ha ido en contra de la población palestina, la civil, inocente y en todo caso, vulnerable gente de a pie, en la Franja de Gaza, donde aviones israelíes han bombardeado en estos primeros días de conflicto, toneladas de misiles sobre el territorio densamente poblado, en la costa del Mediterráneo, además de cortar los suministros de energía y agua en los hogares, conminando a los palestinos a desterrarse voluntariamente, ante el advenimiento del infierno que les promete, montará sobre sus casas y sus muertos. Pero, ¡atención humanidad dormida! Occidente no condena esta guerra expansionista de Israel contra el pueblo palestino, definitivamente no emitirá sanciones económicas para su aliado mítico e incondicional. Por el contrario, en nombre del honor y a causa de la ofensa, los Estados Unidos se aprestan a apoyar y a defender el derecho de Israel a atacar gente inocente, cuyo territorio fue colonizado primero por la Gran Bretaña y posteriormente ocupado por lo que hoy es el Estado de Israel.

(Continuar leyendo…)

radio
Frayba

(Español) Libertad para el preso político Manuel Gómez Vázquez

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desde diciembre de 2020, Manuel Gómez Vázquez, joven maya tseltal, base de apoyo del EZLN, ha estado preso injustamente por un delito que no cometió. Fue falsamente acusado por autoridades comunitarias, torturado por éstas y después procesado penalmente bajo la intervención en complicidad de la Fiscalía de Justicia Indígena, quien participó en la prolongación de su detención, desaparición forzada y fabricación de pruebas en su contra.

La prisión de Manuel Gómez Vázquez es parte de un patrón sistemático de criminalización a defensores indígenas por parte del gobierno de Chiapas, por medio de acusaciones falsas, tortura, utilización de testigos falsos y otros medios, con la intención de castigar ejemplarmente la defensa de los derechos humanos, de la tierra y del territorio.

(Ve el sitio especial del Frayba “Fábrica de Culpables – Detención Arbitraria“.)