Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

A LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
AL PUEBLO DE MÉXICO

Comunidades indígenas a 19 de julio de 2023

Han transcurrido 49 años de impunidad e injusticia, casi medio siglo en el que comunidades indígenas incansablemente siguen buscando memoria, verdad y justicia para los desaparecidos del pueblo p’urhépecha:  José de Jesús Guzmán Jiménez; y sus hijos Amafer, Solón Adenauer, Armando y Venustiano Guzmán Cruz, los cinco originarios de la comunidad indígena de Tarejero en Zacapu, Michoacán, México.

Ellos fueron detenidos, torturados y desaparecidos en el mes de julio de 1974 por el Ejército Mexicano y la entonces policía política, la Dirección Federal de Seguridad (DFS), siendo trasladados a la XXI Zona Militar en Morelia y posteriormente al Campo Militar No.1 en CDMX, por ser luchadores sociales, opositores políticos y soñadores de un mundo mejor.

Por casi cinco décadas, sus familiares, organizaciones no gubernamentales de los derechos humanos y comunidades originarias han exigido justicia para la familia Guzmán Cruz, pero el Gobierno Federal ha respondido con negación, indiferencia y represión.

Hoy, el gobierno de la llamada 4T, continúa sin resolver las desapariciones forzadas por motivos políticos ocurridas durante la segunda mitad del Siglo XX, las desapariciones de los defensores de los bosques y del territorio de las comunidades indígenas y mucho menos, las miles de desapariciones acontecidas en los últimos sexenios. La impunidad e injusticia imperan en nuestro país y día a día la grave crisis de los derechos humanos aumenta. Si no hay justicia para los desaparecidos del pasado, mucho menos lo habrá para los del presente.

Las desapariciones de 5 integrantes de la familia Guzmán Cruz, fueron denunciadas ante instancias locales, estatales, nacionales e internacionales, a la fecha, el caso se encuentra en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos #CIDH quien declaró admisible el caso el 12 de julio de 2013, posteriormente, el 7 julio de 2017 se llevaron a cabo las audiencias de fondo y actualmente, el caso se encuentra en espera del dictamen final. 10 años lleva la familia Guzmán luchando en instancias internacionales.

Hoy como Congreso Nacional Indígena #CNI y Concejo Indígena de Gobierno #CIG, hacemos un llamado atento, enérgico y urgente a la CIDH para que emita su resolución de fondo, toda vez que la justicia retrasada, es justicia denegada. Ni perdón ni olvido.

COMISIÓN DE COORDINACIÓN Y SEGUIMIENTO DEL
CONGRESO NACIONAL INDÍGENA Y CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO