News:

World

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Palestina Libre

(Español) [14 enero – San Cristóbal] Boicot a Starbucks por Palestina

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Les invitamos a participar en la acción en boicot a Starbucks el domingo 14 de enero desde las 6 pm. Estaremos compartiendo café frente al Starbucks del centro de san Cristóbal de las Casas, Chiapas, a un costado de la plaza central. Trae tu taza y pan para compartir. Tendremos mesa de información y venta de stickers.

¡Difunde y participa!
¡No dejemos de hablar de Palestina!

#palestinalibre
#BoicotAStarbucks
#dbs
#AltoAlGenocidioEnGaza
#FreePalstine
#SanCristobaldelasCasas

radio
Acción Global por Palestina

(Español) [13 enero – CDMX] Marcha “¡Alto al genocidio en Palestina!” – 16h

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Acción Global por Palestina

Marcha
“¡Alto al genocidio en Palestina!”
13 de enero
16 horas
Embajada de Estados Unidos – Zócalo

Lleva veladoras para encenderlas al final de la marcha

radio
Noticias de Abajo

(Español) Noticias de Abajo ML – 11 enero 2023

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

(Descarga aquí)  

ROMPIENDO FRONTERAS

  • PALESTINA: 3 MESES DEL HORROR GENOCIDA DE ISRAEL CONTRA LA OCUPADA PALESTINA. Con la complicidad de Israel, EUA e Inglaterra, más de 20 mil víctimas donde casi la mitad son infancias. Info en: Palestina Hoy y PalestinaMX
  • ARGENTINA: Defensa popular de la vida ante un nuevo Estado totalitario y pro capitalista. Se está convocando a un paro nacional a pesar de las amenazas oficiales.
    Info en: La Conquista del Pan y RNMA
  • ECUADOR: Crisis de violencia en Ecuador por la narcopolítica y la corrupción. Motines y crisis de derechos en cárceles. La respuesta del Estado es la Militarización del país y declaración de guerra interna. INfo de: Ecuador Today e Indymedia Argentina.

DESDE LA REGIÓN MEXICANA

  • CHIAPAS: ZAPATISMO: 30 AÑOS DE SER EJEMPLO DE LUCHA
    Los pueblos zapatistas del sureste mexicano realizaron una jornada de actividades para celebrar y celebrarse sus 30 años de caminar en su lucha por la libertad y la justicia. Con teatro, danza, poesía, murales, una parada de sus milicianas y milicianos muy al modo zapatista, mucho baile y con la consigna del «trabajo común» se festejaron y ratificaron sus principios que son ejemplo de vida. Info: Noticias de abajo
  • CHIAPAS: Acteal recuerda a sus mártires para refrendar su lucha por la paz y la justicia a 31 años de su nacimiento y a 26 de la masacre contrainsurgente. En el marco de la conmemoración se realiza Encuentro de Comunicación Comunitario.
radio
Movimiento por Justicia del Barrio

(Español) [San Cristóbal – 6 enero] Charla y proyección con el Movimiento por Justicia del Barrio

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Otro Mundo, Otro Camino, Otro Barrio: Abajo y a la Izquierda

Charla y proyección con el Movimiento por Justicia del Barrio, La Otra Nueva York – La lucha digna de migrantes en contra de la política xenófoba anti-inmigrante en los Estados Unidos bajo los malos gobiernos de Trump y Biden.

En el corazón digno y moreno de Nueva York, los migrantes que integran el Movimiento por Justicia del Barrio han creado una resistencia comunitaria en contra del desplazamiento neoliberal y toda forma de opresión.

L@s integrantes de Movimiento han organizado cuadra por cuadra y puerta por puerta para construir un movimiento por dignidad y justicia -desde abajo y a la izquierda. Implementando varios principios y prácticas de l@s zapatistas en su lucha diaria este movimiento de vecinos migrantes ha articulado una expresión orgánica del “Zapatismo” en el contexto urbano.

Sábado, 6 de enero a las 7 pm en El Paliacate espacio cultural Av. 5 de Mayo #20 Colonia Centro, San Cristóbal de Las Casas

Representantes de Movimiento compartirán sus experiencias combatiendo a políticos corruptos, instituciones gubernamentales, y corporaciones multinacionales, en la lucha por “otro Barrio”. De esta forma, ofrecerán ejemplos concretos de cómo el zapatismo está vivo a miles de millas de Chiapas. Como organización adherente a la Sexta Declaración, también hablarán de cómo han logrado integrar la lucha de solidaridad con los pueblos indígenas de México en su agenda cotidiana.

radio
Movimiento de Mujeres de Kurdistán

(Español) Saludo del Movimiento de Mujeres de Kurdistán para el EZLN en el 30 aniversario del levantamiento

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

En ocasión del 30 aniversario del levantamiento zapatista, el Movimiento de Mujeres de Kurdistán envía este saludo para el EZLN.

radio
mate amargo

(Español) Hamas gana la batalla de la narrativa a Israel

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Carlos Fazio (*)

En medio de las expectativas generadas por la llegada a Israel del asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, para discutir con el Gabinete de Guerra del Estado sionista el momento de poner fin a los bombardeos de saturación indiscriminados en la Franja de Gaza y las estrategias para pasar a una fase de menor intensidad, así como un eventual nuevo intercambio de prisioneros, van surgiendo algunos elementos que permiten constatar que, en la coyuntura, Hamas, la Jihad Islámica y los otros grupos de la resistencia palestina han logrado ganar la batalla de la narrativa al eje conformado por Washington-Tel Aviv-Bruselas.

La entente conformada por Estados Unidos, la OTAN e Israel sigue firme en sus intentos de aniquilar a Hamas. Mo obstante, medios occidentales como la revista estadunidense Foreign Affairs, han destacado la capacidad de Hamas de mantenerse fuerte hasta el momento, con una dirección organizada, presencia mediática y una red de apoyo internacional, lo que demuestra que el pretendido objetivo de Israel y el Occidente colectivo de exterminar al grupo político-militar palestino está lejos de lograrse y pone en serias dudas las discusiones sobre el futuro de gobernanza en la Franja de Gaza.

Asimismo, el diario de Tel Aviv Haaretz consignó que, ante la férrea resistencia, el ejército israelí enfrenta dificultades para avanzar en las áreas de infiltración en la Franja de Gaza, lo que genera tensión en el alto mando castrense respecto a los objetivos de la guerra y el tiempo asignado para lograrlos. De acuerdo con el matutino, el ejército israelí no tiene una imagen de inteligencia completa sobre las ubicaciones donde Hamas y la Jihad Islámica oculta a poco más de un centenar de retenidos desde el pasado 7 de octubre, y no duda de que la continuación de la guerra no convencional asimétrica en curso ponga en peligro sus vidas.

(Continuar leyendo…)

radio
EZLN

EZLN | Twelfth part: Fragments.

Twelfth part: Fragments
Fragments of a letter written by Subcommander Insurgent Moises, sent a few months ago, to a geography distant in space but close in thought:

“Sixth Zapatista Commission.
Mexico.

April 2023

(…)

Because then it would be something like, in the face of the terrible storm that is already hitting every corner of the planet, even those who thought themselves safe from all evil, we did not see the storm.

I mean, we don’t just see the storm, and the destruction, death and pain that it brings. We also see what comes next. We want to be the seed of a future root that we will not see, which will then be, in turn, the grass that we will not see either.

The Zapatista vocation, if someone pushes us to a laconic definition, is “to be a good seed.”

We do not intend to leave for inheritance a conception of the world to the next generations. Neither to inherit our miseries, our resentments, our pain, our phobias, or our philias. Nor for them to be a mirror with a more or less approximate image of what we assume is good or bad.

What we want to leave for inheritance is life. What other generations do with it will be their decision and, above all, their responsibility. Just as we inherited life from our ancestors, we took what we considered valuable, and we assigned ourselves a task. And, of course, we take responsibility for the decision we made, for what we do in order to accomplish that task, and for the consequences of our actions and omissions.

When we say that “It is not necessary to conquer the world, it is enough to do it again”, we move away, definitively and irremediably, from the current and previous political conceptions. The world we see is not perfect, not even close. But it is better, without a doubt. A world where everyone is who they are, without shame, without being persecuted, mutilated, imprisoned, murdered, marginalized, oppressed.

What is that world called? What system supports it or is dominant? Well, that will be decided, or not, by those who live there.

A world where the desires to hegemonize and homogenize learn from what they caused in this time and other times, and fail in that world to come.

A world in which humanity is not defined by equality (which only hides the segregation of those who “are not equal”), but by difference.

A world where difference is not persecuted, but celebrated. A world in which the stories told are not those of those who win, because no one wins.

A world where the stories that are told, whether in intimacy, or in the arts, or in culture, are like those that our grandmothers and grandfathers told us, and that teach not who won, because no one won and, therefore, nobody lost.

Those stories that allowed us to imagine terrible and wonderful things and in which, between the rain and the smell of cooking corn, coffee and tobacco, we managed to imagine an incomplete world, yes, clumsy too, but much better than the world that our ancestors and our contemporaries have suffered and are suffering.

We do not intend to leave for inheritance laws, manuals, worldviews, catechisms, rules, routes, destinations, steps, companies, which, if you look closely, is what almost all political proposals aspire to.

Our goal is simpler and terribly more difficult: to leave life for inheritance.

(…)

Because we see that this terrible storm, whose first gales and rains are already hitting the entire planet, is arriving very quickly and very strongly. So, we don’t see the immediate. Or yes, but according to what we see in the long term. Our immediate reality is defined or in accordance with two realities: one of death and destruction that will bring out the worst in human beings, regardless of their social class, their color, their race, their culture, their geography, their language, their size; and another of starting over, from the rubble of a system that did what it does best, that is, to destroy.

Why do we say that the nightmare that already exists, and that will only get worse, will be followed by an awakening? Well, because there are those, like us, who are determined to look at that possibility. Minimal, it’s true. But every day and at all hours, everywhere, we fight so that this minimal possibility grows and, although small and unimportant –just like a tiny seed—, it grows and, one day, it becomes the tree of life that will be of all colors or won’t be at all.

We are not the only ones. In these 30 years we have leaned out into many worlds. Different in ways, times, geographies, own stories, calendars. But equal only in the effort and the absurd gaze placed on an untimely time that will happen, not because of destiny, not because of divine design, not because someone loses so that someone wins. No, it will be because we are working on it, fighting, living and dying for it.

And there will be a meadow, and there will be flowers, and trees, and rivers, and animals of all kinds. And there will be grass because there will be roots. And there will be a girl, a boy, a child who will be alive. And the day will come when she/he will have to take responsibility for the decision she/he makes about what to do with that life.

Isn’t that freedom?

(…)

And we will tell you the story of the indigenous woman of Mayan roots, over 40 years old, who fell dozens of times while learning to ride a 20-wheeled bicycle. But also, got up the same number of times and is now riding a 24 or 26-wheeled bicycle and, with it, she will reach the medicinal plants courses.

Of the health promoter who will arrive on time, to a remote community without a paved road, to administer anti-viper serum to an elderly man attacked by a nauyaca viper.

Of the indigenous, autonomous authority who, with her ‘nagüa’ and her ‘morraleta’, will arrive on time to an assembly of “as women that we are” and will be able to give the talk on feminine hygiene.

And that, when there was no vehicle, gasoline, driver or passable road, to the extent of our development and possibilities, health would reach a champa in a corner of the Lacandon jungle.

A champa where, around a stove, raining and without electricity, the education promoter will arrive, also by bicycle, and, among the smell of cooked corn, coffee and tobacco, she will hear a terrible and wonderful story, told in the voice and tongue of an old woman. And in that story there will be talk about Votán, who was neither man nor woman nor “otroa”. And it was not one, but many. And she will hear her say: “that is what we are, Votán, guardian and heart of the people.”

And that, already at school, that education promoter will tell the Zapatista boys and girls that story. Well, more like the version that she will make of what she remembers having heard, because it couldn’t really be heard, due to the noise of the rain and the muffled voice of the woman who was telling the story.

And about “the cumbia of the bicycle” that some musical youth group will create and that will relieve us all from hearing “the cumbia of the frog” for the umpteenth time.

And our dead, to whom we owe honor and life, perhaps will say “well, we have finally entered the age of the wheel.” And at night they will look at the starry sky, without clouds to hide it, and they will say “Bicycles! From there, the spaceships follow.” And they will laugh, I know. And someone alive will start a tape recorder and a cumbia will be heard that all of us, the living and the dead, hope is not “la del moño colorado.” 

(…) 

From the mountains of the Mexican southeast.
In the name of the Zapatista boys, girls, men, women and ‘otroas’.
Subcommander Insurgent Moisés.
General Coordinator of the “Tour for Life”.
Mexico, April 2023.”

These fragments are taken from the original, and with the authorizations of the sender and recipient.
I attest.

The Captain.
November 2023

radio
Democracy Now!

The Undressed Wounds of Gaza

By Amy Goodman & Denis Moynihan

Em Berry recently published a poem, “Because of Us,” that reads,

This morning I learned
The English word gauze
(finely woven medical cloth)
Comes from the Arabic word […] Ghazza
Because Gazans have been skilled weavers for centuries

I wondered then

how many of our wounds
have been dressed
because of them

and how many of theirs
have been left open
because of us

Berry’s poem is painfully timely, as the Israeli military, after weeks of bombing civilian targets (including schools, hospitals and ambulances) has expanded its ground invasion, attacking hospitals directly with tanks and troops.

According to the World Health Organization (WHO), 26 of Gaza’s 36 hospitals are non-functional, denied electricity, fuel, supplies and damaged by Israel’s assault. Inoperable incubators, respirators, and dialysis machines have left patients to die. Staff trapped at Al-Shifa, Gaza’s largest hospital, dug a mass grave to bury over 180 dead patients.

Israel has also killed an estimated 200 medical workers. Among them, Dr. Hammam Alloh, a 36-year-old internist and nephrologist at Al-Shifa, killed along with his father, father-in-law and brother-in-law on Saturday, November 11th, when Israel shelled his home. He is survived by his wife and two young children.

Dr. Alloh spoke on the Democracy Now! news hour on October 31st, two weeks before his death:

“The few trucks that were allowed in with aid to Gazan people is almost nothing compared to what we need,” Dr. Alloh said. “Water, gloves and gauze, this is not what we are looking for. We are looking for devices, medications… for providing real healthcare for people in need.”

Days earlier, Dr. Alloh made an excruciating decision, ordering his staff to stop resuscitating an older patient, as the hospital lacked a working ventilator for her, so, even if successfully resuscitated, the patient would still die. He instructed the doctors and nurses to triage care, saving those with a chance of survival.

Despite Israel’s constant bombardment and approaching ground invasion, Dr. Alloh refused to leave:

“If I go, who treats my patients? We are not animals. We have the right to receive proper health care. So we can’t just leave,” he said. “You think I went to medical school and for my postgraduate degrees for a total of 14 years so I think only about my life and not my patients?…This is not the reason why I became a doctor.”

That brave decision cost Dr. Hammam Alloh his life. A family member wrote Democracy Now!, saying his body remains buried under rubble. Al-Shifa, meanwhile, has become a war zone.

Dr. Alloh with his children

“If I should choose today between hell and Al-Shifa, I would choose hell,” Dr. Mads Gilbert, a Norwegian physician with decades of experience in Gaza, said on Democracy Now! He tried repeatedly to get into Gaza in recent weeks, to get to Al-Shifa, without success. “Twenty out of the 23 ICU patients had died. Seventeen other patients died because of lack of supplies, oxygen and water. And three, if not five, of the 38 premature newborns have died because of this slow suffocation that the Israeli occupation army is exposing all the hospitals to…I’m out of words to describe this systematic, man-made slaughtering of patients in civilian hospitals.”

While words may fail Dr. Mads Gilbert, those of the late Dr. Hammam Alloh on Democracy Now! offer a posthumous call to action:

“We need this war to end, because we are real humans. We are not animals. We have the right to live freely…we are being exterminated. We are being mass[ive]ly eradicated. You pretend to care for humanitarian and human rights, which is not what we are living now. To prove us wrong, please do something.”

At least 1.6 million Palestinians have been displaced by Israel’s war on Gaza, out of the enclave’s population of 2.3 million. Earlier this week, Israel dropped leaflets on the southern Gaza city of Khan Younis, warning residents to flee – many for the second time, after fleeing northern Gaza.

The United Nations Security Council passed its first resolution Wednesday, after four previous, failed attempts, calling for extended humanitarian pauses in Gaza, with the United States abstaining.

The late Palestinian poet Mahmoud Darwish, as a child, survived the 1948 Nakba, Arabic for “catastrophe,” when 750,000 Palestinians were driven from their homes and 15,000 were killed during Israel’s founding. Darwish lived much of his life in exile and was a critic of Hamas. He wrote in his poem, “To A Young Poet,”

“A poem in a difficult time
is beautiful flowers in a cemetery.”

As the WHO warns Gaza’s hospitals are becoming cemeteries, it’s time to heed the poets and the doctors, stop the killing, end the occupation, and dress the open wounds of war.

radio
Avispa Midia

(Español) Estallan protestas en EEUU contra Israel durante cumbre de las mayores economías del mundo

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Fuente: Avispa Midia

Por Ñaní Pinto

Foto por Noah Berger/AP

Diversas protestas se han hecho notar en San Francisco, California, Estados Unidos, desde que arrancó la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en su edición a realizarse entre 15 y 17 de noviembre, que tiene por tema central Crear un futuro resiliente y sostenible para todos. Entre los participantes figuraran los jefes de Estado de China, Estados Unidos y el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

El APEC es un mecanismo transpacífico que, en este año 2023, ha estado presidido por los EEUU con temas económicos regionales. Ha sido concebido por Australia y Japón en 1989, para “promover el crecimiento económico y el bienestar a partir de la liberalización del comercio y la inversión en la región de Asia Pacífico”, reza la convocatoria de los convocantes. Hoy las 21 economías presentes en el foro representan casi el 40% de la población mundial, cerca del 50% del comercio mundial y más del 60% de las exportaciones de bienes estadounidenses.

En las inmediaciones del Moscone Center, el lugar donde se lleva acabo el evento, diversos grupos de manifestantes han expresado su descontento por los ataques contra Palestina y por el apoyo que ha dado Estados Unidos a Israel, bloqueando el acceso a la sede de la cumbre. Con pancartas y consignas pidieron el cese de los ataques israelíes y lamentaron las pérdidas de vidas palestinas, las cuales ya suman más de 11 mil 200 personas.

Foto por Noah Berger/AP

Simultáneamente, otro grupo de manifestantes bloqueó un lado del puente en la bahía de San Francisco (Bay Bridge), sumando en un mismo tono de exigencia, “¡alto a los ataques sobre Palestina!”. Los manifestantes utilizaron diversas tácticas, como bloquear el flujo0 vehicular con sus propios automóviles, acostarse en el suelo cubiertos con sábanas ensangrentadas, hasta encadenarse a la estructura del puente, desafiando su arresto.

El bloqueo, según la Patrulla de Caminos de California, informó que desde las 7:42 am el flujo vehicular se había atascado por varios kilómetros a lo largo de las autopistas que se extienden hasta el Este de la Bahía.

Estas protestas han pretendido llamar la atención sobre el conflicto en Palestina y la implicación de Estados Unidos en el mismo, aprovechando la presencia de líderes mundiales en la cumbre APEC. Al final fueron brutalmente reprimidos. Medios locales reportan que han sido detenidas al menos medio centenar de manifestantes.

radio
Avispa Midia

(Español) Cerrando el Puerto de Tacoma: No more weapons to Israel

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Fuente: Avispa Midia

por CrimethInc

Desde el 7 de octubre, el ejército israelí ha matado a más de 10.000 personas en Palestina, casi la mitad de las cuales eran niños y niñas. En respuesta, personas de todo el mundo se han movilizado en solidaridad. Muchas personas están buscando formas de proceder, desde exigir un alto el fuego hasta utilizar la acción directa para impedir que el gobierno de Estados Unidos canalice armas a Israel. A pesar del frío reinante el lunes 6 de noviembre, varios centenares de personas se presentaron en el puerto de Tacoma, en el estado de Washington, para bloquear el acceso a un buque de transporte marítimo que tenía previsto entregar material al ejército israelí.

En el siguiente texto, los y las participantes repasan la historia de los bloqueos portuarios en el estrecho de Puget, comparten su experiencia en la protesta y tratan de ofrecer inspiración para continuar la solidaridad transoceánica.

Aumento de la resistencia

El jueves 2 de noviembre, manifestantes que protestaban contra los bombardeos y la invasión de Gaza bloquearon una autopista en Durham (Carolina del Norte) y cerraron la 30th Street Station de Filadelfia. A primera hora del viernes 3 de noviembre, en el puerto de Oakland (California), los y las manifestantes consiguieron embarcar en el buque de la Flota de Reserva de Estados Unidos Cape Orlando, que tenía previsto partir hacia Tacoma para recoger material militar con destino a Israel. El Cape Orlando es propiedad del Departamento de Transporte, está dirigido por el Departamento de Defensa y es gestionado y tripulado por marinos comerciales. Tras un enfrentamiento que duró horas, los guardacostas consiguieron finalmente sacar a los y las manifestantes del barco.

Después se corrió la voz de que habría otra protesta cuando el barco llegara a Tacoma. El acto fue anunciado por una coalición de organizaciones nacionales y sus secciones locales: Falastiniyat (colectivo feminista palestino de la diáspora), Samidoun (red nacional de apoyo a presos y presas palestinas) y el Arab Resource & Organizing Center, que también había participado en la organización de la protesta de Oakland.

La movilización de Tacoma estaba prevista inicialmente para las 14.30 horas del domingo 5 de noviembre, pero las personas organizadoras cambiaron la hora debido a la información actualizada sobre la llegada del barco, pidiendo que la gente se presentara a las 5 de la mañana del lunes. A pesar del temor a que el cambio de última hora restara ímpetu a la manifestación, varios centenares de manifestantes acudieron esa mañana. El bloqueo en sí consistió en un piquete continuo en múltiples puntos, reforzado por bastantes conductores que estaban dispuestos a arriesgarse a que las autoridades confiscaran sus coches.

Se impidió a todos los trabajadores que el ILWU había desplegado para el turno de día cargar el buque. Impedir que los trabajadores portuarios lo cargaran era el objetivo del bloqueo; sin embargo, desgraciadamente, esto no impidió que la carga militar llegara al barco. Actuando como esquiroles, los militares estadounidenses intervinieron para cargarlo, aparentemente habiendo sido introducidos a hurtadillas en el puerto en buques de la Guardia Costera.

Ahora que la niebla de la guerra se disipa, podemos repasar en detalle los acontecimientos del día.

“Ningún genocidio en nuestro nombre: salvemos Gaza.”

Aprovechando décadas de bloqueos portuarios

El noroeste del Pacífico tiene una larga historia de paros portuarios.

En 1984, los trabajadores portuarios del sindicato International Longshore and Warehouse Union (ILWU) se coordinaron con activistas antiapartheid y se negaron a descargar buques de carga procedentes de Sudáfrica. Entre 2006 y 2009, el movimiento Port Militarization Resistance bloqueó en repetidas ocasiones los puertos de Olympia y Tacoma para protestar contra la ocupación de Irak y Afganistán. En 2011 y 2012, los participantes en Occupy/Decolonize Seattle se organizaron en solidaridad con los trabajadores portuarios del ILWU en Longview y cerraron [el puerto de Seattle], entre otros puertos.

En 2014, los y las manifestantes bloquearon el puerto de Tacoma utilizando el lema Block the Boat, cantando “Our ports will be blocked to Israel’s ships until Gaza’s ports are free” (“Nuestros puertos estarán bloqueados a los barcos de Israel hasta que los puertos de Gaza sean libres.” Una de las participantes era la madre de Rachel Corrie, estudiante asesinada en Gaza por el ejército israelí en 2002 cuando intentaba impedir que demolieran las casas de familias palestinas.

En 2015, una activista se encadenó a un barco de apoyo a los planes de perforación petrolífera exploratoria de Royal Dutch Shell, utilizando el lema Shell No. En 2021, manifestantes de Block the Boat retrasaron durante semanas la descarga del buque ZIM San Diego, operado por Israel. El Arab Resource & Organizing Center participó en la organización de las protestas Block the Boat.

La protesta “Shell No!” en 2015.

Hoy en día, el Puerto de Tacoma parece ser el punto de carga preferido para el equipo militar en la región, tal vez porque la Resistencia a la Militarización Portuaria logró cerrar con éxito la logística en el Puerto de Olympia, mientras que la policía de Tacoma pudo utilizar suficiente fuerza violenta para mantener el Puerto de Tacoma abierto para los envíos militares a Irak y Afganistán. Los diversos bloqueos portuarios fomentaron años de organización entre trabajadores del ILWU, camioneros inmigrantes marginados, ecologistas y activistas contra la guerra. Las nuevas tácticas del kayakismo surgieron de las luchas contra el extractivismo en Seattle, donde los grupos afines a la navegación lograron superar tanto a la Guardia Costera como a las organizaciones ecologistas sin ánimo de lucro que querían mantener el simbolismo. En una ocasión, un grupo de kayakistas consiguió encallar un buque de Shell sin ser detenido. Algunos participantes llevaron pancartas reforzadas a la manifestación del lunes 6 de noviembre de 2023, porque recordaban cómo la policía utilizó la fuerza para alejar a los manifestantes menos equipados durante el piquete “Bloquea el barco” en el puerto de Seattle en 2021.

A lo largo de los años, estos bloqueos portuarios han inspirado otras innovaciones en el género. En noviembre de 2017, los y las manifestantes bloquearon las vías del tren que pasan por Olympia. En un momento en el que las luchas indígenas por la protección del agua y la defensa de la tierra se intensificaban y las comunidades locales querían actuar en solidaridad, bloquear el puerto parecía un reto prohibitivo, por lo que eligieron una sección de las vías del tren a través de la cual se enviaban agentes de sostén para fracking al puerto. Esta ocupación fue posiblemente más defendible y eficaz que el bloqueo del puerto, ya que duró más de una semana. Esta puede indicar un futuro campo de experimentación.

Reunión en el puerto

El puerto de Tacoma y el cercano centro de detención del ICE están situados en una zona industrial que también alberga una academia de policía. Sólo se puede acceder a ellos a través de estrechos puntos de estrangulamiento; en el pasado, la policía los ha aprovechado para atacar y acosar a los manifestantes. La acción precedente en el puerto de Oakland tuvo lugar en un terreno más urbano; mientras los manifestantes se preparaban para el atraque del barco en Tacoma, aumentaba la preocupación por las diversas posibilidades de represión. Veteranos de la Resistencia a la Militarización del Puerto y otras personas con mentalidad logística recopilaron listas de consideraciones a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo una acción en este puerto concreto.

El lunes por la mañana, la gente se presentó con energía positiva y pancartas reforzadas. Cientos de personas se coordinaron para traer suministros y oleadas adicionales de piquetes. El plan consistía en establecer un piquete en cada una de las tres entradas del muelle 7. Al final, la policía se adelantó. La policía bloqueó preventivamente las entradas y se sentó en sus vehículos detrás de la valla del puerto. Los y las manifestantes marcharon en círculos, coreando cánticos, mientras otros recogían material con el que crear improvisadas barricadas.

Otros y otras anarquistas permanecieron a distancia, a la espera para prestar apoyo en la cárcel y aconsejar a las personas participantes sobre las precauciones de seguridad. Otras se instalaron en el casino cercano, investigando y disipando rumores en los crecientes grupos de señalización, y ayudando a poner en contacto a la gente con los bucles de información o comunicación que necesitaban. Ya fuera de forma autónoma o en conversación con las personas organizadoras, todos hicieron lo que pudieron para contribuir al desarrollo de la acción.

La manifestación consiguió lo que algunas personas habían pensado que sería imposible: impedir que los trabajadores del ILWU cargaran el cargamento militar. Inesperadamente, esto no fue suficiente. Incluso los estibadores más experimentados se sorprendieron de que se pudiera traer a los militares para que actuaran como esquiroles cargando el barco.

¿Podríamos habernos centrado más bien en impedir que el material llegara al puerto? Según las pantallas de turnos a disposición del público, la carga que finalmente se cargó en el buque ya había llegado al puerto antes de la hora de inicio de la acción, prevista inicialmente para las 14:30 horas del 5 de noviembre. Teniendo en cuenta que el domingo por la tarde era posiblemente la más pronto para movilizar una acción de masas con tan poca antelación, no es sorprendente que se abandonara la idea de bloquear la carga en favor de bloquear a los trabajadores del ILWU. Por supuesto, si la información de que estaban entrando suministros militares en el puerto hubiera circulado antes, otra cosa podría haber sido posible.

Los y las organizadoras optaron por bloquear a los trabajadores a pesar de la tensión que ello iba a provocar con el Local 23 del ILWU. Nuestros contactos en el ILWU describen al presidente del Local 23 como un sionista; la mayoría de los trabajadores del Local 23 estaban supuestamente en contra de la acción, a pesar de respetar el piquete.El presidente llegó incluso a sugerir traer a los trabajadores del ILWU en barcos, un plan que los militares aparentemente rechazaron.

Hubo rumores de que se estaba organizando una flotilla de kayaks para impedir la salida del Orlando a la mañana siguiente. Al final, una canoa pilotada por miembros de los pueblos Puyallup, Nisqually y otros pueblos de la costa salish y acompañada por unos cuantos kayakistas bloqueó el paso del buque durante un breve espacio de tiempo el 6 de noviembre, pero el 7 de noviembre no se materializó nada.

Miembros de los pueblos puyallup, nisqually y otros pueblos de la costa salish se dispusieron a bloquear el barco el 6 de noviembre.

El barco zarpó, pero un Stryker Armored Personnel Carrier que estaba programado para trabajar según las pantallas de turnos del ILWU no se cargó, presumiblemente debido al piquete. Dada la inexperiencia de la tripulación militar en la carga de contenedores marítimos, no está claro qué parte del cargamento se cargó completamente en el tiempo previsto para el barco, ya que los puertos se atienen a un horario estricto para no interrumpir las cadenas de suministro mundiales del capital.

Evaluación

Los principales organizadores recibieron comentarios en el transcurso de la protesta y adaptaron su estrategia a medida que cambiaba la situación, cambiando su comunicación para articular lo que intentaban hacer y explicar sus decisiones en lugar de apelar simplemente a su autoridad como organización o como palestinos. No obstante, algunas personas han expresado su descontento por cómo se desarrollaron los acontecimientos. Era difícil obtener información completa sobre lo que estaba ocurriendo, lo que impedía a la gente tomar sus propias decisiones y actuar de forma autónoma. Algunos anarquistas que se encontraban sobre el terreno afirman que todavía se estaba cargando el buque cuando las personas organizadoras suspendieron el acto; otras personas cuestionan la decisión de no revelar el hecho de que los militares estaban cargando el material cuando la manifestación todavía tenía número e impulso.

Es difícil determinar hasta qué punto las personas organizadoras ocultaron información intencionadamente. Creemos que es importante ofrecer comentarios constructivos y críticas basadas en principios, al tiempo que se resiste la tentación de hacer suposiciones sobre las intenciones de los demás (o, en el peor de los casos, participar en el chivateo, que puede socavar los esfuerzos para responder a la infiltración real y a las brechas de seguridad en el movimiento y, a menudo, contribuye a diagnosticar erróneamente los problemas en juego).

Cooperar con las autoridades -especialmente a expensas de otros radicales- es siempre inaceptable. Se trata de un elemento básico de los actos dominados por organizaciones autoritarias. Afortunadamente, nada de esto parece haber ocurrido durante el bloqueo del 6 de noviembre. Los que están a ambos lados de este debate deben tener cuidado de resistir reacciones viscerales y evitar proyectar malas intenciones en imaginarios “aventureros” o “policías de la paz” represivos.

Con ese espíritu, expondremos nuestra preocupación. Las personas organizadoras anunciaron simultáneamente que las armas habían sido cargadas en el barco y, al mismo tiempo, declararon la victoria. Esto da pie a sospechar que la intención original había sido “bloquear el barco” simbólicamente sin obstaculizar realmente el envío de armas, para dar la impresión de lograr una “victoria del movimiento” sin ningún impacto sustantivo. Este tipo de victorias vacías pueden desinflar los movimientos y el impulso, sembrando la desconfianza en los cientos de personas que se presentaron con poca antelación con la intención de impedir que llegaran armas a Israel. Sería mejor reconocer el fracaso, admitir que, a pesar de nuestros esfuerzos, las autoridades han conseguido su objetivo, y afirmar que tenemos que redoblar nuestros esfuerzos si queremos salvar vidas en Gaza. Necesitamos que las personas organizadoras sean sinceras con nosotras para saber a qué nos enfrentamos.

Es importante destacar que, en última instancia, fueron los militares quienes cargaron el barco, no la ILWU. Este movimiento no tenía precedentes, al igual que el espionaje militar a los manifestantes durante la Resistencia de la Militarización Portuaria. Pero no debería haber sido inesperado. A partir de ahora, debemos tener en cuenta que los militares están dispuestos a intervenir directamente en la logística del capitalismo.

Esto también pone de manifiesto una debilidad en la estrategia de bloquear un barco mediante un piquete y bloquear las calles alrededor de la terminal. Para haber detenido realmente el barco, habría sido necesaria una acción mucho más disruptiva, que podría haber incluido el asalto a la propia terminal y el riesgo de violencia policial y detenciones. Esto no quiere decir que hubiera sido práctico asaltar el puerto, ni que no haya ninguna razón para bloquear la terminal del modo en que lo hicimos. Se trata más bien de que la mecánica del capitalismo de guerra es más penetrante y adaptable que las estrategias que la gente empleó para bloquearlo en Oakland y Tacoma. Cualquier forma de escalada requerirá más militancia y tolerancia al riesgo.

Al mismo tiempo, debemos ser honestas sobre nuestras capacidades, nuestros límites y los retos a los que nos enfrentamos. Aunque mucha gente estaba preparada para participar en un piquete, asaltar una instalación segura implica consideraciones y preparación material diferentes, y exige una evaluación con la cabeza fría de los beneficios frente a las consecuencias. No debemos culpar simplemente a las personas organizadoras por el hecho de que no se produjera. Un movimiento lo suficientemente poderoso no puede ser frenado, ni siquiera por sus líderes.

Teniendo en cuenta que el ejército de Estados Unidos superó la estrategia de los piquetes -y en vista de lo mucho que está en juego en Palestina- “¿Por qué no asaltar el puerto?” podría ser un buen punto de partida para futuras estrategias. Sin embargo, a partir de este punto, van a ampliar la seguridad. Otro enfoque sería alejarse del puerto y buscar puntos de intervención fuera de él. En este sentido, el bloqueo ferroviario en Olimpia en 2017 podría ofrecer un ejemplo prometedor.

Del mismo modo, aunque deberíamos explorar formas de resolver las diferencias cuando tengamos que trabajar juntas, también podemos buscar formas de compartir información y coordinarnos mientras nos organizamos de forma autónoma. Puede que no seamos capaces de llegar a un consenso sobre qué estrategia utilizar, pero podemos explorar en qué coincidimos y en qué divergimos, adquirir y hacer circular inteligencia, y probar muchas estrategias diferentes a la vez.

La lógica y la logística del orden imperante están entrelazadas en todo el mundo. Las armas israelíes ayudaron a Azerbaiyán a invadir el enclave armenio de Nagorno-Karabaj en septiembre. Las tecnologías de vigilancia, ocupación y represión, perfeccionadas tras asediar Gaza y fragmentar Cisjordania, se despliegan a lo largo de la mortífera frontera sur de Estados Unidos. El FBI llama a empresas tecnológicas israelíes cuando necesita piratear el teléfono de alguien. Todo está conectado, desde los puertos del Mar Salado hasta la costa oriental del Mediterráneo.

Brindemos por el motín en las entrañas del imperio. Si no somos nosotras, ¿entonces quién? Si no es ahora, ¿cuándo?

Para aprender más

1.

De un periódico que apareció once días después del bloqueo ferroviario de Olympia, en el que se relatan las experiencias y motivaciones de los bloqueadores: “Llegué a casa del trabajo a las 5 de la tarde y recibí como un millón de mensajes de texto, todos diciéndome lo mismo: hay un bloqueo de trenes de fracking en el centro. En el mismo sitio que el año pasado. Baja. Estaba agotado, con frío y mojado por el trabajo, y tenía planes para hacer Shabat con amigos, pero no me perdería un bloqueo ferroviario por nada del mundo. “Shabat en el bloqueo”, les dije a mis amigos. Si detener un tren lleno de materiales utilizados en la destrucción del medio ambiente y el genocidio de los pueblos indígenas no es Tikun Olam, no sé lo que es”.

2.

Hubo cierto debate sobre si los trabajadores pararían oficialmente el trabajo por motivos de salud y seguridad, como han hecho los trabajadores sindicalizados en el pasado, pero al parecer esto no tuvo lugar oficialmente.