Noticias:

Ayotzinapa

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Simpatizantes y adherentes a la sexta y estudiantes de la escuelita zapatista para la libertad en Colima

Colima se suma a la jornada global por la tribu Yaqui y en solidaridad con los normalistas de Ayotzinapa.

A los compas de la Tribu Yaqui.
A los estudiantes normalistas de Ayotzinapa y los familiares de los asesinados y desparecidos.
A los compas de la Sexta.
A los compas de la RvsR.
A la gente sencilla que hace suya la indignación.

En Colima nos sumamos a la Jornada Global por la Tribu Yaqui ¡POR LA LIBERTAD Y EL TERRITORIO! Y en solidaridad con los estudiantes normalistas de la escuela Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.

Estaremos repartiendo volantes y pegando carteles y calcas en el centro de la ciudad los días 10 y 11 de Octubre, y el domingo 12 nos plantaremos en el Jardín Torres Quintero también en el centro de la ciudad a partir de las 5:00 de la tarde con mesa de información, videos y fotografías sobre la situación y la lucha de los compañeros de la tribu Yaqui y sobre la situación de represión contra los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

¡La tribu yaqui no está sola!
¡Libertad a Mario Luna y Fernando Jiménez!
¡Presentación con vida de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa!
¡Justicia para los estudiantes asesinados!

radio
Firmantes de Jalisco, Querétaro y Chiapas

Pronunciamiento sobre Ayotzinapa desde Jalisco, Quéretaro y Chiapas

A la comunidad de la Escuela Normal Rural Manuel Isidro Burgos
A los estudiantes normalistas de México
A las familias de los 43 jóvenes desaparecidos
A las familias de las seis personas asesinadas el 27 de septiembre en Iguala, Gro
A las 17 personas lesionadas el 27 de septiembre y sus familias
A la Sexta Nacional e Internacional
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A los Pueblos de México y el Mundo

El 27 de septiembre pasado “fuerzas del orden” atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural Manuel Isidro Burgos de Ayotzinapa y de la sociedad civil en el municipio de Iguala, Guerrero.

En dicho atentado policías municipales asesinaron a 6 personas, hirieron a 17 –una de las cuales se encuentra en estado vegetativo- 43 jóvenes fueron secuestrados por patrullas y a la fecha se encuentran desaparecidos. A raíz de ello 56 familias guerrerenses y la comunidad de estudiantes normalistas se encuentran trastocadas y amplios sectores de mexicanos estamos indignados y sufrimos la violencia de un Estado que de manera sistemática atenta contra la vida y los derechos sancionados en la Constitución. La privación del derecho a la vida, la tortura y la desaparición son prácticas represivas y contrainsurgentes.

Nuestra indignación se convierte en tristeza, en coraje, en rabia con el proceder de las instituciones que después de 12 días de lo acontecido, habiendo detenido a los autores materiales y contando con los datos de las patrullas en que fueron detenidos los normalistas, ahora dilatan más la información y los procedimientos.

Lo anterior y la discusión en torno a cuál de los niveles de gobierno recae la responsabilidad de atender el caso, el deslinde de los legisladores culpando de los hechos a la corrupción policiaca, las condenas y solidaridades de los partidos políticos hacen evidente el contubernio existente entre los tres niveles de gobierno y sus tres poderes –ejecutivo, legislativo y judicial- y que el Estado en México viola las normas de derecho nacional e internacional.

Estos crímenes, cometidos en contra de jóvenes que han decidido acompañar como docentes a campesinos y pueblos indígenas, forman parte de una política de estado, neoliberal, cuyo objetivo final es la entrega del territorio nacional a empresas transnacionales. Sabemos además que uno de los objetivos de estos atentados es crear miedo y desconfianza en todos los mexicanos para que no nos acompañemos, para que no nos organicemos, para no luchemos, para que nos paralicemos, para no defender lo nuestro.

Como mexicanos queremos manifestar nuestra solidaridad con las familias de los muertos, lesionados y desaparecidos, con los estudiantes de la normal de Ayotzinapa y con los pueblos de Guerrero. También queremos hacer evidente nuestro repudio ante tales acontecimientos, nuestra oposición a esa política de Estado y nos sumamos a la demanda de presentación con vida de los desaparecidos.

ALTO A LAS AGRESIONES EN CONTRA DE LOS ESTUDIANTES DE LAS ESCUELAS NORMALES RURALES
PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS ESTUDIANTES SECUESTRADOS Y DESAPARECIDOS
BASTA YA DE REPRIMIR A QUIENES CUIDAN EL TERRITORIO NACIONAL Y SUS CULTURAS

Colectivo La Luciérnaga
Rash (Guadalajara)
Más de 131
IMDEC, A.C.
La Cochinilla Ilustrada
Colectivos de la JCM (Jalisco)
Temaca
Colectivo La Piedra en el Zapato
Colectivo de Abogados (Guadalajara)
Grito Proletario
Centro de Estudios Ecuménicos
Bases Magisteriales/CENTE (Jalisco)
Movimiento Independiente de Trabajadores de la Educación (MITE)
Colectivo Zero
Zapateándole al Mal Gobierno
Colectivo Huautli
Alumnos de la Escuelita Zapatista
Edwin Corona
Daniel Reyes Lara
Brenda Emilia Castañeda Castañeda
Héctor Aguilar Farías
Carmen Díaz Barriga
Cristina Díaz Barriga
Santiago Navarro F
Renata Bessi
Ana Sofía Guillén Rodríguez
Jennifer Viridiana Aceves Aceves
Edna Sofía Pulido Aldaco
Juan Manuel Orozco Moreno
Ana Paulina Iñiguez Chávez
Gloria Alicia Caudillo Felix
Sofía Virgen
Fernando Carrillo Andrade
Abraham Escobedo Salas
Sergio de Alba
María Fernanda Camarena
Yesica Velasco
Gerson Josue Herrera Enriquez
Miriam Leo Plazola
Christian Scott Martone
Carlos Ernesto Sánchez Pimienta
Guadalupe Tulai Molina
Oscar Eduardo Becerra Ruiz
Guillermo Castillo Ramírez
Valentín Castillo Ramírez
Gerardo Guardado Márquez
Saulo Guardado Márquez
Karen Elianeth Martínez López
María Paulina Carrillo Andrade
Paulina Santibañez Sánchez
Ramón Contreras
María Villalpando
Karela Contreras Villalpando

radio
Enlace Urbano de Dignidad

A quienes escuchen en este México de sangre y de dolor.

¿Cómo se puede empezar a escribir una carta pensando en Ayotzinapa sin formular muchas preguntas? El terror y la falta de palabras para describir el sentimiento tan profundo y terrible provocan muchas dudas, inquietudes, corajes y desgarrados pensamientos.

¿Qué nos están diciendo?

Las normales rurales siempre han representado al sector estudiantil comprometido, consciente y pobre en México. Estos centros de estudio durante décadas y décadas han sido cuna de un sinnúmero de personas valientes que aprovechan al máximo la oportunidad de estudiar y de servir al pueblo, de vivir el dolor del pueblo y de luchar junto al pueblo. Son símbolo de rebeldía juvenil, tal vez es por eso que a ellos los agarran, los matan, los queman, los mutilan, los torturan, les hacen todo lo que estos años en México se ha hecho a “criminales”, jóvenes, migrantes, indígenas, mujeres, niños, a miles y miles de personas. Parece que esta MASACRE está representando un quiebre, un punto y aparte, un mensaje que dice: “Así les va a ir a todos los que no se dejen, a los que tengan dignidad”. Parece que el crimen ahora es no ser criminal, porque ser criminal es exactamente lo mismo que ser político, presidente, gobernador, presidente municipal, sicario, policía o militar. El modo en que se hizo esta brutal agresión pone a otro nivel la guerra en México. Es muy corto hablar en este momento de “criminalización de la protesta social”, ahora estamos ante el exterminio del descontento, ante el genocidio de la esperanza. Ese es el mensaje. Eso está detrás.

En días previos a estos hechos de sangre el movimiento estudiantil tomaba fuerza (la sigue tomando), con el 2 de octubre en el aire, con los politécnicos en las calles, con muchas rabias por todo el país. Iguala no llega así porque sí, por problemas municipales, por el narco haciendo de las suyas. Estamos viendo un tipo de “limpieza ejemplar”, ya no castigo, ya no represión, es como si ciertas fuerzas políticas se decidieran a terminar con los rebeldes, los incómodos, los irreverentes, los rojos, de un modo atroz, sin recato alguno, porque hace tiempo que la sensatez y la famosa “legalidad” desaparecieron, como las miles de vidas que han ido quedando “ausentes” en estos años. No estamos ante una crisis de un Estado democrático, estamos ante el auge de un Estado delincuente, que opera con sicarios, con paramilitares mientras se logran terminar de legalizar las injusticias. Entre la masacre de los normalistas en Iguala y su diálogo-espectáculo con los politécnicos en Bucareli, el gobierno de Enrique Peña Nieto y el de Ángel Aguirre, y con los suyos los de todos los gobernantes de este país, de todos los partidos políticos, nos están demostrando su forma de poner “orden”, su forma de ser “respetuosos de los derechos humanos”.

Ayotzinapa nos está doliendo de un modo que aún no podemos describir, nos pone a pensar en una respuesta que aún no está clara, como que en estos diez días el silencio en muchos lugares y personas, el dolor contenido, la impotencia ácida y profunda, la rabia filosa y el terror en los labios, en los corazones, en nuestras mentes nos estuviera poniendo una prueba, una enorme prueba: cómo hacer algo que no sea absurdo, cómo no quedarse mirando, cómo pararlo, cómo decir algo más que NO, que BASTA, que JUSTICIA. De por sí estos últimos años en México como en muchos rincones del mundo se siente que algo falta, que la esperanza no se ve como antes, que no es suficiente, que el futuro no se ve y que la incertidumbre y el horror se vuelven constantes. Mientras que las agresiones del poder, donde sea y como sea son brutales, secuenciales, a niveles más cotidianos, que carcomen y orillan a un aparente “sin sentido y sin rumbo”. De por sí en estos días aunque crece y crece esa indignación, no está bastando la náusea que no sabemos si puede convertirse en impulso. Por eso Ayotzinapa, sus normalistas, nos están doliendo, nos están poniendo de cabeza.

Enrique Peña Nieto y quienes detrás de él operan con el viejo estilo de las dictaduras y con el nuevo discurso de las “democracias”, es decir, con el mejor y más acabado estilo de la perversidad política mexicana, están logrando construir un país en el que el crimen es una política de estado, es decir dónde todo está disponible por un precio adecuado, donde en la relación costo-beneficio cualquier vida es prescindible.  Vivimos bajo un sistema donde se externaliza el costo político, es decir que quien tiene el poder utiliza a otros personajes políticos para que asuman la responsabilidad del horror, y estos a su vez externalizan ese costo político y las consecuencias jurídicas a otros, hasta que al final, cuando toda la clase política se ha logrado deslindar de la masacre, cuando el sistema está a salvo, “llegar a las últimas consecuencias para hacer justicia” acaba significando que metan a unos cuantos de los policías-sicarios que dispararon a la cárcel (y eso en el mejor de los casos).  En Ayotzinapa, como en tantos otros lugares de México, los grupos de poder harán todo lo posible para que la responsabilidad sea de unas cuantas personas “sacrificables”, para  que el sistema de impunidad y de violencia pueda seguir su brutal camino. El sistema político de México no está corrupto, la corrupción es el sistema político de México.

Tenemos que resistirnos a la costumbre de tanta muerte, tenemos que detener esta inercia y tenemos que hacerlo sin caer en las viejas respuestas, sin olvidar la historia. Caminemos, gritemos, pensemos, preguntémonos y hagamos aprendiendo de un modo distinto y construyendo sabiduría colectiva para oponerse a esta barbarie.

Nuestra solidaridad está con los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”.

Ayotzinapa nos duele.

Enlace Urbano de Dignidad
Nodo de Derechos Humanos
Les trois passants
Comisión Takachiualis de Derechos Humanos
Proyecto de Animación y Desarrollo

radio
Radio Zapatista

Zapatistas, estudiantes y docentes chiapanecos marchan en apoyo a Ayotzinapa

Por: Una madre mexicana

San Cristóbal de la Casas, Chiapas. 8 de octubre de 2014.-

(Descarga aquí)  

Todavía no podemos dormir. La barbarie narcopoliciaca de Iguala, Guerrero, nos ha quitado el sueño. Las familias de 6 personas asesinadas la noche del 26 de septiembre están de luto. Las familias de 43 normalistas de la normal rural de Ayotzinapa buscan a los hijos que les arrancó un mal gobierno la madrugada del 27 de septiembre. Hay 25 heridos. La salud de dos jóvenes y un adulto siguen en estado crítico. El principal responsable, el alcalde José Luis Abarca, se encuentra prófugo. Esta vez no disfruta en casa la impunidad que disfrutó por más de un año junto con su esposa María de los Ángeles Pineda, hermana de narcotraficantes. A Abarca se le acusa de haber matado personalmente a Arturo Hernández, uno de sus compañeros de partido, y de haber ordenado la tortura y muerte de siete compañeros más en junio de 2013. Cinco lograron escapar y uno de ellos se atrevió a contarlo. Nos enteramos muchos asesinatos después porque los perredistas ocultaron su crimen.

(Continuar leyendo…)

radio
Subcomandante Insurgente Moisés

El EZLN anuncia movilización en apoyo a los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa

COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

OCTUBRE DEL 2014:

A LOS ESTUDIANTES DE LA ESCUELA NORMAL “RAÚL ISIDRO BURGOS”, DE AYOTZINAPA, GUERRERO, MÉXICO.

A LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL:

A LOS PUEBLOS DE MÉXICO Y EL MUNDO:

HERMANAS Y HERMANOS:

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS:

A LOS ESTUDIANTES DE LA ESCUELA NORMAL DE AYOTZINAPA, GUERRERO, MÉXICO, Y A SUS FAMILIARES, CONDISCÍPUL@S, MAESTR@S Y AMIG@S, SÓLO QUEREMOS HACERLES SABER QUE:

NO ESTÁN SOL@S.

SU DOLOR ES NUESTRO DOLOR.

NUESTRA ES TAMBIÉN SU DIGNA RABIA.

-*-

A LAS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE LA SEXTA EN MÉXICO Y EL MUNDO LOS LLAMAMOS A QUE SE MOVILICEN, SEGÚN SUS MEDIOS Y MODOS, EN APOYO A LA COMUNIDAD DE LA ESCUELA NORMAL DE AYOTZINAPA, Y POR LA DEMANDA DE JUSTICIA VERDADERA.

-*-

COMO EZLN NOS MOVILIZAREMOS TAMBIÉN, EN LA MEDIDA DE NUESTRAS POSIBILIDADES, EL DÍA 8 DE OCTUBRE DEL 2014, CON UNA MARCHA SILENCIOSA EN SEÑAL DE DOLOR Y CORAJE, EN SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS, A LAS 1700 HORAS.

¡DEMOCRACIA!

¡LIBERTAD!

¡JUSTICIA!

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.

México, Octubre del 2014. En el año 20 del inicio de la guerra contra el olvido.

radio
Agencia Subversiones

Narcogobierno, incertidumbre e indignación en Guerrero

“Incertidumbre e indignación en las investigaciones de la masacre en Guerrero

Pese a todas las voces que se han alzado exigiendo la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre, ninguna respuesta concreta se ha dado. Alrededor de mil 800 personas, entre elementos de los cuerpos de policía y voluntarios, se mantienen en la búsqueda de los estudiantes. El país se encuentra conmocionado ante este hecho y las investigaciones aún continúan, o por lo menos eso es lo que el procurador guerrerense, Iñaki Blanco, aseguró ayer en conferencia de prensa en el puerto de Acapulco.

El sábado 4 de octubre fueron encontradas 6 fosas con 28 cuerpos que permanecen sin ser identificados. No se sabe mucho más que el operativo fue dirigido por elementos de la Marina y el Ejército, así como por el propio procurador y la policía federal. La zona está resguardada desde el hallazgo y el acceso se restringe a los peritos del Servicio Médico Forense (Semefo) así como a especialistas que participan en la investigación.

(Continuar leyendo…)

radio
Agencia Subversiones

Ataque armado a estudiantes de la Normal de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero

“Masacre de estudiantes en Iguala: las manos de Aguirre están teñidas de sangre

A menos de tres años del artero asesinato de Alexis y Gabriel —jóvenes estudiantes de la Escuela Normal Rural «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa, Guerrero— la sangre, el luto y la rabia vuelven a caer sobre esta histórica escuela. Al menos otros tres de sus estudiantes fueron cobardemente asesinados este mes. La saña y brutalidad ejercida por la policía municipal sorprenden incluso en un país como México, en donde la violencia se ha banalizado, al punto de ser ya, parte del folclore nacional.

La noche del 26 de septiembre, en la ciudad del Iguala, un grupo de normalistas se encontraba pacíficamente recaudando recursos entre la población para mantener su escuela. Sorpresivamente fueron atacados por la policía municipal, quien realizó varias descargas con rifles AK-47 sobre los autobuses en donde se trasladaban, dando como resultado la muerte de Daniel Solís Gallardo, varios heridos y alrededor de 25 jóvenes detenidos. Poco después, un grupo armado regresó a continuar la agresión y lanzó un nuevo ataque en contra de los normalistas que, en ese momento, se encontraban acompañados de maestros y periodistas que estaban entrevistándolos sobre lo acontecido.

(Continuar leyendo…)

radio
CDH Tlachinollan

Consolida impunidad en Guerrero liberación de policías ministeriales acusados en caso Ayotzinapa

– Decisión de jueces evidencia deficiencias en investigación conducida por Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero.

– Familiares de Jorge Alexis y Gabriel deberán acudir a instancias internacionales ante la falta de efectividad de la justicia en Guerrero.

– Recibirá Relator de la ONU información sobre impunidad en ejecuciones extrajudiciales de Normalistas de Ayotzinapa.


COMUNICADO DE PRENSA

Chilpancingo, Guerrero a 23 de abril de 2013.- El día de hoy fueron liberados los dos elementos de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero (PGJE) en contra de quienes se ejercitó acción penal por el homicidio de los estudiantes Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, ejecutados extrajudicialmente el 12 de diciembre de 2011 en medio de un violento operativo policial con el que se respondió a una protesta estudiantil, en la ciudad de Chilpancingo, Guerrero.

La liberación de dichos servidores públicos se materializó después de que la Justicia Federal ordenara al Juez local a cargo del proceso que dictara un nuevo auto de formal prisión contra los elementos de la Policía Ministerial, por ser insuficientes las pruebas que en su momento presentó la Procuraduría guerrerense. Tras esta decisión, ningún servidor público estatal o federal enfrenta hoy un proceso penal por las graves violaciones a derechos humanos cometidas en contra de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, ocurridos el 12 de diciembre de 2011.

Es preciso recordar, que por estos hechos la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ejercitó por primera vez su facultad para investigar mediante un procedimiento especial violaciones graves a derechos humanos. Precisamente, en la Recomendación 1 VG/2012 derivada de dicho procedimiento, el Ombudsman Nacional concluyó con base en su propio trabajo pericial que los proyectiles de arma de fuego que habían privado de su vida a los estudiantes habían sido disparados por elementos de la Policía Ministerial del Estado de Guerrero ubicados donde se encontraban quienes hoy fueron liberados;no obstante, la CNDH fue omisa en coadyuvar para que esas conclusiones fueran confirmadas en el ámbito penal.

La exoneración de los policías acusados del asesinato de Jorge Alexis y Gabriel comprueba que en Guerrero no hay justicia posible para las víctimas de graves violaciones a derechos humanos y que los órganos de procuración e impartición de justicia aseguran impunidad a quienes delinquen desde el poder.

La liberación de los policías imputados confirma los temores externados desde el inicio de las investigaciones por los organismos de derechos humanos y los familiares de las víctimas, en el sentido de que al haberse realizado las primeras diligencias por mandos involucrados en los hechos y por peritos carentes de independencia, a la postre los responsables se beneficiarían de la parcialidad de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero, encabezada sucesivamente por Alberto López Rosas, Juan Manuel Herrera Campos y actualmente por la Procuradora Martha Elba Garzón.

Es preciso recordar que la desconfianza ante la actuación de las autoridades estatales en los hechos, se vio agravada, dado que fue público y notorio que la propia Procuraduría deliberadamente obstaculizó el esclarecimiento de los hechos al intentar construir una versión falsa de los mismos mediante la fabricación de imputaciones contra los estudiantes, lo que incluyó la siembra de evidencia. Pese a que los familiares de Jorge Alexis y Gabriel, junto con los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa acudieron ante la justicia a aportar elementos para la sanción de los responsables, poniendo en riesgo su vida y la de sus representantes legales, hoy esos temores se ven confirmados y permiten constatar la quiebra absoluta del sistema de justicia guerrerense.

En ese sentido, como ocurre a menudo en Guerrero, sólo queda a los familiares de las víctimas acudir a las instancias internacionales para buscar la justicia que en nuestro país se niega a quienes son agraviados por agentes estatales. En ese sentido, la impunidad por la muerte de Jorge Alexis y Gabriel será denunciada los próximos días ante el Relator sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias y Arbitrarias de la ONU, que visitará oficialmente el estado de Guerrero, y posteriormente ante el Sistema Interamericano.

En virtud de las recientes decisiones judiciales, las violaciones a derechos humanos cometidas el 12 de diciembre de 2011 en contra de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, se suman a la larga lista de violaciones de derechos humanos cometidas contra las y los guerrerenses que han sido encubiertas desde el poder, como ocurrió con los crímenes cometidos durante la Guerra Sucia o con las masacres de El Charco y Aguas Blancas. Hoy, ni la tortura, ni las ejecuciones extrajudiciales, ni los tratos crueles, ni las detenciones arbitrarias de los estudiantes son motivo suficiente para que existan procesos penales contra los responsables. Por ello, la impune represión del 12 de diciembre de 2011 marcará a perpetuidad al gobierno de Ángel Aguirre Rivero exhibiéndolo como continuador de los esquemas de ejercicio autoritario de poder que durante décadas han agraviado a la población guerrerense.

En un contexto estatal convulso, marcado por la desesperación ciudadana ante la inseguridad y por un conflicto magisterial que trasciende hacia un movimiento popular de indignación, la consolidación de la impunidad en el caso Ayotzinapa confirma y muestra el grave deterioro de las instituciones públicas guerrerenses y la complicidad del sistema de justicia con quienes abusan y delinquen desde el poder.

Considerando este degradado contexto y sabiendo que los familiares de Jorge Alexis y Gabriel no cejarán en su búsqueda de justicia, acompañados por Tlachinollan, la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos, el Centro José María Morelos y el Comité Estudiantil de la Normal Rural de Ayotzinapa, expresamos nuestra preocupación ante las represalias que pueden desencadenarse con la liberación de los policías ministeriales imputados y responsabilizamos al gobierno de Ángel Aguirre Rivero de cualquier agresión cometida en contra de los familiares de Jorge Alexis y Gabriel o en contra de sus representantes.

Página 19 de 19« Primera...10...1516171819