Noticias:
image/svg+xml image/svg+xml
radio
UCIZONI

UCIZONI condena las agresiones cometidas por el gobierno de la ciudad de México en contra de la Casa Chiapas y de la Casa de los Pueblos Indígenas Samir Flores

UCIZONI condena las agresiones cometidas por el gobierno de la ciudad de México en contra de los y las ocupantes de la Casa Chiapas y de la Casa de los Pueblos Indígenas Samir Flores.

Basta de Represión.

radio
CONSEJO SUPREMO INDÍGENA DE MICHOACÁN

Comunidades indígenas de Michoacán repudian el intento de desalojo de la comunidad otomí residente de la CDMX

Exigir una vivienda diga, es una forma más de defender el territorio: Consejo Supremo Indígena de Michoacán #CSIM

Alto a la represión y criminalización de la comunidad otomí residente a la cdmx

A LAS COMUNIDADES Y PUEBLOS ORIGINARIOS
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
AL PUEBLO DE MICHOACÁN
AL PUEBLO DE MÉXICO

Comunidades indígenas de Michoacán, a 16 de octubre de 2023.

K´eri Kunkorhekua Iretecheri, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán #CSIM; Consejo libre y autónomo, independiente de gobiernos, partidos políticos y órdenes religiosas, conformado por autoridades civiles, comunales y tradicionales de 70 comunidades originarias, informamos colectivamente lo siguiente:

Repudiamos totalmente el intento de desalojo con violencia de la comunidad indígena otomí residente en la Ciudad de México, de la Casa de los Pueblos Samir Flores Soberanes (antes edificio central del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, INPI), donde con exceso de violencia, cientos de granaderos trataron de desalojar a los compañeros y compañeras que luchan por el derecho a una vivienda digna.

Exigir una vivienda diga, es una forma más de defender el territorio, de ahí la importancia de la toma del INPI en la CDMX, la cual, a tres años de ocupación, en lugar de recibir diálogo y resolución a la problemática, el Estado mexicano responde con granaderos, represión y criminalización.

Pese al discurso oficial, en los hechos, el INPI es un elefante blanco que únicamente sirve para pagar los altos salarios de burócratas domesticados, que en nada ayudan a los pueblos originarios, por el contrario, dividen comunidades, obstaculizan procesos de autonomía y sirven como lacayos del poder, mientras los pueblos continúan en la pobreza, marginación y sin servicios básicos.

En Michoacán, en encargado del INPI Celerino Felipe Cruz, se ha encargado de obstaculizar procesos de autonomía, autogobierno y autodeterminación de las comunidades de Nahuatzen, San Matías el Grande y San Francisco Uricho, presentando recursos jurídicos en contra y ayudando a los municipios a dividir a las comunidades. En la práctica, el INPI es un instituto que está en contra de la libre autodeterminación de los pueblos originarios.

Compañeros de la comunidad otomí de la CDMX, no están solos, muchos pueblos y comunidades seguimos su incansable y justa lucha, desde aquí mandamos nuestra total solidaridad, si los tocan a ustedes, nos tocan a todos.

A 531 años de Dignidad, Resistencia y Lucha de nuestros Pueblos

A 27 años de la fundación del Congreso Nacional Indígena #CNI

A 3 años de la Toma del #INPI

¡No nos vendemos, No Claudicamos y No Traicionamos!

JUSTICIA, TERRITORIO Y AUTONOMÍA PARA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

CONSEJO SUPREMO INDÍGENA DE MICHOACÁN #CSIM

radio
Sexta Grietas del Norte

Pronunciamiento en solidaridad con la comunidad Otomí en resistencia y rebeldía en CDMX | Statement of solidarity with the Otomí Community in Resistance and Rebellion in Mexico City

Desde Estados Unidos, la red Sexta Grietas del Norte repudia la agresión de la policía de la Ciudad de México en contra de la comunidad otomí residente en esa ciudad e integrante del Congreso Nacional Indígena.

El día de ayer cerca de la medianoche, cientos de policías con escudos y equipo de ataque se presentaron en la Casa de los Pueblos Samir Flores ubicada en la Alcaldía Coyoacán. La Comunidad Otomí en Resistencia y Rebeldía cumplió tres años de ocupar ese lugar que antes fue una oficina de gobierno llamada “Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas” (INPI). Los y las otomíes ocuparon esas oficinas después de años de exigir soluciones de vivienda. La respuesta del gobierno, incluyendo el INPI, fue el usual paternalismo, desprecio y racismo y el ignorar la demanda.

Hoy, el gobierno de la ciudad encabezado por Martí Bartres y el partido Morena abre un frente más en esta guerra interminable contra los pueblos originarios. El gobierno envía sus policías para desalojar a los y las otomíes en vez de solucionar su demanda. Llegan marchando en formación militar, con armadura y escudo y golpeando el piso con sus toletes para amedrentar. La comunidad resistió, repelió el ataque y enfrentó a los policías. Hasta el momento, la policía no ha logrado entrar. Hay personas heridas y golpeadas, incluyendo adultos mayores, mujeres, y menores de edad.

Desde su ocupación el 12 de octubre de 2020, Casa de los Pueblos Samir Flores se convirtió en autentico espacio de los pueblos indígenas que ha estado abierto a pueblos, comunidades y colectivos que luchan por la vida y contra el capitalismo de muerte que nos oprime. Reivindicamos su derecho a una vivienda digna y exigimos respeto a su integridad física y cultural y a su derecho de protesta y organización. Demandamos que la Casa de los Pueblos Samir Flores no sea desalojada.

 

Alto a la represión contra la comunidad otomí
Viva el Congreso Nacional Indígena

Desde varias ciudades y regiones, personas y colectivos del llamado Estados Unidos,

Sexta Grietas del Norte

radio
Centro de Documentación sobre Zapatismo -CEDOZ

No al desalojo de la Casa de los Pueblos Samir Flores Soberanes, en la Ciudad de México

Centro de Documentación sobre Zapatismo -CEDOZ
Madrid, 16 de octubre de 2023

Con evidente sorpresa, hemos tenido conocimiento que hace algunas horas, en la Ciudad de México, un numeroso grupo de granaderos, a las órdenes del gobierno de la ciudad, que preside Martí Batres, ha tratado de desalojar violentamente a la Comunidad Indígena Otomí residente en la Ciudad de México de la Casa de los Pueblos «Samir Flores Soberanes», sita en el que antes era el edificio del mal llamado Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, sin importarles que en el espacio estuvieran niños y ancianos.

La Comunidad Otomí “tomó” el espacio hace ya tres años, como respuesta al silencio del gobierno ante sus reclamos de vivienda y otros derechos básicos.

Desde la ciudad de Madrid, Estado Español, Slumil K’ajxemk’op, Planeta Tierra, reafirmamos nuestro apoyo a los hermanos, hermanas, hermanoas de la Comunidad Otomí, y les reiteramos que no están solas, al tiempo que exigimos al gobierno de la CDMX, que detenga los intentos de desalojo violento del inmueble y atienda los justos reclamos de la Comunidad Otomí.

Centro de Documentación sobre Zapatismo -CEDOZ
https://www.cedoz.org/

radio
Nodo de Derechos Humanos (NODHO)

Comunicado del Nodo de Derechos Humanos ante el intento de desalojo de la Casa de los Pueblos y Comunidades «Samir Flores»

Hoy el Gobierno de la Ciudad de México decidió, en plena madrugada, intentar desalojar a la comunidad Otomí de la Casa de Pueblos y Comunidades “Samir Flores”. Seguramente los titulares de ésta mañana estaban listos con frases como “recupera el edificio”, aderezados con palabras como “choque” o “enfrentamiento”, comno se estila decir desde el poder cuando desde arriba se trata de aplastar a quienes desde abajo luchan por la dignidad. Pero la realidad es que la comunidad Otomí mostró que la digna rebeldía es capaz de resistir los cobardes madruguetes de quienes ven en el etnocidio una oportunidad para hacer de la ciudad un negocio o un botín electoral.

La soberbia, racismo e incapacidad de Marti Batres de ver el México que existe más allá de sus mezquinos proyectos le impide ver una verdad muy simple, nunca antes un edificio público había servido más a los pueblos indigenas de México que desde que el del INPI fue liberado por la comunidad Otomi. Lanzó éste operativo porque en su lógica el Estado es un patrimonio y el edificio del antes Instituto Nacional de los Pueblos Indigenas es de los funcionarios y burócratas en turno, no de los pueblos indigenas.

Para quienes gobiernan arriba lo indigena sólo les interesa cuando puede mercantilizarse como folcklore en los teatros y museos, como artesanía en las boutiques para turistas o como un conjunto de símbolos que usan con oportunismo e hipocresia cuando los tiempos electorales lo requieren, sea
haciéndose pasar por Otomies como Xochitl Gálvez o con escenas manipuladoras com de López Obrador entregando un bastón de mando a Claudia Sheinbaum.

Visto desde arriba, el edificio deberia ser el INPI para poder repartir limosnas a los pueblos que se busca desaparecer con megaproyectos extractivos. Para quienes luchan desde abajo ese edificio ha sido
un centro de diálogo entre pueblos, de fortalecimiento de sus identidades políticas, de organización de la defensa de sus territorios y de los ecosistemas que habitan y protegen.

El intento de desalojo usando al presuntamente desaparecido cuerpo de granaderos de la policia de la Ciudad de México y el paso de unos motociclistas disparando son un aviso, como muchos otros que han precedido a tragedias y crímenes de Estado. Arriba se avecina una pelea sucia y mentirosa llamada proceso electoral en donde las élites se disputarán quien va a administrar y monetarizar el infierno, una pelea que se seguirá pagando abajo con dolor y sangre.

Arriba tienen prisa por eliminar a todo aquello que no les sirve para controlar votos y ganar elecciones, sean comunidades Zapatistas en Chiapas o edificios ocupados en la Ciudad de México. Abajo, en todo el mundo, los ojos de gente honesta y digna están mirando directamente a la Casa de los Pueblos y Comunidades “Samir Flores”, vigilando que ese edificio pueda seguir sirviendo para y a quienes debe servir.

 

Nodo de Derechos Humanos (NODHO)

radio
Subcomandante Insurgente Moisés

EZLN: De siembras y cosechas

Fuente: Enlace Zapatista

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

Octubre del 2023.

Hace casi 15 años, en nuestra palabra se advirtió la pesadilla.  Fue en un semillero y fue por la voz del finado SupMarcos que hablamos.  Va:

De siembras y cosechas
(enero de 2009)

  Tal vez lo que voy a decir no venga al caso de lo que es el tema central de esta mesa, o tal vez sí.

  Hace dos días, el mismo en el que nuestra palabra se refirió a la violencia, la inefable Condoleezza Rice, funcionaria del gobierno norteamericano, declaró que lo que estaba pasando en Gaza era culpa de los palestinos, por su naturaleza violenta.

  Los ríos subterráneos que recorren el mundo pueden cambiar de geografía, pero entonan el mismo canto.

  Y el que ahora escuchamos es de guerra y de pena.

  No muy lejos de aquí, en un lugar llamado Gaza, en Palestina, en Medio Oriente, aquí al lado, un ejército fuertemente armado y entrenado, el del gobierno de Israel, continúa su avance de muerte y destrucción.

  Los pasos que ha seguido son, hasta ahora, los de una guerra militar clásica de conquista: primero un bombardeo intenso y masivo para destruir puntos militares “neurálgicos” (así les dicen los manuales militares) y para “ablandar” las fortificaciones de resistencia; después el férreo control sobre la información: todo lo que se escuche y vea “en el mundo exterior”, es decir, externo al teatro de operaciones, debe ser seleccionado con criterios militares; ahora fuego intenso de artillería sobre la infantería enemiga para proteger el avance de las tropas a nuevas posiciones; después será el cerco y sitio para debilitar a la guarnición enemiga; después el asalto que conquiste la posición aniquilando al enemigo, después la “limpieza” de los probables “nidos de resistencia”.

  El manual militar de guerra moderna, con algunas variaciones y agregados, está siendo seguido paso a paso por las fuerzas militares invasoras.

  Nosotros no sabemos mucho de esto y, es seguro, hay especialistas sobre el llamado “conflicto en Medio Oriente”, pero desde este rincón algo tenemos que decir:

  Según las fotos de las agencias noticiosas, los puntos “neurálgicos” destruidos por la aviación del gobierno de Israel son casas habitación, chozas, edificios civiles.

 No hemos visto ningún bunker, ni cuartel o aeropuerto militar, o batería de cañones, entre lo destruido. Entonces nosotros, disculpen nuestra ignorancia, pensamos que o los artilleros de los aviones tienen mala puntería o en Gaza no existen tales puntos militares “neurálgicos”.

  No tenemos el honor de conocer Palestina, pero nosotros suponemos que en esas casas, chozas y edificios habitaba gente, hombres, mujeres, niños y ancianos, y no soldados.

Tampoco hemos visto fortificaciones de resistencia, sólo escombros.

  Hemos visto, sí, el hasta ahora vano esfuerzo de cerco informativo y a los distintos gobiernos del mundo dudando entre hacerse patos o aplaudir la invasión, y una ONU, ya inútil desde hace tiempo, sacando tibios boletines de prensa.

  Pero esperen.  Se nos ha ocurrido ahora que tal vez para el gobierno de Israel esos hombres, mujeres, niños y ancianos son soldados enemigos y, como tales, las chozas, casas y edificios donde habitan son cuarteles que hay que destruir.

  Entonces seguramente los fuegos de artillería que esta madrugada caían sobre Gaza eran para proteger de esos hombres, mujeres, niños y ancianos, el avance de la infantería del ejército de Israel.

  Y la guarnición enemiga a la que quieren debilitar con el cerco y sitio que se está tendiendo en torno a Gaza no es otra cosa que la población palestina que ahí vive. Y que el asalto buscará aniquilar a esa población. Y que cualquier hombre, mujer, niño o anciano que logre escapar, escondiéndose, del asalto previsiblemente sangriento, será luego “cazado” para que la limpieza se complete y el jefe militar al mando de la operación pueda reportar a sus superiores “hemos completado la misión”.

  Disculpen de nuevo nuestra ignorancia, tal vez lo que estamos diciendo no venga, en efecto, al caso, o cosa, según. Y que en lugar de estar repudiando y condenando el crimen en curso, como indígenas y como guerreros que somos, deberíamos estar discutiendo y tomando posición en la discusión sobre si “sionismo” o “antisemitismo”, o que en el principio fueron las bombas de Hamás.

  Tal vez nuestro pensamiento es muy sencillo, y nos faltan los matices y acotaciones tan necesarios siempre en los análisis, pero, para nosotras, nosotros, zapatistas, en Gaza hay un ejército profesional asesinando a una población indefensa.

  ¿Quién que es abajo y a la izquierda puede permanecer callado? 

-*-

¿Sirve decir algo? ¿Detienen alguna bomba nuestros gritos? Nuestra palabra, ¿salva la vida de algún niño palestino?

  Nosotros pensamos que sí sirve, que tal vez no detengamos una bomba ni nuestra palabra se convierta en un escudo blindado que evite que esa bala calibre 5.56 mm o 9 mm, con las letras “IMI” (“Industria Militar Israelí”) grabadas en la base del cartucho, llegue al pecho de una niña o un niño, porque tal vez nuestra palabra logre unirse a otras en México y el mundo y tal vez primero se convierta en murmullo, luego en voz alta, y después en un grito que escuchen en Gaza.

  No sabemos ustedes, pero nosotros y nosotras, zapatistas del EZLN, sabemos lo importante que es, en medio de la destrucción y la muerte, escuchar unas palabras de aliento.

  No sé cómo explicarlo, pero resulta que sí, que las palabras desde lejos tal vez no alcanzan a detener una bomba, pero son como si se abriera una grieta en la negra habitación de la muerte y una lucecita se colara.

  Por lo demás, pasará lo que de por sí va a pasar. El gobierno de Israel declarará que le propinó un severo golpe al terrorismo, le ocultará a su pueblo la magnitud de la masacre, los grandes productores de armamento habrán obtenido un respiro económico para afrontar la crisis y “la opinión pública mundial”, ese ente maleable y siempre a modo, volteará a mirar a otro lado.

  Pero no sólo. También va a pasar que el pueblo Palestino va a resistir y a sobrevivir y a seguir luchando, y a seguir teniendo la simpatía de abajo por su causa.

  Y, tal vez, un niño o una niña de Gaza sobrevivan también. Tal vez crezcan y, con ellos, el coraje, la indignación, la rabia. Tal vez se hagan soldados o milicianos de alguno de los grupos que luchan en Palestina. Tal vez se enfrente combatiendo a Israel. Tal vez lo haga disparando un fusil. Tal vez inmolándose con un cinturón de cartuchos de dinamita alrededor de su cintura.

  Y entonces, allá arriba, escribirán sobre la naturaleza violenta de los palestinos y harán declaraciones condenando esa violencia y se volverá a discutir si sionismo o antisemitismo.

Y entonces nadie preguntará quién sembró lo que se cosecha.

Por los hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Marcos.

México, 4 de enero del 2009.  

-*-

  Quienes eran menores de edad entonces, hace casi 15 años, y sobrevivieron, pues…

Hay quienes fueron responsables de sembrar lo que hoy se cosecha, y hay quien, impune, repite la siembra.

Quienes apenas hace unos meses justificaron y defendieron la invasión de la Rusia de Putin a Ucrania, aduciendo su “derecho a defenderse de una amenaza potencial”, ahora deben estar haciendo malabares (o apostando al olvido) para invalidar ese argumento frente a Israel.  Y viceversa.

Hoy hay, en Palestina e Israel -y en todo el mundo-, niños y jóvenes aprendiendo eso que enseñan los terrorismos: que no hay límites, ni reglas, ni leyes, ni vergüenzas.

Ni responsabilidades.

-*-

  Ni Hamás ni Netanyahu.  El pueblo de Israel pervivirá.  El pueblo de Palestina pervivirá.  Sólo necesitan darse una oportunidad y empeñarse en ella.

Mientras tanto, cada guerra seguirá siendo sólo el preludio de la siguiente, más feroz, más destructiva, más inhumana.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.
México, octubre del 2023.

radio
CNI-CIG

Denuncia del Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno por el Intento de Desalojo de la Casa de los Pueblos

A los pueblos y gobiernos de México y del mundo.
A los organismos de derechos humanos.
A los medios de comunicación.

Denunciamos que desde hace algunas horas un numeroso contingente de granaderos del gobierno de la Ciudad de México está tratando de desalojar con violencia a la Comunidad Indígena Otomí residente en la Ciudad de México de la Casa de los Pueblos «Samir Flores Soberanes» (antes edificio central del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas), incluidos niños, mujeres y ancianos indefensos.

Recordamos que este espacio está «tomado» por la Comunidad Otomí desde hace tres años exigiendo vivienda y un conjunto de derechos básicos, exigencias ante las cuales el gobierno ha guardado un vergonzoso silencio.

A tres años de la toma del INPI, ésta es la respuesta del gobierno hacia lxs compañerxs, ésta es la política del Estado hacia los pueblos originarios.

Llamamos a las organizaciones y colectivos solidarios con las luchas del CNI y de los pueblos originarios a no dejar sola a la Comunidad Indígena Otomí en estos momentos.

Exigimos a los gobiernos de la Ciudad de México y federal a detener este violento desalojo.

!!!ALTO AL DESALOJO DE LA CASA DE LOS PUEBLOS SAMIR FLORES SOBERANES!!!
!!!ALTO A LA GUERRA CONTRA NUESTROS PUEBLOS!!!

POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS!!!
NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS!!!

México, 16 de octubre de 2023.
CONGRESO NACIONAL INDÍGENA/CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO

radio
Contrahegemoníaweb

Todos indios ningún vaquero

Por Anacleto Molinari | Contrahegemoníaweb

Al amanecer del sábado 7 de octubre de 2023 el universo humano dio un vuelco. El reloj del fin de la vida aceleró su mecanismo. Ese día, muy cerca de donde dicen que nació Jesús de Nazaret, militantes de una milicia islámica palestina conocida como Hamás, atacaron bélicamente y con armas de alto poder algunas poblaciones cercanas a la frontera de Gaza; causaron varios disturbios violentos, asesinaron a cientos de civiles, raptaron a otros tantos que mantienen como rehenes, desplegaron con destreza un arsenal importante de armas y dispararon innumerables misiles.

Esta agresión producida por guerrilleros musulmanes en el Medio Oriente, calificada por el primer ministro israelí como un “ataque sorpresivo y asesino contra Israel”, ha alterado inmediatamente la prioridad internacional del gobierno americano, al otro lado del globo. Washington que no tenía ojos más que para Ucrania en su guerra contra Rusia, hoy pone su atención desmedida al apoyo de la entidad sionista. Tal como lo apunta la periodista y geopolítica rusa Liu Sivaya, en una sola noche el mundo se ha vuelto más peligroso y todos los países donantes de Kiev podrían reconsiderar por ello su estrategia de asistencia militar a Ucrania y hasta cortarla, por su propia seguridad futura.

El gobierno israelí ha respondido a tan insolente provocación de Hamás con un talante vengativo y virulento y se ha ido en contra de la población palestina, la civil, inocente y en todo caso, vulnerable gente de a pie, en la Franja de Gaza, donde aviones israelíes han bombardeado en estos primeros días de conflicto, toneladas de misiles sobre el territorio densamente poblado, en la costa del Mediterráneo, además de cortar los suministros de energía y agua en los hogares, conminando a los palestinos a desterrarse voluntariamente, ante el advenimiento del infierno que les promete, montará sobre sus casas y sus muertos. Pero, ¡atención humanidad dormida! Occidente no condena esta guerra expansionista de Israel contra el pueblo palestino, definitivamente no emitirá sanciones económicas para su aliado mítico e incondicional. Por el contrario, en nombre del honor y a causa de la ofensa, los Estados Unidos se aprestan a apoyar y a defender el derecho de Israel a atacar gente inocente, cuyo territorio fue colonizado primero por la Gran Bretaña y posteriormente ocupado por lo que hoy es el Estado de Israel.

(Continuar leyendo…)

radio
Frayba

Libertad para el preso político Manuel Gómez Vázquez

Desde diciembre de 2020, Manuel Gómez Vázquez, joven maya tseltal, base de apoyo del EZLN, ha estado preso injustamente por un delito que no cometió. Fue falsamente acusado por autoridades comunitarias, torturado por éstas y después procesado penalmente bajo la intervención en complicidad de la Fiscalía de Justicia Indígena, quien participó en la prolongación de su detención, desaparición forzada y fabricación de pruebas en su contra.

La prisión de Manuel Gómez Vázquez es parte de un patrón sistemático de criminalización a defensores indígenas por parte del gobierno de Chiapas, por medio de acusaciones falsas, tortura, utilización de testigos falsos y otros medios, con la intención de castigar ejemplarmente la defensa de los derechos humanos, de la tierra y del territorio.

(Ve el sitio especial del Frayba “Fábrica de Culpables – Detención Arbitraria“.)

radio
Avispa Midia

Imponen complejo de seguridad a comunidades nahuas de Puebla

Fuente: Avispa Midia

Por Sare Frabes

Gráfica de Pueblos Unidos de la Región Cholulteca y de los Volcanes

La organización de derechos humanos Front Line Defenders, en un comunicado, denunció que defensores del territorio de los pueblos nahuas del municipio de Juan C. Bonilla, en el estado de Puebla, articulados en la organización Pueblos Unidos de la Región Cholulteca y de los Volcanes, han sido objeto de ataques en años recientes por su defensa del territorio.

Los Pueblos Unidos de la Región Cholulteca y de los Volcanes es una organización integrada por 20 pueblos nahuas del valle de Puebla que históricamente han luchado contra violaciones de derechos humanos y despojo causado por la presencia e implementación de proyectos extractivos en sus territorios.

El último ataque sufrido es la represión ocurrida en el pueblo de San Lucas Nextetelco el 2 de octubre de 2023, durante una protesta en contra de la construcción de un complejo de seguridad pública en la comunidad.

Este complejo fue licitado, sin consulta alguna, por el gobierno del Estado de Puebla el pasado 5 de septiembre y tiene estimado concluir la construcción en el mes de diciembre de este año 2023, con un piso financiero mínimo de 8 millones de pesos.

La construcción del complejo de seguridad se da en un contexto de “un preocupante aumento de la militarización y la creciente construcción de complejos de seguridad y cuarteles militares en comunidades en el país donde existen resistencias y oposición a megaproyectos y en donde no ha habido consulta, previa, libre e informada”, alerta la organización.

El 2 de octubre de 2023, personas que se presentaron como empleados de DECOSA, la empresa que presuntamente se ha contratado para construir el complejo de seguridad, llegaron al pueblo de San Lucas Nextetelco, relata la organización. Los trabajadores se retiraron del lugar después de que los integrantes de la comunidad les entregaran un acta de la asamblea en oposición a la obra del complejo de seguridad, en el cual decidieron rechazar el proyecto.

Más tarde ese mismo día, sobre las 16h, esos mismos trabajadores volvieron al pueblo de San Lucas Nextetelco, llevando una máquina excavadora. Custodiada por elementos de la Policía Estatal de Puebla, rompieron el portón y comenzaron a trabajar.

Esto llevó a que integrantes del pueblo alertaran al resto de la comunidad, quienes acudieron a protestar e intentar impedir que siguiera la construcción del complejo de seguridad. Después de esto, llegaron al lugar un grupo de personas que presuntamente son movilizadas por el gobierno municipal de Juan C. Bonilla y que han sido identificadas previamente por la comunidad como “golpeadores”, señala Front Line Defenders.

Este grupo comenzó a agredir físicamente a integrantes de la comunidad, incluyendo a jóvenes y a adultos mayores que se manifestaban de manera pacífica. Llegaron más integrantes de San Luchas Nextetelco a fin de apoyar a los manifestantes, se enfrentaron con la policía y esto llevó al eventual retiro de los golpeadores y de los elementos de la Policía Estatal. Como forma de protesta, la comunidad decidió cerrar la carretera federal a la altura de San Lucas Nextetelco durante alrededor de 6 horas.

Otros ataques

(Continuar leyendo…)

Página 20 de 450« Primera...10...1819202122...304050...Última »