Noticias:

Chiapas

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Capitán Insurgente Marcos

EZLN | Catorceava Parte y Segunda Alerta de Aproximación: La (otra) Regla del Tercero Excluido

Catorceava Parte y Segunda Alerta de Aproximación:
La (otra) Regla del Tercero Excluido.

Noviembre del 2023.

La reunión fue hace un año.  Una madrugada de noviembre.  Hacía frío.  El Subcomandante Insurgente Moisés llegó a la champa de la Capitanía (sí, no se equivoca usted, para esas fechas el SupGaleano ya había muerto, sólo que no se había hecho público su deceso).  La reunión con las jefas y jefes había terminado ya tarde, y el SubMoy se dio tiempo para pasar y preguntarme sobre lo que llevaba avanzado en el análisis que debía presentarse al día siguiente a la asamblea.  La luna avanzaba perezosa hacia su cuarto creciente y la población mundial llegaba a los 8 mil millones.  En mi cuaderno de apuntes aparecían tres notas:

El hombre más rico de México, Carlos Slim, a un grupo de estudiantes: “ahora, lo que yo veo para todos ustedes es un México boyante con crecimiento sostenido, con muchas oportunidades de generación de empleo y actividades económicas” (10 noviembre del 2022). (Nota: tal vez se refiera al Crimen Organizado como actividad económica generadora de empleo.  Y con mercancías de exportación).

(…) la cifra de personas que en este momento están reportadas como desaparecidas en México, desde 1964, asciende ya a 107 mil 201; es decir, 7 mil más que en mayo pasado, cuando se superó el umbral de 100 mil. (7 de noviembre del 2022).  (Nota: buscar a las buscadoras).

  En Israel la ONU situaba la cifra de prisioneros palestinos en unos 5.000, entre ellos 160 niños, según el informe que la Relatora Especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado desde 1967.  Netanyahu llega a la cabeza del gobierno por tercera vez. (noviembre del 2022).  (Nota: quien siembra vientos, cosechará tormentas).

-*-

Una grieta como proyecto.

No era la primera vez que tocábamos el tema.  Es más, las últimas lunas había sido la constante: el diagnóstico que serviría a la asamblea tomar una decisión sobre el “qué sigue”.  Llevaban también meses discutiendo eso, pero la idea-propuesta del Subcomandante Insurgente Moisés no acaba de aterrizar, de concretarse.  Era todavía una especie de intuición.

No es que estén cerradas todas las puertas-, empecé.  – Es que no hay puertas.  Todas ésas que aparecen como “verdaderas”, no llevan a otro lado que no sea al punto de partida.  Cualquier intento de ruta es sólo un viaje por un laberinto que, en el mejor de los casos, te lleva al inicio.  En el peor, a la desaparición-.

¿Entonces?, inquirió el SubMoy encendiendo el enésimo cigarrillo.

  -Pues creo que tienes razón, sólo queda abrir una grieta.  Ya no buscarle por otro lado.  Hay que hacer una puerta.  Va a tardar, eso sí.  Y va a costar mucho.  Pero sí, es posible.  Aunque no cualquiera.  Eso que están pensando, nadie, nunca.  Yo mismo no creí que llegaría a escucharlo siquiera –, señalé.

El SubMoy quedó un rato pensativo, mirando el piso de la champa, lleno de colillas de cigarro, residuos de tabaco de la pipa, un fósforo quemado, lodo húmedo, algunas ramitas rotas.

Luego se levantó y, dirigiéndose a la puerta, sólo dijo: “Pues ni modos, falta ver… falta lo que falta”.

-*-

El fracaso como objetivo.

Para entender lo que significaba ese breve diálogo, debo explicarles una parte de mi trabajo como capitán.  En este caso, un trabajo que heredé del difunto SupGaleano, quien a su vez lo recibió del finado SupMarcos.

Una labor ingrata, oscura y dolorosa: prever el fracaso zapatista.

Si se está pensando en una iniciativa, yo busco todo lo que pueda hacerla fracasar, o, al menos, que reduzca su impacto.  Buscar lo contrario contradictorio.  Digamos algo así como “Marcos Contreras”.  Soy, pues, el máximo y único representante del “ala pesimista” del zapatismo.

El objetivo es atacar con todo tipo de objeciones las iniciativas desde que empiezan a nacer.  Suponemos que eso hace que se vaya afinando y consolidando esa propuesta, sea organizativa interna, sea iniciativa externa, sea una combinación de estas dos.

Para ponerlo claro: el zapatismo se prepara para fracasar.  Es decir, imagina el peor escenario.  Con ese horizonte en perspectiva, se van elaborando los planes y detallando las propuestas.

Para concebir esos “fracasos futuros”, se usan las ciencias de las que podemos disponer.  Hay que buscar por todos lados (y cuando digo “todos lados” son todos, incluyendo las redes sociales y sus granjas de bots, las noticias falsas y los retrucos que se realizan para conseguir “seguidores”), obtener la mayor cantidad de datos e informaciones, cruzarlas y conseguir así el diagnóstico de lo que sería la tormenta perfecta y su resultado.

Deben tratar de entender que no se trata de construir una certeza, sino de una hipótesis terrible.  En términos del finado: “supongamos que todo se va a la mierda”.  Contra lo que se pueda creer, esa catástrofe no incluye nuestra desaparición, sino algo peor: la extinción de la especie humana.  Bueno, al menos tal y como la concebimos hoy.

Se imagina esa catástrofe y se comienzan a buscar datos que la confirmen.  Datos reales, no las profecías de Nostradamus o el Apocalipsis bíblico o equivalentes.  Es decir, datos científicos.  Se recurre entonces a publicaciones científicas, datos financieros, tendencias, registro de hechos, y muchas publicaciones.

A partir de ese futuro hipotético, se pone en marcha el reloj en sentido inverso.

-*-

  La regla del tercero excluido.

Ya en posesión del dibujo del colapso y su inevitabilidad, empieza a funcionar la regla del tercero excluido.

No, no es la conocida.  Ésta es una invención del finado SupMarcos.  En sus tiempos de teniente, decía que, en caso de una falla, primero se intentaba una solución; segundo, una corrección; y tercero, pues ya no había tercero, quedaba como “no tiene remedio”.  Ya después fue afinando esa regla hasta llegar a la que ahora les expongo: sustentada una hipótesis con datos verídicos y con análisis científico, procede buscar dos elementos que contradigan la mentada hipótesis en su esencia.  Si se encuentran esos dos elementos, ya no se busca el tercero, entonces hay que replantear la hipótesis o confrontarla ya con el juez más severo: la realidad.

Les aclaro que, cuando los zapatistas dicen “la realidad”, incluyen su accionar en esa realidad.  Lo que ustedes llaman “la práctica”.

Aplico entonces esa misma regla.  Si encuentro al menos 2 elementos que contradigan mi hipótesis, entonces abandono la búsqueda, desecho esa hipótesis y busco otra.

La hipótesis compleja.

Mi hipótesis es: ya no hay remedio.

Apuntes:

La convivencia equilibrada entre el ser humano y la naturaleza es imposible ya.  En la confrontación ganará quien más tiempo tiene: la naturaleza.  El capital ha convertido la relación con la naturaleza en una confrontación, una guerra de saqueo y destrucción.  El objetivo de esta guerra es el aniquilamiento del contrario, la naturaleza en este caso (humanidad incluida).  Con el criterio de la “obsolescencia programada” (o “caducidad prevista”), la mercancía “seres humanos” caduca en cada guerra.

La lógica del capital es la de la ganancia mayor a la máxima velocidad.  Esto hace que el sistema se convierta en una gigantesca máquina de desechos, incluyendo seres humanos.  En la tormenta, las relaciones sociales se trastocan y el capital improductivo arroja a millones al desempleo y, de ahí, al “empleo alternativo” en el crimen, y a la migración.  La destrucción de territorios incluye el despoblamiento.  El “fenómeno” de la migración no es el preludio de la catástrofe, es su confirmación.  La migración produce el efecto de “naciones dentro de naciones”, grandes caravanas trashumantes chocando con muros de concreto, policíacos, militares, criminales, burocráticos, raciales y económicos.

Cuando se habla de migración, se olvida la otra migración que le antecede en el calendario.  La de las poblaciones originarias en sus propios territorios, ahora convertidos en mercancías.  ¿No se ha convertido al pueblo palestino en migrante al que hay que expulsar de su propia tierra?  ¿No ocurre lo mismo con los pueblos originarios en el mundo?

En México, por ejemplo, las comunidades originarias son el “extraño enemigo” que osa “profanar» el suelo de la finca del sistema, ubicada entre el Bravo y el Suchiate.  Para combatir a este “enemigo” hay miles de soldados y policías, megaproyectos, compra de conciencias, represión, desapariciones, asesinatos y una auténtica fábrica de culpables (cfr. https://frayba.org.mx/ ).  Los asesinatos del hermano Samir Flores Soberanes y de decenas de guardianes de la naturaleza definen al actual proyecto de gobierno.

El “miedo a lo otro” alcanza niveles de franca paranoia.  La escasez, la pobreza, las desgracias y el crimen tienen como responsable a un sistema, pero ahora la culpa se traslada al migrante al que hay que combatir hasta aniquilarlo.

En “la política” se ofrecen alternativas y ofertas a cuál más de falsa.  Nuevos cultos, nacionalismos -nuevos, viejos o reciclados-, la nueva religión de las redes sociales y sus neo profetas: los “influencers”.  Y la guerra, siempre la guerra.

La crisis de la política es la crisis de las alternativas al caos.  El frenético sucederse en los gobiernos de la derecha, ultraderecha, el inexistente centro, y lo que presuntuosamente se da en llamar “izquierda”, es sólo un reflejo de un mercado cambiante: si hay nuevos modelos de celulares, ¿por qué no “nuevas” opciones políticas?

Los Estados-Nación se trastocan en agentes aduanales del capital.  No hay gobiernos, hay una sola Border Patrol con distintos colores y diferentes banderas.  La disputa entre “Estado Gordo” y “Estado Famélico” es sólo una fallida ocultación de su naturaleza primigenia: la represión.

El capital empieza a sustituir al neoliberalismo como coartada teórico-ideológica, con su consecuencia lógica: el neomaltusianismo.  Es decir, la guerra de aniquilamiento de grandes poblaciones para conseguir el bienestar de la sociedad moderna.  La guerra no es una irregularidad de la máquina, es el “mantenimiento regular” que asegurará su funcionamiento y duración.  La reducción radical de la demanda para compensar las limitaciones de la oferta.

No se trataría de un neodarwinismo social (los fuertes y ricos se hacen más fuertes y ricos, y los débiles y pobres de hacen más débiles y pobres), o de la Eugenesia que fue una de las coartadas ideológicas para la guerra nazi de exterminio del pueblo judío.  O no sólo.  Se trataría de una campaña mundial de aniquilamiento de la población mayoritaria en el mundo: la de los desposeídos.  Desposeerlos también de la vida.  Si los recursos del planeta no son suficientes y no hay un planeta de repuesto (o no se ha encontrado aún, aunque en eso están), entonces corresponde reducir drásticamente la población.  Achicar el planeta mediante el despoblamiento y la reordenación, ya no sólo de determinados territorios, sino del mundo entero.  Una Nakba para todo el planeta.

Si la casa ya no se puede expandir ni es factible hacerle más pisos; si los habitantes del sótano quieren subir a la planta baja, asaltar la alacena, y, ¡horror!, no dejan de reproducirse; si los “paraísos ecológicos” o “autosustentables” (en realidad sólo son “cuartos de pánico” del capital) no son suficientes; si los del primer piso quieren los cuartos del segundo y así; en suma, si la “civilización moderna” y su núcleo (la propiedad privada de los medios de producción, circulación y consumo), corre peligro; pues entonces hay que expulsar a inquilinos -empezando por los del sótano-, hasta que se logre “el equilibrio”.

Si el planeta se agota en recursos y territorios, sigue una especie de «dieta» para reducir la obesidad del planeta.  Lo de buscar otro planeta está teniendo dificultades no previstas.  Es previsible una carrera espacial, pero su éxito es una incógnita todavía muy grande.  Las guerras, en cambio, han demostrado su “eficacia”.

La conquista de territorios trajo el crecimiento exponencial de los «sobrantes», «excluidos», o «prescindibles».  Siguen las guerras por el reparto.  Las guerras tienen una doble ventaja: reaniman la producción bélica y sus subsidiarias, y elimina a esos sobrantes de forma expedita e irremediable.

Los nacionalismos no sólo resurgirán o tendrán nuevo aliento (por eso el vaivén de las ofertas políticas de ultraderecha), son la base espiritual necesaria para las guerras.  “El responsable de tus carencias es quien tienes al lado.  Por eso pierde tu equipo”.  La lógica de las “barras”, “porras” y “hooligans” -nacionales, raciales, religiosos, políticos, ideológicos, de género-, alentando guerras medianas, grandes y pequeñas en tamaño, pero con el mismo objetivo de depuración.

Ergo: el capitalismo no caduca, sólo se transforma.

El Estado-Nación dejó hace tiempo de cumplir su función de territorio-gobierno-población con características comunes (lengua, moneda, sistema jurídico, cultura, etc.).  Los Estados Nacionales son ahora las posiciones militares de un solo ejército, el del cártel del capital.  En el actual crimen mundial del sistema, los gobiernos son los “jefes de plaza” que mantienen el control de un territorio.  La lucha política, electoral o no, es por ver quién asciende a jefe de plaza.  El “cobro de piso” es mediante los impuestos y los presupuestos para campañas y el proceso electoral.  El crimen desorganizado financia así su reproducción, aunque cada vez sea más patente su incapacidad de ofrecer a sus subyugados la seguridad y la justicia.  En la política moderna, los jefes de los cárteles nacionales se deciden por elecciones.

De este manojo de contradicciones no surge una nueva sociedad.  A la catástrofe no se sigue el fin del sistema capitalista, sino una forma diferente de su carácter depredador.  El futuro del capital es el mismo que su pasado y presentes patriarcales: explotación, represión, despojo y desprecio.  Para cada crisis, el sistema tiene siempre a la mano una guerra para solucionar esa crisis.  Por lo tanto: no es posible delinear o construir una alternativa al colapso más allá de nuestra propia supervivencia como comunidades originarias.

La mayoría de la población no ve o no cree posible la catástrofe.  El capital ha logrado inculcar el inmediatismo y el negacionismo en el código básico cultural de los de abajo.

Más allá de algunas comunidades originarias, pueblos en resistencia y algunos grupos y colectivos, no es posible construir una alternativa que rebase lo mínimo local.

La prevalencia de la noción de Estado-Nación en el imaginario de abajo es un obstáculo.  Mantiene las luchas separadas, aisladas, fragmentadas.  Las fronteras que las separan no son sólo las geográficas.

-*-

Las Contradicciones.

Apuntes:

Primera serie de contradicciones:

La lucha de los hermanos de la región cholulteca contra la empresa Bonafont, en Puebla, México (2021-2022).  Viendo que sus manantiales se secaban, los pobladores voltearon a ver hacia el responsable: la empresa Bonafont, de Danone.  Se organizaron y tomaron la planta embotelladora.  Los manantiales se recuperaron y volvió el agua y la vida a sus tierras.  La naturaleza respondía así a la acción de sus defensores y confirmaba lo dicho por los campesinos: la empresa depredaba el agua.  La fuerza represiva que los desalojó, después de un tiempo, no pudo ocultar la realidad: los pueblos defendían la vida, y la empresa y el gobierno defendían la muerte.  La madre tierra respondió así al cuestionamiento: sí hay remedio, correspondo con vida a quien defiende mi existencia; podemos convivir si nos respetamos y cuidamos mutuamente.

La pandemia (2020).  Los animales recuperaron su posición en algunos territorios urbanos abandonados, aunque fue momentáneo.  El agua, el aire, la flora y la fauna tuvieron un respiro y se rehicieron, aunque fueron de nuevo avasalladas en poco tiempo.  Señalaron así quién era el invasor.

La Travesía por la Vida (2021).  En el oriente, o sea en Europa, hay ejemplos de resistencia a la destrucción y, sobre todo, de construcción de otra relación con la madre tierra.  Los informes, relatos y anécdotas son demasiados para estas notas, pero confirman que la realidad allá no es sólo la de la xenofobia y la idiotez y petulancia de sus gobiernos.  Esperamos encontrar esfuerzos semejantes en otras geografías.

Por lo tanto: sí es posible la convivencia equilibrada con la naturaleza.  Debe de haber más ejemplos de esto.  Nota: buscar más datos, volver a revisar los informes de la Extemporánea a su vuelta de la Travesía por la Vida- Capítulo Europa, qué miraron y qué aprendieron, seguir las acciones del CNI y de otras organizaciones y movimientos de pueblos originarios hermanos en el Mundo.  Atención a las alternativas en zonas urbanas.

Conclusión parcial: las contradicciones detectadas ponen en crisis uno de los planteamientos de la hipótesis compleja, pero no todavía la esencia.  El llamado “capitalismo verde” bien podría absorber o suplantar esas resistencias.

Segunda serie de contradicciones:

La existencia y persistencia de la Sexta y las personas, grupos, colectivos, equipos, organizaciones, movimientos acuerpados en la Declaración por La Vida.  Y muchas personas más en muchas partes.  Hay quien resiste y se rebela, y trata de encontrarse.  Pero es necesario buscar.  Y eso nos enseñan las Buscadoras: buscar es una lucha necesaria, urgente, vital.  Con todo en contra, ellas se aferran a la más remota esperanza.

Conclusión parcial: la sola posibilidad, mínima, ínfima, improbable hasta un porcentaje ridículo, de que las resistencias y rebeldía coincidan, hace trastabillar a la máquina.  No es su destrucción, es cierto.  No todavía.  Las brujas escarlatas serán decisivas.

El porcentaje de probabilidad del triunfo de la vida sobre la muerte es ridículo, sí.  Entonces quedan opciones: la resignación, el cinismo, el culto a lo inmediato (“carpe diem” como sostén vital).

Y, sin embargo, hay quienes desafían los muros, las fronteras, las reglas… y la ley de probabilidades.

Tercera serie de contradicciones: No es necesaria.  Aplica la regla del Tercero Excluido.

Conclusión general: por lo tanto, hay que plantear otra hipótesis.

-*-

¡Ah! ¿ustedes pensaban que la iniciativa o el paso que anunciaban los pueblos zapatistas era la desaparición de MAREZ y JBG, la inversión de la pirámide y el nacimiento de los GAL?

Pues lamento arruinarles la tranquilidad.  No es así.  Regrese usted a antes de la llamada “Primera parte” y la discusión sobre los motivos de lobos y pastores.  ¿Ya?  Ahora coloque usted esto:

Permissu et gratia a praelatis dico vobis visiones mirabiles et terribiles quas oculi mei in his terris viderunt. 30 Anno Resistentise, et prima luce diei viderunt imagines et sonos, quod nunquam antea viderant, et tamen litteras meas semper intuebantur.  Manus scribit et cor dictat.  Erat mane et supra, cicadae et stellae pugnabant pro terra…

Con el permiso y gracia de los superiores os cuento las maravillosas y terribles visiones que mis ojos han visto en estas tierras.  En el año 30 de la Resistencia, y con las primeras luces del día, vieron imágenes y sonidos que nunca antes habían visto y sin embargo siempre miraban mis letras. La mano escribe y el corazón dicta.  Era de madrugada y arriba, grillos y estrellas luchaban por la tierra…

El Capitán.

No apareció entonces porque no sabían de la muerte del SupGaleano, ni de las demás muertes necesarias.  Pero así somos los zapatistas: siempre es más lo que callamos que lo que decimos.  Como si nos empeñáramos en diseñar un rompecabezas siempre inconcluso, siempre con una pieza pendiente, siempre con esa interrogante extemporánea: ¿y tú qué?

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

El Capitán.

40, 30, 20, 10, 2, 1 año después.

P.D.- ¿Entonces qué es lo que falta?  Pues… falta lo que falta.

 

Fuente: EnlaceZapatista

radio
EZLN

EZLN | Doceava parte: Fragmentos. Fragmentos de una carta del Subcomandante Insurgente Moisés enviada, hará hace algunos meses, a una geografía lejana en distancia y cercana en pensamiento

Doceava parte: Fragmentos.
Fragmentos de una carta del Subcomandante Insurgente Moisés enviada, hará hace algunos meses, a una geografía lejana en distancia y cercana en pensamiento:

“Comisión Sexta Zapatista.
México.

 Abril del 2023.

(…)

Porque entonces sería algo así como que, frente a la terrible tormenta que azota ya todos los rincones del planeta, incluso aquellos que se pensaban a salvo de todo mal, nosotros no vemos la tormenta.

  Quiero decir, no sólo vemos la tormenta, y la destrucción, muerte y dolor que trae consigo.  También vemos lo que sigue.  Queremos ser la semilla de una futura raíz que no veremos, que luego será, a su vez, el césped que tampoco veremos.

  La vocación zapatista, si alguien nos apura a una definición lacónica, es entonces “ser buena semilla”.

  No pretendemos heredar a las próximas generaciones una concepción del mundo.  No heredarles nuestras miserias, nuestros rencores, nuestros dolores, nuestras fobias, ni nuestras filias.  Tampoco que sean un espejo con una imagen más o menos aproximada de lo que supongamos bueno o malo.

  Lo que queremos es heredar vida.  Lo que hagan con ella otras generaciones será su decisión y, sobre todo, su responsabilidad.  Así como nosotros heredamos vida de nuestros ancestros, tomamos lo que consideramos valioso, y nos asignamos una tarea.  Y, claro, nos hacemos responsables de la decisión que tomamos, de lo que hacemos para cumplir esa tarea, y de las consecuencias de nuestras acciones y omisiones.

  Cuando decimos que “No es necesario conquistar el mundo, basta con hacerlo de nuevo”, nos alejamos, definitiva e irremediablemente, de las concepciones políticas vigentes y de las anteriores.  El mundo que vemos no es perfecto, ni de lejos.  Pero es mejor, sin duda alguna.  Un mundo donde cada quien sea quien es, sin vergüenza, sin ser perseguido, mutilado, encarcelado, asesinado, marginado, oprimido.

  ¿Cómo se llama ese mundo?  ¿Qué sistema lo sostiene o es el dominante?  Bueno, eso lo decidirán, o no, quienes vivan en él.

  Un mundo donde los afanes de hegemonizar y homogeneizar aprendan de lo que provocaron en éste y otros tiempos, y fracasen en ese mundo por venir.

  Un mundo en el cual la humanidad no sea definida por la igualdad (que no hace sino esconder la segregación de los que “no son iguales”), sino por la diferencia.

  Un mundo donde la diferencia no se persiga, sino que se celebre.  Un mundo en el que las historias contadas no sean las de los que ganan, porque nadie gana.

  Un mundo donde las historias que se cuenten, sea en la intimidad, o en las artes, o en la cultura, sean como las que nuestros abuelas y abuelos nos contaron, y que enseñen no quien ganó, porque nadie ganó y, por lo tanto, nadie perdió.

  Esas historias que nos permitieron imaginar cosas terribles y maravillosas y en las que, entre la lluvia y el olor del maíz cociéndose, el café y el tabaco, alcanzamos a imaginar un mundo incompleto, sí, torpe también, pero mucho mejor que el mundo que nuestros antepasados y nuestros contemporáneos hemos padecido y estamos padeciendo.

  No pretendemos heredar leyes, manuales, cosmovisiones, catecismos, reglas, rutas, destinos, pasos, compañías, que, si se ve con detenimiento, es a lo que aspiran casi todas las propuestas políticas.

  Nuestra pretensión es más sencilla y terriblemente más difícil: heredar vida.

(…)

  Porque nosotros vemos que esa terrible tormenta, cuyos primeros ventarrones y lluvias ya azotan al planeta entero, está llegando muy rápido y muy fuerte.  Entonces no vemos lo inmediato.  O sí, pero de acuerdo con lo que vemos a largo plazo.  Nuestra realidad inmediata está definida o de acuerdo con dos realidades: una de muerte y destrucción que habrá de sacar a flote lo peor del ser humano, sin importar su clase social, su color, su raza, su cultura, su geografía, su lengua, su tamaño; y otra de volver a empezar sobre los escombros de un sistema que hizo lo que mejor sabe hacer, es decir, destruir.

  ¿Por qué decimos que a la pesadilla que ya está, y que no hará sino empeorar, seguirá un despertar?  Bueno, porque hay quienes, como nosotros, estamos empeñados en mirar esa posibilidad.  Mínima, es cierto.  Pero todos los días y a todas horas, en todas partes, luchamos porque esa mínima posibilidad vaya creciendo y, aunque pequeña y sin importancia -como una semilla diminuta-, crezca y, algún día, sea el árbol de la vida que será de todos los colores o no será.

  No somos los únicos.  En estos 30 años nos hemos asomado a muchos mundos.  Diferentes en modos, tiempos, geografías, historias propias, calendarios.  Pero iguales sólo en el empeño y la mirada absurda puesta en un tiempo extemporáneo que sucederá, no por el destino, no por designio divino, no porque alguien pierda para que alguien gane.  No, será porque estamos trabajando en ello, luchando, viviendo y muriendo por ello.

  Y habrá un prado, y habrá flores, y árboles, y ríos, y animales de todo tipo.  Y habrá césped porque habrá raíces.  Y habrá una niña, un niño, unoa niñoa que estará con vida.  Y llegará el día en que tenga que hacerse responsable de la decisión que tome de qué hacer con esa vida.

  ¿No es ésa la libertad?

(…)

  Y les contaremos la historia de la mujer indígena de raíz maya, de más de 40 años, que se cayó decenas de veces aprendiendo a andar en una bicicleta rodada 20.  Pero también que se levantó el mismo número de veces y ahora anda en una rodada 24 o rodada 26 y, con ella, llegará a los cursos de plantas medicinales.

  Del promotor de salud que llegará a tiempo, a una comunidad apartada y sin camino pavimentado, para administrar suero anti viperino a un anciano atacado por una víbora nauyaca.

  De la indígena, autoridad autónoma que, con su nagüa y su morraleta, llegará a tiempo a una asamblea de “como mujeres que somos” y podrá dar la plática sobre higiene femenina.

  Y que, cuando no había vehículo, gasolina, chofer o camino transitable, la salud, en la medida de nuestro desarrollo y posibilidades, llegará a una champa en un rincón de la selva lacandona.

  Una champa donde, alrededor de un fogón, lloviendo y sin luz eléctrica, llegará, también en bicicleta, la promotora de educación y, entre el olor a maíz cocido, café y tabaco, escuchará una historia terrible y maravillosa, contada en la voz y lengua de una anciana.  Y en esa historia se hablará del Votán, que no era hombre ni mujer ni otroa.  Y que no era uno, sino muchos.  Y escuchará que dirá: “eso somos, Votán, guardián y corazón del pueblo”.

  Y que, ya en la escuela, esa promotora de educación les contará a los niños y las niñas zapatistas esa historia.  Bueno, más bien la versión que hará de lo que se acuerde haber escuchado, porque no muy se oía debido al ruido de la lluvia y la voz apagada de la mujer que contaba la historia.

  Y de “la cumbia de la bicicleta” que algún grupo juvenil musical habrá de crear y que nos aliviará a todos de escuchar por enésima vez “la cumbia del sapito”.

  Y nuestros muertos, a quienes debemos honor y vida, tal vez dirán “bueno, al fin hemos entrado a la era de la rueda”.  Y en las noches mirarán el cielo estrellado, sin nubes que lo oculten, y dirán “¡Bicicletas!  De ahí, siguen las naves espaciales”.  Y reirán, lo sé.  Y alguien vivo pondrá a funcionar una grabadorita y se escuchará una cumbia que todos, vivos y muertos, esperamos que no sea “la del moño colorado”.

(…)

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
A nombre de los niños, niñas, hombres, mujeres y otroas zapatistas.
Subcomandante Insurgente Moisés.
Coordinador General de la “Gira por la Vida”.
México, abril del 2023.”

Estos fragmentos son tomados del original, y con las autorizaciones del remitente y de la destinataria.
Doy fe.

El Capitán.
Noviembre del 2023.

radio
COMUNIDAD INDÍGENA OTOMÍ RESIDENTE EN LA CDMX

Comunicado de la Comunidad Otomí residente en CDMX a 40 años de la fundación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)

Al CCRI-CG-EZLN

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

A la Comisión Sexta del EZLN

Al SubComandante Insurgente Moisés

Al Capitán Insurgente Marcos

A los Gobiernos Autónomos Locales, GAL

A los Colectivos de Gobiernos Autónomos Zapatistas, CGAZ

A las Asambleas de Colectivos de Gobiernos Autónomos ZAPATISTAS, ACGAZ

Al Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno

A Ma. de Jesús Patricio Martínez, Vocera del CNI-CIG

A los Pueblos del Mundo que resisten contra el sistema Capitalista y Patriarcal

A los Pueblos, Tribus, Naciones, Comunidades y Barrios Originarios

que nunca fueron conquistados

A la Sexta Nacional e Internacional

A las Redes de Resistencia y Rebeldía

A la Europa Insumisa, Digna y Rebelde

A quienes suscribieron la Declaración por la Vida

A las Madres y Padres de nuestros 43 Normalistas de Ayotzinapa

A los medios libres, independientes, alternativos o como se llamen…

Hermanas y hermanos, tod@s

A 40 años de la fundación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, EZLN y

en la víspera de cumplir 30 años del Levantamiento Zapatista…,

NOSOSTR@S DECIMOS, NO ESTÁN SOL@S

Seguiremos caminando con Resistencia y Rebeldía, seguiremos construyendo un mundo donde quepan muchos mundos, seguiremos luchando contra este sistema capitalista y patriarcal que impone militarización, para salvaguardar sus megaproyectos de muerte y destrucción, seguiremos resistiendo, porque nuestra lucha es contra el despojo del territorio, la madres tierra y la vida.

Hoy, en el marco de sus cumpleaños número 40, y asumiendo que Dení somos tod@s, ustedes nos han dichos de manera muy puntual… “Ya podemos sobrevivir a la tormenta como comunidades zapatistas que somos. Pero ahora se trata no sólo de eso, sino de atravesar ésta y otras tormentas que vienen, atravesar la noche, y llegar a esa mañana, dentro de 120 años, donde una niña empieza a aprender que ser libre es también ser responsable de esa libertad”

Nostr@s, desde la Casa de los Pueblos y Comunidades Indígenas “Samir Flores Soberanes”, después de 531 años de resistencia y rebeldía, hace tres años decidimos tomar las oficinas del “indigenismos oficial, lugar donde despachaba el traidor de los pueblos, Adelfo Regino Montes, quien simulaba, representar a los pueblos y no los representa; nunca diseñó ni promovió políticas, programas, y acciones públicas que garantizaran los derechos de los pueblos originarios y las comunidades indigenas, al contrario oficializó e institucionalizó el despojo de la Madres Tierra.

Herman@s del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, les decimos y reiteramos, que tomamos el INPI, también como un acto de repudio a los ataques paramilitares y a la guerra contrainsurgente en contra del EZLN y las Comunidades Zapatistas; así mismo, en contra de la guerra y asesinato que se cometen contra los pueblos originarios y comunidades indígenas pertenecientes al CNI-CIG

Por todo ello, en este su cumpleaños, ratificamos nuestra vocación de lucha, resistencia y nuestro paso firme a lado de ustedes. Sabremos sortear la tormenta que vivimos en esta urbe donde solo cuentan las cifras y el Folklore como ganancia político-electoral, vivimos en una “Ciudad Innovadora y de Derechos” que solo justifica el despojo y la gentrificación; es decir, los pueblos originarios y comunidades indígenas no contamos, no nos cent no nos escuchan. Es por ello que, recordando lo que el SubComandante Insurgente Moisés, dijera en 2020…, ¿A quién le importa que un pequeño, pequeñísimo, grupo de originarios, de indígenas, viva, es decir, luche?

Sin embargo, muy a pesar de ello, de su indiferencia gubernamental, aquí estamos y resistimos.

Por tanto reiteramos que No nos Vendemos, No Claudicamos y No Traicionamos

ATENTAMENTE

Zapata Vive, la Lucha Sigue

Por la reconstitución integral de nuestros Pueblos

Viva el Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Vivan los Gobiernos Autónomos Locales, GAL

Vivan los Colectivos de Gobiernos Autónomos Zapatistas, CGAZ

Vivan las Asambleas de Colectivos de Gobiernos Autónomos ZAPATISTAS, ACGAZ

Nunca más una Ciudad sin sus pueblos y comunidades indígenas

Desde la Casa de los Pueblos y Comunidades Indígenas “Samir Flores Soberanes”

COMUNIDAD INDÍGENA OTOMÍ RESIDENTE EN LA CDMX

Ciudad de México a 17 de noviembre de 2023

radio
Red de Resistencia y Rebeldía Ajmaq

¡Manuel Gómez Vázquez Libre!

radio
Tercios Compas

EZLN | Onceava Parte: Mientras tanto, en las montañas del sureste mexicano…

Producido por Los Tercios Compas. Montañas del Sureste Mexicano. Copyleft noviembre del 2023
With a Little Help from My Friends, Lennon y McCartney. Versión de Joe Cocker

radio
FrayBa

Celebramos la libertad del compañero Manuel Gómez Vázquez, Base de Apoyo del EZLN

 

 

Manuel Gómez Vázquez es liberado después de 2 años, 11 meses y 7 días injustamente privado de su libertad.

El día de hoy se emitió sentencia absolutoria que ordenó la inmediata libertad para Manuel Gómez Vázquez, Base de Apoyo del #EZLN, al no comprobarse ninguna responsabilidad en la comisión del delito.

Agradecemos infinitamente la solidaridad de todas las personas, colectivos, organizaciones de derechos humanos que hicieron posible la libertad del compañero.

radio
Radio Zapatista

Hoy se dicta sentencia contra Manuel Gómez Vázquez, preso político zapatista

Hoy, 16 de noviembre de 2023, a las 12:00 horas, el Juzgado de Control y Tribunal de Enjuiciamiento Región III del Distrito Judicial de Ocosingo y Yajalón emitirá sentencia de Manuel Gómez Vázquez, base de apoyo zapatista, que desde hace dos años y 11 meses se encuentra detenido, acusado falsamente de homicidio.

El pasado martes, 14 de noviembre, inició la audiencia de juicio oral, que ya había sido diferida en tres ocasiones anteriores. Sobre la audiencia, dice la Red Ajmaq:

En medio de este teatro de injusticia nos quedamos con la imagen y sensación de que el compañero Manuel se mostró tal cual es: zapatista, digno, fuerte y rebelde, con la mirada al frente, los pies firmes y la sangre sabia. Su papá y mamá respaldando con amor y firmeza la vida. Estos tres compas eran una luz dentro de tanta obscuridad, falsedad, deshonestidad y mentira. Ell@s son un ejemplo de esperanza y dignidad de lo que afuera representa la organización del EZLN. Nos hubiera gustado mucho tomar una foto, para que tod@s ustedes fueran testig@s de todo lo que hemos presenciado, pero no permiten entrar con celular.

Durante el juicio, la Fiscalía Indígena sólo desahogó tres pruebas, ninguna de las cuales acredita la participación de Manuel en el delito del que se le acusa, y no presentó ningún testigo.

Junto con muchas otras organizaciones e individuos en México y el mundo, exigimos al Poder Judicial del estado de Chiapas la liberación inmediata y sin condiciones de Manuel.

radio
FrayBa

Jornada de Acción. Agujas e hilos por la libertad

Agujas e hilos por la libertad

Jornada de bordado en solidaridad con los presos políticos de Chiapas, víctimas de la fabricación de culpables y rehenes del Estado mexicano.

Convocamos a bordadorxs solidarios para exigir la libertad inmediata y sin condiciones de nuestros compañeros presos políticos.

Está actividad se realizará el domingo 19 de noviembre en la Plaza de la Resistencia, también conocida como la Plaza de la Cruz, de 12 pm a 3 pm. Les invitamos asistir para mandar mensajes de solidaridad y de exigencia con los presos por luchar. Es una actividad para todas las edades,  trae agujas e hilos para bordar, si no tienes aquí tendremos material.

Les recordamos que también ese día estaremos recaudando ropa de abrigo para nuestros compañeros presos políticos y sus hijxs. Ropa de abrigo de colores claros (no negro, ni azul marino, ni verde militar, pues son colores prohibidos en la cárcel), cobijas, además de cobijas; y ropa para infancias y adolescencias, de 3 a 15 años. Todo en buen estado y limpio.

¡Libertad inmediata para los 5 de San Juan Cancuc, Manuel Santiz Cruz, Agustín Pérez Domínguez, Juan Velasco Aguilar, Martín Pérez Domínguez y Agustín Pérez Velasco!

¡Libertad inmediata para Manuel Gómez Vázquez y José Díaz compañeros base de apoyo zapatista rehenes del Estado mexicano!

radio
Noticias de Abajo

Noticias de abajo 15 de noviembre 2023

Noticias de abajo 15 de noviembre 2023

(Descarga aquí)  
  • PANAMÁ: Panamá en crisis por el extractivismo minero. 4 semanas de paro contra las mineras y las leyes que el mal gobierno ha impuesto para defenderlas. Represión y muerte ha sido la respuesta a las demandas populares. ¿Qué es el discurso del odio? Con información de Radio Temblor.
    https://www.radiotemblor.org/que-es-el-discurso-de-odio/
    https://www.radiotemblor.org/panama-en-crisis-por-el-extractivismo-minero/
  • BOLIVIA: En la línea de FUEGO. Voces de San Buenaventura Y Rurenabaque.
    El portal de fuga radial desde Bolivia nos comparte un audio reportaje muy impactante de la situación desesperante que viven con los incendios en la Amazonia boliviana y la nula respuesta del Estado y autoridades. https://fugaradial.org/
  • PALESTINA: Informe de la situación en Gaza en reporte del embajador de Palestina en Argentina.
    https://palestina.int.ar/
    .
  • GUERRERO: Entrevistas a damnificados del Huracán Otis en la costa de Guerrero. Por Mar.
  • CDMX: Comunidad de San Gregorio Atlapulco exige que la Biblioteca Comunitaria sea entregada al Pueblo.
  • CHIAPAS: Libertad para Manuel Gómez, preso por ser zapatista
    Episodio de #Notifrayba sobre la detención de nuestro amigo Manuel Gómez Vázquez, rehén del gobierno de Chiapas, recluido injustamente por ser zapatista, desde hace dos años y once meses.
    https://archive.org/details/notifrayba_manuel_alta
radio
EZLN

EZLN | Décima Parte: Acerca de las Pirámides y sus usos y costumbres. Conclusiones del ánalisis crítico de MAREZ y JBG.

Décima Parte: Acerca de las Pirámides y sus usos y costumbres.
Conclusiones del análisis crítico de MAREZ y JBG.
(Fragmento de la entrevista hecha al SubComandante Insurgente Moisés en los meses de agosto-septiembre del 2023, en las montañas del Sureste Mexicano)

Noviembre del 2023.

Introducción. –

¿Quién construyó Tebas, la de las siete Puertas? En los libros aparecen los nombres de los reyes. ¿Arrastraron los reyes los bloques de piedra? Y Babilonia, destruida tantas veces, ¿quién la volvió siempre a construir? ¿En qué casas de la dorada Lima vivían los constructores? ¿A dónde fueron los albañiles la noche en que fue terminada la Muralla China? La gran Roma está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió?

Bertold Brecht.

Sabida es la obsesión que tienen los sistemas dominantes, a lo largo de su historia, en rescatar la imagen de las clases o castas dominantes derrotadas.  Como si en el vencedor estuviera la preocupación de neutralizar la imagen del vencido: obviar su caída.  En el estudio de los restos de la civilización o cultura vencida, se suele hacer hincapié en los grandes palacios de los gobernantes, las construcciones de carácter religioso de la alta jerarquía, y en las estatuas o monumentos que los dominantes de entonces hacían de sí mismos.

No siempre con genuino interés antropológico o arqueológico (no es lo mismo), se estudian, por ejemplo, las pirámides. Su sentido arquitectónico-religioso -a veces también científico-, y lo que en los folletos turísticos (y los programas políticos de todo el espectro) llaman “el esplendor del pasado”.

Es natural que los distintos gobiernos se fijen y, no sin suspiros anhelantes, se concentren en reyes y reinas. Los grandes palacios y pirámides pueden ser señalados como referentes del avance científico de esas épocas, de la organización social y de las causas “de su desarrollo y declive”, pero a ningún gobernante le gusta ver reflejado su futuro en el pasado.  Por eso retuercen la historia pasada y es posible reagendar fundaciones de ciudades, imperios y “transformaciones». Así que, sin darse cuenta, cada selfie que se toman en sitios arqueológicos oculta más de lo que muestra.  Allá arriba, el vencedor del hoy será el derrotado del mañana.

Pero, si no se menciona que esas construcciones debieron tener quiénes las diseñaran -sus arquitectos, ingenieros y artistas-, mucho menos habrá referencia a “la mano de obra”, es decir, a los hombres y mujeres sobre cuyas espaldas (en más de un sentido) se levantaron esas maravillas que asombran a turistas de todo el mundo, mientras hacen tiempo para ir al antro, al mall y a la playa.

De ahí a ignorar que la descendencia de esa “mano de obra” se mantiene viva y actuante, con lengua y cultura, hay un solo paso.  Las originarios que levantaron, por ejemplo, las pirámides de Teotihuacán y de la zona Maya en el sureste mexicano, existen (es decir, resisten) y, a veces, agregan a su resistencia ese componente subversivo que es la rebeldía.

En el caso de México, los distintos gobiernos prefieren a los originarios como artesanía viva y, a veces, como coreografía a modo.  El gobierno actual no representa ningún cambio en esto (bueno, no sólo en eso, pero no es el tema).  Los pueblos originarios siguen siendo objeto de la limosna (esa aspirina para sinvergüenzas), acarreo electoral, curiosidad artesanal y punto de fuga para quienes administran la destrucción en curso: “voy a destruir tu vida, es decir, tu territorio; pero no te preocupes, voy a conservar las pirámides de quienes explotaron a tus ancestros y esas cosas chistosas que hablas, vistes y haces”.

Dicho lo anterior, esta “imagen” de la pirámide -la punta superior angosta y la base inferior ancha-, es usada ahora por el Subcomandante Insurgente Moisés para explicarnos algo de lo que fue el análisis (feroz e implacable, a mi entender) del trabajo de los MAREZ y Juntas de Buen Gobierno.

El Capitán

Algo de historia, no mucha, sólo de 30 años.

Los MAREZ y Juntas de Bueno Gobierno no fueron todo mal.  Hay que recordar cómo llegamos a ellos y a ellas.  Para los pueblos zapatistas fueron como una escuela de alfabetización política.  Una auto alfabetización.

La mayoría no sabíamos leer, ni escribir, ni hablar español.  Además, hablamos distintas lenguas.  Eso fue bueno, porque entonces nuestra idea y nuestra práctica no vino de fuera, sino que tuvimos que buscar en nuestras cabezas, en nuestra historia como indígenas, en nuestro modo pues.

Nunca habíamos tenido la oportunidad de gobernarnos.  Siempre fuimos gobernados.  Aún desde antes de los españoles, el imperio Azteca, al que mucho quiere el actual gobierno -creo porque les gusta eso de los mandones-, oprimía a muchas lenguas y culturas.  No sólo en lo que ahora es México, también en lo que ahora es Centroamérica.

La situación en la que estábamos pues era de muerte y desesperación.  Nos cerraron todo.  No había ni puertas, ni ventanas, ni rendijas.  Como que querían que muriéramos ahogados.  Entonces pues, como quien dice, tuvimos que abrir una grieta en ese muro que nos encerraba y nos condenaba.  Como si todo fuera oscuridad y con nuestra sangre prendiéramos una lucecita.  Eso fue el alzamiento zapatista, una lucecita en la noche más oscura.

Luego vino que mucha gente pidió que alto al fuego, que hay que hablar.  De eso pues ya saben los ciudadanos.  A muchos de ellos les había pasado lo mismo que a nosotros, que los malos gobiernos no cumplen nunca.  Y no cumplen porque los gobiernos son los principales opresores.  Entonces pues teníamos que escoger si esperamos que algún día cumplen, o le buscamos por nuestro lado.  Y escogimos buscar nuestro camino.

Y bueno, pues había que organizarse para eso.  Nos habíamos organizado y preparado durante 10 años para levantarnos en armas, para morir y matar, pues.  Y entonces resulta que teníamos que organizarnos para vivir.  Y vivir es libertad.  Y justicia.  Y poder gobernarnos nosotros mismos como pueblos, no como niños chiquitos que así nos ven los gobiernos.

Ahí fue donde llegó en nuestra cabeza que tenemos que hacer un gobierno que obedezca.  O sea que no haga como quiere, sino que cumpla con lo que dicen los pueblos.  O sea “mandar obedeciendo”, que es la palabra que ahora plagian los sinvergüenzas de ahora (o sea que no sólo plagian tesis. Nota de la redacción).

Entonces con los municipios autónomos aprendimos que sí podemos auto gobernarnos.  Y eso fue posible porque muchas personas nos apoyaron sin interés para encontrar el camino de vida.  O sea que esa gente no vino a ver qué sacaba -como ésos que me imagino que tú les vas a contar a los de afuera cuando hables de los 30 años-, sino realmente se comprometió con un proyecto de vida.  Y hubo quien quiere decirnos cómo debemos hacer.  Pero no nos alzamos en armas para cambiar de patrón.  No hay patrón bueno.  Pero hubo otras personas que sí nos respetaron nuestro pensamiento, nuestro modo.

El valor de la palabra.

Cuando nosotros obtenemos ese apoyo, pues es como un compromiso que hacemos nosotros.  Si decimos que necesitamos apoyo para hacer escuelas y clínicas, para preparar promotores de salud y de educación, por dar un ejemplo, pues tenemos que cumplir.  O sea que no podemos decir que es para una cosa y la usamos para otra.  Teníamos y tenemos que ser honrados, porque esa gente no viene a explotarnos, sino a animarnos.  Así lo vimos.

Entonces pues tenemos que aguantar los ataques y las chingaderas de los malos gobiernos, de los finqueros, de las grandes empresas, que están dale y dale para probarnos a ver si aguantamos o fácil es que nos caemos en una provocación para acusarnos que decimos mentiras, que queremos también Poder y paga.  Y eso del Poder pues es como una enfermedad que mata las buenas ideas y corrompe, o sea que como que enferma a la gente.  Y ahí tienes que una persona que parece buena gente, pues ya con Poder pues se enloquece.  O tal vez ya estaba loco y el Poder como que le encueró su corazón.

Entonces pues pensamos que necesitamos organizar, por ejemplo, nuestra salud.  Porque claro vimos y vemos que lo que hace el gobierno es una gran mentira que sólo es para robar y no le importa que la gente se muera, sobre todo si es indígena.

Y pasó que, cuando hacemos esa grieta en el sistema y nos asomamos, pues vemos muchas cosas.  Pero también mucha gente nos ve.  Y entre esa gente, hay quien nos miró y se arriesgó en ayudar y apoyar.  Porque ¿qué tal que somos mentirosos y no hacemos lo que decimos?  Pero bueno, se arriesgaron y pues nos comprometieron.

Mira, allá afuera, en las ciudades, la palabra no vale.  Pueden decir una cosa en un momento, y en un minuto después dicen lo contrario y como si nada, tranquilos.  Ahí está por ejemplo la que dicen “mañanera”, que un día una cosa y otro día lo contrario.  Pero, como da paga, pues le aplauden y contentos porque les da unas limosnas que ni siquiera sale esa paga de su trabajo, sino de lo que da la gente trabajadora a los gobiernos con los impuestos, que son como el “cobro de piso” del crimen desorganizado.

Entonces esa gente nos apoya y empezamos poco a poco con medicina preventiva.  Como ya habíamos recuperado las tierras, pues mejoramos nuestra alimentación, pero se necesitaba más.  Entonces pues salud.  Hay que recuperar los conocimientos de herbolaria, pero no bastan, se necesita también la ciencia.  Y gracias que doctores y doctoras, que les decimos “fraternidades” porque son como nuestros hermanos, se pusieron a modo y nos orientaron.  Así pues que nacieron o se formaron los primeros formadores de Salud, o sea los que preparan a los promotores.

Y también pues la educación, sobre todo la castilla.  Porque para nosotros es muy importante el español porque es como el puente en que podemos comunicarnos y entendernos entre lenguas diferentes.  Por ejemplo, si hablas tzeltal pues vas a batallar para comunicarte con lengua cho´ol, o tzotzil, o tojolabal, o zoque, o mame, o quiché.  Entonces pues hay que aprender el español.  Y las escuelas autónomas son muy importantes para eso.  Por ejemplo, nuestra generación pues habla combinado lengua y español, o sea no mero bien, o sea que hablamos chueco.  Pero ya hay generaciones de jóvenes, que aprendieron en escuelas autónomas, que lo saben mejor la castilla que algunos ciudadanos.  El finado SupMarcos decía que esos jóvenes podían corregirle los escritos a estudiantes de Universidad.  Y tú lo sabes que, antes, para hacer una denuncia, tenía que irse a la Comandancia para redactar.  Pero luego ya no.  En cada autoridad autónoma había un o una escribidora, y pues cabal salía.

Luego pues un avance como que empuja a otro.  Y al poco tiempo pues esos jóvenes quieren más, aprender más.  Entonces organizamos nuestra salud en cada pueblo, cada región y zona. Vamos avanzando en cada área de la salud, parteras, plantas medicinales, hueseros, laboratorio, dentista, ultrasonido, entre otras áreas, hay clínicas.  E igual en la escuela, es decir, educación. Decimos escuela, porque educación nos falta también los adultos, es muy amplio para nosotros, educación, y no solo los niños y adolescentes.

Además, organizamos el trabajo productivo porque ya tenemos tierra, que antes estaba en manos de los finqueros.  Y así trabajamos en familiar y en colectivo la milpa, el frijolar, el cafetal, hortalizas, granjas.  Y algo de ganado, que más se usa para emergencias económicas y para las fiestas.  El trabajo colectivo permitió la independencia económica de las compañeras y eso trajo muchas cosas más.  Pero de eso ya han hablado ellas.

Una escuela.

O sea que como quien dice que aprendimos a gobernarnos y así pudimos hacer a un lado a los malos gobiernos y a organizaciones que dizque son izquierdistas, progresistas y no sé qué tanto.  30 años aprendiendo de lo que es ser autónomo, o sea que nos auto dirigimos, nos autogobernamos.  Y no ha sido fácil, porque todos los gobiernos que han pasado de PRI, PAN, PRD, PT, VERDE y MORENA pues no se acaba su gana de destruirnos.  Por eso, igual que en los gobiernos pasados, en éste salió eso de que ya nos desaparecimos, o que ya nos huimos, o que ya estamos muy derrotados, o que ya no hay de zapatista, que nos fuimos a Estados Unidos o a Guatemala.  Pero ya ves, pues aquí estamos.  En resistencia y rebeldía.

Y lo más importante que aprendimos en los MAREZ es que la autonomía no es de teoría, de escribir libros y hacer discursos.  Es de hacer.  Y lo tenemos que hacer nosotros como pueblos, y no esperar que alguien viene a hacerlo por nosotros.

Todo eso es, digamos que lo bueno de MAREZ: una escuela de autonomía práctica.

Y las Juntas de Buen Gobierno pues también fueron muy importantes porque con ellas aprendimos a intercambiar ideas de luchas con otros hermanos de México y del mundo, donde vimos bien la agarramos y donde vimos que no, lo desechamos.  Algunos nos dicen que tenemos que obedecer así como dicen.  ¿Dónde va a ser eso?  Si nosotros pusimos nuestra vida en juego.  O sea que eso valemos: nuestra sangre y la de generaciones de antes y de las que vienen.  No estamos para que nadie nos venga a decir qué vamos a hacer, aunque muy sabedor se presuma.  Con las JBG aprendimos a encontrarnos y a organizarnos, a pensar, a opinar, a proponer, a discutir, a estudiar, a analizar y a decidir por nosotros mismos.

O sea que, como resumen, te digo que los MAREZ y JBG sirvieron para que aprendiéramos que la teoría sin práctica es pura lengua.  Y que la práctica sin teoría, pues andas como ciego.  Y como de lo que empezamos a hacer no hay teoría o sea que no hay manual o un libro, pues entonces también lo hemos tenido que hacer nuestra propia teoría.  A los tropezones hicimos la teoría y la práctica.  Creo por eso no muy nos quieren los teóricos y las vanguardias revolucionarias, porque no sólo les quitamos la chamba.  También les mostramos que una cosa es el palabrerío y otra la realidad.  Y aquí estamos los ignorantes y retrasados como nos dicen, que no podemos encontrar el camino porque somos campesinos.  Pero aquí estamos y aunque nos nieguen, existimos.  Ni modos.

La Pirámide.

Bueno, pues sigue lo malo.  O más que malo, es que demostró ya no va a servir para lo que viene.  Además de las fallas que de por sí.  Según me dices, eso de cómo empezó todo esto o sea cómo llegó en nuestra cabeza, les vamos a contar luego, ahí lo vamos a ver.

El principal problema es la maldita pirámide.  La pirámide fue separando a las autoridades de los pueblos, se fueron alejando entre pueblos y autoridades.  No bajan tal cual las propuestas de autoridades a los pueblos, ni tampoco llegan a las autoridades las opiniones de los pueblos.

Por razón de la pirámide se cortan muchas informaciones, las orientaciones, sugerencias, apoyos de ideas que explican los y las compañeras de CCRI.  No transmite cabal la Junta de Buen Gobierno y la misma cosa pasa cuando es explicado los Autoridades de los Municipios Autónomos Rebelde Zapatistas, de nueva cuenta se repite cuando los MAREZ le informan a las asambleas de autoridades de los pueblos y por ultimo así sucede con los autoridades de los pueblos cuando explican ya cada pueblo. Muchos cortes de información o interpretaciones, o agregados que no estaba así en su originalidad.

Y también se hicieron muchos esfuerzos en la formación de las autoridades y cada 3 años se salen y entran nuevos.  Y la base principal de sus autoridades de los pueblos no se está preparando.  O sea, no se forman relevos.  “Colectivo de gobierno” dijimos y no se cumplía a cabalidad, pocas veces se hacían así los trabajos y es más lo que no se cumple, tanto en MAREZ y en las JBG.

Se estaba cayendo ya en querer decidir ya ellas, las autoridades, los quehaceres y las tomas de decisiones, como MAREZ y JBG.  Querían dejar un lado los 7 principios del mandar obedeciendo.

También hubo Ongs, que a fuerzas quieren que se acepte sus proyectos que llevaban en las JBG y en los MAREZ y no es lo que necesitaban los pueblos.  Y personas que visitaban, quedan como amigos y amigas de una familia o un pueblo y a ellos sólo a ellas les mandaban alguna ayuda.  Y algunos visitantes de plano querían dirigirnos y tratarnos como sus mozos.  Y pues con mucha amabilidad teníamos que recordarles que somos zapatistas.

Y también hubo, en algunos MAREZ y JBG, mala administración de recursos de los pueblos, y, claro, fueron sancionados.

O sea que, en resumen, se vio que la estructura de cómo se estaba gobernando, de pirámide, no es el camino.  No es de abajo, es de arriba.

Si el zapatismo fuera sólo el EZLN pues es fácil dar órdenes.  Pero el gobierno debe ser civil, no militar.  Entonces mismo el pueblo tiene que buscar su camino, su modo y su tiempo.  Dónde y cuándo qué cosa.  Lo militar debe ser sólo para defensa.  Pirámide puede servir tal vez para militar, pero no para civil.  Eso es lo que vemos.

Ya en otra vuelta contaremos cómo está mero la situación acá en Chiapas.  Pero ahora sólo decimos que está como en cualquier otra parte.  Está más peor que los años pasados.  Ahora los matan en sus casas, en sus calles, en sus pueblos.  Y no hay gobierno que vea y escuche las exigencias de los pueblos.  Y no hacen nada porque ellos meros son los criminales.

No sólo eso.  Ya lo hemos dicho que se ven muchas desgracias que van a llegar o que ya están aquí.  Si ves que va a llover o que ya están cayendo las primeras gotas y el cielo está negro como alma de político, pues sacas tu nailon y buscas dónde te vas a meter.  El problema es que no hay dónde te vas a proteger.  Tienes que construir tu propio refugio.

El asunto es que vimos que con MAREZ y JBG no se va a poder enfrentar la tormenta.  Necesitamos que la Dení crezca y viva y que nazcan y vivan todas las otras siete generaciones.

-Por todo esto y lo demás, entramos a una gran serie de reflexiones y llegamos a conclusión que sólo nos queda una gran discusión de todos los pueblos y análisis, de qué forma enfrentar la nueva y mala situación y al mismo tiempo de cómo vamos a seguir gobernándonos.  Se llevaron a cabo reuniones y asambleas, zona por zona, hasta llegar a un acuerdo de que ya no van existir Juntas de Buen Gobierno ni los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas.  Y que necesitamos una nueva estructura, o sea acomodarnos de otra forma.

Claro, esta propuesta no es sólo de reorganizar.  Es también una nueva iniciativa.  Un nuevo reto.  Pero creo que eso es lo que diremos después.

Así en general, sin tanto rollo, pues, los MAREZ y JBG sirvieron, y mucho, en esa etapa.  Pero ya sigue otro paso y esas ropas ya nos quedan cortas, rabonas, y se rompen y aunque vas remendando, de balde.  Porque va a llegar un momento en que pura tira de tela.

Entonces lo que hicimos pues es cortar la pirámide.  La mochamos pues de la punta.  O más bien como que la volteamos, la pusimos de cabeza.

¿Celebrar el pasado o el futuro?

Tenemos que seguir caminando y en plena tormenta.  Pero ya estamos hallados como pueblos a caminar con todo en contra.

Este diciembre y enero que vienen, no celebramos los 30 años del alzamiento.  Para nosotros cada día es una celebración, porque estamos vivos y luchando.

Vamos a celebrar que empezamos un camino que nos va a llevar al menos 120 años, tal vez más.  Ya llevamos rodando más de 500 años, así que no falta mucho, apenas poco más de un siglo.  Y eso ya no queda tan retirado.  Es, como dice José Alfredo Jiménez, “ahí nomás tras lomita”.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Moisés.

(Fragmento de la entrevista realizada por el Capitán Marcos, para los Tercios Compas.  Copyleft México, noviembre del 2023.  Autorización de la JBG… ah caray, si ya no hay Juntas… bueno, del MAREZ… pues tampoco… Bueno, el asunto es que sí está autorizado.  La entrevista fue realizada a la antigüita, o sea como antes hacían los reporteros, con cuaderno y lapicero. Ahora ya ni siquiera van al lugar a buscar la nota, la sacan de las redes sociales.  Sí, una pena, oiga).

Doy fe.

El capitán, practicando la cumbia “Sopa de Caracol”. ¡Tállele manque haiga lodo!

Página 7 de 197« Primera...56789...203040...Última »