Noticias:

resistencia

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Radio Zapatista y Radio Pozol

¡Wirikuta se defiende! Palabra de nuestros hermanos wirrárikas


En ésta cápsula escuchamos la palabra de Jesús Lara, Secretario del Consejo Mayor del pueblo Wirrárika. Él nos habla del significado de Wirikuta, las amenazas que éste sitio sagrado enfrenta y de la digna lucha por su defensa.

(Descarga aquí)  
Para más información:   www.frenteendefensadewirikuta.org/
(Continuar leyendo…)

radio
Iniciativas para la Identidad y la Inclusión / Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova

Seminario sobre Defensa del Territorio y Autonomías en San Cristobal de Las Casas

TRASMISIÓN EN VIVO en Radio Pozol o: http://giss.tv:8001/radiopozol.mp3.m3u

Policía Comunitaria de la Costa Chica y Montaña de Guerrero(Descarga aquí)  

Comunidades Santuario para migrantes en el Sur de Estados Unidos(Descarga aquí)  

Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas(Descarga aquí)  

Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca(Descarga aquí)  

Noticias de mi Pueblo, Guerrero(Descarga aquí)  

(Continuar leyendo…)

radio
Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste

Plantón de cucapás en Mexicali, Baja California

Mexicali, B.C., a 08 de abril de 2012

COMUNICADO DE PRENSA

  • Inapesca y Conapesca conculcan el derecho histórico a la pesca del Pueblo Indígena Cucapá en la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California-Delta del Río Colorado.
  • Anticonstitucional “Cuota de Captura” de la curvina golfina, impuesta unilateralmente, viola el derecho al trabajo, a la alimentación, a la consulta previa, libre e informada, y al uso y disfrute preferencial de los recursos naturales en las zonas que habitan y ocupan las comunidades indígenas.

A nombre de las comunidades indígenas CUCAPÁ de Baja California, comunicamos la instalación por los pescadores Cucapás, de un PLANTON PERMANENTE en la Delegación de la SAGARPA en Mexicali, sito en Av. Madero y Calle “L”, Col. Nueva de esta ciudad, a partir de las 9:30 hrs. del lunes 09 de abril de 2012, hasta la solución total del conflicto, en virtud de las acciones que en las últimas fechas viene realizando el gobierno federal mexicano, ahora por conducto del INSTITUTO NACIONAL DE PESCA (Inapesca) y la COMISION NACIONAL DE ACUACULTURA Y PESCA (Conapesca), ambas de la Sagarpa, violando el Artículo 2º. Constitucional y el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, de la Organización Internacional del Trabajo, ONU.

Sin aviso de por medio, oficiales de la Conapesca decomisaron en la Semana Santa a las cooperativas pesqueras indígenas Cucapá del municipio de Mexicali, aprox. 40 toneladas de curvina golfina, obedeciendo al unilateral y anticonstitucional Decreto de Tope de Captura de la curvina impuesto por Inapesca, que es de 2,300 ton. para todas las pesquerías de Sonora y Baja California durante la temporada 2012 en la Reserva, argumentando que, a la fecha, la cuota impuesta para este año ya se había agotado para los pescadores indígenas de Baja California.

A los pescadores del Golfo de Santa Clara, Son. les asignaron 1,840 Ton. (80 por ciento del “tope de captura”) y a los pescadores del Bajo Río, que incluye a los de San Felipe y a los Cucapás, les asignaron 460 Ton. (20 por ciento), faltando aún varias “mareas” en el año.

Históricamente, para la venta al mercado local y nacional y el autoconsumo, sólo las cooperativas indígenas Cucapá pescan por temporada y de manera artesanal aprox. 500 Ton. de curvina. Ahora, Conapesca ya no les extiende los “Avisos de Arribo” ni las “Guías de Traslado” del producto para su venta, argumentando que ya se completó la cuota.

Lo anterior coloca a los indígenas Cucapá en situación de extrema vulnerabilidad, porque las autoridades federales de Semarnat y Sagarpa no muestran la menor voluntad política y sensibilidad para entender sus necesidades de sobrevivencia, y para respetar los Derechos Indígenas reconocidos universalmente y en nuestra Carta Magna, derivados de sus tradiciones, usos y costumbres milenarias, a pesar de haber sido denunciado este hecho en Audiencia Pública, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, en Washington, en octubre de 2010, y de la Recomendación 8/2002 de la CNDH, aceptada en ese entonces por los titulares de Semarnat y Sagarpa.

Tal y como lo establece el Derecho Indígena internacional, los pueblos y comunidades indígenas deben ser CONSULTADOS en todas las políticas públicas que les afecten. Sin embargo, desde la implementación del Decreto Presidencial de Reserva de la Biósfera en 1993, del Decreto sobre el Plan de Manejo de la Reserva, del Decreto de Veda de la Curvina en la Reserva, en 2006 y, ahora, del Decreto sobre el Tope de Captura de la Curvina, los Cucapás NUNCA han sido consultados por el gobierno federal mexicano.

Cabe destacar que el titular de Sagarpa, Francisco Mayorga Castañeda, acudió a Mexicali el pasado mes de marzo para inaugurar la exposición agrícola Agrobaja, sin tener la mínima intención de diálogo con los indígenas Cucapá, a pesar del conflicto latente. A su vez, el actual titular de Conapesca, Ramón Corral, ex candidato a la gubernatura y ex dirigente del PAN en Sonora y coordinador de la campaña electoral de Manuel J. Clouthier, no ha manifestado la mínima voluntad para dialogar con los indígenas Cucapá.

Por lo anterior, las dirigentes de las cooperativas indígenas Cucapá HILDA HURTADO VALENZUELA, MÓNICA PAULINA GONZÁLEZ PORTILLO y JUANA AGUILAR, y el presidente del Comisariado de Bienes Comunales Cucapá MIGUEL SANDEZ, estarán encabezando el plantón de referencia.

Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, A.C.

radio
Red Nacl de Resistencia Civil contra las Altas Tarifas de la Energía Eléctrica

Red Nacional de Resistencia contra las Altas Tarifas de la Energía Eléctrica convoca a Movilización Nacional

RED NACIONAL DE RESISTENCIA CIVIL CONTRA LAS ALTAS TARIFAS DE LA ENERGÍA ELECTRICA
ASAMBLEA NACIONAL DE USUARIOS DE ENERGIA ELECTRICA
SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS

Manifestamos que nuestro país está enfrentando una situación de desastre nacional de cada vez mayor pobreza con más de 70 millones de empobrecida/os, mayor violencia con más de 60 mil muertos por la guerra civil generada por Calderón y mayor destrucción de nuestra madre tierra con una cuarta parte del territorio nacional concesionado a empresas trasnacionales, nueva colonización que como hace 500 años saquea nuestras riquezas naturales, nos explota y nos mata a través del brazo ejecutor del estado mexicano y del crimen organizado, ante esto, cualquier intento de la lucha social se criminaliza.
Una de las expresiones de este desastre es la que estamos padeciendo las millones de familias mexicanas usuarias de la energía eléctrica obligadas por la CFE a pagar altísimos cobros fijados de manera totalmente arbitraria por la Secretaría de Hacienda.
1.Frente a esta evidente injusticia, surgen continuas manifestaciones de descontento y los movimientos de huelga de pago de la luz que se multiplican por todo el país, constituyendo un gran movimiento nacional de usuarios de la energía eléctrica que lucha por: 1. Una tarifa social justa, 2. Renacionalizar la Industria Eléctrica, 3. Elevar a Rango Constitucional el Uso de la Energía Eléctrica como un Derecho Humano, 4. Que sea la Cámara de Diputados la que fije las tarifas eléctricas y no la Secretaría de Hacienda, considerando la situación económica, social y de territorio de los usuarios, con la participación organizada de los mismos; 5. Solución al conflicto del SME; Libertad de los Presos Políticos del SME, y cancelación de los procesos penales, hostigamiento y represión a los integrantes del SME, Red Nacional de Resistencia Civil Contra Las Altas Tarifas Eléctricas, 6. Creación de la empresa descentralizada para proporcionar el servicio en la zona centro del país y en esta se recontraten los trabajadores del SME, 7. Alto a los cortes arbitrarios de luz, 8. No a la instalación de los medidores digitales, 9. Borrón y Cuenta Nueva para los Usuarios en Resistencia.

2. Saneamiento de la Comisión Federal de Electricidad para acabar con la corrupción que prevalece en la actualidad y recupere su función de una empresa pública al servicio del pueblo.
Ante esto la respuesta del Estado ha sido la Represión mediante:
Denuncias penales con delitos prefabricados

Cortes de luz masivos, cobros arbitrarios e ilegales, agresiones y hostigamiento, con el uso del Ejército y las Policías.
Encarcelamientos y múltiples formas de criminalización de la lucha social, contra el Sindicato Mexicano de Electricistas, Red Nacional de Resistencia Civil Contra las Altas Tarifas Eléctricas y Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica.
Instalación de los medidores digitales sin consentimiento de usuarios de luz.
Negativa de la Comisión Federal de Electricidad a resolver el conflicto de las altas tarifas de luz por medio de las instancias civiles.

Por lo tanto
CONVOCAMOS AL PUEBLO DE MEXICO A:

1.Campaña nacional de firmas por una tarifa social y justa, reconocimiento y acceso a la energía eléctrica como derecho humano reconocido constitucionalmente y alto a la criminalización de la lucha social.(concluir 25 de marzo)
2.Apagón de 30 minutos en todo el territorio nacional, (26 de marzo) a las 21:00 horas.
3.Ingreso de de mil quejas a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por la criminalización de las luchas sociales de los usuarios de la luz.
4.Movilizarse en todos los estados y regiones de la republica mexicana el día 29 de marzo del 2012. Convocando a una Jornada Marcha Plantón del Ángel de la Independencia a la Secretaria de Gobernación a las 11:00 horas.
PARA MANIFESTAR NUESTRO REPUDIO A LA REPRESION DE LOS USUARIOS DE LA ENERGIA ELÉCTRICA Y EL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS, A LAS ALTAS TARIFAS ARBITRARIAS E ILEGALES, A LA PRIVATIZACION DE LA INDUSTRIA ELECTRICA Y DE NUESTROS RECURSOS ENERGETICOS Y AL DESPOJO DEL TERRITORIO.
A todas las personas, grupos, comunidades, barrios y organizaciones que decidan sumarse con alguna acción a esta convocatoria, favor de comunicarse al correo centrodignaochoa@hotmail.com. Tel: 9666635779, la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica (usuariosdeluz@gmail.com)tel 47377250 y Sindicato Mexicano de Electricistas escalantesme@hotmail.com Cel. 044 55 44 80 07 64.Re

radio
Radio Zapatista

Invitación: Arte y Resistencia desde Abajo… desde las periferias, favelas y barrios bravos de Brasil y México

INVITACIÓN al DEBATE:

ARTE Y RESISTENCIA DESDE ABAJO
Literatura, pintura, teatro y otras artes y oficios
en los barrios bravos de Brasil y México

Jueves, 15 de marzo de 2012
17:00 horas

Transmisión en vivo (audio):
http://giss.tv:8000/komanilel.mp3

Cideci/Unitierra Chiapas
Camino Real a San Juan Chamula s/n
Colonia Nueva Maravilla,San Cristóbal de Las Casas, Chiapas

Trasmisión en vivo en
https://radiozapatista.org/
http://www.encuentroredtoschiapas.jkopkutik.org/
http://www.komanilel.org/

Invitación en audio:

(Descarga aquí)  

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Chinelo

Literatura marginal en São Paulo, Brasil

Literatura Marginal

Reportaje sobre el movimiento de literatura marginal en las favelas y periferias de la ciudad de São Paulo, Brasil.(Descarga aquí)  

Desde hace varios años, la periferia de São Paulo es sede de una revolución por demás festiva y poderosa guiada por el arte, la cultura y la literatura. En ella, el coraje y la alegría de la periferia paulista transforman con firmeza -con chidez y firmeza, si me permiten la expresión- la vida cotidiana. Va aquí una muestra sonora de ello:

Paz a quem merece. Ferréz, escritor e impulsor del proyecto 1daSul y de la literatura marginal brasileña, reflexiona sobre su narrativa y comparte fragmentos de ella. Sao Paulo, 25 de Enero de 2012. Música: “Conflitos”, Dexter; “Bem-vindos”, Ferréz. Duración: 2:20 min: (Descarga aquí)  

Lutar por felicidade. Sérgio Vaz, poeta y uno de los fundadores del proyecto cultural Cooperifa en la zona sur de São Paulo, reflexiona sobre la lucha por la felicidad en la periferia y comparte su poema “Os miseráveis”. Música: “What’s go in on”, Marvin Gay. Duración: 1:55 min. Sao Paulo, 25 de Enero de 2012: (Descarga aquí)  

Fazer café. Samara de Oliveira, organizadora del Sarau “O que dizem os umbigos” del Itaim Paulista, en la zona este de São Paulo, comparte su poema “Árvore”. Sao Paulo, Brasil, 21 de Enero de 2012. Duración: 1:14 min: (Descarga aquí)  

(A) Massa. Emerson Alcalde, actor, dramaturgo y educador de Cangaíba, en la zona este de São Paulo, comparte su poema “(A) Massa”. Música: “Gentileza”, Marisa Monte. Duración: 2:05 min. São Paulo, 21 de Enero de 2012: (Descarga aquí)  

O desafio da minha passagem. Tubarao, artista del litoral paulista, habla sobre su poesía y comparte fragmentos de los textos “Tiempos modernos” y “Lavagem”. Música: “Quanto vale a liberdade”, Cólera. Duración: 2:30 min. Sao Paulo, Brasil, 17 de Enero de 2012: (Descarga aquí)  

Quem eu sou. Escritor, cineasta y recopilador de literatura marginal, Alessandro Buzo, el “Suburbano Convicto” de São Paulo, Brasil, habla sobre quién es él. Música: “Faculdade de 1,000 grau”, Tribunal Mc’s. São Paulo, 17 de Enero de 2012: (Descarga aquí)  

Edición y recopilación: Alij Anaya (yahoraescuandoes.wordpress; flavors.me/yahoraescuandoes)

radio
Comité Nacional para la Defensa y Conservación de los Chimalapas

Chimalapas: Acuerdo de distensión en riesgo

COMITÉ NACIONAL PARA LA DEFENSA
Y CONSERVACIÓN DE LOS CHIMALAPAS
cel. (52) 55 – 55085585
c.e.: comitechimalapas@gmail.com
www.chimalapas.blogspot.com

Enero 9, 2012
CHIMALAPAS: COMUNICADO URGENTE
ACUERDO DE DISTENSIÓN INTEGRAL EN RIESGO

El pasado 22 de diciembre se firmó en la Secretaría de Gobernación Federal el “Acuerdo de Distensión Integral para garantizar la Paz y Tranquilidad en la región Limítrofe entre los estados de Oaxaca y Chiapas”, mismo que surge por iniciativa de las comunidades zoque chimalapas de Santa María y San Miguel Chimalapa (ver documento completo firmado, en: http://www.maderasdelpueblo.org.mx/archivos/chimasacuerdodistensiondic011.pdf )

Este histórico Acuerdo fue firmado por los comisariados de Bienes Comunales de San Miguel y Santa María Chimalapa, los representantes de las Congregaciones comunales de San Antonio y de Benito Juárez, así como por las autoridades agrarias de los núcleos agrarios chiapanecos de: Díaz Ordáz, Ramón E. Balboa, Rodulfo Figueroa, Flor de Chiapas, Constitución, Merceditas, Benito Juárez I, Benito Juárez II, Cal y Mayor y de la Colonia Agrícola y Ganadera Felipe Ángeles, firmando también, como testigos de honor, Gabino Cué, gobernador de Oaxaca; Juan Sabines, gobernador de Chiapas y Alejandro Poiré, Secretario de Gobernación

En el marco de este Acuerdo, se alcanzaron los siguientes compromisos:

1° El compromiso de las Comunidades zoque chimalpas y de los núcleos agrarios de origen chiapaneco asentados en territorio comunal, de mantener la paz social, la tranquilidad y seguridad en la región.

2° La aceptación tácita de la Secretaría de la Reforma Agraria, de su error al haber dotado de tierras a los núcleos chiapanecos, sobre territorio comunal zoque chimalapa, traslapando irresponsablemente Resoluciones Presidenciales;

3° La aceptación de parte del gobierno federal (SRA – SEGOB) para facilitar las condiciones que hagan posible la realización de un proceso de conciliación directa de campesino a campesino y de indígena a indígena, entre las comunidades zoque chimalapa y los núcleos agrarios chiapanecos, respetándose para ello, las formas tradicionales de organización y toma de decisión, a través de Asambleas generales realizadas en cada núcleo;

4° El compromiso del gobierno de Oaxaca de apoyar todo el proceso de solución agraria propuesto por las comunidades zoque chimalapas;

5° El compromiso del gobierno de Chiapas, de no interferir en este proceso de conciliación y de retirar a la brevedad, todos los elementos de la policía chiapaneca presentes en la zona oriente de Los Chimalapas; y

6° El compromiso de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) de dar seguimiento y de verificar el cumplimiento de los Acuerdos firmados

Sin embargo, a más de dos semanas de firmado este histórico Acuerdo, éste se encuentra en riesgo de convertirse en letra muerta, debido al incumplimiento de parte del gobierno del estado de Chiapas, el cual, lejos de distender el clima político social, el pasado 1° de enero de este 2012, tomó protesta a los Integrantes del Consejo Municipal de Belisario Domínguez, -nuevo municipio chiapaneco creado unilateralmente dentro de territorio comunal- en presencia del Secretario de Gobierno Noé Castañón León, del Subsecretario de Gobierno de la zona valle–zoque Ledín Méndez Nucamendi y del Presidente Municipal de Cintalapa, José Guillermo Toledo Moguel. El acto protocolario se llevó a cabo en la escuela primaria “Ignacio Flores Rayón” del núcleo agrario Rodulfo Figueroa, donde fueron designados Juan de Dios Márquez Clemente como Presidente del Concejo, y Efrén Velázquez Hernández y José Toribio Flores como síndicos. De igual manera, el gobierno del estado de Chiapas mantiene a la fecha en la región oriente de Los Chimalapas, a elementos de la policía preventiva estatal, quienes –según testimonios recientemente recavados- mantiene actitudes agresivas y provocadoras frente a los comuneros zoque chimalapas, incumpliendo con esto el compromiso asumido en el sentido de que el mantenimiento del clima de distensión y la paz social en la zona, quedara a cargo exclusivamente del ejército federal, cuyo regimiento asentado en la Congregación de San Antonio fue, al mismo tiempo y de forma paradójica, retirado.

Ante estos hechos, y ante el riesgo de que vuelva a tensionarse el clima social en la bior-región más importante de México y Mesoamérica, como CNDCCh respetuosamente solicitamos a la Secretaría de Gobernación (SEGOB) que, en su carácter de garante del cumplimiento de los Acuerdos firmados y en aras de sus atribuciones y responsabilidades públicas, realice a la brevedad las gestiones necesarias para que se cumplan puntualmente todos y cada uno de los compromisos asumidos por todas las partes,

A T E N T A M E N T E

LUIS BUSTAMANTE VALENCIA
COORDINADOR NACIONAL

MIGUEL ANGEL GARCIA A.
COORDINADOR REGIONAL

radio
Radio Zapatista

A una década del Argentinazo ¡la lucha sigue!

A 10 años del llamado “Argentinazo”—la revuelta popular del 19 y 20 de diciembre de 2001—en las calles de Buenos Aires se ve claramente que la lucha que estalló en aquellas jornadas rebeldes no quedó en el pasado, sino que se está repensando y recreando constantemente por los y las compas que siguen construyendo y soñando desde abajo. Para este reportaje, salimos a las calles de Buenos Aires con la multitudinaria marcha del 20 de diciembre 2011, y recopilamos algunas de las voces de las compañeras y los compañeros que siguen luchando por la construcción de otro mundo y otra sociabilidad, contra y más allá del capitalismo.

radio

Entrevista con el pensador y activista uruguayo Raúl Zibechi

“Lo más importante es abrir espacios en común para expresarnos, intercambiar y crear algo…”

En esta entrevista, realizada el 25 de agosto 2011 en Montevideo, Raúl Zibechi habla de su experiencia e historia personal como escritor-militante, la vida múltiple de sus libros, y algunas de sus impresiones de la coyuntura actual en el “continente en movimiento”.
M: ¿Qué significa para ti el trabajo político de escritor y analista de los movimientos? ¿Cómo has visto la vida plural de tus libros, que ya circulan y se reeditan en todo el continente?R: Bueno, yo no me siento un escritor. Yo soy militante, activista, o como se le quiera llamar, que por las circunstancias de la vida se ha visto en el deseo y la voluntad de escribir. Yo pertenecía a un par de corrientes políticas en Uruguay, y en España donde viví durante la dictadura, y ninguna de esas corriente políticas que había en el mundo en ese momento me satisfacía. Fui guevarista cuando joven, miembro del MLN (Movimiento de Liberación Nacional), y las ideas venían del Che, de Régis Debray, y de otros. También del Tercer Mundo, de los vietnamitas, de Mao… Cuando estuve exiliado en España este horizonte se amplió bastante, se incorporaron otras ideas, bueno, yo siempre me identifiqué con Marx, y Lenin. Pero a medida que el siglo avanzaba, y las cosas eran más complejas, no había nada que me satisfaciera, ni siquiera lo que en un momento consideré más cercano, que fue la revolución salvadoreña…

Y entonces, bueno, me puse a escribir: primero como periodista, después como escritor. En principio la idea de escribir era difundir las experiencias que no se conocían. Por eso empecé primero con el zapatismo, pero después me di cuenta de que era distinto a lo que hacía mi amigo Galeano, porque no me conformaba con difundir lo que pasaba, sino que a su vez necesitaba leerlo de otra manera, interpretarlo de otra manera. Y bueno, ahí fue el primer libro, el del zapatismo. 

Después pasaron dos cosas. Una, que mi compromiso con los movimientos sociales fue más fuerte, en la medida que mi compromiso partidario ya se había difuminado. Yo hasta el 90 milité en un partido, viví en España y todavía tenía una adscripción partidaria. Después ya nunca más milité en un partido. Entonces en Uruguay tuve una fuerte inserción en el movimiento estudiantil, y en España en diferentes movimientos pacifistas, anti-OTAN.

La segunda cosa es que empecé a leer a otros autores que no eran los clásicos de Marx. Y empecé a comprender los movimientos de otra manera. Entonces sentía la necesidad no solo de difundir lo que hacían sino también de interpretar, o de leer lo que hacían, con otros ojos. Unos ojos menos institucionales, más de la gente común, influido por lecturas como Foucault, como Deleuze, entre otros. Entonces empecé a escribir de modo de hacer una reconstrucción de los movimientos desde otro lugar, y eso fue un segundo libro, que se llama La revuelta juvenil de los 90 , que no es fácil de encontrar… no lo vas a ver. Ni siquiera yo lo tengo, porque lo había regalado a una compañera, y ahora no lo puedo encontrar. Pero es un lindo libro sobre culturas juveniles. Y después salió otro más sobre América Latina, y después La genealogía de una revuelta , de Argentina.

Y a partir de ahí, de La genealogía que es de 2001, hace diez años, yo empiezo a darme cuenta de que el concepto de “movimientos sociales” no es adecuado para entender lo que pasa en América Latina, que puede ser adecuado para entender movimientos como el sindical, como el de los estudiantes, como el de mujeres tradicional, no como de mujeres indígenas o mujeres pobladoras. Pero para entender los movimientos indígenas, como los mapuche o los zapatistas, y para entender los movimientos urbanos o sin tierra -territorializados, yo creo que el concepto de territorio me cambió muchas cosas, que viene en parte de geógrafos brasileños esa teorización-, me hizo entender que el concepto de movimiento social es un concepto eurocéntrico, de clases medias, académico, que no es útil para entender nuestra realidad.

Entonces ahí empecé ya, después de 2001, y creo que el primer libro donde trato de tocarlo más a fondo es Dispersar el poder, de entender los movimientos con una lógica distinta a la de los “movimientos sociales.” Entonces por un lado trato de mostrar experiencias sociales en donde el vínculo social tenga una fuerza determinada, y a su vez, busco interpretarlo ya con autores que no sean ni Foucault ni Deleuze, aunque siempre van a estar ahí porque tienen una ruptura con el estructuralismo y con la racionalidad tradicional, pero con autores que tienen un ámbito de inserción latinoamericana fuerte. Ahí en Dispersar utilizo a Clastres, y Clastres vivió en América Latina, o sea que es un europeo relativo. Y después empecé un rastreo de autores realmente innovadores en América Latina, latinoamericanos, en lo posible autores vinculados a los movimientos, como el Subcomandante Marcos, pero también como los indígenas ecuatorianos, o gente como Rodolfo Kusch, que ya tienen una tradición aparte, que es una personalidad pero con otra genealogía, y con la dificultad de entender los mundos urbanos, que son los más difíciles, con una mirada distinta.

Entonces ahí sale otro libro más que es una recopilación de textos: Autonomías y emancipaciones, que tiene dos ediciones distintas: una que es la que sacó JRA , y otra versión cambiada que es Territorios en resistencia . Y ahora va a salir en AK Press la traducción de Autonomías, porque ya salió Dispersing Power , y ahora va a salir Autonomías, la versión mexicana, pero con el título que les parece más interesante de Territorios en resistencia , en mayo 2012. Me pareció interesante la propuesta de AK Press porque manteniendo un poco esta coherencia, traté de que fuera una editorial alternativa. Bueno, yo no soy anarquista, pero no soy anti-anarquista para nada, entonces para mí AK Press tiene una línea interesante. Y ahora también sale en Alemania con un grupo de militantes, y también salió en España, primero con Liquiniano, con una editorial del País Vasco muy pequeñita, y con Virus de Barcelona, y ahora va a salir con otro grupo más, una tercera editorial en España que es de un colectivo de activistas vinculados a los indignados que se llaman Baladre. Digamos una editorial más militante que Traficantes de Sueños, y menos eurocéntrico, menos “clase mediero”.

Me interesa trabajar con pequeñas editoriales, bueno, al principio fue por casualidad, caí con Rubén en Nordan y en seguida le interesó publicar el primer libro, pero después seguí con Nordan, y bueno la gente que se interesó en Argentina para publicar Genealogía de la revuelta eran de editoriales pequeñas. Pero después me di cuenta de que este tipo de editoriales, sobre todo las editoriales militantes, las menos comerciales, tipo Lavaca, tipo Editorial El Colectivo, tienen la ventaja a mi modo de ver de que hay un vínculo entre el lector y el escritor. Que el lector es militante, que va a las presentaciones, que en realidad no son presentaciones sino talleres, e incluso yo te diría que muchas de las editoriales “alternativas” son más parecidas a las editoriales grandes porque hacen un tipo de presentaciones más clásicas. En cambio, en otros lugares, como hemos hecho con Quimantú, o Desde Abajo, o Jóvenes en Resistencia Alternativa, son presentaciones más militantes, más en barrios, más con gente vinculada al territorio, que es lo a mí me interesa. Entonces es reafirmar un camino, reafirmar una forma de ser, y a mí no me interesa escribir un libro y que circule mucho y se venda mucho. No me interesa tanto como que sea un libro que sea una herramienta —para mí y para los que lo leen— de trabajo en común. Porque yo creo que lo más importante es abrir espacios en común para que podamos expresarnos, intercambiar y crear algo: una fuerza militante o social, lo que sea.

M: En Dispersar el poder, y otros textos tuyos, se percibe un esfuerzo —sea consciente o no— de complicar la lógica individualista del autor. Muchos de tus textos se parecen más a un trabajo de escribir y pensar en colectivo que al trabajo de un escritor que reflexiona individualmente desde otro espacio. Cuéntame de la historia de este libro y de tu proceso como escritor militante.


R: De lo último que me preguntas, yo creo que la relación sujeto-objeto es una relación colonial, es una herencia colonial en América Latina, y me parece que hay que superar esta herencia, hay que luchar contra esa herencia. Y yo creo en lo que dice Lenkersdorf: la pluralidad es sujeto. Eso por un lado. Por otro lado, en el momento en que se desencadenó Dispersar el poder yo ya conocía Bolivia y había ido muchas veces, pero la rebelión del 2003 fue un momento muy fuerte. El 17 de octubre de 2003 yo tendría que estar en La Paz porque me invitó el Sindicato de Periodistas a unas conferencias, a unos talleres. Entonces no pude ir, porque el aeropuerto estaba cerrado, ¡había una insurrección! Y entonces, por supuesto, la insurrección y todos los sucesos sociales me impactan, los sigo, estoy atrás, y digo bueno, tengo que ir. De ahí salió una alianza con Luis Gómez al año siguiente, y entonces estuve allá con él, básicamente en El Alto.

Cuando hice el libro de Chiapas, estuve en La Realidad nada más. No me hice un tour por todo el territorio. Estuve un mes en La Realidad tratando de entender un lugar. Porque mi lógica es que si yo entiendo un lugar, puedo entender otros. O sea, que si yo entendía una comunidad zapatista, las podía entender todas. No quiere decir que todas sean iguales, pero es como el esfuerzo de que si yo aprendo un idioma, puedo aprender todos los idiomas, porque la lógica para aprender los idiomas es la misma.

Entonces me fui allá, estuve con Luis Gómez varias semanas. Él vivía en Sopocachi en ese entonces, y todos los días íbamos a El Alto, y después amigos de él, como esos de Jóvenes de Octubre y esa gente, bajaban a La Paz y charlábamos. Bueno además compré libros, y sobre todo lo que yo trabajo mucho es con entrevistas, pero también con boletines, periódicos barriales. Estuvimos en la UPEA, me acuerdo, y conseguimos periódicos de las juntas vecinales. Cuando escribo libros así, yo trabajo mucho con el discurso de la gente, y con periódicos como El Alteño, o boletines de barrio, porque es donde la voz de la gente llega más. El libro te puede servir para ordenar hechos históricos, pero de la voz de la gente al libro llega muy poco. Después tuve algunas conversaciones con Félix Patzi, Pablo Mamani, Silvia Rivera —que hicimos una buena amistad— que me dieron otra mirada, complementaria de la que yo veía abajo. Y la idea había sido de hacerlo juntos el libro con Luis.

Bueno al final Luis no lo quiso hacer, y yo medio en la necesidad —que ya andaba muy avanzado, con casi la mitad— tuve que hacerlo todo yo. Me habría gustado hacerlo con él porque él tenía otra mirada de las cosas, y lo que más me costó, en lo que más me metí, fue en entender la máquina dispersadora, que yo la veía funcionar en miles de espacios. Estuvimos en Achacachi también, ¡un frío de muerte!, Y estuvimos en Cochabamba con Óscar Olivera. Yo veía la máquina dispersadora en lo que era un bloqueo, en lo que era la forma de funcionar las juntas vecinales, en lo que es la vida cotidiana en el mercado y en espacios así, y me costaba mucho teorizarla, porque a partir de ahí, de la máquina dispersadora, el salto era el libro Mil mesetas de Guattari y Deleuze, que tiene un capítulo dedicado a Clastres en realidad. Entonces lo que me permitió Clastres es hacer la bisagra entre la máquina teórica de Deleuze, que es una monstruosidad, y la experiencia concreta que es lo que Clastres tiene. Y realmente Clastres fue una mirada interesante, sobre todo un capítulo que está publicado aparte que se llama Arqueología de la violencia en donde él explica claramente como ve a la comunidad en relación con el Estado. Claro, él habla de comunidades nómadas, que es lo que él vivió con los guayakis de Paraguay, pero sirve también para entender esta lógica.

Y después me quedé muy contento, porque veo que la máquina dispersadora sigue funcionando hoy en Bolivia. Y como el lugar que ocupa cada uno, por ejemplo hoy Evo y Álvaro, están en el lugar que ocupó antes Goni o Mesa y otros, y aunque no reprimen, tienen un discurso —Goni decía que los que protestaban eran comunistas— y ahora éste (García Linera) dice que son ONG yanquis. Entonces es una lógica que es la misma: él que protesta tiene una relación de exterioridad al mundo mío y no lo puedo aceptar y es terrible eso. Pero la máquina sigue funcionando, funcionó en el gasolinazo, y funciona hoy. Me parece además que esa máquina dispersadora es fundamental y es lo que yo entendí. Lo veo además en la justicia, cuando hablo de la justicia comunitaria. La justicia comunitaria impide que coagule y que se consolide una burocracia civil de jueces y abogados para hacer justicia. Es la máquina comunitaria la que hace justicia. Eso me parece muy interesante. Y yo veo, que en las luchas sociales, indígenas y no-indígenas, cuando la lucha está en su momento importante, como los indignados en España, esa máquina dispersadora funciona o existe o se crea. En este sentido, sería bueno reflexionar así sobre lo que está sucediendo en Europa, aunque creo que sería muy difícil, porque implicaría un ejercicio de descolonización también en esos movimientos europeos.

Pero bueno, el libro [Dispersar el poder] está ahí, y como tú dices, ¡le fue bien al libro! Ya tuvo más de diez o doce ediciones, con varias traducciones, y ahora en Estados Unidos me dijeron que tuvo una buena acogida universitaria. Pero me gustaría que tuviera más lectura en los militantes, en los activistas, porque es curioso pero el activista occidental de la ciudad, clase media, tienda a reproducir en la organización aquello que detesta, que es la dinámica del Estado o de la represión. Pero ésa es una etapa mucho más difícil, creo que las mujeres están más capacitadas para practicar este otro tipo de cosas que los varones adultos.

Entonces, eso es un poco lo que yo intenté en El Alto, despejarme de lo que yo sabía. Por ejemplo, me impresionó mucho el urbanismo de El Alto, y hay un capítulo dedicado a eso. Porque la costumbre es el damero, el cuadrado de las ciudades occidentales. Entonces líneas rectas, esquinas, cuadrados, pero El Alto es otra cosa. Es una ciudad que tampoco es el laberinto del barrio antiguo árabe, es otra cosa porque son bloques urbanos superpuestos con otros bloques en función de barrios identificados. Entonces por el hecho de que no puedes caminar tres cuadras porque te metés en un callejón sin salida me parece muy interesante ese urbanismo. Y además es un urbanismo que quien viene de afuera no entiende… Entonces eso me impresionó mucho. Y en las villas miserias de Buenos Aires encuentras permanentemente esa realidad, y en todas las villas de todo el mundo, en las periferias urbanas.

Entonces la forma de estar en el territorio también es una forma de organizar el territorio según las relaciones sociales que yo tengo, y no según un damero que viene de los españoles que colonizaron América Latina. Y me parece que ahí hay una riqueza, porque yo creo que no sirve analizar un aspecto, o sea no sirve analizar solo. Entonces me parece que analizar la expresión pública del movimiento es una parte que es importante, pero me parece que hay que analizar todo, incluso las casas. ¿Qué pasa cuando una vivienda se compra en una inmobiliaria en el mercado, y cuando es autoconstruida? Bueno vamos a comparar: ¿Qué espacios tienen? ¿Cómo es la división de los espacios? ¿Qué relaciones sociales encarnan estos espacios autoconstruidos en las casas de El Alto, y en el barrio de El Alto?, que en la ciudad entera de El Alto es una realidad muy distinta a las otras, ¿no? Entonces me parece que lo que nosotros tenemos que aportar es una mirada múltiple, compleja, travesada, y no sólo en la expresión pública. Yo simpatizo más con la idea de sociedades en movimiento, o movimientos “societales” como dice Luis Tapia, y que también recoge Álvaro García Linera en su libro de los movimientos sociales en Bolivia. Porque realmente la categoría de movimientos sociales —aunque yo la uso, y hablo de esto— no es adecuada, y sabemos que el objetivo ahora es trabajar más a fondo este tema. Si no, no vamos a entender lo que está pasando.

M: Ya han pasado seis años desde la elección de Evo Morales, y seis años desde el arranque de la Otra Campaña Zapatista, dos procesos que empezaron en el mismo momento. Hoy en día, después de más de media década de muchas transformaciones tanto dentro de los Estados “progresistas” como en los “movimientos,” ¿qué define hoy al “continente en movimiento”?

R: Mira, yo creo que es un gran caos. Quiero decir: lo que estamos viviendo hoy en rigor en América Latina es una aceleración del tiempo político-social-económico-cultural. Yo creo que quien mejor lo ha descrito eso, en abstracto, es Pablo González Casanova en un textito que se llama “El capitalismo organizado” que está circulando por ahí desde hace unos años. Plantea justamente que hay una multiplicidad de acontecimientos simultáneos, que tienen que ver con las transiciones de la hegemonía que estamos viviendo de Occidente a Oriente, que en América Latina es muy clara, porque en América Latina hay occidente y hay oriente. Es el único continente donde están las dos cosas. Entonces, si hablamos de una transición a una hegemonía asiática, América Latina es el lugar donde media América Latina es Asia, y otra media es criolla. Pero bueno, es muy compleja esa realidad. Entonces estamos en una crisis del capitalismo, una crisis desde los Estados Unidos, la emergencia de nuevos poderes regionales como Brasil…

Estamos ante una crisis general del patriarcado, de las formas patriarcales de organización, tanto en la producción —o sea del fordismo, taylorismo— como en la escuela, en la fábrica, y en la sociedad. Además de la crisis ambiental, y todo eso. Bueno, vamos a una multiplicidad de crisis en la cual no sabemos qué viene, porque yo creo que lo que hay que plantear es que hay niveles de incertidumbre muy superiores a lo que nosotros mismo imaginábamos aunque los deseáramos. Entonces es un momento extremadamente difícil, y va a ser más difícil si como todos dicen el ciclo este A Kondratiev cede lugar a un momento B Kondratiev dentro de diez años, sumado a la crisis del petróleo, no lo quiero imaginar. Porque lo que está en crisis no es sólo una fuente de energía sino la civilización del petróleo sobre la que se asentó la hegemonía estadounidense.

Entonces, si uno mira los últimos seis años, como tú dices, ves una aceleración tan brutal en la cual yo lo que siento es que gobiernos que surgieron, no electoralmente, sino producto de una enorme transformación de sus sociedades, como el de Bolivia, el de Ecuador y el de Venezuela, estos tres gobiernos tienen niveles de deslegitimación muy grandes. El de Venezuela en la deslegitimación influye la derecha, pero también la izquierda social. Y en los otros dos, sin duda, los movimientos, la gente, la CONAIE y esta multiplicidad de movimientos que tenemos en Bolivia. Pero a eso, tendrías que sumar que los principios de orden que hay en nuestras sociedades están todos afectados.

Lo que hay que tomar, me parece a mí, como imagen del futuro, es el terremoto. Si vos tomás el terremoto de Concepción en Chile, durante las semanas siguiente al terremoto la sociedad, el Estado, la electricidad y el mercado colapsaron. No se podía comprar comida porque al no haber electricidad, el supermercado no vendía porque no podía cobrar. No se podían comprar medicamentos porque todas las farmacias en red e informatizadas no podían vender medicamentos al no haber electricidad. Y sin embargo permanecieron dos principios de orden en esa sociedad. Una es la comunidad mapuche básicamente, que puede sobrevivir porque tiene una relación amigable con el medio, porque es autónoma, y porque tiene reservas materiales y morales para poder seguir en situaciones de catástrofe. Y ese principio de orden diría es el principio esperanza. A su vez, hay otro principio de orden que es el ejército, que se mantuvo, que ocupó Concepción, y que es el principio de orden que es el Estado en su desnudez, en su nuda vida como diría Agamben. Entonces, lo que tenés es el campo de concentración y la comunidad. El campo de concentración es la relación del Estado armado con la sociedad establecida. Y por fuera de este campo de concentración: la comunidad. Si esto es así, como imaginario terrible, pero como un horizonte nada exagerado —bueno exagerado sí, pero nada impensable porque por el momento funciona— tenés el campo de concentración, y comparto totalmente con Agamben que el campo de concentración es desde los cuarenta y el nazismo el horizonte de nuestra civilización occidental, y por fuera de eso tenés la comunidad. Entonces cómo compatibilizas ambos elementos, ¿es posible? No lo sé… pero es la pregunta.

M: Es interesante que mencionas Chile, con esta imagen del terremoto y todo lo que se revela desde el contexto de Chile. Ahora estamos en el segundo día del paro general, con más de 400 detenidos ayer y otra vez brutal represión, y llevamos ya casi tres meses viendo esto en Chile. ¿Qué impresiones tienes de esta explosión política que va mucho más allá de la cuestión de la educación?

R: Sí… bueno, yo creo que quien mejor leyó esto de los políticos es Ominami, el hijo de Miguel Enrique que fue candidato. Él hizo la siguiente lectura: dice que el ciclo de la Concertación se agotó con Lagos. Con Bachelet tuvo una extensión pero no por Bachelet, cosas se agotan pero no caducan en el momento. Y con el fin del gobierno de Bachelet, independientemente de quien gobierna, sería lo mismo… Qué fue lo que pasó: el movimiento pingüino fue un adelanto de esto, y antes de los pingüinos el mochilazo fue otro momento. La extraordinaria repercusión que tuvieron los movimientos mapuches —bajo Bachelet ya— los mapuches logran romper el cerco étnico y una cantidad de profesionales, de trabajadores, de estudiantes se suman a la protesta mapuche. Entonces, a lo que voy es a que hay un ciclo de protesta que no sé hacia donde va, que nació en Chile en cierto momento —que no creo que sea ahora sino antes— y que creo que nació con los pingüinos, hace cinco años, pero no lo sé. Porque a los pingüinos les siguieron después otros momentos, y creo que hoy está en su apogeo y que decaerá, pero lo cierto es que ese ciclo ya ha deslegitimado el sistema político. Piñera terminará su mandato dentro de 2 o 3 años, no hay problema. Pero la sociedad chilena se ha puesto en un lugar totalmente nuevo, y no va a ser fácil que cambie este lugar.

M: ¿Qué implicaciones tiene para la crisis del neoliberalismo? Es decir, viendo Chile como un caso paradigmático…

R: Bueno, es el único país donde el modelo neoliberal, desde la asunción de la Concertación en los noventa, había logrado contener la protesta social, que en ningún de los otros países se había podido contener, ni siquiera en Colombia, ni siquiera en Perú. Y Chile era el último país donde la protesta social estaba contenida. Además la fuerza de este movimiento es que más del 80% de la población lo apoya, y que no va a retroceder —porque es evidente que no va a retroceder— y que ya triunfó. Independientemente de lo que va a pasar, ya triunfó. Solo le queda gestionar el repliegue a Piñera y al que venga después. Pero el movimiento ya triunfó.

M: Sí, es algo bastante increíble lo que estamos viendo en el contexto global, de ver Atenas, Londres, Madrid, Islandia…

R: Solo falta Estados Unidos…

M: ¡Claro!

Notas:

Los arroyos cuando bajan. Los desafíos del zapatismo. Nordan, Montevideo, 1995.

La revuelta juvenil de los 90. Las redes sociales en la gestación de una cultura alternativa. Nordan, Montevideo, 1997.

La genealogía de una revuelta. Argentina: una sociedad en movimiento. Letra Libre, La Plata, 2003.

Autonomías y emancipaciones. América Latina en movimiento . Bajo Tierra Ediciones, México, DF, 2008.

Territorios en resistencia. Cartografía política de las periferias urbanas latinoamericanas . Lavaca Editora, Buenos Aires, 2008.

Dispersing Power: Social Movements as Anti-State Forces . Trans. Ramor Ryan. AK Press, Oakland, 2010.

Magalí Rabasa es candidata al doctorado en Estudios Culturales en la Universidad de California-Davis. Es integrante del colectivo Jóvenes en Resistencia Alternativa (México, DF) y el colectivo Radio Zapatista (Chiapas/California). Actualmente está realizando un proyecto de investigación con pequeñas editoriales anticapitalistas sobre la producción y circulación de libros políticos en América Latina.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


radio
Frayba

Palabra del Frayba en el XIV aniversario de Acteal

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
22 de diciembre de 2011

La Memoria como construcción de dignidad e identidad

Han pasado 14 años del 22 de diciembre de 1997, cuando en el campamento de desplazados denominado Los Naranjos, en el municipio de Chenalhó, Chiapas, se perpetró el asesinato de 45 indígenas tsotsiles (14 niñas, 19 mujeres, cuatro niños y ocho hombres), además cuatro que aún no nacían, pertenecientes a la Organización Sociedad Civil Las Abejas, por un grupo de personas quienes iban con armas de fuego, incluyendo las de uso exclusivo del Ejército mexicano. Mientras ocurría la masacre, elementos de la entonces Policía de Seguridad Pública se encontraban a escasos 200 metros del lugar de este crimen de lesa humanidad.

En el curso de los años el Estado, en lugar de esclarecer los hechos, castigar los autores materiales e intelectuales de la masacre, deslindar la responsabilidad directa en el planear y ejecutar los actos de los perpetradores, continúa ocultando y distorsionando la verdad, alimenta la impunidad y permite una situación de violencia generalizada, de violación sistemática a los derechos humanos – contra hombres, mujeres, niñas y niños – como lo muestra el estado en que actualmente se encuentra el país, en un descontrol social, donde se utilizan las fuerzas armadas en tareas de orden público y se permite el operar impune de grupos criminales y paramilitares, en contra de quienes defienden y reivindican sus derechos. Un ejemplo son las agresiones y asesinatos contra defensores, entre ellos integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

Ante el vacío y la denegación de justicia, ya que es evidente que el Estado no es capaz de garantizarla; la sociedad, los pueblos, van construyendo otras formas de ejercerla; una de ellas, es a través de la memoria, que recorre una y otra vez en el tiempo la verdadera práctica de identidad, el ejercicio de los derechos y también diversas acciones para que los crímenes ocurridos en el pasado no se olviden ni queden impunes, y en ese sentido, que abonen para que no vuelvan a repetirse.

Los pueblos miran la realidad con el ojo de la memoria; promueven y participan en intercambios de experiencias que los conducen hacia una manera de vivir con dignidad, conciencia y autonomía. Han  aprendido a ver la explotación institucionalizada, de la destrucción de la naturaleza y del medio ambiente, del despojo. Se vive así la necesidad de un cambio para el ejercicio de los derechos humanos, a través del trabajo que personas, comunidades, organizaciones y movimientos realizan.

La memoria es el recuerdo de las personas muertas y desaparecidas quienes, construyendo, han entregado sus vidas. Por ello, un día como hoy, queremos condenar junto con las víctimas de la Masacre de Acteal, todos los crímenes de guerra y de lesa humanidad que han ocurrido en el mundo, las guerras impuestas e inventadas, los ataques paramilitares, la ocupación militar para el control territorial y poblacional.

En Chiapas queremos recordar los desplazamientos forzados que en la segunda mitad de los años noventa han alcanzado la cifra de 12 mil 80 personas en la sola zona Altos y Norte; el asesinato de 86 personas, la desaparición forzada de 32 hombres y cinco mujeres en la zona Norte. En este día no olvidamos y nombramos también la masacre de El Bosque ocurrida el 10 de junio de 1998, la de la comunidad Viejo Velasco el 13 de noviembre de 2006 y la más reciente en el ejido Miguel Hidalgo, Chincultik, La Trinitaria, ésta cometida durante el ejercicio del actual gobernador Juan José Sabines Guerrero, quien es el mismo que atenta contra el pleno ejercicio de los derechos por parte de los pueblos a través de una supuesta política de derechos humanos.

La memoria nos permite reflejar, ver atrás, no repetir los errores del pasado, romper ese círculo impuesto, continuar en el camino hacia nuestra identidad que es dignidad. El apropiarse de las herramientas que la memoria nos enseña, permite organizarse para las reivindicaciones de nuestros derechos, poder gozar de ellos sin ser sumisos a imposiciones, sino ser sujetos en el ejercicio de la libre determinación y autonomía, en la administración de nuestra tierra y territorio según la relación que con ella hemos venido aprendiendo.

El poder decidir en plena autonomía, obstaculiza planes establecidos entre poderes – como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el Proyecto Mesoamérica (antes Plan Puebla-Panamá), la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) y la Iniciativa Mérida (Plan México) entre muchos – que despojan nuestra identidad y vida.

Es por esto que, un día como hoy, a catorce años recordamos a las víctimas y sobrevivientes de la Masacre de Acteal, su valentía hacia la construcción de otro mundo posible; felicitamos el caminar de casi veinte años de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, que a pesar del miedo y de las dificultades cotidianas, continúa en su compromiso, en el ejercicio pleno de sus derechos y en la búsqueda de justicia con dignidad. Recordamos también a jTatic Samuel Ruiz y le pedimos que interceda ante Dios Padre – Madre, para que sigamos firmes en la lucha por la justicia, la paz y la verdad.

Página 64 de 69« Primera...102030...6263646566...Última »