News:
image/svg+xml image/svg+xml
radio
Avispa Midia

(Español) Abejas de Acteal denuncian continuación de contrainsurgencia en comunidades de Chiapas

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Fuente: Avispa Midia

En portada: Habitantes de la comunidad Quextic Centro, junto a integrantes del Consejo Pacifista, destruyeron un potrero de Las Abejas de Acteal

La organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal denunció que el pasado jueves (27), habitantes de la comunidad Quextic Centro, perteneciente al municipio de Chenalhó, junto a integrantes del grupo “Consejo Pacifista Sembradores de Paz” (Consejo Pacifista), destruyeron un potrero de su organización, en el contexto de la construcción de una carretera que pasa por terrenos de la organización tzotzil.

“La gente de la citada comunidad, llegaron con machetes, barretas de fierro, martillos y una motosierra para destruir nuestro alambrado y posteriormente se robaron todo los postes y los alambres de púas en una camioneta nissan doble cabina, color blanca”, detalla un comunicado emitido después de la agresión.

Las Abejas de Acteal alertan que el más reciente hostigamiento forma parte de un conflicto social y político mayor. “Confirmamos que este gobierno que se pregona así mismo de ‘4ª Transformación’, está dando continuidad a las políticas de contrainsurgencia, de desgaste y de divisionismo en nuestras comunidades”, sostuvo la organización de los Altos de Chiapas.

En comunicado, reiteraron el llamado a las autoridades federales, a quienes se dirigieron en marzo de este año, para que interceda a través de las dependencias de derechos humanos, “ya que la carretera de la comunidad Quextic Centro es parte de los acuerdos de ‘solución amistosa’ que suscribió un pequeño grupo de sobrevivientes de la Masacre de Acteal el llamado ‘Consejo Pacifista’, en el año de 2020”. Señalan que también se dirigieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya que la “solución amistosa” del gobierno federal, “está causando problemas, violencias en las comunidades de Chenalhó y sobre todo en donde existe presencia de Las Abejas de Acteal”.

Te puede interesar – En Acteal exigen juicio para autores intelectuales y materiales de la matanza

La organización contextualiza que, en el año de 2019, las autoridades comunitarias de Quextic Centro solicitaron derecho de vía para construir una carretera que atravesaría parte de un predio de Las Abejas de Acteal, a lo cual brindaron su permiso. No obstante, señalan que para 2021, cuando comenzaron los trabajos, las autoridades comunitarias tomaron más espacio de lo acordado, “violando así las actas de acuerdo en las cuales hemos dado nuestro consentimiento”.

Ante esta situación, integrantes de Las Abejas han realizado tareas para reforzar el alambrado del predio y el potrero de su organización. Un día antes de la agresión, señalan haber notificado a las autoridades de Chenalhó sobre la realización de trabajos en dicho lugar “para evitar agresiones hacia nuestra integridad física y psicológica”. Pese a ello, aconteció la destrucción del espacio y el robo a la propiedad colectiva de la organización tzotzil, sin intervención de ninguna autoridad.

“Invitamos en dos ocasiones a las autoridades de Quextic Centro y su patronato de camino a una plática para resolver dicho problema, pero hicieron caso omiso a nuestra invitación”, detallan Las Abejas de Acteal. También señalan que, dentro del predio propiedad de la organización, existe un manantial de agua, por lo que las autoridades de Quextic Centro “construyeron una captación para llevar este vital líquido a su comunidad sin pedirnos permiso, consideramos esto como abuso de confianza ya que, en el acta de acuerdo de derecho de vía del camino, jamás se habla del manantial de agua”, denuncian.

Antecedentes

A la más reciente agresión se suma que, a principios de este año, el grupo “Consejo Pacifista” construyó su oficina junto a la entrada de la sede de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal. “Su objetivo es el de confundir a la sociedad y reafirmar su usurpación hacia nuestra lucha y organización. Y tenemos conocimiento que sus líderes o como se hagan llamar, son los que aconsejan al agente rural y patronato de camino de la comunidad Quextic Centro, violar los acuerdos plasmados en las actas de acuerdo sobre el derecho de vía de la carretera”, sostiene la organización tzotzil.

Te puede interesar – Abejas de Acteal: A 25 años de la masacre continúa violencia contra tzotziles

Las Abejas denuncian que estas acciones son posibles debido a la impunidad en el caso de la Masacre de Acteal sucedida en 1997. “La contrainsurgencia y agresiones hacia los pueblos organizados y apartidistas, la grave crisis de derechos humanos y un Estado que se ha convertido en un Narco-Estado, toda esta podredumbre es el tipo de gobiernos en México que va desde los tres niveles de responsabilidad y, es lo que ha venido a rematar las heridas del tejido social y comunitario de las comunidades de Chenalhó, y como es evidente, en nuestra organización Las Abejas de Acteal”, refieren en comunicado.

Por último, la organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, con más de 30 años de lucha, señala que “entienda el mal gobierno que no caeremos en sus provocaciones a través de nuestros propios hermanos que tristemente su corazón y pensamiento han sido cegados y envenenados por el dinero y poder”. Ante ello, exigieron respeto a su propiedad colectiva “de lo contrario, recurriremos a otras acciones, hasta que se respeten los acuerdos firmados entre nuestra Organización Las Abejas de Acteal y la comunidad Quextic Centro”.

radio

Cargill, responsable por la expansión de la soya en la Amazonía

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Fuente: Avispa Midia

Por Sare Frabes

En portada: Un campesino limpia el suelo para evitar que el fuego llegue a su parcela en la Amazonía brasileña.

Ambientalistas, organizaciones de derechos humanos y pueblos indígenas del estado del Pará, en la Amazonía brasileña, en la región del río Tapajós, han denunciado los impactos sociales, ambientales y de derechos humanos provocados por la empresa multinacional de Estados Unidos Cargill, una de las líderes mundiales en la exportación de commodities agrícolas.

La empresa es responsable por la construcción de infraestructura, como puertos, para dinamizar la exportación de granos, como la soya, en expansión en las regiones norte y centro de Brasil para el mercado exterior, principalmente Europa y Estados Unidos.

Cargill llegó a la región hace 20 años. Primero en el municipio de Santarém, después expandió su actuación en otra parte del río, en el municipio de Itaituba, distrito de Miritituba, donde construyó una estación de transbordo de cargas. La empresa opera entre 650 y 700 embarcaciones en el mundo, según declaró el presidente de la empresa en Brasil para la Revista Forbes.

De acuerdo con el estudio Sin Licencia para Destrucción: Cargill y Violación de Derechos en el Tapajós, realizado por Tierra de Derechos Brasil, la empresa debe ser responsabilizada por el avance de la producción de monocultivos de granos en la región. “La cuenta es muy simple: si existe un puerto – o un complejo de puertos en el caso de Miritituba – para fluir la producción hacia el mercado exterior con bajo costo, eso significa que poseer haciendas de monocultivo en la región resulta en alta rentabilidad”.

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

C

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Texto: ¡El Sur Resiste!
Fotos: ¡El Sur Resiste!, Juan Valerio, David Munoz, Rosa MX, Gabriela Sanabria, Mitzy Violeta, Observatorio Memoria y Libertad
Audios extraídos de: Video de APIIDTT
Edición: Radio Zapatista

El día 7 de la Caravana El Sur Resiste comienza con un ritual entre todas las personas que la integran; mujeres, jóvenes e infancias, personas de la tercera edad. Muchos vienen de otros estados de la República y también de otros países, pero en esta caravana hemos caminado juntxs con el fin de escuchar el dolor de los Pueblos Originarios y también dar voz a su resistencia.

En el ritual, las compañeras de Casa Colibrí hablan de recordar a todas las personas y compañerxs que han trascendido esta vida, y a lxs defensorxs de la tierra que han sido asesinadxs defendiendo el territorio. También se enfatizó la necesidad de recordar que los niños/niñas/niñxs y adolescentes son la razón de luchar por dejar un mundo mejor en todo sentido, incluyendo el derecho de las infancias a un medio ambiente sano.

“Hoy me comprometo a que mis acciones como adulto marquen una diferencia para las infancias, en donde el valor de nuestra tierra y nuestra cultura no tiene precio, simplemente no está a la venta.”

Terminando el ritual, partimos en marcha hacia el centro de Valladolid. Durante el caminar los compañeros y compañeras de los pueblos originarios y todos los colectivos que les acompañan gritan fuertemente: ¡Selva sí, tren No! ¡Agua sí, tren No!, ¡Los cenotes no se venden, se aman y se defienden!, ¡Ese tren no es Maya, ese tren es militar!

Integrantes de la caravana entregan volantes con información sobre las afectaciones del Tren Maya a las personas de Valladolid que miran con interés la marcha; muchos graban con sus teléfonos y miran a través de las ventanas de sus negocios, hogares y automóviles.

Violencia y destrucción ambiental en Yucatán por la imposición de megaproyectos

Al fin de la marcha, se realiza un mitin en donde personas de diferentes comunidades de Yucatán y otras áreas de la Península hablan sobre el despojo, la contaminación ambiental y la violencia que viven en sus comunidades.

  • Valladolid: Se habla sobre la gentrificación de la ciudad y cómo para las juventudes y las nuevas generaciones es prácticamente imposible comprar o adquirir un terreno en la ciudad, violando así el derecho a tener un hogar digno. Esto ha sido provocado por la llegada de un turismo que deja a un lado el bienestar de las personas que son originarias de este territorio. Pese a la situación crítica del estado con respecto a la destrucción del ambiente, las compañeras que hablan resaltan la esperanza que tienen en seguir trabajando para cambiar la situación y dejar un mundo mejor para las siguientes generaciones.
  • Concejo de Xpujil, Calakmul: El concejo habla sobre el amparo que tienen en pie y con el cual han intentado frenar la construcción del Tren Maya en su territorio. El compañero habla sobre la utilización de la Guardia Nacional y el Ejército y sobre la construcción de un hotel que posiblemente tenga 162 habitaciones. Este hotel está siendo construido en el corazón de la reserva de Calakmul, la cual también se ha otorgado al Ejército de México, como el resto del Proyecto Tren Maya. Dicha construcción ha encendido las alarmas debido a que, de llevarse a cabo, destruiría una de las últimas selvas conservadas en todo el continente.
  • Cancún y Playa del Carmen: La compañera habla sobre toda la destrucción que el proyecto del Tren Maya está ya causando en esta zona, como lo es la tala de 9 millones de árboles tan solo entre Mérida y Xpujil. También se habla de toda la violencia que el modelo de turismo que se ha impulsado en Cancún y Playa del Carmen ha generado (mismo modelo que se aplicará con la construcción del Tren Maya en toda la península de Yucatán y en cada territorio que atraviese).  Las desapariciones forzadas, los feminicidios y la violencia generada por cárteles de las drogas son tres fenómenos que se ha demostrado estar interrelacionados con la llegada de megaproyectos como el Tren Maya.

“Tenemos más de 9 millones de árboles talados después de que se dijo que no se iba a talar ninguno; pues tenemos 9 millones de mentiras, mentiras regadas por ahí como si fueran cualquier cosa.”

“Tenemos el resultado de ese desarrollo, tenemos a Cancún como una de las ciudades más violentas, más peligrosas, ocultando así cifras todo el tiempo, presentando cifras bonitas de hoteles, de cuántos cuartos de hoteles tenemos, de cuántos trabajos se generan, pero no nos dicen a costa de qué.”

  • Siltepech: las compañeras hablan sobre su lucha en defensa del agua de su territorio, que está en riesgo por la presencia cada vez mayor de mega granjas porcícolas, las cuales, como se ha demostrado, son altamente contaminadas por los desechos que generan. Se menciona también la criminalización de la cual han sido víctimas pobladoras mayas de Siltepech: actualmente ocho integrantes enfrentan procesos penales por la defensa de su territorio. Se recuerdan también los actos de brutalidad policial y detenciones arbitrarias que sucedieron en contra de varios participantes después de una marcha en apoyo a la comunidad de Siltepech en la ciudad de Mérida, Yucatán.

“Queremos agua limpia, el agua es nuestra”.

Escucha y/o descarga los audios aquí:

La voz de esperanza de los jóvenes

Chirro, un joven de la comunidad indígena de Oteapan, Veracruz –la cual fue visitada por la Carava El Sur Resiste– habló en nombre de su comunidad con un mensaje esperanzador, lleno de vitalidad y fuerza.

Su participación deja en claro que los jóvenes no son el futuro, sino el presente; que para poder seguir con esta lucha debemos escucharles, integrarles, compartir su visión, escuchar su palabra y entender que esta lucha necesita de todos y todas.

A continuación, incluimos parte de su mensaje:

“Si no tenemos el territorio, no vamos a poder cuidarlo. Pero yo les vengo a decir que no se desesperen, como pueblo hay que resistir porque la selva siempre retoña. Porque los escarabajos y todos los animalitos buscan su vida en los troncos secos. Pueden querer llenarnos de concreto, pero la naturaleza siempre se defiende y los pueblos somos esa naturaleza defendiéndose.

Nosotros somos la montaña, nosotros somos el agua, nosotros somos los animales. Nosotros podemos ser la voz de las abejas, de la selva y de todo lo que habita.

Nosotros estamos enfocados en hablar con otros jóvenes, lo hacemos a través de la música, de cápsulas de video, de la radio.

Desde el Sur de Veracruz seguimos resistiendo, y debemos seguir resistiendo porque nosotros somos el monte. Que viva la selva Maya.”

El día en Valladolid termina compartiendo cochinita pibil que las compañeras preparan con cariño para la caravana. Partimos hacia Felipe Carillo Puerto, Quintana Roo, en donde ya nos esperan con un acto cultural en el centro de la comunidad. Con música, teatro y poemas comenzamos esta jornada, porque el arte también es resistencia.

radio
Radio Zapatista

(Español) Caravana “El Sur Resiste” día 6 – Candelaria, Campeche. Tren Maya arrasa al Río Candelaria

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Texto: ¡El Sur Resiste!
Fotos: David Munoz, ¡El Sur Resiste!
Audios extraídos de: Video de APIIDTT
Edición: Radio Zapatista

El día 6 de la Caravana El Sur Resiste, llegamos al pueblo de Candelaria, Campeche, una de las comunidades por donde el proyecto Tren Maya pasará y tendrá una estación, y dónde la construcción de las nuevas vías ya está en proceso.

Esto es evidente en la calle principal: vigas rojas de acero cubren casi la totalidad de la calle mientras que las casas de personas que habitan este municipio se ven pequeñas a lado del monstruoso proyecto de muerte.

El día comienza con un ritual de bienvenida en el que se recuerda a Bety Cariño y se agradece a la madre tierra por acompañarnos, al mismo tiempo que se pide fuerza para continuar con la defensa de la vida en un país donde la muerte causada por el capitalismo se impone por medio del poder de los malos gobiernos.

Las niñas y niños que forman parte de la caravana encienden el fuego del ritual; hoy también celebramos su resistir y recordamos que la lucha es también para que ellos y ellas tengan un futuro en este planeta.


Foto: David Munoz

El día prosigue escuchando los testimonios de habitantes de La Candelaria, quienes explican las afectaciones que la construcción del mal llamado Tren Maya ha generado en su comunidad, entre los que se encuentran:

  1. Desalojos forzados: al menos 300 casas han sido desalojadas desde que el proyecto fue anunciado en esta comunidad; muchas de las familias que no querían vender sus hogares fueron hostigadas y presionadas para aceptar las compensaciones monetarias.
  2. Enfermedades estomacales y respiratorias: los miembros de la comunidad hablan sobre un incremento en enfermedades de esta índole desde que comenzó la construcción del Tren, a lo que adjudican una peor calidad del agua y respirar constantemente materiales y sustancias utilizadas en la construcción. De hecho, es fácil notar cómo una capa blanca de polvo que rápidamente se pega en la ropa y el cuerpo cubre todo el recinto debido a su cercanía a la construcción.
  3. División de la comunidad: el proyecto ha provocado que en la Candelaria haya más divisiones entre las personas que apoyan el proyecto por los falsos beneficios económicos que el gobierno de México ha anunciado, y las personas que se oponen a su construcción por la destrucción ambiental y social que traerá consigo.
  4. Pérdida de cuerpos de agua: una de las afectaciones más graves del proyecto es el relleno de una parte del río de agua limpia que cruza la comunidad. La comunidad también menciona que humedales dentro de la comunidad han sido también rellenados para poder seguir con la construcción del tren de la muerte.


Foto: David Munoz

Después de escuchar la palabra de las compañeras y compañeros de Candelaria y de otras/os compañeros de comunidades que forman parte de la caravana, salimos a tomar las calles y gritar unidos: ¡Este Tren no es Maya, este tren es militar!

Recorremos las calles, algunas personas de la comunidad se incomodan con nuestra presencia: “Queremos progreso”, gritan algunos. La división que ha generado el discurso del presidente y de sus instituciones como FONATUR son palpables en esta comunidad.

Casi al término de la marcha, llegamos al río. El lado izquierdo se ve ancho e imponente, no parece tener fin y es rodeado de árboles y naturaleza; el lado derecho ha sido cubierto por grava y tierra, solo 10 metros han dejado para que pueda seguir circulando el agua; no hay árboles ya, solo montones de tierra y una excavadora amarilla que empuja tierra sin parar.

Una compañera de la comunidad toma el megáfono y nos pide observar y documentar la destrucción del río. La muerte que trae consigo el mal llamado Tren Maya es cada vez más notorio en todos los lugares en donde su construcción prosigue pese a múltiples amparos que han sido ignorados, violando así la Constitución del país y las leyes que el mal gobierno exige al pueblo respetar, pero no a las empresas.

La compañera también menciona que las obras relacionadas con el río nunca fueron consultadas con la comunidad, y la Manifestación de Impacto Ambiental simplemente no existe. Una violación al derecho a la información, a la consulta de los pueblos originarios y a las leyes mexicanas.

Después de la marcha, la Caravana parte hacia Valladolid; seguimos la ruta de muerte del Tren con el objetivo claro de visibilizar la destrucción que ya genera, pero también para dar voz a la resistencia de personas en comunidades como Candelaria, que se niegan a ser silenciadas y que siguen luchando para defender la vida.


Foto: David Munoz

Escucha y/o descarga los audios:

radio
Radio Zapatista

(Español) Caravana “El Sur Resiste” día 5: Villahermosa. Desprecio en la tierra natal del presidente

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Texto y fotos: El sur resiste
Audios extraídos del video de APIIDTT
Edición de audio y texto: Radio Zapatista

La noche del 28 de abril, la Caravana El Sur Resiste fue recibida calurosamente por una iglesia que acompaña los procesos organizativos de lucha con los de abajo: la iglesia de la parroquia de San José, la cual dotó a los compañeros de un espacio para pernoctar, alimentos y pozol. En la mañana, la Caravana se trasladó al centro de Villahermosa, para realizar en encuentro político cultural con las organizaciones locales.

Durante el evento, el Comité de Derechos Humanos de Tabasco (CODEHUTAB) contextualizó la situación local. El nombramiento de Adán Augusto López Hernández como gobernador de Tabasco, que prometía transformar radicalmente la forma de gobernar, fue recibido con optimismo y contó con un amplio apoyo popular. Sin embargo, una vez en el poder abandonó los intereses de representación popular e incluso retrocedió en los derechos de la legislación local, promoviendo la iniciativa de la Ley Garrote, que permitía la criminalización de la protesta social. Dicha ley se aprobó durante el nuevo gobierno, aunque con el apoyo de la CODEHUTAB se logró que la Suprema Corte la invalidara por inconstitucional. También se promovió y aprobó la Ley Dedazo, lesiva para los derechos democráticos, que propone sustituir el nombramiento de los delegados municipales de elección popular para que sean elegidos por el cabildo del ayuntamiento.

Los proyectos de hidrocarburos que tanto abundan en esta región han provocado un severo deterioro de la tierra y de las comunidades campesinas e indígenas vinculadas a ésta, volviendo cada vez más contaminados los suelos y el agua, lo que afecta directamente la agricultura, la ganadería y la pesca, actividades sustantivas de las comunidades. PEMEX, paraestatal que opera en esta región, ha contabilizado y hecho público que de 2018 a 2022 han sucedido 84 derrames y 11 fugas, principalmente por problemas de diseño y mantenimiento, que deterioran la región. Con el nuevo proyecto de Dos Bocas en construcción, se presume que se generará aún más deterioro.

A pesar de este adverso panorama, la organización adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona “Corazón de Piedra Verde” compartió sus palabras de aliento y fuerza de la defensa territorial, parte inherente a las comunidades indígenas que existen a lo largo del Abya Yala. Se saludó el esfuerzo de la Caravana por denunciar y evidenciar el vínculo de los megaproyectos del Tren Maya y el Corredor Interoceánico, que buscan asentarse en una de las zonas con mayor cantidad de recursos del país y que el discurso hegemónico manipula como un proyecto para los pueblos, cuando es un proyecto de despojo.

Se compartió un fragmento de un texto de Alfredo Viterio que reproducimos a continuación:

Nuestro territorio no es una cosa ni un conjunto de cosas utilizables, explotables, ni tampoco un conjunto de recursos. Nuestro territorio, con sus selvas, sus montañas, sus ríos, sus lagunas y humedales, con sus lugares sagrados donde viven los dioses protectores, con sus tierras negras, rojas y arenosas y sus arcillas, es un ente vivo que nos da vida, nos provee agua y aire, nos cuida, nos da alimento y salud, nos da conocimiento y energía, nos da generaciones y una historia, un presente y un futuro, nos da identidad y cultura, nos da autonomía y libertad. Entonces, junto con el territorio está la vida, y junto con la vida está la dignidad, junto al territorio está nuestra autodeterminación como pueblos.”

Así se dejó en claro que los pueblos siguen recibiendo los embates del gran capital y los engaños de los falsos representantes del pueblo que obedecen a intereses particulares, y que la resistencia contra el despojo debe reforzarse, entretejerse y encontrarse para unir esfuerzos por la preservación de su territorio y por ende de su existencia.

Escucha y/o descarga los audios del evento:

 

radio
Radio Zapatista

(Español) Liberan a lxs seis detenidxs del Campamento Tierra y Libertad en Mogoñe Viejo

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Ayer, 30 de abril de 2023, las seis detenidas y detenidos durante el desalojo del Campamento Tierra y Libertad en Mogoñe Viejo, Oaxaca, el 28 de abril, fueron liberados, aunque algunas de las detenidas muestran lesiones menores. Recordamos que el Campamento Tierra y Libertad fue reestablecido también el día de ayer.

Enseguida, el comunicado de la Unión de Comunidades de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI).

Ve también el artículo de Diego Osorno, “Y sin embargo, el sur resiste“.


UCIZONI Informa.
30 de abril de 2023.

Por este medio se comunica que el día de hoy, hacia las 17.55 hrs, el equipo legal nos notificó que las seis compañeras y compañeros, detenidos en el operativo realizando por elementos de la Secretaria de Marina, policías estatales y Guardia Nacional en el ejido Mogoñe Viejo Guichicovi, el pasado 28 de abril, fueron liberadas por acuerdo del Ministerio Público Federal con fundamento en el artículo 140 del Código Nacional de Procedimientos Penales. Es importante señalar que varias de las compañeras detenidas muestran lesiones menores. Queremos agradecer el valioso apoyo de los y las abogadas del Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha (CODIGODH), Centro de, José Juan Julián y Candelaria Castellanos, del abogado David Peña, y de los abogados Carlos Leonardo, Aquiles Felipe Carrasco y Moisés Simeón Vázquez Ramírez, quienes participaron de diferentes maneras en la liberación de los y las detenidas. También queremos agradecer el apoyo solidario brindado por decenas de organizaciones, colectivos y frentes, de todo el país y de diferentes países, y desde luego a las comunidades asociadas a UCIZONI. La lucha sigue.

Fraternalmente. PCI-UCIZONI

 

radio
UCIZONI

(Español) Reestablecen el Campamento Tierra y Libertad en Mogoñe Viejo, Oaxaca

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

UCIZONI INFORMA
30 DE ABRIL DEL 2023.

Que a pesar del constante hostigamiento de fuerzas policíacas estatales y municipales, asi como guardias nacionales y marinos, hoy se cumplen 63 dias de planton en el tramo Mogoñe Viejo-Vixidu del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y se ha reestablecido el Campamento Tierra y Libertad, donde se vive un clima de extrema tensión, por el mencionado hostigamiento y por la filtración de la existencia de varias órdenes de aprehensión libradas en contra de algunos de los y las participantes del Campamento.

En torno a los y las compañeras detenidas durante el desalojo realizado el pasado 28 de abril, informamos que se encuentran en las instalaciones de la Fiscalia General de la República en San Bartolo Coyotepec, Oaxaca, las compañeras refieren maltratos y una de ella abusos por parte de un capitán de la Marina. El proceso legal se encuentra en la etapa inicial y se les imputa presunta responsabilidad en la comision del delito de ataques a las vias generales de comunicación.

Los y las abogadas siguen atendiendo el caso. El Campamento Tierra y Libertad agradecen las expresiones de solidaridad activa de las organizaciones Maíz, Corriente del Pueblo Sol Rojo, Asamblea de Pueblos del Istmo, de la Red todos los Derechos para Todos y Todas; del Frente de Organizaciones Oaxaqueñas y del Frente No a la Minería por un Futuro de Todas y Todos, Autoridades municipales y agrarias de las comunidades: Magdalena Ocotlán, Monte del Toro, San Matias Chilazoa, San Martín de los Cansecos, Los Ocotes, el Vergel, el Llano Sitio Santiago, todas del estado de Oaxaca; asi como la acción solidaria realizada en Zurich, Suiza.

Seguiremos informando.

radio
Mongabay Latam

(Español) “Lo que quieren es acabar con nosotros, con los pueblos indígenas, porque somos un obstáculo para esos proyectos” | ENTREVISTA

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por , Mongabay Latam

  • Para mostrar cómo los territorios del sur de México están siendo “acorralados por megaproyectos” y cómo las comunidades resisten al Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y al llamado Tren Maya, se realiza la Caravana El Sur Resiste.
  • Diversas organizaciones sociales, entre ellas el Congreso Nacional Indígena (CNI), convocaron a esta Caravana que comenzó desde el 25 de abril y recorrerá comunidades de siete estados del país. Será en San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, donde terminará con un Encuentro Internacional los días 6 y 7 de mayo.
  • En entrevista con Mongabay Latam, Bettina Cruz, indígena binnizá e integrante del Concejo Indígena de Gobierno del CNI, remarca que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está dando poder a las fuerzas armadas para imponer proyectos con los que se busca “reorganizar el territorio”.

Antes de bajar del autobús, una mujer de 62 años se prepara. Se coloca un paliacate rojo en el cuello, signo de resistencia, dice. Se pone la máscara de jaguar que ella misma elaboró y se cubre el cabello con un rebozo de la mixteca oaxaqueña, la tierra donde nacieron sus padres. Así es como se suma a la marcha llevando, además, un cartel en donde se lee: “Yo prefiero la selva. ¡Territorio, agua y vida!”.

La mujer que porta la máscara de jaguar camina junto a integrantes del Concejo Indígena de Gobierno del Congreso Nacional Indígena (CNI), entre ellas Bettina Cruz, que llegaron hasta el Ejido Progreso, ubicado en la costa de Chiapas, para sumarse a la Caravana y El Encuentro Internacional El Sur Resiste, que busca mostrar que en México crece una resistencia en contra de los megaproyectos que impulsa el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Caravana El Sur Resiste
El 25 de abril comenzó la Caravana El Sur Resiste en el Ejido Progreso, en el municipio de Pijijiapan. Foto: Isabel Mateos.

Esa mañana del martes 25 de abril, habitantes del Ejido El Progreso y de otras rancherías del municipio de Pijijiapan también se unieron al comienzo de la Caravana, iniciativa que recorrerá comunidades de siete estados del país y terminará con un Encuentro Internacional que se realizará los días 6 y 7 de mayo en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, en el estado de Chiapas.

Desde finales del 2022, diversas organizaciones sociales, entre ellas el CNI, convocaron a esta caravana para mostrar cómo, a lo largo de todo el sur del país, hay comunidades que se oponen a los dos megaproyectos del actual gobierno.

Uno de ellos es el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec. Así es como en este sexenio se bautizó a la modernización del tren que va de Salina Cruz, en Oaxaca, a Coatzacoalcos, en Veracruz, y a la instalación de al menos 10 parques industriales a lo largo de toda la ruta. El otro proyecto es el llamado Tren Maya que, desde 2019, construye el gobierno mexicano en cinco estados del país.

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

(Español) Caravana “El Sur Resiste” día 5: La Comunidad de El Bosque devorada por el calentamiento global

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Texto: Observatorio Memoria y Libertad
Fotos: Karen Castillo – Observatorio Memoria y Libertad
Video: Red Universitaria Anticapitalista
Audios extraídos de
video de APIIDTT
Edición de audios: Radio Zapatista

La Caravana El Sur Resiste llegó en su quinto día de recorrido a la Colonia el Bosque, Tabasco, una comunidad ubicada entre el océano Atlántico y el Río Grijalva.

El Bosque, está en peligro de desaparecer debido a que, desde 2019, el nivel del mar comenzó a aumentar aceleradamente, arrasando con la costa, las calles, el kínder y la escuela y decenas de hogares.

El Bosque es una de las muchas comunidades alrededor del mundo en riesgo de desaparecer bajo el agua debido al incremento del nivel del mar causado por el cambio climático. En México, es una de las primeras comunidades identificada como desplazada por este fenómeno.

Hoy son pocas las casas y edificaciones que sobreviven la catástrofe en El Bosque, muchas familias han sido desplazadas y las que aún resisten, exigen al Gobierno Federal, apoyo frente a la destrucción de su comunidad, de sus hogares, de sus raíces, y de toda su forma de vida.

Así lo explican Cristina Isabel Vicente y Estanilada Cardona quienes nos dan un recorrido por la comunidad para mostrar las edificaciones que están en proceso de desaparecer bajo el mar, y contarnos además su testimonio y el de otros miembros de la comunidad que ahora esperan que el Gobierno Federal cumpla con el plan de reubicación que prometió a las familias de El Bosque en febrero de este año.

El 10 de noviembre del 2022 se hizo una rueda de prensa aquí en El Bosque para dar a conocer la situación tan terrible que vivimos, y ahí fue cuando comenzamos a ser escuchados por medios y autoridades. De cuando se hizo esa rueda de prensa, ya no queda nada, todo ha desaparecido.

Lo que nosotros pedimos es la reubicación, nosotros ya perdimos nuestros hogares, andamos rentando, prestando, pedimos la reubicación. Las autoridades nos han dado una respuesta, dicen que vamos a ser reubicados, pero dicen que toma tiempo, nosotros hablamos de al menos 60 personas que necesitan reubicación.

Como mencionamos, El Bosque no es la única comunidad alrededor del mundo que está en peligro de ser devorada por el mar.

Cristina y Estanilada continúan el recorrido por El Bosque, nos detenemos frente a una edificación que está a punto de derrumbarse. Detrás, el mar picado y el viento fuerte continúan con el proceso de erosionar los cimientos del edificio. También se pueden apreciar restos de otras edificaciones entre las olas, así como árboles y ramas secas. Ahí, Cristina nos explica que esta edificación era su hogar.

Quiero compartirles que, esta de atrás, fue mi casa… fueron años de lucha para construir y, lamentablemente, hoy ya no tengo hogar. Es muy difícil para nosotros ser desplazados, es muy difícil estar ahora en la lucha, pero vamos a seguir.

Cristina se une a relatar su testimonio, de la que era hogar, ya no queda nada; un espacio vacío y las olas de mar son lo único que podemos observar.

Yo también perdí mi casa, ahí estaba mi casa y la perdí, quedé sin casa, ahora sí que… sin nada, ya no se ve, quedó abajo del agua.

El Proceso de Reubicación

Los pocos habitantes de El Bosque que aún esperan ser reubicados, relatan que ya hay contacto con instituciones gubernamentales, la SEDATU y la SEMARNAT son las que han mantenido contacto con la comunidad desde febrero del 2023.

Sin embargo, las familias aún no tienen una fecha posible para ser reubicadas y tampoco tienen conocimiento del lugar al cual serían reubicadas y mucho menos de la extensión del terreno que recibirán.

Cristina y Estanilada comentan que la comunidad espera poder permanecer cerca del mar, ya que son pueblo que históricamente se ha dedicado a la pesca y el mar es su fuente de alimento y de sostén económico.

Nosotros vivimos de la pesca, por eso queremos pedir si puede ser en un lugar en donde podamos hacer eso, es preocupante todo, muy preocupante, no sabemos a dónde vamos a ir, ni cuándo.

Sí platicamos como comunidad, nos sentamos, platicamos con el café y el pan, porque dicen que las penas con pan son menos. Nos ponemos muy mal como comunidad, las noches son muy preocupantes, nos la pasamos pensando en el mar, ese mar que ya nos da miedo de que vaya a subir más. Nos ha tocado a las 3am, a las 4am sacar cosas de la gente porque ya el mar subió, y sí nos pega como comunidad.

Además de vivir con la preocupación día y noche, de que más casas y espacios desaparezcan bajo el mar, la situación de servicios en la comunidad empeora día con día.

Cristina nos platica que la mayoría de las familias ha perdido los refrigeradores de sus hogares que se han descompuesto en el proceso. Esto no sólo dificulta que las familias puedan mantener sus alimentos por más tiempo, sino que además dificulta que medicinas para la diabetes se mantengan refrigeradas.

Los postes de luz también comienzan a ceder a las olas; la comunidad podría perder el servicio al acceso eléctrico en cualquier momento.

La comunidad entera casi perdió sus refrigeradores. Yo que tengo diabetes, por ejemplo, no tengo en donde guardar mi insulina, ayer me traje una barra de hielo, pero no sé si pueda traerla diario. Estamos de acuerdo con la reubicación, pero tenemos necesidades urgentes por lo mientras.

Al platicar con algunas personas de la comunidad, hacen mención de que entienden que el proceso de reubicación puede ser tardado y complicado; sin embargo, esperan que pueda haber otro tipo de plan mientras esperan que pueda aminorar la situación de crisis que se vive en la comunidad.

Pese a que el proceso de calentamiento global se ha identificado como una prioridad en la política internacional por los impactos que generará en la seguridad humana de millones de personas a nivel mundial, el Gobierno de México no cuenta con algún tipo de plan o propuesta de política pública que busque frenar este proceso.

De acuerdo con el Programa Estatal de Acción Ante el Cambio Climático del Estado de Tabasco, “los impactos que recibe la zona costera del Estado de Tabasco por ascenso acelerado del nivel del mar se traducen en la destrucción de tierras […] por acción del oleaje. Todos estos aspectos tendrán notables repercusiones tanto ambientales como sociales y económicas.”

Sin embargo, no existe un plan para atender a las víctimas de las catástrofes naturales que ya comienzan a presentarse, como el caso de la comunidad de El Bosque deja entrever, y que pronto se multiplicaran en todo el territorio nacional de no atender las causas de la crisis climática: el capitalismo devorador que continúa con un proceso de producción ilimitada a costa del medio ambiente y de la vida de todo ser vivo en el planeta.

Durante el recorrido, Cristina y Estanilada se detienen frente a otra edificación en proceso de derrumbe. Ésta era la escuela de la comunidad, el kínder también ya desapareció. Ahora los niños que quedan en la comunidad van a la escuela sólo 6 horas a la semana en una pequeña construcción con techo de lámina.

La vida de la comunidad, no sólo de sus edificaciones, también ha sido paulatinamente devorada por el mar.

La pérdida de las raíces de una comunidad

Cristina y Estanilada continúan encabezando el recorrido, caminamos por un kilómetro aproximadamente; el mar esta picado y el aire sopla con fuerza; el día de hoy entró otro Norte cambiando las condiciones climáticas del lugar que suele ser soleado y el mar tranquilo.

Llegamos a donde el río Grijalva se une con el mar Atlántico. Ahí Cristina y Estanilada se detienen, también niños, niñas, adolescentes, mujeres y hombres de la comunidad. Ahí nos señalan a una plancha de concreto que apenas si logra verse por encima del agua.

La plancha solía ser un muelle, y el punto de reunión de toda la comunidad; ahí las familias se reunían para pescar, la actividad que por generaciones ha moldeado la identidad de las personas que ahí habitan y su fuente de alimento y de economía.

Actualmente, el muelle ya no existe, la pesca casi ha desaparecido y con ella, todas las actividades que ahí se realizaban, así como el sustento de las familias. Éste es el testimonio ofrecido por Cristina:

Veníamos la mayoría de la gente a pescar, esto era como un tianguis, veníamos todos con cobijas y nuestros hijos se quedaban aquí dormidos y nosotros nos íbamos a pescar, llevábamos el producto a vender y en la tarde otra vez a pescar. Ya no pasa eso, ya no hay la producción que antes había, ya se perdió. Esto, compañeros, era nuestras raíces. Yo me siento triste, siento que el cambio climático nos está quitando nuestras raíces. Es algo muy triste, sabemos que si un día entra un norte más duro o un huracán, podemos desaparecer de la noche a la mañana.

Esto era un muelle bien estructurando, pero se ha ido perdiendo, hundiendo. Aquí pescábamos, hacíamos fiesta. Yo nunca me imaginé que nos iba a pasar, cuando decían cambio climático, se escuchaba como una voz lejana, cuando escuchaba eso pensaba en la gente de la ciudad con sus coches, y no en nosotros que vivimos sin contaminación. El cambio no lo provocamos nosotros, pero lo vamos a pagar nosotros, hoy somos nosotros, pero mañana vamos a ser otros.

Sin embargo, ha sido el norte global el responsable de generar la crisis climática que vivimos y en específico es la población del norte global la responsable de generar millonarias ganancias a costa de millones de vidas humanas.

Lo que pasa en El Bosque no es un fenómeno espontáneo. A nivel mundial se ha puesto en el centro de la discusión sobre el calentamiento global, la necesidad de políticas públicas que pongan en el centro a las comunidades originarias, campesinas, pesqueras.

Son ellas las que han logrado proteger los últimos pulmones y áreas naturales conservadas a nivel mundial, y también las que más sufrirán los efectos del calentamiento global.

La tan profunda interrelación que los pueblos originarios tienen con el medio ambiente del territorio que habitan hace que la identidad, la economía y la vida comunitaria de los pueblos esten íntimamente unidas a la supervivencia de su territorio.

Así como en Puente Madera, Oaxaca, la comunidad explica que si el Pitillal es destruido para construir un Parque Industrial ya que es su fuente actual de vida, lo mismo pasa en el Bosque con la pérdida de la pesca como actividad vital.

Por esta razón, las soluciones gubernamentales a nivel mundial -y en México- necesitan ser profundas y a nivel de sistema; no hay vida que sobreviva el capitalismo devorador y su máquina de muerte.

Terminamos la visita y documentación en El Bosque con una comida que las familias de la comunidad preparan con esfuerzo y solidaridad. Pese a la incertidumbre, dolor, destrucción y preocupación que han vivido en los últimos años, aún hay esperanza, solidaridad y resistencia en sus ojos y en su actuar.

Los niños y niñas ríen y juegan en el agua, las mujeres platican y conversan entre ellas, la comunidad de el Bosque resiste y está en pie de lucha.

 

Audios de la bienvenida:

radio
El rumor de las multitudes

Reflections Toward a Depatriarchal and Non-hierarchical Academia

Spanish
Português

Statement for depatriarchal and non-hierarchical worlds

After the publication of the interview with the Weychafe, compañera and intellectual, Moira Millán, in the newspaper El Salto, as well as the chapter entitled “The walls spoke when no one else would: Autoethnographic notes on sexual-power gatekeeping within avant-garde academia” (Viaene, Laranjeiro y Tom), we cannot remain silent. We also have to point out that we have been raising our voices for many years through concrete personal and collective actions within our academic, university, activist and organizational spaces, as well as in our collectives, networks and movements. We denounce and challenge the hierarchies of knowledge/power intrinsic to the academy, and the gender violence, harassment and sexual abuse in those institutions. At the same time, we recognize that all we have done is insufficient and requires us to continue, redoubling our efforts, weaving together more and more struggles, and to root out the violence that underlines ongoing wars and the violations of women, children, Mother Earth, all those who are othered.

We should not forget that patriarchy is the oldest form of domination. Humanity learned to dominate the female body in all cultures, as the diverse feminisms of Afro/Abya-Yala/Latin America affirm. Patriarchy is an onto-epistemic configuration that privileges hierarchy, appropriation, denial of others, control, the fetishism of things, reproduction, violence and wars. It deeply shapes subjectivities and affects the lives of everyone. Academia has been one of its most effective pillars through its creation of an instrumental, objectifying, competitive and hierarchical worldview which naturalizes and invisibilizes practices of knowledge/power.

The civilizational crisis that the planet Earth is experiencing is the result of cis-heteropatriarchy in its historical entanglement with capitalism, colonialism, anthropocentrism, and racial, sexual and ableist hierarchies. This is the complex background that we invoke when denouncing the multiple forms of violence exercised against women, which have been constant throughout history. This background unleashed the Terricide (Moira Millán), a powerful cosmopolitical concept coined by the Movement of Indigenous Women and Diversities for Good Living [Movimiento de Mujeres y Diversidades Indígenas por el Buen Vivir], which has its origin in Puelmapu a decade ago.

(Continuar leyendo…)

Página 51 de 455« Primera...102030...4950515253...607080...Última »