News:

World

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Ignacio Andrés

(Español) Septiembre reanudó la memoria

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desde hace décadas que septiembre en Chile es mezcla de múltiples y contrapuestas emociones, que van desde el orgullo y la alegría hasta la desolación y el descontento. Es un mes donde las conmemoraciones, las protestas y festejos se suceden en breve, de modo tal que antes de la llegada de la primavera conmemoramos el golpe de Estado (11) y una semana más tarde, paradójicamente, las Fiestas Patrias (18) y las Glorias del Ejército de Chile (19).

En el presente, cuando el negacionismo histórico se legitima y el fascismo reaparece en el país, hemos considerado fundamental conmemorar la dictadura desde la memoria popular. Es decir, la que no se remite únicamente a la nostalgia sino que evoca también la resistencia. Por tal motivo asistimos a la “Semana de la Memoria ¡A 45 años!”, realizada entre el 10 y el 14 de septiembre en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile y organizada por la Comisión de Memoria y DD.HH. de dicha facultad. Allí tuvimos la oportunidad de asistir a dos foros de discusión: “Mujeres siempre resistentes. La lucha continúa” y “Resistencia y Derechos Humanos”. A continuación reseñaremos brevemente ambas jornadas.

Todavía vivas, todavía creyendo, todavía soñando[1]

El foro “Mujeres siempre resistentes. La lucha continúa” contó con la participación de Ana Gamboa e Irene Cambias, integrantes del Grupo de amigos y amigas de Reinalda  del Carmen Pereira[2], Belinda Zubicueta (ex militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez[3]) y Rosa Quintanilla (Taller Piret).

Ana, la primera ponente, parte refiriéndose al nombre del colectivo que junto a Irene representa: Reinalda  del Carmen Pereira es una de las diez mujeres detenidas desaparecidas que estaban embarazadas en el momento de la detención. Seguidamente comenta su propia experiencia. En los ochenta ella es una de las funcionarias del hospital Sótero del Río que observa como ingresan decenas de jóvenes y adultos heridos producto de la represión tras las protestas contra la dictadura, quienes comúnmente llegaban al hospital en calidad de detenido. Cuando las familias se acercaban a preguntar por sus familiares, se les negaba información, razón por la cual, señala Ana, era urgente y necesario organizarse en el centro asistencial.

Fue así como una de las labores más importantes que desempeño junto a otros trabajadores consistió en entregar la identidad de las personas ingresadas en calidad de detenido a sus familiares, de modo que estos podían quedaban al tanto de su salud y seguridad.

No tardaron en aparecer más quehaceres, como el de atender también a la gente que se encontraba encarcelada por motivos políticos, labor que mantuvo de forma ininterrumpida hasta los noventa, en donde Ana se preocupa de los militantes del Movimiento Juvenil Lautaro (MJL)[4]. Más tarde colabora infatigablemente con Max Santelices, esposo de  Reinalda Pereira, para mantener viva su memoria, hasta que él fallece el 2007. Absorta por la emoción, le da paso a Irene.

(Continuar leyendo…)

radio
Articulación de Movimientos Sociales y OSC de Nicaragua.

(Español) Pronunciamiento de la Articulación de Movimientos Sociales y OSC de Nicaragua en el marco de la Segunda Asamblea Nacional del CIG y el CNI

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

San Cristóbal de las Casas, 15 de octubre del 2018

Concejo Indígena de Gobierno
Pueblos que integran el Congreso Nacional Indígena
Ejército Zapatista de Liberación Nacional

En la noche no duermen haciendo planes,
planeando cómo aplastarnos más, cómo explotarnos más,
pero el Señor se ríe de ellos
porque ve que pronto caerán del poder.
–Ernesto Cardenal. Salmo 38.

Nos dirigimos a ustedes con admiración:

Saludamos con alegría al Concejo Indígena de Gobierno y a los distintos pueblos que asistieron a esta Segunda Asamblea Nacional en la cual cuatro compañeras y compañeros de nuestro pequeño país Nicaragua, fuimos espectadores.

Desde la Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil esperamos con ansias la construcción de Redes Internacionales de Rebeldía, celebramos con entusiasmo los acuerdos alcanzados en esta Segunda Asamblea Nacional y ponemos a su disposición nuestros modestos esfuerzos y redes de organización y resistencia.

La dolorosa historia de nuestro pueblo que durante décadas ha luchado incansablemente por lograr su libertad, un pueblo que se ha atrevido a soñar en colectivo, a desafiar a los poderosos, es también la historia de un pueblo que ha sido traicionado, vendido, despojado y masacrado. La historia de Nicaragua no es distinta a la de muchos países de nuestra América y por eso mismo es que llegamos hasta San Cristóbal de las Casas, a aprender de nuestros hermanos porque estamos demasiado cerca como para no visitarnos y porque su dolor es también nuestro dolor, han pasado tantos años y es como si nada hubiera cambiado. Los poderosos ahora son más y más fuertes, ahora dicen que representan al pueblo, pero no han dejado de matar, de saquear, de desplazar, de vender nuestra vida y nuestros sueños al gran capital, no han dejado de engañarnos porque una vez arriba se transforman en aquello que pensamos había terminado hace ya tantos años.

Mientras los poderosos arman sus estrategias para exterminarnos, del otro lado, donde está la vida se teje la resistencia. Hace 5 años los campesinos en Nicaragua se organizaron para defender sus territorios debido a una faraónica concesión canalera, que le entregaba el país a un empresario chino cuya misión era partir nuestra tierra por la mitad, contaminar nuestro lago, acabar con la vida. Desde hace más de 5 años los campesinos y los pueblos indígenas y afrodescendientes saben que el idioma del estado, de los de arriba, es el idioma de las balas. Y en la ciudad soñaban con ser prósperos, con ver edificios levantarse algún día, pensaban que quizás mientras la muerte se mantuviera lejos de la ciudad todo estaría en orden; pero el idioma de las balas también llegó a la cuidad, y vimos morir muchachos muy jóvenes, de esos que apenas están entrando a la universidad y desde entonces ya las balas no han cesado en los barrios, en las calles, en la ciudad, en las comunidades, en el campo, en la selva.

Los nuevos poderosos de Nicaragua, los de arriba, los que traicionaron al pueblo y a los principios por los que luchamos o por los que lucharon nuestros padres y nuestros abuelos, ahora gobiernan para ellos mismos de la mano con los otros poderosos, los de siempre, la vieja oligarquía y el gran capital. Con sus fuerzas estatales y paramilitares han asesinado desde el 18 de abril de este año a más de 450 personas ¿A quién exigirán justicia esas madres si quienes son los encargados de impartirla también son los asesinos? Hasta la fecha llevamos más de 2,000 heridos. Más de 27,000 hermanas y hermanos nicaragüenses ahora solicitan asilo en el país vecino de Costa Rica, cientos de campesinos, de jóvenes, de madres junto a sus hijos tuvieron que huir y ahora duermen en refugio recordando la vida que dejaron ¿Quién les regresará los sueños a tantos desplazados por la violencia si los encargados de velar por su bienestar son quienes los expulsan con el lenguaje de las balas? Y al igual que ellos, cientos de hermanas y hermanos huyen hacia el norte con el sueño de llegar a Estados Unidos o se quedaron en México esperando que en su tierra suceda un milagro que les permita regresar.

Mientras doña Francisca Ramírez, una mujer campesina que ha luchado incansablemente por el derecho a la vida y la tierra de cientos de familias, hablaba sobre lo que sucedía en nuestro país en la Asamblea del CNI, en ese mismo momento 38 hermanas y hermanos que ejercían su derecho a la protesta fueron violenta y arbitrariamente arrestados. Nuestro país tan pequeño y herido lleva hasta la fecha más de 400 presas y presos políticos que duermen en las cárceles que alguna vez Somoza utilizó para torturar a aquellos viejos guerrilleros sandinistas: “El Chipote”

Como ven, su lucha también es la nuestra, una lucha por la vida, por la autonomía y por la libertad. Ahora desde el exilio, desde las cárceles, desde el dolor, entendemos que mientras tengamos vida no dejaremos de luchar, de organizarnos, de construir comunidad donde quiera que estemos y a donde quiera que vayamos. Poder estar con ustedes en San Cristobal, escuchar su tragedia y su rabia, pero también ver su entereza y su trabajo por la construcción de un mundo distinto, nos ha llenado de esperanzas.

Las muestras de solidaridad que recibimos en la Segunda Asamblea entre el CIG y los pueblos que integran el CNI, nos llenan de esperanza y fuerza para luchar por una Nicaragua distinta donde podamos vivir en libertad y donde exista la justicia y la democracia. Hoy más que nunca creemos que “Un mundo distinto es posible” donde “El pueblo manda y el gobierno obedece” es por esto que esperamos de ustedes un abrazo solidario hacia nuestro pueblo tan herido pero también rebelde, como el suyo, como tantos pueblos de nuestra América. Un régimen opresor y asesino como el de los Ortega-Murillo no puede repetirse nunca más.

Nunca más un México sin ustedes.
Nunca más una Nicaragua sin nosotras y nosotros.
Desde abajo y al lado del corazón.
Solo el pueblo salva al pueblo

Articulación de Movimientos Sociales y OSC de Nicaragua.
Movimiento Campesino de Nicaragua y Consejo de la Tierra, el Lago y la Soberanía
Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia

radio
Prison Radio

(Español) Mumia Abu-Jamal escribe sobre migración

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Nación inmigrante

Por Mumia Abu-Jamal

Hay algo que se puede decir sobre el gobierno de Trump: desde el primer día, su objetivo principal ha sido la inmigración.

Más bien, el tema ha sido la ansiedad estadounidense sobre la ola creciente de inmigrantes, especialmente los mexicanos y otros que no sean de piel blanca.

Desde hace varios días, he estado leyendo No One Is Illegal (Nadie es ilegal), por Justin Akers Chacon y Mike Davis. Editorial Haymarket Books. Chicago.

He aprendido algo nuevo en prácticamente cada página, especialmente sobre la espantosa historia del trato dado a las personas inmigrantes por Estados Unidos a lo largo de los años.

En el libro, la historia del país se considera desde la perspectiva de su creciente demanda por mano de obra desde China, Japón, las Filipinas y después, de México. Las y los trabajadores serían invitados, recibidos, súper-explotados por los productores, entonces satanizados por los políticos y los medios para luego ser agredidos, insultados y, eventualmente, deportados.

Les pagaban una miseria, y a algunos, como los chinos, les escupían en las calles los canallas y vigilantes blancos.

Algunos inmigrantes fueron golpeados. Algunos fueron asesinados.

Cuando los mexicanos llegaron para hacer el trabajo, a veces bajo el programa ‘Bracero’, fueron aislados y separados de los demás para explotarlos fácilmente. Trabajaron bajo contratos y una vez terminado el contrato, fueron deportados a México de regreso.

En el campo, básicamente ganaban centavos por alimentar a la nación, y luego serían satanizados, aislados; les prohibieron formar sindicatos. (Cuando intentaron hacerlo, fueron detenidos y deportados de una vez.)

Quién trabaja más duro, gana menos. ¿Esto les suena familiar?

Las luchas de los trabajadores migrantes en Estados Unidos les pueden abrir los ojos.

La historia no es bonita, pero de ella se puede aprender mucho.

Es una historia que no se cuenta en el cine.

Son muchas las historias que están por contar.

–©’18maj

24 de agosto de 2018

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

radio
Carlos Mejía Godoy

(Español) Carlos Mejía Godoy escribe canción para las madres y familiares de los 43 de Ayotzinapa

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El cantautor Carlos Mejía Godoy escribió esta canción inédita para las madres y familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. En sus palabras: “Mi rola solidaria con las madres de Ayotzinapa, con un abrazo especial para ellas con toda mi devoción y respeto”.

(Descarga aquí)  
radio

Huelga de presos a escala nacional en EEUU

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

“En cada etapa de este nuevo movimiento, un número récord de prisioneros se han sumado y han forjado la unidad a través de líneas raciales y tribales mediante las cuales el sistema tradicionalmente ha sido capaz de mantener a lxs prisionerxs divididxs y controladxs.”

– de El nuevo movimiento anticarcelario: lucha continua para abolir la esclavitud en Amerika por Kevin ‘Rashid’ Johnson, Ministro de defensa del Partido Pantera Negra Nuevo Afrikano, sección Cárcel.

Del 21 de Agosto 2018, aniversario del asesinato de George Jackson, al 9 de Septiembre, fecha del levamiento emblemático de Attica, presxs en al menos 17 estados de los EEUU llevaron a cabo una huelga masiva para exigir el cumplimiento de sus 10 demandas. Esta fue la acción mas reciente de un creciente movimiento anti-racista y anti-imperialista, con memoria histórica y proceso de aprendizaje teórico-practico, que se viene gestando en el país a pesar de los mecanismos de disciplinamiento e intimidación del modelo carcelario estadounidense. La huelga fue convocada por un grupo de presxs en Carolina del Sur conocidos como Jailhouse Lawyers Speak (La Voz de lxs Defensorxs Presxs) en coordinación con el Incarcerated Workers Organizing Committee (IWOC) (Comité Para La Organización de los Trabajadores Encarcelados), y otros grupos de dentro y de fuera de las cárceles como respuesta de emergencia a un motín en el que perdieron la vida 7 compañeros. Organizaciones locales e individuos en cada cárcel han tenido que decidir de que forma participar en la huelga:  huelgas de hambre, huelgas laborales, sentadas colectivas pacíficas, y/o boicots de las empresas telefónicas y tiendas de las cárceles,  ya que varían las condiciones de aislamiento y represión de penal en penal.

Leer más:

(Continuar leyendo…)

radio

(Español) El nuevo movimiento anti-carcelario: lucha continua para abolir la esclavitud en Amerika

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

por Kevin ‘Rashid’ Johnson, Ministro de defensa del Partido Pantera Negra Nuevo Afrikano, sección Cárcel. 16 Julio 2018
Original (en inglés): http://rashidmod.com/?p=2585
Traducción por Radio Zapatista

El nuevo movimiento anti-carcelario creciente

Por todo Amerika, país con mayor población encarcelada del mundo, son cada ves mas lxs que se están dando cuenta de que son víctimas de la injusticia social.

Ante todo, son víctimas de un sistema capitalista-imperialista inherentemente depredador y des-funcional, que elige como blanco a los pobres y las personas de color para la vigilancia intensificada, el confinamiento militarizado y los procesos penales selectivos, negándoles el acceso a los recursos básicos, el empleo y el control institucional necesario para la seguridad social y económica. Estas privaciones luego generan lo que le dicen “crimen”: delitos económicos, delitos de pasión y el delito de intentar sobrevivir emocionalmente – a través del uso de drogas y otras adicciones.

En segundo lugar, una vez encarceladxs, se convierten en víctimas de abusos inhumanos, almacenamiento de personas y una de las formas más decadentes y deshumanizadoras de la injusticia económica social: la esclavitud.

Este aumento de la conciencia entre lxs presxs ha llevado a un número creciente a unirse en la resistencia proclamando “Ya basta!” Y esto va cobrando fuerza.

En este “nuevo” movimiento anti-carcelario se está viendo crecientes olas de resistencia pública al trabajo esclavizado y a las condiciones de abuso, que está erosionando las estructuras establecidas a partir de hace casi 50 años para reprimir el movimiento anti-carcelario de aquella época, tales como el aislamiento total.

Del movimiento anti-carcelario reprimido de ayer

Durante la oleada anterior del movimiento anti-carcelario (en las décadas de 1960 y 70), cuando los juzgados cerraron con rejas sus puertas contra las demandas de lxs presxs que buscaban litigar contra las condiciones inhumanas que impregnan las cárceles de Estados Unidos, lxs prisionerxs se levantaron en resistencia.

En una relación dialéctica, su movimiento informaba y fue informado por las ideas revolucionarias que prevalecían en los movimientos sociales de la época, lo cual exponía y desafiaba al sistema capitalista. A la vanguardia de ese movimiento fue el Partido Pantera Negra original y grupos aliados afuera del penal y compañeros como George Jackson, que formó la primera sección cárcel del Partido Pantera Negra, adentro.

Para suprimir ese movimiento y acabar con su conciencia revolucionaria, el poder comenzó a construir y operar cárceles de aislamiento total y unidades (llamadas Supermaxes y unidades de control) a un nivel sin precedentes. La primera fue la Unidad de Control de Marion que se abrió en 1972 después del asesinato de George Jackson por los guardias y el levantamiento pacífico de 1971 en la prisión estatal de Attica que los funcionarios reprimieron asesinando 29 presxs y 10 civiles y luego torturando cientos más, provocando indignación y exponiendo las condiciones inhumanas en las cárceles del país al nivel internacional.

En una rara admisión de la finalidad política real de las unidades de alta seguridad, Ralph Arons, ex-directór en el penal de Marion, testificó en la corte federal: “El propósito de la Unidad de Control de Marion es controlar las actitudes revolucionarias adentro de la prisión y en la sociedad en general.” [1]

Junto a este método de represión también llegaron concesiones al movimiento anti-carcelario: funcionarios de prisiones que concedían a lxs presxs más privilegios y los tribunales federales que abrían sus puertas a los litigios de presxs buscando mejorar sus condiciones de vida. Pero las concesiones no perduraron.

A medida que el sistema de prisiones de los Estados Unidos creció en tamaño un 800% y las unidades de aislamiento total contenían la resistencia de lxs presxs, las concesiones fueron retiradas y los tribunales pronto hicieron fallos como el de Turner vs. Safley, [2] y aprobaron leyes como la Ley de Reforma del Litigio Penitenciario [3], que efectivamente reinstaló la vieja doctrina de los tribunales de hacer caso omiso hacia las demandas de lxs prisionerxs.

La opresión siembra la resistencia renovada

Con este retroceso, las condiciones de abuso se intensificaron, especialmente con el vasto uso del aislamiento total de presxs, una práctica que el Tribunal Supremo de Estados Unidos encontró cruel e inusual y fue constituida como tortura a finales de los años 1800. Por otra parte crecio exponencialmente la cantidad de prisionerxs que podian ser explotados como trabajadores gratuitos. [4]

Bajo estas condiciones de abuso y explotación intensificadas, un nuevo movimiento anti-carcelario ha surgido y está creciendo.

En cada etapa de este nuevo movimiento, un número récord de prisioneros se han sumado y han forjado la unidad a través de líneas raciales y tribales mediante las cuales el sistema tradicionalmente ha sido capaz de mantener a lxs prisionerxs divididxs y controladxs. Aún más monumental es que la unidad en estas luchas se ha logrado no sólo dentro de las prisiones individuales, sino a través de los sistemas penitenciarios y ahora se difundido en todo el país, con el apoyo del pueblo que atraviesa el país y alcanza niveles internacionales.

Esto ha inspirado y sólo puede inspirar mayores niveles de resistencia y ayudar a refinar nuestras formas de resistencia y métodos de organización y comunicación.

Para estos fines me gustaría resumir los eventos más importantes en el crecimiento de las olas de resistencia de hoy y llamar a lxs lectorxs a unirse y apoyar las luchas por venir.

Y hemos resistido!

Cuando en 2008 dejaron morir por una epilepsia no tratada a un migrante, Jesús Manuel Galindo, que se encontraba en una celda de aislamiento total, cientos de detenidos en el Complejo de Detención del Condado de Reeves en Pesos, Texas, tomaron el penal y lo incendiaron. Más de $ 2 millones en daños fueron reportados en un levantamiento que unió a detenidxs de Cuba, Nigeria, Venezuela y México, entre otrxs.

Durante diciembre de 2010, lxs presxs en seis cárceles de Georgia iniciaron una huelga masiva contra el trabajo esclavo no remunerado, el aislamiento y otras condiciones de opresión. Los latinos, los negros, los blancos, las tribus de la prisión de todas las orientaciones,musulmanes, etc. se unieron en esta protesta. Después de la huelga de una semana, dos años más tarde en la prisión estatal de Jackson, donde muchxs de lxs líderes de la huelga de 2010 fueron transferidxs, una huelga de hambre 44 días fue reprimida por los guardias con violencia.

En 2011 y 2013 tres huelgas de hambre históricas masivas fueron llevados a cabo por lxs presxs de California en protesta por el régimen de aislamiento indefinido y otros abusos, donde participaron, respectivamente, 6.000, 12.000 y 30.000 prisioneros. lxs presxs de otros estados también se unieron a la huelga – en Virginia, Oregon, el estado de Washington y más. Esta huelga unió y fue liderada por Negrxs, Latinxs y blancxs, y todas las grandes tribus de las prisiones de California. Esto desencadenó una llamada por parte de lxs presxs para poner fin a todas las hostilidades raciales e inter-grupo, que los funcionarios de prisiones Californianos han intentado varias veces sabotear.

Esta huelga, con una unidad sin precedentes junto con demandas legales en contra de los penales por parte de algunos líderes y participantes de la huelga, obligaron al sistema penitenciario Californiano a reformar sus políticas de aislamiento de largo plazo y transferir a 2.000 prisioneros que se encontraban en aislamiento junto con la población general en 2015.

Inspirado por la huelga de 2010 en las prisiones de Georgia, en 2013, los líderes prisioneros del Movimiento de Alabama Libre (FAM) convocó a un paro en protesta en Alabama, por“dirigir un imperio esclavista” y “encarcelar a la gente para lograr trabajo gratuito.” En enero de 2014, prisioneros en cuatro prisiones de Alabama comenzaron la huelga. Como resultado de los esfuerzos organizativos del FAM y en colaboración con los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW), se formó un comité del IWW, el llamado el Comité para organizar a lxs trabajadorxs encarceladxs (IWOC por sus siglas en inglés), que ahora tiene más de 800 miembros encarcelados en 46 estados. Desde entonces el IWOC ha jugado un papel importante en las luchas posteriores y ha contruyendo el apoyo publico. Poco después de la fundación de la IWOC, la IWOC y el Partido Pantera Negra Nuevo Afrikano, sección Cárcel (NABPP) se unieron como aliados en este trabajo, y yo como un co-fundador de la NABPP y numerosos otros miembros NABPP nos unimos al IWOC. [5]

En 2014, todos los 1.200 detenidos en el Centro de Detención del Noroeste en Tacoma, Washington, realizaron una huelga de hambre de 56 días, que se extendió al centro de detención Corley Joe en Conroe, Texas, todas en contra de las condiciones de opresión en las instalaciones. Manifestantes afuera de las cárceles se organizaron en apoyo a lxs huelguistas.

En abril de 2016, lxs presxs en siete prisiones de Texas iniciaron una huelga de trabajo en respuesta a la convocatoria de lxs compañerxs líderes de la sección Texas del NABPP, y la IWOC. Un mes antes, un levantamiento espontáneo tuvo lugar en Alabama en la prisión de Holman, donde el nuevo director del penal, Carter Davenport, conocido por su papel en los ataques físicos a lxs prisionerxs, terminó receptor de la violencia.

Estas iniciativas a principios de 2016 inspiraron una convocatoria a lxs presxs en los EEUU para participar en una huelga en todo el país a partir el 9 de septiembre de 2016, una fecha elegida para conmemorar el alzamiento 1971 Attica.

El 9 de septiembre resultó histórica cuando más de 30.000 prisionerxs en más de 46 prisiones en 24 estados tomaron diversas formas de protesta: negarse a trabajar, huelgas de hambre, apoderarse de la prisión, e interrumpir operaciones, entre otras. Afuera de las cárceles se realizaron protestas en varias ciudades de los EE.UU. en apoyo de lxs presxs.

En respuesta a las crecientes voces de lxs presxs en resistencia al trabajo esclavo y al maltrato, el 19 de agosto de 2017, una marcha en Washington se llevó a cabo en apoyo de lxs prisionerxs y en contra de la enmienda 13 de la constitución de EEUU, promulgada al final de la Guerra Civil en 1865 que legalizó la esclavitud de lxs encarceladxs, en violación de la ley internacional escrita y ratificada por los EEUU después de la Segunda Guerra Mundial, que prohíbe todas las formas de esclavitud y servidumbre involuntaria. [6]

Sacudidos por las protestas del mes de septiembre de 2016, en una acción sin precedentes, estados como Florida utilizaron medidas de emergencia que restringieron completamente cualquier movimiento fuera de las celdas, con la esperanza de evitar cualquier levantamiento posible que apoyara a la movilizacion del 19 de agosto, 2017, en Washington. El estado de Florida fue aún más lejos al servir a sus prisioneros comidas gourmet especiales durante todo ese periodo de cuatro días, (18-21 de Agosto).

A pesar de estas medidas, lxs prisionerxs de Florida contraatacaron llevando a cabo una huelga de nombre en código Operación PUSH, a partir del 15 de enero, 2018, en el cumpleaños de Martin Luther King. En todo el estado, participaban en PUSH negandose a trabajar y ocupando la estrategia del boicot a las tiendas oficiales de la prisión. Protestaban contra el trabajo esclavo, el elevado costo de los productos de uso diario en las tiendas y el costo de los servicios de empaquetamiento del sistema carcelario, el engaño “gain-time” que reemplazó al sistema de la libertad condicional, agravado por el hacinamiento extremo debido a las sentencias extremas, causando condiciones inhumanas.

A medida que los funcionarios de prisiones de Florida iniciaron una carrera desesperada para sustituir a los hombres que se negaron a trabajar por otrxs más conformes, al tiempo que transferían y acarreaban participantes de la huelga en aislamiento total, al mismo tiempo se informó falsamente a los medios de que no había huelga y por lo tanto tampoco existían represalias. Una mentira descarada.

Uno de los principales apoyos externos de la Operación PUSH me informó en una carta a fines de enero de 2018:

“Estoy recibiendo cartas todos los días de presxs de todo Florida que están participando en PUSH o que son víctimas de represalias por tener literatura o correspondencia con organizaciones externas que apoyan la huelga, como el IWOC y FTP. Algunos han sido amenazados con castigos si continúan hablando con nosotros … Fueron sólo 6 semanas de planificación y la huelga fue cubierta por 50 agencias de noticias, incluyendo Newsweek, The Nation y Teen Vogue! Creo que empezamos bien, pero el Departamento de Correcciones está mintiendo que nadie está participando en la huelga “.

No sólo esto, yo mismo puedo dar testimonio de que mintieron los funcionarios en Florida sobre la inexistencia de la huelga y las represalias, porque también participé.

En la vísperas de la huelga, el director de la prisión estatal de Florida (FSP) dividió a casi una docena de otros con los cuales yo socializaba, algo que ya habíamos previsto. Esto no hizo nada para evitar nuestro boicot planeado contra la tienda, que mantuvimos durante varias semanas. De hecho, eso nos permitió correr la voz.

Luego, el 10 de enero, el director me había acusado con un informe disciplinario por supuestamente haber incitado a un motín de prisioneros de Florida, al escribir un artículo explicando el propósito de la huelga y la necesidad de apoyo público que fue publicado en un sitio web sobre lxs presxs. [7]

Después de una audiencia ridícula y una condena por esta infracción, me pusieron en una celda sin calefacción con una ventana rota mientras las temperaturas exteriores bajan de cero y los guardias mantuvieron encendidos los ventiladores 24/7 haciendo circular el aire helado para que entrara en la celda. [8]

A continuación siguió otra convocatoria, iniciada por el compañero Malik de NABPP para generar un nuevo brote de huelgas en los EEUU comenzando en junio (19 de junio, 2018). Mientras que varias decenas de prisioneros y yo en la prisión de Santa Rosa de Florida, donde estaba entonces confinado, preparamos un boicot contra la tienda oficial del penal y nos comprometimos a ir construyendo la unidad entre los prisioneros allí y en confinamiento solitario – para contrarrestar la cultura de la violencia y la vigilancia manipuladora contra lxs presxs. Yo fui abruptamente transferido de nuevo a mi estado natal de Virginia y asignado rápidamente a un estado de aislamiento e incomunicación permanente llamada Control intensivo.

La lucha continúa

Pero la lucha no termina allí. Ha salido una convocatoria amplia a una huelga en las cárceles al nivel nacional, sustenida del 21 de Agosto al 9 de Septiembre, 2018. Se convoca a la participación en cualquiera, varias, o todas de las siguientes maneras:

Huelgas de trabajo: lxs presxs no se reportarán a los trabajos asignados. Huelguistas de cada cárcel determinarán cuánto tiempo durará su huelga. Algunos de estas huelgas podrían generar sus listas propias de demandas locales para mejorar las condiciones y reducir el daño dentro de la prisión.

Sentadas de protesta: En algunas prisiones, se va a participar en sentadas pacíficas de protesta.

Boicots: Todo gasto debe parar. A lxs que están fuera de las paredes se les pide no tomar decisiones financieros para lxs que están adentro. La gente adentro les informarán si están participando en este boicot.

Huelgas de hambre: Se negarán a comer.

La huelga busca conseguir las siguientes 10 demandas generales:

  1. Mejoras inmediatas en las condiciones de las cárceles y políticas penitenciarias que reconozcan la humanidad de las personas encarceladas.
  2. El cese inmediato de la esclavitud en las cárceles. Todas las personas encarceladas en cualquier lugar de detención bajo la jurisdicción de los Estados Unidos recibirán a cambio de su trabajo el salario vigente en su Estado o territorio.
  3. La rescisión de The Prison Litigation Reform Act. Se pondrá a disposición de lxs seres humanos encarceladxs un canal adecuado para denunciar abusos y violaciones contra sus derechos.
  4. La rescisión de la Truth in Sentencing Act y la Sentencing Reform Act para que lxs seres humanos presxs tengan una posibilidad de rehabilitación y libertad condicional. Ningún ser humano será condenado a muerte por el encarcelamiento o cumplir cualquier condena sin posibilidad de libertad condicional.
  5. El cese inmediato de la desproporción racista en la imputación, sentenciación y negación de la libertad condicional a las personas Negrxs y Morenxs. A las personas Negrxs ya no se les denegará la libertad condicional cuando la víctima fue de raza blanca, un problema especialmente fuerte en los estados del sur.
  6. El cese inmediato de las leyes racistas “anti-pandilla” dirigidas contra las personas negras y morenas.
  7. Ninguna persona presa ha de ser excluida de los programas de rehabilitación por estar clasificada como delincuente violentx.
  8. La financiación de las prisiones estatales destinará una parte del presupuesto a ofrecer más servicios de rehabilitación.
  9. Se re-establecerán las becas Pell en todos los estados y territorios de Estados Unidos.
  10. El derecho a voto de todos lxs ciudadanxs confinadxs, ya sea que estén en prisión provisional o se encuentren cumpliendo una sentencia, así como los llamados “ex-delincuentes”, debe ser tenido en cuenta. Se exige una representación. Todas las voces cuentan!

Conclusión

La esclavitud y el confinamiento opresivo de lxs marginadxs y pobres nunca terminó en Amérika. La decimotercera enmienda de la Constitución se aprobó como parte de un acuerdo previo con los antiguos propietarios de esclavxs, que podrían de esa manera seguir explotando laboralmente a gente marginalizada, pero ahora sin necesidad de pagar por su supervivencia. El mantenimiento de esta mano de obra esclava queda a cargo de quienes pagan los impuestos a nivel nacional.

La resistencia contra esta dinámica opresiva debe continuar ya que también continuarán las condiciones inhumanas y deshumanizadoras que a fuerza acompañan el encarcelamiento en Amérika. Fue sólo por su resistencia que los esclavos de antes de la guerra civil consiguieron ante ponerse a las mentiras y la lógica del poder dominante, que erigió un sistema que justificaba a sus instituciones de la esclavitud. Sólo fue al unirse en resistencia y sabotaje, y luego luchando por su libertad, con la complicidad de camaradas y aliadxs en el exterior, fue cuando lxs esclavxs del antiguo Sur destruyeron aquel sistema tal como estaba.

Autoretretro de Kevin “Rashid” Johnson

Pero sólo se logró reformar el sistema, convirtiéndolo en el de esclavitud en las cárceles que tenemos en la actualidad. Nos queda todavía mucho trabajo por delante para abolir la esclavitud en Amérika de una vez por todas.

¡Atrévete a luchar, atrévete a vencer!
¡Todo el poder para el pueblo!

Kevin Johnson, #1007485
Sussex 1 State Prison
24414 Musselwhite Drive
Waverly, VA 23891

Fuentes

[1] Citado en Stephen Whitman, “The Marion Penitentiary—It Should be Opened-Up Not Locked Down,” Southern Illinoisan, August 7, 1988, p. 25.

[2] Turner v. Safley, 482 U.S. 78 (1987), basicamente estableció que si funcionarios de la cárcel pueden inventar una justificación que suena racional para violar a los derechos constucionales de unx presx, el corte los dejará actuar illegalmente.

[3] El congreso enactó PLRA en respuesta a un aumento importante de litigación por presxs en los cortes federales; el PLRA fue diseñada para reducir la entrada de litigación al sistema judicial. Ver https://en.wikipedia.org/wiki/Prison_Litigation_Reform_Act

[4] Ver, In re Medley, 134 U.S. 160 (1890).

[5] “California Solitary Success,” By Kevin “Rashid” Johnson, Socialist Viewpoint, Vol. 15, No. 6, http://www.socialistviewpoint.org/novdec_15/novdec_15_33.html

[6] Kevin “Rashid” Johnson, “Black Cats Bond: The Industrial Workers of the World and the New Afrikan Black Panther Party-Prison Chapter.” http://rashidmod.com/?p=1251

[7] Ver el Articulo 4 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que dice: “Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.”

[8] Kevin “Rashid” Johnson, “Florida Prisoners Are Laying it Down.” (2018) http://rashidmod.com/?p=2498

[9] “How to Organize A Prison Strike,” Pacific Standard (May 7, 2018) https://psmag.com/social-justice/how-to-organize-a-prison-strike

radio
Subcomandantes Insurgentes Moisés y Galeano

300 Part III: A Challenge, Real Autonomy, An Answer, Multiple Proposals, and a Few Anecdotes about the Number 300

300
Part III:
A Challenge, Real Autonomy, An Answer, Multiple Proposals, and a Few Anecdotes about the Number 300

So what’s next?

We’ll have to swim against the current, but that’s nothing new for us Zapatistas.

We want to reiterate—and we have consulted this with the Zapatista communities—that we oppose any and every overseer. We’re not just talking about those who insist they will administrate properly and repress correctly—as in the current proposal to combat corruption and improve security via impunity—but also those whose intentions for hegemony and imposed homogeneity lie just below their vanguardist dreams.

We will not exchange our history, our pain, our rage, and our struggle for a “progressive” conformity which is currently closing ranks behind its leader. We don’t forget, even when everybody else does, that we are Zapatistas.

With regard to our autonomy and the discussion that’s going on about whether it will be recognized or not, we make the following distinction: there is official autonomy, and there is real autonomy. Official autonomy is recognized by law, and this is its logic: “If you have an autonomous system and I legally recognize it, then your autonomy begins to depend on my law and not on your actual autonomous practices. When election season rolls around, you’ll have to support us, voting and promoting the vote for our party, because if another party takes office they’ll undo that law that protects you.” In that logic, we become political party peons, just as has happened to social movements all over the world. The actual function and defense of autonomy ceases to matter; the only thing that matters is what is recognized by the law. The struggle for freedom is in effect transformed into a struggle for the legal recognition of struggle.

-*-

We talked to our “bosses,” that is, the communities that determine our path, our route, and our destiny. We see what is coming through their perspective. We asked them: “if we take this position (what we believe is necessary), what will happen?”

And this is how we answered ourselves: “we’ll be alone and isolated in our position. People will say that we’re irrelevant—that we have placed ourselves outside the great revolution, the supposed fourth transformation, this new religion or whatever you want to call it—and we’ll have to swim against the current yet again.”

But being alone and isolated is nothing new for us. Then we asked ourselves: are we afraid to be alone in what we believe? Are we afraid to hold fast to our convictions and to struggle for them? Are we afraid that the people who previously supported us will turn against us? Are we afraid to refuse to give up, give in, or sell out? We asked ourselves each of these questions and we came to the conclusion that what we were asking was if we were afraid to be Zapatistas.

We aren’t afraid to be Zapatistas and that’s exactly what we are going to continue to be. That was what we asked ourselves, and that was our answer.

We think that, alongside all of you (the support networks), and with everything against us—because we know that throughout this process you didn’t have the support of the media or the masses, nor could you count on pay or popularity (we know you had to use your own money to carry out your work)—we organized ourselves around a collective of originary peoples and a small, brown woman, the color of the earth, to denounce a predatory system and defend our conviction and our struggle.
We’re looking for other people who aren’t afraid. That’s why we want to ask you (the support networks), are you afraid? You decide. If you’re afraid, we’ll look somewhere else.

-*-

We think that we should continue to walk closely with the originary peoples.

Maybe some of you as support networks still think that what you’re doing is supporting the originary peoples. As time goes by you’re going to see that it’s just the opposite: they will support you through their experience and their forms of organization. That is, you will learn, because if anyone is an expert in surviving a storm it’s the originary peoples. They’ve had everything thrown at them and here they still are—here we still are.

But we also think, and compañer@s we want to make this very clear: that won’t be enough. We will have to incorporate into our horizon of struggle all of our own realities and the pain and rage they hold. We will have to move toward a new phase of this process: the construction of a Council that includes the struggles of all of the oppressed, marginalized, disappeared, and murdered, the struggles of political prisoners, of women who have been attacked and harassed, of children who have been prostituted, of all the calendars and geographies that delineate a map that is impossible within the laws of probability and illegible to polls and votes: the contemporary map of rebellion and resistance across the planet.

If we—all of us together—are going to challenge the laws of probability that say there is little to no chance that we will succeed, if we are going to challenge the polls and the millions of votes and the world-in-numbers that Power pulls out to try to demoralize us and make us give up, then we have to make the Council [Indigenous Governing Council, CIG] bigger. At this point this is just a thought that we want to share with you—that we think it is important to build a Council that neither absorbs nor annuls differences, but rather gives each of us the chance to be with others [otros, otras, otroas] who share the same struggle. This is why we think the Council should not be limited by a geography imposed by borders and flags, but should aim to become international.

What we are proposing is that the Indigenous Governing Council cease to be only indigenous and only national in scope.

To that end, as Zapatistas we put forward the following proposals, in addition to the ones already suggested during this gathering, to be consulted with all of your home collectives and organizations:

1. To reaffirm our support for the National Indigenous Congress and the Indigenous Governing Council.

2. To create and maintain open and transparent forms of communication among all of us who have come together on this path of the Indigenous Governing Council and its spokeswoman.

3. To begin or continue our analysis and evaluation of the reality in which we live, and to share with each other these analyses and evaluations as well as our subsequent proposals for coordinated action.

4. Without ceasing our support for the originary peoples, we propose to double down on the work of the CIG Support Networks in order to open our collective heart to all of the rebellions and resistances that emerge and persevere wherever we might be, in the countryside or the city, without regard for borders.

5. To begin or continue the struggle to grow both the demands and dimensions of the Indigenous Governing Council with the goal of extending it beyond originary peoples to include workers of the countryside and city and all of those who have been discarded or marginalized but who have their own history and struggle, that is, their own identity.

6. To begin or continue the analysis and discussion toward the creation of a Coordination or Federation of Networks which avoids any kind of centralized or vertical command and which spares no effort in building solidarity, support, and sisterhood/brotherhood among its participants.

7. Finally, to hold in December of this year an international gathering of networks—we propose that for now we call ourselves the Network of Resistance and Rebellion (and then the name of each collective), but it could be whatever we decide to name ourselves. At that point we will have had the chance to hear, analyze, and evaluate what the National Indigenous Congress and the Indigenous Governing Council decide and propose during their meeting in October, and we will also have the results of the consultation process to be undertaken as a result this meeting we are in right now. We would like to offer one of the Zapatista Caracoles as a location for that upcoming meeting, if you are all in agreement.

Our proposal, then, is not only for the originary peoples, but for everyone [todoas, todas, todos] who resist and rebel in each and every corner of the world, and who challenge every rule, law, mold, dictate, number, and percentage imposed on us.

-*-

First anecdote: During the first days of 1994, the intelligence services of the Mexican army estimated that the self-designated “ee-zee-el-en” consisted of “only” 300 transgressors of the law.
Second anecdote: That same year, as Ernesto Zedillo Ponce de León and Esteban Moctezuma Barragán plotted the betrayal and ambush to be carried out against us in February of 1995,i the Nexos group (dedicated at that time to singing the praises of Salinas de Gortari and Zedillo), exclaimed, out of growing frustration and in so many words by Héctor Aguilar Camín, “Why don’t we just obliterate them? There are only 300 of them!”

Third anecdote: Information from the registration table at the Gathering of Support Networks for the CIG and its spokeswoman, held at the Zapatista Caracol “Whirlwind of our Words” August 3-5, 2018: “attendees: 300”.

Fourth anecdote: Profits of the 300 most powerful corporations on the planet: we have no idea, but it could be 300, or any other number, followed by a shitload of zeros, and ending with “millions of dollars”.

Fifth anecdote: “encouraging” quantities and percentages:

The quantitative difference between 300 and 30,113,483 (the number of votes López Obrador the candidate received according to the INE): thirty million, one hundred and thirteen thousand, one hundred and eighty-three.

300 is 0.00099623% of those more than 30 million votes

300 is 0.00052993% of the total votes cast (56,611,027)

300 is 0.00033583% of the total number of registered voters (89,332,032)

300 is 0.00022626% of the total Mexican population (132,593,000, minus the 7 women who, on average, are murdered daily. Over the past decade, a girl, young woman, adult woman, or elderly woman has been murdered, on average, every 4 hours).

300 is 0.00003012% of the population of the American Continent (996,000,000 in 2017)

The probability of destroying the capitalist system is 0.000003929141%, which is the percentage of the world population (7,635,255,247 at 7:54pm on August 20, 2018), represented by the number 300 (that is, of course, if those supposed 300 people don’t give up, give in, or sell out).

Oh I know, not even the tortoise beating Achilles[ii] would be consolation.

What about a caracol?[iii]…

La Bruja Escarlata?[iv]…

The cat-dog?…

All right, enough of that. What keeps us Zapatistas awake is not the challenge presented by this infinitesimal probability of triumph, but the question of what the world that follows, the one that begins to emerge from the still smoking ashes of this system, will be like.

What will be its ways?

Will its colors speak?

What will its theme song be? (Huh? “The Girl with the Red Bow?”[v] No way).

What will be the lineup of Defensa Zapatista’s (finally) full team? Can Esperanza Zapatista’s teddy bear join the lineup and team up with Pedrito? Will they let Pablito wear his cowboy hat and Amado Zapatista, his crocheted helmet? Why doesn’t the damned referee blow his whistle on the Cat-dog who is so obviously off-sides?

Above all, and most importantly, how will that new world dance?

This is why, when we Zapatistas are asked, “What’s next?” Well…how can I explain it? We don’t answer on the spot, it takes us a bit. The truth is, you’ll see, that dancing a new world is less problematic than imagining it.

Sixth anecdote: Oh, you thought the thing about “300”vi was because of the film by that title and the Battle of Thermopylae, and you were ready to get dressed up like Leonidas or Gorgo (to each their own) and start shouting “This is Sparta!” while decimating the “immortal” troops of the Persian King Xerxes? Man, haven’t I been saying? Those Zapatistas, always watching another movie. Or, worse yet, watching and analyzing reality. What can you do…

-*-

That’s all…for now.

From the mountains of the Mexican Southeast.

Subcomandante Insurgente Moisés.                     Subcomandante Insurgente Galeano.
Mexico, August of 2018.

radio
Subcomandantes Insurgentes Moisés y Galeano

300, Part II: A Continent as a Backyard, a Country as a Cemetery, Pensamiento Único as a Government Program, and a Small, Very Small, Ever So Small Rebellion.

300.
Part II:
A Continent as a Backyard, a Country as a Cemetery, Pensamiento Únicoi as a Government Program, and a Small, Very Small, Ever So Small Rebellion.

From our analysis of the world we move to the level of the continent.

If we look above…

We see the examples of Ecuador, Brazil and Argentina, where supposedly progressive governments have not only been removed from power but prosecuted, and the governments that have taken their place are ones that have been trained as good overseers—obedient to capital, that is—ready to take on a realignment of the world plantation (though, to be fair, even in their cynicism they’re still pretty clumsy). Take Temer in Brazil, Macri in Argentina, and that guy in Ecuador who was supposed to be good because he was chosen by the now-persecuted Correa (a man of the “citizen’s revolution”, “a leftist” according to the progressive intelligentsia who backed him) but who, it turns out, is actually on the right: Lenin Moreno (yeah, paradoxically his name is Lenin).

Under the watchful eye of the State that has become the policeman of the region—Colombia—threats are issued, destabilization efforts are undertaken and plans are made for provocations that would justify “peace force” invasions. In all of South America, we see a return to the brutal times of the Colonies, now characterized by a “new” extractivism—really just the same ancestral plunder of natural resources, categorized as “raw materials”—but endorsed and promoted among the progressive governments of the region as “Left extractivism”. This is supposed to be something like a Leftist capitalism or a capitalist Left, or who knows what it’s supposed to be because it destroys and dispossesses just the same, only it’s for a “good cause” (??). Any criticism or movement that opposes the destruction of the originary peoples’ territories is written off as having been “promoted by Empire” or “backed by the right-wing”, among other equivalents to being “a conspiracy by the mafia of Power.” In sum, the “backyard” of Capital extends across the continent all the way to Cape Horn.

But if we look below…

We see resistances and rebellions, first and foremost among the originary peoples. It would be unfair to try to name them all since there’s always a risk of leaving some out, but their identities are clear in their struggles. There where the machine encounters resistance to its predatory advance, rebellion dresses in colors so old they’re new again and speaks “strange” languages. Displacement, also disguised as the leasing of lands, tries to impose its commodity logic on those who refer to the Earth as “Mother.” These resistances are accompanied by groups, collectives, and organizations which, while perhaps not themselves composed of originary peoples, share the same effort and the same destiny, that is to say, the same heart. That is why they suffer insults, persecution, imprisonment and, not infrequently, death.

(Continuar leyendo…)

radio
Prison Radio

(Español) Mensaje de Mumia en apoyo a la y los presos políticos de San Pedro Tlanixco

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desde las montañas indígenas de México
por Mumia Abu-Jamal.

Ésta es una vieja historia, no sólo porque se inició hace más de una década y media y se arreció en 2003, sino porque involucra los descendientes de un pueblo antiguo de los pueblos indígenas de las Américas.

En las montañas a pocas horas en coche al oeste de la Ciudad de México, se encuentra San Pedro Tlanixco, un pueblo indígena nahua.

Durante años la gente del pueblo se dedicaba a cuidar los bosques, a la siembra, y al trueque de hongos mágicos.
Antes del año 2000, varias grandes empresas florícolas intentaron acapararse toda el agua del pueblo. La comunidad se rebeló y como un acto de protesta, hizo un gran bloqueo de carretera.

La clase adinerada convocó a sus asesinos a sueldo y en un abrir y cerrar de ojos, la violencia cayó sobre San Pedro Tlanixco. Media docena de personas, cinco hombres y una mujer, fueron acusados de asesinar al representante de las empresas florícolas, Isaac Basso. Según la palabra de los pobladores, Basso se resbaló él mismo y se cayó en una barranca.

Pero poco importó esto a las autoridades. Seis integrantes del Comité de Agua de Tlanixco, quienes se habían organizado para resistir la confiscación del agua por las empresas florícolas, serían castigados. Ella y ellos recibieron sentencias de más de 50 años por defender el agua.

Son Dominga González Martínez, Lorenzo Sánchez Berriozábal, Marco Antonio Pérez González, Pedro Sánchez Berriozábal, Rómulo Arias Míreles and Teófilo Pérez González.

Son seis presos políticos indígenas del Estado liberal y neoliberal en México. Otros compañeros han sido acusados del supuesto delito, pero no capturados.

¡Apóyenlos en su lucha justa por el agua que fluye en las montañas!

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

–©’18 MAJ
16 de agosto de 2018
Audio grabado por Noelle Hanrahan: http://www.prisonradio.org/…/message-mexicos-indigenous-mou…
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México

radio
Tercios Compas

(Español) Palabras del EZLN en la plenaria del Encuentro de Redes de Apoyo al CIG

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Palabras de la Comandancia General del EZLN en voz del Subcomandante Insurgente Moisés y del Subcomandante Insurgente Galeano, durante la plenaria del Encuentro de Redes de Apoyo al Concejo Indígena de Gobierno, el 5 de agosto de 2018 en el Caracol de Morelia, Chiapas.

Audio: (Descarga aquí)  

Video: Tercios Compas
Audio: Café Zapata Vive

 

Página 20 de 55« Primera...10...1819202122...304050...Última »