News:

Subcomandante Marcos

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Subcomandante Insurgente Galeano

Luis the Zapatista

Listen here:
(Descarga aquí)  

ZAPATISTA ARMY FOR NATIONAL LIBERATION
MEXICO

May 2, 2015.

Introduction.

Good evening, good day, and good night to those who are listening and those who are reading, whatever your calendars or geographies may be.

What we will now read publicly are the words that the late Subcomandante Insurgente Marcos had prepared for the homage to Don Luis Villoro Toranzo in June of 2014.

He had imagined that the relatives of Don Luis would be present, specifically his son, Juan Villoro Ruiz, and his compañera, Fernanda Sylvia Navarro y Solares.

Days before this homage was to take place, our compañero Galeano was murdered. He was a teacher and autonomous authority who was and is part of the generation of indigenous Zapatista women and men forged in the clandestinity of our preparation, in the uprising, in resistance and in rebellion.

The pain and rage that we felt then and now over what happened that May one year ago, added to our sorrow over the death of Don Luis.

(Continuar leyendo…)

radio
Regeneración Radio

Los muertos de siempre, muriendo de nuevo pero ahora para vivir

radio
Radio Zapatista

Adiós, Subcomandante

“Hey, it’s very dark here, I need a little light.”

Then he stopped talking and straightened the papers on the table. The lights went out. In the penumbra, illuminated just by the faint light of a video camera, he stood up.

He walked a few steps toward the rear of the stage.

Walking slowly, he crossed the threshold.

He began to go down the wooden stairs.

And he slowly faded into the darkness.

And he ceased to exist.

Then a silence spoke out charged with gratitude and so many other things from thousands of hands clapping in unison, and the faces holding back tears, and the hearts repeating: Farewell, Subcomandante. “One, two, three,” the voice of Comandante Tacho was heard talking on the radio. The lights went on again. And Subcomandante Insurgente Moisés, military leader and now also spokesperson of the Zapatista Army of National Liberation, said: “Compañeros, compañeras, we are going to listen now to the voice of another compañero.”

From the speakers came the voice which until a few minutes ago, for the last twenty years, belonged to Subcomandante Marcos, now coming to life anew, mocking death. “Have a good pre-dawn, compañeras and compañeros. My name is Galeano. Subcomandante Insurgente Galeano. Is anyone else called Galeano?”

Thousands of men and women responded together: “My name is Galeano!” “We all are Galeano!” “We all are Galeano!”

“So that’s why they told me that when I was reborn, I would do it collectively. So be it then. Have a good trip. Take care of yourselves, take care of us. From the mountains of the Mexican Southeast. Subcomandante Insurgente Galeano.”

(Continuar leyendo…)

radio
Medios Libres, Alternativos, Autónomos o como se llamen

ENTRE LA LUZ Y LA SOMBRA: Últimas palabras del Subcomandante Marcos

LISTEN TO THE AUDIO:

(Descarga aquí)  

Read the communiqué below.


BETWEEN LIGHT AND SHADOW

In La Realidad [Reality], Planet Earth

May 2014

Compañera, compañeroa, compañero:

Good evening, afternoon, or morning, whichever it may be in your geography, time, and way of being.

Good very early morning.

I would like to ask the compañeras, compañeros and compañeroas of the Sixth who came from other places, especially the compañeros from the independent media, for your patience, tolerance, and understanding for what I am about to say, because these will be the final words that I speak in public before I cease to exist.

(Continuar leyendo…)

radio
EZLN

FRAGMENTS OF LA REALIDAD I.

FRAGMENTS OF LA REALIDAD I.

May 2014.

The wee hours of the morning…it must be like 2 or 3 o’clock, who knows. It sounds like silence here in reality [La Realidad]. Did I say “it sounds like silence?” Well it does, because the silence here has its own sound, like the chirping of crickets; some sounds up front, stronger and dissonant; and others always constant, below. There is no light nearby. And now the rain is adding its own silence. The rainy season has arrived here already, but it is not yet heavy enough to wound the earth. Just enough to scratch it a little, a constant pitter-patter. A little scratch here, barely a puddle over there. As if to give a warning. But the sun, the heat,[i] hardens the earth quickly. It is not time for mud; not yet. It is the time of shadow. True, it’s always the time of shadow. It goes anywhere and everywhere, without regard for time. Even where the sun is the most ferocious, the shadow can still be found, clinging to walls, trees, rocks, people. As if the light gave it even more strength. Ah, but night…in the earliest hours of the morning, this is truly the time of [the] shadow. Just as during the day it brings you relief, in the tiny hours of the morning it awakens you as if to say, “and what about you? Where are you?” And you stammer in your slumber, until you can answer clearly—answer to yourself—“in reality.”

(Continuar leyendo…)

radio
EZLN

Them and Us. VI:-Ways of seeing

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

1.- Mirar para imponer o mirar para escuchar.

“Por una vez podré decir
Sin que haya nadie que me contradiga
Que no es lo mismo el que desea
Que el que codicia algo
Como no son las mismas las palabras
Dichas para escuchadas
Que dichas para obedecidas
Ni tampoco es el mismo el que me habla
Para decirme algo
Que el que me habla para que me calle“.

Tomás Segovia.

“Cuarto Rastreo” en “Rastreos y Otros Poemas”
de la editorial que tiene el buen gusto de llamarse “Sin Nombre”.
Gracias y un abrazo a María Luisa Capella, a Inés y Francisco
(bien haya la digna sangre que en sus corazones late)
por los libros y las letras-guía.

Mirar es una forma de preguntar, decimos nosotros, nosotras las zapatistas.

O de buscar…

Cuando se mira en el calendario y en la geografía, por muy lejos que estén la una y el otro, se pregunta, se interroga.

Y es en el mirar donde el otro, la otra, lo otro aparece. Y es en la mirada donde eso otro existe, donde se dibuja su perfil como extraño, como ajeno, como enigma, como víctima, como juez y verdugo, como enemigo… o como compañer@.

Es en la mirada donde el miedo anida, pero también donde puede nacer el respeto.

Si no aprendemos a mirar el mirarse del otro, ¿qué sentido tiene nuestra mirada, nuestras preguntas?

¿Quién eres?

¿Cuál es tu historia?

¿Dónde tus dolores?

¿Cuándo tus esperanzas?

Pero no sólo importa qué o a quién se mira. También, y sobre todo, importa desde dónde se mira.

Y elegir a dónde mirar es también elegir desde dónde.

¿O es lo mismo mirar desde arriba el dolor de quienes pierden a l@s que quieren y necesitan, por la muerte absurda, inexplicable, definitiva, que mirarlo desde abajo?

Cuando alguien de arriba mira a los de abajo y se pregunta “¿cuántos son?”, en realidad está preguntando “¿cuánto valen?”

Y si no valen, ¿qué importa cuántos son? Para obviar ese inoportuno número están los grandes medios de comunicación de paga, los ejércitos, las policías, los jueces, las cárceles, los cementerios.

Y para el mirar nuestro, las respuestas nunca son sencillas.

Al mirarnos mirar lo que miramos, nos damos una identidad que tiene que ver con dolores y luchas, con nuestros calendarios y nuestra geografía.

Nuestra fuerza, si es que alguna tenemos, está en este reconocimiento: somos quienes somos, y hay otr@s que son quienes son, y hay otro para quien todavía no tenemos palabra para nombrarlo y, sin embargo, es quien es. Cuando decimos “nosotros” no estamos absorbiendo, y así subordinando, identidades, sino resaltando los puentes que hay entre los diferentes dolores y las distintas rebeldías. Somos iguales porque somos diferentes.

En la Sexta, las zapatistas, los zapatistas, reiteramos nuestro rechazo a todo intento de hegemonía, es decir, a todo vanguardismo, sea que nos toque en la delantera o que nos alineen, como a los largo de estos siglos, en la retaguardia.

Si con la Sexta buscamos a nuestros semejantes en dolores y luchas, sin importar los calendarios y las geografías que nos distancien, es porque sabemos bien que al Mandón no se le vence con un solo pensamiento, una sola fuerza, una sola directiva (por muy revolucionaria, consecuente, radical, ingeniosa, numerosa, poderosa y demás osas que esa directiva sea).

Es enseñanza de nuestros muertos, que la diversidad y la diferencia no son debilidad para el abajo, sino fuerza para parir, sobre las cenizas del viejo, el mundo nuevo que queremos, que necesitamos, que merecemos.

Sabemos bien que ese mundo no es sólo imaginado por nosotr@s. Pero en nuestro sueño, ese mundo no es uno, sino muchos, diferentes, diversos. Y es en su diversidad donde tiene su riqueza.

Los reiterados intentos de imponer la unanimidad, son los responsables de que la máquina haya enloquecido y acerque, cada minuto, el minuto final de la civilización como es conocida hasta ahora.

En la etapa actual de la globalización neoliberal, la homogeneidad no es sino la mediocridad impuesta como uniforme universal. Y si en algo se diferencia de la locura hitleriana, no es en su objetivo, sino en la modernidad de los medios para conseguirlo.

-*-

Y sí, no sólo nosotras, nosotros, buscamos el cómo, el cuándo, el dónde, el qué.

Ustedes, por ejemplo, no son Ellos. Bueno, aunque no parecen tener ningún problema en aliarse con Ellos para… ¿engañarlos y derrotarlos desde dentro? ¿para ser como Ellos pero no tan Ellos? ¿para menguar la velocidad de la máquina, limar los colmillos de la bestia, humanizar a la salvaje?

Sí, lo sabemos. Hay una montaña de argumentos para darle sustento a eso. Incluso hasta podrían forzar algunos ejemplos.

Pero…

Ustedes nos dicen que somos iguales, que estamos en lo mismo, que es la misma lucha, el mismo enemigo… Mmh… no, no dicen “enemigo“, dicen “adversario“. De acuerdo, eso también depende de la ocurrencia en turno.

Ustedes nos dicen que hay que unirnos tod@s porque no hay otro camino: o las elecciones o las armas. Y ustedes, que en ese argumento falaz sostienen su proyecto de invalidar todo lo que no se supedite al reiterado espectáculo de la política de arriba, nos emplazan: muéranse o ríndanse. Y hasta nos ofrecen la coartada, porque, argumentan, como se trata de tomar el Poder, sólo hay esos dos caminos.

¡Ah!, y nosotros tan desobedientes: ni nos morimos, ni nos rendimos. Y, como quedó demostrado el día del fin del mundo: ni lucha electoral ni lucha armada.

¿Y si no se trata de tomar el Poder? Mejor aún: ¿y si el Poder ya no reside en ese Estado Nación, ese Estado Zombi poblado de una clase política parásita que practica la rapiña sobre los restos de las naciones?

¿Y si los electores que tanto los obsesionan a ustedes (por eso su embeleso con las multitudes), no hacen sino votar por alguien que otros ya eligieron, como vuelta tras vuelta les demuestran Ellos mientras se divierten con cada nuevo truco que hacen?

Sí, claro, ustedes se esconden detrás de sus prejuicios: ¿los que no votan? “es por apatía, por desinterés, por falta de educación, le hacen el juego a la derecha“… su aliada de ustedes en tantas geografías, en no pocos calendarios. ¿Votan pero no por ustedes? “es por ser de derechas, por ignorantes, por vendidos, por traidores, por muertos de hambre, ¡por zombis!”

Nota de Marquitos Spoil: Sí, nosotr@s simpatizamos con los zombis. No sólo por nuestra semejanza física (ni maquillaje necesitamos y aún así arrasaríamos en los casting de “The Walking Dead”). También y sobre todo porque pensamos, junto con George A. Romero, que, en un apocalipsis zombi, la brutalidad más enloquecida sería obra de la civilización sobreviviente, no de los muertos que caminan. Y si algún vestigio de humanidad quedara, brillaría en los parias de siempre, los muertos vivientes para los que el apocalipsis empieza al nacer y nunca termina. Como ahora mismo sucede en cualquier rincón de cualquiera de los mundos que existen. Y no hay película, ni comic, ni serie televisiva que dé cuenta de ello.

Su mirada de ustedes está marcada por el desprecio cuando hacia abajo miran (aunque sea al espejo), y de suspiros de envidia cuando miran hacia arriba.

No se pueden imaginar siquiera que alguien no tenga otro interés en mirar ese “arriba”, que no sea el de ver cómo quitárselo de encima.

-*-

Mirar. Hacia dónde y desde dónde. Ahí está lo que nos separa.

Ustedes creen que son los únicos, nosotros sabemos que somos uno más.

Ustedes miran arriba, nosotros abajo.

Ustedes miran cómo se acomodan, nosotros cómo servimos.

Ustedes miran cómo dirigir, nosotros como acompañar.

Ustedes miran cuánto se gana, nosotros cuánto se pierde.

Ustedes miran lo que es, nosotros lo que puede ser.

Ustedes miran números, nosotros personas.

Ustedes calculan estadísticas, nosotros historias.

Ustedes hablan, nosotros escuchamos.

Ustedes miran cómo se ven, nosotros miramos la mirada.

Ustedes nos miran y nos reclaman dónde estábamos cuando su calendario marcaba sus urgencias “históricas”. Nosotros los miramos y no les preguntamos dónde han estado durante estos más de 500 años de historia.

Ustedes miran cómo aprovechar la coyuntura, nosotros como crearla.

Ustedes se preocupan por los vidrios rotos, nosotros por la rabia que los rompe.

Ustedes miran los muchos, nosotros los pocos.

Ustedes miran muros infranqueables, nosotros grietas.

Ustedes miran posibilidades, nosotros lo que es imposible sólo hasta la víspera.

Ustedes buscan espejos, nosotros cristales.

Ustedes y nosotros no somos lo mismo.

-*-

Ustedes miran el calendario de arriba y a él supeditan la primavera de las movilizaciones, las masas, la fiesta, la rebeldía multitudinaria, las calles desbordando cantos y colores, consignas, desafíos, los que ya son muchos más que sólo ciento treinta y tantos, las plazas llenas, las urnas ansiosas por llenarse de votos, y ustedes corren presurosos porque es-claro-que les – falta – una – dirección – revolucionaria-partidaria-una-política-de-alianzas-amplia-flexible-porque-lo-electoral-es-su- destino-natural-pero-están-muy-chavit@s-son-fresas-pequebus-”niñ@s bien”- / -luego – lumpen – barrio – banda – prole – número-de-votantes – potenciales-ignorantes-inexpertos-ingenuos – torpes – necios, sobre todo necios. Y ven en cada acto masivo la culminación de los tiempos. Y después, cuando ya no hay muchedumbres ansiosas de un líder, ni urnas, ni fiestas, deciden que se acabó, que no más, que a ver si para otra ocasión, que hay que esperar 6 años, 6 siglos, que hay que mirar para otro lado, pero siempre para el calendario de arriba: el registro, las alianzas, los puestos.

Y nosotros, siempre con la mirada chueca, remontamos el calendario, buscamos el invierno, nadamos río arriba, pasamos por el arroyo, llegamos al manantial. Ahí vemos a quienes comienzan, a los que son pocos, a los menos. No los hablamos, no los saludamos, no les decimos qué hacer, no les decimos qué no hacer. En cambio los escuchamos, los vemos con respeto, con admiración. Y ellas, ellos, tal vez nunca reparen en esa pequeña flor roja, tan parecida a una estrella, tan pequeña que apenas es una piedrita, y que nuestra mano deja abajo, cerca de su pie izquierdo. No porque queramos decirles así que la flor-roca era nuestra, de las zapatistas, de los zapatistas. No para que esa piedrita la tomen y la arrojen contra algo, contra alguien, aunque no falten ganas ni motivos. Sino tal vez porque es nuestro modo de decirles, a ell@s y a tod@s nuestr@s compas de la Sexta, que las casas y los mundos empiezan a construirse con pequeños guijarros y luego se crecen y casi nadie se acuerda de esos pedruscos que empiezan, tan pequeños, tan poca cosa, tan inútiles, tan solos, y entonces viene una zapatista, un zapatista, y la ve a la piedrita y la saluda y se sienta a su lado y no hablan, porque las pequeñas rocas, como los zapatistas, no hablan… hasta que hablan, y luego el caso, o cosa, según, es que se callen. Y no, no se callan nunca, lo que pasa es que luego no hay quien escuche. O tal vez porque vimos más lejos en el calendario y sabíamos, antes, que esta noche llegaría. O tal vez porque así les decimos, aunque no lo sepan, pero lo sabemos nosotros, que no están sol@s. Porque es con l@s poc@s que las cosas inician y reinician.

-*-

Ustedes no nos vieron antes… y siguen sin mirarnos.

Y, sobre todo, no nos vieron mirarlos.

No nos miraron viéndolos en su soberbia, estúpidamente destruyendo los puentes, socavando los caminos, aliándose con nuestros perseguidores, despreciándonos. Convenciéndose de que lo que no existe en los medios simplemente no es.

No nos vieron mirándolos decir y decirse que así quedaban en tierra firme, que lo posible es el terreno sólido, que cortaban amarras de ese absurdo barco de absurdos e imposibles, y que eran estos locos (nosotros) quienes quedábamos a la deriva, aislados, solos, sin rumbo, pagando con nuestra existencia el ser consecuentes.

Pudieron ver el resurgimiento como parte de sus victorias, y ahora lo rumian como una más de sus derrotas.

Va, sigan su camino.

No nos escuchen, no nos miren.

Porque con la Sexta y con l@s zapatistas no se puede mirar ni escuchar impunemente.

Y ésa es nuestra virtud o nuestra maldición, depende hacia dónde se mire y, sobre todo, desde dónde se enciende la mirada.

(continuará…)

Desde cualquier rincón, en cualquiera de los mundos.

SupMarcos.

Planeta Tierra.

Febrero del 2013.

radio
Subcomandante Insurgente Marcos

SCI Marcos: Letter to the Citizen Movement for Justice (5 June)

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL


MÉXICO.

Junio del 2011.

“El dolor nos recuerda
Que podemos ser buenos,
Que alguien mejor nos habita,
Que corre en noble sentido el río de las lágrimas.

Dolor llamamos al envés de la hoja de la risa,
A la tiniebla que queda al otro lado de la estrella
Que en tu frente tenía apacible nombre
Y orientaba nuestros pasos día a día.

Dolor es el combustible con que arde
La llama de recuerdos que ilumina
Una noche del olvido derrotado
Por el rayo de tu risa al revolar.

Dolor se llama el duelo
De vivir por tu memoria.”

Fragmento de “49 Globos”.
Juan Carlos Mijangos Noh.

Al: MOVIMIENTO CIUDADANO POR LA JUSTICIA 5 DE JUNIO, a los familiares de l@s niñ@s muertos y heridos en la Guardería ABC el 5 de junio del 2009, y a tod@s quienes se han solidarizado con su lucha.
Hermosillo, Sonora, México.

De: Subcomandante Insurgente Marcos.
Chiapas, México.

Les escribo a nombre de las mujeres, hombres, ancianos y niños del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, para saludarlos y manifestarles nuestro respeto y admiración por su digna lucha.

No es fácil sacar palabras del dolor, nosotros lo sabemos.

¿Y de la rabia?

¿Del saber que los malos gobiernos ignoran propositivamente los reclamos de justicia?

¿De ver cómo se manipula el calendario para simular justicia, y para calcular que la desmemoria cubrirá la muerte? Esa muerte absurda de los 49 pequeños y las decenas de heridos, infantes sin más culpa que haber nacido en un país donde el gobierno ha unido el nepotismo con la corrupción y la impunidad.

Poco o nada podemos agregar a lo que sus dignas palabras han señalado sobre lo que ocurrió: la desgracia llegando a quienes ni la esperaban ni la merecían; la irresponsabilidad que la propició; la complicidad de gobiernos, legisladores y jueces; la continua postergación de una investigación a fondo. Y los nombres y las imágenes de las niñas y los niños, las actividades y movilizaciones para honrarlos de la mejor manera, es decir, exigiendo castigo a los responsables, justicia para las víctimas y la adopción de medidas que impidan que la tragedia se vuelva a repetir.

Todo eso y más hemos aprendido de su página de internet (www.movimiento5dejunio.org), y del libro “Nosotros somos los culpables” de Diego Enrique Osorno, que arma el rompecabezas de la tragedia.

La muerte de una niña, de un niño, siempre es desproporcionada. Llega atropellando y destruyendo todo lo cercano. Pero cuando esa muerte es sembrada y cultivada por la negligencia y la irresponsabilidad de gobiernos que han convertido la ineptitud en negocio, algo muy profundo se sacude en el corazón colectivo que abajo hace andar la pesada rueda de la historia.

Entonces las preguntas crecen y se extienden: ¿por qué?, ¿quiénes son los responsables?, ¿qué se hace para que nunca más se repita esa tragedia?

Y ha sido el empeño de ustedes el que nos ha dado las respuestas. Porque de arriba sólo hemos visto desprecios, burlas, simulaciones y mentiras.

La mentira es siempre un ultraje, pero cuando desde el Poder se teje para esconder a familiares y amigos, es una villanía.

Allá arriba no se han arrepentido. No lo harán. En lugar de honrar a los infantes muertos de la única forma que les sería permitida, es decir, con justicia, siguen en sus juegos de guerra donde ellos ganan y todos pierden.

Porque no es resignación ante la muerte la que se predica desde allá arriba. Lo que quieren es el conformismo frente a la irresponsabilidad que calcinó e hirió esas vidas.

Lejanos como estamos, en calendario y geografía, no mandamos palabras de conformismo ni de resignación. No sólo porque ni uno ni otro pueden hacer frente a las consecuencias de ese crimen que ahora cumple 2 años. También, y sobre todo, porque la lucha de ustedes nos hace sentir respeto y admiración por su causa, por su paso y por su empeño.

Allá arriba deberían saber que no sólo el dolor une, también el ejemplo de tenaz lucha que en ese dolor se anima.

Porque ustedes, hombres y mujeres llevados por la desgracia a esta lucha, son seres extraordinarios que despiertan la esperanza en muchos rincones de nuestro país y del planeta.

Como extraordinarios son esos hombres y mujeres que han echado a andar de nuevo, en la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, para recordarle a quienes mal gobiernan, a los criminales y al país entero, que es una vergüenza el nada hacer cuando la guerra de todo se apodera.

Desde uno de esos rincones, desde las tierras indígenas de Chiapas, las zapatistas, los zapatistas, los miramos desde abajo, sabiendo que el dolor también agiganta los pasos si son dignos.

Y a estas líneas que ahora les escribimos, sólo las anima el deseo de decirles una cosa:

Bien haya la sangre que les dio vida a esas niñas y niños, y malhaya la de quien se las quitó.

Y decirles a ustedes que cuenten con nosotros, que, aunque lejanos y pequeños, reconocemos la grandeza de quien sabe que la justicia sólo se alcanza con la memoria y nunca con la resignación.

Ojalá algún día puedan llegar a estas tierras. Acá encontrarán un corazón moreno que los abrazará, unos oídos atentos para escuchar, y una historia dispuesta a aprender de ustedes.

Porque las grandes lecciones, las que cambian el rumbo de la historia, vienen precisamente de personas que, como ustedes y quienes ahora andan, hacen de la memoria el camino para crecerse.

Con ustedes, y con quienes ahora marchan, podremos entonces, juntos, ustedes, ellos, nosotros, hablar palabras donde el dolor sea una cicatriz que nos recuerde y comprometa a que nunca más se repita la desgracia, y a que por fin termine el carnaval sangriento con que arriba festejan la impunidad y la desvergüenza.

Mientras eso ocurre, desde acá seguiremos escuchándolos y aprendiendo de ustedes.

Vale. Salud y que la justicia por fin camine abajo.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.

México, Junio del 2011.

radio
Subcomandante Insurgente Marcos

Letter to Don Javier Sicilia from Subcomandante Insurgente Marcos

Translation: Narco News

ZAPATISTA ARMY OF NATIONAL LIBERATION
MÉXICO.

April 2011.

“And to you, citizens, forty-nine children make you understand
That in Mexico justice got its sight back,
But it only sees through the right eye and slanting.
That in this country that lady is armless like Venus de Milo,
And is not beautiful, but grotesque.
What for reason of those aforementioned defects,
The scale held up by the whore drags and is made of mud.
That the feelings that saw the Mexican nation born
Do not live below the toga of that madame justice
Written here, intentionally not capitalized.
That’s why, Mexicans, this winged squad calls us:
To raise the palace of Justice in our own hands,
With our own love and with indefectible truth.
To break the walls that the little dictators build
To slant our eyes, hearts and mouths.
To fight until our final breath
And ourselves first into a country
That is dignified of the passage of the peace that we won.”

Juan Carlos Mijangos Noh. (Fragment of “49 balloons” in memory of the 49 dead children in the ABC daycare center of Hermosillo, Sonora.)

To: Javier Sicilia.
From: SupMarcos.

Brother and compañero:

Greetings to you from the men, women, children, elderly, and ancient indigenous from the Zapatista Army of National Liberation (EZLN). The compañeras and compañeros with the Zapatista support bases have commissioned me to tell you the following:

During these especially painful moments for our country, we feel summoned by the clamor that is synthesizing in your brave words, provoked by the pain from the vile murder of Juan Francisco Sicilia Ortega, Luis Antonio Romero Jaime, Julio César Romero Jaime and Gabriel Alejo Escalera, along with your call for a National March for Justice and against Impunity beginning May 5 in Cuernavaca, Morelos and arriving May 8 at the Zócalo in Mexico City.

Although we sincerely wish to march by your side in the demand for justice for the victims of this war, we will not be able to go now to Cuernavaca or Mexico City.

However, according to our modest capabilities, and in the framework of the national day which bring us together, the indigenous Zapatistas will march in silence in the city of San Cristóbal de Las Casas, Chiapas on May 7 to exercise our constitutional rights. After ending the march in silence, we will speak our words in Spanish and in our native languages, and after that we will return to our communities, villages and homes.

In our silent march we will bring banners and signs with messages saying “Stop Calderón’s war,” “No more blood,” and “We have had it up to here.”

We ask that you convey these words to the family members of the 49 boys and girls who died and the 70 others who were injured in the tragedy at the ABC daycare center in Hermosillo, Sonora, to the dignified Madres de Ciudad Juárez, to the Baron and Reyes Salazar families from Chihuahua, to the family members and friends of the victims in this arrogant war, to the human rights defenders of citizens and immigrants, to all of those who come together for the National March for Justice and against Impunity.

We are responding to your call to name innocent victims, and today we are naming the boys and girls who died at the ABC daycare center in Hermosillo, Sonora, who are still waiting for justice:

María Magdalena Millán García, Andrea Nicole Figueroa, Emilia Fraijo Navarro, Valeria Muñoz Ramos, Sofía Martínez Robles Fátima, Sofía Moreno Escalante, Dafne Yesenia Blanco Losoya, Ruth Nahomi Madrid Pacheco, Denisse Alejandra Figueroa Ortiz, Lucía Guadalupe Carrillo Campos, Jazmín Pamela Tapia Ruiz, Camila Fuentes Cervera, Ana Paula Acosta Jiménez, Monserrat Granados Pérez, Pauleth Daniela Coronado Padilla, Ariadna Aragón Valenzuela, María Fernanda, Miranda Hugues Yoselín, Valentina Tamayo Trujillo, Marian Ximena Hugues Mendoza, Nayeli Estefania González, Daniel Ximena Yanes Madrid, Yeseli Nahomi Baceli Meza, Ian Isaac Martínez Valle, Santiago Corona Carranza, Axel Abraham Angulo Cázares, Javier Ángel Merancio Valdez, Andrés Alonso García Duarte, Carlos Alán Santos Martínez, Martín Raymundo de la Cruz Armenta, Julio César Márquez Báez, Jesús Julián Valdez Rivera, Santiago de Jesús Zavala Lemas, Daniel Alberto Gayzueta Cabanillas Xiunelth, Emmanuel Rodríguez García Aquiles, Dreneth Hernández Márquez, Daniel Rafael Navarro Valenzuela, Juan Carlos Rodríguez Othón Germán, Paúl León Vázquez, Bryan Alexander Méndez García, Jesús Antonio Chambert López, Luis Denzel Durazo López Daré, Omar Valenzuela Contreras, Jonathan Jesús de los Reyes Luna, Emily Guadalupe Cevallos Badilla, Juan Israel Fernández Lara, Jorge Sebastián Carrillo González, Ximena Álvarez Cota Daniela, Guadalupe Reyes Carretas, Juan Carlos Rascón Holguín.

We demand justice for them.

Because we know well that to name the dead is a way of not abandoning them, of not abandoning ourselves.

Don Javier: Know that we are also making a call to our compañeros in the Other Campaign in Mexico and to those who are in other countries so that they join the mobilization that has been called.

We will look forward to what happens for support in any way we can.

OK. Greetings and don’t forget you are not alone.

From the mountains in southeast Mexico,
Subcomandante Insurgente Marcos
April 2011