Fecha: 20/04/2012
El 15 de abril, dos hombres se inscribieron en el albergue para migrantes “La 72”, diciendo ser migrantes y vestidos como tales. Sin embargo, un trabajador del albergue se dio cuenta de que había visto a esos hombres trabajar como empleados o como informantes de la Procuraduría General de la República (PGR). Cuando el personal del albergue les pidió que se marcharan, los hombres dijeron que buscaban a unos “amigos”. Cuando los trabajadores del albergue revelaron que conocía su identidad real, los dos hombres replicaron: “Y tú quién chingados eres; dime tu nombre”.
Cuando los trabajadores insistieron en que se marcharan, los dos hombres dijeron: “Qué pinche seguridad tienen si nosotros nos metimos”.
Cuando se hubieron marchado, un hombre que esperaba en el exterior, y del que se sabe que es agente de la policía judicial, dijo al personal del albergue que los hombres buscaban a unos migrantes que habían presentado una denuncia de extorsión contra agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI).
Dijo: “Queremos hablar con ellos, venimos en buena onda”. El personal explicó que, si necesitaban algo, los agentes podían convocar una reunión oficial en las oficinas del ministerio público en la PGR. El agente de la AFI respondió con una amenaza velada: “Yo también leo la Biblia y, como dice, verán cosas que nunca se han visto”.
El personal del albergue está preparando una denuncia formal para presentarla ante la PGR. Afirman haber visto a otras personas pasar ante el albergue, que se encuentra en un camino que sale de la calle principal.
INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
La AFI es una agencia federal mexicana que lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada.  Sustituyó a una agencia anterior, la Policía Judicial Federal. Está bajo las órdenes de la Procuraduría General de la República (PGR). Supuestamente, está separada de otros cuerpos mexicanos encargados de hacer cumplir la ley para evitar la posible “contaminación” o corrupción por parte de altos cargos de otras organizaciones gubernamentales.
El albergue para migrantes “La 72” de Tenosique, en el estado de Tabasco, está dirigido por Fray Tomás, y ya ha recibido anteriormente amenazas telefónicas anónimas e insultos de policías estatales y soldados.
Centenares de miles de migrantes irregulares (personas que carecen de documentos oficiales de viaje) tratan cada año de atravesar México desde América Central y del Sur para llegar a Estados Unidos. Muchos son detenidos por las autoridades de inmigración mexicanas y devueltos a sus países de origen. Amnistía Internacional visitó México para investigar los informes sobre las violaciones de derechos humanos que sufren estas personas. Durante su visita, descubrió que muchas habían sido secuestradas por bandas, en ocasiones con la complicidad de funcionarios locales. La impunidad por los abusos contra los migrantes, que se encuentran en una situación extremadamente vulnerable, ha permitido que dichos abusos aumenten, pese a los compromisos del gobierno de garantizar el respeto por los derechos de los migrantes.
Publicado en: Blog
Etiquetas: ,