Noticias:

Mujeres

image/svg+xml image/svg+xml
radio

Palabras de Marichuy en la colonia Las Margaritas, Pijijiapan, Chiapas – 7 nov 2017

IMG_3578

Escucha aquí: (Descarga aquí)  

Buenas tardes hermanos, hermanas y diferentes comunidades que nos acompañan.
Aquí el comisariado por este recibimiento que nos hace a todos los miembros del Concejo Indígena de Gobierno, tanto mujeres como hombres, entonces les damos las gracias.

Y pues decirles, primeramente me quiero referir al temblor del 7 de septiembre, cuando por acá fue el epicentro, entonces yo quiero de mi parte, parte del Concejo Indígena de Gobierno que estamos con ustedes, sobre todo con aquellos que tal vez se quedaron sin su vivienda, se quedaron con algún familiar que tal vez le tocó, y esa destrucción que quedo pues, ahorita de venir caminando y venir viendo algunos barrios, algunas calles, vimos cómo están todavía las casas destruidas y quiero decirles que por allá también, no donde yo vivo, sí se sintió pero no tan fuerte, pero en otros lugares también hubo destrucción y hubo muertos y en ese momento solamente quien se dio la mano fue unos con otros. Nosotros no vimos que estuviera ahí el gobierno sacando o quitando los escombros, no sé si por acá, pero por allá no se vio. Se vio la solidaridad de entre unos con otros, fueron los mismos hermanos que juntos se dieron la mano y juntos sacaron adelante, todavía están ahí destruidas las viviendas, otros están viviendo afuera, pero está pues la solidaridad de unos con otros.

¿Y qué nos deja esto? Que así como está ahorita, al escuchar a ustedes, cada uno de las comunidades que pasaron a través de sus representantes, escuchar toda esa destrucción, despojo, dolor, todo lo que está pasando en las comunidades y viene el temblor, como que dice uno: bueno parece que hasta estamos salados, todavía el gobierno, todavía la naturaleza, pero bueno. Entonces lo más triste es el despojo que están haciendo el sistema capitalista y ya lo escuchábamos de qué manera están despojando a las comunidades, les están robando sus árboles, sus aguas, están tratando de imponer las concesiones ¿para qué? Para despojar de esas riquezas que se tienen en las comunidades.

(Continuar leyendo…)

radio
Enlace Zapatista

Mujeres en lucha frente al despojo de nuestros cuerpos y territorios: 16 de noviembre, 16:00 hrs

¿Cómo podemos identificarnos y hacer nuestra la iniciativa del CNI-CIG que en este momento representa una mujer indígena?

¿Será este un espacio donde las mujeres en resistencia podamos espejearnos desde nuestras diferencias para construir una iniciativa común?

Invitamos a todas las mujeres -organizadas y no organizadas- colectivas o individuas a dialogar la propuesta del Congreso Nacional Indígena y su Concejo Indígena de Gobierno, que propone a #Marichuy, como su vocera para llevar la palabra de los pueblos organizados de abajo a todo el país.

radio
Congreso Nacional Indígena

Palabras de Marichuy en San Cristóbal de las Casas

 

Escucha aquí: (Descarga aquí)  

Buena noche, hermanos y hermanas, compañeros, compañeras, medios libres, medios de paga.

Primeramente agradecerles por este bonito recibimiento aquí a los compañeros, compañeras de San Cristóbal. A nombre, pues, del Concejo Indígena de Gobierno, les agradecemos que estén presentes escuchando la palabra de nuestros pueblos a través del Concejo Indígena de Gobierno.

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

Construir algo nuevo desde abajo: El Concejo Indígena de Gobierno y Marichuy en San Cristóbal de Las Casas

La plaza de la catedral de San Cristóbal, cariñosamente llamada Plaza de la Resistencia, estaba repleta. Una cuádruple valla de mujeres y hombres de comunidades pertenecientes al Congreso Nacional Indígena resguardaban el templete donde estaban las y los concejales del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy.

San Cristóbal de Las Casas, tan tristemente célebre por su racismo, presenciaba un nuevo levantamiento de los pueblos originarios. Si hace 23 años la delcaración de guerra fue necesaria, ahora el levantamiento es una declaración de vida. Y justo en este lugar, heredero del poder finquero, del racismo, la violencia y el despojo de los pueblos originarios, se congregó un gran número de personas para conocer y escuchar al Concejo Indígena de Gobierno y recibir, de la voz de las y los concejales y la vocera Marichuy, la invitación a construir un nuevo país.

Seis concejalas y concejales compartieron su palabra en sus lenguas originarias y en castellano. La palabra en las lenguas originarias es un acto no sólo de respeto a la diversidad de pueblos presentes, sino también simbólico: son los pueblos originarios los dueños primeros de estas tierras, quienes las cuidan, quienes las trabajan, quienes resisten a pesar de más de cinco siglos de despojo, racismo y opresión. Y son ellos, ahora, quienes nos invitan a unirnos y organizarnos ante la destrucción que vivimos.

“Es que usted no conoce a los indios, con ellos no se puede dialogar, ellos no entienden”, le dijo con indignación una mujer mestiza al autor de estas líneas hace unos años, cuando el mismo platicaba con algunas mujeres tsotsiles que esperaban formadas para recibir cachuchas, playeras y tortas en un evento priísta. Es por eso, por ese racismo y ese desprecio seculares, que este acto, aquí, en este espacio, fue tan significativo.

“Los partidos políticos van hacia nosotras las mujeres porque nos ven débiles, con despensas, con láminas”, dijo la concejala wixárika de Jalisco. Pero llegó la hora de que se escuche la palabra de las mujeres, de que el mundo vea que, al contrario, hay fuerza y dignidad en la mujer indígena. “Las mujeres ya son flor, fuego y palabra”, dijo el concejal de Huixtán, caracol de Morelia, Chiapas.

Las divisiones creadas por las políticas asistencialistas del gobierno fueron uno de los temas centrales en el evento. “La vocera no viene a ofrecer gorras y playeras”, repitieron varios concejales, e insistieron en la necesidad de dejar de depender de “regalitos” y, en vez de eso, construir la autonomía por medio de los propios recursos y el trabajo. “Nosotros somos los pueblos originarios, los dueños de nuestras tierras, de nuestras vidas”, dijo la concejala tsotsil de Los Altos de Chiapas, “no es posible que entreguemos nuestras tierras por unas despensas, por unas playeras, por unas gorras”.

Repetidas veces hicieron énfasis en la necesidad de dejar de esperar soluciones desde arriba. Sólo el pueblo puede salvar al país, dijo la concejala chol de la zona norte de Chiapas, y aclaró que, cuando habla de salvación, quiere decir vida.

Eso mismo dijo Marichuy: “Tenemos que organizarnos para construir algo nuevo desde abajo… tenemos que organizarnos para derribar este sistema de muerte, porque nosotros queremos vida,” y explicó cómo surgió en Concejo Indígena de Gobierno. “Esta propuesta es porque analizamos que la problemática está más fuerte en nuestras comunidades… y por más que hacemos, no hay solucion desde arriba”. Por eso se creó el CIG, “un gobierno compuesto por representantes de todos los pueblos indígenas de México, un gobierno que escuche al pueblo, donde el pueblo mande y el gobierno obedezca”.

Anunció que el CIG recorrerá el país para escuchar a los pueblos y compartir la palabra, invitando a la organización desde abajo. “Tenemos un gran compromiso y una gran responsabilidad para con todos ustedes, pero también pedimos que sientan que, si no unimos estos esfuerzos, después vamos a lamentar no haber hecho un esfuerzo común entre todos.”

La concejala tsotsil de Los Altos de Chiapas reforzó ese punto: “Invito a todos a organizarse para que nuestros hijos el día de mañana puedan decir: gracias a mis padres, gracias a mis abuelos, hoy tengo tierra, tengo dónde vivir, tengo qué comer, no soy esclavo. Porque si nos dejamos vencer, si nos dejamos comprar la conciencia por el sistema capitalista, mañana nuestros hijos van a decir: mis padres, mis abuelos fueron cobardes, no defendieron la tierra, hoy soy esclavo, soy el mozo de los capitalistas y de los ricos”.

Así, mientras la concurrencia se retiraba en el frío de la noche sancristobalense, quienes escucharon e hicieron suyas las palabras del CIG llevaron consigo el ánimo de la responsabilidad.

Esucha los audios:

Bienvenida y presentación de las y los concejales del CIG: (Descarga aquí)  

Concejala tseltal Irma: (Descarga aquí)  

Concejala tseltal Mónica: (Descarga aquí)  

Concejal chol Isaías: (Descarga aquí)  

Concejal Hugo Sánchez: (Descarga aquí)  

Concejala Lucía: (Descarga aquí)  

Concejala wixária Patricia: (Descarga aquí)  

Concejal Nereo: (Descarga aquí)  

Palabras de Marichuy: (Descarga aquí)  

Concejala tsotsil Lupita (en tsotsil): (Descarga aquí)  

Concejala tsotsil Lupita (en español): (Descarga aquí)  

 

radio
Radio Zapatista

El Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy en la Costa de Chiapas

Bersaín decía: Solo el pueblo puede salvar al pueblo.” – Concejala de la Costa de Chiapas

Marichuy no nos va a gobernar; nosotros nos vamos a gobernar.” – Concejala de Los Altos de Chiapas

Tenemos que voltear abajo, no lo vamos a encontrar arriba.” – Marichuy

Pijijiapan

La destrucción del sismo es muy evidente en la costa de Chiapas. Así lo vimos todas y todos, así lo expresó Marichuy, y relató lo que vio en su comunidad, que es lo mismo que sucedió en todas las áreas afectadas del país. Quien estaba y continúa apoyando, quien se organizó solidariamente para enfrentar la tragedia, fue el pueblo. El gobierno brilló por su ausencia, cuando no por su aprovechamiento oportunista para alimentar sus propios fines de lucro y poder. Y preguntó: ¿Qué lección aprendimos de eso?

Estábamos en la comunidad conocida como Margaritas, en realidad el Ejido Joaquín Miguel Hernández, en el municipio de Pijijiapan, en la costa de Chiapas. Aquí se reunieron algunos cientos de personas para recibir al Concejo Indígena de Gobierno y a su vocera Marichuy, “para escucharlos a ustedes y que ustedes nos escuchen”, como dijo la concejala de Acteal, Los Altos de Chiapas.

La escucha pasó primero por los dolores. Dieciocho miembros de comunidades de la costa de Chiapas compartieron su palabra y con ella pintaron un cuadro de despojo, violencia y burla. Se trata de comunidades que viven en su mayoría de la pesca o de la producción agropecuaria, en un paisaje riquísimo en recursos naturales y diversidad ecológica. Y justamente por eso sus formas de vida y su propia existencia como pueblos se ve cada vez más amenazada.

En varios puntos de la costa y sierra de Chiapas se denunciaron proyectos extractivistas o amenazas de su implantación. En el ejido de Joaquín Amaro, por ejemplo, hay yacimientos de oro, uranio y gas. La minería en particular representa una amenaza de muerte para las comunidades, ante el despojo de sus tierras y la contaminación de las aguas. Se trata de concesiones de 50 años a empresas, generalmente extranjeras, que destruirían comunidades enteras. Curiosamente, al mismo tiempo, en tiempos recientes las concesiones de 20 años que solían otorgarse a cooperativas pesqueras se suspendieron, y ahora dichas cooperativas sólo pueden operar por medio de permisos temporales. Eso a pesar de que empresas camaroneras también se ven beneficiadas por concesiones de 50 años.

Otro de los temas centrales de las denuncias son las altas tarifas de la energía eléctrica y la privatización de la Comisión Federal de Electricidad. A pesar de que Chiapas es el estado que más energía eléctrica genera en el país, el costo de dicha energía es prohibitivo para las comunidades. Ante eso, la organización y resistencia a las altas tarifas es uno de los ejes centrales de la lucha en la costa de Chiapas.

Se denunció también el engaño sistemático por parte de todos los partidos políticos y todas las instituciones gubernamentales que en teoría deberían velar por el bienestar de los pueblos, como la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). Promesas incumplidas, manipulación de fondos de proyectos para fines electorales, división de las comunidades por medio de dádivas y compra de líderes y representantes. En Nicolás Bravo, por ejemplo, el propio gobierno creó un conflicto en 2004 para despojar a la comunidad de las tierras obtenidas desde 1979 por medio de una resolución presidencial.

Mientras los salarios y los precios de los productos de los pueblos disminuyen, el costo de la vida aumenta, las tierras y las aguas se contaminan y se despojan, las promesas se incumplen, los apoyos no llegan o vienen condicionados. “Estamos hartos de tantos engaños”, coincidieron muchos. “Ya no queremos promesas”.

Entre algunos de los presentes hubo también una cierta confusión sobre el papel del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy. Ante el dolor y la desesperación, con frecuencia se buscan las mismas soluciones: la esperanza de que, ahora sí, un buen gobierno podrá hacer, desde arriba, lo que ninguno de los presentes o pasados ha hecho. Cupo entonces a las y los concejales invitar a mirar desde abajo, explicar que no es el poder ni la silla presidencial a lo que se aspira, sino a generar un proceso de organización de los pueblos, de todas y todos, para construir otro país. “Marichuy no nos va a gobernar; nosotros nos vamos a gobernar”, dijo la concejala de Los Altos de Chiapas. “El CIG no viene a ofrecer nada”, dijo la concejala de la costa de Chiapas, “nosotros no pretendemos llegar al ‘trono’; sólo la organización nos puede salvar”. “Nuestros dolores son los mismos”, dijo el concejal de la zona selva de Chiapas, caracol de La Realidad. Y si los dolores hieren, son también el impulso para la organización, la resistencia y la construcción de alternativas reales para el país, sin esperar soluciones de arriba.

Al terminar el encuentro, la alegría y la generosidad costeñas se hicieron presentes en la forma de música y un delicioso almuerzo de camarones, mientras una multitud se aglomeraba para apoyar al Concejo Indígena de Gobierno con su firma para validar la candidatura independiente de Marichuy. Es el florecimiento de los pueblos, y la naturaleza pareció concordar, regalándonos el paisaje de árboles de mango en flor en el trayecto rumbo a la ciudad de Tonalá.

Escucha los audios:

Presentaciones de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de las comunidades de la costa de Chiapas: (Descarga aquí)  

Palabras de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de la Vocera María de Jesus Patricio Martínez: (Descarga aquí)  

Tonalá

La pequeña caravana pasó por la comunidad de Nuevo Urbina, donde se realizan trabajos de reconstrucción solidaria ante el sismo por parte de la sociedad civil organizada, antes de dirigirse a Tonalá. Allá el CIG y su vocera fueron recibidos con una marcha de aproximadamente un kilómetro hasta las oficinas del Frente Cívico Tonalteco. Allí las concejalas y concejales y Marichuy se instalaron en un templete en la calle, con una asistencia de algunos cientos de personas de Tonalá y de otras comunidades organizadas en el Congreso Nacional Indígena.

Como en Pijijiapan, se repitieron las denuncias: megaproyectos de minería, plantas hidroeléctricas, hostigamientos y agresiones, altas tarifas de la energía eléctrica, división de las comunidades por medio de “apoyos” de gobierno.

Varias personas se refirieron al hecho de que, a diferencia de los partidos políticos, aquí no se ofrecían despensas ni gorras ni regalos de ningún tipo, sino que quienes asisten lo hacen porque creen en una propuesta capaz de lograr un cambio real en sus comunidades y en el país.

Al tomar la palabra, Marichuy nuevamente se refirió al sismo que golpeó duramente la costa de Chiapas el pasado 7 de septiembre y la diferencia entre la organización y la solidaridad popular y la inacción o manipulación del gobierno. Se refirió también a los dolores expresados por los diferentes miembros del CNI que tomaron la palabra. Se están acabando las tierras, se están acabando nuestras comunidades, dijo… y si desaparecen nuestras comunidades, desaparecemos nosotros. Es por eso, explicó, que el CNI y el EZLN decidieron conformar el CIG y participar en el proceso electoral de 2018, no para ganar o tomar el poder, sino para, por un lado, utilizar esa plataforma para poder mostrarle al país y al mundo lo que las empresas, el gobierno y los partidos políticos están haciendo con los pueblos, y, por otro, para invitar a la organización. Aquí hay mucha organización y mucho trabajo, dijo, pero falta mucho más.

El evento terminó de manera festiva con consignas y vivas y la música contagiosa de un grupo de jóvenes que, entre los varios temas, cantó un “Corrido a la mujer valiente”, mientras mujeres valientes bajaban del templete para la cena y el merecido descanso antes de un nuevo día de construcción lenta y perseverante de otro mundo posible.

Escucha los audios:

Presentaciones de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de las comunidades: (Descarga aquí)  

Palabras de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de la Vocera Maria de Jesus Patricio Martinez: (Descarga aquí)  

 

 

Nota: Durante el recorrido se dieron varios casos de hostigamiento, vigilancia y provocación. Aquí nuestra nota al respecto: http://radiozapatista.org/?p=23643

 

radio
Amig@s de Mumia de México

Assata Shakur- 38 años en libertad

assata

Hace 38 años, 2 de noviembre de 1979, Assata Shakur –Pantera Negra y guerrillera del Ejército de Liberación Negra (BLA)– se fugó de la prisión con la ayuda de sus compañerxs guerrillerxs. Sigue libre en Cuba con una recompensa de $2 millones de dólares ofrecida por el FBI y la policía de Nueva Jersey, mientras Trump aumenta la presión contra Cuba para que la devuelva a sus prisiones. ¡Nos unimos al esfuerzo para mantener a Assata libre!

Va un poema suyo:

LA TRADICIÓN

Síguela ahora.
Síguela.

Síguela ahora.
Síguela.

Sigue la tradición.
Hubo Negros desde la infancia de los tiempos
Que la siguieron.
En Ghana y Mali y Timbuctú
la seguimos.

Seguimos la tradición.

Nos escondimos en el bosque
Cuando llegaron los amos de esclavos
Blandiendo lanzas.
Y cuando llegó el momento,
saltamos y bajamos la vida
de los supuestos amos.

Seguimos la tradición.

En barcos de esclavos,
lanzándonos a los océanos.
Degollando a nuestros captores.
Cogimos sus látigos.
Y sus barcos.
La sangre se desparramó en el Atlántico.
Y no toda era nuestra.

La seguimos.

Alimentamos a la doña con tarta de manzana y arsénico.
Robamos las hachas del cobertizo
Para cortar la cabeza del amo.

Corrimos. Luchamos.
Organizamos un ferrocarril.
Una red clandestina.

La seguimos.

En periódicos. En reuniones.
En discusiones y peleas callejeras.
La seguimos.

En cuentos para niños.
En cánticos y cantatas.
En poemas y canciones de blues
Y gritos de saxofón.
La seguimos.

En aulas. En iglesias.
En tribunales. En prisiones.
La seguimos.

En tribunas y piquetes.
Colas de subsidio y del paro.
Nuestras vidas en juego,
La seguimos.

En sentadas y plegarias
marchas y funerales,
La seguimos.

En frías noches de Missouri
Escopetas para enfrentarnos a linchadores.
En las ardientes calles de Brooklyn.
Piedras contra rifles,
la seguimos.

Contra mangueras y bulldogs.
Contra porras y balas.
Contra tanques y gas pimienta.
Agujas y sogas.
Bombas y control de natalidad.
La seguimos.

En Selma y San Juan.
Mozambique. Mississippi.
En Brasil y en Boston,
La seguimos.

Por encima de mentiras y traiciones.
Los errores y la locura.
Por encima del dolor y el hambre y la frustración,
La seguimos.

Seguimos la tradición.

Seguimos una tradición fuerte.

Seguimos una tradición orgullosa.

Seguimos una tradición Negra.

Síguela.

Pásala a los niños.
Pásala.
Síguela
Síguela ahora.
Síguela.

¡HASTA LA LIBERTAD!

poema escrito por Assata Shakur

radio
NotiFrayba

NotiFrayba: No olvidamos a la niña Antonia

antonia

Familia de la niña Antonia Méndez López, muerta en desplazamiento forzado, retorna provisionalmente a su tierra sin garantías de seguridad.

La historia de Antonia López Méndez, niña indígena tseltal, muerta a los 11 años, evidencia la condiciones de vulnerabilidad de las niñas y niños en desplazamiento forzado en Chiapas.

Antonia, víctima de la pobreza extrema y arrancada de su raíz, enfermó de tristeza, según cuenta su madre, aunque el diagnóstico médico fue edema cerebral. Durante tres años padeció estar lejos de su casa. Falleció el 21 de febrero de 2015 por no tener acceso a atención adecuada en salud. La llevaron a enterrar en el patio familiar en Banavil, Tenejapa, Chiapas, al lado de sus dos hermanitas Petrona de 6 años y María de uno.

radio
Centro de Lengua y Cultura Zoque AC

Mujeres zoques en resistencia contra la ofensiva global neoliberal

MUJERES Y PUEBLOS EN RESISTENCIA CONTRA LA OFENSIVA DEL CAPITALISMO GLOBAL

Las voces de las mujeres zoques son expuestas en su lucha contra los proyectos extractivos en el norte de Chiapas, México.

Éste es el testimonio de Dominga Meza, defensora del territorio zoque de Ixtacomitán, Mayo, 2017:

Éste es el testimonio de Filiberta Domínguez Gómez originaria de Chapultenango. Mayo, 2017:

Éste es el testimonio de Silvia Juárez Juárez, defensora del territorio zoque de Tecpatán, Mayo, 2017:

radio
Frayba

Zoques dedican el Premio Pax Christi Internacional a otros pueblos originarios

DISCURSO PRONUNCIADO POR MIKEAS SÁNCHEZ GÓMEZ, EN REPRESENTACIÓN DEL MOVIMIENTO INDIGENA DEL PUEBLO CREYENTE ZOQUE EN DEFENSA DE LA VIDA Y DE LA TIERRA –ZODEVITE-, DURANTE LA ENTREGA DEL PREMIO INTERNACIONAL DE PAZ 2017 EN ROMA, ITALIA

29 DE OCTUBRE DE 2017

Äjte’ te’ dzundy
mokaya’
mojk’jäyä
Kedgä’kätpatzi jojmorambä äj’ nwirun’jindam
ngobigbatzi äj’ dzokoyjin tumdumäbä tämbu
jindire’ suñ’gomujsibätzi yä’ Nasakobajk
Nä’ tzambatzi te’ kotzojk’ komi
ojnayajpatzi jach’tanä’ram
Dzemiajpatzi te’ joyjoyeram’
äj’ ore’ maka yayi’angas
mumu’is yajk’ mujsä juche nkätu äj’ iri yä’ Nasakobajkäjsi

Soy sembradora,
Protectora de esta tierra,
la flor del maíz.
Observo con mis ojos antiguos,
Elijo con el corazón cada semilla,
no es en balde mi conocimiento del mundo.
Converso con el dueño del cerro,
riño con las plantas malignas.
Soy la provocadora de los seres invisibles,
mi voz se escucha hasta los confines de las montañas,
porque nadie podrá negar mi paso por el Universo.

En nuestra cultura zoque la palabra es fundamental; por eso, durante el primer año de vida, los padres se encargan de darles a sus hijos e hijas “El wewe’”, una flor amarilla (similar al ave del paraíso) que produce un sonido musical. Jugar con el wewe’ e imitar sus sonidos ayuda al niño a aprender nuestra lengua, es el principio para convertirse en Ore’pät, Ore’yomo. De ahí que, desde la infancia, nosotros los Zoques estamos en íntima comunicación con la naturaleza. Somos uno mismo y no separados. Si la comunidad cuida a las montañas; las montañas también nos cuidarán y nos alimentarán.

(Continuar leyendo…)

radio
COPINH

Justicia para Berta Cáceres: Presentación del Informe del GAIPE

photo_2017-10-31_10-21-14

Página 3 de 1712345...10...Última »