Noticias:

Autonomia y Resistencia

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Congreso Nacional Indígena

Recorrido del CIG y su vocera Marichuy para el mes de Noviembre (actualizado)

Fuente: http://www.congresonacionalindigena.org/2017/11/13/recorrido-del-cig-vocera-mes-noviembre-actualizado/

NOVIEMBRE DE 2017

 

SÁBADO 4

11:00 HRS. REUNION ENTRE LA ASOCIACIÓN CIVIL “LLEGO LA HORA DEL FLORECIMIENTO DE NUESTROS PUEBLOS” Y EL CIG, CIUDAD DE MÉXICO

16:30 HRS. REUNIÓN CON EL GOBIERNO TRADICIONAL DE LA COMUNIDAD ÑAHÑÚ DE SAN PEDRO ATLAPULCO, OCOYOACAC, MÉXICO

 

DOMINGO 5

11:00 HRS. ENCUENTRO REGIONAL CON PUEBLOS ORIGINARIOS, XALATLACO, ESTADO DE MÉXICO

  (Continuar leyendo…)

radio
Mumia Abu-Jamal

La no-candidata en campaña en México: Marichuy

Por Mumia Abu-Jamal

La estructura política que existe en México es un pastiche de corrupción en el que, con frecuencia, el gobierno es indistinguible de los infames carteles del narcotráfico. Algunos dirán que esto es sólo retórica. Pero espérense. ¿Se acuerdan de los 43 normalistas de Ayotzinapa que fueron desaparecidos en aquella masacre en Guerrero hace tres años? Piénsenlo.

Tal vez esto tuvo que ver con  el surgimiento de figuras que llaman a desafiar al poder gobernante para que se escuchen las voces de los millones de personas que estaban ahí antes de la llegada de los españoles.

La mujer indígena conocida como ‘Marichuy’ está viajando por todas partes del país mientras se juntan las firmas necesarias para  tener registro en las próximas elecciones presidenciales. Pero ella no se considera “candidata”, sino una vocera que promueve la organización indígena.

Nacida en una familia nahua con el nombre de María de Jesús Patricio Martínez, ella forma parte de una campaña que ha recibido un apoyo entusiasta de cientos de comunidades indígenas y de otras personas que buscan cambios profundos en la sociedad. Cabe destacar que Marichuy tiene el respaldo del influyente movimiento de liberación Zapatista y de los grupos indígenas que trabajan con él.

Cuando Marichuy visitó a las comunidades autónomas zapatista en Chiapas en octubre, miles de compañeras y compañeros la recibieron con gozo, en pleno respaldo a la campaña para irrumpir en las elecciones presidenciales de 2018.

Marichuy es vocera del Concejo Indígena de Gobierno, el cual representa más de 50 pueblos indígenas en 17 estados; varios de sus integrantes la acompañan en su gira.

Tal vez esta no-candidata que surge de los pueblos originarios de tierras sureñas es justamente lo que México necesita.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

–©’17maj.

6 de noviembre de  2017

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

https://amigosdemumiamx.wordpress.com/2017/11/13/la-no-candidata-en-campana-en-mexico-marichuy/

radio
Colectivo Altepee | Radio Zapatista

Encuentro del CIG y su vocera Marichuy con pueblos nahuas, popolucas y mestizos del sur de Veracruz

Audios, imágenes y video: Colectivo Altepee; Texto y edición: Radio Zapatista

En la comunidad de Los Mangos, municipio de Hueyapan de Ocampo, Veracruz, pueblos popolucas, nahuas y mestizos se reunieron con el Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy este pasado viernes 10 de noviembre de 2017.

Aquí, como en otros lugares por donde ha pasado el CIG, los pueblos denunciaron la muerte y el despojo que sufren las comunidades a manos del “sistema capitalista, patriarcal y racista, administrado por el narcoestado, la mafia empresarial y sus súbditos cómplices”.

“Denunciamos la violencia, la inseguridad, los asesinatos, los femicidios, como el caso de una joven nahua embarazada y una niña popoluca asesinada. Denunciamos las desapariciones forzadas, las extorsiones, los abigeatos, los robos, los jóvenes enganchados por el narco y toda la impunidad.” Denunciaron también los megaproyectos como la extracción de hidrocarburos, la minería tóxica y los parques eólicos, así como todas las dependencias de gobierno, sobre todo el Registro Agrario Nacional y la Procuraduría Agraria, “que están a servicio de las empresas para facilitar el despojo territorial”. Igualmente, denunciaron el hostigamiento contra el movimiento de resistencia a las altas tarifas de la luz. Finalmente, denunciaron el machismo, el maltrato a las mujeres, que son “explotadas, desvaloradas, violentadas, asesinadas, discriminads, silenciadas y controladas”, así como la deplorable situación de la salud.

Pero en las palabras de los pueblos quedó también evidente la capacidad organizativa en el sur de Veracruz. Por ejemplo, explicaron que tienen más de 60 actas de asambleas ejidales y comunitarias donde declaran que no permitirán la entrada de empresas y megaproyectos. Hablaron también del movimiento de resistencia a las altas tarifas de la luz, la decisión de no permitir la instalación de medidores digitales, la capacitación de técnicos de alta tensión en muchas comunidades y la compra de sus propios transformadores con las aportaciones económicas de los pueblos. También compartieron la resistencia contra el pago de prediales en el municipio de Hueyapan.

Pero sobre todo compartieron la invitación a todos, en barrios y comunidades, a “vigilarnos y protegernos de manera autónoma, sin el control del Estado”, a unirse a las diferentes resistencias en la región y a organizarse por la autonomía en todas sus formas. Y dieron su mensaje a las y los concejales del CIG:

Le pedimos a nuestros concejales, donde quiera que vayan en el país, que ésta sea la tarea que les encomendamos: No queremos que llamen al voto, que prometan nada, que regalen nada más que su escucha y su palabra; que inviten a los pueblos indígenas y no indígenas, mujeres, hombres y jóvenes, a resistirse, a rebelarse y a iniciar la contrucción de otro mundo”.

“¿Alguien sabe a dónde va un desaparecido? ¿Alguien sabe adónde se llevan a los desaparecidos, dónde se buscan, dónde encuentran?”, preguntó Belén González, madre y voz de su hijo Jacob Vicente Jiménez González, desaparecido el 25 de septiembre de 2015 por elementos de la policía estatal en Coatzacoalcos, y coordinadora del colectivo Madres en Búsqueda. “Nos hemos convertido en policías, en forenses, buscando a nuestros hijos (…) y a pesar de que llevamos todo, de que hacemos las investigaciones, ellos obstaculizan nuestro trabajo, nos criminalizan. (…) Vivimos día a día con terror y seguimos buscando a nuestros hijos”. Y añadió: “Estoy aquí porque vemos en ustedes concejales y en usted Marichuy una esperanza a nuestro dolor y a nuestra hambre y sed de justicia”.

Por su parte, Marichuy habló del origen y el sentido de la propuesta del CIG, explicando, como en otros lugares, que surgió a partir de la constatación de que la situación en todo el país empeora dramáticamente y que ninguna acción dirigida a los de arriba logra cambiar nada. Por eso se conformó el CIG y se decidió participar en este proceso, para utilizarlo como plataforma para denunciar lo que sucede en las comunidades y para invitar a la organización. “Tenemos que pensar más allá del 2018: cómo nos vamos a organizar, y no sólo en México sino en el mundo. Porque el gran capitalismo, que sólo destruye tierras y territorios, no sólo está aquí, sino en todo el mundo, y nosotros los dueños de las tierras les estorbamos.

Escucha los audios aquí:

Palabras de los pueblos nahuas, popolucas y mestizos del sur de Veracruz: (Descarga aquí)  

Belén González, madre de Jacob Vicente Jiménez González, desaparecido en 2015 por elementos de la policía estatal: (Descarga aquí)  

Concejala Maribel: (Descarga aquí)  

Marichuy: (Descarga aquí)  

 

 

radio
Congreso Nacional Indígena

Palabras de Marichuy en Coacotla, Ver., en respuesta a ronda de preguntas

Respuesta a la ronda de preguntas de los asistentes

Pues intervenir porque creo que lo que están diciendo, pues en ningún momento venimos a decirles “oigan, vengo para que voten por mí”. Para nada. Nosotros les hablamos de organización. Que tenemos que organizarnos desde nuestras comunidades. Y hemos visto que lo que ha estado hasta ahorita no ha respondido a nuestras comunidades, es lo que les planteaba: quede quien quede, nuestras comunidades se siguen destruyendo; que no ha habido una respuesta clara.

Entonces es cierto, tiene razón, allá puede venir el tiempo electoral y pueden votar por otro y al rato quien quede en la comunidad. Lo que nosotros planteábamos es que tenemos que organizarnos. Voten ustedes por quien quiera, como decía acá el compañero, o usted también, tienen toda la libertad, no les venimos a imponer, lo que queremos es decirles es que si no nos organizamos desde abajo, nuestras comunidades, pensando nosotros que hemos sufrido por años, que tenemos que organizarnos, pensando desde abajo, no sé cómo están acá organizadas las comunidades, pero si son comunitarias, ah bueno vamos a pensar cómo vamos a fortalecer nuestra comunidad, desde la lengua, el vestido, la organización, la salud, desde como la comunidad, abajo, no esperar que vengan y nos resuelvan de arriba, por eso se pensó participar.

Tiene razón el señor cuando dice que se había planteado no trabajar por la vía electoral, y cuando se planteó la propuesta muchos que estábamos ahí dijimos “es que habíamos dicho que por ahí no íbamos; nosotros iba a hacer nuestra organización desde las comunidades”, pero se dijo “es que no va a hacer para que ahora ustedes vayan y se pongan allá como otro candidato más, sino que va a hacer para que se dé a conocer la problemática indígena, la problemática real que se está viviendo abajo, ese es el pretexto”. ¿Por qué? Porque tenemos que usar la herramienta que usan los poderosos, porque así nos van a voltear a ver los medios de comunicación a huevo. ¿Cómo que ora estos inditos se andan organizando? ¿Ora qué quieren? ¿Cómo que ahora están saliendo si decían que no iban a salir por ahí?

(Continuar leyendo…)

radio
Congreso Nacional Indígena

Palabras de Marichuy en Tonalá, Chiapas – 7 nov 2017

IMG_3659

Escucha aquí: (Descarga aquí)  

Gracias hermanos y hermanas de esta comunidad, a los hermanos del Frente Cívico Tonalteco y a todos los que están aquí presentes de otras comunidades, de otros estados, que están acompañando.

Gracias por escuchar la palabra del Concejo Indígena de Gobierno, del Congreso Nacional Indígena y también la palabra de ustedes que ya la escuchamos.

Primeramente decirles que nos solidarizamos después de este sismo que hubo el 7 de septiembre, sabemos que por acá pegó fuerte, hemos visto las casas destruidas al pasar y bueno, nosotros hemos también dado nuestro granito de arena para ayudar, aunque esto nos sirvió para acercarnos más. Vimos cómo se dio esa solidaridad entre hermanos, ahí se olvidaron los colores, pero fue la gente de abajo pues, la gente de las comunidades la que se acercó junto con sus hermanos, sintió ese dolor, ¿y quién se aprovechó? Pues fue el gobierno, de ese dolor, y lo han dicho ustedes cómo lo vivieron. También por allá se vivió así, y esto demuestra pues que solamente nosotros podemos solucionar nuestros problemas, nadie más lo va hacer.

Ustedes han dicho con sus propias palabras esta destrucción tan fuerte que está pasando a nuestra tierra en todas las comunidades, así como ustedes lo platican, así está pasando en todas las regiones de México. Están acabándose la tierra, están despojándonos de esas riquezas, ahorita el último compañero lo que mencionaba de esa fumigación que están haciendo; y en realidad la destrucción, así como están haciendo, de la tierra, las plantas, los animales, las aguas que las están contaminando con las minas que están abriendo.

(Continuar leyendo…)

radio
Jérôme Baschet

La autonomía, o el arte de organizarse sin el Estado. A propósito de la experiencia zapatista

Por Jérôme Baschet – Revista Herramienta

Se nos ha acostumbrado a ver al Estado como la única forma del bien común y el indispensable instrumento de la transformación social. El modelo clásico de la revolución es el del Gran Acontecimiento de la conquista del poder de Estado, mientras el nacional-estatismo de inspiración keynesiana, aun de moda, pretende, pese a las reconfiguraciones estructurales del capitalismo financiarizado y transnacionalizado, que sigue siendo posible hacer del Estado una protección para resistir el avance de las políticas neoliberales y atenuar las lógicas del mercado[1]. Acá quisiéramos recorrer un camino del todo diferente, que vincula la lucha para salir de la tiranía capitalista con una opción política no estatal. Buscaremos suelo para sostener esta opción práctica y la reflexión que implica en la experiencia rebelde del movimiento zapatista desde 1994 hasta ahora.
Si bien surgió de la tradición latinoamericana de las guerrillas marxistas-leninistas, el EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) fue conducido, por su propia trayectoria, a una crítica en acto del “modelo de dos tiempos” de la revolución y de la centralidad de la conquista del poder estatal[2]. Su análisis del Estado nacional en tiempos neoliberales como un “lugar vacío”, o un “holograma”, no hizo más que reforzar la denuncia de que es del todo ilusa una acción transformadora emprendida en el campo de la política institucional. Sin embargo, aquí, nos interesaremos en el movimiento zapatista en la medida en que logró poner en práctica, en los territorios rebeldes de Chiapas, una experiencia que constituye una de las “utopías concretas” anticapitalistas y anti-estatales más importantes que se pueda observar actualmente a escala mundial.
Los zapatistas llaman autonomía a ese esfuerzo de construcción que hace tangible otro mundo posible, necesario y urgente. Y es a través de esta misma noción que nos esforzaremos para analizar lo que puede ser una política sin Estado. Por autonomía se comprenderá la unión indisociable de una perspectiva colectiva de emancipación y de una concepción no estatal de lo político[3]. Por lo tanto, resulta imposible aislar la reflexión sobre lo político de una perspectiva más amplia que abarque, en su conjunto, las transformaciones de las maneras de vivir. Es en un mismo movimiento que se puede lograr salir del mundo de la Economía y abandonar las lógicas del Estado. Tal como lo expresa un miembro de las comunidades rebeldes zapatistas, muy hábil para dar a la noción de autonomía su más amplia dimensión: “la autonomía es la construcción de una nueva vida”[4].
La experiencia zapatista y la construcción de la autonomía

(Continuar leyendo…)

radio
Radio Zapatista

Construir algo nuevo desde abajo: El Concejo Indígena de Gobierno y Marichuy en San Cristóbal de Las Casas

La plaza de la catedral de San Cristóbal, cariñosamente llamada Plaza de la Resistencia, estaba repleta. Una cuádruple valla de mujeres y hombres de comunidades pertenecientes al Congreso Nacional Indígena resguardaban el templete donde estaban las y los concejales del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy.

San Cristóbal de Las Casas, tan tristemente célebre por su racismo, presenciaba un nuevo levantamiento de los pueblos originarios. Si hace 23 años la delcaración de guerra fue necesaria, ahora el levantamiento es una declaración de vida. Y justo en este lugar, heredero del poder finquero, del racismo, la violencia y el despojo de los pueblos originarios, se congregó un gran número de personas para conocer y escuchar al Concejo Indígena de Gobierno y recibir, de la voz de las y los concejales y la vocera Marichuy, la invitación a construir un nuevo país.

Seis concejalas y concejales compartieron su palabra en sus lenguas originarias y en castellano. La palabra en las lenguas originarias es un acto no sólo de respeto a la diversidad de pueblos presentes, sino también simbólico: son los pueblos originarios los dueños primeros de estas tierras, quienes las cuidan, quienes las trabajan, quienes resisten a pesar de más de cinco siglos de despojo, racismo y opresión. Y son ellos, ahora, quienes nos invitan a unirnos y organizarnos ante la destrucción que vivimos.

“Es que usted no conoce a los indios, con ellos no se puede dialogar, ellos no entienden”, le dijo con indignación una mujer mestiza al autor de estas líneas hace unos años, cuando el mismo platicaba con algunas mujeres tsotsiles que esperaban formadas para recibir cachuchas, playeras y tortas en un evento priísta. Es por eso, por ese racismo y ese desprecio seculares, que este acto, aquí, en este espacio, fue tan significativo.

“Los partidos políticos van hacia nosotras las mujeres porque nos ven débiles, con despensas, con láminas”, dijo la concejala wixárika de Jalisco. Pero llegó la hora de que se escuche la palabra de las mujeres, de que el mundo vea que, al contrario, hay fuerza y dignidad en la mujer indígena. “Las mujeres ya son flor, fuego y palabra”, dijo el concejal de Huixtán, caracol de Morelia, Chiapas.

Las divisiones creadas por las políticas asistencialistas del gobierno fueron uno de los temas centrales en el evento. “La vocera no viene a ofrecer gorras y playeras”, repitieron varios concejales, e insistieron en la necesidad de dejar de depender de “regalitos” y, en vez de eso, construir la autonomía por medio de los propios recursos y el trabajo. “Nosotros somos los pueblos originarios, los dueños de nuestras tierras, de nuestras vidas”, dijo la concejala tsotsil de Los Altos de Chiapas, “no es posible que entreguemos nuestras tierras por unas despensas, por unas playeras, por unas gorras”.

Repetidas veces hicieron énfasis en la necesidad de dejar de esperar soluciones desde arriba. Sólo el pueblo puede salvar al país, dijo la concejala chol de la zona norte de Chiapas, y aclaró que, cuando habla de salvación, quiere decir vida.

Eso mismo dijo Marichuy: “Tenemos que organizarnos para construir algo nuevo desde abajo… tenemos que organizarnos para derribar este sistema de muerte, porque nosotros queremos vida,” y explicó cómo surgió en Concejo Indígena de Gobierno. “Esta propuesta es porque analizamos que la problemática está más fuerte en nuestras comunidades… y por más que hacemos, no hay solucion desde arriba”. Por eso se creó el CIG, “un gobierno compuesto por representantes de todos los pueblos indígenas de México, un gobierno que escuche al pueblo, donde el pueblo mande y el gobierno obedezca”.

Anunció que el CIG recorrerá el país para escuchar a los pueblos y compartir la palabra, invitando a la organización desde abajo. “Tenemos un gran compromiso y una gran responsabilidad para con todos ustedes, pero también pedimos que sientan que, si no unimos estos esfuerzos, después vamos a lamentar no haber hecho un esfuerzo común entre todos.”

La concejala tsotsil de Los Altos de Chiapas reforzó ese punto: “Invito a todos a organizarse para que nuestros hijos el día de mañana puedan decir: gracias a mis padres, gracias a mis abuelos, hoy tengo tierra, tengo dónde vivir, tengo qué comer, no soy esclavo. Porque si nos dejamos vencer, si nos dejamos comprar la conciencia por el sistema capitalista, mañana nuestros hijos van a decir: mis padres, mis abuelos fueron cobardes, no defendieron la tierra, hoy soy esclavo, soy el mozo de los capitalistas y de los ricos”.

Así, mientras la concurrencia se retiraba en el frío de la noche sancristobalense, quienes escucharon e hicieron suyas las palabras del CIG llevaron consigo el ánimo de la responsabilidad.

Esucha los audios:

Bienvenida y presentación de las y los concejales del CIG: (Descarga aquí)  

Concejala tseltal Irma: (Descarga aquí)  

Concejala tseltal Mónica: (Descarga aquí)  

Concejal chol Isaías: (Descarga aquí)  

Concejal Hugo Sánchez: (Descarga aquí)  

Concejala Lucía: (Descarga aquí)  

Concejala wixária Patricia: (Descarga aquí)  

Concejal Nereo: (Descarga aquí)  

Palabras de Marichuy: (Descarga aquí)  

Concejala tsotsil Lupita (en tsotsil): (Descarga aquí)  

Concejala tsotsil Lupita (en español): (Descarga aquí)  

 

radio
Radio Zapatista

El Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy en la Costa de Chiapas

Bersaín decía: Solo el pueblo puede salvar al pueblo.” – Concejala de la Costa de Chiapas

Marichuy no nos va a gobernar; nosotros nos vamos a gobernar.” – Concejala de Los Altos de Chiapas

Tenemos que voltear abajo, no lo vamos a encontrar arriba.” – Marichuy

Pijijiapan

La destrucción del sismo es muy evidente en la costa de Chiapas. Así lo vimos todas y todos, así lo expresó Marichuy, y relató lo que vio en su comunidad, que es lo mismo que sucedió en todas las áreas afectadas del país. Quien estaba y continúa apoyando, quien se organizó solidariamente para enfrentar la tragedia, fue el pueblo. El gobierno brilló por su ausencia, cuando no por su aprovechamiento oportunista para alimentar sus propios fines de lucro y poder. Y preguntó: ¿Qué lección aprendimos de eso?

Estábamos en la comunidad conocida como Margaritas, en realidad el Ejido Joaquín Miguel Hernández, en el municipio de Pijijiapan, en la costa de Chiapas. Aquí se reunieron algunos cientos de personas para recibir al Concejo Indígena de Gobierno y a su vocera Marichuy, “para escucharlos a ustedes y que ustedes nos escuchen”, como dijo la concejala de Acteal, Los Altos de Chiapas.

La escucha pasó primero por los dolores. Dieciocho miembros de comunidades de la costa de Chiapas compartieron su palabra y con ella pintaron un cuadro de despojo, violencia y burla. Se trata de comunidades que viven en su mayoría de la pesca o de la producción agropecuaria, en un paisaje riquísimo en recursos naturales y diversidad ecológica. Y justamente por eso sus formas de vida y su propia existencia como pueblos se ve cada vez más amenazada.

En varios puntos de la costa y sierra de Chiapas se denunciaron proyectos extractivistas o amenazas de su implantación. En el ejido de Joaquín Amaro, por ejemplo, hay yacimientos de oro, uranio y gas. La minería en particular representa una amenaza de muerte para las comunidades, ante el despojo de sus tierras y la contaminación de las aguas. Se trata de concesiones de 50 años a empresas, generalmente extranjeras, que destruirían comunidades enteras. Curiosamente, al mismo tiempo, en tiempos recientes las concesiones de 20 años que solían otorgarse a cooperativas pesqueras se suspendieron, y ahora dichas cooperativas sólo pueden operar por medio de permisos temporales. Eso a pesar de que empresas camaroneras también se ven beneficiadas por concesiones de 50 años.

Otro de los temas centrales de las denuncias son las altas tarifas de la energía eléctrica y la privatización de la Comisión Federal de Electricidad. A pesar de que Chiapas es el estado que más energía eléctrica genera en el país, el costo de dicha energía es prohibitivo para las comunidades. Ante eso, la organización y resistencia a las altas tarifas es uno de los ejes centrales de la lucha en la costa de Chiapas.

Se denunció también el engaño sistemático por parte de todos los partidos políticos y todas las instituciones gubernamentales que en teoría deberían velar por el bienestar de los pueblos, como la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). Promesas incumplidas, manipulación de fondos de proyectos para fines electorales, división de las comunidades por medio de dádivas y compra de líderes y representantes. En Nicolás Bravo, por ejemplo, el propio gobierno creó un conflicto en 2004 para despojar a la comunidad de las tierras obtenidas desde 1979 por medio de una resolución presidencial.

Mientras los salarios y los precios de los productos de los pueblos disminuyen, el costo de la vida aumenta, las tierras y las aguas se contaminan y se despojan, las promesas se incumplen, los apoyos no llegan o vienen condicionados. “Estamos hartos de tantos engaños”, coincidieron muchos. “Ya no queremos promesas”.

Entre algunos de los presentes hubo también una cierta confusión sobre el papel del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera Marichuy. Ante el dolor y la desesperación, con frecuencia se buscan las mismas soluciones: la esperanza de que, ahora sí, un buen gobierno podrá hacer, desde arriba, lo que ninguno de los presentes o pasados ha hecho. Cupo entonces a las y los concejales invitar a mirar desde abajo, explicar que no es el poder ni la silla presidencial a lo que se aspira, sino a generar un proceso de organización de los pueblos, de todas y todos, para construir otro país. “Marichuy no nos va a gobernar; nosotros nos vamos a gobernar”, dijo la concejala de Los Altos de Chiapas. “El CIG no viene a ofrecer nada”, dijo la concejala de la costa de Chiapas, “nosotros no pretendemos llegar al ‘trono’; sólo la organización nos puede salvar”. “Nuestros dolores son los mismos”, dijo el concejal de la zona selva de Chiapas, caracol de La Realidad. Y si los dolores hieren, son también el impulso para la organización, la resistencia y la construcción de alternativas reales para el país, sin esperar soluciones de arriba.

Al terminar el encuentro, la alegría y la generosidad costeñas se hicieron presentes en la forma de música y un delicioso almuerzo de camarones, mientras una multitud se aglomeraba para apoyar al Concejo Indígena de Gobierno con su firma para validar la candidatura independiente de Marichuy. Es el florecimiento de los pueblos, y la naturaleza pareció concordar, regalándonos el paisaje de árboles de mango en flor en el trayecto rumbo a la ciudad de Tonalá.

Escucha los audios:

Presentaciones de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de las comunidades de la costa de Chiapas: (Descarga aquí)  

Palabras de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de la Vocera María de Jesus Patricio Martínez: (Descarga aquí)  

Tonalá

La pequeña caravana pasó por la comunidad de Nuevo Urbina, donde se realizan trabajos de reconstrucción solidaria ante el sismo por parte de la sociedad civil organizada, antes de dirigirse a Tonalá. Allá el CIG y su vocera fueron recibidos con una marcha de aproximadamente un kilómetro hasta las oficinas del Frente Cívico Tonalteco. Allí las concejalas y concejales y Marichuy se instalaron en un templete en la calle, con una asistencia de algunos cientos de personas de Tonalá y de otras comunidades organizadas en el Congreso Nacional Indígena.

Como en Pijijiapan, se repitieron las denuncias: megaproyectos de minería, plantas hidroeléctricas, hostigamientos y agresiones, altas tarifas de la energía eléctrica, división de las comunidades por medio de “apoyos” de gobierno.

Varias personas se refirieron al hecho de que, a diferencia de los partidos políticos, aquí no se ofrecían despensas ni gorras ni regalos de ningún tipo, sino que quienes asisten lo hacen porque creen en una propuesta capaz de lograr un cambio real en sus comunidades y en el país.

Al tomar la palabra, Marichuy nuevamente se refirió al sismo que golpeó duramente la costa de Chiapas el pasado 7 de septiembre y la diferencia entre la organización y la solidaridad popular y la inacción o manipulación del gobierno. Se refirió también a los dolores expresados por los diferentes miembros del CNI que tomaron la palabra. Se están acabando las tierras, se están acabando nuestras comunidades, dijo… y si desaparecen nuestras comunidades, desaparecemos nosotros. Es por eso, explicó, que el CNI y el EZLN decidieron conformar el CIG y participar en el proceso electoral de 2018, no para ganar o tomar el poder, sino para, por un lado, utilizar esa plataforma para poder mostrarle al país y al mundo lo que las empresas, el gobierno y los partidos políticos están haciendo con los pueblos, y, por otro, para invitar a la organización. Aquí hay mucha organización y mucho trabajo, dijo, pero falta mucho más.

El evento terminó de manera festiva con consignas y vivas y la música contagiosa de un grupo de jóvenes que, entre los varios temas, cantó un “Corrido a la mujer valiente”, mientras mujeres valientes bajaban del templete para la cena y el merecido descanso antes de un nuevo día de construcción lenta y perseverante de otro mundo posible.

Escucha los audios:

Presentaciones de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de las comunidades: (Descarga aquí)  

Palabras de las Consejalas y los Consejales: (Descarga aquí)  

Palabras de la Vocera Maria de Jesus Patricio Martinez: (Descarga aquí)  

 

 

Nota: Durante el recorrido se dieron varios casos de hostigamiento, vigilancia y provocación. Aquí nuestra nota al respecto: http://radiozapatista.org/?p=23643

 

radio
Despojos, Territorios, Resistencias

Practicas otras de conocimiento. Palabras de Juan López Intzín

El antropólogo tseltal Juan López Intzín (Tenejapa y San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México) nos invita a conocer los tres volúmenes de la obra colegiada “Prácticas otras de conocimiento(s). Entre crisis, entre guerras”. Obra que trata aspectos fundamentales del conocimiento y sus prácticas en nuestros tiempos, al debatir preguntas clave: ¿Cómo, dónde y para qué conocemos en estos tiempos de ofensiva neoliberal global contra la Madre Tierra y la humanidad? ¿En estos tiempos de capitalismo académico?

Escucha esta intervención que fue parte del debate dado en Santiago de Chile el 30 de agosto de 2017. Ojalá que estas palabras y la obra comentada abonen a los muchos semilleros que están floreciendo por todo el planeta Tierra a pesar de los proyectos de muerte en curso…

 

 

radio
Mujeres de Proceso de Comunidades Negras (PCN) de Colombia

El rio es la vida y la vida no se vende – Proceso de Comunidades Negras, Colombia

Mujeres del Proceso de Comunidades Negras (PCN) nos hablan de sus experiencias de lucha en defensa de los derechos culturales y territoriales en Suárez, Valle del Cauca, Colombia. Cerca de la hidroeléctrica de La Salvajina las mujeres y las comunidades negras defienden el uso tradicional y respetuoso del río que es vida así como la minería ancestral.

Página 3 de 4512345...102030...Última »