News:

World

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Radio Zapatista, Subversiones y La Tinta

(Español) “Ven, mírale, organízate, resiste”

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Cobertura Colaborativa del Primer Ecuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan. Chiapas, México, Marzo 2018

Por Radio Zapatista, Subversiones y La Tinta

El fuego de la palabra que nos incendia
Las luces de nuestras ancestras que nos guían
El latir de  tambores que resuenan en los huesos
Y la danza de mujeres-bosque,

Mujeres-monte
Un solo cuerpo hecho abrazo que
construye un mundo hecho de muchos mundos
(diferentes espacios-tiempos-modos bailan)

El sol bendice rituales de sanación
Y las carcajadas colectivas
Resuenan entre las montañas
Arte en palabra, en color, en sonido,
en movimiento, en miradas

Un espacio seguro, donde hay libertad y dignidad
Presencia honesta de muchas voces originarias y guerreras
Agitándose y en sincronía
Un niño dice que parece una película
Y una obra representa nuestras opresiones

Una niña duerme al cuidado colectivo,
mientras su madre busca café zapatista
Y el maíz nativo como alimento,


Identidad

Historia
Resistencia
Territorio
Raíz de nuestros saberes
Y una mujer diciendo: “Acá podríamos vivir todas”

Un sello en la unidad de nuestras rebeldías,

un acuerdo por vivir, y un grito colectivo

“No tenemos miedo”

 

radio
Cobertura Colaborativa Radio Zapatista, Subversiones y La Tinta

(Español) Una constelación de luchas en tierras zapatistas

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

 

 

Una constelación de luchas en tierras zapatistas

Crónica y reflexiones tras el “Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural  de Mujeres que luchan”.

(…) tal vez, cuando ya acabe el encuentro, cuando regresen a sus mundos, a sus tiempos, a sus modos, alguien les pregunte si sacaron algún acuerdo. Porque eran muchos pensamientos diferentes los que llegaron en estas tierras zapatistas. Tal vez entonces ustedes responden que no. O tal vez responden que sí, que sí hicimos un acuerdo. Y tal vez, cuando les pregunten cuál fue el acuerdo, ustedes digan acordamos vivir, y como para nosotras vivir es luchar, pues acordamos luchar cada quien según su modo, su lugar y su tiempo.

(Discurso de apertura. Compañera Érika)

Cobertura colaborativa realizada por Radio Zapatista, Subversiones y La Tinta

Caracol IV, Torbellino de Nuestras Palabras. Morelia, Chiapas. Allí donde las estrellas brillan más, allí donde el territorio es más libre, allí donde las mujeres zapatistas abrieron su casa para recibir a miles de mujeres de todas partes del mundo. Algunas tardamos horas en llegar, otras días. Muchas conocíamos la historia del zapatismo y la rebeldía de sus mujeres, algunas sabíamos de la importancia de la Ley Revolucionaria de Mujeres para las comunidades indígenas y otras apenas habíamos escuchado hablar de un Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el sureste mexicano.

Mientras el Paro Internacional de Mujeres hacía que miles de compañeras alrededor del mundo suspendieran sus tareas y salieran a marchar por las calles de sus ciudades, otras miles asistíamos al llamado de las zapatistas. Llegar no fue fácil. Muchas no pudieron estar. Todas convocadas por una misma consigna: ser mujeres que luchamos.

Fueron tres días, del 8 al 10 de marzo, en que nos regalamos alegrías, miradas, palabras, bailes, poesías, pinturas y “cosas raras”, dirían las mujeres zapatistas. Un fragmento de tiempo nos condensó en una misma latitud. Cada una con sus sentires y sus luchas viajó hasta allí y entregó sus dolores, sus sonrisas, su fuerza de ser mujer en cánticos y consignas que retumbaban en los corazones de quienes  estábamos. Y se replicaban por el bosque que nos rodeaba hasta insospechados rincones del planeta. Tuvimos una certeza: desde distintas latitudes, todas juntas esos días, hicimos temblar el mundo.

Las zapatistas eligieron el Día Internacional de la Mujer que lucha para inaugurar el Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan, en “17 de Noviembre”, uno de los tres Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas del Caracol IV “Torbellino de Nuestras Palabras” de la localidad de Morelia (que coexiste con la demarcación oficial correspondiente a Altamirano) y sede de la Junta de Buen Gobierno “Corazón del Arcoíris de la Esperanza”. Región a la que también denominan “zona Tzotz-Choj” (murciélago-jaguar), en referencia a un antiguo gobernante de la ciudad de Toniná y en la que continúan habitando los pueblos mayas tseltal, tsotsil y tojolabal.

Esta región, al igual que muchas otras de Chiapas y de México, ha sido y es escenario de luchas campesinas y por la defensa de los territorios. En el caso zapatista trascendió la creación de un gobierno propio y la construcción de la autonomía por la vía de los hechos en la que la participación de las mujeres sigue siendo crucial.

El lugar en donde se realizó este encuentro internacional, uno de los más grandes hasta ahora, fue parte de una finca ganadera tomada por bases zapatistas. Este municipio autónomo fue escenario de una de las mayores tomas de tierras tras el levantamiento armado en 1994.

Actualmente, y como pudimos observar tanto en el viaje de ida como de vuelta, el paso de camiones cargados de  madera es constante. Los grandes aserraderos en manos de grupos de poder local del Partido Verde Ecologista son una de las tantas expresiones del saqueo y despojo de bienes comunes naturales en ésta y otras regiones; son parte de los megaproyectos de infraestructura y desarrollo  de los grandes capitales nacionales e internacionales.

¿Será que salió un poco bien?

(…) que dónde duermen, que dónde comen, que dónde se bañan, que dónde van al baño, que el sonido, que la luz, que el agua, que si se enferman, que qué les vamos a decir, que cómo les hablamos, que cómo las escuchamos y miramos.

(Discurso de clausura. Compañera Alejandra)

Las preguntas que se hicieron las compañeras zapatistas durante los meses que tardaron en organizar el encuentro, las tuvieron desveladas y sin hambre durante mucho tiempo, según nos contaron. Organizadas desde abajo y a la izquierda, buscando el acuerdo de las zapatistas de cada una de las comunidades: no fue una tarea fácil, pero lo lograron. Ante esto, las consignas “gracias” y “vivan las zapatistas” fueron de las más coreadas en las cientos de actividades que se realizaron. Gracias a las zapatistas por recibirnos en su territorio. Gracias por procurarnos comida para tres días a más de cinco mil mujeres. Gracias por proveernos agua para beber, para ir al baño, para darnos una ducha. Gracias por las palabras, cada una de las que nos dijeron y cada una de las que escucharon de nuestros decires. Y sobre todo, gracias por esas miradas en las que nos reconocimos a través de paliacates y pasamontañas, rímeles y lentes, pañuelos y sombreros cubriéndonos del sol.

Carolina y Marina son mujeres zapatistas que llegaron desde el Caracol III La Garrucha. Su rol fue el de coordinación en la organización de este evento junto con otras 60 compañeras provenientes de los otros caracoles zapatistas. En una entrevista que les realizamos, nos contaron que se sentían orgullosas, al igual que sus compañeras, de haber podido organizar este Encuentro sin antecedentes en la historia del zapatismo: “es el primero que es sólo para mujeres, se han hecho otros, pero nunca como éste que no se permiten entrar hombres porque este encuentro lo organizan sólo mujeres”.

Nos contaron también que el evento está en marcha desde el mes de julio de 2017, cuando se propusieron realizarlo: “entonces tuvimos muchas reuniones para planearlo. Nos costó trabajo hacerlo, porque nunca habíamos hecho, sí con la ayuda de los hombres, pero en este caso somos puras mujeres quienes organizamos y quienes vimos cómo le hacemos para recibirlas a ustedes”.

Después de la primera reunión en julio, las delegadas llevaron la propuesta de realizar el Encuentro a sus comunidades, donde fueron sólo las mujeres (y cada una de ellas) las que decidieron convocarnos: “se fue hasta los pueblos donde están las compañeras zapatistas. A cada pueblo a preguntar si es que  va a haber este encuentro. Entonces dijeron que sí y fue ahí donde se empezó a planear todo —nos cuentan Carolina y Marina— para organizar este evento que hoy fue muy difícil para nosotras. Nunca antes lo habíamos hecho. Nos costó mucho trabajo porque empezamos a ver que se necesitan muchas cosas y entonces nos tuvimos que preparar para poder hacerlo”.

No sólo las coordinadoras tuvieron tareas antes y durante el Encuentro. Cada una de las mujeres zapatistas que asistió participó activamente de alguna manera en los diferentes trabajos. Así, las insurgentas y milicianas fueron las encargadas de cuidar el lugar para que no ingresaran los hombres. Otras compañeras se ocuparon de la higiene del lugar, otras de conducir los camiones que entraban y salían del predio del Encuentro, ya sea con alimento, o bien, con basura. También hubo médicas y promotoras de salud. Las Tercias Compas ocuparon roles técnicos en el sonido y la luz, también estuvieron encargadas de la comunicación y el registro completo del evento.

El 8 de marzo las zapatistas presentaron sus participaciones, mientras que los días 9 y 10 se realizaron las actividades de las mujeres que veníamos de distintas partes del mundo. Más de dos mil compañeras bases de apoyo zapatistas estuvieron presentes en cada una de las actividades. Al respecto, Carolina y Marina nos explican el trabajo de las bases de apoyo: “verlas a ustedes y también estar en cada actividad que ustedes hacen para que vayan a los pueblos para explicarles qué son las cosas que vieron de ustedes, qué fue lo que presentaron. Porque así somos nosotras, tomamos en cuenta todo lo que vemos y tiene que llegar hasta los pueblos”.

Muchas mujeres zapatistas pusieron el cuerpo en este encuentro durante meses y eso se notó en la gran organización que hubo: cinco comedores, decenas de talleres, conversatorios y proyecciones, partidos de fútbol, voleibol y basquetbol. Cada actividad era multitudinaria y ocurría de manera simultánea con otras: mientras algunas formaban parte de un ritual de sanación alrededor del fuego, otras compañeras miraban una obra de teatro, conversaban sobre las violencias en nuestros cuerpos y nuestros territorios o participaba de un mural colectivo.

Un campamento enorme, dos habitaciones y diversos espacios habitables abrigaron a miles de mujeres del frío húmedo de la noche moreliana. Las compañeras zapatistas contaron con el apoyo de un equipo de mujeres encargadas de responder los correos, realizar los registros, organizar el transporte, los horarios y las actividades previas al encuentro y durante el mismo. En las palabras de clausura, agradecieron su apoyo, así como también el de los compañeros que se quedaron en las comunidades cuidando a las familias, a los animales, las casas, los cuarteles, los campos, pendientes de que “los malos gobiernos” no hicieran nada contra el Encuentro.

Palabras revueltas

(…) vendríamos seis mujeres zapatistas para cada una de ustedes: una pichita (que así les decimos a las que acaban de nacer), una niña, una jóvena, una adulta, una anciana y una finada. Todas mujeres, todas indígenas, todas pobres, todas zapatistas que te abracen fuerte, porque es el único regalo que podemos darte de vuelta.

(Discurso de clausura. Compañera Alejandra)

La insurgenta Érika fue quien leyó el discurso de apertura. Acompañada en el escenario por otras compañeras insurgentas, milicianas y juntas de buen gobierno, comenzó enviándole un abrazo a Eloisa Vega Castro, de las redes de apoyo al Concejo Indígena de Gobierno (CIG), quien murió cuando acompañaba a la delegación del CIG el pasado 14 de febrero.

Nos plantearon que su trabajo iba a ser el de cuidar el lugar para que no ingresaran los hombres: “porque lo sabemos, son mañosos”. Una risa cómplice (como muchas que sucederían durante todo el evento) se soltó entre todas las mujeres que estábamos allí escuchando atentamente las palabras de inauguración.

Las zapatistas no dudaron en dejarnos claro que su palabra es colectiva y que necesariamente lleva impregnada edades, historias y lenguas distintas. A través de la voz de Érika, hablaron muchas. Ella nos narró cómo su vida estuvo marcada por haber crecido en la resistencia y rebeldía zapatista de sus abuelas, sus mamás y sus hermanas mayores. Nos contó de su trabajo sin salario como sirvienta en una casa, donde no sabía hablar español; de cómo supo que había una organización que luchaba y empezó a participar como base de apoyo y a estudiar siendo parte de los trabajos colectivos junto a otras mujeres. En sus reuniones  y en sus estudios políticos en la clandestinidad fue creciendo la rabia y el coraje para enfrentar a las patrullas militares que rondaban sus comunidades y, sin miedo, tomar las armas.

Las compañeras zapatistas nos recuerdan que no sólo el capitalismo es el que nos quiere destruir, sino que también tenemos que luchar contra el patriarcado, ese sistema que “les hace creer y pensar a los hombres que las mujeres somos menos y no servimos”. Pero no sólo a los hombres, nos aclaran las zapatistas, “también hay mujeres de las ciudades que nos desprecian que porque no sabemos de la lucha de mujeres, porque no hemos leído libros donde las feministas explican cómo debe ser y tantas cosas que dicen y critican sin saber cómo es nuestra lucha”.

Un bosque de mujeres

Entonces pues no basta un colectivo para organizar todo eso. Por eso llegamos aquí más de dos mil mujeres zapatistas de los cinco caracoles. Y tal vez no bastó, porque ustedes son como cinco mil, aunque algunas dicen que ocho mil y otras dicen que nueve mil. A saber cuántas mujeres que luchan llegamos en estos días, pero creemos que podemos estar de acuerdo en que somos un chingo.

(Discurso de clausura. Compañera Alejandra)

 

Las zapatistas saben que las formas de nombrar esa cantidad de árboles que rodean el lugar donde se realizó el Encuentro son distintas, y que cada árbol que es parte de ese bosque o monte, es diferente. Como sea que le llamemos a ese conjunto de árboles, nos permite pensarnos a nosotras, las mujeres, “diferentes e iguales” a la vez. Partir de que nuestros colores, tamaños, lenguas, culturas, profesiones, oficios, pensamientos y formas de lucha, son diferentes.

En la puerta había un gran cartel que decía “Prohibido entrar hombres”. El llamado fue claro. La convocatoria era para nosotras.

Ellas nos dijeron que podíamos elegir entre competir o escuchar y hablar y que sea lo que sea que eligiéramos, iba a ser nuestra decisión. Si decidíamos competir, de cualquier manera, no habría hombres que nos dijeran “quién gana y quién pierde”. Si elegíamos regalarnos baile, música, cine, video, pintura, poesía, teatro, escultura, diversión, conocimiento, tampoco sería bajo la mirada de los hombres. La elección fue clara: acordamos no competir y respetar nuestras diversidades. Mirarnos y abrazarnos en rondas de cuerpos incontables, mientras gritábamos “¡luchar, resistir, nuestro acuerdo es vivir!”. El acuerdo por vivir, se hizo entre mujeres del campo y de la ciudad, indígenas, autoconvocadas, artistas, feministas, luchadoras provenientes de los cinco continentes.

Carolina y Marina, las coordinadoras entrevistadas nos dijeron: “Vemos que la situación que hay es que muchas mujeres están siendo asesinadas. Qué culpa tenemos nosotras como mujeres que a cada día nos anden matando. Entonces pues, por eso mejor hacemos este encuentro para ver qué podemos hacer o si estamos de acuerdo que nos sigan matando cada día o qué debemos de hacer como mujeres. Por eso es que se hizo esto para ver si queremos seguir vivas, pues hay que hacer algo”. Lo primero, en palabras de las compañeras, es “no vendernos, no rendirnos, no claudicar”.

Luces encendidas en el cielo de Morelia

Llévala a las desaparecidas. Llévala a las asesinadas. Llévala a las presas. Llévala a las violadas. Llévala a las golpeadas. Llévala a las acosadas. Llévala a las violentadas de todas las formas. Llévala a las migrantes. Llévala a las explotadas. Llévala a las muertas. Llévala y dile a todas y cada una de ellas que no está sola, que vas a luchar por ella. Que vas a luchar por la verdad y la justicia que merece su dolor. Que vas a luchar porque el dolor que carga no se vuelva a repetir en otra mujer en cualquier mundo.

(Discurso de clausura. Compañera Alejandra)

La noche del 8 de marzo el Caracol quedó completamente a oscuras. En uno de los auditorios de dos pisos y a lo largo de la cancha de fútbol, las compañeras zapatistas  encendieron simultáneamente más de dos mil velas. Una pequeña luz para que, finalizado el Encuentro, la llevemos a nuestras tierras. Para volver a encenderla en nuestros corazones, en nuestros pensamientos y en nuestras tripas.

Anteriormente habíamos escuchado los discursos de inauguración y la historia de las compañeras de cada Caracol, expresadas también artísticamente en obras de teatro y en las voces de las mujeres de “Dignidad y la Resistencia”, banda musical de Oventic.

También nos hicieron varias propuestas, a todas dijimos que ¡sí! Acordamos “seguir vivas y seguir luchando, cada quien según su modo, su tiempo y su mundo”. Acordamos estudiar, analizar, discutir en nuestros colectivos el sistema patriarcal, para, si se puede, “nombrar quién o quiénes son los responsables de nuestros dolores que tenemos”. Y acordamos también, volver a reunirnos en un segundo encuentro el próximo año “pero no nada más aquí en tierras zapatistas, sino que también en sus mundos de cada quien, de acuerdo a sus tiempos y modos”.

Queda la urgencia de iluminarnos entre nosotras, compartir esas luces y llevarlas a otras mujeres: “llévala y, tal vez, luego llegue en tu pensamiento que no habrá ni verdad, ni justicia, ni libertad en el sistema capitalista patriarcal. Entonces tal vez nos vamos a volver a ver para prenderle fuego al sistema. Y tal vez vas a estar junto a nosotras cuidando que nadie apague ese fuego hasta que no queden más que cenizas”. Mientras eso ocurre, mientras “ese día que será de noche” llegue, seguiremos practicando, entrenando para estar sabedoras de lo más importante que se necesita. “Y eso que se necesita es que nunca más ninguna mujer, del mundo que sea, del color que sea, del tamaño que sea, de la edad que sea, de la lengua que sea, de la cultura que sea, tenga miedo. Porque acá sabemos bien que cuando se dice ‘¡Ya basta!’ es que apenas empieza el camino y que siempre falta lo que falta”.

Escucha  y descarga las palabras de inauguración y clausura del Encuentro:

(Para descargar, haz clic con el botón derecho sobre el título del audio.)

 

 

radio
Agencia SubVersiones

(Español) Haitianos cambian rutas de migración tras crisis en Brasil

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Avispa Midia. Texto: Renata Bessi / Fotografías: Anderson Barbosa y Renata Bessi

Brasil fue el país que más recibió los haitianos luego del trágico terremoto de 2010.
Pero ¿cómo están los haitianos ahora con la crisis por la cual pasa Brasil,
agravada por el golpe de 2016?

Caminar por las calles de la región central de São Paulo, principal centro económico financiero de Brasil y de América del Sur, siempre se ha presentado como una explosión de experiencias sensitivas, justamente por la concentración de diversidad cultural que se hace presente en este lugar. Con la llegada de los africanos y principalmente con la entrada masiva de haitianos en este país en los últimos años, esta experiencia se ha intensificado con nuevas formas, sonidos, colores y fragancias, que se expresan en sus puestos de venta de comida, en sus vestimentas, en las obras y artesanías que vendan en las calles. El misticismo que encierran sus rituales religiosos atrapan la atención de los transeúntes en las principales plazas publicas.

Desde el año 2010 hubo un cambio radical en los flujos migratorios hacia Brasil. Anteriormente, era un flujo predominantemente sudamericano, especialmente de bolivianos, paraguayos y peruanos, que llegaban a este país para trabajar en el sector de la industria textil. Después de 2010, una oleada masiva de personas de origen haitiano comenzaron a llegar, personas que no tuvieron otra opción tras la destrucción de su país con el terremoto en el año 2010. También aumentó el flujo de migrantes provenientes de África tras las restricciones migratorias que les impuso la Unión Europea. Sobre todo los haitianos, estuvieron vinculados en pequeñas ciudades en el interior de los estados de Santa Catarina, Río Grande del Sur y sobretodo Sao Paulo, en el sector agro-alimentario, principalmente en el procesamiento de la carne a escala industrial y la construcción civil.

De a cuerdo con el diagnostico realizado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y por el Instituto de Políticas Publicas en Derechos Humanos (IPPDH) del Mercosur, hasta finales del año 2016 fueron emitidas 67 mil autorizaciones de residencia permanentes y temporales para haitianos en Brasil. Pero en general se estima que al menos 98 mil haitianos ya habían ingresado entre los años 2014 y 2015.

Hacia la frontera norte de Brasil

(Continuar leyendo…)

radio
Kurdistán América Latina

(Español) Diario de Afrin: No hay dignidad que esperar de los cobardes

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

En Afrin no llovieron gotas de lluvia sobre nosotros, sino bombas. Y en los canales de televisión, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo: “Abrimos nuestros corazones a nuestros hermanos kurdos, no les tiramos bombas”. Eso no es ironía, es realidad, y este hombre dice eso como si creyera sus propias palabras. Todos los ocupantes son mentirosos. Ellos son ladrones, no tienen escrúpulos. Y si en el momento en que vives, la mentira tiene más peso que la verdad, entonces debes ser consciente de que estás experimentando tu último día. Estamos en el medio de esto, ahora mismo.

Me siento con las piernas cruzadas en el umbral del tiempo y pienso en ello, ya que una explosión se escucha después de un rugido inquietante. La fuerza aérea de los ocupantes turcos bombardeó nuestras tumbas. Nuestros huesos brotan de la tierra. Nuestra gente viviente fue puesta bajo la tierra, nuestros muertos fueron sacados de la tierra nuevamente. Nuestros cuerpos y almas no tienen paz ni por encima ni por debajo de la tierra.

Un anciano, con una mueca de dolor, busca los cadáveres de sus seres queridos, a quienes enterró en este lugar que solía ser un cementerio y ahora es un campo de escombros. Cómo desearía que hubiera otro mundo con el que tomar mi tierra y mi pueblo, cuyos corazones se rompieron un millón de veces; eso me digo a mí mismo. No puedo pensar en un término para describir al enemigo. Débil y cruel no es suficiente. La palabra correcta para la traición del enemigo aún no se ha inventado.

Los kurdos somos el agujero negro de este mundo. Kurdistán es un volcán escupiendo sangre en esta tierra. No deberíamos haber nacido en este momento, no encajamos, somos demasiado ingenuos para este momento. El enemigo para el que estamos destinados es demasiado amorfo.

(Continuar leyendo…)

radio
Las mujeres zapatistas

Words of the Zapatista women at the closing ceremony of the First International Gathering of Politics, Art, Sport, and Culture for Women in Struggle

Source: Enlace Zapatista

Listen here (in Spanish): (Descarga aquí)  

Words of the Zapatista women at the closing ceremony of the First International Gathering of Politics, Art, Sport, and Culture for Women in Struggle in the Zapatista Caracol of the Tzotz Choj Zone

March 10, 2018

Good evening, good morning, good afternoon, compañeras and sisters in struggle, wherever you may be.

Sisters and compañeras who have accompanied us in this First International Gathering of Women in Struggle:

We are going to say a few words on behalf of all of us, the Zapatista women of the five caracoles.

We would like to thank the compañeras from the city who worked as part of the support teams: we know very well how fucking hard they worked to handle the emails, registration, organization of transportation, and the scheduling of times and locations for all the activities.

We would also like to send our regards to our Zapatista compañeras who could not come to this gathering, and who stayed behind attending to other tasks so that we could be here.

Similarly, we would like to thank our compañeros who had to stay behind to take care of our families, animals, homes, barracks, and fields, and who were on alert in case the bad governments committed any malicious acts against this gathering.

But our final words are especially for you, sisters and compañeras, women in struggle.

(Continuar leyendo…)

radio
Quilomba Colectiva

(Español) Cobertura fotogáfica #8M 2018 en Buenos Aires, Argentina

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans sacudió la tierra. Compartimos la cobertura fotográfica de Quilomba! Colectiva en Buenos Aires, donde se movilizaron más de setecientos mil personas, marcando un hito en la participación del movimiento de mujeres. La Plaza de los Dos Congresos estuvo copada desde las dos de la tarde por cuerpas diversas con la necesidad de estar presentes. Desde Plaza de Mayo, las columnas organizadas se mezclaron con la marea de mujeres que llegaban de todas partes. Liliana Daunes fue la voz que logró aunar y representar el documento que cientos de mujeres, travestis y trans consensuaron luego de más de un mes de asambleas abiertas y colectivas. El documento lo componen ocho puntos centrales que abarcan el gran universo de violencias machistas que nos oprimen, precarizan y asesinan sistemáticamente. En cada línea se reflejan las vidas y realidades de cada una de las que marcharon esta tarde. Las consignas fueron un claro mensaje hacia el Gobierno Nacional y a todo el Congreso: #AbortoLegalSeguroYGratuito #BastaDeAjusteYDespidos

Sigue esta vía para conocer la cobertura fotográfica completa de Quilomba! Colectiva: https://www.flickr.com/photos/quilomba/albums/72157693527284494

 

 

 

 

 

radio
Quilomba Colectiva

(Español) Trabajadoras desobedientes

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Este no era un trabajo para mujeres.Trabajadoras desobedientes

Como previa rumbo a la Jornada del Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans en Buenos Aires #8M2018, Quilomba Colectiva comparte tres foto-entrevistas a mujeres con oficios históricamente ejercidos por hombres:

 

Pizzeria al paso, nicho de hombres si los hay. ¿Quién se hubiera imaginado cincuenta años atrás que la hija de Don Pirillo, por entonces una niña que jugaba dentro del local, iba a estar al frente del negocio familiar? Hoy en día, Silvia Vizzari es dueña junto con su hermana de Pirillo, heredado de su padre. Ella atiende al público, realiza la producción y corta la muzza como ninguna. En un hábil movimiento, corta una porción y agarra una servilleta (de las grises, las de antes) para entregar las porciones minuto a minuto entre lxs que entran y salen. Vemos a Silvia seria, concentrada en los pedidos que recibe, hasta que le contamos que no vinimos a comer, que venimos a verla a ella porque es famosa en el barrio. Las paredes de Pirillo están llenas de homenajes y de historias albergadas en este localcito sobre calle Defensa, casi Independencia.

Silvia tiene un ritmo práctico y seguro. Se hace unos minutos entre pedidos para conversar con nosotras y nos cuenta que San Telmo es su barrio de toda la vida. La pizzería fue fundada en 1932 por Don Pirillo. “Yo me crié acá desde que nací, de chica fui mirando y aprendiendo. Después, a eso de mis quince o dieciséis años empecé a trabajar para tener mi propia plata, empecé a formarme para aprender cómo era el manejo del negocio”.

Hoy Silvia tiene 54 años, y lleva casi 40 de oficio. “Una sabe como moverse” dice respecto a cómo se lleva con lxs clientes, que en su gran mayoría son hombres. Según ella los desubicados son los menos: “Contados con los dedos de las manos”.

Respecto a la diferencia salarial, Silvia refiere no estar al tanto de cuanto gana un pizzero hombre, pero sabe que la diferencia existe. “En nuestro caso, acá somos mi hermana y yo quienes llevamos adelante a Pirillo, son los varones los que nos asisten”.

El #8M del año pasado tanto Silvia como su hermana marcharon junto a la gran marea de mujeres, lesbianas, travestis y trans en aquella jornada histórica. Respecto a este jueves 8 de marzo dice contenta: “Ya dijimos, los empleados se van a quedar y nosotras vamos al paro. Paramos para reclamar que sea más igualitario a todo nivel. Si vos pones una empresaria y un empresario, a la mujer siempre la van a tratar de esto, aquello y lo otro. El tipo puede ser lo que sea y nadie le va a decir nada. Por eso te digo, te hablo desde el nivel más bajo al nivel más alto. El trato tiene que ser igual para todxs”.

 


Dimos con Yami Naza gracias al grupo de facebook TransFeministasTrabajando. “Grupa” virtual donde se comparten distintos servicios, por mujeres disidentes y para mujeres disidentes. Yami es electricista, entre mate y mate nos cuenta que es de Santa Cruz, que tiene veintiséis años y que vive en Buenos Aires hace tres. Allá estudió turismo, lo cual la llevó a trabajar en un Parque Nacional donde además de atender al público realizaba tareas de mantenimiento: “Siempre me interesó la parte práctica. Aprendí pintura, carpintería y mantenimiento de vehículos”. Estando ya acá y mientras trabajaba en un restaurant (también cocina) recibió de una amiga la información respecto a cursos del Ministerio de Trabajo de la Nación: Formación para mujeres, en oficios no convencionales. Y dentro de las opciones había un curso de electricidad.

Esa formación gratuita y organizada en módulos cuatrimestrales se vio truncada con la llegada del macrismo. Junto a muchos otros programas de educación y formación profesional, se cerró el curso. Se quedó sin la opción de seguir avanzando en el plan de estudios para llegar a ser una electricista matriculada y profesionalizarse en Industria. “Fue muy fuerte lo que pasó porque habremos terminado el curso diez compañeras y tres  varones. Los tres varones salieron trabajando y de nosotras creo que solamente yo terminé trabajando formalmente de electricista.” Este año se anotó en un Centro de Formación Profesional para poder obtener la matrícula, pero todavía está esperando que se libere un cupo. Como tantas otras compañeras, cuando fue a anotarse días previos al cierre de inscripciones, ya no había lugar. Las listas se llenan de varones que se anotan antes, por tener mayor disponibilidad de tiempo.

Yami se complementa junto con su amiga Miru, quien realiza trabajos de albañilería y plomería. Prefieren trabajar juntas en casas de mujeres y están buscando encarar obras, reformas u otros proyectos más grandes. “Políticamente, mi recomendación y siempre que paso mi contacto es no a varones cis, sólo disidencias y mujeres. Encuentro que trabajar para disidencias y mujeres es mucho más valioso que trabajar para varones que tienen todo el resto del mercado para ellos”.

(Continuar leyendo…)

radio
Agencia SubVersiones

(Español) Wallmapu libre

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Por Vitrina Dystópica, Radio Kurruf, Parinacota TV, Red de Medios de los Pueblos.

Durante los últimos años, las comunidades mapuche y las redes de apoyo no-mapuche, han enfrentado y denunciado a nivel nacional e internacional una nueva fase de la ofensiva racista y patriarcal del Estado chileno contra los procesos de recuperación de tierras y de autodeterminación del pueblo mapuche.1 Esta nueva estrategia del Estado dirige toda su violencia, legal e ilegal, contra la vida humana y no humana de los territorios, agudizando y focalizando la violencia contra niñas y niños,2 mujeres y, con total perversidad, contra las autoridades ancestrales del pueblo mapuche: Machis y Lonkos. Cabe recordar, también, el uso de grupos paraestatales y de sicarios corporativos, por ejemplo, en el caso de la lagmien Macarena Valdés. En el contexto de la represión y persecución a la Machi Francisca Linconao y al Machi Celestino Córdova con el denominado Caso Luchsinger-Mackay; al Longko Alfredo Tralcal y los hermanos Trangol a través del denominado Caso Iglesias; y al Longko Facundo Jones Huala encarcelado en territorio ocupado por el Estado argentino, confrontamos la ignorancia y el cerco con que los Estados corporativos, racistas y patriarcales, declaran una guerra política y cultural en contra de la forma de vida mapuche, su dignidad, su filosofía y cosmovisión: su Küme monguen. Por la libertad de los presos políticos mapuche, por la revitalización de la vida humana y no humana en el wallmapu y la autodeterminación de los pueblos.

radio
Noticias de Abajo ML

(Español) Noticias de abajo ML.- sesión 07/marzo

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

28740973_10215510560338961_1016408167_n

**Columna mañanera**-CDMX. Enlace telefónico sobre el torneo “Antifa libertario choque de guantes vol.11”, vía Noticias de abajo.

**Rompiendo fronteras**

-Chile.Forbes: Dentro de los 11 chilenos mas ricos Ponce Lerou aparece en segundo lugar gracias al litio. Vía Radio villa francia.

-Global. Silvia Federici sobre huelga internacional de mujeres: “Sería una pena si vamos a la calle todas contentas y después regresamos a casa” Vía noticias y anarquía.

**Desde el ombligo del monstruo**

-Oaxaca. México: Magdalena Teitipac, un territorio donde las mujeres sostienen su lucha haciendo tortillas. Vía avispa midia.

-CDMX. Por lo menos 29 defensores del ambiente fueron asesinados en México: Cemda. Vía Desinformémonos.

radio
Noticias de Abajo ML

(Español) Noticias de abajo ML.-sesión del 5 de marzo

Sorry, this entry is only available in Mexican Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

portada 50318


–COLUMNA:
Cobertura #8M
–ROMPIENDO FRONTERAS
HONDURAS:El último imputado por el asesinato de Bertita: FALTAN LOS VERDADEROS INTELECTUALES Copinh
-FEDERACION KURDA: MASACRE EN AFRIN.Comunicado del Centro de Resistencia de Afrin. ANF español
HONDURAS: Cuña Por Liberacion De Edwin Espinal Honduras
EUA: Los Siete Magníficos. Amigos de Mumia
COLOMBIA MEXICO :Denuncian “administración” del caso Ayotzinapa; CIDH exhorta al Estado a aceptar propuestas de familiares en la CIDH
ARGENTINA: Facundo Jones Huala, el lonko mapuche que sonríe. Mapuche es extraditado a Chile Radio Kurruf
WALLMAPU CHILE: Machi Celestino Córdova: “Sabían que juzgaban a un inocente” – Radio Kurruf
ARGENTINA: Recordando la masacre de pergamino.
–DESDE EL OMBLIGO DEL MONSTRUO
HIDALGO: Estalla Huelga en la Universidad Autonoma de Hidalgo
CDMX: Quinto Encuentro Nacional de Daminificados
MÉRIDA: Comunicado del CNI y del CIG Yucatán en solidaridad con el pueblo maya de Homún. Ke huelga
MEXICO: ¿El doble México se resquebraja? Andrés Barreda*
OAXACA: 2° CONGRESO COMUNALIDAD- SECCIÓN XXII SEDE OAXACACencos 22

Página 2 de 4212345...102030...Última »