Noticias:

Frayba

image/svg+xml image/svg+xml
radio
Frayba

Acción Urgente: Detención arbitraria de 9 integrantes de Las Abejas de Acteal

Firma la Acción Urgente: Detención arbitraria de 9 integrantes de Las Abejas de Acteal

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. documentó la situación de Privación Arbitraria de la Libertad de 9 integrantes de La Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal (Las Abejas de Acteal), hechos perpetrados por las autoridades de Río Jordán, pertenecientes a la Colonia Miguel Utrilla, Los Chorros, del municipio de Chenalhó, Chiapas, México. Expresamos nuestra preocupación por el riesgo a su seguridad e integridad personal.

Según testimonios recibidos por este Centro de Derechos Humanos, el 5 de enero detuvieron de manera arbitraria en la comunidad Rio Jordán a José Vázquez Entzin (en adelante José) cuando el camión en el que llevaba arena para construir su casa se atascó; aproximadamente a las 19:45 José fue encarcelado, acusado de haber tapado el camino y por no realizar trabajos comunitarios.

El 7 de enero, una comisión de Las Abejas de Acteal fue a Los Chorros para dar atención médica y psicológica a José, las autoridades de la comunidad detuvieron a los hombres de la comisión y a dos integrantes más de Las Abejas de Acteal. (1)

Al día de hoy las personas que se encuentran privadas arbitrariamente de su libertad son: José Vázquez Entzin, Oscar Hernández Gómez, Ignacio Pérez Pérez, Eusebio López Guzmán, Martín Gómez Pérez, Manuel Ortiz Gutiérrez, Mario Hermilo Pérez Sántiz, Antonio Ramírez Pérez y Sebastián Guzmán Sántiz.

Según información con la que se cuenta, las Privaciones Arbitrarias de la Libertad son una agresión a la autonomía de Las Abejas de Acteal. El 30 de noviembre de 2015, las autoridades comunitarias cortaron los servicios de agua y energía eléctrica a Antonio Ramírez Pérez y José, por negarse a colaborar en una obra de drenaje, ya que se encuentran en resistencia y no aceptan los proyectos de gobierno. Negación de derechos reiterada desde abril de 2017 (2)

En el municipio de Chenalhó, continúan operando de manera impune grupos armados, vinculados con autoridades comunitarias y municipales. Las Abejas han denunciado que la comunidad de Los Chorros es cuna de paramilitares responsables de la masacre de Acteal, donde fueron asesinadas 45 personas el 22 de diciembre de 1997.

Las Abejas de Acteal, es un organización indígena que desde hace 25 años trabajan por la autonomía y libre determinación de los pueblos, exigiendo verdad y justicia. Forman parte del Congreso Nacional Indígena y del Concejo Indígena de Gobierno.

Ante los hechos de violencia en Chenalhó y la privación arbitraria de la libertad de los integrantes de Las Abejas de Acteal, solicitamos de manera urgente al Estado mexicano:

La liberación inmediata de los 9 miembros de Las Abejas de Acteal, garantizando su integridad física y psicológica.

Cese el hostigamiento, agresiones y amenazas a Las Abejas de Acteal

Respeto a su Autonomía y Libre Determinación como Pueblos.

(Continuar leyendo…)

radio
Frayba

Acción Urgente: En riesgo la vida y la integridad de centenares familias desplazadas-retornadas en Chalchihuitán

  • Retornan bajo presión del gobierno de Chiapas y sin condiciones de seguridad
  • Certificado de impunidad al grupo armado de corte paramilitar de Chenalhó
  • Continua la violencia generalizada en el territorio comunal de Chalchihuitán

FIRMA LA ACCIÓN URGENTE AQUÍ.

Las organizaciones de la sociedad civil que conformamos el Colectivo que emite esta Acción Urgente, desde hace varios meses hemos recibido información sobre la situación de desplazamiento forzado en el que se encuentra el pueblo tsotsil de Chalchihuitán, y de que de ellos, el grupo que recién retornó a sus comunidades –Pom, Ch’enmut, Cruzkakalnam, Tzomolton, Cruzton, Bejeltón y Bololchojon– son 3858 personas (niños, niñas, mujeres, hombres). Según testimonios, nos reportan que bajo una persistente presión de funcionarios del gobierno -sobre todo de protección civil-, y ante el hecho de ver perder sus cosechas, animales, posesiones y viviendas, sin que los gobiernos federal y estatal cumplieran el desarme y desarticulación de los grupos armados, desde alguna instancia se tomó la decisión de retornar a sus comunidades de origen, sin condiciones ni medidas de seguridad. Del total de personas desplazadas, otras 1165 personas no retornaron por el temor constatado, causado por las acciones armadas que continua haciendo el grupo armado de corte paramilitar.

Es grave que, como diversos testimonios confirman, continúan los disparos de armas de alto poder y la tensión en toda la región, lo que da como consecuencia, el alto riesgo a la vida e integridad de las familias que retornaron a sus comunidades a partir del pasado 2 de enero, siendo de nuevo, las mujeres, los niños, niñas, las ancianas y ancianos, las más afectadas y vulnerables en este retorno y quienes además, no participan en la toma de este tipo de graves y delicadas decisiones.

En estas condiciones, el riesgo de una masacre es claro. De ocurrir, la responsabilidad directa es de los 3 niveles de gobiernos: el federal, el del estado de Chiapas y el municipal de Chalchihuitán, quienes con su inacción, han permitido este retorno al matadero, ya que van sin alimentos, con la cosecha perdida por la violencia generalizada, varios de ellas y ellos enfermos y bajo los impactos psicológicos de la violencia, todo lo cual da evidencia que en ningún momento están aplicando los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos de la Organización de Las Naciones Unidas, lo cual implica que no se están respetado, garantizando y protegiendo los derechos humanos de las desplazadas/os y desplazadas/os, ahora retornadas/os.

Siendo entonces un retorno de altísimo riesgo en vidas e integridad física de centenares de familias indígenas, lo que demuestra el desprecio hacia los pueblos originarios, ya que constituye un hecho criminal que es contemplado y consentido por los gobiernos federal, estatal y municipal.

No obstante que se instaló una mesa de seguridad con los gobiernos federal y estatal para atender la demanda de desarticulación, desmantelamiento y castigo al grupo armado de Chenalhó, al momento no hay ninguna respuesta y ningún avance, pues –reiteramos–, el grupo armado de corte paramilitar sigue actuando en impunidad.

Ante esta situación grave y crítica, como colectivo de organizaciones que envía esta Acción Urgente, exigimos Alto a las acciones armadas en la región, reiteramos la exigencia de su desarticulación, castigo y que se garantice de manera inmediata y urgente la vida e integridad de las familias desplazadas retornadas, así como de aquellas que han decidido no retornar a sus comunidades.

(Continuar leyendo…)

radio
Frayba

En México no hay justicia: Acteal, herida abierta

  • Las Abejas solicitaron a Jan Jarab intervención de la ONU para reconocer al Estado mexicano como responsable de la Masacre de Acteal.

49 velas, 49 cruces, que representan 45 personas más 4 no nacidas masacradas por paramilitares el 22 de diciembre de 1997, en la misma ermita donde rezaban y ayunaban por la paz, en Acteal, Chiapas, es el escenario donde se recordó el crimen de lesa humanidad. En este sitio sagrado Jan Jarab, representante de la Organización de las Naciones Unidas en México, escuchó los testimonios que duelen en la memoria pero se hacen necesarios para continuar la reivindicación de justicia.

En la víspera a 20 años de impunidad, víctimas sobrevivientes de la Masacre de Acteal e integrantes de la Organización Sociedad Civil las Abejas narraron ante la ONU la verdad que el Estado mexicano intentó negar y continúa ocultando: graves violaciones a derechos humanos como estrategia contrainsurgente en la región Altos de Chiapas.

Guadalupe Vásquez Luna, sobreviviente, leyó el escrito entregado al representante del organismo internacional de derechos humanos: “Señor Jan Jarab, como víctimas sobrevivientes de La Masacre y miembros del pueblo tsotsil estamos cansadas y cansados de tanta injusticia, humillación, desprecio y discriminación de parte del Estado mexicano. A pesar de ello, nos hemos propuesto junto con otros pueblos originarios el de construir Otra Justicia, digna y humanizada. No sabemos cuántos años más deben pasar para conocer la verdad y ver la justicia. Acteal sigue siendo una herida abierta, en México no hay justicia. La dilación es discriminación.”

Las Abejas de Acteal solicitaron a la ONU: Su intervención para que la injusticia en este crimen de lesa humanidad no siga prolongándose; para evitar la repetición de hechos; que Acteal sea reconocido como un sitio de memoria y esperanza; que se reconozca al Estado mexicano como responsable de la masacre.

Jan Jarab durante su visita a Acteal, el 21 de diciembre de 2017, expresó que la ONU tiene como prioridad los derechos de los pueblos originarios y la lucha contra la impunidad.

radio
Medios-Frayba

Cine debate: Acteal nunca más (Transmisión en vivo)

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas

Invita al Cine Debate:
Ciclo: Semillas de Conciencia

Acteal, nunca más
Dirección: Epigmenio Ibarra 13.10 min

De Las Abejas que no olvidan
Dirección: Mardonio Carballo 27.40 min

14 de Diciembre a las 18:00 horas

KINOKI Foro Cultural Independiente

Calle Belisario Domínguez 5-E, esquina Andador Guadalupano, SCLC, Chiapas

Sinopsis:

A 20 años de impunidad por la Masacre de Acteal, la memoria colectiva de Las Abejas de Acteal persiste en la construcción de Otra Justicia. Sus voces, sus nombres, sus rostros siguen caminando la paz.

Se transmite #EnVivo desde:

http://mixlr.com/foro-cultural-kinoki/

radio
Comunicacion Frayba

Negligencia del Estado mexicano ante desplazamiento forzado (Medios Frayba)

Las organizaciones firmantes lamentamos la inacción de las autoridades de Chiapas y del gobierno federal para atender adecuadamente la urgencia humanitaria de más de 5000 indígenas tsotsiles en desplazamiento forzado en los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó, Chiapas.

El pasado 9 y 10 de diciembre organizaciones de la sociedad civil de Chiapas, acompañadas por el Movimiento Sueco por la Reconciliación (SweFOR) realizamos una misión de observación y documentación de derechos humanos en el municipio de Chalchihuitán, entrevistándonos con las familias desplazadas, autoridades comunitarias, así como con autoridades municipales.

La misión de observación pudo verificar el clima de tensión y miedo que viven las personas desplazadas así como las y los pobladores de la cabecera municipal de Chalchihuitán.

Según los testimonios, nos indican que después del asesinato del Sr. Samuel Pérez Luna en Kanalumtik, Chalchihuitán, el día 18 de octubre del presente año, se profundizó la violencia y los disparos de armas de fuego sobre todo por las noches, por lo que desde esa fecha varias familias dormían en la montaña y por el día regresaban a sus domicilios a dar de comer a sus animales. Hasta el día 5 de noviembre cuando se desplazaron forzadamente debido a los disparos ocasionados por los grupos armados.

A pesar de lo difundido por el gobierno de Manuel Velasco Coello de estar resolviendo esta problemática, evidenciamos una crisis humanitaria: personas enfermas debido a la situación de desplazamiento, la falta de medicamentos y de una atención médica urgente y adecuada; carencia de alimentos apropiados a la cultura y a una alimentación sana, así como condiciones de salubridad en general que no solamente vulneran el derecho a una vida digna, sino que incluso ponen en riesgo la vida de las personas desplazadas, no sólo por el temor de ser asesinadas por los grupos armados, sino también por la ineficacia de las autoridades de Chiapas para atender la situación de acuerdo a los lineamientos de los Principios Rectores del Desplazamiento Forzado de la Organización de Las Naciones Unidas y la Ley para la Prevención y Atención del Desplazamiento Interno en el estado de Chiapas.

Durante la misión pudimos constatar el corte y destrucción de la carretera en el tramo Las Limas – Chalchihuitán, único tramo carretero pavimentado para llegar a la cabecera municipal. Recordamos que la destrucción de dicha carretera fue realizada con maquinaria por parte de pobladores armados de Chenalhó como una forma de sitiar y controlar a la población de Chalchihuitán. Dicho corte ha impedido el ingreso de vehículos que abastezcan de alimentos, medicamentos, suministros e insumos a la población y quienes cruzan caminando lo hacen con miedo a ser asesinadas.

El abandono institucional y la pobreza estructural es histórica en el municipio de Chalchihuitán, siendo uno de los municipios más pobres y marginados de México, la situación de violencia que ahora se vive en ese municipio viene a profundizar mucho más este estado de vulnerabilidad social, donde las mujeres, niñas y niños se encuentran en mayor riesgo.

La misión de observación pudo constatar a través de diversos testimonios y entrevistas realizadas, la existencia de grupos armados, que operan de manera abierta en estos municipios, sobre todo en Chenalhó y cuya actividad es permitida por las autoridades de Chiapas y del gobierno federal. La responsabilidad de los partidos políticos es evidente en este conflicto, ellos a través de sus estructuras municipales y estatales han abonado a la impunidad.

En Chalchihuitán hay un clima de terror debido a la acción impune de los grupos armados, la violencia ha afectado a toda la población del municipio por la escasez y altos precios de los alimentos. Vemos con preocupación que por miedo a ser asesinados los pobladores no pueden ir a sus cultivos, perdieron lo de esta cosecha y no han podido sembrar para la próxima temporada como consecuencia no tendrán maíz, frijol y demás productos del campo para poder vivir, lo que pronostica una crisis alimentaria.

Observamos que niñas, niños y adolescentes están viviendo en condiciones inhumanas. Visten con la ropa con la que fueron obligados a salir de sus casas, que no es la adecuada para protegerse de las bajas temperaturas que se presentan en esta época del año. Además, hay numerosos casos de infecciones gastrointestinales y en vías respiratorias, y la alimentación es insuficiente e inadecuada. El suministro de alimentos procesados por parte del gobierno estatal, a los que no están acostumbrados, les provocan diarreas y agravan su condición de salud. Niñas y niños tienen miedo de que los maten, sueñan que les disparan, duermen intranquilos; están tristes, su entorno ha cambiado de manera abrupta. Tienen dolor de estómago y cabeza por la ansiedad y estrés que provoca el desplazamiento. De acuerdo con la información proporcionada han fallecido infantes en desplazamiento.

Las condiciones de por sí graves en las que se encuentran se exacerban por las condiciones preexistentes de pobreza en la que vive el 97% del municipio1 y por la impunidad, negligencia y omisiones del Estado para atender la situación de conflicto. En Chalchihuitán la tasa de mortalidad infantil en niñas y niños menores es de 166 por cada mil, trece veces más que a nivel estatal.2

Constatamos la situación que viven la mujeres y niñas en situación de desplazamiento: la nula atención a una salud adecuada para ellas de acuerdo a sus necesidades, la vulnerabilidad y riesgo en la que se encuentran por la estructural violencia de género acentuada en condiciones de desplazamiento.

Las mujeres entrevistadas informaron sentirse con temor, preocupadas y enojadas porque han sido excluidas totalmente de las decisiones sobre la resolución de un conflicto que les afecta directamente. Recordamos que Chalchihuitán y Chenalhó son municipios que han sido señalados como parte de la Alerta de Violencia de Género (AVG) y el estado ha violentado el derecho a una vida libre de violencia.

Las organizaciones civiles integrantes de esta misión, creemos que no hay voluntad clara de las autoridades mexicanas de resolver esta situación, la espiral de violencia es cada vez más grave y las condiciones están dadas para que ocurra un hecho de violencia más grave que nos recuerdan las condiciones que se daban en esa misma región hace 20 años antes de la masacre de Acteal.

Las decisiones erradas de la entonces Secretaria de la Reforma Agraria para resolver el problema limítrofe entre Chalchihuitán y Chenalhó que ha traído una tensión histórica entre ambos municipios, las acciones contrainsurgentes a través de la implementación del Plan de Campaña Chiapas ‘94 en la región, la liberación por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de los paramilitares responsables de la masacre de Acteal, la violencia histórica con la que operan los grupos civiles armados en Chenalhó, los conflictos generados por los partidos políticos, de manera específica por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a través de la alcaldesa Rosa Pérez Pérez, con el cobijo del ahora gobernador Manuel Velasco Coello han traído una violencia cíclica, aumentando la impunidad que se vive en la región.

Las organizaciones integrantes de la misión de observación y documentación de derechos humanos y firmantes de este pronunciamiento hacemos un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno:

Exigimos un alto al fuego, desarme y sanción a los grupos civiles armados en la región, así como una investigación a fondo de las autoridades responsables de la organización y actuación de los grupos armados.

Al gobernador Manuel Velasco Coello le exigimos asumir su responsabilidad como mandatario del estado y atender de manera integral y de fondo la espiral de violencia que existe en la región, las violaciones a derechos humanos y emergencia humanitaria en la que encuentran las y los desplazados de Chalchihuitán y Chenalhó.

Es importante que el estado mexicano reconozca la situación de emergencia y desplazamiento forzado de los habitantes de Chalchihuitán y Chenalhó, para su atención integral de acuerdo al marco legal y a la normativa internacional de derechos humanos.

Es urgente crear las condiciones que garanticen la vida y la integridad personal de las y los desplazados para que puedan retornar de manera de segura, como lo marcan los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos en caso contrario el gobernador de Chiapas será responsable de la pérdida de vidas a consecuencia del desplazamiento.

Frente al riesgo inminente contra la vida, integridad o libertad de niñas, niños y adolescentes es importante la ejecución y coordinación de medidas urgentes de protección como lo marca la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y garantizar el derecho de prioridad en la atención a la infancia.

Pedimos a las autoridades municipales y tradicionales de Chalchihuitán y Chenalhó para que a través del diálogo y mediación puedan resolver el problema histórico de límites entre ambos municipios y que fue creado por las instituciones del gobierno.

Ante la crisis humanitaria se hace necesaria la solidaridad internacional y nacional, debido a la ineficacia e incapacidad de atender esta situación de emergencia por parte de los gobiernos federal y estatal. Urge ayuda humanitaria para las comunidades desplazadas.

Campaña contra la Violencia Hacia las Mujeres y el Feminicidio en Chiapas
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C
Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C
Servicios y Asesoría para la Paz A.C
Melel Xojobal A.C

Enviar su ayuda a Cáritas, Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Prolongación Benito Juárez #8, Planta Alta, Colonia Maestros de México, C.P. 29246 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México. Tel. 01 967 6786479. Celular de emergencia 967 1203722. caritas@caritasancristobal.org

Donativos económicos para emergencias
Cáritas de San Cristóbal de Las Casas A.C
BANCO MERCANTIL DEL NORTE
Cuenta: 0642624985
Clabe::072130006426249855
BIC/SWIFT: MENOMXMTS S.A.

 

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México
13 de diciembre de 2017

Pronunciamiento conjunto

radio
Frayba

Firma por la paz en Chalchihuitán y Chenalhó

(Descarga aquí)

Más de 2 mil personas han sido desplazadas forzadamente de los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó, por la acción de grupos armados que han provocado una situación de violencia generalizada. Desde el 13 de noviembre, se han refugiado en el monte centenares de familias, sin comida ni servicios médicos. La población más vulnerable son niños y niñas, mujeres y personas de la tercera edad.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas hace un llamamiento para que se exija al Estado mexicano que se implementen las medidas cautelares necesarias a fin de respetar, garantizar y proteger la vida de las familias de Chalchihuitán y Chenalhó, y se apliquen principios rectores de los desplazamientos internos de la ONU, que garanticen condiciones dignas de vida y respeto a los derechos humanos de la población desplazada.

Firma aquí: https://frayba.org.mx/accion-urgente-violencia-generalizada-en-los-municipios-de-chalchihuitan-y-chenalho/

 

radio
Frayba

Presentarán Estudio psicosocial e impacto colectivo de la masacre de Acteal

Son tres duelos los de Acteal, el duelo de la masacre, el duelo de la ruptura del 2008 y el duelo de la falta de justicia y la liberación de los condenados.
Cecilia Santiago Vera, Psicóloga

 

Acteal: Resistencia, Verdad y Memoria. Estudio psicosocial de los antecedentes, factores asociados al hecho y manejo de la emergencia, consecuencias psicosociales e impacto colectivo, de la Masacre de Acteal, será presentado en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, como parte del espacio Dialéctica. A convocatoria del Museo jTatik Samuel, la cita es el día 24 de noviembre de 2017, a las 10:30 horas, en carretera a Chamula km 1.5, Barrio de san Martín. Iniciará con la proyección de un video y será comentado por: Guadalupe Vásquez Luna, sobreviviente de la masacre; Stella Maris Figueroa, acompañante psicosocial; Estela Barco Huerta, directora de la organización Desarrollo Social para los Mexicanos; y Jorge Santiago Santiago, integrante del Consejo Directivo del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A.C. Contará con la participación especial del coro y representantes de la Mesa Directiva de Las Abejas.

El Estudio psicosocial fue solicitado por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, a Carlos Martín Beristain médico y doctor en psicología social por la Universidad del País Vasco, y profesor de Ayuda Humanitaria en la Universidad de Deusto. Está dividido en varios apartados para tener una visión comprehensiva de los impactos sufridos por las víctimas y la comunidad, desde una perspectiva temporal, hasta la actualidad. Parte de una breve descripción del contexto donde se dieron los hechos y una evaluación de los antecedentes y el comportamiento colectivo e institucional que llevaron a la masacre, siguiendo las fases propias de la investigación psicosocial en las situaciones de emergencia y catástrofes. Incluye una caracterización de la comunidad y sus opciones por la no violencia en un contexto de guerra en Chiapas, lo que ayuda a entender sus respuestas como sus formas de afrontamiento y adaptación al peligro, así como las consecuencias posteriores.

(Continuar leyendo…)

radio
Frayba

Acción Urgente: Violencia generalizada en los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó

desplazamiento-1

  • Más de 70 mil personas afectadas y por lo menos 1000 desplazadas forzadamente
  • Riesgo a la vida, seguridad e integridad de comunidades de la región

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C (Frayba) ha recibido de manera directa información, el día 21 de noviembre de 2017, sobre la situación de emergencia en la zona Altos de Chiapas, nos reportan lo siguiente:

“En el mes de octubre sucedió la muerte de Samuel Pérez Luna poblador de Chalchihuitán, originario de la comunidad de Kanalumtik; y se profundizó la violencia el 13 de noviembre, ocasionada por grupos armados de la región. Por lo cual se han desplazado centenas de familias y siguen saliendo más personas aún, se está viviendo una situación de violencia generalizada. Las personas están refugiadas en el monte, según dicen son más de mil. Grupos armados cortaron la carretera y bloquearon todos los accesos a las comunidades del municipio de Chalchihuitán, quedando incomunicada la población.

Hasta el día de hoy siguen los disparos de bala, la población está viviendo en terror, hay rumores que van entrar gente armada para agredir a las personas que están en la cabecera de Chalchihuitán. No hay nada de comer, ni frijol y ni tortilla. El gobierno del estado de Chiapas no escucha porque no se ha hecho nada, estamos solos y abandonados a nuestra suerte. Todos los negocios están cerrados, ya no maíz, no hay fruta, no hay gasolina. El municipio está sitiado, no hay manera de pasar despensa; hay mucho miedo, hay balacera en el comunidad de Pom y por lo menos 9 casas quemadas. Y hay amenazas que cortarán la energía eléctrica.

(Continuar leyendo…)

radio

Impunidad en la Masacre de Acteal caso presentado ante Relatora Especial de la ONU

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
Ejido Candelaria, Municipio de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas;
  a 14 de noviembre de 2017.
Victoria Lucia Tauli Corpuz
Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas
PRESENTE.
Respetable señora Victoria,
Mi nombre es Guadalupe Vásquez Luna, tengo de 30 años de edad y el 22 de diciembre de 1997, perdí a 9 integrantes mi familia, incluido mi padre y mi madre, aquel día en que los paramilitares priístas atacaron mi comunidad.
Este 22 de diciembre cumplen 20 años de la Masacre de Acteal, en donde paramilitares priístas y cardenistas entrenados y armados y entrenados por el Ejército Mexicano en el marco de la estrategia contrainsurgente diseñada dentro del Plan de Campaña Chiapas 94, ese día masacraron a 45 personas, entre ellas 4 que aún no nacían. La mayoría eran niñas, niños y mujeres.
La Masacre de Acteal es un mensaje del Estado mexicano hacia las comunidades indígenas y a los movimientos sociales que luchan contra un sistema de gobierno entreguista, represor, que desprecia y que no respeta a los pueblos indígenas como sujetos de su propia historia y de derecho en un país en donde la democracia, la libertad y la soberanía son meros discursos.
Esta Masacre no cabe duda de que es un crimen de Estado, aunque el mismo gobierno mexicano encabezado en ese entonces por Ernesto Zedilo Ponde de León, dijo a través del Libro Blanco elaborado por la Procuraduría General de la República (PGR) que “Acteal fue causa de un conflicto intra o inter comunitario”. Siendo que nuestro verdadero delito es luchar por la paz y la justicia.
Hay muchas pruebas de cómo el Estado mexicano no quiso evitar la Masacre, porque meses antes estuvimos denunciando públicamente y presentamos denuncias formales ante la Sub Procuraduría de Justicia Indígena con sede en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, encabezado por el lic. David Gómez Hernández sobre los hechos previos a la Masacre de Acteal. Además varios periodistas locales y nacionales dieron a conocer de una posible tragedia en el municipio de Chenalhó, sin que el Estado mexicano interviniera. Así mismo, 15 días antes de la Masacre el periodista Ricardo Rocha realizó un reportaje sobre la situación de los desplazados forzados y el conflicto en Chenalhó cometida por los paramilitares, el cual lo transmitió en una televisora con audiencia a nivel nacional, pero, Ernesto Zedillo lo calificó como un mero montaje.
Los responsables de la masacre de Acteal son funcionarios del gobierno de alto nivel como el mismo Presidente de la República, el Secretario de la Defensa Nacional, el Secretario de Gobernación, el Gobernador de Chiapas, la policía estatal, los agentes del ministerio público, el alcalde municipal de Chenalhó y entre otros que sabían de la violencia en el municipio de Chenalhó en contra de la población civil y en específico contra los miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, quines somos un grupo pacifista que luchamos por la justicia, la defensa de la Madre Tierra y el Territorio y en general contra el sistema capitalista neoliberal.
El Estado mexicano no sólo no pudo evitar la Masacre, sino, la propició. Ante el contexto en el que se dio la Masacre de Acteal, mucha razón nos sobra en denunciar al Estado mexicano al cometer un crimen de lesa humanidad.
Con la presión de la sociedad civil nacional e internacional y de organismos de derechos humanos comprometidos con la verdad y la justicia, el gobierno mexicano se vio obligado a detener a varios autores materiales de la masacre, pero, a los autores intelectuales quienes idearon y ejecutaron el Plan de Campaña Chiapas 94, hasta la fecha no se les ha investigado. Hoy en día los autores materiales están libres, gozan de impunidad, de apoyos del gobierno y continúan hostigando a nuestras familias, diciendo que que pueden cometer más violencia porque tienen sus armas, las cuales nunca han sido decomisadas. Se pasean libre mente por nuestros camino, amenazándonos.
El Estado mexicano en lugar de avanzar en la justicia por la Masacre de Acteal y dar a conocer la verdad de los ocurrido, 10 años después de esta infamia, a través de la mal llamada Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) liberó a todos los paramilitares autores materiales de la masacre señalados directamente por los testigos sobrevivientes de dicha Masacre. Con este fallo de la que se creía ser la casa máxima de justicia del país, se confirma el paquete completo del Plan de Campaña Chiapas 94 aun vigente; que va desde crear y entrenar a los paramilitares, no generarles procesos o integrar mal las averiguaciones previas y contratar a abogados particulares de instituciones privadas quienes se encargarían de liberarlos, para que así, desviar la investigación hacia los autores intelectuales por su responsabilidad en este crimen.
Al comprobar que las instancias de justicia mexicanas están de lado de los autores materiales e intelectuales de la Masacre de Acteal y que son cómplices de la impunidad, fue así que interpusimos la demanda ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), en donde actualmente el caso está en la etapa de fondo y esto quiere decir que la CIDH se pronuncie por la responsabilidad del Estado mexicano y le recomiende investigar, identificar a los responsables y sancionarlos, además de reparar el daño.
Pero mientras esperamos el pronunciamiento de la CIDH en el caso Acteal, la impunidad sigue, es como un cáncer que desgasta y, aunque hayan ya pasado 20 años en que perdimos a nuestros padres, hermanas y hermanos, nos sigue doliendo, nos sigue afectando psicológicamente, porque los paramilitares están libres caminando en nuestras comunidades, gozando de sus premios que el Estado mexicano les otorgó, hemos denunciado varias veces que aquí en México se condena a los inocentes y se premian a los asesinos.
La consecuencia de la impunidad se ha profundizado y generado más violencia, porque los gobiernos en turno siguen las mismas estrategias políticas contrainsurgentes que sus antecesores,  por ejemplo en la colonia Miguel Utrilla Los Chorros y colonia Puebla, conocidos como cuna de los paramilitares priístas y cardenistas de Chenalhó, violan derechos de nuestros compañeros y los discriminan por su forma de pensar diferente, por ser parte de nuestra Organización.
El Estado mexicano no ha tenido la mínima voluntad política de asegurar la no repetición de hechos como el de la Masacre de Acteal, y no podemos vivir en paz y libres mientras los autores materiales e intelectuales sigan libres. Y en la propia voz de los paramilitares liberados dicen presumiendo que “podemos volver a matar si queremos, porque el gobierno nos paga por hacer eso”.
Señora Relatora, como víctimas, sobrevivientes de la Masacre y miembros de un Pueblo Indígena como lo es el tsotsil, estamos cansadas y cansados de tanta injusticia, humillación, desprecio, discriminación de parte del Estado mexicano. A pesar de ello, nos hemos propuesto junto con otros pueblos originarios el de construir una Otra Justicia, digna y humanizada, porque el mal gobierno en México ya demostró su nula voluntad política de servir como un gobierno del pueblo, sino, es un gobierno que sirve a los intereses de unos pocos de clase alta, capitalistas y poderosos.
Y este año que cumplen 20 años la Masacre de Acteal, hemos iniciado una Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza, con el objetivo de visibilizar nuestra lucha por la justicia y contra la impunidad, aunque este 22 de diciembre se cierra esta campaña, no quiere decir que ya nos quedaremos sentados y cruzados de brazos para que alguien nos traiga la justicia, sino, que seguiremos trabajando en ella, hasta que los responsables de este crimen sean juzgados para que nunca más dañen a la vida y dignidad de cualquier ser humano en Chenalhó, en Chiapas y en México.
Señora Relatora, en México no hay justicia, la dilación es discriminación. Las armas de los paramilitares siguen ahí en las comunidades, la violencia contra las mujeres masacradas nunca se ha investigado. No sabemos cuantos años más deben pasar para conocer la verdad y ver la justicia. Acteal sigue siendo una herida abierta y pedimos su intervención para que la justicia no siga prolongándose.
Señora Relatora, nos preguntamos ¿qué puede hacer Usted, desde su mandato, para que Acteal tenga justicia en estos 20 años de impunidad? ¿qué tenemos que hacer para conocer la justicia?
Con mucho dolor en nuestro corazón venimos hasta aquí, ya que debido a la administración del conflicto por límites territoriales de más de 40 años, entre el municipio de Chalchihuitán y Chenalhó, que el mismo gobierno creó, la violencia ha aumentado en estos días, motivo del cual no puedo usted ver la prueba material de la Masacre de Alteal, el Mulkenal lugar en donde se encuentran sepultados nuestros familiares víctimas de la Masacre, tierra sagrada de los mártires y sitio de la memoria y la esperanza.
Le hago entrega de este libro Acteal: resistencia, memoria y verdad, elaborado por el Dr. Carlos Martín Beristain y el Dr. Francisco Etxeberria Gabilondo, aquí encontrará el impacto colectivo de la Masacre de Acteal, nuestro testimonio sobre la impunidad más clara que vivimos nosotras las víctimas y sobrevivientes de la guerra de baja intensidad utilizada como estrategia contrainsurgente.
Señora Relatora, agradecemos su atención y le pedimos llevar nuestra palabra y tenga repercusión ante las instancias correspondientes, para este grave crimen no vuelva a repetirse.
Respetuosamente,
Guadalupe Vásquez Luna
Sobreviviente de la Masacre de Acteal
La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
   Por la Mesa Directiva:
Vicente Jiménez Sántiz                                    Antonio Ramirez Pérez
 Sebastian Pérez Pérez                                     Javier Ruiz Hernández
Reinaldo Arias Ruiz                                         Sebastián Cruz Gómez
radio
Frayba

Frayba presenta Informe sobre la situación de los derechos de los Pueblos Indígenas de Chiapas

Este informe lo presentamos en el marco de la visita oficial a México de la señora Victoria Tauli-Corpuz, Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos de los Pueblos Indígenas, en noviembre de 2017. Este informe tiene como propósito ampliar la información a la realidad específica del estado de Chiapas.

Fue elaborado de manera conjunta por organizaciones de la sociedad civil, comunidades y procesos organizados que se han dedicado al ejercicio y la defensa de los derechos de los Pueblos Indígenas en este estado.

Informe sobre la situación de los derechos de los Pueblos Indígenas de Chiapas

(Continuar leyendo…)

Página 2 de 1612345...10...Última »